Investigación: Los Secretos de ‘Shimani’

Por Walter Edgardo Eckart

waltereckart@yahoo.com.ar

Hace unos días, el matutino El País de Motevideo, publicó una nota sobre un movimiento aparentemente religioso, liderado por una mujer conocida como ‘Shimani’, que funciona en un predio llamado “Casa Redención”, en la localidad uruguaya de Paysandú,.

En la misma se manifestaba cierta preocupación de la Iglesia Católica, de algunos profesionales de la salud, y de familias, por el cambio conductual que experimentan al poco tiempo, quienes comienzan a seguir a la líder.

Lo que sigue es una investigación de la historia, metodología, algunas intimidades puntuales y, especialmente, de los grandes secretos de ‘Shimani’.

Ciertamente es una investigación extensa, mucho más de lo que se suponía y deseaba al principio. Pido disculpas por esto a los lectores, aunque considero que vale la pena su lectura.

I – Un Poco de Historia

La agrupación aparentemente religiosa que lidera ‘Shimani’, cuyo nombre real es Elisabeth César, se presenta ante la gente como una institución sencilla y consagrada totalmente al trabajo de “contacto y de cura”, especialmente en su país, Uruguay.

Ella y otros líderes de menor rango, aseguran a quienes los quieren escuchar, que trabajan sobre todo con el “equilibrio del sistema energético humano” y con la “purificación del aura”.

Y difícilmente, a oídos de las personas, esta terminología podría resultar extraña, ya que desde principios de los 90’ está presente en casi todo el mundo occidental, y es parte de la serie de vocablos que integran las denominadas ‘medicinas alternativas’, como la ‘músico terapia’, la ‘aroma terapia’, el reiki, etc.; prácticas que, aún cuando implican un ‘cierto contenido ideológico’, salvo excepciones resultan inofensivas en la mayoría de los casos.

En efecto, normalmente éstas buscan por diversos caminos el relajamiento y serenidad de la persona, como fruto de la armonización entre el cuerpo y el alma; y de la buena relación consigo misma, con lo demás, con el mundo y el cosmos. Y no se trata aquí de hacer una defensa de las mismas, sino de evaluar un fenómeno cultural que existe.

Así, términos como energía, aura, cristales, chackra, energía cósmica, etc., aún y cuando a pesar de la difusión que tienen, pudieran resultar extraños, o incluso peligrosos para algunos, lo cierto es que son palabras muy usadas y muy comunes entre quienes han incorporado estas prácticas a sus vidas.

El caso de ‘Shimani’ es muy distinto. Como veremos más adelante, sus seguidores, ella, y la ‘inmensa organización mundial’ a la que pertenece (dato conocido por muy pocos), ‘utilizan’ ciertamente estos términos, aprovechando que son conocidos por la gente afín a estas cuestiones, pero para otros objetivos totalmente distintos, y que poco o nada tienen que ver con el bien real de la gente. Pero lo cierto es que logran confundir a muchedumbres, periodistas, sociólogos, líderes religiosos, y hasta a los propios funcionarios gubernamentales que deben velar por la salud física y sicológica de su pueblo, incluso a la hora de otorgar los permisos respectivos y necesarios para la realización de ciertas actividades.

De este modo, hablar con tranquilidad y naturalidad de cosas como ‘lograr la armonía interior’, el ‘amor universal’, combatir los males de una persona a través de la exploración y cura del ‘aura’, etc., constituye el discurso más básico y elemental de ‘Shimani’ a la sociedad, y también el más antiguo. Mucho más antiguo de lo se pueda suponer, aunque dista bastante de ser lo más importante para los intereses de la organización, como veremos.

Para comenzar por una fecha relativamente reciente, ya en mayo de 2008, había anticipado que estaba perfeccionando sus “conocimientos místicos y esotéricos” en el Brasil (en la localidad de Figueira), en colaboración con grupos espirituales.

Estos grupos están relacionados con José Trigueirinho Netto, quien en 1987 había fundado un “centro espiritual”, y se asentó en Figueira (ubicada en el interior del estado de Minas Gerais); y donde sus seguidores viven de un modo bastante singular: conforman pequeñas comunidades, son célibes, y cuando se integra un matrimonio a la comunidad, no es infrecuente que los cónyuges sean separados.

Por estos meses del 2008, ‘Shimani’ también adelantaba que se preparaba para formar un ‘centro comunitario de cura’, en las inmediaciones de la conocida gruta dedicada al Padre Pío de Pietrelcina, en la región de Salto, cosa que luego se concretizó, cuando junto a la ‘Casa Redención’ (que es algo así como su Sede Principal, en la localidad uruguaya de Paysandú), se levantó lo que el grupo denomina una “Casa de Cura”: un predio de 30 hectáreas, ubicado a unos 12 kilómetros de la estancia La Aurora, donde se halla, justamente, la Gruta del Padre Pío.

Esta casa (de 1.200 metros cuadrados e instalaciones de hidroterapia) es presentada a sus seguidores como un Centro Terapéutico o de Sanación. Sin embargo, la directora departamental de Salud de Paysandú, Magdalena Espillar, dijo hace poco que no tiene conocimiento de la existencia del mencionado Centro de Curación que construye esta congregación en el límite con Salto. Aseguró, además, que tampoco existe ninguna solicitud de autorización, ni de información acerca de los requisitos. La funcionaria también advirtió que, si la intención de la congregación es desarrollar actividades terapéuticas, tiene la obligación de pedir la habilitación sanitaria que garantice que el establecimiento cumpla con las normativas vigentes.

Al momento de estos anuncios realizados por ‘Shimani’, se informaba también que se estaban atendiendo a numerosos grupos de pacientes, y que se dedicaba bastante tiempo y esfuerzo a la formación de ‘nuevos terapeutas’. Además, se invitaba a que se escuchen sus charlas, publicadas en CD por ‘Irdin Editora’, con temas relacionados a un nuevo enfoque de la situación planetaria actual y las amplias perspectivas de la humanidad.

Sin embargo, el acceso al grupo o a su manera de pensar nunca fue totalmente abierto, sino más bien a través de intermediarios que ‘invitan’ a otros por varios caminos, incluyendo lnternet.

Un ejemplo de esto se lo encuentra en la página de los denominados ‘Hijos del Sol’, que entienden a su propio sitio como una ‘comunidad virtual’ en línea, y al cual se accede ‘solamente’ por invitación. De este modo, el que ingresa a la página no tiene la posibilidad de ‘suscribirse’, como es habitual, sino que se le requiere su correo electrónico y una contraseña, la cual le fue provista con anterioridad por la persona que lo invitó.

En la escueta página de los ‘Hijos del Sol’, se puede observar un fragmento de sus ideas que hacen las veces de slogan: ‘Nos unificamos en armonía…con las energías de la Nueva Tierra’.

De todos modos, el hermetismo en torno a las intimidades ideológicas y prácticas de la organización que lidera ‘Shimani’ no es total. Ciertos pensamientos están disponibles para todo público, a través de algunos programas en varios medios de comunicación, no sólo de Uruguay sino también de otros países de Sudamérica y Europa, que ponen al aire un CD, estructurado a partir de un sistema de ‘preguntas y respuestas’, donde el que realiza al menos la primera pregunta (entre otros), es el mismísimo José Trigueirinho Netto (que mencionamos al principio y quien ha hecho las veces de mentor de la misma), y la que responde es la propia ‘Shimani’ (Elisabeth César, en su doble rol de discípula de éste y líder de su propio grupo).

Tal es el caso, por ejemplo, del programa radial ‘El Portal’, de Argentina, que se transmite por FM Dakota, de Buenos Aires, en el 104.7 del Dial, y también a través de Internet, que permite que una determinada charla con ‘Shimani’, siga estando disponible en la Web durante un mes.

Otras empresas, a través de sus respectivas páginas de Internet, comercializan las más de 2000 grabaciones disponibles de Trigueirinho, Shimani, Carvalho Paula, José Maria Campos y otros. Normalmente el mecanismo es el mismo: se ofrecen grabaciones en CD, fundamentalmente en portugués y español y a través de los métodos de pago habituales. Es el caso de ‘Irdin Editora’ (Brasil), que además ofrece ciertos productos en forma gratuita; o el de la Fundación ‘Hermosa Vida’, que ofrece audios y otros materiales en varios idiomas. Esta última ha gestionado en varios países y últimamente en la Provincia de Neuquen (Argentina), el marco legal adecuado para funcionar como tal.

II – Postulados Ideológicos. Un ejemplo.

A los fines del análisis y a modo de ejemplo concreto, volvamos al programa de FM Dakota. Aquí ‘Shimani’ es presentada por los locutores como representante del ‘Centro Energético Aurora’ (en alusión a la mencionada estancia La Aurora, citada más arriba), y como quien trabaja en forma coordinada con José Trigueirinho.

De algunos de estos programas que, entre otras cosas, remarcan la necesidad de que las personas sepan situarse en el ‘Aquí y en el Ahora’; y que sean conscientes de que son partes de una ‘mente única’, se desprenden algunas ideas fuerzas que predica ‘Shimani’:

1) El Planeta destrozado. El planeta va hacia algo desastroso, que ya está ‘pronosticado’. Sin embargo quienes sepan estar atentos y recuerden ‘cada día’ el estado ‘real’ del planeta, acogiendo y trabajando en su mente sobre ‘dos energías’ (la convicción de que todo puede ‘cambiar’ y la ‘esperanza’ de que ello va a suceder), podrán cambiar o neutralizar tan fatídico y pronosticado destino.

Esta idea se repite de distintos modos una y otra vez a lo largo del programa radial: hay que ‘recordar’ el estado del planeta; hay que acudir a ‘nuestras energías’; es un ‘trabajo diario’, vamos a ‘neutralizar’, etc.

Ahora bien: esto necesita de un entrenamiento mental, que se consigue a través de encuentros grupales llamados ‘mantras’, que es a lo que invita inicialmente ‘Shimani’ a sus simpatizantes, todavía neófitos. Obviamente, nada se dice de cómo se realizan en ‘la práctica concreta’ dichos entrenamientos. Eso estará todavía bajo el manto del sigilo, y sólo cuando sean miembros (y probablemente cuando ya no puedan ‘retroceder’, según se verá), sabrán exactamente de qué se trata.

En este punto, es conveniente hacer un breve paréntesis para explicar qué es ‘mantra’. Se trata de un vocablo de origen sánscrito, que expresa la idea de ‘mente’ y ‘liberación’. Es por eso que se dice que un ‘mantra’ es un instrumento para liberar a la mente del flujo constante de pensamientos que la confunden. Así, una sílaba, una palabra, una frase o incluso un texto largo, al ser ‘recitado’ y ‘repetido’ durante tiempos relativamente largos, lleva a la persona o al grupo a un estado de profunda concentración.

Así, el ‘mantra’ utilizado por ‘Shimani’ es perfectamente concordante con lo que el psicólogo Álvaro Farías expresó al matutino uruguayo El País: “Utilizan la dinámica de la hiperventilación, recitan un mantra, tienen una ritualidad desde el punto de vista del lenguaje” [...] “Cuando se repite y repite, se empieza a generar una disociación de la personalidad, que es un cierto tipo de estado alterado de la conciencia. En este tipo de estado se producen alucinaciones y usan ese efecto como manipulación y le atribuyen un significado….”

Cabe destacar sobre este punto la sutil forma de manipulación psicológica que se hace del oyente, porque es pertinente preguntarse, considerando el lamentable contexto de analfabetismo y marginalidad en el que viven millones de personas, donde a veces lo único que tienen como propio es el número de su documento de identidad: ¿Quién podría resistir el sueño de ser nada menos que el ‘curador’, el redentor, no sólo de sí mismo, de los demás o de su país; sino nada menos que… ¡De todo el planeta!…?. Quienes creen que no cuentan para nada en la sociedad actual ¿No verían acaso es la propuesta de ‘Shimani’ una oportunidad extraordinaria de asumir un rol ‘hiper-protagónico’ en la historia de la humanidad…?

De todos modos, si quienes leen estas líneas ya entreven lo peligroso del planteo, hay que decir que recién estamos al principio.

2) La Comunidad. Otro aspecto que sobresale es el de la ‘comunidad’: es necesario aquietar el cuerpo y las emociones individuales, para que la energía de la ‘integración’ provoque que la ‘mente inferior’ de cada uno suelte sus ataduras y entonces, ya por el camino de la conciencia, se produzca el proceso de la ‘integración’; de los miembros del grupo entre sí y, especialmente, ‘con todo lo que existe’.

Para persuadir a sus oyentes, ‘Shimani’ recurre a un supuesto testimonio real (narrado sólo por ella, sin participación de la persona concreta), para mostrar cómo alguien logró beneficiarse de la energía de la ‘integración’ con ‘todos los que estaban en el salón haciendo el retiro’ y con el mismo planeta, consiguiendo expulsar la ‘energías negativas’ del mismo y reemplazarlas por las ‘positivas’, lo cual sería fruto de la ‘integración’.

