Archivo para la categoría ‘COMUNICAR’

DEFINIENDO LA CREATIVIDAD

El ser humano es el ser creador por esencia y por excelencia” //Carlos Churba//. Libro: //La Creatividad//

LA ERA DEL CAMBIO
Estamos inmersos en una aceleración histórica, enfrentados al cambio. El cambio asumió la forma actual: Acelerado, continuo, profundo, multisectorial. En un fenómeno omnipresente. Hay transformaciones sociales, religiosas además de tecnológicas. Sin duda vivir en nuestra época, caracterizada por la innovación y el cambio acelerado y continuo, requiere de actitudes, aptitudes, facultades y conocimientos específicos. La creatividad es el campo del saber que aporta los recursos aptos, apropiados para dirigir el cambio y para generar nuevos enfoques. El estímulo y desarrollo de la creatividad hace posible el despliegue creador del potencial que late en cada ser humano. En función de lo anterior hoy estamos arribando a lo que denomino:
LA ERA DE LA POTENCIACIÓN DE LA CREATIVIDAD HUMANA

DEFINIENDO LA CREATIVIDAD
Análisis etimológico
La palabra Creatividad deriva del latín “creare” que significa: engendrar, producir, crear. Está emparentada con la voz latina “crescere”: crecer.
En el Génesis del Antiguo Testamento aparece la siguiente frase: “Dios creó al cielo y la Tierra de la nada”. En este contexto, creación sería concebir desde la nada.
Por otra parte en el diccionario encontramos que crear “es producir algo que no existe”.
Si partimos del criterio que el hombre, para crear siempre parte de algo anterior, existente, para ser consecuente con la etimología deberíamos pensar que el creador por antonamasia sería Dios. Una reflexión: No se podría hablar de Creación divina sin un hombre que la nombre. ¿Sería aventurado afirmar que sin el hombre no hay posibilidad de Creatividad?.
Pienso que el ser humano cuando crea, recrea, es decir, combina de manera nueva y original materiales, ideas, símbolos, colores, formas, sonidos, movimientos, conformando de este modo productos y significados que antes no existían.

Etimología de la Creatividad

Etimología de la Creatividad

La palabra Creatividad deriva del latín “creare” que significa: engendrar, producir, crear. Está emparentada con la voz latina “crescere”: crecer.
En el Génesis del Antiguo Testamento aparece la siguiente frase: “Dios creó al cielo y la Tierra de la nada”. En este contexto, creación sería concebir desde la nada.
Por otra parte en el diccionario encontramos que crear “es producir algo que no existe”.
Si partimos del criterio que el hombre, para crear siempre parte de algo anterior, existente, para ser consecuente con la etimología deberíamos pensar que el creador por antonomasia sería Dios. Una reflexión: No se podría hablar de Creación divina sin un hombre que la nombre. ¿Sería aventurado afirmar que sin el hombre no hay posibilidad de Creatividad?.
Pienso que el ser humano cuando crea, recrea, es decir, combina de manera nueva y original materiales, ideas, símbolos, colores, formas, sonidos, movimientos, conformando de este modo productos y significados que antes no existían.
¿Cómo definir la creatividad?
Resulta para nosotros una verdadera paradoja definir lo indefinible: “la creatividad”.
La creatividad según distintos autores es indecible, impredecible e imprevisible.
Toda definición, sabemos, presenta ventajas e inconvenientes. Por un lado son necesarias para saber de que estamos hablando pero, por otro lado las definiciones cristalizan un concepto y esto que puede ser una dificultad en general en el caso de la creatividad es significativamente paradojal, ya que la creatividad es siempre lo nuevo, lo aun no conocido, lo por venir a la existencia.
La creatividad se vive, es entusiasmo, duda, desafío y coraje.
El hombre habita entre el cielo y la tierra y al crear participa de una aventura maravillosa, que trasciende el mundo de lo ya dado y configura transformando el universo que compartimos.
Ver más artículos y temas sobre Creatividad: www.carloschurba.com

Metacreatividad

La Metacreatividad es universal, al abarcar todas las dimensiones del quehacer humano, se despliega en un proceso creador consistente en una serie de fases no lineales, es integradora de lo físico, lo emocional, lo mental y lo espiritual, tiene una lógica propia diferente de una lógica de contradicciones y de exclusiones, es expresión de una plena originalidad y es profundamente transformadora de todo lo existente. Carlos Churba

Movimiento Internacional Metacreatividad en Argentina

Metacreatividad en Buenos AiresPresentación del Movimiento Internacional de #Metacreatividad en Argentina. Participaron como Dinamizadores: David Díez Sánchez, Carlos Alberto Churba, María Beatriz Ruiz Alonso, Germán Castaños, Claudia Gwynn, Graziella Romiti Vinelli, y facilitaron el espacio Ricardo Colusso y Kleer. Felicitaciones para todos los asistentes al evento que con entusiasmo y creatividad aportaron a éxito de la actividad!

Etimología de la Creatividad

Etimología de la Creatividad. Carlos Churba

La palabra Creatividad deriva del latín “creare” que significa: engendrar, producir, crear. Está emparentada con la voz latina “crescere”: crecer.

En el Génesis del Antiguo Testamento aparece la siguiente frase: “Dios creó al cielo y la Tierra de la nada”. En este contexto, creación sería concebir desde la nada.

Por otra parte en el diccionario encontramos que crear “es producir algo que no existe”.

Si partimos del criterio que el hombre, para crear siempre parte de algo anterior, existente, para ser consecuente con la etimología deberíamos pensar que el creador por antonomasia sería Dios. Una reflexión: No se podría hablar de Creación divina sin un hombre que la nombre. ¿Sería aventurado afirmar que sin el hombre no hay posibilidad de Creatividad?.

Pienso que el ser humano cuando crea, recrea, es decir, combina de manera nueva y original materiales, ideas, símbolos, colores, formas, sonidos, movimientos, conformando de este modo productos y significados que antes no existían.

¿Cómo definir la creatividad?

Resulta para nosotros una verdadera paradoja definir lo indefinible: “la creatividad”.

La creatividad según distintos autores es indecible, impredecible e imprevisible.

Toda definición, sabemos, presenta ventajas e inconvenientes. Por un lado son necesarias para saber de que estamos hablando pero, por otro lado las definiciones cristalizan un concepto y esto que puede ser una dificultad en general en el caso de la creatividad es significativamente paradojal, ya que la creatividad es siempre lo nuevo, lo aun no conocido, lo por venir a la existencia.

La creatividad se vive, es entusiasmo, duda, desafío y coraje.

El hombre habita entre el cielo y la tierra y al crear participa de una aventura maravillosa, que trasciende el mundo de lo ya dado y configura transformando el universo que compartimos.

Ver: http://carloschurba.wikispaces.com/CURSOS

El Poder de la Creatividad

El Poder de la Creatividad: Entre la Omnipotencia y la Impotencia existe la Potencia Creadora

Autor: Carlos Alberto Churba.  carloschurba@gmail.com

El poder de la creatividad

La vida humana es creación.

La vida humana puede ser también la realización de un vivir creador.

Vivir creador a manera de un camino que se despliega a través de la potencia    creadora superando, muchas veces, los bloqueos y las inhibiciones que nos  detienen o nos paralizan.

La vida vivida va construyendo historias y va, a su vez, dejando huellas.

La Creabiografía

Recomendamos a cada persona, que asiste al Taller individual para el desarrollo de la creatividad, que registre por escrito, en un cuaderno o diario, todas las ideas que se le han ocurrido en el pasado y también las obras, acciones, productos, manifestaciones que ha logrado concretar.

“Creabiografía” es un neologismo que hemos propuesto para dar cuenta del historial de las diferentes creaciones que una persona ha realizado en su vida tanto en la existencia cotidiana como en sus desarrollos laborales y profesionales.

Una vida creadora se va conformando, va transcurriendo en un curso temporal y, ese devenir, va otorgándole a la persona, su condición de ser, de ser creador. Vida creadora que podrá tener momentos, etapas de plenitud y de abundancia y otros momentos podrá tener desiertos y soledades.

El ser humano debe actualizar esa potencia; tiene la posibilidad de manifestarla, de realizarla a través de un obrar creador.

Nosotros ubicamos a la Potencia de la Creatividad, más allá de la Omnipotencia y de la Impotencia, es decir que la Potencia se debate y lucha entre la Omnipotencia y la Impotencia alcanzando un equilibrio creador.

En el año 1994, en oportunidad de participar como profesor invitado en el Master Internacional de Creatividad Aplicada Total desarrollado en Santiago de Compostela, España, propuse el tema de la Potencia  como ubicada entre dos polos, dos extremos de un mismo eje, la omnipotencia por un lado y la impotencia por el otro.

A nosotros nos interesa la estimulación y el desarrollo de la Creatividad tanto a nivel individual como a nivel de la organizaciones y también de las comunidades y las ciudades.

