Un ejemplo del crealogar

CONVERTIR UNA IDEA ORIGINAL DE OTRO EN UNA IDEA ORIGINAL PROPIA

En el ámbito de la literatura, la música, la publicidad, el cine o la televisión (por dar algunos ejemplos) siempre se está buscando una idea original que poder vender, o con la que poder vender algo.

Un escritor busca una historia impactante que contar; pero también la buscan las productoras de cine y televisión. Incluso en un anuncio de menos de un minuto podemos contar esa historia novedosa que enganche.

En los tiempos que corren, donde parece que ya todo está inventado, resulta cada vez más difícil encontrar algo que no se haya dicho antes. Entonces, ¿qué podemos hacer?

Dicen que la realidad siempre supera la ficción (y razón no les falta a los que pregonan esto); por lo que buscar inspiración en el día a día puede dar resultados muy productivos. ¿Es esto suficiente? ¿Sacaremos una mejor idea de la realidad que de nuestra imaginación? Como buena gallega os diré que depende: hay literatura de ficción buenísima y malísima; y hay literatura realista que podemos separar en los mismos bloques. Por ende, un libro de ficción bueno es mejor que un libro malo que nos cuente algo real, y viceversa.

Pero también hay otra forma de buscar a esa dama esquiva que es la inspiración y por eso hoy quiero ir un paso más allá y preguntaros lo siguiente: ¿Es mejor la idea original o la reinterpretación de la misma? Podéis pensar si queréis que sólo por el hecho de que una idea original sea rompedora nunca va a poder ser superada por una versión de la misma, pero yo creo que esto no es así y puedo ilustrar mi opinión con un ejemplo:

Según el blog Las lecturas de Mr. Davidmore, se vendieron en Reino Unido unos 25 millones de ejemplares del libro 1984, de George Orwell, en los últimos 65 años, es decir: desde 1949 (fecha de publicación de la novela) hasta 2014 (año de publicación del citado post).

La última edición de Gran Hermano en España tuvo una media aproximada (según laWikipedia) de 2,5 millones de espectadores. Imaginaos que cada edición tuviera esa media de consumo, y asumamos que esa es la gente que «compra» ese producto que es el programa, y establezcamos un año de programa como una unidad de compra. En los 14 años que nuestro país lleva emitiendo Gran Hermano se habrían vendido, aproximadamente, unos 17 millones. Imaginaos ahora la cantidad que alcanzaría si su supervivencia llegase a igualar los 65 años que lleva el libro a la venta.

Bien es cierto que no podemos comparar el tocino con la velocidad y que un libro no puede equipararse a un programa de televisión que cambia cada año pero, salvando las distancias, hay que reconocerle a John de Mol, creador de este formato para televisión, que ha dado en el clavo.

¿A qué viene enlazar el citado libro con ese programa en concreto? Por si no lo sabéis, os diré que, para crear Gran Hermano, este productor se inspiró, entre otras cosas, en el libro 1984, de George Orwell. En esta novela de temática distópica el Gobierno controla todos los movimientos de los ciudadanos en todas partes a través de cámaras que vigilan incluso el sueño. Orwell nos hace plantearnos qué pasaría si viviésemos sometidos bajo el yugo de un gobierno totalitario que nos controlase en todo momento. A través de la lectura de 1984 nos vamos adentrando en un mundo donde no queda espacio ni para tener pensamientos íntimos; donde parece que ni se pueden tener sentimientos.

Como podéis apreciar, de la transformación de esta idea y adaptándola al S.XXI nace Gran Hermano. ¿Qué pasaría si esas cámaras controlaran todo lo que hacen las personas, pero no a todo el mundo, sino a un número concreto y en un espacio limitado? Y ¿qué pasaría si vendemos eso a la televisión? Supongo que esto es lo que se preguntó el conocido productor en su momento y, 14 años después, seguimos viendo en nuestras pantallas la respuesta: un formato revolucionario que puede no gustar a todo el mundo pero que es un éxito de ventas.

Y ahora, ¿qué me decís? ¿Puede ser la reinterpretación de una idea original mejor, o más rentable, que la idea en sí? Ya lo creo que sí.

Como dijo Jack London: «No se puede esperar a la inspiración, hay que ir a buscarla».

CRIS MANDARICA

Ver crealogar: http://carloschurba.wikispaces.com/Crealogar


Consultas individuales on-line o presenciales

Consultas individuales on-line o presenciales

Vivimos en tiempo de cambios acelerados y en situaciones de crisis tanto a nivel personal como a nivel social y cultural.

Para hacer frente a tales desafíos en la actualidad es fundamental conocer, desarrollar y aplicar la creatividad en todas las áreas y actividades de la vida personal, laboral y profesional para el logro de los siguientes objetivos:

* Resolver conflictos y problemas.

* Superar situaciones de parálisis, confusión y de bloqueos.

* Crear nuevas alternativas para aliviar el dolor, la angustia y superar el

sufrimiento que en ocasiones invaden al ser humano.

* Superar dificultades en la comunicación que dificultan los vínculos con los

demás (pareja, hijos, compañeros de trabajo y amigos) teniendo en cuenta

que la calidad de vida se relaciona con la calidad de nuestros vínculos.

* Generar nuevas ideas para aplicar en forma práctica en el desarrollo de

proyectos personales y profesionales.

* Reorientación de la carrera laboral y profesional.

* Desarrollar y dinamizar el potencial creador.

Taller para consultas individuales

De acuerdo con nuestra experiencia, tanto en la formación en creatividad como en nuestra práctica psicoterapéutica, hemos notado la conveniencia de ofrecer un espacio de consultas personales en las que la persona que se encuentra con un problema a resolver, con una situación conflictiva o con un proyecto a desarrollar puede ser ayudada por medio de un Modelo Integral que hemos diseñado especialmente para brindar soluciones específicas y eficaces.

El Modelo que hemos creado “MIFAC” cuenta con un conjunto de estrategias, técnicas, herramientas y recursos creativos y además permite trabajar con los consultantes respetando su personalidad, valores e intereses, sus ritmos y tiempos.

Se trabaja con el “Modelo Integral Facilitador de la Creatividad, “MIFAC” cuyo objetivo básico es facilitar las condiciones para estimular la creatividad y la resolución de conflictos y problemas a personas, grupos y organizaciones empleando estrategias, metodologías y distintos lenguajes de expresión.

Se entrenan las capacidades de: percepción, atención, concentración, ideación, imaginación y expresión. Se trabaja con técnicas lúdicas, vivenciales, prospectivas y de imaginación creativa

En mi libro La Creatividad” Un enfoque dinamizador de las personas y las organizaciones.Editorial Dunken se encuentran los fundamentos conceptuales en los que se basa el desarrollo de las actividades del taller y de las consultas.

El Licenciado Carlos Churba es Psicólogo, Psicoterapeuta, Profesor titular de cátedra en la universidad, invitado a dar conferencias, cursos y talleres en la Argentina y en el exterior, ha creado el “Modelo Integral Facilitador de la Creatividad” para ayudar a las personas y a las organizaciones a vivir y trabajar creativamente, a desarrollar sus potenciales creadores, a resolver los problemas y conflictos que se presentan en la vida cotidiana y a superar bloqueos personales y organizacionales a la creatividad y la innovación.

Se brinda asesoramiento especializado a personas, organizaciones y empresas.

Las consultas on-line tienen una hora de duración y se realizan por Skype, Msn Messenger o teléfono fijo.

Consultas y solicitud de turnos:

carloschurba@gmail.com

Curso de Creatividad

Si te interesa desbloquear, desarrollar y aplicar la creatividad en tus actividades cotidianas te ofrecemos un espacio de 3 encuentros para el intercambio abierto, creativo y enriquecedor desde un modelo de trabajo original y práctico.

Creatividad para el buen vivir

Tres creadores y sus obras. El proceso creativo lateral y lógico

El proceso creativo lateral y lógico

Publicado por 

El proceso creativo que lleva al ser humano a realizar proyectos diferenciadores en los que queda la impronta personal de cada uno, es un proceso que puede ser complejo dentro de cada persona, que nunca ha salido ni saldrá, o puede ser un proceso de lo más fácil que fluye por una persona de una forma constante, o simplemente se adquiere con trabajo y metodología. Cuando uno sabe lo que quiere, pero no sabe cómo conseguirlo, tiene un problema cuya solución requiere de lo que el escritor ensayista Edward De Bono llama “pensamiento lateral”, este es un pensamiento creativo que en el fondo es una manera diferente de usar el cerebro sin utilizar la lógica. Esto puede sonar algo raro, porque el pensamiento humano se caracteriza por emplear la lógica que es unidireccional, sigue el camino que ella misma se traza; el pensamiento lateral cuenta con infinitas maneras de llegar a una solución, porque llega a ella por caminos distintos a los del pensamiento lógico. Pero un pensamiento no puede convivir sin el otro ya que el pensamiento lateral es creativo y sirve para crear las ideas, mientras que el lógico sirve para desarrollarlas.

Todo esto lo podemos ver y poner en común en la Fundación Telefónica de Madrid ya que todavía se pueden ver las exposiciones de Paco Roca. Dibujante ambulante, Nikola Tesla. Suyo es el futuro y Ferrán Adriá.Auditando el proceso creativo. Tres personajes que no tienen nada que ver entre ellos, pero que tienen en común la creatividad, cómo llegan a ella y cómo la desarrollan en sus obras.

La exposición Paco Roca. Dibujante ambulante (20 de noviembre al 15 de febrero de 2015) es un recorrido que invita a comprender el trabajo creativo del dibujante, Premio Nacional del Cómic 2008, desde 1995 hasta la actualidad. Entre las novedades, se exponen algunos de los bocetos y originales de sus últimas obras: “Surcos del Azar” y “Andanzas de un hombre en pijama publicadas” por Astiberri. En total, pueden verse más de 200 piezas, desde bocetos, dibujos, apuntes, álbumes y audiovisuales, entre las que destaca uno de los dos Goya que obtuvo por la película “Arrugas”, la obra más conocida del autor, de la que se han vendido más de 60.000 ejemplares y ha sido traducida a ocho idiomas. La muestra permite entender el proceso creativo de Roca, maestro en el género del cómic, y refleja desde la generación de una idea hasta su plasmación en el soporte final. De este modo, la exposición penetra en las entrañas de su trabajo y nos muestra desde sus herramientas de trabajo hasta la técnica usada para dar vida a sus ideas en forma de dibujo. Él mismo la define así: “No se trata de una retrospectiva, ya que se han quedado muchas cosas fuera, pero si es una muestra de los caminos en los que me encuentro a gusto narrando: el cómic, la ilustración y los cuadernos de viaje”. El visitante podrá conocer el proceso de creación e ilustración de este personaje, con el que Roca se identifica y que constituye un símbolo de libertad, un cuarentón que por fin ha conseguido su sueño: quedarse en casa todo el día en pijama. Además, se podrá ver una muestra de sus trabajos desde 1995 hasta la aparición de su última novela gráfica “Los surcos del azar” (Astiberri), a finales de 2013, y contemplar bocetos, apuntes, publicaciones e ilustraciones de obras tan emblemáticas y conocidas como El invierno del dibujante”, “Las calles de arena” o “El Faro” (todas en Astiberri).

Otra persona que se diferencia por su creatividad y que está influyendo en varias generaciones actuales es Ferrán Adriá. Todo empieza con la frase “La creatividad es no copiar”. Para entender este termino hay que remontarse a 1987, cuando durante un stage culinario de Adrià en la Costa azul francesa, el gran chef francés, Jacques Maximin, afirma que “la creatividad es no copiar”. Esta frase fue el inicio del cambio revolucionario en la cocina de elBulli, Adrià dejó atrás los recetarios e inició su propia andadura, que cambió la manera de entender y degustar la cocina. Desde entonces, Adrià empezó a cuestionarse los límites establecidos. ¿Por qué un helado no puede ser caliente? ¿Quién dice que no pueden mezclarse dulce y salado? De aquí, la imagen que se ha elegido para representar esta exposición, un dibujo hecho por él mismo con la transcripción a mano de la palabra WHY? Durante 25 años, de 1987 a 2011, el equipo del restaurante de Cala Montjoi trabajó incansablemente con el fin de evolucionar el lenguaje de la cocina y encontrar un estilo propio, siempre con la exigencia de ser lo más disruptivos posible. ElBulli creó una partida dedicada exclusivamente a la creatividad. Estaba la partida de la carne, el pescado, los entrantes, los postres y … la creatividad. Con el cierre de elBulli en 2011, esta tarea continuó a través de el Bullifoundation, Adrià y su equipo se han dedicado a investigar y continuar experimentando sobre su propia disciplina. Han sistematizado una “fórmula de la creatividad”, tomando elBulli como ejemplo, que aspira a que sirva de modelo para otras disciplinas y de autoanálisis para encontrar el método de cada uno. Aseguran que no se trata de un modelo único, pero sí de un modelo válido para quien quiera mejorar el rendimiento y la eficacia de su empresa, negocio u oficio.

Ferran Adrià. Auditando el proceso creativo (29 de octubre 2014 al 8 de marzo 2015) es el primer resultado surgido del trabajo de elBulliDNA, un equipo multidisciplinar de una decena de personas que, desde la sede en elBulliLab, en Barcelona, está estudiando y decodificando el proceso creativo, y que dialogará con elBulli1846 en Cala Montjoi. La exposición más completa jamás producida en torno a la obra del cocinero catalán. Un auténtico mapa de toda una vida dedicada a la creación. Esta creación que podría a atreverme a calificarla de lateralidad, ya que emplea múltiples caminos para llegar a una solución creativa.

Y para terminar y el más importante, sin quitar mérito a los anteriores, esNikola Tesla. Suyo es el futuro (3 de noviembre de 2014 al 15 de febrero de 2015) que gracias a el podemos disfrutar del mundo en el que vivimos ahora con sus avances. El inventor norteamericano de origen serbio es una figura fundamental de la historia del progreso. Podemos afirmar que sus descubrimientos, inventos, aportaciones y vaticinios permitieron el desarrollo de la civilización eléctrica en la que todavía vivimos. Tesla concibió la corriente alterna y la radio, también fue pionero en tecnologías visionarias para su época como la robótica, los aviones de despegue vertical, las armas teledirigidas, las lámparas de bajo consumo, las energías alternativas o la transmisión inalámbrica de electricidad… Y sin embargo, tras caer en desgracia en los albores del siglo XX, murió y residió en el olvido hasta los albores de nuestro siglo XXI.

Resulta incomprensible, dada la enorme trascendencia de su trabajo, comparable a la de sus rivales Thomas A. EdisonGuglielmo Marconi, ambos por cierto aficionados a husmear en sus patentes. Tesla, epítome del genio romántico, obsesionado con su trabajo y poco dado a los asuntos mundanos, tuvo mala suerte en los negocios y perdió el mérito histórico de sus contribuciones a favor de otros inventores más hábiles comercialmente hablando. A la postre, el nuevo capitalismo surgido de la Segunda Revolución Industrial desconfió de aquél que no se había hecho rico con sus inventos y lo relegó a la soledad de una habitación del hotel New Yorker. Allí murió Tesla, que había pasado de ser un atractivo y brillante científico europeo a un viejo que daba de comer a las palomas y mascullaba locas ideas sobre un futuro inalámbrico.En este caso vemos cómo se ha desarrollado la idea, una idea que está totalmente ejecutada.

Por todo esto el proceso creativo lo podemos aplicar al día a día de nuestras vidas, ya sea empleando la lógica o la lateralidad para desarrollar y pensar nuestras ideas.

Fuente: http://abcblogs.abc.es/fahrenheit-451/2015/01/27/el-proceso-creativo-lateral-y-logico/

EDWARD DE BONO “EL PENSAMIENTO LATERAL” EDITORIAL PAIDÓS.

Innovaciòn empresarial

El Efecto “Primark”: Innovación empresarial y marketing colaborativo

  • Publicado el 29 de enero de 2015 por Juan Merodio

¿Habeis oído hablar del Efecto Primark? Este término ya se mencionaba en un caso del IESE en 2011, como un nuevo modelo de negocio que estaba empezando a “remover” lo que ya existía.

Realmente no es más que un reflejo de lo que está pasando y del comienzo de la transición de las empresas a un nuevo concepto de realidad basado en los usuarios, y es que el consumidor de hoy en día decide, y tiene el poder de cambiar rápidamente el liderazgo de empresas, ¿os acordais lo que sucedió con la cadena Blockbuster?

Este rotura y creación de nuevos modelos de negocio está sucediendo poco a poco en distintos sectores, el sector musical, decoración, el editorial, el de la moda…. donde vemos empresas precursoras como pueden ser Primark o IKEA y empresas adoptivas del modelo como la española Shana, donde muchas veces se asocia este modelo al formato low-cost, pero no tendría porque.

Cuándo analizamos estos modelos de negocio nos encontramos con varias palabras que lo definen, como son eficiencia, costes operativos muy bajos y mayor tamaño en tiendas físicas, lo que implica una menor inversión global y un incremento en ventas.

Pero ¿qué sucede con el marketing de estas empresas? Se basan en el boca-oreja, es decir, en “colaborar” con los usuarios para difundir su marca y sus productos.

¿Cuánto invierten las empresas en publicidad corporativa? Si analizásemos estos datos veríamos que presupuestos millonarios, pero pregúntate ¿confias en una campaña de marketing donde alguien de la propia empresa o un actor contratado te dice lo bueno que son sus productos o servicios?

La verdad es que no, ¿entonces porqué seguimos invirtiendo tanto en marketing puramente corporativo en lugar de desviar parte de esa inversión en acciones de crowdsourcing donde trabajamos junto a nuestros clientes como prescriptores?

crowdsourcing

Esta filosofía empresarial es uno de los grandes desafíos de las empresas en su proceso de adaptación a la nueva economía, una economía que se funde con sistemas de economía colaborativa como BlaBlacar, que en próximos años cogerán más fuerza y donde ya hay empresas que han sabido tomar ventaja de ello en lugar de luchar contra ellos, es decir, convertir amenazas en fortalezas, como hizo recientemente la cadena de hoteles Room Mate con su proyecto BeMate.

En resumen, no se trata de que los modelos de negocio han cambiado y debemos adaptarnos al nuevo modelo, sino de que los modelos de negocio están en constante cambio, cada vez a una velocidad mayor y las empresas debemos ser capaces de establecer procesos constantes de innovación empresarial donde lo digital y el nuevo consumidor supondrán más de un 60% del éxito del negocio.

¿Qué opinas de esta nueva realidad empresarial? ¿Una realidad de vida o muerte?

Esta entrada fue publicada en Marketing Digital y etiquetada como efecto primarkinnovacion empresarial,marketing colaborativoshana por Juan Merodio

Innovar: La Estrategia del océano azul

-¿Qué emprendedor no ha oído alguna vez esa frase al contar su idea de negocio, con la que iba a reventar el mercado?

Crear algo de la nada es muy difícil. Muy pocas ideas se adentran en campos inexplorados, mercados nuevos, o inventan productos o servicios que a nadie se le habían ocurrido antes. Entre los 7.000 millones de personas que pueblan la tierra, las probabilidades de que solo a uno, se le haya ocurrido una idea es muy baja.

Oír esa frase suele ser matador para un emprendedor y a veces ocurre que desechan la idea, por el mero hecho de que ya existe algo parecido. Pero lo cierto es que si oyes “pero si eso ya existe…”, investigas y das con algo similar a tu idea, puede ser algo bueno. El hecho de haya algún producto o servicio similar puede significar varias cosas:

Existe la posibilidad de que exista un nicho de mercado o al menos clientes potenciales para tu producto o servicio.

Es posible que se pueda monetizar, es decir, ganar dinero con tu idea.

Puede que exista la tecnología para llevar la idea a cabo.

Puedes comparar tu idea con la de la competencia. Analizar qué están haciendo bien y mal, a qué personas se dirigen y a quienes están dejando fuera de su modelo de negocio y ¡hacerlo mejor!

Puedes innovar en: modelo de negocio, segmento de clientes, producto o servicio, estructura de costes y de ventas y en propuesta de valor.

Por todas esas razones, no es bueno desanimarse cuando existe algo parecido. Eso sí, no intentes hacer lo mismo que ya existe a un precio menor, porque entonces entrarás en una guerra de precios que te conducirá a terreno farragoso y complicado, donde las posibilidades de ganar son escasas. Innovar no es solo reducir costes. Si no aumentas el valor que ofreces no estás innovando. Existen numerosas estrategias para innovar y  muchos autores que han escrito artículos y blogs en ese sentido. Personalmente, me encanta la que se llama “La estrategia del Océano azul”, y me gustaría comentar la estrategia en las siguientes líneas.

Pero, ¿a que llamamos Océanos Azules y por contrapartida, Océanos Rojos? Los términos vienen del libro “La estrategia del Océano Azul”, de W. Chan Kim y de Renée Maurborgne. Según aparece en el libro, La estrategia del Océano Azul se basa en crear un nuevo espacio en el mercado donde la competencia no tenga importancia. En lugar del Océano Rojo, donde las empresas compiten por la cada vez menor demanda existente en una guerra continua de precios, el Océano Azul, permite encontrar nuevos mercados y nuevos clientes ofreciéndoles propuestas de valor diferentes a las de la competencia, y por tanto diferenciándose y ganando nuevas cuotas de mercado. Las diferencias entre la estrategia del océano azul y la del océano rojo, se pueden ver en el cuadro siguiente:

Emprendimiento-e-innovación-océanos

Innovar no es solo reducir costes. Si no aumentas el valor que ofreces no estás innovando. Llegados a este punto en el que es difícil tener una idea completamente novedosa, donde no queremos ofrecer lo mismo que otros y tampoco competir en precio, pero sí queremos innovar, podemos emplear la estrategia del Océano Azul.

Con esta técnica descubrimos, observamos y analizamos qué hace la competencia. Qué variables  afectan al negocio en el que queremos innovar, por qué parámetros se rige la competencia en el sector y así encontrar dónde podemos diferenciarnos y qué novedades podemos ofrecer. Todo ello, se puede representar en un cuadro estratégico, como el del ejemplo siguiente.

Supongamos un centro veterinario que quiere innovar, respecto a la oferta de clínicas existente. Lo primero a realizar será un análisis de qué puntos fuertes y débiles tiene la competencia. El objetivo es entender cuál es el valor que aportan para el cliente, cada uno de los servicios que se ofrecen.  Una vez entendido qué hace la competencia y por qué, el objetivo es diseñar una estrategia que permita conseguir diferenciación en aspectos clave para el cliente. A veces ocurre que la competencia ofrece servicios que el cliente no demanda, genera costes que no obtienen recompensa o aumenta servicios sin justificación.

El objetivo del cuadro estratégico es analizar todos esos comportamientos, para eliminar lo que no aporta valor, reducir lo superfluo, aumentar lo que crea valor y crear nuevos servicios que hagan más feliz a nuestro cliente.

El cuadro estratégico para este ejemplo de la nueva clínica veterinaria sería algo así:

Cuadro-estratégico-centro-veterinario-emprendimiento-e-innovación1

Para ayudar en la estrategia del océano azul, se emplea la matriz ERIC. (Eliminar Reducir Incrementar Crear). La matriz para este ejemplo, sería la siguiente:

Matriz-ERIC-emprendimiento-e-innovación-ilustrator-300x209

Como complemento, para conseguir la estrategia del Océano Azul se deben dar tres características fundamentales:

Foco: Debe ser una estrategia encaminada a conseguir un objetivo concreto. No es bueno dispersarse en los objetivos, “quien mucho abarca poco aprieta”. Hay que enfocar nuestro producto o servicio, a un objetivo y modificar la estrategia cuando sea necesario, pero teniendo clara la meta a la que queremos llegar.

Divergencia: Seguir una estrategia divergente nos permite diferenciarnos de la competencia. Si hacemos lo que otros hacen terminaremos inmersos en la batalla de los precios, estaremos en un océano rojo de competencia y márgenes escasos. Por tanto, la divergencia nos lleva a buscar oportunidades que están todavía sin explorar.

Mensaje Contundente: Si tenemos claro qué queremos hacer, nuestro mensaje será claro. Si no tenemos claro que queremos hacer, no podremos establecer estrategias para conseguirlo y comunicar nuestra visión será difícil.

El océano azul está a tu alcance, solo debes encontrar la manera de llegar hasta él. Encontrar la manera de crear valor a un menor coste es el reto que nos plantea el nuevo paradigma económico en el que vivimos. Lo interesante no es encontrar un nicho de mercado nuevo para crear un monopolio, si no crear valor y hacer ese valor accesible para el mayor número de usuarios posible. El reto es mantener los costes lo más bajos posible desde el inicio del proyecto, conseguir una barrera de entrada importante a los competidores que deseen acceder a nuestro océano azul, recién creado.

Esperamos que el post te ayude a ver que innovar es posible.

Autor: Alfonso Prim (@Alfonso_Prim)

Fuente: http://innokabi.com/innovar-ja-ja-pero-si-eso-ya-existe-la-estrategia-del-oceano-azul/?utm_source=blogsterapp&utm_medium=twitter

Ferran Adrià: “La creatividad es buscarse la vida”

El chef cocina ideas con los periodistas Vicente Jiménez y Carlos Francino en el ciclo ‘Visionarios’ de EL PAÍS y la SER

“Soy cocinero”, insiste Ferran Adrià, pero lo único que echa humo es su cerebro. Los ingredientes que el influyente chef internacional maneja son ideas, de forma torrencial. Su creatividad es plato único y a la vez se multiplica en un menú de iniciativas, contacto con la universidad, la ciencia, el periodismo… Y esa sociedad civil de la que, insiste, forma parte como un obrero innovador. Por eso, por su constante innovación y su visión vanguardista en la gastronomía, ha sido la primera figura invitada este miércoles al ciclo Visionarios, organizado por EL PAÍS y lacadena SER y patrocinado por el banco Sabadell para poner sobre la mesa referentes, líderes y espejos donde mirarse. En el primer menú del ciclo, Adrià cocinó ideas con el director adjunto del diario, Vicente Jiménez, y el conductor de La VentanaCarlos Francino. Un diálogo cómplice con dos periodistas : “En la cocina y la información tenemos en común la inmediatez”, dijo el chef.

Ante el atento público que abarrotaba el moderno auditorio en la Gran Vía madrileña de la Fundación Telefónica (con fans como su amigo el cocinero Juan Mari Arzak), recomendó no confundir la velocidad con el tocino. “La velocidad es un problema. No puedes hacer algo sin ser riguroso. Y la “con la seriedad y la rigurosidad se funciona”, todo lo demás “es espuma”, ironizó.

Y se habló de la falsa prisa y de la falsa velocidad. La buena, se admite y se desea: “¡Ójala se den prisa en curar el cáncer!”. Está cansado de las noticias malas. “Casi nunca aparece en los diarios la palabra felicidad”, les espetó a sus contertulios/amigos periodistas. Salieron a relucir las entrevistas, “más de mil al año”, y que según el cocinero “son una buena manera de no ir al psiquiatra”, a la vez que un vehículo “para reformular ideas”. Y si esas ideas se transmiten bien, mejor. Jiménez le comentó que la mayoría de las noticias que se publican sobre Adrià son buenas. Y el chef saltó a épocas crudas de incomprensión: “Nooo, ¿te acuerdas cuando salió el titular de Ferran Adrià envenena? Era un ataque a la vanguardia, a no querer cambiar cosas”.

Y como dice el lema de Visionarios, siempre hay algo o alguien que lo cambia todo, más allá de las incomprensiones aparte. “Los visionarios no gustan a todos”, y no siempre son entendibles, coincidieron el cocinero y los periodistas. “Cuando me dicen que no entienden mi proyecto estoy contentísimo. Si algo se entiende es que no es muy nuevo”, dijo el chef, obsesionado con la innovación, no solo la suya, sino la ajena: “Para innovar tienes que arriesgar”.

Adrià resaltó que él y sus compañeros de elBulli siempre han arriesgado, cambiaban continuamente y si ahora han cambiado de nuevo es para seguir innovando. “Hicimos vanguardia y no somos marcianos”. Adrià rechazó los calificativos de gurú o genio. “No me gustan. Yo solo soy un cocinero”, dijo mirando a sus compañeros de debate. Pero sí le gusta definirse “creativo”. “Cada una de las personas que estáis aquí tiene su proceso creativo”, dijo mirando al auditorio. Y les lanzó la receta: “Creatividad es buscarse la vida”.

¿Y cocinar? Pues casi una pregunta del millón, “esas que siempre hace Ferran y no se pueden responder”, recordó Jiménez. “Al final cocinar es una decisión”, contestó Adriá, sacudiendo las definiciones de los diccionarios: “Dicen que cocinar implica fuego. Y ¿no es cocina un tartar, un sushi?”. Elabora, que algo queda.

Salió a relucir la ética y la perseverancia nadando contracorriente: “Yo hablo de honestidad y seguro que mañana alguien dice de mí que soy un chorizo. Un día eres dios y otro día el demonio”. Y, futbolista él, citó el caso de Messi, “entregado a su mundo”. “Tienes que tener una fuerza mental brutal”, manifiesta.

Francino le preguntó por las tentaciones políticas: “No sé. Yo ayudo en lo que me pidan. Con elBulli Foundation ya doy un granito de arena en lo que me toca. Tenemos que saber donde estamos. Yo soy cocinero y un empresario”, dijo, pero si le pinchan, responde y da al momento recetas empresariales y políticas. Aboga por la ética de la honestidad, asegura que es su herramienta. Ya que, piensa, falta en la órbita política. La gente tiene derecho a equivocarse, pero que lo reconozcan. “Si pudiéramos arreglarlo con una cena…”, soltó ante la pregunta de por qué no sienta en su mesa a Artur Mas y a Rajoy. “A ver si desde elBulli Foundation demostramos a la sociedad civil de que puede haber un centro innovador de cocina, de moda, de cualquier disciplina. No hacen falta millones de euros para dedicarse al i+D”.

Y ¿no nos estamos quedando lejos frente a otros países que van a una velocidad superior a la nuestra? le planteó Vicente Jiménez. “Cuando sabes que estás cambiando el mundo, no puedes parar”, afirma el hiperactivo cocinero. El pesimismo no entra en su cabeza. “Hace cien años ni estábamos mejor ni se comía mejor”. Tenemos visualizados que los tomates de antes eran mejores y que todos tenían huertos en su casa… ¡Si había gente que comía pan duro!”

Jiménez retó a esas antenas innovadoras de Adrià y le preguntó qué le ha sorprendido en el último año. “El MIT (Massachusetts Institute of Technology)”, respondió rápido el cocinero. Ha vuelto fascinado de Boston. De un centro de ciencia y conocimiento donde ha expuesto su ambicioso laboratorio creativo e ideológico de elBulli y el vicepresidente es paisano suyo, de Hospitalet (como descubrió el reciente reportaje de El País Semanal). “En el MIT todo el mundo cree que puede cambiar el mundo”, dice entusiasmado. Allí vio pasión, algo “muy difícil de inculcar y transmitir”. Él ahora insiste en transmitir a las autoridades la necesidad de invertir en la sociedad civil: “Si hay una persona con un talento brutal, vamos a darle las mejores becas. Pensamos que somos buenos en deporte y no somos buenos en otras cosas. Habría que hacer una auditoría creativa, un inventario de talento, de ver dónde podemos actuar”.

Le piden otra receta final: cómo estaremos en el futuro en España. “Si focalizamos dónde hay que invertir, mejoraremos. La innovación es el futuro. Hay que primar la excelencia y la innovación. Y no nos obsesionemos tanto con la universidad. La formación profesional no se puede olvidar. Tenemos que estar orgullosos de ser carniceros o carpinteros… Yo soy cocinero. Somos gente normal”, dijo este innovador personaje que no ha pasado por la universidad. La respuesta de sus anfitriones: “Sois normales inusuales”

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2014/02/19/actualidad/1392845672_466981.html

Curso: Desarrollo Integral de la Creatividad.

Curso- Desarrollo Integral de la Creatividad

Curso: Desarrollo Integral de la Creatividad.

Miércoles de 18 a 19,30 hs comienzo 7 de enero 8 clases

•          Un recorrido por los caminos de la Literatura, el Cine, el Arte con aportes del campo de la Psicología y la Creatividad para enriquecer la vida cotidiana.

•          Destinado a las personas que tengan interés en despertar, expandir y aplicar la creatividad en sus actividades personales y/o profesionales.

  • Temario: La percepción creadora. El proceso creador. La personalidad creadora. El espacio y el tiempo  de creación. La expresión creadora. Técnicas  de generación y aplicación de ideas.

Realización de lecturas y ejercicios de aplicación.