Verdad, creatividad y economía en la enseñanza

Quiero compartir uná reflexión sobre la enseñanza de la creatividad que me resultó muy valiosa:

“Ayer, tuve la oportunidad de participar en un seminario y panel de discusión acerca de si la educación en USA estaba preparando a sus alumnos para enfrentar The Creative Economy (Richard Florida, The rise of the creative class.)

Lo que me gustaría rescatar de esta experiencia son los siguientes puntos.

 

1) El concepto del Creative Economy era totalmente ajeno los profesores que miraban con incredulidad y abismados las cifras macro en términos de la explosión demográfica, la explosión tecnológica, el movimiento masivo por una economía medioambientalmente sustentable. Obviamente que un profesor no tiene por que estar al tanto del término del Creative Economy sin embargo, si debe estar conscientes de que el mundo al que se enfrentará un niño al término de su experiencia escolar será totalmente impredecible y gobernado por reglas y dinámicas (locales y mundiales) totalmente distintas a las de hoy. ¿Quién dice que va ser necesario ir a la universidad para desarrollar una carrera laboral exitosa? Por lo tanto, y teniendo esto mira, la forma en que cada profesor diseña su currículo (independiente del contenido) debe tener esta macro visión presente y hacer un esfuerzo deliberado para que el niño desarrolle las habilidades que le permitan navegar su futuro, más aun, crear su propio futuro.

 

2) Respecto del imperativo de incorporar deliberadamente el entrenamiento de habilidades creativas en el currículo desde kinder a 12th grade (cuarto medio), los profesores miraban como abejas a la miel y se lamentaban que en su formación como profesores el enseñar creativamente (y acerca de creatividad) no fuera parte de su repertorio de metodologías pedagógicas. Me aventuro a decir que aquellos profesores que se están formado hoy, tampoco reciben este tipo de formación por la simple razón de que no existe suficiente capital humano formado para enseñar estas metodologías. Sin embargo, más allá de las metodologías, la base está en la actitud, y por tal, la actitud pro-creatividad. Como dijo Ghandi, “debes ser el cambio que deseas ver.” En este sentido, no podemos esperar alumnos con actitud creativa, si el profesor que es espejo y mentor de los alumnos no demuestran una actitud creativa. Esto último implica asumir riesgos, experimentar con lo desconocido, aceptar y aprender del fracaso, dar espacio al juego y quebrar una que otra regla.

 

3) Esto último me trae a la observación más crítica de este seminario y lo que le da el título a este post; ¿Estamos preparados para tolerar al alumno creativo? A priori, todos diríamos que sí y que nos encantaría que nuestros alumnos fueran todos creativos. Sin embargo, el alumno creativo no va a ser precisamente el que deja la manzana en el escritorio y sigue al pie de la letra las instrucciones del profesor. Muy por el contrario, por el hecho de que la creatividad se caracteriza por la originalidad (un desvío de lo común y conocido) y lo no convencional, lo más probable es que el alumno creativo es aquel que típicamente se le califica como “niño problema”. Este es el niño inquieto, que no sigue las reglas al pie de la letra, que desafía, que es trasgresor, autónomo, no convencional y no conformista. Obviamente que todo tiene un límite y no debe confundirse la originalidad y contraniarismo con la falta de respeto. El desafío del profesor que alberga la creatividad es canalizar toda esta energía producto de la originalidad y el no convencionalismo para que el niño se exprese en forma constructiva y agregue valor a su experiencia de aprendizaje y la de sus pares.

 

 

Cuando terminaba el seminario y panel de discusión le hice la pregunta a los profesores presentes de si estaban dispuestos (y preparados) para acoger al niño creativo, y hubo un largo e incomodo silencio en la sala de conferencias…

 Saludos,

Diego”

Ver: http://www.enjambre.org/content/view/154826/Queremos-de-verdad-alumnos-creativos.html



IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog