¿SOMOS TAN DIFERENTES HOMBRES Y MUJERES?

En nuestro país, la asunción de una presidenta y una líder de la oposición, ambas mujeres, reavivaron las conversaciones referidas a las diferencias de género.

¿Pero de qué hablamos cuando hablamos de género? ¿De dónde surgen estas diferencias? ¿Las vemos nosotros en lo cotidiano?¿Qué relación tiene la comunicación entre varones y mujeres con estas diferencias? ¿Qué tienen que ver en la vida de cada uno de nosotros?

Si nos ponemos a pensar, este tema está presente en una parte muy importante de nuestra vida. Desde nuestras actividades cotidianas, hasta en nuestras salidas con amig@s. Desde las discusiones acaloradas, donde las mujeres nos ponemos a reclamar espacios que estamos convencidas que todavía no tenemos, hasta los famosos chistes, que se hacen sobre machistas o feministas. Desde el discurso de la presidenta diciendo que a ella se le exige más por ser mujer, hasta el reclamo de un ama de casa pidiendo que se valore su trabajo. Este tema tiene mucho que ver en la vida de una de cada cuatro mujeres que en nuestro país y en el mundo sufren hoy violencia dentro de su hogar. Quizás ocurre cerca de ustedes. O quizás le pasa a algún familiar o a alguna familia conocida.

Las cuestiones de género, son aquellas referidas a comportamientos, roles, conductas que tienen tanto varones como mujeres. Es un tema cultural, un aprendizaje que se fue dando de generación en generación y que ha marcado una particular forma de ser para unos y para otras. Culturalmente se han aprendido roles para la mujer y para el hombre. Roles que tienen que ver también con el manejo del poder. Se nos han enseñado en nuestras casas, en los colegios y hasta por medio de los libros y programas de televisión (en los últimos tiempos). Se suponía que cada uno de los géneros debía cumplir determinadas expectativas en las sociedades y en las familias. Se condicionó a cada uno de ellos, y a partir de allí, se formaron hábitos, pautas de comportamiento, roles y valoraciones. Esto es muy importante. Hasta el sistema legal y político de los países se conformó en virtud de esta valoración de géneros y quedó condicionado durante siglos por ellos.

Se esperaba de las mujeres que sean contenedoras, buenas madres, atractivas, etc. Del hombre se esperaba que sea proveedor de las necesidades del hogar, trabajador, fuerte. Las mujeres no podían tener derechos ni personales, ni sociales, ni políticos y estaban vedadas de la mayoría de las actividades: Estudiar, trabajar, votar, menos aún participar en política. “Hombre con poder. Mujer dominada”. “Hombre superior. Mujer inferior.” “Hombres con todos los derechos. Mujeres incapaces de hecho y hasta de derecho.”

Estos roles han ido cambiando. Realidades políticas, sociales y culturales han ido determinando avances. Cambios que han ido de la mano de búsquedas de mayor libertad por parte de la mujer, por un lado, y por cambios sociales, por el otro, han logrado que estos roles se hayan ido desdibujando y que hasta se hayan modificado. La necesidad de que en los hogares haya más de un ingreso fue también un fuerte determinante para estos cambios.

Hoy día podemos decir que ambos son proveedores, que ambos pueden ser contenedores, que ambos pueden ser fuertes, etcétera. A nadie se le ocurriría hoy día discutir el derecho de la mujer de estudiar o de formar parte de un sistema político, ni de ser presidenta (no hablo de valoraciones políticas, sino de género). Sin embargo, en muchas familias aún sigue el concepto de que “ si hay que elegir cuál de los hijos estudia ( no pudiendo hacerlo todos por temas económicos) el que debe ir al colegio es el varón”. Y así lo demuestran muchos estudios y datos estadísticos.

Estas diferencias de género han tenido consecuencias más que nefastas para ambos géneros. No decimos que sólo la mujer fue perjudicada por esta “división” de roles. El varón también salió perdiendo. El costo de ser proveedor ha sido altísimo para ellos. El desgaste de ser siempre el fuerte, lo ha llevado a ocultar sus emociones, a negar sentimientos. A tener una comunicación más cerrada.

Se dice entonces, que los varones y mujeres somos diferentes en cuanto a nuestro sexo, cuestiones orgánicas, físicas, biológicas. Diferencias innegables.Pero no, en cuanto al género. Tenemos igualdad de género. Podemos cumplir los mismos roles, ocupar los mismos espacios, desempeñar las mismas actividades tanto los varones como las mujeres. Nos corresponden los mismos derechos.

Podemos tener aún diferencias en cuanto a la forma de comunicarnos, que tienen que ver con este aprendizaje cultural del cual hablábamos. Pero son pautas que se están modificando. A la hora de comunicarnos, las dificultades surgen aún entre personas del mismo género. Siendo fundamental para tod@s aprender nuevas herramientas de escucha, de trabajo con emociones, de valoración del lenguaje y de las conversaciones, entre tantas otras que nos ayuden a comunicarnos mejor entre todos los seres humanos sin distinción de géneros.


Si seguimos perpetuando en nuestra comunicación cotidiana el mensaje de que somos diferentes en todo, vamos a seguir siéndolo, porque no nos damos cuenta de que esas diferencias son aprendidas, y como tales se pueden cambiar por otras que nos den mejores resultados a la hora de convivir en paz y armonía.

¿Qué opinan utedes?

Hasta la próxima!


Laura


Escribí tu comentario

, , therugbiermack dijo

hola, por empezar estoy en contra de los “generos” me parece que el hecho de autodiferenciarnos cada uno con su sexo es arcaico y hasta cavernicola, y es sumamente discriminatorio…

para mi la paradoja maxima es que para no discriminar a las mujeres haya una ley que establesca que el 30 % del congreso debe ser ocupado por ellas…

esa ley es una forma de autodiscriminacion ¿por que el 30%?

por que establecer parametros? acaso buscamos la igualdad?

con ese tipo de criterios aumenta mas la brecha en el inconciente de los ignorantesentre el hombre macho y la mujer hembra…

mi humilde opinion…sabes, soy militante socialista y mas de una vez discuti con el grupo de señoras de “generos” que ya el hecho que se arme un grupo para hablar solo de temas de mujeres es autodiscriminante, pero bueno, pareceria que nadie piensa, y ellas tan idiotas creyendo que cambian al mundo

heber 1990-2008
rosario-argentina

, , Quiero∂inero dijo

Hola Laura, en el pasado, por lo general el hombre tenia el poder economico, porque que la mayoria de trabajos tomaban esfuerzo fisico. Hoy sin embargo, son las mujeres quien estan superando a los hombres, no tengo los numeros pero se que una gran mayoria de mujeres surpasan a los hombres en graduados de estudios terciarios. Tanto como enrolamiento. Mientras lo hombres se estan quedando atras. Lo que significa que el poder va seguir balanceando a favor del “sexo debil” :)

, , roru-2 dijo

¡Qué tema! ¡Querida amiga!: creo que ambos géneros debemos contar con todos los derechos, deberes y obligaciones con los que se desenvuelve una familia o sociedad. No obstante, muchas veces, eliminar las diferencias no hace más que acentuarlas. Un hombre, por ejemplo, por más que se esmere, no podrá jamás suplir el rol de mamá como una mujer podría hacerlo. Porque eso no es cultural, sino genético. Las diferentes formas y estructuras de pensamientos de ambos géneros, son distintas. Y eso está bueno también. Es decir, funcionamos biológicamente y neurofisiológicamente distinto y eso está bueno, porque acá aparece la noción de complementariedad de la que nadie habla. Muy buen artículo. Un abrazo (sin género).

, , koshen dijo

Yo primero que nada siento, veo, creo que lo mas importante en el cambio fue la economía, la necesidad del hogar de tener mas ingresos para vivir, por otro lado hubo muchos movimientos feministas que agitaron mucho y tomaron el tema como contra el hombre, cuando el tema era ,como vos decís, contra una cultura. En todo ese cambio la mujer consiguió o mejor dicho accedió con todo derecho como persona a muchísimas cosas, en realidad creo que a todas donde quiso o quiere. Me parece muy bien. De acuerdo con eso en todo, es mas, quiero una mujer que trabaje y yo me quedo en casa criando a los chicos y atendiendo la casa. Ahora bien… hay cambios en las leyes que hay que hacer…tema familia no es parejo. Pierde el hombre.
Besotes y que estés bien.

, , laurabarrera dijo

HOla, Queridos amigos!!Parece que la particcipación hasta ahora es sólo de los varones!!!Me alegra mucho.

Hola, Heberr!!Bienvenido!!!Para mi también la ley de cupo es discriminatoria. Y por más que se llame discriminación positiva, no deja de serlo. Intenta alentar la participación y la conciencia de la necesidad de participar en política. Y creo que la conciencia debe partir de otro lugar, primero. La primera vez que me acerqué a ver el tema de la discriminación a la mujer en determinados ámbitos fue de la mano de una gran Mujer del Socialismo, doña Alicia Moreau de Justo, así que respeto mucho el camino que ella dejó. YO también decía en una época que hablar de géneros hoy era arcaico, hasta que descubrí la violencia familiar, la trata de mujeres y niñas para la prostitución, la realidad que viven las madres niñas, y el número de mujeres que mueren por enfermedades típicas de la mujer (como es el cáncer de cuello de útero)en nuestro país sin atención. Ni hablar de los casamientos de niñas en otros países, o la prohibición de mostrar la cara de las mujeres en Afganistán o el mundo árabe, o de la matanza de fetos y bebas mujeres en la India, o de la anulación de los órganos genitales femeninos a las niñas en países africanos. Cuando decubrí que eso pasaba, me pregunté: hoy año 2008 la cuarta parte de las mujeres en el mundo sufren violencia: POr qué???QUé es????Y encontré que todo tenía una historia, y un patrón común. Y no te hablo desde el feminismo. No soy feminista. Trabajo y defiendo los derecos de la mujer. Solamente eso. Y no es en contra de los hombres sino a favor de todas estas mujeres que te mencioné. Creo que lo positivo es que ahora hay muchos varones que entienden esta problemática, y vamos eliminando las discriminaciones cotidianas, muy de a poco. Pero la realidad que te mencionaba continñua. Y nos necesita a tod@s para acabar con ella. Me encantaría después compartir con vos cosas de la historia de Doña Alicia. UN gran abrazo!!!

, , laurabarrera dijo

HOla, Quiero Dinero!!!Sí!!!EL problema comenzó cuando la mujer dijo QUIERO DINERO!!!!jajaja!!!Y quiero libertad para ser!!!!Antes el problema lo tenían las mujeres de las puertas para adentro del hogar, ya que no podían salir a trabajar, era hasta mal visto que lo hiciera. Los datos que manejás en algunas carreras son ciertas. En otros no. lo que varía es el dato de esa misma gente graduada. El acceso de ell@s a puestos de trabajo varía. Los varones ocupan más puestos de trabajo que las mujeres. Y aún hoy sigue siendo estadísticamente comprobable la diferencia de sueldos por las mismas funciones en algunas profesiones o puestos laborales, es diferente el acceso de las mujeres a cargos jerárquicos, y el acceso por ejemplo a la política( aunque tengamos a una mujer presidenta). YO creo firmemente que deberíamos avanzar en cualquier aspecto, varones y juntos de la mano, a la par, con igualdad de derechos y de oportunidades. No creo en que uno deba ganar terreno a costa de otro que lo pierda. Creo que ambos géneros podemos ganar juntos. UN saludo!!!

, , laurabarrera dijo

HOla querido Roru!!!Cómo estás???Es cierto que hay funciones biológicas diferentes. PEro hoy día hay muchos padres que se hacen cargo de sus hijos muy bien, y como decís vos, se complementan maravillosamente bien con las actividades de la mujer. Esto nosotros lo podemos ver como natural, pero hay gente que tiene todavía muchas resistencias a verlo. Obviamente las cuestiones físicas y biológicas son diferentes. Pero no deben utilizarse, como muchas veces se utiliza, para discriminar a la mujer. POr ejemplo el hecho de que las mujeres puedan quedar embarazadas o ser madres, condiciona las posibilidades de acceso al mercado laboral en determinados tipos de empleadores. Esas son las diferencias que planteo desde este pequeñito lugar del ciberespacio, que deberíamos entre tod@s desterrar.UN gran abrazo (el mío es con género, jamás podría desprenderme de él. )BEsos!!Ahora voy para tu blog porque vi que respondiste a una de mis tantas inquietudes!!

HOla, Koshen!!! ESto creo que se trata de tender puentes!!! COmo decís vos! Antes no se podría ni haber pensado la opción de tener un hombre amo de casa!!!JJamás, te imaginás qué hubieran dicho???jajaja!!!En el tema familia no sé por qué planteás que el hombre sale perdiendo. Económicamente? Respecto a derechos con l@s hij@s? No sé específicamente a qué te referís, quizás desde mi mirada veo que el tema es bastante equitativo, pero me gustaría comprender tu mirada. Contame!! Te mando un abrazo!!!

, , gabegar dijo

Hola Laura. Hace muchos años atrás, tenía una visión de la mujer muy mala, formada por un par de fuentes. Hasta que se sucedieron una serie de hechos que causaron que tuviera una charla con una piba, a la que consideraba la peor de todas. Y en esa charla de media hora o un poco más me cambió completamente. Noté que no había diferencias, salvo las evidentes. Que hombres y mujeres tenemos los mismos sentimientos (amor, alegría, dolor, etc.)
La cultura y la sociedad la formamos todos, y solemos escudarnos en ambas para justificar las diferencias que hacemos.
El diálogo que proponés es lo que va a lograr que la sociedad y la cultura cambien.
Y es un cambio que nos corresponde a tod@s (perdón por el pequeño plagio jajaja)
Saludos Laura, muy bueno tu blog y espero con ansia más posts

, , koshen dijo

Hola Laura… te cuento el tema flia. como lo veo… tengo amigos que la mujer se desenfreno, por decirlo de alguna manera, los dejo, y por ende al tener hijos sufrieron no solo la perdida de la mujer que amaban sino el convivir diario y la crianza de sus hijos, si claro que lo ven a diario, pero no es lo mismo. Amén de eso tienen que pasar la cuota alimentaria, cosa que me parece correcta…ahora bien… y cuando esa mujer vive en una nube de p..o de tal forma que no le importa su hijo ni nada? cuando al padre en estas circunstancias tiene que hacerse cargo de su hijo (con ganas y placer obvio) por las locuras de la ex? O sea… no se si me explico bien, pero seria largo de enumerar todas las situaciones que le hombre vive con algo así..de echo no puede rehacer su vida tan fácil… y si en estas circunstancias el hombre acude a la justicia…le dan un patadón en el sur de la humanidad y es lo mas expuesto a cargadas risas y denigraciones de toda índole.
Besotes y que estés bien.
Mi ver no es machista ni estoy en contra de la mujer bajo ningún aspecto, pero la mujer le hace tanto mal al hombre como el hombre a ella y las leyes no son iguales para los dos.

, , laurabarrera dijo

HOla, Gabegar!!!Cómo estás???No es plagio!!! Ojalá tod@s lo pongan en práctica!! Yo confío firmemente en el´diálogo-El conocernos entre tod@s nos acerca y en definitiva busca eliminar las discriminaciones. Para ambos géneros. Un abrazo!!!

Hola KOshen!!!Creo entender el caso que planteás. Lo que veo ahí es que legalmente él tiene posibilidades de equilibrar su situación , pero que por prejuicios o temor a las cargadas no lo hace. Ahí, por supuesto que el tema de género le juega en contra al varón. Yo creo que en ese caso particular le conviene consultar con un abogad@, Besotes para vos!!!

, , urru dijo

Laurita: que este o /a…..pasen por mi post de los anónimos….a dejar algo creativo…
Besotes

, , laurabarrera dijo

Urru!!!Los anónimos son parte del folklore!!! BEsotes para vos!!

, , Juan dijo

En referencia a este asunto creo que estamos ovidando una ley muy importante que rige en el universo y me refiero a la “ley de desigualdad”. ¿Alguien puede negarla? Si existen desigualdades biológicas existirán inevitablemente desigualdades psíquicas, espirituales, emocionales, etc. ¿Es tan difícil aceptar esto? ¿Si? ¿No? ¿Porque?

Pretender (metafóricamente hablando) que una “forma” rectangular piense de manera circular o que una forma circular piense de manera rectangular es VIOLENCIA. Se lucha en contra de la “violencia de género” y paradógicamente se está forzando ideológicamente a la mujer y al hombre de manera violenta (en psicología social se le llama violencia simbólica) a pensar, actuar, vestir y sentir iguales.

Es verdad que gran parte las diferencias entre mujeres y hombres provienen de “mandatos culturales” heredados y transmitidos a través de las generaciones, pero me parece erróneo menospreciar el factor biológico y disociarlo con los factores psicológicos y socioculturales. En pocas palabras me parece un gran error no relacionar las diferencias biológicas con las diferencias psicológicas, ya que gran parte de la psiquis y la personalidad tiene su base en lo biológico y esta configuración, si no ha sido “violentada” por una fuerza sociocultral exterior, se perpetúa hasta la muerte.

Saludos

Juan


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog