El ABC de la Creatividad

Las tres B de la creatividad son así conocidas por las iniciales de «Bus», «Bed» y «Bath» y se refieren al momento en que nuestra mente se desbloquea, fomentando el pensamiento asociativo y la creatividad analógica.

Las 3B o el ABC de la creatividad

Dicen que dicen que Arquímedes descubrió el desplazamiento de volumen durante un baño. Que Albert Einstein pensó en la teoría de la relatividad después de dormir la siesta y que alguno que otro, sin placa de famoso, seguramente tuvo ocurrencias mientras viajaba en autobús. Todos estos ejemplos tienen en común una letra y un número: 3B.

Las tres B de la creatividad son así conocidas por las iniciales de «Bus», «Bed» y «Bath» –se me ocurre, ahora, que también podría denominarse el ABC de la creatividad: «Autobús», «Baño» y «Cama»– y se refieren al momento en que nuestra mente se desbloquea, fomentando el pensamiento asociativo y la creatividad analógica. En el instante que entramos en modo 3B o ABC nuestro cerebro conmuta el chip de ondas beta por ondas alfa, favoreciendo la relajación de la persona. Aun cuando creemos que no estamos pensando en nada nuestra mente trabaja sin descanso. Al tiempo que nos encontramos en piloto automático, en estado semiconsciente, pensamos, y mucho. Vienen a nosotros ideas nuevas, asociaciones insospechadas. La chispa de la creatividad, el buscado clic.

CreaTips 011 1024x1024 Las 3B o el ABC de la creatividad

Primer freno. Nada pero nada entra en el cerebro por medio de un pase de magia. No es sino luego de un período de pensamiento intenso, del trabajo constante y sonante, que este estado de semiconciencia será provechoso para nosotros. Cuando dejamos de discurrir en seguida de un período de reflexión profunda podremos experimentar ¡eureka! En este estado de distensión fluirán las ideas. El autobús, el baño y la cama son excelentes escenarios para germinar nuevas ideas. En el momento preciso que llegamos a decir, incluso gritar, ¡ya lo tengo!, estamos en presencia de una exultante experiencia «¡ajá!». Tal situación se define como la suma del «insight» más afecto positivo. Es la comprensión súbita y repentina que el pensamiento que estaba girando en la mente aflora. Las ideas se unen, se conectan entre sí. La persona que experimenta un momento ¡ajá! se siente satisfecha y excitada, con la convicción íntima que aquello que se figuró es lo que andaba buscando ¡Eureka! Ciento por ciento alborozo. En este punto recuerda documentar la idea no bien aparezca porque ya sabes lo volátiles que son los pensamientos y lo prejuiciosos que podemos llegar a ser con una primera idea.

Hay una guía en esto. En primera instancia, el «insight» ocurre cuando el sujeto se distiende, una parte de su mente continua trabajando, «craneando» el problema y se proyecta sobre su realidad. Nuevamente las 3B.

Segundo freno. Pretender que la inspiración por si sola va a regalarnos grandes y geniales ideas es un error disparatado y garrafal. A la imagen del creador, del alquimista de obras, solitario y nocturno, dejemóslo para la ficción cinematográfica o para el mundo de las letras. Te propongo que modifiques la proposición «necesito estar inspirado» por la consigna «voy a hacerme cargo de mis desafíos creativos». Toma el toro por las astas y ponte a trabajar. Como constantemente insisto: más y mejores resultados se manifestarán cuando más relajados estemos y más propicio sea el escenario ¡Adelante!

Al cerebro le cuesta mucho trabajo romper o cortar con un hábito, así que, en lugar de persistir con el slogan «necesito estar inspirado», suscita nuevos y sanos procedimientos que recubran las malas costumbres. Las herramientas de cambio tampoco son mágicas, conllevan tiempo y tenacidad. No obstante, el cambio es posible. Recuerda que el cerebro es incondicional de la entropía; siempre irá por conexiones conocidas para economizar energía, para mantenerse cómodo en la zona de confort ¿Para qué cambiar? ¿Para qué correr riesgos?

La persona que experimenta un momento ¡ajá! se siente satisfecha y excitada.

Somos protagonistas de nuestra propia historia, vivirla de manera creativa es nuestro mayor reto. Las buenas ideas son la materia prima de la innovación.

Piensa intensamente, mucho respecto a un tema. Sobre tu desafío creativo. Deja por un momento a las heurísticas de lado.

Viaja en autobús o en bicicleta, usa el baño y duerme siestas. En ese orden o el que quieras. Da lugar en tu vida a las 3B de la creatividad. El ABC para despertar y reactivar tu actitud creativa.

Un buen artículo de: Gustavo Martín

Fuente: file:///C:/Users/Asus2/Desktop/Las%203B%20o%20el%20ABC%20de%20la%20creatividad%20%C2%B7%20GussMartin%20%20%20Creatividad.html

Cómo detonar la creatividad según Isaac Asimov

creatividadts2nowCómo detonar la creatividad según Isaac Asimov

La semana pasada fue publicada por primera vez en 55 años un texto del padre de la ciencia ficción moderna, Isaac Asimov, en el que habla sobre la creatividad

CIUDAD DE MÉXICO.- La semana pasada fue publicada por primera vez en 55 años un texto del padre de la ciencia ficción moderna, Isaac Asimov, en el que habla sobre lacreatividad.

El texto estaba en manos de Arthur Obermayer, amigo del escritor, quien lo encontró recientemente entre sus pertenencias.

Obermayer explica que invitó a Asimov a participar en un proyecto de asesoría al gobierno sobre sistemas de defensa de misiles balísticos. Pese a que finalmente decidió no participar pues decía que el tener acceso a información confidencial y no poder compartirla limitaría su libertad de expresión, escribió dicho texto a quienes participaron en el proyecto en busca de soluciones creativas para la tarea requerida.

El texto, publicado en el MIT Technology Review, lleva por nombre “¿Cómo las personas tienen nuevas ideas?” y a continuación te presentamos algunos puntos relevantes:

  • “Lo que se necesita no sólo son personas con un buen conocimiento de un tema en particular, sino también gente capaz de hacer una conexión entre el objeto 1 y objeto 2 que ordinariamente parecerían no conectarse”.
  • “Hacer dicha conexión requiere de cierto atrevimiento”.
  • “La persona con más probabilidad de tener nuevas ideas debe ser una persona con un buen conocimiento de un tema y no convencional en sus hábitos”.
  • “La soledad es requerida”.
  • “La presencia de otros puede inhibir el proceso (creativo), ya que la creación es embarazosa. Por cada buena nueva idea que tienes, hay 100, 10,000 tontas”.
  • “Las sesiones conjuntas no son para pensar en nuevas ideas, sino para educar a los participantes en hechos y combinaciones de hechos, en teorías”.
  • “Para mejores resultados, debe haber un sentimiento de informalidad. Jovialidad, el uso de nombres, chistes, bromas relajados son, creo, la esencia”.
  • “Las grandes ideas de la historia han venido de personas que no eran pagadas para tener buenas ideas, sino para ser profesores o burócratas, o no recibían pago alguno. Las grandes ideas surgieron como temas secundarios.
  • “Debe haber alguien a cargo que tenga el rol equivalente a un psicoanalista, entendido como el que hace las preguntas correctas e interfiere lo menos posible”.

Fuente: http://www.dineroenimagen.com/2014-10-27/45478

Leer el texto completo en inglés en el sitio del MIT Technology Review

CONVERSACIONES EFICACES. CÓMO DIRIGIR REUNIONES II

CONVERSACIONES EFICACES. CÓMO DIRIGIR REUNIONES II

conversaciones eficaces

Alan Barker, experto en comunicación, en la segunda edición de su libro “How to manage meetings”, propone las siguientes recomendaciones para lograr mantener conversaciones eficaces:

a).- Limitar el número de participantes, como ya hemos comentado en una entrada anterior. El número ideal no debería superar las 4 personas y el máximo puede llegar a 7.

b).- Mejorar nuestras habilidades de escucha. La calidad de una conversación va a depender de nuestra calidad como oyentes. Escuchar supone no sólo no hablar, sino también ser conscientes de la influencia que tenemos sobre el comportamiento del orador con nuestras conductas: mantener o no el contacto visual, tomar notas, hacer gestos afirmativos con la cabeza,….. No hay que olvidar, también, que cuando hablamos estamos demostrando la calidad de nuestra escucha, por ejemplo si interrumpimos estamos demostrando que hemos dejado de escuchar, que no estamos interesados en seguir haciéndolo, lo que afectará la respuesta de nuestro interlocutor.

El primer paso para mejorar nuestras habilidades de escucha consiste en ser conscientes de los obstáculos y de que algunos los podemos controlar y otros no. Cualquier conversación consiste, para cada participante, en dos tipos de conversación: la externa y la interna que tiene lugar dentro de nuestras cabezas. Debemos escuchar a ambas. Mientras tomamos parte en la externa podemos estar utilizando la interna para:

1.- Buscar respuestas a los problemas.

2.- Encontrar soluciones.

3.- Ensayar nuestra siguiente respuesta.

4.- Juzgar lo que el orador dice.

En ocasiones podemos interrumpir esta conversación y dedicarnos a escuchar realmente lo que nuestro interlocutor dice, lo que no dice, cómo lo dice y cómo no lo dice. Otras veces podemos controlar la conversación interior y para ello podemos:

1.- Anotar  nuestros pensamientos para poder dejarlos a un lado.

2.- Hacer que forme parte de nuestra conversación exterior verbalizando nuestros pensamientos.

3.- Hacer pausas antes de hablar para permitir que la conversación interior tenga lugar sin distorsionar nuestra escucha.

c).- Estructurar nuestro pensamiento. En una conversación debemos tener dos tipos de pensamientos:

1.- En una primera etapa deben estar enfocados a pensar en el problema y analizarlo.

2.- En la segunda fase tienen que estar centrados en buscar soluciones.

Muchas reuniones fracasan porque dedicamos poco tiempo a pensar sobre el problema y pasamos directamente a intentar encontrar soluciones.

d).- Controlar el tiempo adecuadamente. Generalmente una conversación eficiente comienza con un ritmo tranquilo para irse volviendo más rápido con el progreso de la misma. Pero no existen reglas sobre lo que es correcto. Percibimos que una conversación va demasiado rápida cuando existen muchas interrupciones, se producen conversaciones paralelas y las personas empiezan a mostrar signos de que han dejado de escuchar y de incomodidad con la situación. En el caso contrario, sabemos que se está enlenteciendo en demasía cuando un orador domina la conversación, no se plantean preguntas, surgen pausas frecuentes y el nivel de energía de la conversación desciende y languidece, mostrando los participantes signos de cansancio.

e).- Encontrar territorios comunes. Las conversaciones son un medio para hallar terrenos comunes. Solemos comenzar una conversación en nuestro terreno privado y debemos buscar utilizar la misma para encontrar cómo cruzar al territorio de nuestro interlocutor. Para ello podemos: hacer un comentario vacilante, exploratorio (“quizás podríamos,…”, “Creo que pienso…..,” “Es posible que….”) o hacer una pausa antes de hablar.

No debemos seguir adelante hasta que la otra persona nos haya dado permiso. Éste puede ser explícito: “Di lo que quieras” o “Me agradaría recibir tu sincera opinión” o mediante el lenguaje corporal o la conducta: sonreír, asentir,….

f).- Ir más allá de los argumentos. Una habilidad esencial para mejorar nuestras conversaciones en el curso de una reunión consiste en romper el círculo del conflicto. Barker destaca que la “Escalera de inferencias” es una buena herramienta para conseguirlo. El modelo fue desarrollado inicialmente por Chris Argyris y describe la forma en que pensamos en el transcurso de una conversación como una escalera. En los escalones bajos se encuentra la observación y en lo alto de la misma la acción. Desde la observación subimos al primer peldaño seleccionando datos (escogemos aquello en lo que nos queremos fijar). En el segundo escalón inferimos significados desde nuestra experiencia con datos semejantes, en el tercero generalizamos estos significados y los transformamos en presunciones, para en el cuarto construir modelos mentales o creencias a partir de esas presunciones. Finalmente actuamos basándonos en nuestros modelos mentales.

ladder_of_inference

Viajamos de arriba debajo de la escalera cada vez que mantenemos una conversación. Somos mucho mejores ascendiendo que descendiendo. Esta escalera nos va a permitir bajar de nuestras creencias y opiniones  individuales para ascender hacia valores y creencias compartidas.

La clave para utilizarla correctamente está en hacer preguntas para encontrar: las genuinas diferencias en nuestros modos de pensar, las similitudes y las formas de llegar a un entendimiento. Por ejemplo podemos preguntar:

“¿Qué datos subyacen a lo que estás diciendo?”.

“¿Estamos de acuerdo en los datos?”

“¿Estamos de acuerdo en lo que significan?”

“¿Me puedes aclarar tu razonamiento?”

“¿Cuándo has dicho……, querías decir ……..?”

Si alguien, por ejemplo, sugiere una línea de acción, el otro puede descender cuidadosamente por la escalera al preguntar:

“¿Por qué piensas que ………puede funcionar?”, “¿Qué es lo que hace que sea un buen plan?”

“¿Has considerado ……?”,

“¿Cómo puede afectar a …..?”, “¿Esto quiere decir que…..?”

“¿Puedes ponerme un ejemplo?”, “¿Qué te ha hecho pensar en esto?”

La escalera de inferencia, también, puede servirnos para ofrecer nuestras ideas a nuestro interlocutor para que las examine. Si estamos sugiriendo un plan de acción podemos preguntar:

“¿Observas algún punto débil en mi pensamiento?”

“¿En circunstancias diferentes esto se vería de manera distinta?”

“¿Son válidas mis presunciones e ideas?”

“¿He olvidado algo?”

La ventaja de este modelo es que no necesita de un entrenamiento previo. Se puede utilizar inmediatamente como una forma sencilla de intervenir en conversaciones que corren el riesgo de convertirse en argumentos.

g).- Sintetizar con frecuencia. El tener la capacidad de resumir una conversación es una de las habilidades más importantes que debemos desarrollar. Es importante porque:

1.- Permite definir nuestro objetivo y comprobar que lo hemos alcanzado.

2.- Ayuda a estructurar nuestro pensamiento, al recordar en qué situación estamos respecto a las dos etapas del pensamiento,  que vimos en la entrada anterior, y por dónde debemos continuar.

3.- Evita perder el tiempo, al acabar con las digresiones.

4.- Facilita encontrar un terreno común. Al resumir lo que la otra persona está diciendo con nuestras palabras estamos encontrando un modo de entrar en su territorio.

Al comienzo de una conversación podemos sintetizar nuestro principal objetivo. Al avanzar la misma ir resumiendo lo que pensamos que estamos alcanzando y verificar que nuestro interlocutor está de acuerdo. Al finalizar hacer una síntesis de lo logrado y de las acciones que ambas partes se comprometen a acometer.

Sintetizar no significa repetir lo que la otra persona acaba de decir. Implica reinterpretar sus ideas con nuestras palabras, por lo que debemos:

1.- Destacar los puntos específicos en los que han hecho hincapié.

2.- Reconocer la posición desde la que han hablado.

3.- Entender las creencias que sustentan su postura.

Reconocer lo que otra persona dice no quiere decir que estemos de acuerdo, sino que vamos a tener en cuenta lo que nos dicen.

No debemos olvidar que debemos acompañar nuestras palabras con el lenguaje no verbal adecuado que demuestren nuestro reconocimiento, apreciación y comprensión.

h).- Apoyarnos en elementos visuales. Aparentemente recordamos el 20% de lo que oímos y el 80% de lo que vemos. A pesar de eso muchas de nuestras conversaciones, especialmente en reuniones, carecen de este crucial elemento. Si la comunicación consiste en el proceso de mostrar nuestras ideas, nuestras conversaciones se beneficiarían si pudiésemos conseguir que los demás visualizasen nuestras ideas.

Evidentemente existen muchas formas de hacer nuestras ideas visibles en una conversación: gesticulamos o modelamos con nuestras manos o expresamos nuestros sentimientos con las contorsiones de nuestros músculos faciales, escribimos en pizarras, utilizamos metáforas, analogías,….

Fuente: http://clavesliderazgoresponsable.blogspot.com.ar/   Isabel Carrasco

Leer más: http://carloschurba.wikispaces.com/Crealogar

Creatividad ¿Qué gestionamos en el campo creativo?

La creatividad es una especie de configuración que se produce en la mente, la cual nos ayuda a direccionar situaciones o problemas cotidianos para tomar decisiones y resolverlos de una forma espontánea. En la praxis, funciona de una manera mucho más dinámica… se trata de agudizar los sentidos para proyectar una realidad, una experiencia o un concepto. Para llegar a esto, se deben gestionar principalmente cuatro cosas. Acá las vemos…

Lo primero son las ideas. La complejidad del cerebro funciona consciente e inconscientemente, siempre trabaja y siempre estamos preguntándonos el porqué de las cosas, ahí se gestan las ideas, eso nos hace seres inquisitivos. Nuestra plasticidad neuronal es la que nos hace conectarlas y en el momento que las hacemos conscientes las empezamos a trabajar, las empezamos a gestionar. Buscamos, indagamos, seleccionamos e invaríablemente evaluamos por qué no todas las ideas funcionan, es decir, necesitan su tiempo de maduración. Finalmente la mejor es la que cobra vida. Para llegar a este último punto como creativos debimos trabajar en conjunto con la audiencia o con el cliente para optimizar y pulir esos detalles que convierten la idea en un objeto de diseño (respuesta a la problemática)

También gestionamos los recursos que tenemos y esto es lo que le da valor al campo creativo. Así que, el recurso más importante que tenemos es el tiempo, y éste hay que saberlo administrar bien. El tiempo nos ayuda a medir, a determinar cuántas semanas o meses voy a enfocarme en un proyecto y a saber en cuánto tiempo estará materializada la idea.

Todo proyecto creativo, necesita un esquema donde organicemos cada etapa y por ende la duración de cada una, principalmente en el proceso más libre donde se gesta la idea.

Así mismo implícitos en nuestros recursos, existen otro factores a gestionar donde planteamos… ¿cuánto voy a invertir?, ¿con quién voy a invertir?, o si es para un cliente específico, ¿qué recursos tiene el cliente?, ¿qué recursos tiene su audiencia?, ¿cómo voy a introducir la idea ya materializada al entorno social?, ¿cómo va a ser la estrategia de marketing?, etc, etc…

Es decir, los recursos es todo eso con lo que contamos para trasladarnos a un entorno real, material y tangible.

Son los instrumentos para darle vida, por lo tanto son lo más importante para echar andar nuestras propuestas. Sin una buena administración de recursos no podemos emepezar.

Por otro lado, también gestionamos los materiales, o bien, los canales para producir el mensaje u objetos. Estos tienen que ser considerados y evaluados desde las primeras etapas. Al gestionar debemos hacer pruebas, ¿qué materiales son los más óptimos? y ¿cuál funciona mejor?, ¿se adapta a la ergonomía del usuario?, ¿qué colores voy a utilizar?, ¿qué características me van a diferenciar?
Y respecto al mensaje qué estoy comunicando,  ¿estoy siendo directo?, ¿realmente es eficaz?

Lo importante gestionar el aspecto material, es garantizar la calidad del objeto final, donde evidentemente buscamos la satisfacción y aceptación del usuario, ofreciendo conexión con la audiencia.

