De los conflictos personales a las grandes guerras

Alguna vez se puso a pensar qué son los conflictos. ¿En este momento cuál es el conflicto que se le presenta en su mente? El primero que se le cruza. ¿Hoy se peleó con su hij@, su marido le contestó mal, su señora se enojó con usted? ¿Su jefe lo trató mal, un empleado no hizo lo que usted le pidió?¿Su alumno le faltó el respeto?¿O se le presenta en su mente la guerra entre Irán y Líbano, o el conflicto entre el campo y el Gobierno o cualquier otro de la tapa del diario de hoy?

Todos ellos son diferentes tipos de conflictos. En distintos niveles, todos son producto de una confrontación entre dos posiciones diferentes. Son, o bien una tensión, una lucha o una pelea entre dos partes (o más), que pueden tener un igual o desparejo nivel de violencia. Puede haber conflicto sin violencia, pero no violencia sin conflicto. Aún cuando éste sea interno, de una sola de las partes. Esto es, que no se manifiesta violencia así porque sí, sin estar atravesando un conflicto interno muy fuerte.

Pero, se puso a pensar que lo que hay en común en los conflictos es que todos son producto de interpretaciones diferentes. En cada conflicto está en juego la interpretación sobre un mismo acontecimiento. Y ésta puede confrontar a las personas, o hasta a los estados en tal punto, que se puede llegar a las guerras.

Los intereses y las expectativas respecto de algún hecho, la interpretación respecto a un tema, a un objeto, a una opinión, son capaces de generar conflictos que en la vida de una persona pueden significar una ruptura con algún ser querido, un cambio en el trabajo, en las sociedades, tensiones muy fuertes y entre los países puede significar un conflicto armado.

En todos ellos, la matriz fundamental es la comunicación y la forma en que ella se establezca. Y, una parte esencial, es el componente emocional. La forma en que vivamos los estados de ánimo, nuestras emociones, nuestros sentimientos y la forma en la que nos comuniquemos va a lograr la diferencia en cómo resolvamos nuestros conflictos.

Y la manera en la que logremos resolver nuestros conflictos va a hacer la diferencia en nuestras vidas.

Es por ello fundamental saber que los conflictos nacen en la mente de las personas, en su comunicación, en la forma en la que cada un@ aprenda a resolver sus propios conflictos con un@ mism@.

Tod@s enfrentamos el desafío de la convivencia, en familia, en sociedad, en relación. Tod@s enfrentamos conflictos a lo largo de nuestras vidas. Aprender a resolver las diferencias, a comunicar nuestros intereses sin violencia o sin destruirnos en un conflicto, vivir junt@s aprendiendo a comunicarnos, son parte de los grandes desafíos de la época actual.

¿Cómo lo hacemos? Aprendiendo a respetar nuestras interpretaciones de las cosas, aún cuando sean diferentes. Saber que ellas corresponden a otra persona, a la que debemos respetar como tal, en su dignidad, en su integridad.

Aún cuando no compartamos estas interpretaciones, compartimos el ser humanos, compartimos emociones, sentimientos. Y siempre hay posibilidades de encontrar puntos de encuentro. Y aún cuando estos no se hallen, existe la posibilidad de aprender a convivir a pesar de los intereses opuestos. Esto que parece una utopía no lo es. Sólo tiene que haber una decisión. Basta una decisión para que el conflicto no estalle de manera violenta o destructiva.


En los próximos blogs lo vamos a ir analizando. Hoy sólo le dejo pensando una pregunta: ¿Cómo resuelve usted sus conflictos? ¿Qué emociones están en juego cuando tiene un conflicto?¿Qué hace con ellas? ¿Cómo se trata usted mism@ cuando está enojad@ por algo?

Siempre está la posibilidad de transformar un conflicto en un gran aprendizaje de vida.

La transformación del mundo comienza “ hoy” en vosotros y verán cómo inmediatamente el mundo se transforma en torno vuestro.

Juan Pablo II

Usted va a ver el símbolo de la @ en un montón de palabras. NO es un error. Fíjese que son palabras que hacen alusión a las mujeres y a los varones de manera indistinta.

Con el lenguaje podemos construir. Y con él podemos construir una realidad que nos englobe a todos y a todas, o una que deje a algun@ afuera. En los últimos tiempos se está utilizando este símbolo para englobar tanto a hombres como a mujeres en el lenguaje.

¡L@ invito a ver cómo cambia la lectura de un texto con la @ para englobar a todos y a todas!

Hasta la próxima!

Nos vemos en la 34º Feria del Libro de Buenos Aires. 3 y 4 de mayo a partir de las 20 hs. En el stand de la Provincia del Chaco, pabellón Ocre.

Laura Barrera

Abogada, Mediadora y Coach.. Autora del Libro “Comunicación, una danza para mejorar nuestras relaciones”.


Escribí tu comentario

, , veronicamanrique dijo

Me interesa su blog y su libro, lastima que no estoy en el pais sino con gran gusto iria. Suerte en en la Feria!

, , Pablo Calónico dijo

Estimada Laura:
Leí atentamente tu blog y cada vez reflexion@ mas sobre la comunicación. Cuantos problemas se solucionarian si cada un@ pensara unos instantes ante cualquier tema e intentara mejorar la comunicación!!!
Creo que es un tema que debería tratarse con énfasis en todos los niveles de enseñanza.

Te deseo una feliz estancia en Buenos Aires y seguramente nos estaremos viendo en la feria.

Lo de las arroba me parece una buena idea ¿las puse bien?

Pablo


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog