Posts etiquetados como ‘bergson’

¿Es posible descrear lo ya creado?

Crear-Descrear

Lic. Carlos Churba

Sabemos que algo que se construye se puede destruir y algo que se hace se puede deshacer, pero lo que nos resulta notable es que lo que se ha creado no es posible descrear.

Es posible destruir una obra material, producto de un proceso creador, pero es imposible en cambio destruir el concepto o la idea con que dicha obra ha sido creada.

Algunos autores consideran que existiría una especie de ley de grabación.

Según dicha ley todos los pensamientos, sentimientos y actos se registran tanto en nuestro interior como también fuera de nosotros, dejando huellas imborrables y que podrían ser reencontradas. Estas huellas constituirían los llamados registros “akásicos”

De acuerdo con wikipedia los registros akáshicos son una supuesta especie de memoria (de todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos) que estaría registrada en el éter. Allí se almacenaría todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos y todos los conocimientos del universo.

Una posible demostración de la existencia de la grabación de lo acontecido, la constituye el hecho (familiar para casi todos) de que a veces, nos acordamos de pronto, de una escena que hemos vivido 20 o 30 años antes.

La obra del escritor francés Marcel Proust En busca del tiempo perdido (una de las obras más destacadas e influyentes de la literatura del siglo XX). En la primera parte de su novela se encuentra la narración del momento en que revive literalmente un episodio de su infancia al comer una magdalena mojada en el té. Este fragmento refleja el abordaje que hace Proust en su novela. Se trata de la reconstrucción de una vida, a través de lo que llamó «memoria involuntaria», que le devuelve una época de su pasado gracias al sabor de la magdalena. Es interesante destacar los puntos de contacto con el concepto de Henri Bergson sobre la memoria vital, que revive un acontecimiento pasado en su originalidad única y que constituye el fondo de nuestro ser.

Volviendo al concepto de que no es posible descrear lo ya creado, pensamos que puede ser útil por un lado considerar a los conceptos de construcción y destrucción como pertenecientes a una dimensión material (nivel inferior) y al concepto de creación como perteneciente a una dimensión mental o espiritual (nivel superior).

Para concluir sostenemos que se puede desconocer algo que ha sido creado, y que también es posible pensar en el concepto de lo aún no creado, pero hay algo que a nuestro entender parece imposible: descrear lo creado.

Nota complementaria sobre el uso del prefijo “des”.

Fuente: http://www.elcastellano.org/consultas.php?Tag=derivados

P: ¿Puedo usar el prefijo des- ante cualquier palabra como por ejemplo DEScrear, DESamar o existe alguna regla que me permite saber cuando uso o DESuso este prefijo?

R: El prefijo des es sumamente productivo en español, en la práctica se une a casi cualquier base adjetiva, nominal o verbal con tres valores diferentes:

1. Con el valor de privación o carencia («falta de») se une a bases nominales o adjetivas: desconfianza, desorden, desinformación, desamor, desuso, desprevenido.

2. Con el valor de contrariedad o negación se une a bases adjetivas y verbales imperfectivas (que no requieren una acción previa): deshonesto, desleal, descortés, desacatar, desagradar, desobedecer.

3. Con el valor de reversión se une a bases verbales perfectivas (verbos que denotan una acción previa susceptible de ser revertida): desactivar, desunir, desarmar, desmontar, desencuadernar.

Los verbos desamar y desusar, así como los sustantivos desamor y desuso se encuentran consignados en el Diccionario: desamor y desuso con un valor privativo (falta de lo expresado por la base); desamar (en su primera acepción) y desusar con valor de contrariedad (dejar de hacer lo indicado por la base).

Algunos de los derivados formados por prefijación con des- adquieren un significado completamente nuevo, como por ejemplo desamar en su segunda acepción de ‘aborrecer’, y como descriarse, desahogar, desmentir.

Veamos el verbo “crear”

Está implícito en la semántica del verbo que su acción no puede ser revertida a menos que se destruya el producto de esta acción, es decir, lo creado, por consiguiente, descrear no indicaría de manera natural ‘deshacer lo creado’ (valor de reversión). Por otro lado, tampoco es empleado con valor de negación, porque el hablante no lo asocia con ‘no crear’. Todo lo anterior indica que para formar derivados empleando el prefijo des- debería uno observar bien la semántica de la base y ajustarse a los criterios anteriores o, alternativamente, crear un vocablo nuevo con significación propia, que a la postre podría asentarse en la lengua o no.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Crear crealogando con creatividad

Wordle: Crear crealogando con creatividad

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Creatividad, inteligencia emocional y desarrollo humano

  • Sin Comentarios
  • Sin votos