MURIO MELITONA,ULTIMA SOBREVIVIENTE DE MASACRE DE NAPALPI

Murió Melitona Enrique, la última sobreviviente de la Masacre de Napalpí

Quiero desde este espacio rendir un humilde homenaje a Melitona, en el profundo deseo de respeto, defensa y protección para las comunidades originarias de nuestro país y de América Latina.


A los 107 años de edad, se apagó la vida de Melitona Enrique, la última sobreviviente de la Masacre de Napalpí, símbolo de la reivindicación social y cultural que los pueblos originarios reclaman desde hace siglos.

Este año fue homenajeada, en un acto que no logró sin embargo acallar las voces de los reclamos aborígenes. En esa oportunidad, el secretario general del Instituto del Aborigen Chaqueño (IDACH), Egidio García, dijo que la Masacre de Napalpí es aún “una herida abierta”. García destacó que “se deben cumplir los derechos emanados de nuestra Constitución ya que el 70 por ciento de los 60 mil aborígenes de las etnias toba, wichí y mocoví que habitan el territorio chaqueño viven en condiciones de extrema pobreza”.

La Masacre de Napalpí

El gobernador chaqueño, Fernando Centeno, ordenó: “Procedan con rigor para con los sublevados”. El 19 de julio de 1924, a la mañana, la policía rodeó la Reducción Aborigen de Napalpí, de población toba y mocoví, y durante 45 minutos no dejaron descansar los fusiles. No perdonaron a ancianos, mujeres ni niños. A todos mataron y, como trofeos de guerra, cortaron orejas, testículos y penes, que luego fueron exhibidos como muestra de patriotismo en la localidad cercana de Quitilipi. Los asesinados fueron más de 200 aborígenes que se negaban a seguir siendo explotados, que reclamaban una paga justa para cosechar el algodón de los grandes terratenientes. Para justificar la matanza la versión oficial esgrimió “sublevación indígena”. Era el mismo período de las masacres de obreros en la Patagonia, años en los que en el norte argentino solía hablarse de rebeliones indígenas para justificar el asesinato de pobladores originarios que resistían su inclusión definitiva a un mercado de trabajo que exprimía vidas a bajo precio.


“ El 12 de octubre de 1922, Marcelo T. de Alvear había reemplazado en la presidencia a Hipólito Yrigoyen y el Territorio Nacional del Chaco ya se perfilaba como el primer productor nacional de algodón. Pero en julio de 1924 los pobladores originarios toba y mocoví de la Reducción Aborigen de Napalpí a 120 kilómetros de Resistencia se declararon en huelga: denunciaban los maltratos, la explotación de los terratenientes. Los ingenios de Salta y Jujuy ofrecieron mejor paga. Hacía allá intentaron ir los pobladores, pero el gobernador Centeno prohibió a los indígenas abandonar el Chaco. El indio no podía trabajar su propia tierra, su única alternativa era seguir cosechando como esclavo, pero igual se resistía. El 18 de julio, y con la excusa de un supuesto malón indígena, Centeno dio la orden.

A la mañana del 19 de julio, 130 policías y algunos civiles partieron desde la localidad de Quitilipi hasta Napalpí. Después de 45 minutos de disparar los Winchester y Máuser a todo lo que se movía, hubo silencio y humareda de los fusiles. Los heridos -fueran hombres, mujeres o niños- fueron asesinados a machetazos. El periódico Heraldo del Norte recordó, a finales de la década del 20, el hecho: “Como a las nueve, y sin que los inocentes indígenas hicieran un sólo disparo, hicieron repetidas descargas cerradas y enseguida, en medio del pánico de los indios (más mujeres y niños que hombres), atacaron. Se produjo entonces la más cobarde y feroz carnicería, degollando a los heridos sin respetar sexo ni edad”.


