Resumen: Antes del 25 de Mayo, primera parte, año 1808

Resumen: Antes del 25 de Mayo

Primera parte

 

Del virreinato del Río de la Plata a la Revolución. 1808-1810

 

Resumen del Año 1808- Los primeros pasos

En la primera mitad del año 1808 la opinión pública de Buenos Aires y del resto de América Española estuvo convulsionada por los acontecimientos europeos. Se leían ávidamente las noticias, los impresos y las proclamas que llegaban en los navíos, en especial los de la flota inglesa. Todo esto provocaba un estado de agitación y asamblea notorio, que se reflejaba en diversas comunicaciones de viajeros y testigos del momento.

 

1807, Una consecuencia de las invasiones inglesas

En el año 1807, antes que los ingleses intentaran ocupar Buenos Aires por segunda vez, se produjo un acontecimiento que marcó los sucesos políticos de los próximos dos años en la América del Sur. Me refiero a la fuga de los prisioneros ingleses: el general William Carr Beresford y el coronel Denis Pack.

En febrero de 1807 los ingleses habían desembarcado en la Banda Oriental ocupando Montevideo por segunda vez. Oficiales ingleses estaban prisioneros en la ciudad de Luján, cerca de Buenos Aires, luego de la derrota que habían sufrido durante la primera invasión. El capitán de artillería, Saturnino Rodríguez Peña, encargado en entregar los sueldos a esos oficiales, entabló conversaciones con el general Beresford imaginando un propósito de independencia con la ayuda inglesa. Para ello, Rodríguez Peña junto con Aniceto Padilla, organizaron la fuga de esos oficiales y los condujeron subrepticiamente a la Banda Oriental, ya ocupada por los ingleses.

Luego de la derrota de la segunda invasión por las tropas de Liniers, los conjurados debieron escapar: Saturnino Rodríguez Peña se refugió en Río de Janeiro y Aniceto Padilla emigró a Londres. Ambos gozaron de una pensión del gobierno inglés en recompensa de este acto. En los años siguientes Saturnino Rodríguez Peña en Río de Janeiro, Aniceto Padilla y Francisco de Miranda en Londres y Nicolás Rodríguez Peña en Buenos Aires, fueron partícipes de diferentes negociaciones que se encaminaban a la independencia, pero con resultados negativos, como veremos más adelante.

 

Contexto internacional

 No es posible comprender las revoluciones de la Independencia americana si nos desentendemos de los acontecimientos del continente Europeo. Los hechos que llevaron a la revolución de Mayo en Buenos Aires y las revoluciones en el resto de América Española se relacionan íntimamente con los sucesos de Europa a comienzos del siglo XIX.

España había puesto a disposición de Napoleón su Armada para la guerra naval contra los británicos, que culminaría en octubre de 1805 con la destrucción de la marina española en Trafalgar. La flota que mantenía el comercio con las colonias se vio, a partir de ese momento, muy debilitada. Napoleón, al no poder invadir Gran Bretaña ­—que había afianzado su dominio sobre los mares—, decidió un bloqueo comercial contra el Reino Unido impidiendo la entrada de sus productos a Europa. Pero ese bloqueo fue rechazado por Portugal —aliado tradicional de Inglaterra—, en 1807. Entonces el Emperador de Francia decidió la invasión de Portugal.

Los franceses, ayudados por España, ocuparon Lisboa en noviembre de 1807. El Almirantazgo Inglés, alertado de este avance franco-español, encomendó a Sir Sidney Smith que comandase una escuadra naval que debería conducir a la familia real de Portugal al Brasil. Desembarcó en el río Tajo, a comienzos del año 1808, y trasladó a la familia real portuguesa, al gobierno y a los principales miembros de la sociedad portuguesa a Brasil instalando la corte y la capital en Río de Janeiro. Sidney Smith trabaría una estrecha amistad con la Princesa Carlota y será un partidario ferviente de la idea de que la princesa asumiera la regencia en el Río de la Plata en nombre de su familia prisionera.

En España convivían dos coronas, la de Carlos IV y la de Fernando VII. Carlos IV consideraba a Napoleón como su aliado y exhortaba a los españoles a no prestar oídos a los que se pronunciaban contra Francia. El pueblo estaba a favor de Fernando VII y despreciaba a Carlos IV y a su favorito, Godoy por afrancesado y aliado de Napoleón.

Sucedieron entonces los denominados “sucesos de Bayona”. El nuevo rey dejó Madrid en manos de una Junta Suprema de Gobierno y se dirigió al encuentro de Napoleón que estaba en esa ciudad, lo mismo hizo su padre, Carlos IV. Frenando VII llegó primero a Bayona para entrevistarse con Napoleón como Rey de España. Fue agasajado en un principio con gran pompa pero luego fue despojado del trono por el Emperador francés. Finalmente Napoleón logró que la familia real de España cediera todos sus derechos en su persona y luego concedió el trono de España a su hermano José Napoleón. Estos sucesos fueron conocidos meses más tarde en Buenos Aires.

En la Península se produjo la rebeldía de los pueblos en contra del rey José y a favor de Fernando VII. Los primeros episodios de la lucha conocida como “Guerra de la Independencia Española”, fueron favorables a las armas peninsulares, en especial en la batalla de Bailén el 19 de julio de 1808 donde los franceses fueron derrotados. En ella se distinguió José de San Martín, futuro libertador de parte de América del Sur. A causa de esta derrota, Napoleón invadió personalmente España y comenzó a destrozar los ejércitos españoles hasta conquistar toda la Península quedando el gobierno español limitado a la isla de León, en las inmediaciones de Cádiz.

