Posts etiquetados como ‘amor’

La pasión que mueve al mundo

- ¿Cuantos diseñadores nos acompañan hoy? (Los diseñadores que se encuentran entre la audiencia levantan la mano).

- y ¿Cuantos diseñadores nos acompañan hoy que quisieron ser odontólogos?

Con ésta secuencia de preguntas, normalmente abro las conferencias donde la audiencia es muy joven, ésto con el fin de crear ese pequeño momento de reflexión. En muchos casos, la audiencia se ríe pero luego de las risas queda la pregunta dando vueltas en la mente de quien no está viviendo la vida que desea o de quien, como en el comercial, se encuentra “en el lugar equivocado”. ¿Estamos en esa bolsa?

Frecuentemente, cuando en charlas, conferencias o en el día a día, me pongo frente a empresarios, periodistas, creativos o jóvenes universitarios surgen preguntas similares a la anteriormente formulada que siempre llevan a un mismo camino y éste a la palabra: pasión.

Pero, ¿qué es la pasión? ¿donde está? ¿cómo se adquiere?

Para continuar llenando de literatura la vida, la definición fácilmente puede encontrarse en Wikipedia, pero el ejemplo y la práctica saca de las sombras los “misterios” y los muestra como realmente son, por lo tanto saquemos esa mujer linda de la oscuridad, que nos muestre el rostro:

- Un blogger que tiene un empleo X que alterna trabajando 30 horas semanales o más produciendo contenidos para su blog y sabiendo aún que ésta actividad no le genera un peso pero lo continúa haciendo porque “lo necesita”.

- Un joven universitario estudiante de ingeniería de sistemas que reside en un pequeño pueblo a 1 hora en bus de la ciudad donde está su universidad, que no tiene computador y debe llegar todos los días a buscar en dónde hacer sus trabajos y prácticas de una carrera que exige una intensidad horaria importante frente a un equipo de cómputo.

- Una emprendedora mujer que viaja veititantas horas en bus desde un lugar alejado con una idea de negocio atravezada entre su mente y su corazón para presentarla ante un jurado de Destapa Futuro o el Fondo Emprender, quien le da 10 minutos para exponer su proyecto y luego, hacer 20 horas de viaje más.

- Un ilustrador que despierta a las 3 de la mañana exaltado por un sueño, saca papel y lápiz, boceta sus ideas y vuelve a dormir.

- Un niño de 8 años a quien le preguntan ¿qué vas a ser cuando grande? Respondiendo a la pregunta: médico. Niño que vive a las afueras de la ciudad y debe salir para el colegio a las cinco de la madrugada caminando descalzo por entre cafetales, con su morral al hombro, soñando. Años después despacha desde un consultorio en el centro de la ciudad.

¿Que hay en ellos que los hace distintos, especiales?

Son el fiel reflejo de lo que es la pasión y cómo ésta influye en la vida de las personas. Pero cuando hablo de pasión, no hago referencia al entusiasmo que es tan vaporoso como el vaho en el cristal de una ventana. Hablo de un sentimiento que nace en las entrañas mismas y se aferra a ellas con tal fuerza que lleva la mente a lugares inimaginados, dota a la voluntad de un escudo a prueba de balas, hace que la vida tenga muchos sentidos y, sobre todo, la llena de ellos.

Los grandes creadores, grandes personas, aquellos que construyen historias, que halan la vida y el mundo para su lado, quienes construyen grandes obras, grandes proyectos, grandes compañías, ellos, son recipientes que rebosan de pasión.

Y es preocupante ver cómo jóvenes en universidades, agencias, la calle, viven desposeídos, alienados, llenos de vida y vacíos de pasión, cargando el gran poder que da la juventud, poder de soñar, soñar, soñar, soñar, hacer, hacer, hacer y hacer casi sin cansarse. No tiene lógica estar sentado 10 semestres en aulas donde se habla de econometría, finanzas, estadística y, llegar a casa a sacar punta a los lápices y dibujar, no tiene sentido no tener la berraquera para hacer eso que se ama tanto.

Hace algún tiempo, un aquitecto amigo, profesor universitario me decía: el tema con los jóvenes no tiene nada que ver con lo que usted menciona (refiriéndose a inquietudes que había expresado) sino a algo muy simple de decir pero no se qué tan complejo de abordar: “los jóvenes creen que nunca morirán, creen que son inmortales (highlanders)”.

Pues bien, quien lo ha vivido en carne propia sabe a qué me refiero y a lo que me voy a referir y, muy seguramente, en nuestro pequeño / gran mundo de la creatividad, publicidad, diseño, marketing, los casos afloran por montones porque las sensibilidades que se mueven allí pululan como el polen en primavera. Esto es, estar cerca, compartir, trabajar, hablar, convivir con gente apasionada.

Estos personajes no están pensando en si me pagan horas extras, cuanto gana el de al lado o cómo ganar doscientos mil más, estan pensando en vaciarse para volver a llenarse porque al ser recipientes cargados de pasion, sentimiento atómico o nuclear, altamente volátil, deben explotar para volver a cargarse. Están conectados a una fuente inagotable de ideas, de energía, de sueños, de visiones, de vida. Tienen 10, 20 o 90 años pero no envejecen, siguen vigentes y vivos, conscientes de estarlo.

Las personas y las marcas apasionadas son imanes que enganchan y, normalmente lo hacen de forma instantánea, con solo tener un primer contacto, una única experiencia, odio o amor a primera vista. A esas marcas y a esas personas les brillan los ojos cuando “hablan”, el tiempo en su compañía se pasa volando, “son contagiosos”, invitan a la acción.

El mundo, éste mundo, lo mueven los apasionados que no son pocos pero no son tantos como debiera.

A través del presente texto invito a quien lo lee a renunciar a los sueños de otros y vivir los propios como si tuviera 10 años.

- Carlos Cortés -

Lee los comentarios dejados en Creativos Colombianos.