Posts etiquetados como ‘EL OCTAVO CÍRCULO en clarín’

ILUSIONES DE AISLAMIENTO

 

naufragio

Dedos ilustrados dibujan los sonidos del cielo.

A quién le importa?

Nadie es la respuesta más audaz, más incriminatoria.

Ya no hay excusas para sobrevivir.

Sólo queda la ignominia.

Tanta virtud degradada, tanta pavura…

En un círculo de tiza encierro los dones dados,

para salvarlos del naufragio.

Para revivirlos cuando quiera.

El anhelo se transforma en una piel escrita

con la tinta del destino.

Y sólo una ducha feroz me devuelve al hoy,

Al hoyo de hoy, sin vaticinios.

Cla9

29/9/10

OCTAVO3[3]

 

DOS COLIBRÍES (diario de guerra 2.0)

espejo1

- Me tomo dos blísteres… o me corto las venas? - Pensó ella…

Y mientras decidía con desidia, rebotaban de una sien a otra los dolores de su alma, de su oquedad.

Negaba sistemáticamente toda oferta aliviadora, abúlicamente concentrada en las caracoleantes distorsiones de su entorno inmediato.

Ya llena de todo, se encontró vacía. Con la compañía austera de un vaso con agua empezó a gritar en silencio. Un grito sordo con cada sonido seco del blíster. Una lágrima acre con cada trago.

No había decidido nada, quería negociar. Negociar la atención de los ausentes, de los confundidos. La misericordia de los jueces, de los abusadores.

Los malentendidos, los golpes y la soledad hicieron lo suyo. Destrozaron su incongruencia hasta volverla lisa, lisa.

Varias sombras la acechaban, empujándola hacia el otro lado. Y ya casi no escuchaba.

Nunca tan consciente del ser y su cuerpo que no respondía. Nunca tan despierta y tan ciega de lo que no quiere ver…

Dos colibríes la mantuvieron despierta. La abrazaron. Le cantaron canciones de cuna. La llevaron al parlamento de los locos, para que haga su descargo como el decoro manda.

Hay cosas que la gente no quiere escuchar. Muchas, que ni siquiera imaginar.

Vergüenza al efecto, mojigatez compulsiva. Miedo a la desnudez, a la exposición cruda, al defecto.

Analógicamente medicada recuperó su cuerpo y su cuerda floja.

Ahora avanza lento. Su sonrisa oculta un dejo de hambre saciado a medias, una compulsión enmudecida. Un tener que ser.

Y yo recojo los reflejos de su alma dulce, para entregárselos en su momento.

Le regalo mi incondicionalidad, para que quede registrada en sus débiles átomos, como testigo de guerra.

Y seguimos rodando…

Cla9

22/08/10

 

 

OCTAVO

(Para El Octavo Círculo)

galería de escenas: DE IDAS Y VUELTAS

 

Luego de una eternidad pasmosa, estoy en camino.

En plan de descarte, veo fotos que se asoman estirando sus cuellos;

Luego se eyectan al espacio, encimándose con ruidos extraños.

Los colores se mezclan y aparecen las formas, increíblemente desordenadas.

Aún así,

empieza a funcionar el artilugio…

(Qué rara música de fondo…

… me resulta tan conocida…

y cada imagen parece encontrar su lugar.

claro… es la que viaja por mis venas hacia de los lúcidos valles de neptuno…)

Pude mancharme de pintura y me encontré, recuperando la fuerza que creía perdida.

(No me cuentes de esas muertes, sólo lograrás que vivan en mí cada minuto)

Y las puestas en escena una y otra vez… como eternos ocasos.

(No me digas de esos lugares, no voy a poder irme)

Por más humo que emitan, por más disfraces que usen, las veo más nítidas que nunca, que siempre, que entonces.

(Ese brillo, esa sombra.

Aquella voz.)

Esa mirada. Ese placer. Ese pesar.

Escenografías envolventes, mutantes, recurrentes (típicas distorsiones de ciertos estados mentales).

Aún así,

sigo rondando por las mismas coordenadas, intentando renovarlas con una mirada nueva, con éxito parcial,

(El mapa es siempre el mismo)

apelando a la magia en una carcajada conjunta, y soportando los tiempos del verbo.

(Realmente no hay escapatoria)

Hay preguntas que se hamacan en verdes chorreantes.

Las respuestas caen con salpicaduras amarillas.

Movimientos eventuales o carreras frenéticas… lo mismo da. Todo me lleva al mismo y conocido agujero negro.

(Cómo es que el ocupar un lugar en este plano resulta tan relevante?)

Pasó una eternidad y en realidad nunca me fui.

CLA9

Julio 2010

octavo circulo

 

 

 

Safe Creative #1008087000905

EL OCTAVO CÍRCULO (sucursal Clarín Blogs)

 

dante inferno

 

No hagamos vanas conjeturas sobre el motivo que nos reúne. Damas, caballeros, seres de género inclasificable, estamos en el Infierno. Todos los días nos levantamos acosados por nuestros propios demonios torturadores, aquellos que nos instan a realizar espantosos trabajos para ganar nuestra propia y pobre subsistencia, y de esa manera celebramos como triunfos personales los éxitos que logramos para nuestros carceleros.

Según Dante, el Infierno está dividido en nueve círculos. El octavo, el que hoy nos ocupa, es el que mayor cantidad de fosas tiene. A saber:

 Octavo Círculo, donde penan los fraudulentos. Comprende diez fosas:

  •  Primera fosa del octavo círculo, de los rufianes y los seductores.
  •  Segunda fosa del octavo círculo, de los aduladores y los cortesanos.
  •  Tercera fosa del octavo círculo: Los simoníacos.
  • Cuarta fosa del octavo círculo: Los adivinos, aquí Virgilio explica a Dante el origen de “Mantua”.
  • Quinta fosa del octavo círculo: Los que trafican con la Justicia; están sumergidos en pez hirviendo. Los demonios atacan a los poetas, Dante y Virgilio, en el Infierno grotesco.
  • Sexta fosa del octavo círculo: Los hipócritas; soportan capas de plomo dorado.
  • Séptima fosa del octavo círculo: Los ladrones, mordidos por serpientes. Predicciones de Vanni Fucci de Pistoia contra Florencia.
  • Octava fosa del octavo círculo: Los consejeros, hechos llamas. Aquí explican el trágico fin de Ulises.
  • Novena fosa del octavo círculo: Los escandalosos, cismáticos y herejes, acuchillados. Suplicio de Mahoma y otros.
  • Décima fosa del octavo círculo: Los charlatanes y falsarios, cubiertos de lepra.

Escritores, fabuladores, mentirosos, a lo mejor un poco exagerados.

Los esperamos en esta humilde fosa.

eloctavocirculo

EL OCTAVO CÍRCULO

Compartir