Repercusiones en América de los sucesos de Europa

Los acontecimientos de Europa repercutieron en América Española y en especial en el Virreinato del Río de la Plata. Las noticias de España que traían los barcos ingleses que fondeaban, ya sea en el puerto de Montevideo o en Buenos Aires, eran ávidamente leídas y discutidas por la población local. Se imprimían o reimprimían bandos y proclamas acerca de los acontecimientos europeos. En febrero del año 1808 llegó a Buenos Aires la noticia del arribo de la Corte de Portugal a Brasil.

Comenzó una campaña en contra del virrey Liniers, encabezada por Elío desde Montevideo y Martín Álzaga desde su asiento en el Cabildo de Buenos Aires. El Cabildo de Buenos Aires envió un oficio firmado por Álzaga y demás oidores, a la Junta de Sevilla solicitando que se releve del mando al Virrey Liniers, considerado francés.

Los informantes británicos

Fue muy importante la labor de inteligencia que realizaba el Ministerio de Relaciones Exteriores Británico, Foreing Office. Recibía constantemente información proporcionada por los comerciantes y viajeros ingleses que se encontraban en América del Sur. También lo hacían los oficiales británicos, en especial los marinos.

Un acontecimiento inesperado para España y sus colonias sucedió el 4 de julio de 1808 el Rey de Inglaterra, Jorge III, decretó el cese de hostilidades con España, terminó el bloqueo de los puertos españoles y permitió la entrada de buques españoles a los puertos de Gran Bretaña. Esto modificaba todo el tablero político de Europa y de las colonias. En efecto, Inglaterra, el tradicional adversario de España se convertía en aliado y Francia, que había sido siempre aliada de España, pasa a ser ahora el enemigo.

 

La Princesa Carlota

La Princesa Carlota Joaquina era hija del Rey de España, Carlos IV, hermana de Fernando VII y estaba casada con el Rey de Portugal. Como descendiente de los reyes de España, aspiraba a la sucesión del trono en la medida que su padre y su hermano —legítimos herederos— estuvieran prisioneros de Napoleón. Para ello trabó relación con el almirante de la flota británica que había trasladado a la familia real portuguesa a Brasil, Sidney Smith, y juntos idearon un plan para instaurar una regencia en el Río de la Plata. Para ello establecieron contactos con patriotas como Manuel Belgrano y Castelli por intermedio del comerciante Felipe Contucci.

Un personaje: Francisco Miranda

Francisco Miranda, venezolano, patriota, fue un hombre de gran influencia en las primeras etapas de la Independencia de América Española, tanto en su tierra natal como en el Río de la Plata. Combatió junto con fuerzas españolas por la independencia de Estados Unidos. Fue perseguido por la Inquisición, acusado de poseer libros prohibidos. Escapó primero a Estados Unidos y luego a Europa, siempre acosado por los españoles. Visitó Rusia donde se acercó a la corte, y la emperatriz Catalina lo convirtió en uno de sus preferidos. En Francia, luego de la revolución, participó en el ejército a las órdenes del general Dumouriez. Por rivalidades políticas debió escapar de Francia y seguir hasta Londres en el año 1800. Desde Londres presentó al gobierno diversos planes a favor de la independencia de América Española y trabó contacto con patriotas como los hermanos Rodríguez Peña.

Los proyectos de Independencia

En el año 1808 existían varios proyectos de Independencia. Eran conocidos tanto por los informantes ingleses, la Cancillería Británica, el gobernador de Montevideo, Javier Elío, y la corte de Río de Janeiro. En consecuencia, la actividad de los conspirados estaba vigilada. Si bien estas iniciativas de independencia no estaban coordinadas, debido a la distancia en que se encontraban los actores: en Londres, Río de Janeiro, Buenos Aires, y además eran difíciles las comunicaciones por el secreto con que debían actuar los patriotas. Sus vidas corrían grave peligro si fuesen descubiertos.

Las ideas de la Ilustración y del libre comercio

¿Cómo llegaron las ideas de la Ilustración y el libre comercio al Río de la Plata, a pesar de la censura y la persecución realizada por la Inquisición y las autoridades coloniales?

 La Inquisición había condenado unas seiscientas obras, entre las cuales figuraban El espíritu de las leyes, de Montesquieu, las obras completas de Voltaire y Rousseau, La riqueza de las naciones, de Adam Smith y El ensayo sobre el entendimiento humano, de Locke, entre otros. En las bibliotecas privadas de Buenos Aires había obras de autores de la Ilustración que pudieron escapar a las prohibiciones existentes, tanto de la Inquisición como de las autoridades coloniales. Manuel Belgrano tenía una dispensa especial de Papa que le permitía poseer libros prohibidos.


Escribí tu comentario

, , Reportar este Comentario Hoteles Londres dijo

Te agradezco el texto que nos has dejado aqui porque el resumen es realmente bueno, por lo menos a mi me ha quedado todo bastante claro, que creo que es lo importante.

, , Reportar este Comentario Biblioteca Central del Ejército dijo

Nos dirigimos a usted a fin de solicitarle tenga a bien considerar la posibilidad de donar a la Biblioteca Central del Ejército, la obra “Antes del 25 de mayo : del virreinato del Río de la Plata a la revolución, 1808-1810”.
Estaríamos muy complacidos de poder contar con esta obra, debido a que la Biblioteca Central del Ejército tiene una temática especializada en historia argentina