DAI CECILIA ENRIQUETA, 1946 – 1985? (mi versión)

 

 CASO DRA. CECILIA GIUBILEO ORIGINAL AQUÍ

 

 

montesdeoca

 

La paz no existe por aquí.

La paz es el silencio, y sólo se logra con sordera.

Así, tal vez, algunos otros sentidos se agudizan. Se huelen hasta los pensamientos. Se ven las caleidoscópicas emanaciones glandulares…

El tiempo pasa a ser un rayo tornasolado que se destiñe al pasar.

Y toda muestra de realidad transmuta en locura.

Ella lo supo todo.

Siete años de estadía fueron los precisos.

Hay rutinas y rutinas. Cecilia eligió la más austera, la del conocimiento.

Jugó con la política y con los amores, consciente de su transitoriedad. Después de todo, algún rastro humano debía dejar. Se ocupó moderadamente de eso, con la ambigüedad que su objetivo le dictaba.

Por momentos quería quedarse a desnudar los aberrantes hechos que descubría, producto de la ambición degradante de sus colegas… pero se rescataba de la inutilidad del caso.

La ignorancia y sus sádicas formas de manifestarse están ciegas de poder.

Poder que alimenta la arrogancia, delatando al sadismo como la única emoción real. Entonces, la fascinación morbosa por la muerte desgarra, destripa, viola y mutila, deleitándose por lo bajo, en la clandestinidad.

“Para qué… todavía hay mucho que desbaratar en el alma humana para que salga a la luz la verdad sin ser negociada para zafar…

No saben nada del tiempo. No saben que nada se termina de escurrir por las alcantarillas, por más ocultas que estén y no figuren en ningún plano. Y la sangre y los órganos tarde o temprano se hacen ver. Es su naturaleza”.

Por eso en esa larga temporada se sintió libre y cómoda con sus locos.

Por eso los cuidó y aprendió de ellos.

Por eso todo.

Por eso desapareció para muchos. Para otros, pocos, sigue estando, más presente que nunca. Sin lugar, sin tiempo y sin espacio. Sólo con su presencia enorme y atenta. Con su vista en la totalidad. Consciente de que así deben ser algunas cosas, en este plano ínfimo y barroco…

“La locura es personal. No hay manera formal de medirla, porque la mayor parte no se ve. ”

giubileo

Cla9

Agosto|2011

 

MARMOTA

ALBA EN EL BORDE (mi versión del cadáver exquisto marmotil)

Jamás pudo decir perdón. Pero claro, como iba a decirlo si jamás pudo sentir que algo que hubiera hecho estaba mal. Y Alba sólo esperaba eso. Verdades y perdones pedidos a tiempo. Que ironía…

Su entorno solía responderle con silencios. Silencios absolutos que no daban cuenta de nada. Que la incomodaban, la bajaban a una realidad que se negaba a ver, hasta que le resultó insoportable.

Y entonces, con la impunidad que la ceguera otorga a quien la porta, armó guión y escenario de un fin casi cantado…

Atenta día y noche a ciertas miradas, ciertos gestos, creía todo lo que decían de su Slavo, pero a la vez no confiaba en nada ni en nadie.

El papel de víctima le sentaba de lujo. Pero sufría de verdad.

Fantaseaba.

Fantaseaba con una mano gentil que la sacara de sus tribulaciones y enredos mentales, implacables y constantes.

Deseaba.

Deseaba tanto el abrazo mágico de su amado que la volviera a esa realidad tan soñada como inalcanzable…

Sin duda vivía otra vida. Una vida programada al mínimo, que dejó el campo libre para que la locura la invada sin pedir permiso ni perdón.

alba

Cla9

24|7|11

 MARMOTA

DE SANGRE Y NIEBLA

 

Rojo.

Destellante rojo inundó mi talón, aullando piedad.

Cada flash era una estocada impía, innecesaria.

(Los ámbitos anteriores se regocijaban en el recuerdo cuerdo)

El presente agonizaba. El futuro yacía muerto.

Miradas y seres esquivos insistían en estar.

(¿Cómo es que el ocupar un lugar en este plano resulta tan relevante?)

Hablan como si supieran. Culpan con sólo mirar.

¿Acaso no es la muerte vivir en este agujero,

Calado por silencios, mentiras y soledad?

Doce cuchillos flotaban en mis entrañas huecas.

Doce.

Deseosos de respirar.

Fue tan simple liberarlos…

Fue tan liberador ver sus filos actuar…

No responderé preguntas tan bizarras.

(La sangre y sus mil bocas no pararán de hablar)

Así y todo, mi luz ámbar quiere atravesar la niebla.

(Tal vez, quizás, del otro lado, me puedas amar…)

DSCN86272114

Cla9

16.7.11

octavo circulo

SOURCE CODE (film)

Imagen de previsualización de YouTube

(Excelente. Tanto para los amantes de la ciencia ficción como  para los que van y vienen de otros planos…)


salud!

c


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog