Archivo para la categoría ‘Experiencias’

Balance creativo anual

Balance creativo anual

Está por finalizar el año 2016. Momento apropiado para realizar el balance del año que se va, despedirlo con agradecimiento y aprecio por lo vivido y plantearnos lo que deseamos para el año 2017.

Como el ser humano es el ser creativo por esencia (creados con la potencialidad creadora) y por excelencia (cuando concretamos sueños y proyectos) proponemos realizar el siguiente ejercicio para manifestar en realizaciones nuestra creatividad.

Comenzamos preguntando:

¿Qué aprendí en el año que termina?

¿Qué quiero crear en el año próximo?

De acuerdo con nuestro enfoque para el desarrollo de la creatividad, uno de los ejercicios que proponemos a nuestros alumnos de los  Talleres  creativos es hacer lo que llamamos el Balance del año creativo y lo compartimos con el lector.

Paso 1. Confeccionar dos listas:

  • Lista Nro.: 1- Escribir las cosas, proyectos, resultados que se lograron durante el año.
  • Lista Nro.: 2 – Escribir aquellas cosas que desearon hacer y que no realizaron y agregar los nuevos proyectos a concretar.

En los ítems de la Lista 1 se hace una división en dos categorías:

  • 1A –  Logros y cambios a nivel personal
  • 1B -  Proyectos y productos concretados

Paso 2.  Evaluar los resultados con una escala de apreciación de 5 valores:

1- Insuficiente

2- Regular

3- Bien

4- Muy Bien

5- Excelente

Paso 3. Se deben generar ideas aplicando una de las técnicas de creatividad que enseñamos en el taller, para mejorar aquellos resultados obtenidos que se desean continuar realizando el próximo año.

Paso 4. Se toma la Lista Nro.: 2 y se analizan los motivos por los cuales no se concretaron los ítems que aún nos siguen interesando, se descartan aquellos que ya no nos motivan para aliviar el equipaje y se aplica el Método de Desbloqueo enseñado (Identificar los bloqueos o inhibiciones y realizar actividades para pasar a la acción).

Aclaramos que si son muchos los objetivos de la lista es necesario jerarquizarlos y establecer prioridades ya que es acotado el tiempo del que generalmente disponemos.

Paso 5. Diseñar un plan para la realización de los objetivos seleccionados y priorizados de las dos listas, con un cronograma tentativo en el que se asignarán tiempos predeterminados para cada objetivo.

Se sugiere un monitoreo mensual para ver los avances,  y ajustar y reprogramar todo lo que fuere necesario.

Apostar a la creatividad y a la innovación, enfocadas en nuestros deseos, proyectos y actividades, poner énfasis en el crealogar con nuestros colegas, amigos, clientes y proveedores y estar abiertos a las tendencias y necesidades de las personas y organizaciones, para responder en forma eficaz y eficiente y finalmente trabajar en equipo sinergizando esfuerzos, nos puede ayudar a tener un año próspero, fecundo y que merezca ser vivido.

carloschurba@gmail.com

www.carloschurba.com

Twitter: @carloschurba

Diseño y Creatividad

Un cubo con sabor a hogar
Nombre: Mariangel Lopez.

Estancia, dormitorio, cocina y baño en sólo 6 metros cuadrados.
Estancia, dormitorio, cocina y baño en sólo 6 metros cuadrados.

Estancia, dormitorio, cocina y baño en sólo 6 metros cuadrados

Estudiantes de la Universidad Técnica de Munich diseñaron una mini vivienda que en sólo 6 metros cuadrados ofrece muchas de las comodidades de una gran mansión.

No sorprende que la genial idea haya sido desarrollada por estudiantes de la Universidad Técnica de Munich, una hermosa ciudad al sur de Alemania con ciertas desventajas, por ejemplo la escasez de vivienda pagable. El problema resulta tanto mayor para los jóvenes estudiantes. Pero aunque escasos de capital, han demostrado que les sobra el ingenio.

La idea del pequeño cubo vivienda resultó de una tarea propuesta por el arquitecto británico Richard Horden a sus estudiantes de la materia de Desarrollo de Productos y Arquitectura. Encargó a los estudiantes de la Universidad Técnica de Munich desarrollar una mini vivienda en cooperación con estudiantes de arquitectura del Instituto Tecnológico de Tokio, con los que mantuvieron contacto vía videoconferencia.

El resultado: un cubo compacto y elegante por fuera, y de gran comodidad por dentro.

Solución elegante y ecológica

Las paredes son de aluminio liso que le da al cubo un aura especial y una atmósfera de tranquilidad. Pero no sólo es bello a la vista, también resulta ecológico. El cubo no toca el suelo pues el concepto prevé perjudicar lo menos posible la naturaleza. Se encuentra sobre pedestales. Para Richard Horden una de las principales características de arquitectura exitosa es la luminosidad y la ligereza de los materiales.

El volumen del pequeño cubo es escaso, poco material y construído para reducir al máximo el consumo de electricidad. Como influye mínimamente en su entorno fomenta la relación de su inquilino con la naturaleza.

Incluso hay lugar para invitados
Cuatro ventanas de dimensiones distintas posibilitan la vista en todas direcciones. Están ubicadas de tal forma que resaltan la sensación de un domicilio con distintas habitaciones. Los muebles son en parte plegables. Así en el área de entrada se encuentra también el baño y en el área comedor, se trabaja y descansa, y además se duerme, pues se pueden levantar dos camas con lugar para cuatro personas

El pequeño cubo está equipado con técnica moderna: conexión de Internet, estéreo, televisión integrada de pantalla plana, enchufes bien situados y moderna cocina. Puesto que el cubo tiene sólo 2,6 metros de largo se le puede trasladar rápida y fácilmente.

¿Accesible para estudiantes?
El prototipo no resultó justamente barato. Costó medio millón de euros. Pero se prevé que su construcción en serie abarate el precio a sólo 25.000 euros por unidad habitacional.Estas se pueden combinar y crear asentamientos.

A partir del próximo semestre los universitarios lo pondrán a prueba. Algunos voluntarios vivirán durante un semestre entero en los pequeños contenedores que estarán situados en las cercanías de la universidad. Y si no mueren en el intento… estos cubos pronto podrían convertirse en parte del panorama arquitectónico de la ciudad.

Ø Relación con el Grafico Espiralado de la creatividad

Incógnita para resolver: El problema a resolver, (lo cual llevo a la creación de dicha casa) fue la falta de viviendas para habitar.

Sujeto creador: En este caso es un grupo creador el que lleva a cabo el proceso creador. Este grupo fue el de los estudiantes de la Universidad Técnica de Munich.

Proceso creador: Este grupo comienza el proceso en busca de un objeto aun no existente, desconocido; busca información ya sea en profesores, en otros estudiantes como por ejemplo los de arquitectura del Instituto Tecnológico de Tokio, en arquitectos, etc. Absorben toda aquella información que los conduzca a su producto deseado.

Producto: Después de investigar y recabar información llegan al producto deseado, el cual viene a resolver su problema. El producto es esta mini-casa, cubo compacto y elegante por fuera, y de gran comodidad por dentro.

Ambiente: Este proceso creador se desarrolló en un ambiente físico y social. En este caso al hablar de un ambiente físico podemos hablar de ambiente arquitectónico ya que es exactamente donde se llevó a cabo este proceso creador, cuando hablamos de ambiente arquitectónico no debemos dejar de lado las características que este ambiente requiere como ser: funciones, formas, dimensiones, iluminación, ventilación, acondicionamiento térmico y acústico, plástica, color y luz, textura, motivos, materiales, líneas, planos, volúmenes, espacio, equipamiento, muebles, artefactos, instalaciones, necesidades, protección, intimidad, vista, tranquilidad.
Con respecto a la tranquilidad, este grupo de estudiantes, diseñó las paredes de aluminio liso ya que le da al cubo un aura especial y una atmósfera de mayor tranquilidad. Si nos referimos a la vista se diseñaron cuatro ventanas la cual permiten que se pueda ver en todas la direcciones y además aumenta la luminosidad del espacio interior. Se puede ver tambien que para el diseño de esta mini-casa se ha propuesto utilizar pocos materiales y muchos de ellos plegables para hacer los ambientes más ligeros y espaciosos. Las dimensiones de este cubo son pequeñas lo que hace que sea fácilmente trasladables, además de que se puedan agrupar y así formar asentamientos.
Esta mini-casa esta equipada con todos los artefactos necesarios además de conexión de Internet, estéreo, televisión integrada de pantalla plana, enchufes bien situados y una cocina muy moderna.
Como dijimos anteriormente este proceso creador también se lleva a cabo en un ambiente social, (vemos como es su influencia en la estimulación de la creatividad), del cual no podemos saber mucho, no sabemos si fue un ambiente de respeto a la idea y tiempos de cada uno de los participantes, si se plantearon muchas o pocas ideas, si a los participantes de este proyecto se los motivó o reprimió con respecto a sus ideas. Pero si podemos saber que se ha establecido un intercambio de conocimientos entre grupos de estudiantes, entre estudiantes y profesores y se han utilizado mecanismos para facilitar esta tarea.

Sujeto creador: Hasta aquí se ha cumplido un ciclo. En el cual retornamos nuevamente al grupo creador, este grupo (estudiantes) ya no es el mismo grupo del de partida ya que este producto creado (mini-casa), recrea a su vez a este grupo, lo transforma, lo enriquece, etc. Este grupo ya esta listo para iniciar con otro proceso creador, desde un punto de partida diferente al que inicio con este proceso creador.

Ø Etapas del proceso creador

1- Incógnita para resolver: Existe un problema, en este caso es la escasez de vivienda pagable.

2- Información: Estos estudiantes han necesitado contactarse con gente especializada en el tema, recoger información, etc.

3- Incubación: Todo el material es sometido a un procesamiento inconsciente. Para poder hacerse consciente, los contenidos inconscientes deben transformarse.

4- Iluminación: Es el momento en el que a estos jóvenes les emergió la idea y les dio la posible solución al problema.

5- Evaluación: Una vez que tuvieron la idea debieron valorarla. Cada disciplina está enmarcada por condiciones que toda nueva idea debe cumplir. Estos estudiantes debieron tener en cuenta que este nuevo producto cumpla con factores como la estabilidad, el clima, el paisaje, la superficie de terreno disponible, las necesidades, la posibilidad económica, los materiales, la tecnología, etc.

6- Elaboración: Consiste en plasmar la idea. Es decir en realizar esta mini-casa

7- Estrategias de Realización: Se buscan aliados para la aprobación y apoyo de la idea por ejemplo, empresarios que financien la construcción de estas mini-casa o como por ejemplo voluntarios que vivirán durante un semestre entero en los pequeños contenedores para saber si realmente este proyecto funciona.
Estrategias de Verificación: La verificación consiste en hacer feedback es decir que estos estudiantes debieron volver hacia atrás y repasar cada paso y decisión tomada.

Ø Además este grupo de estudiantes sentaron las bases, plantearon el concepto, idea para que de aquí en mas se pueda seguir creando desde este nuevo lugar, ya que desde ahora en un futuro no nos tiene que extrañar encontrar este nuevo tipo de viviendas, ya que aportan la solución a múltiples problemas habitacionales, problemas de espacio, etc. Es por esto que podemos decir que lo creado no se puede descrear, ya que se podrá eliminar o destruir este cubo-vivienda, pero la idea de una casa en miniatura, funcional de rápido armado y traslado va a quedar en la ¨cabeza¨ de estos futuros arquitectos.

Ø Podemos preguntarnos si esta creación, hecha por los estudiantes la Universidad Técnica de Munich de la materia de Desarrollo de Productos y Arquitectura, ¿es realmente creativa?

Para dicha valoración existen criterios de valoración:

Criterio Diferencial: Discrimina un producto según sea su creatividad: individual o sociocultural. Esta ha sido una creatividad a nivel sociocultural, lo cual no quita que pueda llegara serlo individual, ya que de ahora en más una persona puede crear esta mini-casa y para ella ser nuevo, original y novedoso, por mas que ya este creado a nivel sociocultural debido a que esta persona no sabia de que dicha casa ya era conocida. Ella en su nivel individual logró una obra creadora.

Criterio Tipológico: Se distingue al producto creativo en dos niveles uno superior y otro inferior. El nivel superior se basa cuando se crea un nuevo complejo semántico es decir la creación de la mini-casa, y el nivel inferior se refiere a la modificación de ese complejo semántico es decir todas las nuevas modificaciones que se le van a hacer de ahora en adelante a esta mini-casa, ya sea para hacerla mas cómoda aun, más pequeña por que no, con nuevos ¨adornos”, etc.

Criterio Pragmático: Para que una obra o producto sea considerada como respuesta adecuada además de ser nuevo y original, debe ser útil y beneficioso. Con esta mini-casa dichos problemas están solucionados ya que es novedoso y original por demás y también es beneficioso ya que se solucionan problemas de espacio, al poder agruparlas se podrán crear asentamientos, se podrán hacer viviendas sociales es decir para gente carenciada , etc.

Criterio Prospectivo: consiste en trasladarnos al futuro por medio de la imaginación y una vez allí valorar el producto en cuestión. Me parece que este nuevo producto, como dije anteriormente, va a solucionar muchos problemas en el futuro, ya que la población va creciendo en gran medida lo cual hará que no haya mucho espacio disponible para la habitabilidad, además se están registrando muchas catástrofes climáticas lo cual ocasiona perdidas de vidas humanas que por conservar sus casas se quedan en los lugares peligrosos con este nuevo tipo de vivienda este problema estará solucionado ya que son de fácil traslado y armado.

Bibliografía e imágenes

http://www.dw-world.de/dw/article/0,2144,1685318,00.html

Churba, Carlos A. (2007) “La Creatividad” Un enfoque dinamizador de las personas y las organizaciones. Editorial Dunken. 7ma. Edición. Buenos Aires

Tres creadores y sus obras. El proceso creativo lateral y lógico

El proceso creativo lateral y lógico

Publicado por 

El proceso creativo que lleva al ser humano a realizar proyectos diferenciadores en los que queda la impronta personal de cada uno, es un proceso que puede ser complejo dentro de cada persona, que nunca ha salido ni saldrá, o puede ser un proceso de lo más fácil que fluye por una persona de una forma constante, o simplemente se adquiere con trabajo y metodología. Cuando uno sabe lo que quiere, pero no sabe cómo conseguirlo, tiene un problema cuya solución requiere de lo que el escritor ensayista Edward De Bono llama “pensamiento lateral”, este es un pensamiento creativo que en el fondo es una manera diferente de usar el cerebro sin utilizar la lógica. Esto puede sonar algo raro, porque el pensamiento humano se caracteriza por emplear la lógica que es unidireccional, sigue el camino que ella misma se traza; el pensamiento lateral cuenta con infinitas maneras de llegar a una solución, porque llega a ella por caminos distintos a los del pensamiento lógico. Pero un pensamiento no puede convivir sin el otro ya que el pensamiento lateral es creativo y sirve para crear las ideas, mientras que el lógico sirve para desarrollarlas.

Todo esto lo podemos ver y poner en común en la Fundación Telefónica de Madrid ya que todavía se pueden ver las exposiciones de Paco Roca. Dibujante ambulante, Nikola Tesla. Suyo es el futuro y Ferrán Adriá.Auditando el proceso creativo. Tres personajes que no tienen nada que ver entre ellos, pero que tienen en común la creatividad, cómo llegan a ella y cómo la desarrollan en sus obras.

La exposición Paco Roca. Dibujante ambulante (20 de noviembre al 15 de febrero de 2015) es un recorrido que invita a comprender el trabajo creativo del dibujante, Premio Nacional del Cómic 2008, desde 1995 hasta la actualidad. Entre las novedades, se exponen algunos de los bocetos y originales de sus últimas obras: “Surcos del Azar” y “Andanzas de un hombre en pijama publicadas” por Astiberri. En total, pueden verse más de 200 piezas, desde bocetos, dibujos, apuntes, álbumes y audiovisuales, entre las que destaca uno de los dos Goya que obtuvo por la película “Arrugas”, la obra más conocida del autor, de la que se han vendido más de 60.000 ejemplares y ha sido traducida a ocho idiomas. La muestra permite entender el proceso creativo de Roca, maestro en el género del cómic, y refleja desde la generación de una idea hasta su plasmación en el soporte final. De este modo, la exposición penetra en las entrañas de su trabajo y nos muestra desde sus herramientas de trabajo hasta la técnica usada para dar vida a sus ideas en forma de dibujo. Él mismo la define así: “No se trata de una retrospectiva, ya que se han quedado muchas cosas fuera, pero si es una muestra de los caminos en los que me encuentro a gusto narrando: el cómic, la ilustración y los cuadernos de viaje”. El visitante podrá conocer el proceso de creación e ilustración de este personaje, con el que Roca se identifica y que constituye un símbolo de libertad, un cuarentón que por fin ha conseguido su sueño: quedarse en casa todo el día en pijama. Además, se podrá ver una muestra de sus trabajos desde 1995 hasta la aparición de su última novela gráfica “Los surcos del azar” (Astiberri), a finales de 2013, y contemplar bocetos, apuntes, publicaciones e ilustraciones de obras tan emblemáticas y conocidas como El invierno del dibujante”, “Las calles de arena” o “El Faro” (todas en Astiberri).

Otra persona que se diferencia por su creatividad y que está influyendo en varias generaciones actuales es Ferrán Adriá. Todo empieza con la frase “La creatividad es no copiar”. Para entender este termino hay que remontarse a 1987, cuando durante un stage culinario de Adrià en la Costa azul francesa, el gran chef francés, Jacques Maximin, afirma que “la creatividad es no copiar”. Esta frase fue el inicio del cambio revolucionario en la cocina de elBulli, Adrià dejó atrás los recetarios e inició su propia andadura, que cambió la manera de entender y degustar la cocina. Desde entonces, Adrià empezó a cuestionarse los límites establecidos. ¿Por qué un helado no puede ser caliente? ¿Quién dice que no pueden mezclarse dulce y salado? De aquí, la imagen que se ha elegido para representar esta exposición, un dibujo hecho por él mismo con la transcripción a mano de la palabra WHY? Durante 25 años, de 1987 a 2011, el equipo del restaurante de Cala Montjoi trabajó incansablemente con el fin de evolucionar el lenguaje de la cocina y encontrar un estilo propio, siempre con la exigencia de ser lo más disruptivos posible. ElBulli creó una partida dedicada exclusivamente a la creatividad. Estaba la partida de la carne, el pescado, los entrantes, los postres y … la creatividad. Con el cierre de elBulli en 2011, esta tarea continuó a través de el Bullifoundation, Adrià y su equipo se han dedicado a investigar y continuar experimentando sobre su propia disciplina. Han sistematizado una “fórmula de la creatividad”, tomando elBulli como ejemplo, que aspira a que sirva de modelo para otras disciplinas y de autoanálisis para encontrar el método de cada uno. Aseguran que no se trata de un modelo único, pero sí de un modelo válido para quien quiera mejorar el rendimiento y la eficacia de su empresa, negocio u oficio.

Ferran Adrià. Auditando el proceso creativo (29 de octubre 2014 al 8 de marzo 2015) es el primer resultado surgido del trabajo de elBulliDNA, un equipo multidisciplinar de una decena de personas que, desde la sede en elBulliLab, en Barcelona, está estudiando y decodificando el proceso creativo, y que dialogará con elBulli1846 en Cala Montjoi. La exposición más completa jamás producida en torno a la obra del cocinero catalán. Un auténtico mapa de toda una vida dedicada a la creación. Esta creación que podría a atreverme a calificarla de lateralidad, ya que emplea múltiples caminos para llegar a una solución creativa.

Y para terminar y el más importante, sin quitar mérito a los anteriores, esNikola Tesla. Suyo es el futuro (3 de noviembre de 2014 al 15 de febrero de 2015) que gracias a el podemos disfrutar del mundo en el que vivimos ahora con sus avances. El inventor norteamericano de origen serbio es una figura fundamental de la historia del progreso. Podemos afirmar que sus descubrimientos, inventos, aportaciones y vaticinios permitieron el desarrollo de la civilización eléctrica en la que todavía vivimos. Tesla concibió la corriente alterna y la radio, también fue pionero en tecnologías visionarias para su época como la robótica, los aviones de despegue vertical, las armas teledirigidas, las lámparas de bajo consumo, las energías alternativas o la transmisión inalámbrica de electricidad… Y sin embargo, tras caer en desgracia en los albores del siglo XX, murió y residió en el olvido hasta los albores de nuestro siglo XXI.

Resulta incomprensible, dada la enorme trascendencia de su trabajo, comparable a la de sus rivales Thomas A. EdisonGuglielmo Marconi, ambos por cierto aficionados a husmear en sus patentes. Tesla, epítome del genio romántico, obsesionado con su trabajo y poco dado a los asuntos mundanos, tuvo mala suerte en los negocios y perdió el mérito histórico de sus contribuciones a favor de otros inventores más hábiles comercialmente hablando. A la postre, el nuevo capitalismo surgido de la Segunda Revolución Industrial desconfió de aquél que no se había hecho rico con sus inventos y lo relegó a la soledad de una habitación del hotel New Yorker. Allí murió Tesla, que había pasado de ser un atractivo y brillante científico europeo a un viejo que daba de comer a las palomas y mascullaba locas ideas sobre un futuro inalámbrico.En este caso vemos cómo se ha desarrollado la idea, una idea que está totalmente ejecutada.

Por todo esto el proceso creativo lo podemos aplicar al día a día de nuestras vidas, ya sea empleando la lógica o la lateralidad para desarrollar y pensar nuestras ideas.

Fuente: http://abcblogs.abc.es/fahrenheit-451/2015/01/27/el-proceso-creativo-lateral-y-logico/

EDWARD DE BONO “EL PENSAMIENTO LATERAL” EDITORIAL PAIDÓS.

Ferran Adrià: “La creatividad es buscarse la vida”

El chef cocina ideas con los periodistas Vicente Jiménez y Carlos Francino en el ciclo ‘Visionarios’ de EL PAÍS y la SER

“Soy cocinero”, insiste Ferran Adrià, pero lo único que echa humo es su cerebro. Los ingredientes que el influyente chef internacional maneja son ideas, de forma torrencial. Su creatividad es plato único y a la vez se multiplica en un menú de iniciativas, contacto con la universidad, la ciencia, el periodismo… Y esa sociedad civil de la que, insiste, forma parte como un obrero innovador. Por eso, por su constante innovación y su visión vanguardista en la gastronomía, ha sido la primera figura invitada este miércoles al ciclo Visionarios, organizado por EL PAÍS y lacadena SER y patrocinado por el banco Sabadell para poner sobre la mesa referentes, líderes y espejos donde mirarse. En el primer menú del ciclo, Adrià cocinó ideas con el director adjunto del diario, Vicente Jiménez, y el conductor de La VentanaCarlos Francino. Un diálogo cómplice con dos periodistas : “En la cocina y la información tenemos en común la inmediatez”, dijo el chef.

Ante el atento público que abarrotaba el moderno auditorio en la Gran Vía madrileña de la Fundación Telefónica (con fans como su amigo el cocinero Juan Mari Arzak), recomendó no confundir la velocidad con el tocino. “La velocidad es un problema. No puedes hacer algo sin ser riguroso. Y la “con la seriedad y la rigurosidad se funciona”, todo lo demás “es espuma”, ironizó.

Y se habló de la falsa prisa y de la falsa velocidad. La buena, se admite y se desea: “¡Ójala se den prisa en curar el cáncer!”. Está cansado de las noticias malas. “Casi nunca aparece en los diarios la palabra felicidad”, les espetó a sus contertulios/amigos periodistas. Salieron a relucir las entrevistas, “más de mil al año”, y que según el cocinero “son una buena manera de no ir al psiquiatra”, a la vez que un vehículo “para reformular ideas”. Y si esas ideas se transmiten bien, mejor. Jiménez le comentó que la mayoría de las noticias que se publican sobre Adrià son buenas. Y el chef saltó a épocas crudas de incomprensión: “Nooo, ¿te acuerdas cuando salió el titular de Ferran Adrià envenena? Era un ataque a la vanguardia, a no querer cambiar cosas”.

Y como dice el lema de Visionarios, siempre hay algo o alguien que lo cambia todo, más allá de las incomprensiones aparte. “Los visionarios no gustan a todos”, y no siempre son entendibles, coincidieron el cocinero y los periodistas. “Cuando me dicen que no entienden mi proyecto estoy contentísimo. Si algo se entiende es que no es muy nuevo”, dijo el chef, obsesionado con la innovación, no solo la suya, sino la ajena: “Para innovar tienes que arriesgar”.

Adrià resaltó que él y sus compañeros de elBulli siempre han arriesgado, cambiaban continuamente y si ahora han cambiado de nuevo es para seguir innovando. “Hicimos vanguardia y no somos marcianos”. Adrià rechazó los calificativos de gurú o genio. “No me gustan. Yo solo soy un cocinero”, dijo mirando a sus compañeros de debate. Pero sí le gusta definirse “creativo”. “Cada una de las personas que estáis aquí tiene su proceso creativo”, dijo mirando al auditorio. Y les lanzó la receta: “Creatividad es buscarse la vida”.

¿Y cocinar? Pues casi una pregunta del millón, “esas que siempre hace Ferran y no se pueden responder”, recordó Jiménez. “Al final cocinar es una decisión”, contestó Adriá, sacudiendo las definiciones de los diccionarios: “Dicen que cocinar implica fuego. Y ¿no es cocina un tartar, un sushi?”. Elabora, que algo queda.

Salió a relucir la ética y la perseverancia nadando contracorriente: “Yo hablo de honestidad y seguro que mañana alguien dice de mí que soy un chorizo. Un día eres dios y otro día el demonio”. Y, futbolista él, citó el caso de Messi, “entregado a su mundo”. “Tienes que tener una fuerza mental brutal”, manifiesta.

Francino le preguntó por las tentaciones políticas: “No sé. Yo ayudo en lo que me pidan. Con elBulli Foundation ya doy un granito de arena en lo que me toca. Tenemos que saber donde estamos. Yo soy cocinero y un empresario”, dijo, pero si le pinchan, responde y da al momento recetas empresariales y políticas. Aboga por la ética de la honestidad, asegura que es su herramienta. Ya que, piensa, falta en la órbita política. La gente tiene derecho a equivocarse, pero que lo reconozcan. “Si pudiéramos arreglarlo con una cena…”, soltó ante la pregunta de por qué no sienta en su mesa a Artur Mas y a Rajoy. “A ver si desde elBulli Foundation demostramos a la sociedad civil de que puede haber un centro innovador de cocina, de moda, de cualquier disciplina. No hacen falta millones de euros para dedicarse al i+D”.

Y ¿no nos estamos quedando lejos frente a otros países que van a una velocidad superior a la nuestra? le planteó Vicente Jiménez. “Cuando sabes que estás cambiando el mundo, no puedes parar”, afirma el hiperactivo cocinero. El pesimismo no entra en su cabeza. “Hace cien años ni estábamos mejor ni se comía mejor”. Tenemos visualizados que los tomates de antes eran mejores y que todos tenían huertos en su casa… ¡Si había gente que comía pan duro!”

Jiménez retó a esas antenas innovadoras de Adrià y le preguntó qué le ha sorprendido en el último año. “El MIT (Massachusetts Institute of Technology)”, respondió rápido el cocinero. Ha vuelto fascinado de Boston. De un centro de ciencia y conocimiento donde ha expuesto su ambicioso laboratorio creativo e ideológico de elBulli y el vicepresidente es paisano suyo, de Hospitalet (como descubrió el reciente reportaje de El País Semanal). “En el MIT todo el mundo cree que puede cambiar el mundo”, dice entusiasmado. Allí vio pasión, algo “muy difícil de inculcar y transmitir”. Él ahora insiste en transmitir a las autoridades la necesidad de invertir en la sociedad civil: “Si hay una persona con un talento brutal, vamos a darle las mejores becas. Pensamos que somos buenos en deporte y no somos buenos en otras cosas. Habría que hacer una auditoría creativa, un inventario de talento, de ver dónde podemos actuar”.

Le piden otra receta final: cómo estaremos en el futuro en España. “Si focalizamos dónde hay que invertir, mejoraremos. La innovación es el futuro. Hay que primar la excelencia y la innovación. Y no nos obsesionemos tanto con la universidad. La formación profesional no se puede olvidar. Tenemos que estar orgullosos de ser carniceros o carpinteros… Yo soy cocinero. Somos gente normal”, dijo este innovador personaje que no ha pasado por la universidad. La respuesta de sus anfitriones: “Sois normales inusuales”

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2014/02/19/actualidad/1392845672_466981.html

Espacios de Trabajo que fomentan la Creatividad y la Innovación

Espacios de Trabajo que fomentan la Creatividad y la Innovación

Cuando nos propusimos elegir un nuevo emplazamiento para nuestra oficina en Valladolid, investigamos en mayor profundidad sobre cómo afectan los espacios de trabajo al rendimiento de sus trabajadores.

Las distintas tipologías de oficinas tienen sus implicaciones en la relación entre los trabajadores, y la relación de la empresa con otras organizaciones. Además, en un entorno de trabajo destinado al proceso creativo, el espacio donde se desarrolla debe fomentar la colaboración y permitir un ambiente propicio para la creatividad y la innovación.

Oficinas Abiertas

Peopleware. Lo importante es cómo el espacio afecta a las personas.

Especialmente relacionado con los trabajadores del conocimiento, los espacios físicos donde desarrollan su actividad, tienen una gran influencia en el desarrollo de la creatividad y la innovación. El hábitat de las organizaciones influye en el comportamiento de sus trabajadores, y puede promover comportamientos relacionados con la creatividad, con la colaboración y la conexión entre personas y nuevas ideas.

En el libro Peopleware sobre Productive Projects and TeamsTom DeMarcoTimothy Lister, aportan varias ideas sugerentes sobre cómo afecta el espacio de trabajo a la creación de un equipo de proyecto altamente productivo.

El texto hace especial énfasis en los problemas que se derivan de la tipología más común de oficinas abiertas, y la influencia que tiene la falta de privacidad de los trabajadores en su productividad.

La práctica común en las organizaciones tiende al diseño de oficinas abiertas, ya sea por razones económicas, de espacio, o por la creencia de que al sentar a muchas personas en un mismo lugar se fomenta la colaboración.

Sin embargo, cada vez se ponen más en duda los beneficios de este tipo de espacios supuestamente colaborativos. Varios estudios indican que estos espacios no afectan positivamente en la creación de nuevas ideas, y muchos directores de proyectos piden que sus equipos vuelvan a pequeños espacios para disfrutar de mayor privacidad, silencio y concentración.

El principal problema de una oficina abierta es el ruido ambiente que dificulta la concentración. La falta de privacidad y la sensación de que todo el mundo puede ver constantemente qué haces y escuchar qué dices resta libertad y aumenta la sensación de inseguridad. Las constantes interrupciones, provocadas por conversaciones telefónicas cercanas, el ruido de los ordenadores, charlas entre los compañeros, etc,  afectan negativamente a la concentración de todo el personal.

El principal motivo por el que las empresas optan por este tipo de espacios abiertos es un problema económico. Una oficina abierta resulta bastante más barata que una dividida en espacios distintos. Cuando la razón para elegir un espacio abierto es la económica, suele enmascararse bajo la idea de una mal entendida flexibilidad de la organización de la empresa. La flexibilidad de una empresa no quiere decir que los edificios y sus paredes también lo tengan que ser.

Por otra parte, un espacio de trabajo homogéneo, indefinido y sin orientación, no posibilita un uso alternativo del espacio, y la interacción entre las personas.  El uso alternativo del espacio de trabajo, propicia  encuentros fortuitos, reuniones puntuales no programadas en las que se traspasan ideas e información.

Buscando la Creatividad y la Innovación

Efectivamente, en las empresas destinadas a la creatividad y el desarrollo de conocimiento, debemos compartir y promover ideas. Este proceso creativo se basa en el trabajo colaborativo de todo el equipo de proyecto, por lo que los espacios de trabajo deberían facilitar esta colaboración entre las personas. Sin embargo, para la mayoría de las personas, el proceso creativo es un acto en soledad.

“El intento más equivocado de una falsa colectivización es la pretensión actual de ver al grupo como un vehículo creativo… Las personas rara vez piensan en grupos. Hablan, intercambian información, deciden, llegan a acuerdos… Pero no piensan. No crean.”

William Whyte, en The Organization Man

La colaboración y la transmisión de ideas entre las personas suele producirse de forma fortuita y no planeada. Un espacio de trabajo bien diseñado puede favorecer estas conexiones y encuentros creativos. Las oficinas deben contener espacios diferenciados y separados del bullicio habitual donde se puedan desarrollar discusiones creativas. Estos refugios o nichos permitirán que una conversación casual pueda convertirse en una conversación productiva orientada a la creación.

Los nichos de Christopher Alexander

De nada sirve promover un encuentro entre compañeros de trabajo que no se pueda convertir en una conversación privada. La falta de privacidad para seguir una conversación casual puede frustrar el intercambio de ideas.  El exceso de ruido y tráfico en una zona puede impedir la conexión entre personas, estos autores citan el ejemplo de los nichos de Christopher Alexander con los que el arquitecto soluciona el problema en su estudio de patrones. Estos nichos, pequeños lugares que acaban con la homogeneidad de un espacio, dan a las personas la oportunidad de tener un poco deprivacidad. Estos pequeños espacios son fundamentales para la conexión entre individuos.

Otro tipo de espacios en donde se promueve la interacción entre compañeros de distintas unidades funcionales son aquellos espacios destinados a los recursos compartidos, como la máquina del café, la fotocopiadora, áreas de descanso, etc.

Los radiadores de Información

Las organizaciones con un alto grado de innovación disponen de espacios de trabajo en equipo  con espacios para mostrar el trabajo en progreso. Se producen actividades regulares donde cada equipo comparte lecciones aprendidas y comparten información relevante con el resto de la organización. Las salas donde se realizan las exposiciones suelen ser abiertas, acristaladas, y fomentan la participación de otros trabajadores fuera del equipo de proyecto.

Es difícil trabajar en un equipo sin un espacio dónde trabajar en conjunto. El equipo de trabajo de un proyecto, requiere de un espacio para discutir tranquilamente y trabajar en un objetivo común de intercambio constante. Por esto se recomienda tener espacios dedicados a los proyectos en vez de oficinas abiertas donde todos se amontonan.

Una característica de estos espacios debe ser la de contar con lugares visibles para exponer el trabajo en progreso, no solamente hacia el equipo de proyecto, como Scrum, sino también hacia el resto de la organización. La difusión y puesta en común del conocimiento y avances de un equipo de proyecto invita a la retroalimentación, y permiten que la gente se inspire del trabajo de otros.

Aparte de la cuestión económica que supone crear espacios de trabajo por proyecto, el principal escollo a esta solución, es que muchas organizaciones no están acostumbradas a trabajar por proyectos, y la única visión posible es la de una estructura por departamentos. “Esta planta es la de los ingenieros, aquella la de marketing,…y en el sótano tenemos a los informáticos”.

Nichos para reuniones

Oficinas donde no se puede trabajar entre las 9 y las 5.

En esa búsqueda del silencio y la concentración hay personas que se quedan a trabajar en casa porque en la oficina no pueden realizar tareas urgentes o que necesiten de un alto grado de concentración.

Tom DeMarco y Timothy Lister hicieron encuestas en las empresas donde impartieron formación y consultoría sobre equipos de proyectos, y recogieron las conclusiones en su libro Propleware.

La principal queja que recogían de la mayoría de empresas que disponían de espacios de trabajo abiertos era que en dichas oficinas no se podía llegar al nivel de concentración necesario para un trabajo intelectual.

En la oficina no te puedes concentrar durante el horario normal de trabajo, por lo que muchos trabajadores optan por llegar antes, o quedarse hasta tarde en la oficina, aprovechando las horas en las que están menos concurridas.

“Si un trabajo es urgente, me quedo en casa para hacerlo, o me voy a la biblioteca municipal. Cualquier sitio menos la propia oficina.”

Las preguntas de la encuesta sobre la calidad del espacio de trabajo eran del tipo:

  • ¿Qué tamaño tiene la oficina, y si es un espacio cerrado destinado exclusivamente a los miembros del equipo de Proyecto?
  • ¿Es un espacio de trabajo silencioso y tranquilo?
  • ¿Se puede mantener cierto grado de privacidad?
  • ¿Puedes silenciar tu teléfono?
  • ¿Se pueden desviar las llamadas de teléfono?
  • ¿La gente a menudo se interrumpen sin necesidad?

Los equipos más productivos y que mejores resultados obtenían en la calidad de su trabajo, según los estudios de Tom DeMarco,  trabajaban en espacios más silenciosos, manteniendo un mayor grado deprivacidad. Oficinas mayores donde las interrupciones eran consideradas como algo altamente negativo y se evitaban por parte de la organización.

Autor: Carlos J. Pampliega

5 lecciones creativas por el cofundador de Pixar

Dice que balance entre el trabajo y la vida privada son la clave:

Catmull, de la tríada Pixar, se apronta a lanzar un libro que dará mucho que hablar. En éste, revela cinco grandes sugerencias para ayudar a las empresas a potenciar su lado creativo.

  1. Toma buena nota. Una de las partes fundamentales de la cultura de un estudio cinematográfico es el concepto de “notas”, sugerencias o críticas por escrito formuladas tras la proyección de la edición preeliminar de una película. En la mayoría de los estudios, las notas son otorgadas por los ejecutivos corporativos o por personas del mismo nivel o superior, y usualmente son obligatorias. En Pixar, cualquiera puede dar notas y todos los empleados están invitados a las proyecciones en etapas muy tempranas, mucho antes de que la trama de la película esté finalizada. Los directores no tienen que usar las notas, pero en conjunto, crean una aprobación general.
  2. Es la historia, no la taquilla. Uno podría pensar que Pixar es una compañía de tecnología. Sin embargo, dice Catmull, la clave del éxito no es construir una tecnología de animación sofisticada, sino contar una historia maravillosa que la tecnología pueda mejorar. El objetivo no es crear un éxito de taquilla, sino crear algo que los empleados sientan que es lo mejor que pueden hacer, incluso si, como ocurrió en el curso de Toy Story 2, eso significa deshacerse por completo de una de las principales líneas de la trama y empezar de nuevo el proceso de una manera profunda. La experiencia de Catmull es que esa pasión eventualmente se traduce en éxito de negocio.
  3. Las buenas personas hacen triunfar a las buenas ideas. Cuando Catmull habla ante grupos a menudo plantea la pregunta: “¿Qué es más valioso, las buenas ideas o la gente buena?” Él descubre que el público está dividido en 50-50 en sus respuestas. Pero su experiencia en Pixar demuestra que las buenas personas son mucho más importantes. “Si le das una buena idea a un equipo mediocre, va a meter la pata. Si le das una idea mediocre a un equipo brillante, la van a arreglar o la tirarán a la basura y crearán algo mejor”.
  4. El equilibrio da frutos. La fuerza laboral de Pixar es conocidamente intensa, y las historias sobre tratar de cumplir fechas límite son legendarias. Sin embargo, hay desventajas en tener una fuerza de trabajo altamente motivada; en la lucha por hacer Toy Story 2, una empleada agotada dejó a su hijo dentro de un coche caliente en lugar de pasar a dejarlo en la guardería (el niño perdió el conocimiento, pero más tarde se recuperó). “Toy Story 2 fue un estudio de caso sobre cómo algo que por lo general se considera un plus -una fuerza laboral motivada y adicta al trabajo que se esfuerza en conjunto para cumplir una fecha límite- podría destruirse a sí misma si no se controla.
  5. Descubre lo oculto. Los líderes se pierden de mucho. En parte porque están ocupados, en parte porque no son conscientes de sí mismos o se vuelven vulnerables a la arrogancia. Pero sobre todo, dice Catmull, porque cada uno tiene puntos ciegos, y estos se agravan cuando las personas llegan a posiciones de poder y no se sienten capaces de ser honestas por temor a que eso pueda afectar su propia trayectoria profesional. ¿Cómo evitar esto como líder? No se puede, dice. Pero al menos puedes estar consciente de que hay muchas cosas que desconoces, y que no estás recibiendo toda la información que crees. “El mejor enfoque”, dice, “es aceptar que no podemos entender todas las facetas de un entorno complejo y, en vez de eso, enfocarnos en las técnicas para hacer frente a la combinación de diferentes puntos de vista”.

Fuente:
http://www.innovacion.cl/2014/02/cofundador-de-pixar-revela-sus-5-leccionescreativas/

“Balance y proyecto creativo anual”

“Balance y proyecto creativo anual”

¿Qué queremos crear, proyectar en el próximo año?

¿Qué aprendimos en el año que termina?

Desarrollo de Proyectos Creativos

Ultimo día del año. Momento apropiado para realizar el balance del año en curso y proyectar el año que vendrá.

De acuerdo con nuestro sistema de estímulo de la creatividad, proponemos, a nuestros alumnos del Taller creativo individual y de los Cursos para el desarrollo creativo de proyectos, un ejercicio que denominamos Balance y proyecto creativo anual.

Consiste en:
1- Repasar lo realizado durante el año, tanto a nivel personal como a nivel de la concreción de productos, obras y resultados tangibles e intangibles.

2- Analizar aquellas cosas, proyectos que se deseaban hacer y no se realizaron.

Con relación al primer punto, se evalúa lo conseguido y se aplica alguna de las técnicas, que se enseñan para generar ideas, para mejorar aquellos resultados obtenidos que se desean continuar realizando el próximo año.

Con relación al segundo punto, se analizan los motivos por los cuales no se concretaron los objetivos que aún nos siguen interesando y nos proponemos realizar una lista de actividades para pasar a la acción.

Aclaramos que si son muchos los objetivos de la lista es necesario jerarquizarlos y establecer prioridades ya que es acotado el tiempo del que generalmente disponemos.

Por último proponemos diseñar un plan para la realización de los objetivos seleccionados y priorizados de las dos listas, con un cronograma tentativo en el que se asignarán responsables y tiempos predeterminados para cada objetivo.

Se sugiere un monitoreo mensual para ver los avances, ajustar y reprogramar todo lo que fuere necesario.

Apostar a la creatividad y a la innovación, enfocadas en nuestros negocios y actividades, poner énfasis en el crealogar con nuestros clientes y proveedores y estar abiertos a las tendencias y necesidades del mercado para responder en forma eficaz y eficiente y trabajar en equipo sinergizando nuestros esfuerzos nos puede ayudar a tener un año próspero, fecundo y que merezca ser vivido.

http://about.me/carloschurba


Las nuevas tecnologías, retos y oportunidades en la enseñanza

La escuela, en el laberinto tecnológico

La revolución del aprendizaje que dibujaba Isaac Asimov se queda pequeña. Las nuevas tecnologías ofrecen herramientas, una gran oportunidad para los malos estudiantes y un reto para profesores y padres. Cada alumno aprende a su ritmo y en el lugar que quiera.

J. A. AUNIÓN http://elpais.com/elpais/2013/11/26/eps/1385478323_602048.html

FotoGIANFRANCO TRIPODO

El profesor Jordi Adell va abriendo puertas con su tarjeta electrónica. Sale del edificio del Centro de Educación y Nuevas Tecnologías, que dirige, y enseña al visitante un viernes de octubre el campus de la Jaume I de Castellón, una universidad pequeña que nació en 1991 ya con una fuerte vocación tecnológica. Entre los edificios, de camino hacia la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, Adell habla de una cierta “sobredosis de innovación tecnológica”, de los peligros de las modas, pero también de increíbles avances. En su centro los estudian, los prueban, producen conocimiento, forman a profesores y también los ponen en marcha en su propia universidad.

Ya en una clase, Adell pasa la tarjeta electrónica por un sensor colocado en un lateral de la mesa del profesor y acto seguido se encienden las luces del aula, el proyector y el ordenador. En el centro de la mesa se abre un compartimento en el que está el teclado y un pequeño micrófono que puede colgarse alrededor del cuello. “Por ejemplo, un profesor de matemáticas, Pablo Gregori, va dibujando las explicaciones en la pantalla táctil, estas se ven en la pantalla de la clase y luego, grabadas junto con su imagen y voz, las cuelga en el aula virtual. Los alumnos lo consultan muchísimo cuando se acercan los exámenes”.

Cuando el escritor Isaac Asimov hablaba en la televisión en 1988 sobre la revolución educativa que significaría que todo el mundo estuviera conectado en su casa, desde sus ordenadores personales, a unas bibliotecas infinitas, el entrevistador parecía perplejo al intentar vislumbrar lo que hoy es una realidad cotidiana. Algo parecido nos puede ocurrir ahora al intentar asomarnos a lo que las tecnologías acabarán haciendo con el mundo de la educación en 10, 20, 30 años…

El ‘e-learning’ mueve más de 66.400 millones de euros al año. “Si no nos andamos con cuidado, las empresas tecnológicas dictarán la pedagogía”, dice un profesor

Los expertos se asoman a futuros de enseñanza personalizada, donde cada alumno aprende a su ritmo, en cualquier parte, en vez de tener que adaptarse a la media de una clase; donde sus necesidades pasan a ser el centro y el profesor acompaña el aprendizaje, a veces individual, a veces en colaboración con el resto; con una tecnología casi invisible, sin cables; donde las posibilidades de formación y de acceso al conocimiento se multiplican, se democratizan y pueden llegar hasta los rincones más desfavorecidos gracias a revoluciones como los cursos abiertos masivos en línea (MOOC, sus siglas en inglés).

También ven peligros, claro, y Adell menciona la presión de una industria emergente para extender este o aquel avance y habla del “lado oscuro de las tecnologías educativas”, de aquellas dirigidas al control de alumnos y profesores. “Si no nos andamos con cuidado, quien dictará la pedagogía serán las empresas de tecnología y las editoriales”, asegura.

Los aparatos y las aplicaciones se multiplican a velocidad de vértigo, de la mano de la investigación y de ese floreciente negocio: la industria del e-learning (contenidos, plataformas, portales de aprendizaje) movió en 2012 más de 66.400 millones de euros en todo el mundo, y la expectativa de crecimiento es del 23% hasta 2017, según un estudio del pasado enero del banco de inversión IBIS Capital. Hay todo tipo de iniciativas, y organismos internacionales e instituciones lanzan programas, aunque a veces van y vienen a merced del interés político y los presupuestos. La Comisión Europea presentó el pasado septiembre la iniciativa Opening Up Education, que usará parte de los presupuestos europeos para educación y los fondos estructurales para garantizar equipamientos, creación de contenidos abiertos o formación de profesores.

Cada vez resulta más evidente que al modelo tradicional de educación se le están saltando las costuras, que las formas de enseñar y aprender ya no caben en planteamientos cerrados en el espacio (las aulas), en el tiempo (tantos cursos, igual a tal título) y en los objetivos (un papel que asegura que su portador sabe lo básico para desenvolverse en la vida, otro que dice que eres un experto en economía…). Pero las décadas pasan –hace ya 25 años de aquella entrevista de Asimov– y los avances para muchos son frustrantes o muy insuficientes.

“Si estás buscando una escuela en la que se hayan implantado las tecnologías y haya sido un completo éxito, me temo que lo vas a tener muy difícil”, responde Fernando Trujillo, profesor de la Universidad de Granada experto en la introducción de las tecnología de información y la comunicación (TIC) en las aulas. “Los cambios en educación son lentos, y me temo que con los ordenadores le hemos pedido a la escuela que haga magia. Pero hay miles de profesores haciendo cosas increíbles, con proyectos de realidad aumentada [combinación de imágenes de elementos reales y virtuales], de robótica, de transmedia [poemarios colectivos grabados entre varios centros como el de Poesía eres tú]…”. Destaca iniciativas de docentes, a veces sin apoyo institucional, como EABE en Andalucía, Aulablog en Madrid, Novadors en Valencia o Espiral en Cataluña, y habla de centros que lo están haciendo muy bien en contextos muy difíciles, como el instituto público Antonio Domínguez Ortiz, de Sevilla.

Patricia Giménez es la directora de este centro. En el barrio se ha corrido la voz de que el PCPI de Informática está muy bien y las solicitudes se han multiplicado con el curso ya en marcha. Un PCPI es un programa alternativo a la ESO para chavales con muy pocas posibilidades de sacarse el título obligatorio y en él siguen avanzando en lengua o matemáticas mientras aprenden lo básico de un oficio; en este caso, de auxiliar de informática. El barrio es el Polígono Sur de Sevilla, conocido popularmente como las Tres Mil Viviendas, una zona muy humilde, especialmente castigada por la pobreza, las desigualdades y la droga.

En el PCPI se han embarcado este curso en un proyecto con el que los alumnos crearán su propia microempresa de mantenimiento de ordenadores; ya han empezado a reciclar piezas viejas para construirlos y repararlos. La iniciativa, Joven Empresa Europea, gira en torno a la web; de ella tendrán que sacar las bases, las instrucciones, mandar las solicitudes, colgar los avances…

A pesar de las dificultades –una conexión a Internet muchas veces extremadamente lenta, algunos ordenadores portátiles que se entregan a los chavales y jamás vuelven a pasar por las aulas–, en el instituto están muy volcados con las tecnologías. Han repartido entre los cursos y las asignaturas lo que deberían aprender los alumnos para adquirir eso que en la Unión Europea han llamado la competencia digital. Por ejemplo, en primero de la ESO tienen que “mejorar el uso responsable de las redes sociales” o “familiarizarse con las herramientas de Office” como el Excel o el Word; en cuarto, aprender a crear blogs o a usar los avances para su orientación académica y profesional…

Cuando se habla de tecnologías en la educación hay que distinguir dos objetivos: enseñar a los estudiantes a manejar bien unas herramientas imprescindibles para desenvolverse en la vida y el uso de las tecnologías para mejorar la educación, es decir, que los profesores enseñen mejor y los alumnos aprendan más.

Sobre el primero, casi nadie discute, pues está superada la idea de que “los nativos digitales” poco tienen que aprender de los adultos. El reciente estudio Siete mitos sobre niños y tecnología, de Lydia Plowman, de la Universidad de Edimburgo, y Joanna McPake, de la de Strathclyde, en Glasgow, tras observar durante un año a niños de tres y cuatro, concluye: “Mientras que la facilidad de algunos con la tecnología puede ser sorprendente, muchos otros no son nativos digitales. Pueden sentirse un poco abrumados, al menos inicialmente. Esto es evidente con los ordenadores, diseñados como tecnología para adultos en el lugar de trabajo”.

Por otro lado, puede parecer claro que las TIC ayudan a personalizar el aprendizaje; que parece mejor enseñar anatomía con imágenes en movimiento, reales y en tres dimensiones, que con una fotografía. Pero lo cierto, coinciden el profesor de la Universidade Aberta de Portugal Antonio Teixeira y el director del eLearn Center de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Albert Sangrà, es que resulta muy difícil medir la mejora y no hay estudios concluyentes al respecto. Sangrà cita una escuela holandesa donde ya solo se usan tabletas, pero el método es el mismo que hace 100 años, el Montessori. “Donde había regletas hoy hay tabletas, ¿quiere decir que el método es hoy mejor? Creo que no, simplemente han adaptado las herramientas. Y haciendo lo mismo, normalmente consigues lo mismo. La tecnología está retando a los profesores a cambiar sus métodos y ahí es donde puede traer el gran beneficio”.

Las formas de enseñar y aprender ya no caben en modelos cerrados en el espacio, el tiempo y los objetivos. Al modelo tradicional de educación se le saltan las costuras

Desde el Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la investigadora Jen Groff añade que no solo hay que cambiar el cómo se enseña, sino también el qué. Groff es cofundadora del Centro para el Rediseño Curricular, asociado con la OCDE y el informe PISA y Gobiernos como el de Finlandia y Singapur. “Hay que repensar los contenidos por muchas razones, no solo porque hoy vivimos en un mundo digital. Cualquier defensor de la tecnología educativa le dirá: determine usted qué experiencias de aprendizaje desea proporcionar y, a continuación, busque las herramientas que le ayudarán a activarlas”.

El siguiente paso, dice Trujillo, es ir de las iniciativas de profesores a una “visión de centro, en conjunto”, porque no se trata de llevar la tecnología a la clase y que cada uno intente aprovecharla como pueda, sino de que los profesores y los equipos directivos busquen juntos las herramientas más adecuadas. “Que un día puede ser una salida al campo; otro, traer un pescador a clase para que hable de su oficio, y otro, una videoconferencia con niños de un colegio de Wisconsin”.

La directora del instituto de las Tres Mil Viviendas y el profesor encargado de las tecnologías, Antonio Estrada, comentan que muchos de sus alumnos no tienen Internet en casa y que se les puede ver por las tardes (a ellos y otras gentes del barrio) pegados a la valla para engancharse al wifi del instituto. “Aquí todo se descontextualiza, a veces parece que te dicen: ‘Yo te doy los ordenadores y tú verás…”.

Las pizarras digitales, coinciden Giménez y Estrada, son quizá uno de los mejores avances: los profesores ya se han adaptado y las usan con naturalidad: las proyecciones, los libros digitales, todo un mundo de recursos en Internet… “Es llamativo, ágil y rápido”, resumen. El problema es que se interrumpió el proyecto de digitalización de las aulas en segundo de la ESO y ahora van terminando de completar como pueden las instalaciones con los ahorros del centro y el premio que recibieron recientemente de la Fundación SM por su lucha contra el abandono escolar.

Foto

El profesor de matemáticas Pablo Gregori. / G. P.

El contexto de crisis económica y recortes (más de 6.400 millones de euros desde 2010) ayuda poco al proceso de cambio, no solo por la falta de recursos, sino porque también crea un clima de hartazgo y confrontación. A ello se suma un proyecto de ley, la LOMCE, que nace con gran parte de la comunidad educativa en contra. Recoge, no obstante, el impulso a las nuevas tecnologías. El ministro José Ignacio Wert confesó en una reciente entrevista que le hubiera gustado ir más lejos en este apartado. Sobre la falta de recursos, respondió: “Ahora mismo, la tendencia que en EE UU se está imponiendo en cuanto al uso de las TIC es el bring your own device[trae tu propio cacharro]”. Esa tendencia existe, pero quizá es un tema peliagudo si se plantea en el Antonio Domínguez Ortiz de Sevilla o si se piensa, como dice Trujillo, “que la conectividad [a Internet] sigue siendo un problema”.

Un problema que ha sufrido, junto al aumento de alumnos por clase “hasta 33” en el Santamarca, un instituto público de una zona de clase media de Madrid, en su iniciativa de introducción de las tabletas en las aulas. El proyecto IDEA, de la Fundación Albéniz, está en 12 centros de cinco comunidades autónomas; en el Santamarca empezaron el año pasado en una clase y hoy está en cuatro aulas de la ESO. Las familias han de comprar las tabletas, e IDEA pone el soporte tecnológico donde las editoriales vuelcan sus productos (los padres también tienen que pagarlos, pero cuestan menos que en papel), con acceso a un banco de contenidos y en el que se centralizan todo tipo de herramientas de comunicación entre alumnos, docentes y familias, y de gestión (de asistencia, control de notas, etcétera).

El proyecto va bien, dicen la tutora de una de las clases, Mar Merino, y la directora, Ana Rodríguez. Pero señalan dificultades, y no solo de infraestructura. Por ejemplo, una alumna imprimió en papel todos los contenidos de la tableta porque su madre le dijo que si no, no se lo iba a aprender. Hay que enseñar a los chavales, dice Merino, técnicas de estudio aplicadas a los nuevos métodos, pero también hay que explicar los cambios a las familias.

Porque cuando un adulto piensa en la escuela, tiende a recordar cómo le enseñaron a él. “Se da la paradoja de padres que a lo mejor dirigen empresas punteras y están diciendo que la tecnología lo tiene que cambiar todo, después exigen al maestro que dé clase a su hijo de la misma manera que le enseñaron a él”, dice Albert Sangrà. Por eso, añade Teixeira, es tan importante que en la formación de los docentes estos usen las nuevas herramientas.

“Aquí estamos hablando de la tecnología como plataforma de pruebas”, dice el profesor de la Politécnica de Cataluña (UPC) Eduard Alarcón. Él fue uno de los encargados de repensar la titulación de Ingeniería de Telecomunicaciones. Cuando vieron que sus titulados quizá flojeaban en competencias más genéricas, como el diseño, se incorporaron a una iniciativa internacional, nacida en el MIT y en tres universidades suecas,llamada CDIO. “Está basado en la resolución de problemas en sistemas complejos y en la interdisciplinaridad”, explica. Así, tal vez en un proceso parecido al de aquel chaval de Sevilla que veía a través de unas fotos que las “matemáticas son más que números en una pizarra”, los alumnos de teleco conectan y aplican desde el primer año en distintos proyectos las fórmulas, las estructuras, los circuitos…

En Villaverde, un barrio humilde de Madrid, los chicos aprenden a programar aplicaciones para Android con un método de aprendizaje del MIT

En tercero, el proyecto se lleva a cabo en equipos de 18 alumnos. Uno de ellos está construyendo un nanosatélite en el NanoSat Lab de la UPC, un moderno laboratorio. “El primer día les dices que van a hacer un satélite y no les cuentas mucho más. Luego, en 10 horas les ofreces el marco general, y después se les da autonomía”, explica Alarcón.

De Barcelona a Madrid. Unos chavales juegan al fútbol en una pista de un parque de Villaverde. Uno de ellos se dirige a un tipo con perilla de treinta y tantos: “Señor, señor, ¿puede poner unas bulerías?”. “Bueno, pero dime un título”. “No sé”. “¿Camarón?”. “Vale”. El hombre pulsa las teclas de su teléfono móvil y empieza a sonar Volando voy en unos altavoces colgados en una farola. El señor del móvil se llama Carlos Flores y trabaja en la Asociación Semilla, que pelea por la integración social de los muchos jóvenes que corren serio riesgo de exclusión en el humilde barrio.

Flores es un ingeniero informático que se encarga de dos proyectos de educación no formal a través de las tecnologías. La idea es aprender de forma colaborativa, jugando, tocando y haciendo y conectando disciplinas, de una forma parecida a la que proponen en la Politécnica de Cataluña. Uno de los talleres es para chicos y chicas de 6 a 16 años con problemas en la escuela –porque van retrasados o, simplemente, porque no van–, y el otro, a jóvenes de 16 a 25 que ya han abandonado.

Han adaptado el método de aprendizaje e investigación del Living Lab, nacido en el MIT y vinculado al Media Lab. Con él, los chicos aprenden a programar aplicaciones para Android (el sistema operativo de muchos móviles) en una primera fase; en la segunda profundizan en el desarrollo de software, y en la tercera diseñan y ejecutan un proyecto. Por ejemplo, el año pasado hicieron el Boombox: un dispositivo compuesto con un microordenador, una antena de wifi y unos altavoces colgados en una farola de un parque de Villaverde. El sistema está conectado con el programa de música online Spotify, y, durante el día, quien pase por allí puede conectarse y elegir canciones con el teléfono móvil.

Utilizan software libre, sistemas abiertos, Moodle, guías y videoguías, un mundo de conocimiento, de sistemas y de aplicaciones que hoy se pueden encontrar fácilmente por Internet, de conocimientos que la gente y las instituciones –muchas universidades– comparten. Flores cuenta que hay quien se sorprende por las cosas que consiguen chavales que fracasaron en la educación formal, pero él cree “en el poder de las tecnologías para el cambio social” y “en que cualquiera puede ser innovador si se le dan las condiciones”. Cuenta además que convencieron a IBM para que algunas de sus delegaciones dejaran que los chavales formados en sus talleres pudieran participar en los procesos de selección para trabajar en sus filiales, abiertas normalmente solo a ingenieros. Algunos han conseguido entrar.

“Las instituciones de educación superior deben estar nerviosas por el día en que tú puedas hacer una serie de MOOC [cursos masivos en línea] y otros tipos de experiencias de aprendizaje y luego acreditar lo que has aprendido. Eso sí que realmente pondrá en duda el valor de un título universitario”, dice Jen Groff, del Media Lab.

La irrupción hace unos años de los MOOC ha provocado negros presagios sobre el fin de las universidades. Consisten en colgar materiales en Internet –clases grabadas, bibliografía, podcast, etcétera– que el alumno puede seguir desde cualquier parte del mundo e interactuar y aprender con los compañeros. Algunos requieren registrarse y en la mayor parte de los casos solo hay que pagar algo si se quiere obtener un certificado de asistencia (que no un título o diploma).

“Muchos hablaron de que llegaba un tsunami, pero yo creo que se trata de un glaciar que irá creciendo y cambiando todo, pero no hasta destruirlo”, opina Alastair Creelman, profesor de la Universidad de Linnaeus, en Suecia. Así, tanto él como Sangrà y Teixeira creen que los MOOC serán una herramienta más en un mundo híbrido, pero eminentemente digital. “Las universidades tradicionales tendrán más alumnos en línea que presenciales. Pero será híbrido también en el sentido de que los estudiantes cursarán unas asignaturas presenciales y otras a distancia”. Pero claro, añade Sangrà, cuando uno se asoma al futuro utilizando parámetros actuales, corre un gravísimo riesgo de equivocarse. ¿Qué diría Asimov de todo esto?

La innovación es el motor de la economía

Muchos son los que hablan de innovación, de cambiar el mundo con un clic y de hacer dinero en corto tiempo, cuando hace unos años, contados 20, 40 o 60, se necesitaba más que una sola idea y la bondad de la internet. Pocos son los que pueden hablar con propiedad de la era tecnológica y su revolución. De los cambios sociales y culturales que impactaron el mundo.
Uno de ellos es Bernardo Hernández, director mundial de productos emergentes de Google entre 2005 y 2013, y ahora, en una de las posiciones más sólidas de la estrategia global de las empresas digitales, lidera como vicepresidente de producto de Yahoo y CEO de Flickr, dos gigantes del negocio. Viene a Colombia, invitado por foros El Espectador, para contar por qué la industria lo considera el cerebro motor de la innovación. Estas son algunas de sus consideraciones.

La Era de la Potenciación de la Creatividad Humana

¿Ser innovador es lo mismo que ser emprendedor?
No. Ser emprendedor requiere además una capacidad de ponerle valor a la innovación tecnológica que hayas desarrollado para convertirla en un modelo de negocio sostenible. Todos los emprendedores necesitan alguna ventaja competitiva, por lo tanto, necesitan algún tipo de innovación. Así que no es una condición necesaria. Pero todos los innovadores necesitan ser emprendedores para poder poner en valor cualquier profesión.
En Colombia se critica el emprendimiento. La CAF reveló un estudio que dice que no es de alto impacto. ¿Cómo cambiar ese escenario?
He leído también algunos artículos con respecto a eso. Creo que no es cierto. Si se miran otros estudios se analiza que cuando aparece una idea lo suficientemente atractiva, una de esas nuevas empresas son altos generadores de empleo. Lo que pasa es que la mayoría de las nuevas empresas fracasan. Sólo un porcentaje muy pequeño acaba teniendo éxito y generando empleo. Pero muchas de ellas generan empleo. Pero pienso que ese análisis corresponde al conjunto completo de la economía y no al grupo del emprendimiento.
Hace tres décadas las empresas más importantes del mundo eran las petroleras. Hoy las mejor ranqueadas son las de tecnología. ¿Son entonces el soporte de la economía mundial en el presente y lo será en el futuro?
Sin ninguna duda. Eso pone de manifiesto cuáles serán los métodos elementales de la economía. Hace 30 o 40 años el mundo se movía por los hidrocarburos. Hoy lo que vemos es que el motor de las economías es la innovación y eso permite unos aumentos en productividad enormes, le permiten a la gente estar conectada de una manera más eficiente y el comercio puede ser más fluido e intenso. Las tecnologías, las empresas tecnológicas, se han convertido en la columna vertebral de las economías actuales.
Todo el mundo habla de la revolución tecnológica. ¿Cómo la define?
La renombro como la revolución digital. Cuando tuvimos la revolución industrial, pues esa en sí fue una revolución tecnológica. La que tenemos hoy, y somos parte, es la digital, es la capacidad de transformar la información para que sea procesada, transportada, presentada y consumida. Algo que no se había hecho nunca en la historia.
A Facebook lo critican porque se dice que dejó de ser innovador. Que no cautiva. ¿Cuál es su opinión de la considerada primera red social de impacto global?
Ellos supieron innovar de una manera radical hace tan sólo 8 años. No hay que perder esa perspectiva. Es un temprano horizonte. Subieron muy rápido. Y cuando tienes más de 1.000 millones de usuarios de probablemente toda la gente que debería estar en Facebook, de los 5.000 millones de personas que deberían estar conectadas a internet, pues tiene sentido que ellos tengan esa enorme porción. Todo el universo poblacional al que ellos querían tener acceso, pues ya lo tienen. Está estabilizando un crecimiento, están afrontando desafíos como la monetización, que es muy difícil en la sostenibilidad del negocio, y creo que vamos a ver cosas nuevas en Facebook. Lo bueno del entorno en el que se mueve la marca y el resto de sus competidoras similares es que el entorno es tremendamente creativo, hace 10 años ni Facebook, ni Twitter, ni Youtube existían, hoy son de las mayores empresas del mundo. Y en los próximos años vamos a ver la capacidad de creación de la nada, de fenómenos empresariales enormes con capacidad de convertirse en grandes multinacionales. Esa será la tónica dominante de la revolución digital.
Estas empresas han sido exitosas en muy poco tiempo. ¿Qué tan sostenibles son como negocio?
Tienes que saber crear un modelo sostenible. Hay gente que crea cosas de enorme valor para el consumidor, pero no logran crear ese modelo de negocio sostenible. Google lo sabe hacer perfectamente. Crea un motor de búsqueda con tremendo valor, pero también creó a la par el negocio de la publicidad muy efectivo con unos márgenes enormes y una cuota de mercado igual de grande. Es para mí la empresa de e-media más grande del mundo y lo ha sabido hacer y complementar. Ofrece para los usuarios y para los anunciantes. Es un modelo de negocio robusto y sostenible. Es el ejemplo perfecto de cómo debe desarrollarse este tipo de iniciativas. No es sólo pensar en el proyecto, es crear un modelo con valor.
En el mapa tecnológico, ¿en dónde queda Latinoamérica y Colombia?
Latinoamérica tiene tres cosas que la posicionan de una forma única en esta etapa de la revolución digital. Una es el talento. La gente tiene mucha motivación y se está exponiendo en el exterior para que tenga un buen intercambio tecnológico con el mundo. Dos, cuenta con estabilidad geopolítica. Han logrado desarrollar fundamentales sólidos para que disminuyera todo tipo de riesgo. Y la tercera es la relación adecuada que tienen con Estados Unidos y Europa, porque su comercio es más fluido. Si comparamos a esa región con otras emergentes de África o Asia, ustedes tienen mayor potencial, son más interesantes. Si lo saben aprovechar, podrán tener un catalizador de su propio crecimiento y el del triángulo con EE.UU. y Europa. Eso lo tiene Colombia, Chile y Brasil.
Háblenos de su actual posición, de su cargo como VP de Yahoo y CEO de Flickr. ¿Qué encontró y hacia dónde va?
El objetivo fundamental es crear productos suficientemente competitivos como para atraer un tráfico que pueda monetizarse y que se pueda convertir en un modelo de negocio sostenible. Yahoo y Flickr son exponentes extraordinarios que tuvieron éxito en el pasado y mi responsabilidad es que vuelvan a estar arriba. El mundo ha cambiado mucho en los últimos 10 años y entender qué es capaz de dar la tecnología al público de hoy es mi responsabilidad. Tengo mucha suerte de tener dos marcas que te crean una facilidad en cuanto al acceso a los usuarios, que de otra forma sería más difícil.
¿Cuál es el modelo de negocio de Yahoo?
El objetivo es ayudar a sus usuarios con lo que nosotros llamamos los hábitos diarios. El consumo de las noticias, el tiempo, el correo electrónico, el videoclip, esos hábitos en los que se invierte mucho tiempo, nuestra tarea es aglutinarlos en un único punto y hacerlo fácil para los usuarios a la hora del consumo. Eso es lo que hacemos hace 18 años y lo que Marissa Mayer está intentando recuperar aplicando la mejor tecnología que podamos construir para desarrollar productos competitivos que generen tráfico, el cual luego se monetiza con publicidad. Yahoo es un display enorme de anuncios porque atrapa la atención de cientos de millones de personas en todo el mundo, se convierte en un espacio atractivo para anunciantes que tienen avisos en sus campañas.
El negocio de los medios de comunicación cambió. Primero los impresos y luego llegó internet, que lo modificó todo. Parecía que estaba escrito y ahora la revolución es esa misma internet que se da por un vehículo: los teléfonos móviles. ¿Qué sigue? ¿Hacia dónde vamos? ¿Cuál es el futuro?
Aún les queda mucho camino a los teléfonos móviles. Ya se producen más de ellos que computadores de mesa. El tráfico de datos a través de móviles ya superó las líneas fijas. Es una realidad. Pero creo que no se ha encontrado cuál es el modelo ideal de los negocios en internet. Todas las empresas les siguen dedicando presupuestos mayores a los desarrollos móviles. Todavía tenemos que entender cuál es la manera en la que realmente podemos llegar a los usuarios a través de móviles y luego entender cómo esos distintos dispositivos se complementan entre ellos. El iPad tiene usos distintos al teléfono, y este al pc y ese al televisor. Complementar esos cuatro y los que puedan venir es el gran reto. Creo que esa revolución digital nos va a permitir mayor conexión. Pasamos muchas horas del día en el carro y ese debería esta también conectado. O la domótica para las casas. Los años que vienen serán para conectarnos.
¿Cómo fue ese salto del mundo de las finanzas al tecnológico? ¿Un banquero con ganas de emprender?
Siempre tuve ganas de emprender, mi gran habilidad era la de crear algo desde cero. Ese es uno de los enormes placeres que puede tener la vida. Y lo viví a los 29 años, cuando dejé mi trabajo en la banca. El catalizador de aquel cambió fue la revolución tecnológica del año 99, donde en todas partes se creaban empresas. La explosión. Aparecían cosas por todas partes. Me contagié. Dejé la carrera que había construido hasta aquel instante y me fui a emprender.
En Colombia la educación es costosa y la población con bajos ingresos es alta. ¿Cómo fomentar el emprendimiento en ese escenario?
El emprendimiento necesita, sobre todo, necesidad. Tanto por parte de lo usuarios potenciales como por parte del emprendedor. Uno de los mayores ejemplos es la gente que emprende porque no tiene cómo sobrevivir. La innovación y la creatividad tienen un caldo de cultivo en los entornos de carestía. Es necesario en un mundo tan global y competitivo estar preparado para todo. Pienso que si combinas esa enorme motivación de salir adelante con el talento que ya existe en países como Colombia, saldrán desarrollos importantes. Y no todo tiene que ser tan grande como Yahoo o Youtube, el tejido emprendedor puede tener muchas capas, dimensiones con éxito que ayuden en conjunto a la macroeconomía en general. El hecho de que la educación sea costoso en muchos casos no es un agravante sino un motivador.
ebohorquez@elespectador.com
@EdwinBohorquezA

Fuente: http://www.elespectador.com/noticias/economia/innovacion-el-motor-de-economia-articulo-458896

6 condiciones para mejorar la creatividad

6 condiciones para mejorar la creatividad. Por Lic. Carlos Churba*
La capacidad de adaptación a las distintas situaciones determina el éxito de una organización. Tener ideas innovadoras y diferenciarse en un mercado cada vez más competitivo es clave. Aquí, una lista de aspectos facilitadores de la creatividad en el trabajo grupal.

Leer más: http://www.materiabiz.com/mbz/estrategiaymarketing/nota.vsp?nid=50674