Archivo para la categoría ‘para EL OCTAVO CÍRCULO’

NOCHES DESVELADAS

 

noches desveladas

 

Noches desveladas,

veladas por el incierto acierto

de desear lo imprudente.

Creyendo con devoción

que la prudencia es sabia,

próspera y adecuada

para salvar amores,

para romper distancias.

.

Gotas evaporadas

de lágrimas confusas

que sólo destiñen boletos de tren,

de viajes hacia la nada.

El terror se ciñe en ese ceño

del momento aquel que,

inadecuadamente,

crujen y duelen las entrañas.

.

Cla9

4/7/12

.

 

OCTAVO

SOY HISTORIA

 

Voy a contarte una historia. Una historia de suciedad y retazos. Producto de una mente barroca y desvergonzadamente demente.

Una historia de fragilidad y desvelo. Y de postres escondidos.

Siempre creí que la muerte era descanso. Silencio. Negrura eterna.

Y me sorprende con blancos en motto perpetuo, verdes en desorden, rojos en presencia constante, provocando distracciones rotundas, definitivas.

Es como una mácula de hielo se que balancea en un suspiro. Durando lo que dura un estertor de placer en reversa.

Fragilidad enferma de estornudos violentos y quiebres dolorosos.

Saltos contra el vidrio roto de la única ventana.

Resumen de una nada sin vacío, llena de preguntas y dolores.

Todo musicalizado con un piano desertor. Mentiroso en sus notas fugaces, ilusionador de eternidades.

Es una historia con tanta historia que resulta abrumadora.

Así que no. No te la cuento.

Mejor me voy, con las manos llenas de pinturas y huecos llenos de cenizas.

Y te regalo mis notas, repletas de puntos suspensivos.

pnofire

Cla9

30.4.12

OCTAVO

HURACÁN

 

wilma

 

Hay cosas que me derriban.

Como una maldición que me cubre para aniquilarme.

Por fortuna no siempre lo logran.

A veces, en un hueco de aire se cuela un recuerdo. Una remembranza de alguna antigua necesidad.

Entonces siento esas garras invisibles que me sacuden con decisión.

La cosa es que últimamente, antes de estrellarme contra todo, siento raíces de pura energía crecerme desde las plantas de mis pies hacia el eterno infierno que me habita.

Y me aferro. Y no me caigo.

Mágicamente logran que me de cuenta una vez más que todo es como es… Está todo a la vista del que quiere ver.

Raíces. Unas buenas raíces es lo que necesitamos para no volar con vientos no deseados. Tormentas ajenas a nuestra razón de ser.

Raíces fuertes, y tan grandes como la frondosa actividad mental y espiritual que nos da ese toque personal como un bello sombrero.

Eso es lo que necesitamos para sobrevivir en esta tierra de vendavales.

(Cuando seamos aire, la canción será otra…)

.

Cla9

6/04/12

.

OCTAVO

COMO RAMA SUELTA

Con los pies violetas del frío, crucé la calle esquivando las olas.

Olas desubicadas, qué hacen por aquí?

Tengo que encontrar a Lupo. Sé que me está esperando. Iba por su alimento cuando la tormenta me alcanzó…

No se veía nada. El entorno era tan ajeno que me llevaba como rama suelta. Sé que perdí el rumbo. Sé que no sabía dónde estaba. Pero Lupo lloraba en mis lágrimas desesperadas, y sólo quería abrazar su pelo atigrado.

Corrí a ciegas, pateando cosas bajo el agua negra. Ya no sentía dolor. El ansia me empujaba como un grito y sólo quería llegar. Un rayo azul casi me ciega, pero logró que vea el camino.

Ahí fue que atravesé paredes que me desgarraron. Y vi mi sangre mezclarse con la mugre.

Vislumbré una manera mediocre de morir. Y no me gustó. A dónde iba? Ahí. Ahí voy.

Una eternidad. Una eternidad, resultó ser el mientrastanto; hasta que lo vi. Entregado. Medio muerto. Con los ojos entrecerrados diciendo a gritos no poder más.

Hay gente que no sabe lo que es no poder más.

Redundan en actitudes devastadoras, como gracia, como signo de poder.

Arremeten con sus psicosis impunemente, ignorando los límites ajenos.

Son sencillamente asesinos de naturalezas…

Ver a mi perro fue como despertar de un sueño reparador. Lo alcé y le di todo lo que tenía para él.

Salimos de ese infierno, arruinados pero vivos.

Y sus orejas me sanaban el alma.

Y sus suaves lengüetazos hacían que todo tenga sentido.

Hoy los dos sabemos que nos une una fuerza superior a cualquier tormenta.

Somos cazadores. Somos sobrevivientes. Estamos alertas.

Y disfrutamos cada minuto de esta vida incierta.

lupus1


Cla9

14.11.11

onfire_header

HUMILDAD CERO

Puerta

Cerrá. Cerrá bien la puerta.

Cerrá para no ver. Para no escuchar.

Cerrá para oír sólo tus palabras y necesidades.

Tus frustraciones y tus dolencias.

Cerrá para separar, para no admitir ni perdonar.

Una puerta, rota o sana, tiene el poder de enfermar el alma.

Créase o no.

Posee la leyenda “Úsese para intoxicar los pliegues y borronear los dobleces.

Anular las curvas y las suavidades. Do not bleach.”

Te sirve? Adelante.

No escatimes emoción.

Marcá tu territorio. (Sin duda, quedarás afuera…)

Cerrá cerrojos invisibles creados por tu ego,

para justificar tus limitaciones.

Cerrá para no dar.

(qué dura es la labor del testigo…)

Cla9

24.9.11

.

octavo circulo

ENCANTOS FURTIVOS

 

Nunca fue un buen tirador.

Aunque alardeaba.

En su pared brillaba una ballesta con mira telescópica que, a pesar de disfrazar su orgullo con cierta clase de humor, lo delataba.

.

Siempre fue gran jugador, cosa que, aunque quería, no lograba disimular. Lo hacía con la gente, con su sexo, con lo ilegal…

.

Le gustaba salir de paseo, lejos de su hábitat. Por ahí, por allá, se sentía más libre de ser como era: desvergonzado y cruel.

Cierta pericia en el trato hacía que un séquito obnubilado lo siguiese casi en forma incondicional… (difícil para muchos resistirse a sus encantos…)

.

Por momentos (de aquellos) hilaba tan fino hasta casi volverse un holograma, una vibración. Otros, solía desaparecer, con o sin aviso. Lo mismo daba. En esos casos sobrevolaba las profundidades en estado de éxtasis, sin percatarse del hedor de sus alas chamuscadas.

.

El tiro menos pensado lo bajó. Lo bajó a lo más bajo, desatando el miedo agazapado en cada una de sus células y desgarrando su belleza hasta la deformidad.

.

Fue fácil para aquel despechado dirigir la saeta hacia el abismo que los separaba. Un arponazo certero y profundo, justo en la frente…

Fue lenta la agonía del demonio sin alma, como era lo esperado.

Fue rápida su desintegración. (No quedaba gran cosa…).

.

800px-Ballista-quadrirotis

.

Cla9

Agosto | 2011

.