Posts etiquetados como ‘conflictos’

IN-COMUNICAD@S

La comunicación termina muchas veces resultando una tarea complicada. Hemos compartido en todo este tiempo diferentes aspectos en los cuales ella se dificulta: las distintas interpretaciones de las cosas, los juicios propios y ajenos, los estados emocionales, las luchas por tener razón, los códigos que manejan varones y mujeres, nuestras creencias. Pero hay más aspectos a tener en cuenta y los vamos a ir viendo en los post siguientes: Problemas en el escuchar; en el comprender sentimientos, valores, en el articular una conversación, en el complementar los tiempos y los espacios de cada un@.

Hay muchos temas para conversar. Pero hoy me gustaría compartir con ustedes anécdotas de IN- COMUNICACIÓN. Les propongo que compartamos esas grandes anécdotas que aparecen cuando se produce un corto circuito con el otro o la otra, en la pareja, con l@s hij@s, con algún amig@, con los padres. El teléfono descompuesto en un grupo de personas, cuando se tergiversan palabras y terminan provocando serias confusiones, esas que pueden resultar muy divertidas en un comienzo, pero que después nos hace replantear nuestra comunicación y preguntarnos ¿ qué nos pasa?

Les cuento una, de hace más de 10 años ( mía, porque me dicen que yo no hablo de mi!!!!) No voy a dar nombres, ni datos de lugares… pero…la anécdota es la siguiente: Con otra persona buscábamos en la playa caracoles. Yo buscaba en el agua helada del mar, en un día de mucho frío. La otra persona buscaba también caracoles, pero bien sequito en la arena, sin mojarse los pies. Al principio era muy divertido. Esa persona me preguntaba a cada rato:

- ¿Este te gusta?

- Y si, está lindo. Le contestaba yo sin nada de entusiasmo. Y así, me seguía preguntando y a medida que lo hacía, yo más me enojaba. Y notaba que él se enojaba cada vez más.

Hasta que llegó un punto del camino donde los dos nos paramos y casi al unísono nos dijimos:

-¿ Vos me estás cargando?

-¿Por qué no te ponés de acuerdo, ninguno te gusta?- me dijo

- Si, me encantan, pero los caracoles para comer están acá en el agua y yo no encuentro ninguno. Me estoy congelando y vos no sos capaz de mojarte ni un poquito los pies para ayudarme y en lugar de eso estás jugando con los caracolitos de la playa-le dije furiosa.

El comenzó a reírse y me contestó:

- ¿Pero no vinimos a la playa a buscar caracolitos para decorar tu casa?

Riéndome le contesté:

-No, vinimos a la playa a buscar caracolitos para cocinar a la noche, porque a vos te encantan.

Y así nos dimos cuenta que los dos nos habíamos embarcado en la gran aventura de juntar caracoles, pero no nos pusimos de acuerdo, no habíamos hablado acerca de qué caracolitos tenía en mente cada uno. Dimos por sentado que estábamos buscando lo mismo, pero no lo chequeamos, y eso generó la confusión. Yo buscaba caracoles vivos y el las famosas conchillas.

¿Ustedes tienen alguna anécdota?

Les dejo un video cortito de la incomunicación en los matrimonios. Pero no creo que a ustedes les haya pasado…¿o si?

Hasta la próxima!

Laura

” id=img_0 />

Contador gratis

  • Comentarios
  • 1 voto

LA ETERNA LUCHA POR TENER RAZÓN

¿Vieron cómo estamos condicionad@s por las consignas previas? Preguntarles en el post anterior por la joven mujer condicionó a muchos a ver sólo eso. Así ocurre en nuestra vida. Nuestras experiencias, nuestras creencias, nuestra forma de ver las cosas nos condiciona a ver de determinada manera. Y este “ver” implica accionar, comunicarnos, expresarnos a partir de una historia previa. Es muy difícil que cuestionemos nuestras propias suposiciones o nuestras interpretaciones. El cuestionarlas forma parte de un aprendizaje, pero muchas veces no nos tomamos el tiempo suficiente para realizarlo. O ni siquiera tenemos la intención de hacerlo.

