Posts etiquetados como ‘comprender’

IN-COMUNICAD@S

La comunicación termina muchas veces resultando una tarea complicada. Hemos compartido en todo este tiempo diferentes aspectos en los cuales ella se dificulta: las distintas interpretaciones de las cosas, los juicios propios y ajenos, los estados emocionales, las luchas por tener razón, los códigos que manejan varones y mujeres, nuestras creencias. Pero hay más aspectos a tener en cuenta y los vamos a ir viendo en los post siguientes: Problemas en el escuchar; en el comprender sentimientos, valores, en el articular una conversación, en el complementar los tiempos y los espacios de cada un@.

Hay muchos temas para conversar. Pero hoy me gustaría compartir con ustedes anécdotas de IN- COMUNICACIÓN. Les propongo que compartamos esas grandes anécdotas que aparecen cuando se produce un corto circuito con el otro o la otra, en la pareja, con l@s hij@s, con algún amig@, con los padres. El teléfono descompuesto en un grupo de personas, cuando se tergiversan palabras y terminan provocando serias confusiones, esas que pueden resultar muy divertidas en un comienzo, pero que después nos hace replantear nuestra comunicación y preguntarnos ¿ qué nos pasa?

Les cuento una, de hace más de 10 años ( mía, porque me dicen que yo no hablo de mi!!!!) No voy a dar nombres, ni datos de lugares… pero…la anécdota es la siguiente: Con otra persona buscábamos en la playa caracoles. Yo buscaba en el agua helada del mar, en un día de mucho frío. La otra persona buscaba también caracoles, pero bien sequito en la arena, sin mojarse los pies. Al principio era muy divertido. Esa persona me preguntaba a cada rato:

- ¿Este te gusta?

- Y si, está lindo. Le contestaba yo sin nada de entusiasmo. Y así, me seguía preguntando y a medida que lo hacía, yo más me enojaba. Y notaba que él se enojaba cada vez más.

Hasta que llegó un punto del camino donde los dos nos paramos y casi al unísono nos dijimos:

-¿ Vos me estás cargando?

-¿Por qué no te ponés de acuerdo, ninguno te gusta?- me dijo

- Si, me encantan, pero los caracoles para comer están acá en el agua y yo no encuentro ninguno. Me estoy congelando y vos no sos capaz de mojarte ni un poquito los pies para ayudarme y en lugar de eso estás jugando con los caracolitos de la playa-le dije furiosa.

El comenzó a reírse y me contestó:

- ¿Pero no vinimos a la playa a buscar caracolitos para decorar tu casa?

Riéndome le contesté:

-No, vinimos a la playa a buscar caracolitos para cocinar a la noche, porque a vos te encantan.

Y así nos dimos cuenta que los dos nos habíamos embarcado en la gran aventura de juntar caracoles, pero no nos pusimos de acuerdo, no habíamos hablado acerca de qué caracolitos tenía en mente cada uno. Dimos por sentado que estábamos buscando lo mismo, pero no lo chequeamos, y eso generó la confusión. Yo buscaba caracoles vivos y el las famosas conchillas.

¿Ustedes tienen alguna anécdota?

Les dejo un video cortito de la incomunicación en los matrimonios. Pero no creo que a ustedes les haya pasado…¿o si?

Hasta la próxima!

Laura

” id=img_0 />

Contador gratis

  • Comentarios
  • 1 voto

PONERSE EN LOS ZAPATOS DEL OTRO

COMPRENDER PARA SER COMPRENDIDO

Hoy les propongo un viaje en la comunicación. Un viaje fantástico que pocas veces realizamos y para el que no utilizamos nuestros zapatos, sino los zapatos del otro. Un viaje hacia quien se está comunicando con nosotr@s: Ponernos en el lugar del otro ¿Qué significa?

¿Se pone usted alguna vez en el lugar de la persona que se comunica con usted? Se preguntará ¿para qué? L@ invito a preguntarse: ¿usted siente que l@s demás l@ comprenden? ¿Siente que alguna persona no lo hace? ¿En qué circunstancias?

¿Le pasó alguna vez entrar en una discusión con otra persona y que esta “pelea” quede estancada porque ni un@, ni otr@ salen de los mismos argumentos?

¿Le ocurrió alguna vez que habló y habló para explicarle a otr@ lo que le pasaba y no logró sentirse comprendid@? ¿Le plantean a usted a menudo “Con vos no se puede hablar o vos no me entendés?

Esto es muy frecuente entre los seres humanos. Y lo es en diferentes ámbitos. No sólo en el familiar. Ocurre en organizaciones tales como empresas, o entre maestr@s y alumn@s, etc; ocurre también entre gobernantes y naciones.

