Etimología de la Creatividad

La palabra Creatividad deriva del latín “creare” que significa: engendrar, producir, crear. Está emparentada con la voz latina “crescere”: crecer.

En el Génesis del Antiguo Testamento aparece la siguiente frase: “Dios creó al cielo y la Tierra de la nada”. En este contexto, creación sería concebir desde la nada.

Por otra parte en el diccionario encontramos que crear “es producir algo que no existe”.

Si partimos del criterio que el hombre, para crear siempre parte de algo anterior, existente, para ser consecuente con la etimología deberíamos pensar que el creador por antonamasia sería Dios. Una reflexión: No se podría hablar de Creación divina sin un hombre que la nombre. ¿Sería aventurado afirmar que sin el hombre no hay posibilidad de Creatividad?.

Pienso que el ser humano cuando crea, recrea, es decir, combina de manera nueva y original materiales, ideas, símbolos, colores, formas, sonidos, movimientos, conformando de este modo productos y significados que antes no existían.

¿Cómo definir la creatividad?

Resulta para nosotros una verdadera paradoja definir lo indefinible: “la creatividad”.

La creatividad según distintos autores es indecible, impredecible e imprevisible.

Toda definición, sabemos, presenta ventajas e inconvenientes. Por un lado son necesarias para saber de que estamos hablando pero, por otro lado las definiciones cristalizan un concepto y esto que puede ser una dificultad en general en el caso de la creatividad es significativamente paradojal, ya que la creatividad es siempre lo nuevo, lo aun no conocido, lo por venir a la existencia.

La creatividad se vive, es entusiasmo, duda, desafío y coraje.

El hombre habita entre el cielo y la tierra y al crear participa de una aventura maravillosa, que trasciende el mundo de lo ya dado y configura transformando el universo que compartimos.


Escribí tu comentario

, , Reportar este Comentario Karina García dijo

Hola, que bueno encontrarme con una persona como tú. El tema de la creatividad me llama la atención porque soy docente en el nivel superior en México, y estudio la maestría en Pedagogía en la UNAM. Considero que este tema resulta imprescindible para pensar lo educativo, y es que desafortunadamente cada vez con más frecuencia me encuentro a alumnas “bloqueadas” para pensar creativamente.
Inclusive, en mi propia investigación en ocasiones la creación, la creatividad se ausenta. ¿Cómo trabajar, producir, mirar, pensar creativamente?, no como un acto extraordinario y esporádico, tampoco como un acto riguroso y disciplinario, sino como un momento que nos permita pensar, reflexionar.

, , Reportar este Comentario Valeria Quiroga dijo

Estimado Carlos:

Muy interesante tu artículo!! al leerlo me desprendió la siguiente pregunta: cómo se juega lo filogenético en la creatividad. Es cierto que la creatividad es la capacidad de crear algo nuevo desde lo que no existe y darle un tinte original, pero cómo se interjuega aquí aquello vivido u oido, quizás desde mucho antes que nuestro Yo se pueda constituir??, creo que la respuesta está dada desde el punto que definis a la creatividad, entre otras cosas, como una recreación.

Muchas gracias por compartir tu amplia experiencia!!!

Te felicito!!

Cordiales saludos.

Valeria Quiroga