Posts etiquetados como ‘palabras’

Palabras que cansan

Las palabras construyen. Tienen la opción de abrirnos posibilidades o cerrarlas. Crean mundos. Generan realidades. Hay palabras que cambian el sentido de nuestras vidas. Palabras por medio de las cuales construimos relaciones con otros. Cuando descubrimos el poder que ellas tienen, comenzamos a ver que algunas son como llaves maestras. Las tomamos en nuestra conversación y las llevamos con nosotros como herramientas . Así, por ejemplo, podemos decir: Me comprometo  a …hacer, decir, no decir, etc. Con estas palabras damos inicio a compromisos.

27977_126226964055923_123901794288440_321626_2072352_s

Sin embargo, hay otras palabras que al usarlas, cansan. Son palabras vacías, o que dichas por determinadas personas,  van vaciándose de sentido. Al reiterarse, pierden poder. Y al escucharlas una y otra vez, nos teminan agotando. No creemos en ellas. NOs alejan de la persona que las dicen. Nos generan desconfianza. Nos minan nuestra paciencia. Quizás, las usamos nosotros y en ese caso, nos damos cuenta de que nuestra energia se nos filtra por ahí. Por ejemplo: El lunes comienzo la dieta…A partir de mañana, voy a hacer …. A Juan no le voy a llevar el apunte ( y lo repite año tras año), Nunca más voy a hacer …!”

Hay que estar atentos a estas palabras. Ahí hay resistencias muy grandes. Es donde nuestra energía se nos filtra, donde se nos “enroscan” nuestros pensamientos. Son zonas de incomodidad para la persona que las dice. Quizás, obstáculos que creemos invencibles.

¿Qué palabras te cansan a vos? ¿Cuáles usás?

¿Para qué creés que las usás?

¿Te sirven? ¿POdés reemplazarlas?

¿Y si las usan con vos, qué hacés?

¿Te animás a compartir algunas de tus palabras más agotadoras?

Y los políticos…tienen palabras que nos cansan??

Hasta la próxima!!

Laura

PALABRAS QUE DESTRUYEN

Así como la palabra tiene ese asombroso poder para crear relaciones con los demás, también tiene el poder inverso.

Utilizamos palabras, unas tras otras, como si decirlas no produjera consecuencias.

Hilvanamos frases hirientes y luego le echamos la culpa a la otra persona porque se aleja o reacciona.

Después nos preguntamos: por qué será que la relación no funcionó?¿Qué habrá fallado?

En realidad no nos dimos cuenta que nosotros mismos fuimos minando el espacio en el cual transcurría la relación. Fuimos bombardeando con palabras que herían, atentando con gestos, tonos, que se convertían en misiles para la otra persona…

Muchas veces las usamos contra nosotros mismos…convirtiéndose en un poder autodestructivo mucho más difícil de desactivar…

¿Se me ocurren algunas…me ayudan a completar la lista?

Es imposible Nunca

¿Qué sabés vos? No te quiero escuchar

Nunca te voy a perdonar Estúpid@

¿No ves que sos un@ idiota?

Todos los hombres/las mujeres son iguales

¿Y qué querés, si es mujer?

¡NO pretendas que sienta, es un hombre!

Abrimos o cerramos puertas con nuestra comunicación.Tengamos cuidado de no cerrar las puertas equivocadas!!!

Hasta la próxima!

Laura

PALABRAS QUE MODIFICAN RUMBOS

Las palabras no sólo describen las cosas. Las crean. Generan realidades. Hay cosas que se dicen que pueden modificar rumbos. Cosas no dichas que también lo pueden hacer. Basta que una palabra sea dicha en el momento justo, para que algo ocurra. Por ejemplo, cuando alguien propone casamiento a otra persona. Tanto la pregunta como la respuesta generan nuevas realidades.

Por lo tanto, el poder de la palabra está más presente en nuestra vida de lo que muchas veces creemos.

Por eso hoy me gustaría hacer una larga lista de palabras que pueden generar otra realidad para tod@s nosotr@s, tanto en nuestra vida personal, como política y social. Hay algunas capaces de modificar rumbos.¿Se animan a completar conmigo la lista de palabras con poder?

PAZ

COMUNICACIÓN

RESPETO

ACEPTACION

ESCUCHA

PERDON

GRACIAS

NO

SI

JUNT@S

BASTA

EMPECEMOS

CONSTRUYAMOS

CONVIVENCIA

AMOR

………..

Hasta la próxima!!! Laura

HABLEMOS DE USTED

A lo largo del día, nos satura el exceso de información de toda calidad y nivel. Observamos en muchos ámbitos gente con elocuentes discursos. Se nos expone a través de los medios las polaridades, las multiplicidades de valores, de actitudes, de formas. Pero en este exceso de “palabras” perdemos de vista que hay tantas interpretaciones, tantas miradas como seres humanos.

Aún cuando se pueda pretender masificar las historias personales, cuando se busque simplificar los acontecimientos, cuando intenten reducir la palabra a consignas sin sentido, no debemos olvidar al ser humano individual, a usted, su historia, lo que le pasa cada día, alejado de la grandilocuencia de las noticias o las novelas. A usted con sus dificultades para relacionarse con sus afectos más cercanos, con sus enojos de todos los días, con su lucha entre el optimismo y el pesimismo…

Es muy lógico que en esta época de tanta palabra escrita o verbal, llame la atención hablar del lenguaje, de cómo está usted con su comunicación.

Comunicándonos Mejor pretende compartir este espacio para recuperar el poder de la palabra, del lenguaje, de la comunicación. Y cuando hablo de poder hablo de “capacidad de acción efectiva”, al decir de Rafael Echeverría (Ontología del Lenguaje).

No hablo de un poder religioso, sectario, o ideologizado. Hablo de la infinita posibilidad que nos brinda nuestro lenguaje para generar nuestra vida: Como ser humano, como parte de la sociedad en la que vivimos. Como integrante de esta intensa época que nos toca vivir.

Hablo del poder para relacionarnos con nuestra pareja, con nuestros hijos e hijas, con nuestra madre, nuestro padre, nuestros afectos cercanos, con nuestros socios, compañeras o compañeros de trabajo…

Del poder del lenguaje para construir la realidad que queremos, la que nos atrevemos a soñar, la que construimos cada día.

Lo invito, la invito con esta propuesta a analizar y a “ observar” el tema de la comunicación con una mirada diferente. Le propongo analizar de qué se trata este “poder”. Vamos a recuperar el sentido de escuchar y ser escuchado. Vamos a reconocer a nuestros estados de ánimo, a nuestro cuerpo y a nuestro lenguaje como socios inseparables para el tipo de vida que elegimos vivir.

Vamos a ir descubriendo el camino que se abre cuando nos reconocemos como observadores de una realidad que no está allá afuera, sino que está inseparablemente unida a quien observa.

Vamos a encontrar cómo a través de la comunicación podemos abrir o cerrar puertas.

¿Para qué? Simplemente para poder construir entre todos un puente de comunicación. Para que podamos compartir temas que no aparecen en los diarios o en la televisión. Para que podamos comunicarnos de persona a persona, aprendiendo a reencontrarnos como seres humanos con diferentes miradas, que nos llevan a interpretar de diferente manera. Que nos llevan a ver la vida y las cosas que ocurren de una particular manera.

Por eso, l@invito a compartir y a comunicarnos, a que aprendamos junt@s a comunicarnos mejor.

“Cambiando nuestra forma de comunicarnos con no­sotros mismos cambia nuestra realidad y nuestras relacio­nes. No tenemos que esperar que el otro cambie para que cambie la relación. Cambiando nosotros cambia la relación.”

del Libro “Comunicación . Una danza para mejorar nuestras relaciones”: Ed. Brujas.

Laura Barrera

Abogada, Mediadora y Coach.. Autora del Libro “Comunicación. Una danza para mejorar nuestras relaciones”.