Archivo para la categoría ‘emociones’

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL DENGUE

HOy desperté con la noticia de una epidemia de la gripe porcina…Murieron dos personas en el Chaco (y NADIE DICE NADA),sospechadas de HANTAVIRUS! Dengue, fiebre amarilla, chagas…

¿Qué nos dicen las pestes a los seres humanos? ¿Qué mensaje nos dan que no queremos escuchar?

Creo que le estamos errando al empezar a buscar “culpables”. Creo que tenemos que animarnos a mirar un poco más allá de todo esto.

No creo en el mensaje de los que dicen “ESto manda Dios como castigo a los pecados!” Me parece que Dios no castiga. Pero creo, sí, que estas epidemias nos tienen que hacer mirar qué estamos generando como humanidad: Falta de cuidado al medio ambiente, exceso de soberbia de pensar que podemos manipular a nuestro antojo el planeta; desinterés por otros seres humanos que nos llevan a tener pobres cada vez más pobres; falta de respeto por la vida, que hace que matemos como moscas a otros seres humanos y que se experimente con armas nucleares, como si experimentáramos con gomitas de mascar.

Esto saca nuestros miedos a flor de piel.

Personalmente me hace plantear el sentido que le doy a cada uno de mis minutos en esta tierra. Me hace ver desde mi casa, cuánto estoy contribuyendo a la degradación del medio ambiente con repelentes tóxicos, cuánto de la pobreza de los demás hace más pobre mi propia vida. Cuánto de la falta de amor, está haciendo que todos seamos cada vez más pobres…solo pensamientos sueltos, mirando el amor en los tiempos del dengue…mirando cómo sería escribir para mi propia vida y la de mi hija una página distinta para esta historia.



Hata la próxima!

Laura

  • Comentarios
  • 9 votos

CELOS: ¿Sos celos@ o te celan?

¿Sos una persona celosa? ¿Es tu pareja una persona celosa? ¿Podés controlarlos o ellos te controlan a vos? ¿Podemos ver cuáles son las conversaciones recurrentes que se nos presentan para “justificar” los celos?¿Qué pensamos que provocan en la pareja? ¿Qué ocurre cuando te celan? Les propongo que entre tod@s observemos cuál es la relación que tienen los celos con la comunicación.

L@s invito a compartir sus opiniones, para entre tod@s ver cómo podemos a partir de la comunicación, utilizar la parte positiva de los celos y que ellos no terminen por destruir las parejas.

Si quieren apoyar este blog en los premios internacionales The Bobs ( mundial de blogs) pueden votarme en :

http://www.thebobs.com/index.php?w=1220912795046717AQAJRUXX

Apoyen a toda la comunidad de Clarín Blogs. ¡Gracias!

¡Hasta la próxima!

Laura

Contador gratis

  • Comentarios
  • 4 votos

CARPE DIEM: QUE TENGAS UNA VIDA EXTRAORDINARIA

¿Recuerdan La sociedad de los Poetas Muertos? ¿Cuántos de nosotr@s cuando la vimos por primera vez éramos un@s adolescentes que vibrábamos al escuchar el Carpe Diem? ¿Para cuántos se transformó casi en un legado personal y nos marcó un rumbo? El otro día recordábamos con un amigo este Carpe Diem y se me ocurrió traerlo a este rinconcito de comunicación. Me volvió a emocionar Walt Withman como la primera vez y me pregunté qué pasó con aquella ·vida extraordinaria” con la cual soñábamos?

Me sentí feliz al darme cuenta de que muchos de mis sueños los he cumplido. Y más feliz por ver que esa frase, a mis cuarenta, todavía me hace el mismo sentido que en mi adolescencia… o más aún.

Me encantaría compartir con ustedes preguntas que me surgieron después de revivir la película:

¿Estoy disfrutando el momento?¿Qué haría hoy de extraordinario para aprovechar mi vida?¿Qué haría para sentir que la estoy tomando entre mis manos y la estoy saboreando a pleno? ¿Qué conversaciones tendría con las personas que tengo a mi lado para “sacarles el jugo”?¿Qué haría junto con ellas para disfrutar un día pleno?

¿Se animan a compartir conmigo algunas respuestas?

Les dejo un regalito, y espero que todos puedan lograr una vida extraordinaria!

” id=img_1 />

CANTO A MI MISMO
CARPE DIEM
Walt Whitman (1819-1892)

Carpe Diem!

Aprovecha el día,
no dejes que termine sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber alimentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo
extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar al mundo.
Porque pase lo que pase, nuestra esencia está intacta.
Somos seres humanos llenos de pasión.
La vida es desierto y es oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte
en protagonistas de nuestra propia historia.
Aunque el viento sopla en contra, la poderosa obra continúa,
tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar, porque sólo en sueños
puede ser libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores, el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes. Huye.
«Emito mi alarido por los techos de este mundo»
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples,
se puede hacer poesía bella sobre las pequeñas cosas.
No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación.
Pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridades.
Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea
con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes pueden enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron,
de nuestros «poetas muertos», te ayudarán a caminar por la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros, «los poetas vivos»,
no permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas.

Hasta la próxima!!!

Laura



Contador gratis

  • Comentarios
  • Sin votos

EL ENOJO

El estado emocional es un factor determinante en la co­municación con las personas. Nos referimos a los esta­dos de ánimo, a nuestras emociones, nuestros sentimientos. El enojo es una de las emociones más comunes a la hora de las peleas o de los conflictos. Es una de las que impiden comunicarnos con los demás.

Aparece cuando algún hecho que no nos agrada nos detona una reacción automática. Surge cuando sentimos frustrado un deseo, cuando otra persona dice o hace algo que no me gusta o con lo cual no concuerdo, cuando inter­preto que lo que ella hace me perjudica o me lastima. Pue­de surgir por diferentes razones.

¿Qué es lo que lo enoja a usted? ¿Lo puede distin­guir? Hay veces que tenemos muy identificadas las cosas que nos enojan, y reaccionamos cuando interpretamos que ellas aparecen. Otras veces nos irritamos y no podemos identificar qué es lo que lo hace.

Todos reconocemos nuestra “sensación” cuando es­tamos enojados. Reconocemos en el cuerpo sensaciones diferentes, temblores, transpiración, nudos en el estóma­go, en algunos casos dolor de cabeza.

Vamos a ver qué ocurre en las relaciones cuando apa­rece el enojo. Cuando dos personas se traban en una discu­sión y el enojo es la emoción presente en ellas, cuando en una conversación que venía desarrollándose “tranquila­mente”, una de las personas hace referencia a algo y la otra persona se enoja.

Esta situación es muy común analizarla como que “lo que uno dijo provocó el enojo del otro”. Es muy común decir “Me enojó lo que hiciste”.

No nos ponemos a pensar que es una emoción que le pertenece a cada uno. Nadie puede hacernos enojar a menos que nosotros lo permitamos.

¿Podemos evitar el enojo?

En parte sí. Podemos hacer algo cuando aparece el enojo. No “controlarlo”.Hacer algo con él, que no me afec­te a mi, no afecte a la otra persona y no afecte la relación entre ambos.

Por qué digo “no controlarlo”.Los estados de ánimo y las emociones son como “ollas a presión” van incrementándose si queremos taparlos. Cuando aparece un huequito para que éste se manifieste, sale por allí con más intensidad o toda esa presión hace ebullición hacia aden­tro.

Si yo “controlo” mi enojo, guardo rencores con la otra persona o conmigo mismo. “No puedo perdonar lo que me hizo” es una típica expresión de cuando queda un enojo que no fue transformado. O “Siempre soy yo quien tiene que ceder” es otra, que muestra en alguna parte enojo con uno mismo.

De una manera u otra, la situación que lo detonó nos mantiene atados. Permitimos que esa situación tenga un peso o una trascendencia que supera el momento. Y evita que podamos aprender algo de ella o que podamos utili­zarla como una oportunidad para crecer junto al otro con­solidando aún más la relación (recuerde que siempre me refiero a todo tipo de relaciones).

Decíamos que no es controlarlo, sino hacer algo. Esto es poder ver primero qué ocurre cuando nos enojamos.

Cuando aparece el enojo, desaparece el otro como persona. ¿Qué quiero decir con esto?

El enojo hace que dejemos de escuchar. Me dirá: “NO, si yo lo escucho”. Lo que escuchamos está filtrado por el enojo. Todo lo que interpretamos de lo que dice el otro lo refuerza y le damos la forma que en ese momento lo hace lógico. Lo legitima, le da validez. Cuando estamos enoja­dos no interpretamos al otro, sólo interpretamos nuestro enojo.

Dijimos muchas veces que escuchar es oír (el estímu­lo biológico, el ruido) más interpretar. Ese interpretar es el que se resiente cuando nos enojamos. Nuestra interpreta­ción selecciona lo que refuerza nuestro estado, y luego sólo recordamos eso.

Endilgamos a la otra persona cosas que no dijo. Las tergiversamos. Esto lo hacemos todos los seres humanos en esos momentos.

Además generalizamos, agrandamos, el otro dejó de ser nuestra pareja, nuestro amigo, nuestro familiar, nues­tro socio, para convertirse en ese momento en el peor ad­versario o verdugo. Nos preguntamos cómo puede ser que el otro sea tan….y lo llenamos de calificativos. Y también decimos ¿Cómo puede estar tan equivocado o ser tan in­justo? O en casos extremos nos preguntamos ¿Cómo pue­do seguir al lado de esta persona? o “No escucha” o “ No me entiende”.

En estos casos podríamos decir que es el enojo el que habla. Y cuando se calma podemos empezar a recapacitar y reordenar lo que pasó. Es como un huracán que pasó y arrasó el terreno y hay que volver a reconstruir.

Del libro: “Comunicación: Una danza para mejorar nuestras relaciones”

Hasta la Próxima!

Laura

  • Comentarios
  • Sin votos

HABLANDO DE ENOJO

Veníamos hablando del enojo. Y en el próximo post les había prometido hablar de lo que nos puede ayudar a crecer el enojo si logramos transpasarlo de otra manera.

Pero en el medio se me ocurrió preguntar: ¿Estamos enojad@s l@s argentin@s con lo que está ocurriendo?¿Qué nos pasa con todo esto que pasa?

¿Se animan a contarnos?

Hasta la próxima!

  • Comentarios
  • Sin votos

UN HURACAN LLAMADO ENOJO

¿Qué hacemos cuando estamos enojad@s?¿Cuántas cosas salen de nuestra boca sin que podamos hacer nada para frenarlas?¿Qué pasa con nosotr@s y con l@s otros cuando nos enojamos?

El enojo es una emoción que influye de manera directa en nuestra comunicación. Es parte de ella. Ayer hablábamos de las palabras que destruyen, y casi todas ellas surgen de un contexto en el que el enojo es el protagonista. O quizás son palabras que lo generan.

No tod@s reaccionamos igual frente a situaciones que nos enojan. No a todos nos ocurre lo mismo en el cuerpo. Un@s transpiran, a otr@s se les hace un nudo en el estómago. A otr@s se les quiebra la voz o lloran de impotencia.

¡Y ni hablar de lo que somos capaces de decir!!! ¡O hacer!…

¿Se animan a ver entre tod@s qué nos ocurre cuando nos enojamos?

Porque la maravilla del ser humano, que nos hace tan diferentes y tan únic@s, en temas específicos nos hace similares. Nos hace reaccionar o accionar de maneras similares.

Les propongo que compartamos qué nos pasa cuando nos enojamos, qué nos pasa en el cuerpo, qué pasa con lo que decimos… ¿es lo que queremos decir o después nos arrepentimos?¿qué pasa con lo que escuchamos? ¿escuchamos textualmente lo que nos dice la otra persona o escuchamos cosas que no se dijeron? ¿y qué nos pasa con lo que no decimos?

Vamos a ver después entre tod@s si podemos hacer que el huracán llamado ENOJO, se convierta en sólo una leve brisa que nos ayude a crecer.

Espero sus comentarios!!

Laura

  • Comentarios
  • Sin votos

¡SI, ERA DESTACADA!

Gracias Faro!!!Que me avisaste y gracias a todos los que me saludaron!!!Dicen que ver para creer, nunca había entrado a esa columna, por eso no lo veía!!!!Soy nueva en esta blogósfera,sepan disculpar el despiste!!!!

Un gran abrazo para tod@s!!!

Hasta la próxima!!!

Laura

  • Comentarios
  • Sin votos