Finalmente gestionamos los procesos. El estilo, las etapas creativas, la producción, el feedback y la innovación del objeto. Esto es, una vez establecido los objetivos del proyecto, es necesario gestionar estos procesos que forman parte de nuestro trabajo: ¿cómo lo voy a hacer?, ¿cómo voy a investigar?, ¿cómo es mi etapa creativa?, ¿necesito cambiar de entorno? ¿necesito cambiar de proveedores?  ¿requiero más personas en mi equipo?  en fin.. muchas preguntas pueden surgir aquí.

Recordemos que todo esto representa el camino que recorremos para crear y darle personalidad a las ideas, empezando por la hoja en blanco tan repleta de posibilidades. Autor:   Erika Valenzuela.

Espacios de Trabajo que fomentan la Creatividad y la Innovación

Espacios de Trabajo que fomentan la Creatividad y la Innovación

Cuando nos propusimos elegir un nuevo emplazamiento para nuestra oficina en Valladolid, investigamos en mayor profundidad sobre cómo afectan los espacios de trabajo al rendimiento de sus trabajadores.

Las distintas tipologías de oficinas tienen sus implicaciones en la relación entre los trabajadores, y la relación de la empresa con otras organizaciones. Además, en un entorno de trabajo destinado al proceso creativo, el espacio donde se desarrolla debe fomentar la colaboración y permitir un ambiente propicio para la creatividad y la innovación.

Oficinas Abiertas

Peopleware. Lo importante es cómo el espacio afecta a las personas.

Especialmente relacionado con los trabajadores del conocimiento, los espacios físicos donde desarrollan su actividad, tienen una gran influencia en el desarrollo de la creatividad y la innovación. El hábitat de las organizaciones influye en el comportamiento de sus trabajadores, y puede promover comportamientos relacionados con la creatividad, con la colaboración y la conexión entre personas y nuevas ideas.

En el libro Peopleware sobre Productive Projects and TeamsTom DeMarcoTimothy Lister, aportan varias ideas sugerentes sobre cómo afecta el espacio de trabajo a la creación de un equipo de proyecto altamente productivo.

El texto hace especial énfasis en los problemas que se derivan de la tipología más común de oficinas abiertas, y la influencia que tiene la falta de privacidad de los trabajadores en su productividad.

La práctica común en las organizaciones tiende al diseño de oficinas abiertas, ya sea por razones económicas, de espacio, o por la creencia de que al sentar a muchas personas en un mismo lugar se fomenta la colaboración.

Sin embargo, cada vez se ponen más en duda los beneficios de este tipo de espacios supuestamente colaborativos. Varios estudios indican que estos espacios no afectan positivamente en la creación de nuevas ideas, y muchos directores de proyectos piden que sus equipos vuelvan a pequeños espacios para disfrutar de mayor privacidad, silencio y concentración.

El principal problema de una oficina abierta es el ruido ambiente que dificulta la concentración. La falta de privacidad y la sensación de que todo el mundo puede ver constantemente qué haces y escuchar qué dices resta libertad y aumenta la sensación de inseguridad. Las constantes interrupciones, provocadas por conversaciones telefónicas cercanas, el ruido de los ordenadores, charlas entre los compañeros, etc,  afectan negativamente a la concentración de todo el personal.

El principal motivo por el que las empresas optan por este tipo de espacios abiertos es un problema económico. Una oficina abierta resulta bastante más barata que una dividida en espacios distintos. Cuando la razón para elegir un espacio abierto es la económica, suele enmascararse bajo la idea de una mal entendida flexibilidad de la organización de la empresa. La flexibilidad de una empresa no quiere decir que los edificios y sus paredes también lo tengan que ser.

Por otra parte, un espacio de trabajo homogéneo, indefinido y sin orientación, no posibilita un uso alternativo del espacio, y la interacción entre las personas.  El uso alternativo del espacio de trabajo, propicia  encuentros fortuitos, reuniones puntuales no programadas en las que se traspasan ideas e información.

Buscando la Creatividad y la Innovación

Efectivamente, en las empresas destinadas a la creatividad y el desarrollo de conocimiento, debemos compartir y promover ideas. Este proceso creativo se basa en el trabajo colaborativo de todo el equipo de proyecto, por lo que los espacios de trabajo deberían facilitar esta colaboración entre las personas. Sin embargo, para la mayoría de las personas, el proceso creativo es un acto en soledad.

“El intento más equivocado de una falsa colectivización es la pretensión actual de ver al grupo como un vehículo creativo… Las personas rara vez piensan en grupos. Hablan, intercambian información, deciden, llegan a acuerdos… Pero no piensan. No crean.”

William Whyte, en The Organization Man

La colaboración y la transmisión de ideas entre las personas suele producirse de forma fortuita y no planeada. Un espacio de trabajo bien diseñado puede favorecer estas conexiones y encuentros creativos. Las oficinas deben contener espacios diferenciados y separados del bullicio habitual donde se puedan desarrollar discusiones creativas. Estos refugios o nichos permitirán que una conversación casual pueda convertirse en una conversación productiva orientada a la creación.

Los nichos de Christopher Alexander

De nada sirve promover un encuentro entre compañeros de trabajo que no se pueda convertir en una conversación privada. La falta de privacidad para seguir una conversación casual puede frustrar el intercambio de ideas.  El exceso de ruido y tráfico en una zona puede impedir la conexión entre personas, estos autores citan el ejemplo de los nichos de Christopher Alexander con los que el arquitecto soluciona el problema en su estudio de patrones. Estos nichos, pequeños lugares que acaban con la homogeneidad de un espacio, dan a las personas la oportunidad de tener un poco deprivacidad. Estos pequeños espacios son fundamentales para la conexión entre individuos.

Otro tipo de espacios en donde se promueve la interacción entre compañeros de distintas unidades funcionales son aquellos espacios destinados a los recursos compartidos, como la máquina del café, la fotocopiadora, áreas de descanso, etc.

Los radiadores de Información

Las organizaciones con un alto grado de innovación disponen de espacios de trabajo en equipo  con espacios para mostrar el trabajo en progreso. Se producen actividades regulares donde cada equipo comparte lecciones aprendidas y comparten información relevante con el resto de la organización. Las salas donde se realizan las exposiciones suelen ser abiertas, acristaladas, y fomentan la participación de otros trabajadores fuera del equipo de proyecto.

Es difícil trabajar en un equipo sin un espacio dónde trabajar en conjunto. El equipo de trabajo de un proyecto, requiere de un espacio para discutir tranquilamente y trabajar en un objetivo común de intercambio constante. Por esto se recomienda tener espacios dedicados a los proyectos en vez de oficinas abiertas donde todos se amontonan.

Una característica de estos espacios debe ser la de contar con lugares visibles para exponer el trabajo en progreso, no solamente hacia el equipo de proyecto, como Scrum, sino también hacia el resto de la organización. La difusión y puesta en común del conocimiento y avances de un equipo de proyecto invita a la retroalimentación, y permiten que la gente se inspire del trabajo de otros.

Aparte de la cuestión económica que supone crear espacios de trabajo por proyecto, el principal escollo a esta solución, es que muchas organizaciones no están acostumbradas a trabajar por proyectos, y la única visión posible es la de una estructura por departamentos. “Esta planta es la de los ingenieros, aquella la de marketing,…y en el sótano tenemos a los informáticos”.

Nichos para reuniones

Oficinas donde no se puede trabajar entre las 9 y las 5.

En esa búsqueda del silencio y la concentración hay personas que se quedan a trabajar en casa porque en la oficina no pueden realizar tareas urgentes o que necesiten de un alto grado de concentración.

Tom DeMarco y Timothy Lister hicieron encuestas en las empresas donde impartieron formación y consultoría sobre equipos de proyectos, y recogieron las conclusiones en su libro Propleware.

La principal queja que recogían de la mayoría de empresas que disponían de espacios de trabajo abiertos era que en dichas oficinas no se podía llegar al nivel de concentración necesario para un trabajo intelectual.

En la oficina no te puedes concentrar durante el horario normal de trabajo, por lo que muchos trabajadores optan por llegar antes, o quedarse hasta tarde en la oficina, aprovechando las horas en las que están menos concurridas.

“Si un trabajo es urgente, me quedo en casa para hacerlo, o me voy a la biblioteca municipal. Cualquier sitio menos la propia oficina.”

Las preguntas de la encuesta sobre la calidad del espacio de trabajo eran del tipo:

  • ¿Qué tamaño tiene la oficina, y si es un espacio cerrado destinado exclusivamente a los miembros del equipo de Proyecto?
  • ¿Es un espacio de trabajo silencioso y tranquilo?
  • ¿Se puede mantener cierto grado de privacidad?
  • ¿Puedes silenciar tu teléfono?
  • ¿Se pueden desviar las llamadas de teléfono?
  • ¿La gente a menudo se interrumpen sin necesidad?

Los equipos más productivos y que mejores resultados obtenían en la calidad de su trabajo, según los estudios de Tom DeMarco,  trabajaban en espacios más silenciosos, manteniendo un mayor grado deprivacidad. Oficinas mayores donde las interrupciones eran consideradas como algo altamente negativo y se evitaban por parte de la organización.

Autor: Carlos J. Pampliega

Innovación. Fundamentos para un cambio de Paradigma.

Las reglas de la  gestión empresarial están en crisis pues fueron diseñadas para tiempos lentos y estables. El fenómeno que está provocando cambios más  profundos en la gestión empresarial es la asunción que la innovación es la principal prioridad y que para ser efectivo en Innovación la base es una nueva forma de gestión del talento.

“Innovar desde las personas” es un nuevo paradigma que requiere sobre todo que la cultura cambie “cómo se hacen las cosas” “quien decide”, “cómo se potencian los cambios” y “cómo se gestiona la acción y el error”. Y cambiar la Cultura es Gestionar conversaciones. La clave será conectar y conversar para producir inteligencia colectiva que genere un nuevo tipo de innovación.

Por ello RRHH debe asumir el rol de agente de cambio en el nuevo paradigma que le obligará a cambiar su foco pasar de de gestionar la Inteligencia /Talento Individual y procesos administrativos a gestionar la Inteligencia Colectiva y el Cambio.

Señalemos 10 claves sobre los que se fundamentará este cambio hacía el nuevo paradigma:

1- Todos tenemos talento, todos innovamos: somos intraemprendedores: No se trata de pensar que todos los colaboradores están igualmente preparados para innovar, sino que todos tienen la obligación de hacerlo. La inteligencia colectiva requiere del talento de todos, lo contrario es un enorme despilfarro, requiere del talento diverso, del estratégico, del práctico, del operativo,…

2- Innovar consiste en crear una arquitectura para conectar talento: A la organización jerárquico-funcional que tan buenos resultados ha dado la debemos flexibilizar, aplanar pero sobretodo la debemos solapar nuevas estructuras que permitan más conexiones. Estos nuevos espacios son las comunidades virtuales que deben favorecer las conexiones gracias a la tecnología.

3- Cambiar la Cultura: crear las reglas para Conversar: La cultura se construye, mantiene y cambia mediante aprendizaje organizativo basado en conversaciones. Pero conversar no es hablar de todo y todos a la vez. Los procesos de gestión son los nuevos protagonistas en los nuevos entornos pues deben marcar cómo hablamos, cómo conversamos y sobretodo como aprendemos-desaprendemos.

4- Los líderes son arquitectos de espacios y creadores de conversaciones: seleccionar que conversaciones, cuando, mediante qué procesos de gestión y quien las debe tener es la principal función del líder, un gestor de comunidades. Sin la transformación del liderazgo no hay transformación cultural, necesitamos nuevos líderes transformadores: seleccionarlos, promoverlos y desarrollarlos.

5- RRHH debe alinear promoción, desarrollo y retribución con cambio cultural: Las políticas de RRHH deben estar perfectamente alineadas con el cambio cultural. La promoción de nuevos líderes, la formación social/tradicional, el desarrollo en los nuevos paradigmas de gestión, los sistemas retributivos flexibles y dinámicos deben estar alineados con la nueva forma de gestión del talento.

6- Procesos de gestión del talento flexibles, sociales y virtuales: las políticas de contratación, vinculación y la definición de los propios puestos y carreras deberán ser cada vez más liquidas en entornos cada vez más inciertos y flexibles. Donde habrá una virtualización del entorno laboral con profesionales con nuevos valores que a su vez exigirán de más transparencia, espacios de libertad y autonomía.

7- Fomentar la Cultura del Hacer y de Proyecto: Las estrategias y los planes pierden importancia frente a la acción, planificar se convierte en “probar” y “experimentar. El foco de la organización se divide en los que siguen el ritmo de esta y en los que trabajan en proyectos que buscan cambiar la propia organización. Proyectos dinámicos que se expanden o mueren en función de sus resultados.

8- Interiorizar el Ciclo de la Innovación. Todos somos expertos en innovación. El ciclo de la innovación que consiste en buscar ideas fuera/dentro del espacio organizativo, crear, prototipar, tener fracaso/éxito y extender siempre teniendo el foco al cliente interno/externo debe ser interiorizado por toda la organización . Y la parte más clave de este ciclo: disminuir probabilidad de error y desdramatizar el fracaso.

9- Mide y Comunica dando importancia a emociones y símbolos. Explicar y volver a explicar los nuevos paradigmas desde una perspectiva top-down de forma intensa generando debate en toda la organización, clarificar objetivos de innovación y del cambio y medirlos son claves de éxito. Pero, las emociones que son el motor del cambio, es necesario reinterpretar símbolos y tradiciones.

10- La innovación requiere actuar rápido, de forma amplia y con ambición: la energía, la resistencia y dificultad requieren ambición y convicción, requieren llegar a todos los rincones organizativos e implicar a todas las personas. Busca poderosos aliados internos y externos donde los expertos de RRHH deben ser los principales agentes de cambio, apuesta alto y comienza ya.

Escrito por Virginio Gallardo

Fuente: http://humannova.org/index.php/es/articulos/liderazgo/382-innovar-desde-las-personas-10-fundamentos-de-un-cambio-paradigma

Jorge Luis Borges prefiguró Internet

Un libro publicado en los Estados Unidos, Borges 2.0: del texto a las palabras virtuales de Borges1Perla Sassón-Henry, se suma a un número creciente de pensadores contemporáneos –entre ellos Umberto Eco- que opinan que el escritor argentino prefiguró la World Wide Web.

LA BIBLIOTECA DE BABEL. “Cuando se proclamó que la Biblioteca abarcaba todos los libros, la primera impresión fue de extravagante felicidad. Todos los hombres se sintieron señores de un tesoro intacto y secreto”, escribió Borges.

“Jorge Luis Borges no parece un candidato probable al título de El hombre que descubrió Internet”, comienza el artículo publicado por The New York Times, titulado Borges y el futuro previsible. Pero el libro Borges 2.0 de Perla Sassón-Henry, le da cierto crédito, cuanto menos en haber intuido en sus ficciones la aparición de la red.

El libro analiza las relaciones entre la Internet descentralizada de YouTube, los blogs y Wikipedia, y los cuentos de Borges que “hacen del lector un participante activo”. Sassón-Henry, profesora asociada en el Departamento de Estudios de Idiomas de la Academia Naval de los Estados Unidos, describe al autor de El Aleph como un hombre “del viejo mundo con una visión futurista”.

Según su trabajo, historias como Funes el memorioso, La Biblioteca de Babel y Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, entre otras, se han convertido en un canon entre aquellas que marcan una intersección entre las nuevas tecnologías y la literatura.

El articulo de The New York Times explora algunos ejemplos de estas historias borgeanas en las que el escrtitor preanuncia el concepto de blogs o de una biblioteca universal.

Además de este libro, tendrá lugar la publicación de una colección de ensayos sobre el tema editado por la Bucknell University Press, con el provocativo título de Cy-Borges. Mientras tanto, la editora New Directions reeditó Labyrinths, una antología en inglés con varios cuentos de Borges que no se publicaba desde hace más de cuarenta años. El volumen incluye un ensayo introductorio de William Gibson.

Ver: http://carloschurba.wikispaces.com/Borges%2C+Jorge+Luis

Sugerencias para desarrollar la Creatividad

Sugerencias para desarrollar la Creatividad.

creatividad

Todas las personas pueden desarrollar la creatividad. Ser observador, analista, curioso e incansable estudioso por las cosas que acontecen a nuestro alrededor nos ayudará a descubrir lo que se esconde detrás de las apariencias de los hechos, objetos y personas. El resultado será la inspiración, ese momento en que ese archivo mental se abre y surge una gran idea, pero para que se abra, debemos leer mucho y ver muchas películas.

Las formas de la Creatividad

  1. La mente es un tesoro. Es de incalculable valor el poder de nuestra mente, es como una enorme biblioteca que va guardando pasajes de nuestra vida, cosas que vemos, oímos, sentimos, gustamos, olemos y vivimos.
  2. Diariamente escribe algo. Es como un diario, cosas que van pasando en el día mismo y como podemos mejorarlas.
  3. Escribe tus metas. Lo que quieres ser y hacer a corto, mediano y largo plazo.
  4. Escribe siempre. Un block de bolsillo nos servirá de mucho o en su caso un cuaderno y anota todo, no confíes sólo en tu memoria. Hoy en día también puedes usar aplicaciones como Evernote, entre otras para llevar tus notas en tu smartphone, tablet y PC.
  5. Almacena ideas. Utiliza un folder para cada idea para realizar un cuento, para la casa, para ganar más dinero, etc. Aumenta ese banco de datos con lecturas, viajes, conociendo personas, viendo películas, compitiendo, participando, etc.
  6. Se muy observador. Con mucho detalle y aprovéchalo como si fuera la última vez.
  7. Se muy curioso. Sobre todo con personas, lugares, pinturas y al entablar una conversación debes hacer sentir importante con quien platicas.
  8. Aprende a escuchar. Con ojos y oídos, date cuenta de lo que no fue dicho.
  9. Descubre nuevas formas de ideas. De libros películas, amigos nuevos, artículos de revistas, etc.
  10. Aprende a comprender. Entiende, comprende y después juzga.
  11. Mantén tu mente abierta. Ante todo siempre ten en luz verde tu mente, no te bloques pensando sólo en tus ideas.
  12. Se positivo y optimista. De esta manera tendremos un panorama diferente y nos ayudará en mucho a realizar nuestros finalidades con mejores resultados.
  13. Piensa. Pero no como comúnmente lo hacemos, escoge un horario y un lugar para pensar todos los días.
  14. Aprende a descubrir tus problemas. Ataca tus problemas con actitudes ordenadas, descubre tu real problema y ve las soluciones, que trabaje tu subconsciente  habla con alguien sobre la idea, no la dejes estancar, tu puedes y lo necesitas.
  15. Construye grandes ideas. Todas tus pequeñas ideas combínalas, adáptalas, cámbialas,  auméntalas, reemplazalas, reorganizarlas e invierte en ideas que ya tengas.
  16. Evita la fatiga mental. El ruido, el ser negativo, dietas sin razón, excesos generales, etc.
  17. Enfocate en tus objetivos. Visualiza grandes metas, grandes finalidades y enfocate en realizarlas.
  18. Aprende a cuestionar. Para desarrollar tu cerebro, quién, cuando, dónde, qué, cómo, porqué, cuál, etc.
  19. Pon tus ideas en acción. Una buena idea razonable puesta en acción es mucho mejor que una archivada.
  20. Aprovecha tu tiempo libre. Una gran parte de las grandes obras, libros, canciones, cómics, menciones de todo tipo, han sido creados en el tiempo libre de sus creadores.

Estas son sólo algunas formas y puedes aumentar otras, no te limites ante nada. Pon en práctica estas indicaciones y verás que la creatividad esta a nuestro alcance.

Enlaces:

http://www.homoempresarius.com/2013/04/consejos-para-desarrollar-la-creatividad.html#.U5ExQ_mSwaY

Fuente de la imagen:

-Marketing Directo.