Posts etiquetados como ‘MIS OBRAS ACTUALES’

HAY MUNDOS QUE RESPLANDECEN

 

máscara 1

Nadie sabe de la vida.

Nadie.

Un conjunto de sospechas se transforman en dogmas con la facilidad de una recaída.

El hambre omnipresente cierra un círculo con destino de espiral. Y miles de cuerpos reptan por paneles endulzados, con penosa voracidad.

Certezas inciertas revolotean las auras transmitiendo mensajes de mal gusto, inadecuados.

Aunque algunos, pocos, degustan el desafío de meterse en lo aborrecido para curtir el alma, para forjar anticuerpos desde el mismísimo núcleo del virus, no necesariamente denota verdadera voluntad. Generalmente delata la incapacidad inherente.

Ella buscaba la salida del entuerto desesperadamente. Bien atenta a los baches, a las señales y curvas, se encontraba en medio de diálogos inexpertos y sonreía. Sonreía. Aunque sus vísceras brotadas bullían de incomodidad.

Nadie sabe nada.

Está escrito en las pupilas con sangre negra, disecada.

Tampoco se sabe bien cuándo fue que se perdió el rastro.

Ni siquiera en qué momento esa gama desconocida se hizo habitual.

Todo cambió de color. Los brillos se opacaron, los bosques desaparecieron dejando sombras que aún destellan a gritos.

Ella no sabía siquiera con quien negociar. Ya nadie mostraba la cara. Y las máscaras eran cada vez más parecidas a eso que nadie nunca hubiera querido ser.

Buscando protección en una mirada amable o en unas manos fuertes, rebotaba de karma en karma, lo cual sistemática y descaradamente le quitaba toda su frágil vitalidad.

Nadie sabe de este juego siniestro.

La voz se va perdiendo por desuso y ver los dibujos que la lava va formando en las planicies resulta ser la comedia de los sábados.

Ella se sabía vigilada por una mezcla rara de egoísmo – misión – avaricia de algunos, que parecían no estar. Pero en definitiva no estaban. Estaba sola.

Por las madrugadas, sueños inestables la acosaban, implantando más inquietud al desconcierto de su alma.

Tanta mediocridad barroca, tanta cosa… terminará disolviéndose, convirtiéndose en nada, dijeron algunos.

Y así fue. Ella no tuvo ganas volver a su vacío lleno de preguntas.

Prefirió seguir esos reflejos que latían en su nuca, prometiéndole músicas eternas.

Y así se fue; sin ganas de mirar atrás. Sólo veía el viento que movía las hojas multicolores. Sólo veía un hueco celeste en el plomizo cielo que la cubría.

Hay mundos aparentemente inestables haciéndose añicos. Otros, resplandecen en la eternidad.

máscara 3

Cla9

23/9/10

MARMOTA

UN REGALO DE LUJO

det blue

Un regalo de lujo es que mis manos sigan tibias y que se muevan como quiero, regocijándose.

Lujo es poder ver las orejas atentas de mis amigos peludos, aún dormidos, seguir mis pasos…

Un regalo de lujo me das cada día con tu brazo, que me aplasta las ideas de escaparme.

Lujo son tus pijamas frente a la heladera, tus robos de mis cigarros, tus sonrisas dormido… como lo son tus manjares preparados con fiereza y con corazones de tomates esculpidos.

Cambiaron los colores y los aires. Los paisajes superpuestos me confirman que en cada día sigue habiendo una masacre. En cada minuto miles de llantos son registrados por el éter, miles de muertes ridículas están pasando. Y aunque creo en el querer, temo que ya no se quiera tanto.

Por eso me copio como puedo y te regalo… Te regalo mi tiempo para tu tiempo; para tu vista, la mía. Para tu oído mi risa. Para tu piel, todo mi ser penetrándote.

Aún con los reclamos, aún con los agudos, te regalo mis tripas para que las degustes lentamente, sin las presiones del ruido y las urgencias.

Pongo el ojo en el sol, y duermo con la luna en mi frente.

Y así seguimos, reptando por esta trama incompleta; disfrutando la sorpresa de haber llegado a este mayo… todavía bella y serenamente asombrándonos.

Cla9

10/5/10

octavo circulo bot%C3%B3n