¿Qué hacemos cuando otra persona cuestiona nuestra creencia? Imagínense si dos personas se enfrentan frente a la consigna del post anterior: una argumentando que se ve sólo la mujer joven y la otra diciendo que se ve la anciana con cara de bruja. He visto grandes peleas en los cursos que doy por esta diferencia. Hay hasta experiencias realizadas por Universidades, donde se evalúa la influencia que estas consignas previas tienen en los conflictos internacionales. Si 5 minutos de consigna condicionan de esta manera: ¡Imagínense una vida viendo las cosas de la misma manera sin cuestionarlas!

“Las interpretaciones pueden ser un obstáculo en el tema de las relaciones humanas. ¿Qué pasa cuando las personas nos centramos en defender nuestra interpretación por encima de todas, la constante lucha por tener razón?

¿Se animan a ver qué nos pasa cuando queremos “tener la razón”?

¿Son ustedes de defender su “posición”, su interpretación? ¿Cómo la defienden? ¿Cuando dicen: “Esto es así” admiten otro tipo de idea?

¿Se sienten atacad@s en su persona, cuando cuestionan sus creencias? ¿Se enojan? ¿Hasta qué punto lo hacen? ¿Pueden contenerse?¿Siguen escuchando lo que les dicen?¿Se dan cuenta de que dejaron de escuchar a la otra persona? ¿O entran a atacarla para “defenderse”?¿Qué les pasa en el cuerpo?

¿Les ocurre algo de esto?

Les propongo que entre tod@s veamos cómo y dónde se inician gran parte de los conflictos, desde los personales más simples hasta los conflictos internacionales más complejos: en este tema del PELEAR POR TENER LA RAZON. Y en el próximo post vemos cómo se sale de este juego.

L@s espero!!!

Hasta la próxima!


Laura



Contador gratis

  • Comentarios
  • Sin votos

CONFLICTO AL LÍMITE

¿Pueden dos personas o dos grupos de personas que piensan totalmente opuesto, alguna vez comunicarse y lo­grar un acuerdo?

Cuando existe un conflicto, una pelea, una disputa en la cual hay dos partes enfrentadas, solemos ver:

· POSICIONES EXTREMAS.

· PLANTEOS MUY RÍGIDOS

· EMOCIONES MUY MARCADAS.

· AGRAVIOS PERSONALES

· DIFICULTADES PARA COMUNICARSE.

· COSAS QUE SE DICEN DE MANERA DESCONTROLADA.

· COSAS QUE SE ESCUCHAN AUN CUANDO NO FUERON DICHAS

· EL PLANTEO ES: YO GANO/EL OTRO PIERDE

· NO HAY SOLUCION NI ACUERDO POSIBLE

Estas características se ven no sólo en los conflictos personales, se ven también en los conflictos sociales, políticos y aún en los conflictos internacionales.

Tenemos que tener en cuenta que los conflictos siempre son vividos por seres humanos.

Cada uno de nosotros tenemos una particular forma de vivir los conflictos y por sobre todo, de atravesarlos o de buscar resolverlos.

En algunos casos, las partes suelen quedarse estancadas en una posición extrema, donde uno mantiene el reclamo contrario al otro.

Cuando las emociones se refuerzan, es muy difícil que las posiciones varíen. Hay una concordancia entre la emoción y la posición que se plantea. Y se transforma en un círculo vicioso muy difícil de cortar, al menos por las mismas partes que participan del conflicto.

Cuando se fija la posición, esto es, el planteo inicial por el cual se presenta el conflicto, esto va acompañado de una emoción: enojo, ansiedad, temor, inquietud.

Cuando esto ocurre, todo lo dicho por el otro, puede enervar las emociones a punto tal de descontrolarlas. Cuando la emoción se enerva, se endurecen aún más las posiciones. Las posiciones ya no son sólo el planteo inicial, ahora se suma, el honor, la defensa de la dignidad. Mantener lo dicho se transforma en una cuestión de poder. Con lo cual, si se cede, puede ser vista esta actitud como debilidad. El correrse de la posición inicial pasa a ser visto como dejar de lado una cuestión absolutamente personal, diría que hasta la personalidad se siente afectada por el conflicto.

Sin embargo, el conflicto y la personalidad son cuestiones diferentes. Cuando las personas se encuentran inmersas en la disputa, esto no lo llegan a ver.

Algunas veces el conflicto toma tal intensidad que estalla de manera violenta por alguna o ambas partes.

Hoy no vamos a hablar de lo que ocurre cuando estalla el enojo de manera violenta. Vamos a hablar de lo que puede ocurrir para que este círculo vicioso se corte.

Para que el conflicto logre atravesarse, esto es buscando su resolución, o bajando un punto de tensión, o llegando a un acuerdo, debe necesariamente lograrse una transformación de las situaciones que planteábamos al comienzo.

· ACERCAR POSICIONES

· PLANTEOS MAS FLEXIBLES

· TRABAJAR LAS EMOCIONES

· TERMINAR CON LOS AGRAVIOS PERSONALES

· FACILITAR LA COMUNICACIÓN.

· INTERPRETAR MUY BIEN LO QUE SE DICE.

· ESCUCHARSE MUY BIEN AMBAS PARTES

· EL PLANTEO ES QUE AMBAS PARTES GANEN

· HAY ACUERDO ( O SE ACUERDA LA FORMA DE MANEJAR LAS DIFERENCIAS)

¿Es posible pasar de la primera situación a esta última? A veces Sí.

Por encima de todo, debe haber una profunda vocación de lograr una situación donde la violencia no sea la protagonista.

Si un conflicto sigue la escalada ascendente, puede llegar a la violencia. Cuando esto se sabe de antemano, ambas partes deben tener claro que ese es un techo del conflicto que NUNCA debe alcanzarse.

Ese ya constituye un primer punto de acercamiento para ambas partes. Y un primer acuerdo.

Otro punto importante, es que ambas se den cuenta de las dificultades para comunicarse entre ellas y que pidan ayuda a un tercero neutral para facilitar el diálogo.

¿En qué ayuda un tercero o una tercera posición en el conflicto?

El tercero ayuda a encuadrar la comunicación, da lugar a las emociones, pero ayuda a que ellas no interfieran en la posibilidad de un acercamiento. Ayuda a separar lo que son agravios personales, de lo que es el conflicto real. Y presenta un panorama más amplio del que se les presenta a las partes, pudiendo ayudarlas a encontrar más alternativas de las que ellas al comienzo visualizaban. Las pone a trabajar con un objetivo en común de lograr un acercamiento. Las hace protagonistas del acuerdo. Al ampliarse el panorama, se buscan formas en las cuales todos salgan ganando.

La mediación, la presencia de un tercero neutral, es una nueva forma de encarar los conflictos. En nuestro país se aplica para las causas judiciales y comunitarias desde hace más de 10 años, lográndose en muchos casos acuerdos satisfactorios. Esto es un corto tiempo, con lo cual el cambio en la forma de encarar los conflictos que tenemos l@s argentin@s, va a llevar un poquito más…y los ámbitos en los cuales se aplica la mediación se irán extendiendo también. La mediación no es la única manera de que un tercero colabore en la resolución de un conflicto. Hay otras, que las dejaremos para otra oportunidad.

La forma de resolución de conflictos es cultural: Culturalmente la forma en que uno aprende a resolver sus conflictos, desde pequeños , en nuestra sociedad es muy diferente a otras culturas, en las que ya está establecido que algún anciano, o un tercero con prestigio en la sociedad, o un grupo de “notables” colabore a que las partes hablen. Hay sociedades en que es mal visto que las partes tengan un conflicto y sientan a las partes a que hablen y hablen, hasta que logren ponerse de acuerdo.

¿La posibilidad de un acuerdo en conflictos que están al límite es una utopía?

NO.

Hay numerosas técnicas que ayudan a que se pase de la primera situación a la segunda. Y miles de conflictos se han resuelto de esta manera. En conflictos internacionales se han evitado guerras gracias a estas formas.

¿Será una utopía que en la Argentina, las partes que hoy están enfrentadas se sienten a negociar con una visión diferente o pidan ayuda para poder sentarse a negociar?

Eso ya no lo sé.

¿Ustedes qué opinan?

Hasta la próxima!!!

Laura


  • Comentarios
  • Sin votos