Textos de Pedro Solans y Carlos Díaz indican que el total de víctimas fue de 423, entre indígenas y cosecheros de Corrientes, Santiago del Estero y Formosa. El 90 por ciento de los fusilados y empalados eran tobas y mocovíes. Algunos muertos fueron enterrados en fosas comunes, otros sólo quemados.
Se estima que lograron escapar 38 niños. La mitad fueron entregados como sirvientes en Quitilipi y Machagai, mientras el resto murió en el camino.


También se salvaron 15 adultos, entre ellos Melitona, una de las pocas mujeres que tuvo la fortuna de no ser violada.

El 29 de agosto –cuarenta días después de la matanza–, el ex director de la Reducción de Napalpí Enrique Lynch Arribálzaga escribió una carta que fue leída en el Congreso Nacional: “La matanza de indígenas por la policía del Chaco continúa en Napalpí y sus alrededores; parece que los criminales se hubieran propuesto eliminar a todos los que se hallaron presente en la carnicería del 19 de julio, para que no puedan servir de testigos si viene la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados”.

En el libro “Napalpí, la herida abierta”, el periodista Vidal Mario detalla: “El ataque terminó en una matanza, en la más horrenda masacre que recuerda la historia de las culturas indígenas en el presente siglo. Los atacantes sólo cesaron de disparar cuando advirtieron que en los toldos no quedaba un indio que no estuviera muerto o herido. Los heridos fueron degollados, algunos colgados. Entre hombres, mujeres y niños fueron muertos alrededor de doscientos aborígenes y algunos campesinos blancos que también se habían plegado al movimiento huelguista”.

Un reciente microprograma de la Red de Comunicación Indígena destaca: “Se dispararon más de 5000 tiros y la orgía de sangre incluyó la extracción de testículos, penes y orejas de los muertos, esos tristes trofeos fueron exhibidos en la comisaría de Quitilipi. Algunos muertos fueron enterrados en fosas comunes, otros fueron quemados”. En el mismo audio, el cacique toba Esteban Moreno, contó la historia que es transmitida de generación en generación. “En las tolderías aparecieron soldados y un avión que ametrallaba. Los mataron porque se negaban a cosechar. Nos dimos cuenta que fue una matanza porque sólo murieron aborígenes, tobas y mocovíes, no hay soldados heridos, no fue lucha, fue masacre, fue matanza, por eso ahora ese lugar se llama Colonia La Matanza”.

La Reducción de Napalpí -palabra toba que significa lugar de los muertos- había sido fundada en 1911, en el corazón del Territorio Nacional del Chaco. Las primeras familias que se instalaron eran de las etnias Pilagá, Abipón, Toba, Charrúa y Mocoví. El corresponsal del diario La Razón, Federico Gutiérrez, escribió en julio de 1924: “Muchas hectáreas de tierra flor están en poder los pobres indios, quitarles esas tierras es la ilusión que muchos desean en secreto”.


Fuente: http://www.taringa.net/posts/imagenes/129782/Masacre-de-Napalp%C3%AD_.html


Hasta la próxima!

Laura

Contador gratis

  • Comentarios
  • 3 votos

Escribí tu comentario

, , lauris dijo

Me sumo a tu homenaje. Saludos Lau!!

, , laurabarrera dijo

No tengo tiempo de borrar los otros comentarios. Pido por favor respeten a tod@s no llenando de estos mensajes nuestros blogs!! Gracias!

, , CELINA en huelga loggera dijo

Qué terrible Laura!!! ¿Hasta cuándo seguiremos marginando y discriminando??
Y hagamos fuerza para ERRADICAR de nuestros textos las palabras INDIO Y ABORIGEN…Ellos tuvieron Dios y Origen…que les fueron arrebatados sin piedad!!!
Besos Laura,me uno a tu pesar!!!

, , maia08 dijo

Pobrecita, pobrecita su gente.
Chau, mamita.