También en esta ocasión, algunas ideas se reiteran una y otra vez hasta el cansancio, como la de la necesidad de la fuerza de la ‘integración’, de ‘liberar la mente inferior’, de colaborar con la limpieza del planeta; y se la expresa de diversos modos: a) como un objetivo a conseguir; b) como algo posible y ya parcialmente realizado; c) o como un gran anhelo comunitario, que se regocijaría por los eventuales cambios que puede provocar en el planeta o, al menos, en el lugar en los que viven.

Por supuesto, también aquí se remarca que esto es posible cuando se participa de los ‘mantras’ o retiros.

Esta idea de situar a los miembros del ‘grupo’ como protagonistas casi exclusivos de una transformación heroica de dimensiones cósmicas, coincide con la caracterización actual del pensamiento y de la práctica sectaria. En efecto, infundir en sus integrantes la creencia de que ‘son los únicos’, desde el punto de vista práctico otorga a los líderes la tranquilidad de que el grupo se amalgamará sólidamente, en virtud de la creencia individual de sus miembros, que irán cultivando la convicción de que son ‘elegidos’; pero siempre y cuando perduren en la comunidad; y que son cualitativamente distintos de las demás personas, porque estas no fueron ‘agraciadas’ con las mismas oportunidades que ellos y, por lo tanto, seguirán siendo, entonces, sólo ‘seres humanos comunes’.

Es cuando en la conciencia de las personas comienza a formarse la idea de constituir una especie de ‘grupo o raza superior’, elegidos para una misión que sólo ellos pueden comprender en cuanto miembros individuales, pero imprescindibles para una comunidad ‘elegida con anterioridad’ por las más sublimes fuerzas del universo.

De vuelta: si alguien supusiera que lo hasta aquí narrado es demasiado grave, cabe señalar que todavía no se ha bosquejado ni siquiera el ABC de las propuestas de ‘Shimani’ y menos de las consecuencias que devienen de dicha oferta.

3) La ‘Mente Única’. Aquí, ‘Shimani’ da un paso más, para nada menor sino más bien temerario.

Se encarga de asegurar que ‘cada centro planetario’ (uno de los cuales es Aurora), es una manifestación de la ‘Mente Única’ (que luego será identificada con Dios).

En tal sentido, constituye una ‘dádiva’, una especie de cortesía, que la misma otorgue la posibilidad de entrar en comunión con ella a las criaturas que habitan los diferentes planetas, debido a que no sólo los ‘centros planetarios guardan mucha información’, sino que también los ‘mantras’ y los retiros que ‘solo’ su organización lleva adelante, también concentran mucho conocimiento, que es lo que se va a necesitar (ella y su grupo), para ‘este final de los tiempos’.

En este punto, los ‘mantras’ o retiros ya no son sólo eso. Ahora ya se trata de ‘retiros intra terrenos’ (por contraposición a los ‘extra terrenos’); y la organización se aboca a la tarea de ‘recopilar la información’ para intentar acelerar su propio ‘proceso de transformación’.

Y también, ahora ‘Aurora’ ya no es sólo un ‘centro energético’, sino que, lisa y llanamente, es un centro planetario de la ‘hermandad blanca’, y cuando sobre ella y los retiros baje la información que proviene de la ‘mente única’; y una vez que la misma ya esté ordenada y relacionada, todos (los del grupo) podrán tener el conocimiento necesario para corregir los males del planeta y la totalidad del cosmos.

Así, ‘Aurora’ es quien trabaja en pos de la ‘cura planetaria’ y de ‘la cura cósmica’. Curas que son entendidas como la verdadera ‘redención’ del planeta y de las diferentes civilizaciones del Cosmos.

Ahora bien: ¿Cuál es el fundamento que se esgrime?. Para ‘Shimani’ esto es así porque ‘hay muchos de nosotros que antes de estar encarnados en esta tierra, estuvimos encarnados en otros lugares, donde también vivimos aprendizajes, con aciertos y errores[...] Por eso la Mente Única ha preparado lugares que nos brinden la información que necesitamos para resolver algunos de nuestros errores, cometidos no solo en las encarnaciones que tuvimos en este planeta sino también en otros… ’

Para ‘diluir’ los errores, ‘Aurora’ ofrece, ‘directamente’ desde la ‘mente única’, las energías necesarias: la de ‘comprender ‘ el error y la de ‘aceptarlo’ desde el amor, no sólo los cometidos en ‘esta vida’, sino a lo largo de todas las vidas, ‘reencarnación tras reencarnación’.