Consideramos que uno de los caminos para el despliegue de la creatividad y la superación de los bloqueos que la inhiben estriba en tomar conciencia de estos dos conceptos: Omnipotencia  e Impotencia, como dos grandes obstáculos para la realización de obras creadoras que respondan a nuestros deseos y motivaciones.

La impotencia

Algunos estudios confirman la existencia de personas que se caracterizan por el pesimismo hacia el futuro, la sumisión y la impotencia frente al mundo y frente a sus capacidades.

Las actitudes negativas hacia la creatividad pueden deberse al no hacerse cargo y evitar la  responsabilidad y la libertad creadora, lo que conduce, en tanto resignación y conformismo, a un sentimiento de impotencia ante los  desafíos que la vida nos presenta.

Dichas actitudes a veces generan la falta de voluntad para intentar superar los obstáculos y por lo tanto inhibir las realizaciones creativas.

La vida se debate en el permanente conflicto entre el poder por una parte y la impotencia y la omnipotencia por la otra.

No resulta fácil superar este dilema, por el hecho de que nos bloqueamos al excluir ambos aspectos del poder, ya sea por la caracterización negativa que le damos al poder o porque nos cuesta, por dolorosa, reconocer nuestra impotencia para ser concientizada y enfrentada como sostiene Rollo May.

Debemos comprender que la impotencia es una forma que usa el neurótico para eludir su responsabilidad y su libertad.

La impotencia puede generar violencia o fatalismo como síntomas. Se acompaña muchas veces con la resignación, el conformismo la convicción de que no somos creativos lo cual puede producir una baja autoestima al no sentir la persona o no animarse a expresarse y crear, ya que ambas son actividades potencialmente constructivas.

¿Cómo hacer frente a la impotencia que ocasiona la convicción de no ser creativos? ¿Cómo encontrar maneras de desbloquear y asumir la potencialidad de crear que toda persona posee, independientemente de la actividad que desarrolle?

Para superar el estancamiento y el sufrimiento que genera la impotencia

debemos ayudar a las personas a encontrar su propia voz, a desarrollar su potencial creador, facilitando que el caudal de energía y los deseos no expresados u oprimidos logren una salida constructiva.

La omnipotencia

El individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de origen interno o externo pensando o actuando como si dispusiera de poderes o capacidades especiales y fuera superior a los demás

Existe una fuerte tendencia a creerse con sumo poder, casi con un poder total, lo que implica imágenes de sí no realistas y que como contrapartida necesaria lleva a la impotencia paralizante cuando la confrontación con la realidad las hace evidentes.

La persona puede oscilar entre momentos de omnipotencia y otros de impotencia pero en ambos polos del eje se bloquea sus posibilidades creadoras.

La Potencia

La palabra poder deriva del latín posse, que significa “ser capaz”, siendo la misma raíz de la palabra posibilidad y todo el maravilloso abanico que se abre cuando nos animamos a desplegar las infinitas alternativas que podemos concebir y concretar.

¿Cuál es la importancia del poder? Para vivir y hacer frente a las exigencias de la realidad debemos emplear el poder para suministrarnos lo necesario para una existencia plena. Entendemos, desde la ética de la creatividad al servicio de la vida, el poder para el logro y la realización y no el poder sobre los demás.

Desde que nacemos manifestamos, a través del llanto y  los gestos, más tarde del lenguaje y la acción, nuestro poder para pedir y conseguir lo necesario para nuestro bienestar.

Vamos desarrollando la capacidad para hacernos entender, influir y relacionarnos con los demás a la par de irnos autorrealizando y actualizando nuestra potencialidad creadora.

Conclusión

Por lo expresado anteriormente concluimos que es necesario, para realizar una obra y una vida creadora, conocer, concientizar y finalmente renunciar a los dos peligrosos inhibidores de la creatividad humana: la omnipotencia y la impotencia.

Dicha renuncia, nos permitirá la conexión con nuestra potencia y su actualización y así pasar, por medio del método de desbloqueo que hemos diseñado, de la potencialidad al acto.

Con dicha actualización se logra vivir de una manera creadora, hacemos real la potencia humana y expresamos a través de nuestra vida y nuestras obras el maravilloso poder de la creatividad.

Notas:

1. Omnipotencia: (Del Lat. omnipotentĭa).

f. Poder omnímodo, atributo únicamente de Dios.

2. Impotencia: (Del Lat. impotentĭa).

1. f. Falta de poder para hacer algo.

2. f. Incapacidad de engendrar o concebir.

Ver: http://carloschurba.com/lacreatividad/?p=113