, , amilius dijo

SALUDOS Y TAMBIEN ME UNO A TU HOMENAJE !!! CARIÑOS

, , sebasjefe dijo

KALMA…..NADA QUE AGREGAR…
MUCHO POR HACER…

ME UNO A TU HOMENAJE

SEBASjefe =)

, , laurabarrera dijo

Gracias a tod@s, amig@s!!
Celina??!!QUé te pasa que estás de huelga??

Respecto del térrmino aborigen, significa “desde” el origen. Que ellos están desde el origen. Y ellos mismos a veces lo utilizan. Igual creo qeu pueblos originarios es lo que mejor los define. De todas maneras, no sólo los discriminamos por su denominación, sino por todo.

UN abrazo a tod@s!!

, , dormidano dijo

Excelente. Voy a profundizar este tema.
Muchas gracias por ejercer la memoria.

Dormidano

, , gloriallopiz dijo

Lau: me enorgullece tu homenaje. Creo que honrar a los dueños de la tierra es un modo de resarcir ,un poco,tanta humillación y tanto despojo.
un abrazo, amiga
glo

, , laurabarrera dijo

HOla, Dormidano!!Bienvenido!!GRacias por tus palabras, Y ya con que haya personas que quieran conocer un poco más, doy por cumplido el sentido de este homenaje!!UN abrazo!

, , laurabarrera dijo

HOla, Amiga!!Ojalá algún día se pueda resarccir. Pero con lo que ya perdieron qué hacemos? El otro día me contaban de una señora que es la última descendiente de los Vilelas, una raza que habitó en el Chaco, y no queda más que ella!!NO sabés las artesanías que hace. Algún día le preguntaré por qué sólo hace eso. Sabés qué hace? EStatuillas de mujeres embarazadas sentadas sobre sus tobillos. Sólo eso.
¿A vos te parece que de eso se puede volver? ES un tema muy fuerte!A mi me llega mucho.
UN abrazo enorme, Glo!!

, , lauris dijo

bUEN FIN DE SEMANA LAURA!!!

, , laurabarrera dijo

Gracias, Lauris!!! Igualmente para vos y para tod@s l@s amig@s que vienen de visita!!Besos!

, , Federic dijo

Bien por vos LAURA!
Esta cosas me sacan…

A veces con este tipo de publicaciones pasamos a ser la voz de los vilipendiados y humillados por una clase dirigente que solo ve la punta de la nariz.
SERÁ JUSTICIA CUANDO SEAN REIVINDICADOS!!!

Que tengas un hermoso domingo LAURA!!!

besos

Federic

Felicitaciones por el post!!!

, , Abel Desestress dijo

“No perdonaron a ancianos, mujeres ni niños. A todos mataron y, como trofeos de guerra, cortaron orejas, testículos y penes, que luego fueron exhibidos como muestra de patriotismo en la localidad cercana de Quitilipi”.

Preferi llegar hasta aqui, antes de terminar mi domingo llorando.

Gracias por ser el dedo en la herida, gracias por hacerla sangrar, aun que a veces pareciera inutil, las personas comprometidas con su entorno y lo hechos que le afectan, son y seran siempre de valiosa y extraordinaria ayuda, a nuestra pobre y empequeñicida mente.

Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos reflexivos y comprometidos puedan cambiar el mundo” (Margaret Mead)

“Acercarte a la verdad de la vida es empezar a descubrir las mentiras que te han rodeado desde siempre” (Abel Desestress)

Con amor. Abel

, , laurabarrera dijo

Gracias Federic!!asñi es, será justicia cuando los reivindiquemos!!!Pero eso sólo será gracias a una fuerte toma de conciencia por parte de toda la sociedad de lo que significa el genocidio a los pueblos originarios. Gracias por tus palabras, Un abrazo!!

, , laurabarrera dijo

Querido Abel, Gracias !!Siempre conmueve tu sensibilidad!!NO fue mi intención dar un golope bajo, sólo bajé la crónica de lo que ocurrió y que todas las páginas, y los historiadores reflejan. Me sumo a tu frase:

Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos reflexivos y comprometidos puedan cambiar el mundo” (Margaret Mead)
Amén!!