Además, se reitera permanentemente la idea de que ‘nunca fuimos mejores que ahora’; es decir, las sucesivas reencarnaciones nos han dado cada vez mayor experiencia y sabiduría; y mayor capacidad de amor, de manera que se pueden ‘diluir’ los errores (odios, rencores, etc.), aunque para ellos es ‘imprescindible’ pertenecer a ‘Aurora’, con la que uno debe ‘co ligarse’

Así, nadie podrá decir en el futuro que ‘no supo’ cómo hacer o ‘no tuvo la oportunidad’ de liberarse de sus errores. No tendrá excusa.

Aún a costa de ser tedioso, conviene en esta parte (y en el punto 4 que sigue) hacer una breve incursión en la cuestión religiosa.

En este sentido, es llamativa la ‘mezcla contradictoria’ que se da a nivel teológico y filosófico en las enseñanzas de ‘Shimani’.

En efecto, al mismo tiempo que llama a Dios como ‘la mente única’ (lo cual no tendría mayor relevancia), y se reconoce como seguidora del ‘Maestro Jesús’ (como lo dice en otro audio), sin embargo no duda en menguar y distorsionar lo esencial del ‘Misterio de la Redención Humana’, sostenido por todas las confesiones cristianas. En este sentido, para los cristianos (sin importar cuál es su religión particular), la Redención es ‘única’, ‘irrepetible’ y ‘abarcativa’ de todo cuanto existe, incluso de la totalidad del Cosmos; ya que, en definitiva, Dios ‘redimió’ del pecado y de la muerte a ‘todo lo que había creado’, y el Cosmos es parte de esa creación, aún cuando el hombre todavía sepa muy poco de el .

Pero para la líder, quien se confiesa seguidora de Jesús, esto no es así. Como vimos, para ella es necesario llevar a cabo la ‘verdadera redención’ del planeta y de las diferentes civilizaciones del Cosmos.

Otro aspecto a señalar que sobresale de esta mezcla conceptual, es el referido a la reencarnación.

Desde el momento que ‘Shimani’ dice seguir las enseñanzas del ‘maestro Jesús’, no es coherente proponer a la ‘reencarnación’ como un hecho fáctico. Para el cristianismo, sólo se ‘nace una vez’; sólo ‘se vive una vez’; sólo ‘se muere una vez’; y tras la muerte, el único destino ‘querido por Dios’ que tiene el alma de la persona que fallece, es el de compartir la vida ‘con y junto a Él’, hasta el final de los tiempos, cuando ese compartir ya no será sólo en forma espiritual sino ‘en cuerpo y alma’, y por toda la eternidad.

4) El ‘Real tiempo del Universo’ (fin del mundo)

‘Shimani’ sostiene que no se trata de algo que ‘va a venir’ sino de aquello a lo cual nos ‘vamos a unir’. Sin embargo, ya ahora ‘podemos acceder al real tiempo del universo’, dice, cuando estamos ‘juntos, unidos, y en el amor’.

De todos modos, ‘cuando el planeta se una completamente al Real Tiempo’, todos los integrantes van a vivir ‘la armonía, la paz interior y exterior, la comprensión, la hermandad, el equilibrio, donde nada va a estar fuera de lugar y donde todos van a experimentar tanto la igualdad como la equidad’. No van a haber cosas particulares sino sólo un bien común, y nadie se va a tener que cuidar de nadie porque no habrá necesidad.

Como si fuera poco, todas estas bondades no solo se van a compartir ‘entre nosotros, sino también con todos nuestros hermanos del cosmos… y todo esto va ocurrir mucho más rápido de lo que pensamos’; por eso hay que prepararse haciendo ‘los retiros’.

‘Shimani’ dice creer y seguir las enseñanzas de los textos sagrados. Aquí, por ejemplo, prácticamente parafrasea al profeta Isaías (Is. 11, 1-9) entre otros, al decir que, cuando llegue el ‘Final Tiempo’ (fin del mundo), todos viviremos en paz, en armonía, en la justicia, y nada va a estar fuera de lugar y donde todos van a experimentar tanto la igualdad como la equidad.

Pero lo curioso y contradictorio es que, a diferencia de hasta el propio Jesús, que confiesa que nadie sabe (ni Él) cuándo será el fin del mundo, sino ‘sólo el Padre’ (Mt. 24,36); ‘Shimani’, sin embargo, demuestra tener más conocimientos que Jesús, ya que asegura que el fin vendrá ‘mucho más rápido de lo que pensamos’ y por eso hay que prepararse haciendo ‘los retiros’, con lo cual remarca la idea de la ‘inminencia’ del fin.

5) La función del Padre Pío según ‘Shimani’

Es el que está encargado de llevar a la superficie todo esto pero siempre desde ‘Aurora’. También es el que esta a cargo de todos los procesos de ‘cura y de redención planetaria’. Así, hace las veces de guardián y orientador de todos los procesos de ‘cura’ que se hacen en cualquier lugar, como también del proceso de redención.

Estas afirmaciones de ‘Shimani’ trasvasan las fronteras del engaño y la manipulación, y llegan a los límites del escándalo y de la corrupción intelectual.

Y no se trata aquí de si alguien pueda profesar o no las convicciones de la Iglesia Católica. Tiene que ver, más bien, con la documentación fehaciente de la ‘Comisión para la Causa de los Santos’, del Vaticano.

Porque lo cierto es que del Padre Pío de Pietrelcina, cuyo nombre real es Francesco Forgione, presbítero de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, canonizado por el Papa Juan Plablo II el 17 de Junio del 2002, se destaca la relación entre la ‘práctica y la doctrina católica’, con el consecuente y necesario compromiso con las ‘concretas realidades temporales’ que caracterizó al Padre Pío; por lo cual resulta inverosímil atribuirle a éste, una suerte de trasgresión a la doctrina que él mismo profesaba y de lo cual la Iglesia Católica se cercioró, justamente en los puntos más álgidos de la misma (como la ‘insuficiencia’ de la Redención llevada a cabo por Jesucristo que haría necesaria una nueva -según ‘Shimani’-; la cuestión de la reencarnación, etc.); toda vez que, si en algo hubiera dudado la Iglesia (acerca de sus creencias, prácticas sacerdotales y santidad), jamás se hubiera dado curso al enmarañado y larguísimo proceso de investigación y análisis (que dura años), por el que finalmente fue declarado, primero beato y luego santo, con una fecha fija en el calendario litúrgico de la Iglesia, en su honor y como ejemplo a seguir, los 21 de septiembre de cada año, según se puede observar en el Misal Romano.

6) Una ‘evolución hacia lo mejor’ que ‘necesita del mal’

En este punto, ‘Shimani’ adoctrina con un ejemplo: si la vida se tratara de una obra de teatro, sería fácil comprender que para que alguien termine siendo el ‘bueno’ se necesita imprescindiblemente que otro haga de malo: ‘Alguien tiene que equivocarse mucho conmigo para que yo pueda dar pasos de evolución…’, por lo cual aquél que es enemigo termina siendo ‘mi mejor instructor…’.

Así, aquellos seres que ‘han sometido a la humanidad y la siguen sometiendo, están cumpliendo un papel, que me permite dar pasos en mi evolución… por lo cual se convierten en colaboradores de nuestro proceso… aunque luego pagarán por cada cosa mala que hicieron…’. De todos modos, a estos habría que decirles ‘gracias por haber errado tanto, para que yo pudiera perdonar tanto’.

Es evidente que, en este aspecto (aunque de un modo acomodado a sus propios fines), ‘Shimani’ recurre a emular una frase de San Agustín, contemplada incluso en el ‘Pregón Pascual’, que la Iglesia Católica recita (con un sentido totalmente distinto), una vez al año en la misa de Pascua: ‘Feliz culpa que nos mereció tal Redentor…’.

Una vez más: si hasta aquí todo lo expuesto puede parecer desquiciante y motivo de repudio a las manipulaciones que ‘Shimani’ hace de la gente sencilla, sólo podemos decir que lo más grave viene a continuación.

III – Los Increíbles Secretos de ‘Shimani’

Nada de lo que ‘Shimani’ hace o dice en forma pública es lo que parece, como tampoco gran parte de lo que hace y enseña en privado.

En realidad, desde hace una década o más, ha venido trabajando en una organización mundial, estructurada jerárquicamente, cuyo nombre verdadero y paradero real son desconocidos hasta el momento, aunque se presenta en público bajo el nombre de ‘La Gran Hermandad Blanca’, con una sede ‘virtual’ situada en el ‘Monte Shasta’.

Para entender de qué se trata, el Monte Shasta es sólo una montaña, común y silvestre, aunque imponente por su belleza, ubicada en el extremo norte de la cadena de montañas de la Sierra Nevada, en el Condado Siskiyou en el Norte de California, a unas 33 millas (53 kms. aproximadamente ) de la frontera con Oregon.

Es la cúspide de un volcán ya extinguido, que se eleva a más de 4500 mts. de altura por sobre el nivel del mar, constituyéndose así en uno de los picos volcánicos más importantes de los Estados Unidos, y alrededor del cual se han tejido las mas diversas historias ligadas a extraterrestres que supuestamente descendían y establecían ‘colonias’ sobre éste (al menos hasta el 1900), para llevarse minerales.

Así, la Gran Hermandad Blanca, especialmente a partir del final de la década de los ’80, cuando el uso de Internet comenzó a popularizarse rápidamente, se encargó “digitalmente” y de forma gradual, de contactarse con agrupaciones que ya existían y que practicaban las llamadas ‘medicinas alternativas’ o que eran simplemente afines a lo esotérico.

¿Por qué era importante esto?. Por varios motivos.

En primer lugar, porque estas agrupaciones, chicas o medianas, ya tenían (o estaban en vías de obtener), la ‘personería jurídica’ en sus respectivos países, con lo cual la ‘sede’ de la ‘Hermandad Blanca’ dejaría parcialmente de ser totalmente ‘virtual’ y comenzaría a tener ‘domicilios legales concretos’, proporcionados por estos grupos que gradualmente se adherían; aunque –por supuesto- en una escala ascendente jamás se podría llegar a la máxima jerarquía de la organización, que seguiría permaneciendo en el anonimato, declarando siempre solo un domicilio ‘virtual’, como es el Monte Shasta, y contactando a los ‘referentes’ locales vía medios digitales.

Así lo confirma, por ejemplo, una carta que ‘Shimani’ recibe el 15 de junio del 2005, de parte de una mujer que se auto califica como la ‘Guardiana de los Retiros’, que firma bajo el seudónimo de ‘Oxalc’, y que escribe desde ‘el Interior del Monte Shasta’.

De esta carta también se infiere la estructura jerárquica y la diversidad de áreas con la que cuenta la organización.

‘Oxalc’ es la Guardiana de lo Retiros. Es decir, tiene un ministerio a su cargo. Y ‘Shimani’, llamada ‘Antena’, tiene un lugar especial en la escala jerárquica y recibe información privilegiada a la cual difícilmente podrán acceder sus subalternos.

En efecto, en la introducción de la carta, que es de carácter masivo (en el sentido de que está dirigida a muchas personas de igual rango en todo el mundo), se puede leer: a la ‘Antena: Elisabeth César (Uruguay) [...] ‘En anteriores comunicaciones a diferentes antenas del mundo, os veníamos alertando de que desde mitad de este año 2005, comenzarían pruebas duras que pondrían a la luz el esfuerzo de cada uno de Uds…’

En segundo lugar, porque la mismas agrupaciones locales ya habían sido aceptadas socialmente y tenían centenas de seguidores; por lo que, con sólo usar un lenguaje similar y realizar rituales estándares, el potencial de captación de las mismas se concretizaría de un modo relativamente fácil y sencillo. Y hasta se podrían imitar a dichas agrupaciones, ofreciendo servicios casi idénticos y obteniendo fácilmente los permisos legales pertinentes.

Así ocurrió, por ejemplo, cuando se conformó ‘el grupo Raíz’ en Uruguay, entre finales del 2005 y principios de 2006. Grupo que estaba a cargo, por supuesto, de ‘Shimani’ y operaba en el denominado ‘Centro Infinito’, ubicado por esos años en la Avenida Uruguay esquina Julio Herrera y Obes, en Montevideo.

Aquí, por ejemplo, se impartían clases de reiki, biodanza, astrología, alimentación energética, meditación, aromaterapia y gemoterapia; además de la ‘lectura y curación del aura’. Frente a los ojos sociales y gubernamentales: ¿Qué podría llegar a tener esto de extraño?. Nada. Todas estas prácticas ya eran comunes y el lenguaje extremadamente similar. No había de que preocuparse…

Sin embargo y en general, la idea fue siempre la misma: emular a organizaciones que ya existían, o infiltrarse dentro de ellas, como sucedió con la ‘Universidad Aborigen’ en Agosto de 2005, cuando ‘Shimani’ agradece (en el foro) pública e ‘inocentemente’ el hecho de ‘haber sido aceptada por dicha comunidad…’.

Ahora bien (y para ir finalizando): ¿Cuál sería entonces el objetivo real que se persigue?

A buen saber y entender, todo parece indicar que el fondo de la cuestión se dirime finalmente en el ámbito de lo político, muy ligado a los países del primer mundo y especialmente a Estados Unidos y sus socios o amigos.

En este sentido, ya no es demasiado relevante cuál pueda ser la estupenda oferta (indirecta) que haga la ‘Gran Hermandad Blanca’ a sus adeptos, aún cuando prácticamente nadie sabe de la identidad sus miembros máximos ni de una eventual sede física. Tampoco importa demasiado los métodos que pueda utilizar a través de sus ‘antenas’ (como ‘Shimani’) para conseguir sus objetivos.

Lo único cierto es que su mirada no está puesta precisamente en los ‘extra terrestres’ sino en ‘lo muy terrestre’, más puntualmente en los gobiernos del hemisferio norte.

Baste como ejemplo algunos fragmentos de la mencionada carta que recibió ‘Shimani’ el 15 de junio de 2005: [...] ‘Las fuerzas oscuras arremeterán con mucha fuerza, sobretodo en los países del hemisferio norte; recuerden que pronto la reunión de las fuerzas tenebrosas que antecede a la de los países más poderosos del mundo, tendrá lugar y maléficos planes que se están queriendo plasmar…

[...] Deben tener en cuenta que unidos son una fuerza sin límites; recuerden también que todas las fuerzas espirituales de luz están siendo movilizadas por los diferentes guías y maestros, así que es el momento clave, antes de Agosto (de 2005), de dar un gran vuelco en la balanza y crear la condición a nivel mental y espiritual, que brinde confianza a todos los trabajadores del Plan, ya que los logros todos los podrán ver, no lo duden.

En California y San Francisco les pedimos a los grupos que calmen sus emociones y que confíen en la comunidad Rahma, que se unirá para trabajar. Recuerden que las emociones sin control abren las puertas inciertas en vuestra mente; eso provoca que las fuerzas negativas que están al asecho arremetan con fuerza queriendo doblegar las vuestras, activando el miedo y el descontrol. Manténganse reunidos y juntos durante las próximas semanas todo lo que les sea posible y mediten, irradien y oren….

En fin. Que cada uno saque sus conclusiones….

  • Comentarios
  • Sin votos

Escribí tu comentario

, , claudia dijo

en argentina existe un grupo similar con las mismas caracteristicas, las mismas enseñanzas la misma tecnica para acercar gente al grupo, dicen curar desde el cancer hasta el sida a traves de terapias como las descriptas en el articulo, dictan conferencias para medicos, psicologos, terapistas, hasta que forman el grupo SINTERGETICA, se llaman entre ellos familia sintergetica, dicen hacer sanaciòn espiritual , su creador un colombiano jorge ivan carvajal posadas y otros colombianos y chilenos que viajan para dar cursos, uno de ellos se llama manos supuestamente trasmitiran energia a traves de las manos, en fin su pagina en la wed es http://www.davida. red. org o en buscador google poniendo la palabra sintergetica se encontraran la enseñanzas del carpintero de almas y cirujano de la conciencia ,el colombiano jorge ivan carvajl posadas asi dice se lo denomina y segun luce en la pared de su consultorio en colombia.

, , mary dijo

y porque el colegio Don Bosco acepto hacer en el mismo un retiro y charla con Shumani el 12 de Octubre???,siendo un colegio catolico??

, , Flor dijo

Deplorable… Estuve en el encuentro de oración que se hizo en el colegio Don Bosco y mi experiencia fue totalmente opuesta a lo que se expresa en este artículo. Quizás el autor debería ir a pasar unos días en Aurora, y ver que le pasa.

, , SUSANA dijo

Pertenezco al grupo de Trigueirihno desde los noventa y ahora conozco a SHIMANI.pARA PODER HABLAR DE UN TEMA HAY QUE CONOCER, NO SUPONER…doy fe que mi vida cambió radicalmente desde que Antuak,antes conde de San Germain,cuyos libros comencé a leer en una librería, sin que nadie me lo indicara.o sea cuando el alumno está preparado aparece el maestro., me indicó los pasos a seguir.Estuve en Figueira varias veces.Allí se aprende a compartir la vida con otras personas, con la naturaleza, con los vegetales,los animales.Se aprende a dar el justo valor a cada cosa sobre el planeta.Se vivela armonía con el yo interno.Esa parte crística que cada uno guarda dentro de sí.Aprendí a orar, a prestar verdadero servicio,a comunicarme con DIOS, CON LA MENTE ÚNICA…AURORA es cura y es alegría..En cuanto a nuestra participación en el mejoramiento del Planeta lo único que hacemos es orar, orar y orar porque es realmente lo que nos desvuelve la armonía en este día a día, con la única intención de manifestar la paz, la luz, el amor ,el perdón,la redención.