Posts etiquetados como ‘estrategias’

Tips sencillos para pensar como un genio creativo

Para tener éxito en una economía del conocimiento, todos necesitamos producir soluciones creativas de forma regular, dice Ron Friedman

Científicos sociales han descubierto una variedad de técnicas sencillas que podemos usar.  Por Ron Friedman, CNN

creer para crear, crear para vivir, para vivir mejor

Nota del editor: El doctor Ron Friedman, es un psicólogo social y anfitrión de The Peak Work Performance Summit, un evento sin fines de lucro que se llevará a cabo en enero del 2016 y que contará con 26 expertos en productividad con el fin de ayudar a las personas a vivir más felices, saludables y tener vidas más productivas. Las opiniones expresadas en este comentario son únicamente las del autor.

(CNN)– Ya sea que seas un líder mundial, un ejecutivo de alto nivel o un agente de servicio al cliente, para ser eficaz en tu trabajo necesitas soluciones innovadoras a problemas desafiantes.

Alguna vez, la creatividad era el dominio de los escultores que usaban bufandas, de los poetas que bebían expreso y de los músicos que soñaban con melodías mientras dormían. Eso ya no es así. Para tener éxito en una economía del conocimiento, todos necesitamos producir soluciones creativas de forma regular.

Entonces, ¿cómo lo haces? Después de todo, puedes obligarte a trabajar más duro. Pero simplemente no puedes obligarte a ser creativo. ¿O puedes hacerlo?

Durante la última década, los científicos sociales han descubierto una variedad de técnicas sencillas que todos podemos usar para abrirnos a un pensamiento creativo. Algunos de ellos discutirán sus recomendaciones en una cumbre en enero. Estos son algunos de sus mejores consejos:

1. Haz esto a primera hora de la mañana

Los estudios muestran que la felicidad puede tener un gran impacto en el pensamiento creativo. Cuando nos sentimos positivos sobre nuestra vida, pensamos de manera más amplia y liberamos recursos mentales valiosos para explorar nuevas ideas.

Pero seamos sinceros: experimentar felicidad en el trabajo a menudo puede ser un reto, especialmente a primera hora de la mañana, después de un viaje agotador. Para elevar tu estado de ánimo al inicio de la jornada de trabajo, el psicólogo Shawn Achor recomienda escribir tres cosas por las que estás agradecido. Pasar tan solo 60 segundos haciendo este ejercicio ha demostrado mejorar al instante el estado de ánimo, haciendo que las ideas creativas sean más probables.

2. Deja de ser tan organizado

¿Acaso buscas generar nuevas ideas? Entonces, evita trabajar en un escritorio vacío.

En el 2013, los investigadores de la Universidad de Minnesota asignaron de forma aleatoria a los voluntarios para que trabajaran ya sea en un ambiente limpio o desordenado. Luego, les pidieron que tomaran una prueba que medía la creatividad. Los resultados fueron sorprendentes. Los que trabajan en un entorno desordenado producen casi cinco veces más ideas creativas.

¿Por qué un escritorio desordenado impulsa tu creatividad? Una de las razones, según el experto en creatividad David Burkus, es que un ambiente desordenado te obliga a considerar ideas aparentemente irrelevantes, haciendo que sean más probables las nuevas combinaciones de ideas. El genio creativo Albert Einstein sospechó eso en la década de 1950. Cuando se le preguntó por qué su oficina parecía desorganizada, él planteó esta pregunta: “Si un escritorio desordenado es una señal de una mente desordenada, entonces ¿qué deberíamos pensar de un escritorio vacío?”

3. Visita un café

La investigación sugiere que trabajar en un café también puede aumentar tu creatividad… y no, como podrías suponer, simplemente debido a la cafeína. Un estudio realizado por la Universidad de Illinois en el 2012 encontró que el nivel de ruido ambiental común en tiendas de café previene que nuestras mentes estén demasiado enfocadas y mantiene nuestro pensamiento en un nivel alto. En otras palabras, si quieres ver el panorama general, visitar un café puede ayudar.

¿No puedes salir de la oficina durante el día laboral? La socióloga Tracy Brower recomienda visitar Coffitivity, un sitio web gratuito que te sumerge en el bullicio de una tienda de café sin necesidad de salir de tu escritorio.

4. Pase tiempo con personas fuera de tu campo

Las soluciones creativas raramente aparecen de la nada. Más a menudo, se producen cuando se combinan dos o más ideas existentes de formas sorprendentes. Como lo expresa el escritor Matt Ridley tan elocuentemente: “La creatividad es lo que sucede cuando las ideas tienen sexo”.

Mientras más ideas consumes, más probabilidades existen que encuentres soluciones creativas. Una forma de aumentar tu producción creativa es exponerte de manera estratégica a nuevas personas y nuevas perspectivas. El escritor Todd Henry recomienda formar un círculo de cinco a siete personas de diferentes orígenes y reunirse una vez al mes. Si mantener una cita mensual resulta demasiado difícil, considera seleccionar un libro de un género que rara vez lees o escoge una película extranjera. Ambos pueden servir para exponerte a nuevas formas de pensar.

5. Deja asignaciones importantes sin terminar

Al abordar proyectos desafiantes en el trabajo, a menudo buscamos terminar rápidamente, para así poder pasar a la siguiente opción de nuestra lista. Sin embargo, el psicólogo Adam Grant argumenta que somos más creativos cuando intencionalmente extendemos tareas que requieren perspicacia.

En lugar de intentar terminar una tarea importante en una sola sesión, trata de dejarla incompleta. Si lo haces, te animará a seguir pensando en ello en escenarios fuera de la oficina y, en el proceso, es más probable que te permita encontrar conexiones que no esperabas.

6. Programa tiempo a solas

¿Alguna vez te preguntaste por qué muchas de nuestras mejores ideas se nos ocurren en la ducha, en un viaje de negocios o durante nuestro viaje diario por las noches? Para ser creativo, según argumenta el psicólogo Scott Barry Kaufman, es necesario dedicar un tiempo para la soledad.

¿Por qué estar solo fomentaría la creatividad? Eso se debe a que cuando estamos por nuestra cuenta, dejamos que nuestra mente vague y la mente errante es un catalizador de la creatividad. La próxima vez que estés trabajando en un proyecto que requiera creatividad, recuerda que debes hacer espacio para pequeños bloques de soledad en tu calendario, en los que puedas pensar de forma profunda lejos de tus colegas.

7. Sal a correr antes del almuerzo

Cuando pensamos en el valor del ejercicio, a menudo pensamos en tener una buena apariencia o en perder peso. Pero, según indican algunos estudios, uno de los mayores beneficios del ejercicio es la influencia que tiene en la forma en que pensamos. Ahora tenemos evidencia definitiva de que el ejercicio promueve la perspectiva creativa, en parte al levantar nuestro estado de ánimo y al abrirnos a nuevas formas de pensar.

La socióloga Christine Carter recomienda fomentar esta perspectiva al dar un paseo de 15 minutos alrededor de la oficina la próxima vez que te sientas atascado. Personalmente, Carter utiliza la caminadora en su oficina cuando necesita una chispa creativa y la apaga cuando ha encontrado una idea y está lista para escribir.

No importa lo que hagas para ganarte la vida, la creatividad puede ayudarte a hacerlo mejor. Y una vez que reconoces —como ahora lo hacen los científicos— que la creatividad no es algo mágico que aparece de la nada o un regalo genético, la fórmula para aumentar tu creatividad se vuelve simple: comienza a utilizar las técnicas basadas en la evidencia que han demostrado funcionar.

Ver más Tips y herramientas para desarrollar la creatividad: www.carloschurba.com

Crealogar el diálogo creador entre personas y disciplinas

#Crealogar es el diálogo creador  entre personas y disciplinas.

“Las ideas surgen cuando la creatividad y los datos confluyen”

La tecnología como el mejor aliado de la creatividad.

Explorar las diversas disciplinas y ver cómo pueden aportar a la pasión de cada uno.

Leer más: http://goo.gl/01Bh5U

Innovaciòn empresarial

El Efecto “Primark”: Innovación empresarial y marketing colaborativo

  • Publicado el 29 de enero de 2015 por Juan Merodio

¿Habeis oído hablar del Efecto Primark? Este término ya se mencionaba en un caso del IESE en 2011, como un nuevo modelo de negocio que estaba empezando a “remover” lo que ya existía.

Realmente no es más que un reflejo de lo que está pasando y del comienzo de la transición de las empresas a un nuevo concepto de realidad basado en los usuarios, y es que el consumidor de hoy en día decide, y tiene el poder de cambiar rápidamente el liderazgo de empresas, ¿os acordais lo que sucedió con la cadena Blockbuster?

Este rotura y creación de nuevos modelos de negocio está sucediendo poco a poco en distintos sectores, el sector musical, decoración, el editorial, el de la moda…. donde vemos empresas precursoras como pueden ser Primark o IKEA y empresas adoptivas del modelo como la española Shana, donde muchas veces se asocia este modelo al formato low-cost, pero no tendría porque.

Cuándo analizamos estos modelos de negocio nos encontramos con varias palabras que lo definen, como son eficiencia, costes operativos muy bajos y mayor tamaño en tiendas físicas, lo que implica una menor inversión global y un incremento en ventas.

Pero ¿qué sucede con el marketing de estas empresas? Se basan en el boca-oreja, es decir, en “colaborar” con los usuarios para difundir su marca y sus productos.

¿Cuánto invierten las empresas en publicidad corporativa? Si analizásemos estos datos veríamos que presupuestos millonarios, pero pregúntate ¿confias en una campaña de marketing donde alguien de la propia empresa o un actor contratado te dice lo bueno que son sus productos o servicios?

La verdad es que no, ¿entonces porqué seguimos invirtiendo tanto en marketing puramente corporativo en lugar de desviar parte de esa inversión en acciones de crowdsourcing donde trabajamos junto a nuestros clientes como prescriptores?

crowdsourcing

Esta filosofía empresarial es uno de los grandes desafíos de las empresas en su proceso de adaptación a la nueva economía, una economía que se funde con sistemas de economía colaborativa como BlaBlacar, que en próximos años cogerán más fuerza y donde ya hay empresas que han sabido tomar ventaja de ello en lugar de luchar contra ellos, es decir, convertir amenazas en fortalezas, como hizo recientemente la cadena de hoteles Room Mate con su proyecto BeMate.

En resumen, no se trata de que los modelos de negocio han cambiado y debemos adaptarnos al nuevo modelo, sino de que los modelos de negocio están en constante cambio, cada vez a una velocidad mayor y las empresas debemos ser capaces de establecer procesos constantes de innovación empresarial donde lo digital y el nuevo consumidor supondrán más de un 60% del éxito del negocio.

¿Qué opinas de esta nueva realidad empresarial? ¿Una realidad de vida o muerte?

Esta entrada fue publicada en Marketing Digital y etiquetada como efecto primarkinnovacion empresarial,marketing colaborativoshana por Juan Merodio

Cómo detonar la creatividad según Isaac Asimov

creatividadts2nowCómo detonar la creatividad según Isaac Asimov

La semana pasada fue publicada por primera vez en 55 años un texto del padre de la ciencia ficción moderna, Isaac Asimov, en el que habla sobre la creatividad

CIUDAD DE MÉXICO.- La semana pasada fue publicada por primera vez en 55 años un texto del padre de la ciencia ficción moderna, Isaac Asimov, en el que habla sobre lacreatividad.

El texto estaba en manos de Arthur Obermayer, amigo del escritor, quien lo encontró recientemente entre sus pertenencias.

Obermayer explica que invitó a Asimov a participar en un proyecto de asesoría al gobierno sobre sistemas de defensa de misiles balísticos. Pese a que finalmente decidió no participar pues decía que el tener acceso a información confidencial y no poder compartirla limitaría su libertad de expresión, escribió dicho texto a quienes participaron en el proyecto en busca de soluciones creativas para la tarea requerida.

El texto, publicado en el MIT Technology Review, lleva por nombre “¿Cómo las personas tienen nuevas ideas?” y a continuación te presentamos algunos puntos relevantes:

  • “Lo que se necesita no sólo son personas con un buen conocimiento de un tema en particular, sino también gente capaz de hacer una conexión entre el objeto 1 y objeto 2 que ordinariamente parecerían no conectarse”.
  • “Hacer dicha conexión requiere de cierto atrevimiento”.
  • “La persona con más probabilidad de tener nuevas ideas debe ser una persona con un buen conocimiento de un tema y no convencional en sus hábitos”.
  • “La soledad es requerida”.
  • “La presencia de otros puede inhibir el proceso (creativo), ya que la creación es embarazosa. Por cada buena nueva idea que tienes, hay 100, 10,000 tontas”.
  • “Las sesiones conjuntas no son para pensar en nuevas ideas, sino para educar a los participantes en hechos y combinaciones de hechos, en teorías”.
  • “Para mejores resultados, debe haber un sentimiento de informalidad. Jovialidad, el uso de nombres, chistes, bromas relajados son, creo, la esencia”.
  • “Las grandes ideas de la historia han venido de personas que no eran pagadas para tener buenas ideas, sino para ser profesores o burócratas, o no recibían pago alguno. Las grandes ideas surgieron como temas secundarios.
  • “Debe haber alguien a cargo que tenga el rol equivalente a un psicoanalista, entendido como el que hace las preguntas correctas e interfiere lo menos posible”.

Fuente: http://www.dineroenimagen.com/2014-10-27/45478

Leer el texto completo en inglés en el sitio del MIT Technology Review

Innovación. Fundamentos para un cambio de Paradigma.

Las reglas de la  gestión empresarial están en crisis pues fueron diseñadas para tiempos lentos y estables. El fenómeno que está provocando cambios más  profundos en la gestión empresarial es la asunción que la innovación es la principal prioridad y que para ser efectivo en Innovación la base es una nueva forma de gestión del talento.

“Innovar desde las personas” es un nuevo paradigma que requiere sobre todo que la cultura cambie “cómo se hacen las cosas” “quien decide”, “cómo se potencian los cambios” y “cómo se gestiona la acción y el error”. Y cambiar la Cultura es Gestionar conversaciones. La clave será conectar y conversar para producir inteligencia colectiva que genere un nuevo tipo de innovación.

Por ello RRHH debe asumir el rol de agente de cambio en el nuevo paradigma que le obligará a cambiar su foco pasar de de gestionar la Inteligencia /Talento Individual y procesos administrativos a gestionar la Inteligencia Colectiva y el Cambio.

Señalemos 10 claves sobre los que se fundamentará este cambio hacía el nuevo paradigma:

1- Todos tenemos talento, todos innovamos: somos intraemprendedores: No se trata de pensar que todos los colaboradores están igualmente preparados para innovar, sino que todos tienen la obligación de hacerlo. La inteligencia colectiva requiere del talento de todos, lo contrario es un enorme despilfarro, requiere del talento diverso, del estratégico, del práctico, del operativo,…

2- Innovar consiste en crear una arquitectura para conectar talento: A la organización jerárquico-funcional que tan buenos resultados ha dado la debemos flexibilizar, aplanar pero sobretodo la debemos solapar nuevas estructuras que permitan más conexiones. Estos nuevos espacios son las comunidades virtuales que deben favorecer las conexiones gracias a la tecnología.

3- Cambiar la Cultura: crear las reglas para Conversar: La cultura se construye, mantiene y cambia mediante aprendizaje organizativo basado en conversaciones. Pero conversar no es hablar de todo y todos a la vez. Los procesos de gestión son los nuevos protagonistas en los nuevos entornos pues deben marcar cómo hablamos, cómo conversamos y sobretodo como aprendemos-desaprendemos.

4- Los líderes son arquitectos de espacios y creadores de conversaciones: seleccionar que conversaciones, cuando, mediante qué procesos de gestión y quien las debe tener es la principal función del líder, un gestor de comunidades. Sin la transformación del liderazgo no hay transformación cultural, necesitamos nuevos líderes transformadores: seleccionarlos, promoverlos y desarrollarlos.

5- RRHH debe alinear promoción, desarrollo y retribución con cambio cultural: Las políticas de RRHH deben estar perfectamente alineadas con el cambio cultural. La promoción de nuevos líderes, la formación social/tradicional, el desarrollo en los nuevos paradigmas de gestión, los sistemas retributivos flexibles y dinámicos deben estar alineados con la nueva forma de gestión del talento.

6- Procesos de gestión del talento flexibles, sociales y virtuales: las políticas de contratación, vinculación y la definición de los propios puestos y carreras deberán ser cada vez más liquidas en entornos cada vez más inciertos y flexibles. Donde habrá una virtualización del entorno laboral con profesionales con nuevos valores que a su vez exigirán de más transparencia, espacios de libertad y autonomía.

7- Fomentar la Cultura del Hacer y de Proyecto: Las estrategias y los planes pierden importancia frente a la acción, planificar se convierte en “probar” y “experimentar. El foco de la organización se divide en los que siguen el ritmo de esta y en los que trabajan en proyectos que buscan cambiar la propia organización. Proyectos dinámicos que se expanden o mueren en función de sus resultados.

8- Interiorizar el Ciclo de la Innovación. Todos somos expertos en innovación. El ciclo de la innovación que consiste en buscar ideas fuera/dentro del espacio organizativo, crear, prototipar, tener fracaso/éxito y extender siempre teniendo el foco al cliente interno/externo debe ser interiorizado por toda la organización . Y la parte más clave de este ciclo: disminuir probabilidad de error y desdramatizar el fracaso.

9- Mide y Comunica dando importancia a emociones y símbolos. Explicar y volver a explicar los nuevos paradigmas desde una perspectiva top-down de forma intensa generando debate en toda la organización, clarificar objetivos de innovación y del cambio y medirlos son claves de éxito. Pero, las emociones que son el motor del cambio, es necesario reinterpretar símbolos y tradiciones.

10- La innovación requiere actuar rápido, de forma amplia y con ambición: la energía, la resistencia y dificultad requieren ambición y convicción, requieren llegar a todos los rincones organizativos e implicar a todas las personas. Busca poderosos aliados internos y externos donde los expertos de RRHH deben ser los principales agentes de cambio, apuesta alto y comienza ya.

Escrito por Virginio Gallardo

Fuente: http://humannova.org/index.php/es/articulos/liderazgo/382-innovar-desde-las-personas-10-fundamentos-de-un-cambio-paradigma

5 lecciones creativas por el cofundador de Pixar

Dice que balance entre el trabajo y la vida privada son la clave:

Catmull, de la tríada Pixar, se apronta a lanzar un libro que dará mucho que hablar. En éste, revela cinco grandes sugerencias para ayudar a las empresas a potenciar su lado creativo.

  1. Toma buena nota. Una de las partes fundamentales de la cultura de un estudio cinematográfico es el concepto de “notas”, sugerencias o críticas por escrito formuladas tras la proyección de la edición preeliminar de una película. En la mayoría de los estudios, las notas son otorgadas por los ejecutivos corporativos o por personas del mismo nivel o superior, y usualmente son obligatorias. En Pixar, cualquiera puede dar notas y todos los empleados están invitados a las proyecciones en etapas muy tempranas, mucho antes de que la trama de la película esté finalizada. Los directores no tienen que usar las notas, pero en conjunto, crean una aprobación general.
  2. Es la historia, no la taquilla. Uno podría pensar que Pixar es una compañía de tecnología. Sin embargo, dice Catmull, la clave del éxito no es construir una tecnología de animación sofisticada, sino contar una historia maravillosa que la tecnología pueda mejorar. El objetivo no es crear un éxito de taquilla, sino crear algo que los empleados sientan que es lo mejor que pueden hacer, incluso si, como ocurrió en el curso de Toy Story 2, eso significa deshacerse por completo de una de las principales líneas de la trama y empezar de nuevo el proceso de una manera profunda. La experiencia de Catmull es que esa pasión eventualmente se traduce en éxito de negocio.
  3. Las buenas personas hacen triunfar a las buenas ideas. Cuando Catmull habla ante grupos a menudo plantea la pregunta: “¿Qué es más valioso, las buenas ideas o la gente buena?” Él descubre que el público está dividido en 50-50 en sus respuestas. Pero su experiencia en Pixar demuestra que las buenas personas son mucho más importantes. “Si le das una buena idea a un equipo mediocre, va a meter la pata. Si le das una idea mediocre a un equipo brillante, la van a arreglar o la tirarán a la basura y crearán algo mejor”.
  4. El equilibrio da frutos. La fuerza laboral de Pixar es conocidamente intensa, y las historias sobre tratar de cumplir fechas límite son legendarias. Sin embargo, hay desventajas en tener una fuerza de trabajo altamente motivada; en la lucha por hacer Toy Story 2, una empleada agotada dejó a su hijo dentro de un coche caliente en lugar de pasar a dejarlo en la guardería (el niño perdió el conocimiento, pero más tarde se recuperó). “Toy Story 2 fue un estudio de caso sobre cómo algo que por lo general se considera un plus -una fuerza laboral motivada y adicta al trabajo que se esfuerza en conjunto para cumplir una fecha límite- podría destruirse a sí misma si no se controla.
  5. Descubre lo oculto. Los líderes se pierden de mucho. En parte porque están ocupados, en parte porque no son conscientes de sí mismos o se vuelven vulnerables a la arrogancia. Pero sobre todo, dice Catmull, porque cada uno tiene puntos ciegos, y estos se agravan cuando las personas llegan a posiciones de poder y no se sienten capaces de ser honestas por temor a que eso pueda afectar su propia trayectoria profesional. ¿Cómo evitar esto como líder? No se puede, dice. Pero al menos puedes estar consciente de que hay muchas cosas que desconoces, y que no estás recibiendo toda la información que crees. “El mejor enfoque”, dice, “es aceptar que no podemos entender todas las facetas de un entorno complejo y, en vez de eso, enfocarnos en las técnicas para hacer frente a la combinación de diferentes puntos de vista”.

Fuente:
http://www.innovacion.cl/2014/02/cofundador-de-pixar-revela-sus-5-leccionescreativas/

Cursos y Talleres de Creatividad, Innovación y Desarrollo del potencial

Vivimos en tiempo de cambios acelerados y en situaciones de crisis tanto a nivel personal como a nivel social y cultural. Para hacer frente a tales desafíos en la actualidad es fundamental conocer, desarrollar y aplicar la creatividad en todas las áreas y actividades de la vida personal, laboral y profesional para el logro de los siguientes objetivos:

* Resolver conflictos y problemas.

* Superar situaciones de parálisis, confusión y de bloqueos.

* Crear nuevas alternativas para aliviar el dolor, la angustia y superar el

sufrimiento que en ocasiones invaden al ser humano.

* Superar dificultades en la comunicación que dificultan los vínculos con los

demás (pareja, hijos, compañeros de trabajo y amigos) teniendo en cuenta

que la calidad de vida se relaciona con la calidad de nuestros vínculos.

* Generar nuevas ideas para aplicar en forma práctica en el desarrollo de

proyectos personales y profesionales.

* Reorientación de la carrera laboral y profesional.

* Desarrollar y dinamizar el potencial creador.

Taller para consultas individuales

De acuerdo con nuestra experiencia, tanto en la formación en creatividad como en nuestra práctica psicoterapéutica, hemos notado la conveniencia de ofrecer un espacio de consultas personales en las que la persona que se encuentra con un problema a resolver, con una situación conflictiva o con un proyecto a desarrollar puede ser ayudada por medio de un Modelo Integral que hemos diseñado especialmente para brindar soluciones específicas y eficaces.

El Modelo que hemos creado “MIFAC” cuenta con un conjunto de estrategias, técnicas, herramientas y recursos creativos y además permite trabajar con los consultantes respetando su personalidad, valores e intereses, sus ritmos y tiempos.

Se trabaja con el “Modelo Integral Facilitador de la Creatividad, “MIFAC” cuyo objetivo básico es facilitar las condiciones para estimular la creatividad y la resolución de conflictos y problemas a personas, grupos y organizaciones empleando estrategias, metodologías y distintos lenguajes de expresión.

Se entrenan las capacidades de: percepción, atención, concentración, ideación, imaginación y expresión. Se trabaja con técnicas lúdicas, vivenciales, prospectivas y de imaginación creativa

En mi libro La Creatividad” Un enfoque dinamizador de las personas y las organizaciones” se encuentran los fundamentos conceptuales en los que se basa el desarrollo de las actividades del taller y de las consultas.

El Licenciado Carlos Churba es Psicólogo, Psicoterapeuta, Profesor titular de cátedra en la universidad, invitado a dar conferencias, cursos y talleres en la Argentina y en el exterior, ha creado el “Modelo Integral Facilitador de la Creatividad” para ayudar a las personas y a las organizaciones a vivir y trabajar creativamente, a desarrollar sus potenciales creadores, a resolver los problemas y conflictos que se presentan en la vida cotidiana y a superar bloqueos personales y organizacionales a la creatividad y la innovación.

Se brinda asesoramiento especializado a personas, organizaciones y empresas.

Consultas:

Te: 15 4916-2658

carloschurba@gmail.com

Las nuevas tecnologías, retos y oportunidades en la enseñanza

La escuela, en el laberinto tecnológico

La revolución del aprendizaje que dibujaba Isaac Asimov se queda pequeña. Las nuevas tecnologías ofrecen herramientas, una gran oportunidad para los malos estudiantes y un reto para profesores y padres. Cada alumno aprende a su ritmo y en el lugar que quiera.

J. A. AUNIÓN http://elpais.com/elpais/2013/11/26/eps/1385478323_602048.html

FotoGIANFRANCO TRIPODO

El profesor Jordi Adell va abriendo puertas con su tarjeta electrónica. Sale del edificio del Centro de Educación y Nuevas Tecnologías, que dirige, y enseña al visitante un viernes de octubre el campus de la Jaume I de Castellón, una universidad pequeña que nació en 1991 ya con una fuerte vocación tecnológica. Entre los edificios, de camino hacia la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, Adell habla de una cierta “sobredosis de innovación tecnológica”, de los peligros de las modas, pero también de increíbles avances. En su centro los estudian, los prueban, producen conocimiento, forman a profesores y también los ponen en marcha en su propia universidad.

Ya en una clase, Adell pasa la tarjeta electrónica por un sensor colocado en un lateral de la mesa del profesor y acto seguido se encienden las luces del aula, el proyector y el ordenador. En el centro de la mesa se abre un compartimento en el que está el teclado y un pequeño micrófono que puede colgarse alrededor del cuello. “Por ejemplo, un profesor de matemáticas, Pablo Gregori, va dibujando las explicaciones en la pantalla táctil, estas se ven en la pantalla de la clase y luego, grabadas junto con su imagen y voz, las cuelga en el aula virtual. Los alumnos lo consultan muchísimo cuando se acercan los exámenes”.

Cuando el escritor Isaac Asimov hablaba en la televisión en 1988 sobre la revolución educativa que significaría que todo el mundo estuviera conectado en su casa, desde sus ordenadores personales, a unas bibliotecas infinitas, el entrevistador parecía perplejo al intentar vislumbrar lo que hoy es una realidad cotidiana. Algo parecido nos puede ocurrir ahora al intentar asomarnos a lo que las tecnologías acabarán haciendo con el mundo de la educación en 10, 20, 30 años…

El ‘e-learning’ mueve más de 66.400 millones de euros al año. “Si no nos andamos con cuidado, las empresas tecnológicas dictarán la pedagogía”, dice un profesor

Los expertos se asoman a futuros de enseñanza personalizada, donde cada alumno aprende a su ritmo, en cualquier parte, en vez de tener que adaptarse a la media de una clase; donde sus necesidades pasan a ser el centro y el profesor acompaña el aprendizaje, a veces individual, a veces en colaboración con el resto; con una tecnología casi invisible, sin cables; donde las posibilidades de formación y de acceso al conocimiento se multiplican, se democratizan y pueden llegar hasta los rincones más desfavorecidos gracias a revoluciones como los cursos abiertos masivos en línea (MOOC, sus siglas en inglés).

También ven peligros, claro, y Adell menciona la presión de una industria emergente para extender este o aquel avance y habla del “lado oscuro de las tecnologías educativas”, de aquellas dirigidas al control de alumnos y profesores. “Si no nos andamos con cuidado, quien dictará la pedagogía serán las empresas de tecnología y las editoriales”, asegura.

Los aparatos y las aplicaciones se multiplican a velocidad de vértigo, de la mano de la investigación y de ese floreciente negocio: la industria del e-learning (contenidos, plataformas, portales de aprendizaje) movió en 2012 más de 66.400 millones de euros en todo el mundo, y la expectativa de crecimiento es del 23% hasta 2017, según un estudio del pasado enero del banco de inversión IBIS Capital. Hay todo tipo de iniciativas, y organismos internacionales e instituciones lanzan programas, aunque a veces van y vienen a merced del interés político y los presupuestos. La Comisión Europea presentó el pasado septiembre la iniciativa Opening Up Education, que usará parte de los presupuestos europeos para educación y los fondos estructurales para garantizar equipamientos, creación de contenidos abiertos o formación de profesores.

Cada vez resulta más evidente que al modelo tradicional de educación se le están saltando las costuras, que las formas de enseñar y aprender ya no caben en planteamientos cerrados en el espacio (las aulas), en el tiempo (tantos cursos, igual a tal título) y en los objetivos (un papel que asegura que su portador sabe lo básico para desenvolverse en la vida, otro que dice que eres un experto en economía…). Pero las décadas pasan –hace ya 25 años de aquella entrevista de Asimov– y los avances para muchos son frustrantes o muy insuficientes.

“Si estás buscando una escuela en la que se hayan implantado las tecnologías y haya sido un completo éxito, me temo que lo vas a tener muy difícil”, responde Fernando Trujillo, profesor de la Universidad de Granada experto en la introducción de las tecnología de información y la comunicación (TIC) en las aulas. “Los cambios en educación son lentos, y me temo que con los ordenadores le hemos pedido a la escuela que haga magia. Pero hay miles de profesores haciendo cosas increíbles, con proyectos de realidad aumentada [combinación de imágenes de elementos reales y virtuales], de robótica, de transmedia [poemarios colectivos grabados entre varios centros como el de Poesía eres tú]…”. Destaca iniciativas de docentes, a veces sin apoyo institucional, como EABE en Andalucía, Aulablog en Madrid, Novadors en Valencia o Espiral en Cataluña, y habla de centros que lo están haciendo muy bien en contextos muy difíciles, como el instituto público Antonio Domínguez Ortiz, de Sevilla.

Patricia Giménez es la directora de este centro. En el barrio se ha corrido la voz de que el PCPI de Informática está muy bien y las solicitudes se han multiplicado con el curso ya en marcha. Un PCPI es un programa alternativo a la ESO para chavales con muy pocas posibilidades de sacarse el título obligatorio y en él siguen avanzando en lengua o matemáticas mientras aprenden lo básico de un oficio; en este caso, de auxiliar de informática. El barrio es el Polígono Sur de Sevilla, conocido popularmente como las Tres Mil Viviendas, una zona muy humilde, especialmente castigada por la pobreza, las desigualdades y la droga.

En el PCPI se han embarcado este curso en un proyecto con el que los alumnos crearán su propia microempresa de mantenimiento de ordenadores; ya han empezado a reciclar piezas viejas para construirlos y repararlos. La iniciativa, Joven Empresa Europea, gira en torno a la web; de ella tendrán que sacar las bases, las instrucciones, mandar las solicitudes, colgar los avances…

A pesar de las dificultades –una conexión a Internet muchas veces extremadamente lenta, algunos ordenadores portátiles que se entregan a los chavales y jamás vuelven a pasar por las aulas–, en el instituto están muy volcados con las tecnologías. Han repartido entre los cursos y las asignaturas lo que deberían aprender los alumnos para adquirir eso que en la Unión Europea han llamado la competencia digital. Por ejemplo, en primero de la ESO tienen que “mejorar el uso responsable de las redes sociales” o “familiarizarse con las herramientas de Office” como el Excel o el Word; en cuarto, aprender a crear blogs o a usar los avances para su orientación académica y profesional…

Cuando se habla de tecnologías en la educación hay que distinguir dos objetivos: enseñar a los estudiantes a manejar bien unas herramientas imprescindibles para desenvolverse en la vida y el uso de las tecnologías para mejorar la educación, es decir, que los profesores enseñen mejor y los alumnos aprendan más.

Sobre el primero, casi nadie discute, pues está superada la idea de que “los nativos digitales” poco tienen que aprender de los adultos. El reciente estudio Siete mitos sobre niños y tecnología, de Lydia Plowman, de la Universidad de Edimburgo, y Joanna McPake, de la de Strathclyde, en Glasgow, tras observar durante un año a niños de tres y cuatro, concluye: “Mientras que la facilidad de algunos con la tecnología puede ser sorprendente, muchos otros no son nativos digitales. Pueden sentirse un poco abrumados, al menos inicialmente. Esto es evidente con los ordenadores, diseñados como tecnología para adultos en el lugar de trabajo”.

Por otro lado, puede parecer claro que las TIC ayudan a personalizar el aprendizaje; que parece mejor enseñar anatomía con imágenes en movimiento, reales y en tres dimensiones, que con una fotografía. Pero lo cierto, coinciden el profesor de la Universidade Aberta de Portugal Antonio Teixeira y el director del eLearn Center de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Albert Sangrà, es que resulta muy difícil medir la mejora y no hay estudios concluyentes al respecto. Sangrà cita una escuela holandesa donde ya solo se usan tabletas, pero el método es el mismo que hace 100 años, el Montessori. “Donde había regletas hoy hay tabletas, ¿quiere decir que el método es hoy mejor? Creo que no, simplemente han adaptado las herramientas. Y haciendo lo mismo, normalmente consigues lo mismo. La tecnología está retando a los profesores a cambiar sus métodos y ahí es donde puede traer el gran beneficio”.

Las formas de enseñar y aprender ya no caben en modelos cerrados en el espacio, el tiempo y los objetivos. Al modelo tradicional de educación se le saltan las costuras

Desde el Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la investigadora Jen Groff añade que no solo hay que cambiar el cómo se enseña, sino también el qué. Groff es cofundadora del Centro para el Rediseño Curricular, asociado con la OCDE y el informe PISA y Gobiernos como el de Finlandia y Singapur. “Hay que repensar los contenidos por muchas razones, no solo porque hoy vivimos en un mundo digital. Cualquier defensor de la tecnología educativa le dirá: determine usted qué experiencias de aprendizaje desea proporcionar y, a continuación, busque las herramientas que le ayudarán a activarlas”.

El siguiente paso, dice Trujillo, es ir de las iniciativas de profesores a una “visión de centro, en conjunto”, porque no se trata de llevar la tecnología a la clase y que cada uno intente aprovecharla como pueda, sino de que los profesores y los equipos directivos busquen juntos las herramientas más adecuadas. “Que un día puede ser una salida al campo; otro, traer un pescador a clase para que hable de su oficio, y otro, una videoconferencia con niños de un colegio de Wisconsin”.

La directora del instituto de las Tres Mil Viviendas y el profesor encargado de las tecnologías, Antonio Estrada, comentan que muchos de sus alumnos no tienen Internet en casa y que se les puede ver por las tardes (a ellos y otras gentes del barrio) pegados a la valla para engancharse al wifi del instituto. “Aquí todo se descontextualiza, a veces parece que te dicen: ‘Yo te doy los ordenadores y tú verás…”.

Las pizarras digitales, coinciden Giménez y Estrada, son quizá uno de los mejores avances: los profesores ya se han adaptado y las usan con naturalidad: las proyecciones, los libros digitales, todo un mundo de recursos en Internet… “Es llamativo, ágil y rápido”, resumen. El problema es que se interrumpió el proyecto de digitalización de las aulas en segundo de la ESO y ahora van terminando de completar como pueden las instalaciones con los ahorros del centro y el premio que recibieron recientemente de la Fundación SM por su lucha contra el abandono escolar.

Foto

El profesor de matemáticas Pablo Gregori. / G. P.

El contexto de crisis económica y recortes (más de 6.400 millones de euros desde 2010) ayuda poco al proceso de cambio, no solo por la falta de recursos, sino porque también crea un clima de hartazgo y confrontación. A ello se suma un proyecto de ley, la LOMCE, que nace con gran parte de la comunidad educativa en contra. Recoge, no obstante, el impulso a las nuevas tecnologías. El ministro José Ignacio Wert confesó en una reciente entrevista que le hubiera gustado ir más lejos en este apartado. Sobre la falta de recursos, respondió: “Ahora mismo, la tendencia que en EE UU se está imponiendo en cuanto al uso de las TIC es el bring your own device[trae tu propio cacharro]”. Esa tendencia existe, pero quizá es un tema peliagudo si se plantea en el Antonio Domínguez Ortiz de Sevilla o si se piensa, como dice Trujillo, “que la conectividad [a Internet] sigue siendo un problema”.

Un problema que ha sufrido, junto al aumento de alumnos por clase “hasta 33” en el Santamarca, un instituto público de una zona de clase media de Madrid, en su iniciativa de introducción de las tabletas en las aulas. El proyecto IDEA, de la Fundación Albéniz, está en 12 centros de cinco comunidades autónomas; en el Santamarca empezaron el año pasado en una clase y hoy está en cuatro aulas de la ESO. Las familias han de comprar las tabletas, e IDEA pone el soporte tecnológico donde las editoriales vuelcan sus productos (los padres también tienen que pagarlos, pero cuestan menos que en papel), con acceso a un banco de contenidos y en el que se centralizan todo tipo de herramientas de comunicación entre alumnos, docentes y familias, y de gestión (de asistencia, control de notas, etcétera).

El proyecto va bien, dicen la tutora de una de las clases, Mar Merino, y la directora, Ana Rodríguez. Pero señalan dificultades, y no solo de infraestructura. Por ejemplo, una alumna imprimió en papel todos los contenidos de la tableta porque su madre le dijo que si no, no se lo iba a aprender. Hay que enseñar a los chavales, dice Merino, técnicas de estudio aplicadas a los nuevos métodos, pero también hay que explicar los cambios a las familias.

Porque cuando un adulto piensa en la escuela, tiende a recordar cómo le enseñaron a él. “Se da la paradoja de padres que a lo mejor dirigen empresas punteras y están diciendo que la tecnología lo tiene que cambiar todo, después exigen al maestro que dé clase a su hijo de la misma manera que le enseñaron a él”, dice Albert Sangrà. Por eso, añade Teixeira, es tan importante que en la formación de los docentes estos usen las nuevas herramientas.

“Aquí estamos hablando de la tecnología como plataforma de pruebas”, dice el profesor de la Politécnica de Cataluña (UPC) Eduard Alarcón. Él fue uno de los encargados de repensar la titulación de Ingeniería de Telecomunicaciones. Cuando vieron que sus titulados quizá flojeaban en competencias más genéricas, como el diseño, se incorporaron a una iniciativa internacional, nacida en el MIT y en tres universidades suecas,llamada CDIO. “Está basado en la resolución de problemas en sistemas complejos y en la interdisciplinaridad”, explica. Así, tal vez en un proceso parecido al de aquel chaval de Sevilla que veía a través de unas fotos que las “matemáticas son más que números en una pizarra”, los alumnos de teleco conectan y aplican desde el primer año en distintos proyectos las fórmulas, las estructuras, los circuitos…

En Villaverde, un barrio humilde de Madrid, los chicos aprenden a programar aplicaciones para Android con un método de aprendizaje del MIT

En tercero, el proyecto se lleva a cabo en equipos de 18 alumnos. Uno de ellos está construyendo un nanosatélite en el NanoSat Lab de la UPC, un moderno laboratorio. “El primer día les dices que van a hacer un satélite y no les cuentas mucho más. Luego, en 10 horas les ofreces el marco general, y después se les da autonomía”, explica Alarcón.

De Barcelona a Madrid. Unos chavales juegan al fútbol en una pista de un parque de Villaverde. Uno de ellos se dirige a un tipo con perilla de treinta y tantos: “Señor, señor, ¿puede poner unas bulerías?”. “Bueno, pero dime un título”. “No sé”. “¿Camarón?”. “Vale”. El hombre pulsa las teclas de su teléfono móvil y empieza a sonar Volando voy en unos altavoces colgados en una farola. El señor del móvil se llama Carlos Flores y trabaja en la Asociación Semilla, que pelea por la integración social de los muchos jóvenes que corren serio riesgo de exclusión en el humilde barrio.

Flores es un ingeniero informático que se encarga de dos proyectos de educación no formal a través de las tecnologías. La idea es aprender de forma colaborativa, jugando, tocando y haciendo y conectando disciplinas, de una forma parecida a la que proponen en la Politécnica de Cataluña. Uno de los talleres es para chicos y chicas de 6 a 16 años con problemas en la escuela –porque van retrasados o, simplemente, porque no van–, y el otro, a jóvenes de 16 a 25 que ya han abandonado.

Han adaptado el método de aprendizaje e investigación del Living Lab, nacido en el MIT y vinculado al Media Lab. Con él, los chicos aprenden a programar aplicaciones para Android (el sistema operativo de muchos móviles) en una primera fase; en la segunda profundizan en el desarrollo de software, y en la tercera diseñan y ejecutan un proyecto. Por ejemplo, el año pasado hicieron el Boombox: un dispositivo compuesto con un microordenador, una antena de wifi y unos altavoces colgados en una farola de un parque de Villaverde. El sistema está conectado con el programa de música online Spotify, y, durante el día, quien pase por allí puede conectarse y elegir canciones con el teléfono móvil.

Utilizan software libre, sistemas abiertos, Moodle, guías y videoguías, un mundo de conocimiento, de sistemas y de aplicaciones que hoy se pueden encontrar fácilmente por Internet, de conocimientos que la gente y las instituciones –muchas universidades– comparten. Flores cuenta que hay quien se sorprende por las cosas que consiguen chavales que fracasaron en la educación formal, pero él cree “en el poder de las tecnologías para el cambio social” y “en que cualquiera puede ser innovador si se le dan las condiciones”. Cuenta además que convencieron a IBM para que algunas de sus delegaciones dejaran que los chavales formados en sus talleres pudieran participar en los procesos de selección para trabajar en sus filiales, abiertas normalmente solo a ingenieros. Algunos han conseguido entrar.

“Las instituciones de educación superior deben estar nerviosas por el día en que tú puedas hacer una serie de MOOC [cursos masivos en línea] y otros tipos de experiencias de aprendizaje y luego acreditar lo que has aprendido. Eso sí que realmente pondrá en duda el valor de un título universitario”, dice Jen Groff, del Media Lab.

La irrupción hace unos años de los MOOC ha provocado negros presagios sobre el fin de las universidades. Consisten en colgar materiales en Internet –clases grabadas, bibliografía, podcast, etcétera– que el alumno puede seguir desde cualquier parte del mundo e interactuar y aprender con los compañeros. Algunos requieren registrarse y en la mayor parte de los casos solo hay que pagar algo si se quiere obtener un certificado de asistencia (que no un título o diploma).

“Muchos hablaron de que llegaba un tsunami, pero yo creo que se trata de un glaciar que irá creciendo y cambiando todo, pero no hasta destruirlo”, opina Alastair Creelman, profesor de la Universidad de Linnaeus, en Suecia. Así, tanto él como Sangrà y Teixeira creen que los MOOC serán una herramienta más en un mundo híbrido, pero eminentemente digital. “Las universidades tradicionales tendrán más alumnos en línea que presenciales. Pero será híbrido también en el sentido de que los estudiantes cursarán unas asignaturas presenciales y otras a distancia”. Pero claro, añade Sangrà, cuando uno se asoma al futuro utilizando parámetros actuales, corre un gravísimo riesgo de equivocarse. ¿Qué diría Asimov de todo esto?

Las ventajas de una mente abierta para desarrollar la creatividad

A todos nos gusta pensar que somos de mente abierta, pero ¿qué significa exactamente? Significa ser receptivo a nuevas ideas y diferentes opiniones o puntos de vista . Desde luego que esto suena razonable, aunque el problema aparece cuando hay… Leer más: El enorme potencial de una mente abierta

Técnicas de CREATIVIDAD: la metodología DESIGN THINKING

La innovación es mirar donde todos han miradoy ver lo que nadie ha visto Anónimo

En 2008, Tim Brown acuñaba oficialmente el término DESIGN THINKING para designar a una corriente que llevaba años extendiéndose en diferentes empresas para sus estrategias de desarrollo de productos y servicios.
En sus palabras, se trata de una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente y en una oportunidad para el mercado.
Hoy en día es utilizada por grandes empresas como Procter & Gamble o General Electric, además de ser una interesante herramienta estratégica para emprendedores y en proyectos de marca personal. Esta metodología está implantada en todos los programas de MBA de universidades como Standford, Berckley, Toronto o Georgetown, entre otras.

¿EN QUÉ CONSISTE?

Es una metodología de innovación cuya síntesis podría ser la siguiente:trabajar en equipo, observar con empatía, inspirarse, generar mil ideas, elegir una, hacer prototipos, llevarla al mercado y cambiar el mundo.
Carlos Guyot

Se trata de un modelo de varios pasos en los que se entremezclan la TECNOLOGÍA, los NEGOCIOS y las PERSONAS:


EMPATIZAR (Inspiration)

COMPRENDER. Formulación del problema

OBSERVAR. Análisis del problemas desde el punto de vista del usuario y llegar a la empatía con él a través de la escucha y la observación

SINTETIZAR (Ideation)

DEFINIR. Desarrollar el punto de vista y definir el problema

IDEAR. General el mayor número de ideas posibles (brainstorming)

IMPLEMENTAR (Implementation)

PROTOTIPAR. Refinar ideas y buscar el feedback del usuario

TESTEAR. Recogida de feedback y determinación del cumplimiento de objetivos

¿CÓMO ES UN DESIGN THINKER?

Colaborativo, humano, experimental, abierto, optimista, empático, creativo, en constante búsqueda y de pensamiento global.

Fuente: http://comunicaccionypersonas.blogspot.com.ar/2013/07/tecnicas-de-creatividad-la-metodologia.html