BEsos!

, , laurabarrera dijo

HOla,. Sole!!Bienvenida!!Gracias por tus palabras y muhcas gracias por el video. Ojalá tod@s ñlo visiten!! Hermoso homenaje!!

, , lorien dijo

Me pregunto por qué cuando íbamos a la escuela y estudiábamos sobre pueblos originarios, no nos contaron esto, con lo cual supongo que ahora tampoco lo deben hacer. Esto también es parte de la historia argentina, una triste realidad, pero parte de la historia al fin…
Me sumo al homenaje… muy bueno el post.
Saludos!

, , nayru dijo

Que horror. Jamas había leído ni escuchado de este tema.
Beso grande

, , laurabarrera dijo

HOla, Lorien!Gracias!!Es que “si la historia la escriben los que ganan. Eso quiere decir que hay otra historia, la verdadera historia!!! Gracias por estar!!BEsos

, , laurabarrera dijo

HOla, Nayru!!Viste??Hay tantas cosas que desconocemos. A mi me sorprende cada día la historia no contada del exterminio de los pueblos originarios. UN beso para vos.

, , draclaudy dijo

Fueron los años duros de la historia de este pais y esa crudeza tambien llego al interior. Bien rendido dicho homenaje.
Cariños :)

, , laurabarrera dijo

HOla, DraClaudy!!!Gracias por sumarte!! Cariños para vos!!

, , miravos dijo

Querida Laura, resulta evidente que Melitona, desde su profunda sabiduría, excenta de oportunismos y caminos intrincados, supo que tendría que vivir mucho, más de un siglo, para esperar justicia.
Y tampoco fue suficiente.
Muchos se mueren esperando. Sólo quedan lugares valiosos como éste donde se nombra a las víctimas y se los vuelve a poner en el lugar de los justos.
Este mundo, y la permanente orgía de los poderosos bañándose orgullosos en la sangre de los pobres y olvidados, produce un descomunal asco.
La única forma que conozco para que Melitona muera es olvidándose de ella.
No nos olvidemos entonces, ni de ella ni de todos los que mueren y desaparecen sin que nadie lo note porque la mirada y la memoria están en otra parte. Después de todo lo que realmente importa es el romance de la Tota Santillán, por algo “es el tema del que a hablar el país”.
Gracias por este lugar.
Reynaldo Olivetti.

, , laurabarrera dijo

Hola, Reynaldo!!Bienvenido!!Me emocionó mucho tu comentario, sobre todo tu primera frase. Me impactó y es una mirada muy profunda! QUizás ella encontró algo, un trocito de la justicia, se le dio vivienda,subsidios, y homenajes, entre otras cosas. PEro creo que se murió con tristeza por ver cómo su comunidad se sigue muriendo. l@s niñ@s, las mujeres…tuberculosis, mala asimilación de la alimentación de los “blancos”, desnutrición. Y la más cruel de todas, la marginación. No nos olvidemos entonces ni de ella, ni del resto de nuestros pueblos originarios. Ni de l@s argentinos sumergidos en la pobreza, que aunque losquieran tapar, siguen allí…esperando. Gracias a vos por venir, te voy a ir a visitar!!Un abrazo!

, , bing 3abagcom dijo

HOla, DraClaudy!!!Gracias por sumarte!! Cariños para vos!! :)

, , daniel dijo

por haber recorrido esos parajes y conocido esas realidades es menester que la historia se conozca tal como fue. los martires de nuestro pueblo no solo son los de la cruel dictadura de los 70. hoy siguen apareciendo en bolsones de pobreza en santa fe, rosario o gran resistencia. te felicito

, , Laura Barrera dijo

Se sigue cometiendo un genocidio cotidiano, y lamentablemente se mira para otro lado! Gracias, DAniel por tu comentario!