Generalmente cuando esto ocurre, miramos hacia l@s demás: “ El otro no me entiende, ella es la cerrada, el otro es necio , etc, etc.”. Y no nos damos cuenta que la llave para abrir esa comunicación está en nosotr@s.

Si. En nosotr@s.


¿Probó alguna vez tratar de ver la forma que ve el otro?¿Trató de ponerse en sus zapatos, de “caminar un poco con sus sandalias”?

Para lograr una buena comunicación con l@s demás es importante saber cómo está viendo la otra persona las cosas, ver cuáles son las interpretaciones, cuáles son sus motivaciones, cuál es su punto de vista y algo que es más que importante y pocas veces lo hacemos, observar cuál es su estado de ánimo, cuáles son sus emociones, ver qué está sintiendo.

Esto no sólo es en pos de una buena comunicación, sino que también lo es para resolver los conflictos que se plantean con l@s demás. ¿Por qué se logra con esto una buena comunicación? Porque procurar comprender al otro es una base fundamental de respeto y reconocimiento del otro, como alguien diferente, distinto a mí, con su propia forma del ver el mundo. ¿Qué quiero decir con esto? Puedo no compartir lo que la otra persona piensa, pero tiene derecho a pensar como piensa. Aunque a mi no me guste, aunque no lo comparta.

Si me quiero comunicar con otra persona, y lograr con ella una buena relación, no puedo pretender ni imponerle mi propio punto de vista, ni dejar de reconocer que puede tener un punto de vista diferente al mío. Eso es respetar su integridad, su dignidad, su derecho como ser humano.

La pregunta sería: ¿Qué es importante para la otra persona? ¿Qué cosa no lo es? Lo que puede ser importante para el otro, quizás no lo sea para mí. Esa diferencia puede hacer que no logremos entendernos, o no logremos comprender por qué algo toma tanta dimensión en una conversación, y detona tantas emociones, como el enojo, la tristeza, la rabia! Le suena alguna discusión entre parejas diciendo “Te olvidaste de nuestro aniversario!!!”. Quizás para uno de los dos es importante recordar las fechas y para el otro no. Y nada tiene que ver eso con el amor.


Otra pregunta es ¿Si estuviéramos un ratito en su lugar, cómo veríamos las cosas? Si podemos, en ese análisis debemos incluir su forma de ver habitualmente, su historia, y mejor aún si conocemos sus emociones, sus sentimientos, sus estados de ánimo? ¿Conocemos sus miedos? ¿Qué l@ enoja? ¿Qué l@ deprime? ¿Podemos comprender su emoción? Y si no conocemos todo esto ¿Podemos mantener una conversación para preguntarle y acercarnos a comprender al otro?

Cuando la otra persona se siente escuchada, atendida, comprendida, tiene una apertura mayor a la comunicación, se predispone diferente, cambia su emoción, deja de defenderse si se siente atacada, se siente segura. Se promueve una apertura para que ella también escuche (Nos escuche, nos comprenda).Se produce un verdadero intercambio donde amb@s tratamos de comprendernos y escucharnos. Y esto construye respeto, cimiento para la relación.

Es un tema muy amplio y tienen muchísimas aristas, como decimos siempre.

Por ejemplo:

  • Sirve para reducir los conflictos
  • para lograr empatía, una mayor comprensión del otro
  • para no dar por sentado lo que piensa
  • para no dar por obvios sus sentimientos
  • para reconocer sus emociones y estados de ánimo
  • para ayudar a ver los diferentes puntos de vista que puede tener una misma situación
  • para desestancar un conflicto
  • puede abrir conversaciones que antes no hubiésemos podido realizar
  • para lograr mejores resultados en una organización
  • puede ayudar a mejorar las relaciones

Si hablamos de ventas, sirve para comprender mejor al cliente y realizar una venta en la que se sienta satisfecho. Si es en una empresa con sus empleados, sirve para lograr una mejor relación de trabajo, donde el empleado se siente contenido y no un “engranaje” de una máquina.

Sirve, por sobre todo, para comprender que todos somos diferentes, y que allí radica la maravilla del ser humano y la vida, y que en la diferencia podemos coexistir, construir juntos y emprender caminos compartidos para recorrer, sabiendo que en alguna parte nos podemos prestar los zapatos e intercambiarlos por un rato, para que amb@s podamos ver que el mundo es mucho más grande de lo que lo estamos viendo.

Hasta la próxima!!

Nos vemos el Domingo 11 de mayo en la Feria del Libro de Buenos Aires, a partir de las 16 hs. En el stand de la Provincia del Chaco, Pabellón Ocre.

Laura

  • 1 Comentario
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog