Posts etiquetados como ‘acrílico’

UN REGALO DE LUJO

det blue

Un regalo de lujo es que mis manos sigan tibias y que se muevan como quiero, regocijándose.

Lujo es poder ver las orejas atentas de mis amigos peludos, aún dormidos, seguir mis pasos…

Un regalo de lujo me das cada día con tu brazo, que me aplasta las ideas de escaparme.

Lujo son tus pijamas frente a la heladera, tus robos de mis cigarros, tus sonrisas dormido… como lo son tus manjares preparados con fiereza y con corazones de tomates esculpidos.

Cambiaron los colores y los aires. Los paisajes superpuestos me confirman que en cada día sigue habiendo una masacre. En cada minuto miles de llantos son registrados por el éter, miles de muertes ridículas están pasando. Y aunque creo en el querer, temo que ya no se quiera tanto.

Por eso me copio como puedo y te regalo… Te regalo mi tiempo para tu tiempo; para tu vista, la mía. Para tu oído mi risa. Para tu piel, todo mi ser penetrándote.

Aún con los reclamos, aún con los agudos, te regalo mis tripas para que las degustes lentamente, sin las presiones del ruido y las urgencias.

Pongo el ojo en el sol, y duermo con la luna en mi frente.

Y así seguimos, reptando por esta trama incompleta; disfrutando la sorpresa de haber llegado a este mayo… todavía bella y serenamente asombrándonos.

Cla9

10/5/10

octavo circulo bot%C3%B3n

 

PUNTO CERO

 

Yo te pregunto… cómo es que llegaste hasta acá?

Esos hilos que te manejan, esos caminos que te seducen, vos decís que tienen algo que ver?

De verdad creés que todo está al revés?

Cuándo se te ocurrió ordenar algo? Te acordás de ese momento? Ese momento de locura desesperante, de descontrol absoluto… pudiste crear las escalas? Subir y bajar los escalones? Escalar las montañas de masacres hasta ver la eternidad?

No te mientas, no te creo. No sé si tu consciencia pudo. Y mirá que algo te atravesó, te impregnó. Pero no te diste cuenta.

Tal vez tengas la suficiente honradez como para volver al punto cero. Pero no te hagas ilusiones. Suficiente no es bastante.

Decís que querés ser amada. Cuándo aprendiste a odiar?

Que querés sentirte parte de algo; Cuándo te fuiste?

Todavía no aprendiste a reírte de tus dolores? De tus carencias? De tus ansias?

Es que hay que decirte todo?

Lamento que no puedas ser más que lo que aborrecés, pero es el designio de tus tripas.

Parece que no hay manera que veas el orden que subyace en el caos, ni con eso que llamás fe.

Tendrás que pasar otra temporada añorando entender, añorando sufrir con sentido.

Tu tiempo no cuenta. Es tiempo perdido. Expandido. Abusado. Todavía no escuchás tu respiración?

Cuando aprendas de esa música hablamos. Antes, todo es inútil.

Todavía no se ve en tu cara el suficiente asombro de seguir por estos pagos. Así que no te molestes en gritar, o en llorar lágrimas de autocompasión.

Te sugiero que te quedes en tu cueva hasta que puedas mirarme a los ojos sin pestañar. Hasta que las células de tu hígado vibren con la convicción de querer ser.

Entonces veré como sigue tu historia…

Cla9

18/02/10

la tentación de mara

 

(La tentación de Mara – acrílico y pastel sobre tela de 90 x 100 cm, año 1991)

NYARLATHOTEP (el caos reptante)

 

oscuridad fundamental

Si la maldad te sale por los poros como ríos de pus que manchan azulejos.

Si no podés salir sólo de la ciénaga putrefacta de tu ombligo.

Si no querés ver más allá de tus malditamente arqueadas pestañas.

Si no soportás el aroma de la paz.

Si tus entrañas crujen, agobiadas por tus ideas retorcidas.

Si hacés oídos sordos a los gritos de dolor.

Si tapás con groserías los silencios impotentes.

Si seguís permitiendo al gusano inmundo que te habita comerte la carne desde adentro.

Si te asquean las conversaciones amigables, los encuentros felices, las sonrisas sinceras.

Hacé entonces un manojo con tus víceras, y atálas con tus venas hasta que queden vacías de sus gases letales.

Luego claválas a tu cama con tus huesos astillados de tanto golpear paredes, hasta que queden fijas.

Y entonces dejá que tus sesos fluyan por tus orejas hasta que te pinten las nalgas de gris.

Así estarás listo para que ciertas aves se alimenten de tus órganos podridos, en un festín tanto fugaz como y desolador.

Y que el hilo de energía que se desprende de tu miserable vida se pierda en la nada, como perdiste el tiempo con tu estupidez.

Al menos así tendrá sentido tu rugido ronco, tus lúgubres monólogos, y todas las lágrimas derramadas.

Y posiblemente, tal vez, quizás, las almas que te rodean recuperen sus propias órbitas, ya casi olvidadas.

Cla9

26/01/2010

 

NYARLATHOTEP (el caos reptante)

 

(PINTURA QUE ILUSTRA:

OSCURIDAD FUNDAMENTAL

ACRÍLICO Y PIGMENTOS SOBRE TELA DE 70 X 100 CM

AÑO 1990)

POR LAS FRONTERAS DE LA MUERTE

 

DSCN3076

 

Ella se preocupaba por todos. Menos por ella.

Creía ser inmune a todo, eterna. O al menos eso parecía.

Crecimos juntas, para lados dispares. Pero algo nos unía. Algo que iba más allá de nuestro querer, o nuestra decisión.

Mil veces me alejé, para no odiarla. Mil veces se alejó, para que no la odie. Para que no la vea desnuda, sin sus disfraces repletos de arte.

Cuántas veces la saqué a rastras de sitios inmundos, que tanto necesitaba para justificar así su malestar…

Sé que tiene una sabiduría que desconoce, y tapa con sustancias que la adormecen. Porque le duele. Le duele todo. Saber duele.

Yo quisiera que alivie ese dolor cambiando de tema, viendo otras frecuencias. Quisiera lograr que todas las vidas que vivió se me abran como libro. De curiosa nomás… de esas ganas de saber que me reviven día a día…

Pero no. Tanto tiempo en este mundo la agotó. La aburrió parece. La enojó. Ocultó las joyas en lugar seguro para que nadie las vea.

Mostrando a destajo su faz siniestra para asustar a los que puedan llegar a su corazón, corretea sin descanso por las fronteras de la muerte, levantándose la pollera y riendo con descaro.

Puede ser que siempre quiera más? Puede ser que no afloje? Puede ser que esté tan llena de miedo?

Considero que es parte de mí, de mi historia, de mi eternidad.

En un sincero intento de rescate, le esbozo otros espacios repletos de puertas abiertas a mil posibilidades, buscando ver lo invisible. Sabiendo que está por ahí.

Pero no. No aparece. Será cuestión de tiempo?

Algo no está bien. Algo falló. Si todo es tan perfecto como dicen, si todo es tan como debe ser, algo sigue encriptado en algún estrato de esta forma de existencia de forma tal de no ser visto. De no ser entendido.

Habrá que aceptarlo así, entonces?

Aceptar yo lo injusto, lo imposible, lo infame…?

Aceptar ella la ausencia, la necesidad?

Cómo se hace entender que la soledad es la verdadera y única compañía? Cómo se explica el orden implícito en el caos? Cómo aceptar que no necesitamos nada?

Hay momentos que existen sólo para ser atestiguados en silencio…

Creo que en esta vida seguiremos así, yendo y viniendo. Apareciendo y desapareciendo. Sabiéndonos hermanas de la vida y perdiendo el tiempo…

Cla9

6/1/2010

17/1/2010

Publicado en EL OCTAVO CÍRCULO

 

Safe Creative #1006176623202

HECHICERA (La Hija del Rey Dragón)

Cuando me acusaron de brujería no entendí. Sentí una vez más el gusto amargo de la injusticia en mi boca.

 

La naturaleza me mostraba haceres que llevaba a cabo sin esfuerzo y con eficacia. La eficacia nata del ciego para detectar presencias, visualizar energías y recordar futuros.

Eran tiempos duros esos.

 

Se hacía necesario parecer ser normal para no levantar sospechas. Esa normalidad grotesca y preliminar, desbordada de prejuicios y tabúes.

Sin embargo, un subyacente sentido del humor, absolutamente disfrazado, me hacía gozar de una manera única.

 

Lograba reírme, sin que se notara, de mis irreverentes intervenciones en situaciones ajenas.

Eran tramas perfectas, calculadas, como tejidos hilados con esmero y dedicación, con visión de conjunto y de sus causas y sus efectos.

 

Obras de arte intangibles, disfrutadas por los pocos que acompañaban a la naturaleza con sus actos…

 

El fuego no logró quemar mis ideas. Ni mi espíritu, más libre que nunca. Tampoco logró hacerme sufrir, aunque grité, como siempre lo hacía para limpiarme de ciertas energías invasoras.

 

Lo mejor de todo fue cuando vi, mientras sobrevolaba el área, las caras de los que rodeaban la pira. En sus rostros deformados resaltaban, como imágenes superpuestas, sus estados bajos, ignorantes de lo que realmente estaba pasando…

 

Pero no. No fue lo mejor. Ese disfrute mutó drásticamente en pena. Profunda, atemporal pena por esa cualidad mayoritaria que sabía iba a hacer estragos en este mundo hermoso.

 

Y me fui, consciente de que era por un rato. Que iba a tener que volver… Que a veces ser chivo expiatorio no es suficiente. Y que algunas historias tienen que cerrar.

 

Más allá de los sentires y del tiempo, aquí estoy, esperando lo único esperable: regresar al presente.

Tratando de olvidar hábitos inolvidables.

Tratando de conservar ciertas células impecables.

Manteniendo el valor, la dignidad y el arte.

Y sobre todo, el sentido de misión, oculto en la espontaneidad.

 

Más allá del espacio que me ocupa, soy un universo entero, en eterna expansión.

 

Sigo sin entender mucho, pero creo que puedo vivir varias vidas más con eso…

 

Cla9

29/12/09

1.34 H

Publicado en EL OCTAVO CÍRCULO

  

(La Hija del Rey Dragón – 1990 – acrílico sobre cartón de 70 x 100 cm)

.

ASHURA

Para “Microcuentos Enlazados” del Bicho de letras

ashura

Y luego, el golpe y el fuego que le devoraba el pecho.

Y era insoportable. Quería romper todo. Destruir.

Su alma loca le hablaba bajito, induciéndolo, obligándolo a la masacre.

Ciego de ira, logró lo que quería: atención y miedo.

Esa atención que nunca tuvo ni de desvalido; ese miedo que lo alimentaba como nada en este mundo que tanto amaba, que tanto odiaba.

Y así, como una sombra desapareció, perdiéndose en la niebla.

Nunca más se quiso saber de él.

.

Cla9

27/11/09

1.07 H