Posts etiquetados como ‘seguridad’

EL DÍA QUE LA POLICÍA METROPOLITNA SALIÓ A LA CALLE

Cientos de ex agentes de la Policía Federal volvieron a salir a la calle de uniforme y armados. Ayer fue el debut de la no tan nueva Policía Metropolitana. Según lo manifestado por el Ministro Montenegro la nueva fuerza policial colocó en las calles de Villa Urquiza y Saavedra unos quinientos agentes (la mayoría ex integrantes de la Policía Federal) divididos en dos turnos de 8 horas.
La Metropolitana cuenta con 50 patrulleros y 15 motos; en esos vehículos los 500 efectivos de la Policía Metropolitana patrullan algunas avenidas de la Ciudad, como la Avenida Corrientes desde el 1700 al 800, de 19 a 2 de la madrugada, de jueves a domingos, y la Avenida Triunvirato en Villa Urquiza, y algunos pocos lugares como el Parque 3 de Febrero, las Playas Secas de la Ciudad y el barrio de Saavedra, entre otros lugares.
Eso sí, hace unas horas el Gobierno de la Ciudad anunció con bombos y platillos que aprehendió a un hombre que le había arrebatado el celular a una mujer en la esquina de Naón y Paroissien del barrio de Saavedra. Mucho ruido y pocas nueces.
La Policía Metropolitana está en la calle y ya es un gran éxito de marketing del macrismo y su gurú Jaime Durán Barba. Habrá que ver como se desempeñan en los próximos días y meses esos agentes que ahora tienen nuevo uniforme y nuevos vehículos pero que hasta hace un tiempo atrás eran parte de la Policía Federal.
El marketing electoral del macrismo resulta ser exitoso y utiliza todos los medios a su alcance. A continuación una muestra de ello, saquen sus propias conclusiones.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

¿Quién nos cuida a nosotros?

Un barrio porteño de casas bajas, casi una isla. Sí, al norte de la Ciudad.

La imagen de un letrero que se repite en varios hogares. La leyenda: “CASA CUSTODIADA POLICÍA FEDERAL”.
La pregunta es obvia, ¿Cómo, no todas las casas están custodiadas por la Policía Federal?, y sino, a las demás casas ¿quién las custodia?
Algún mal pensado dirá: “Es un aviso, si vas a afanar una casa, que no sea justo esa“.
Otro dirá que siempre fue así, que la seguridad se compra y toda compra se hace con plata, esa es la única respuesta y explicación a la imagen de este post. Dime qué tienés y te diré cuánto vales, decía la voz popular.
Ahora si la seguridad se compra, debe haber quien recibe ese dinero, es decir, a alguién habrá que pagarle. Entonces, ¿hay quienes le pagan a un comisario u oficial de comisaría para ser custodiados? ¿Ese comisario u oficial no cobra un sueldo para custodiar a toda la Ciudad y cuidar y proteger a todos y todas?
A los que no vivimos en esos barrios, a los que no tenemos esos carteles en nuestros edificios, ni en nuestras casas, a los que no tenemos para comprar esa seguridad, ¿quién nos cuida?

  • Comentarios
  • Sin votos

El modelo policial de Macri

En los últimos días nos enteramos de la visita de un experto catalán en el tema de policías locales. El invitado de Macri, Xavier Martorell ha desarrollado la función de Director General de seguridad ciudadana de la Generalitat de Catalunya, entre marzo de 1996 y enero del 2004. En el desempeño de ese cargo ha sido el responsable de dirigir, estructurar, implementar y consolidar el despliegue de los Mossos d’Esquadra.
Durante su visita a los funcionarios macristas, Xavier Martorell sostuvo, según el “Gran Diario Argentino“, que “Me parece perfecto que Macri quiera controlar el espacio público con un cuerpo especial de policías. Nosotros los llamamos Brigadas Móviles Antidisturbios porque se mueven rápido“.
¿Quién es, realmente, Xavier Martorell?, es decir, ¿Cómo era su policía? Pasen y vean…


Más del modelo que pretende seguir Macri…

Sin embargo, ha sido el propio Ministro de Seguridad macrista, Montenegro quien ha sostenido que el cuerpo de los Mossos d’Esquadra es “uno de los modelos en los que está inspirado el proyecto de la policía metropolitana”. Imaginen la manera en que serán tratados quienes ocupen el espacio público, los vendedores ambulantes, o quienes se movilicen o tomen un colegio secundario como hicieron los chicos y chicas del Acosta que fueron denunciados.
Amnesty International ha denunciado numerosas violaciones por parte de este cuerpo policial durante el mandato del flamante asesor internacional de Mauricio Macri.
Como solían decir los antiguos juristas y con el modelo a seguir por los macristas, a confesión de parte…

  • Comentarios
  • Sin votos

Macri busca policías para limpiar la Ciudad


“Se necesitan gendarmes, policías y/o efectivos de seguridad de ambos sexos, de entre 20 y 35 años, sin antecedentes de mala conducta ni sumarios internos. Requisito: título secundario completo y aptitud física-psíquica para el desarrollo de tareas de seguridad”
Macri considera que la Policía Federal, que responde a la Casa Rosada y no al Gobierno de la Ciudad, no responde a las políticas porteñas. Se refiere fundamentalmente a que no ppuede hacer nada con la venta ambulante, ni con las casas tomadas, ni con la usurpación del espacio público. Según los grandes matutinos el Jefe de Gobierno porteño afirmó que esto no puede seguir así.
Según el Gran Diario Argentino Macri busca controlar estos temas con agentes de la Policía Federal y de la Bonaerense. Aduce que la demora en contar con efectivos propios le impide aplicar sus propias políticas de seguridad ciudadana y por ello se propone reclutar inmediatamente entre 300 y 500 uniformados de otras fuerzas.
Para tentar a los viejos-nuevos agentes del orden los publicistas macristas pensaron en la publicación de un aviso clasificado con el texto que encabeza este post, el incentivo será un sueldo de $ 3.000 como mínimo.
Según la Tribuna de Doctrina, el apuro macrista se justifica en el descontrol que se advierte en la vía pública y que la creación de su flamante cuerpo de policía llevaría más de un año y medio.
Una vez más, Mauricio pone en evidencia cuales son sus prioridades y sus urgencias. Necesita una fuerza represiva que le ordene el espacio público para que no haya molestas marchas ni protestas sociales, que no haya artesanos en las calles; fuerza represiva que desocupe las casas tomadas y detenga a insolentes vendedores ambulantes.
Para ello, espera armar un rejuntado de policias. Policías que, como la mayoría de los agentes policiales de nuestro país, están sospechados de formar parte de cuerpos de policías corruptos o que actúan en los márgenes de la ley.
“Te encanará un robocop sin ley…”

  • Comentarios
  • Sin votos

Robos en los bondis: la solución de Macri

El conflicto por la seguridad de los colectiveros tiene su solución macrista: “cabina hermética así como tenían los taxistas, que es el blindex, hacer lo mismo al colectivero“. Textual. Esa es la prevención para Mauricio.
Pero va más allá. Afirma que esto es culpa de los “jóvenes que entran y salen de las cárceles, que hay que acabar con las cárceles de puertas giratorias” y siguiendo con su verba berreta y aduladora de la mano dura sostiene en alabanza a Blumberg, que hay que “acabar de defender los derechos de los delincuentes y defender los derechos de los ciudadanos comunes“.
Soluciones infantiles, conclusiones berretas y réplica de un discurso autoritario que intenta mostrar al problema de la inseguridad como una temible consecuencia de la defensa que se hace de los derechos de los delincuentes por encima de los derechos de los ciudadanos comunes. Esta última conclusión coloca a los ciudadanos comunes como entes sin derechos e intenta mostrar que debemos dejarnos de ocupar de la plena vigencia de los derechos humanos para solucionar la inseguridad.
Berreta por donde se lo mire. Los derechos, en una sociedad democrática, lo son para todos y nadie tiene derecho a robar, a matar.
Concepciones como la de Macri no han logrado frenar la inseguridad en ninguna sociedad y solo han sido el germén de policías como Patti, el germén de la “maldita policía de Duhalde”, el germén del gatillo fácil y de la tortura.
¿Para todas esas cosas, querrá Mauricio su policía?

  • Comentarios
  • Sin votos

Crónica imaginaria de una reunión que tal vez sucedió



Como veníamos bastante inactivos, una persona que afirma haber tenido la oportunidad de ser testigo de una importante reunión institucional de la que habrían participado destacados funcionarios del Gobierno, destacados y destacadas funcionarias del Poder Judicial e importantes Diputados y Diputadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; ha entendido que era oportuno que publiquemos ésta Crónica que nos ilustra respecto a los debates que se dan en el seno de las instituciones porteñas…


El Consejo de Seguridad y Prevención del Delito es un órgano consultivo interjurisdiccional. O sea un lugar donde se reúnen representantes del Poder Ejecutivo, del Ministerio Público (fiscales) y de la Legislatura para coordinar políticas y encontrar soluciones comunes entre los tres poderes ¿suena bien, no?
El caso es que, segunda reunión del 2008 (digamos primera porque a la de enero no fue mucha gente), comienzo de año, comienzo de período legislativo, comienzo de gestión de Macri; la reunión se inicia con representantes de alta jerarquía, Legisladores, Fiscales, Subsecretarios y hasta Ministro; y por supuesto algunos asesores y funcionarios de menor rango que asisten calladitos y asienten todo lo que hablan sus jefes (la experiencia indica que a medida que avanzan las gestiones las altas jerarquías se repliegan y esos espacios terminan dominados por los asesores en detrimento de la pompa y la ceremoniosidad).
El temario puesto por el Poder Ejecutivo incluía como primer punto:

¨Situación Jurídica, Contravención o Falta. El tratamiento legal dado a los cartoneros, cuidacoches, indigentes y manteros. Propuestas.¨

Tras un discurso algo escolar del Ministro en el que instó a tratar los problemas ¨dejando de lado la política“, ¨buscando las soluciones para la gente¨ y cosas así (como si hubiera que explicarle ese tipo de cosas a dirigentes con muuuchos años de política), el Fiscal y un representante de la policía explicaron acerca de los problemas de ambigüedad que tiene el sistema legal para enfrentar las ¨ocupaciones del espacio público¨ por parte de algunas de las categorías mencionadas. A partir de allí se inicia un intercambio de opiniones en el cual los legisladores kirchneristas cada tanto señalaban que resultaba un poco extraño que “cartoneros, cuidacoches, indigentes y manteros” fueran un tema a discutir en el Consejo como si esas categorías fueran un problema de “seguridad y prevención del delito” y en particular que era inadmisible incluir a “indigentes” como rememorando la época de las leyes en contra de los ¨vagos y mal entretenidos¨ en las cuales el hecho de no tener trabajo era causa para estar a disposición de la fuerza pública.
Ante cada una de esas intervenciones, el Ministro se encargaba de aclarar que de ninguna manera era intención del Gobierno de la Ciudad sacar a nadie ¨a patadas en el traste¨ -sic- y que de ninguna manera se trataba de criminalizar la pobreza. Más aún lo que se intentaba era la ¨puesta en valor de esta gente” (¡¡¡Eeeeeehhh!!!). El Subsecretario competente en el cuidado y mantenimiento del espacio público, incluso se explayo acerca de lo positivo que eran los artesanos expertos para fomentar el turismo y que lo importante era asegurarse que esa gente certificara sus habilidades porque por ejemplo a un maestro que labra la plata como nadie (casi literal) era un bien para la ciudad y que incluso había que ayudarlo a que trabajara tranquilo y hasta que la ciudad debía sacar fotos de sus productos para ponerlos en la WEB y que estén a disposición del mundo. En el “tole – tole” de la conversación una legisladora kirchnerista se encargó de aclarar que dentro de los manteros había muchas categorías y que aparte de los maestros artesanos que labran maravillosamente su materias primas estaban los ¨manualistas¨ (o sea los que se pretenden artesanos porque pintan una florcita en un cinturón) y los vendedores de baratijas (categoría que está tal cual en el código contravencional sin aclararse que sería una ¨baratija”). Naturalmente esto es un problema porque los manualistas y los vendedores de baratijas son muchísimo más numerosos y muchísimo menos simpáticos para la clase media que los maestros artesanos. Según el Subsecretario a cualquiera lo asiste el derecho a circular y a comerciar de modo que no había ningún problema con que alguien vendiera algo caminando con su mercadería al hombro pero que era inaceptable que se sentaran y ocuparan el “espacio público”, incluyendo el hecho de ocupar plazas de ¨alto impacto¨ (o una categoría por el estilo, sin aclarar que definía a una plaza como tal). Así siguió la discusión en la que la posición del Gobierno de la Ciudad podría resumirse como: ¨De ninguna manera queremos matar a los indios o dañarlos en absoluto, tan solo queremos matar a los indios malos, sacarles las armas, no dejarlos cazar búfalos y facilitarles que se ganen honradamente la vida plantando alcachofas en una magnífica reserva que pondremos a su entera disposición en el desierto de arizona. En todo caso los indios que hacen hermosos tapices y magníficas tallas de cuero y madera pueden quedarse en la ciudad una vez que hayan sido debidamente identificados¨.
Asimismo un legislador kirchnerista señaló que la práctica de algunos restaurants finos de Palermo SOHO de reservar una parte de la vereda para sus ¨valet parkings¨ también eran una apropiación del espacio público (por no mencionar cuestiones de clubes privados y canales de TV). Con todo esto la cuestión quedo algo empantanada lo cual se resolvió pasando al tema del tránsito el cual suscitó las consabidas referencias a la educación y a la idiosincrasia de los argentinos etc, etc. En medio de las consabidas referencias a la educación un legislador kirchnerista recordó que había una ley recientemente sancionada que exigía que se diera educación vial como materia obligatoria en las escuelas. Entonces el representante del Ministerio de Educación salto como un cohete y empezó a explicar ampulosa y caudalosamente que si, claro, que estaba analizando, que era complejo, que la integración a la curricula, que la coordinación, que también estaba la ley de educación sexual y que también había que coordinar y que la integración a la curricula y que bueno, se iba a hacer.
Y ya que se estaba hablando de tránsito se hablo del alcohol y una vez más que la idiosincrasia etc, etc, a lo cual una Fiscal planteó nuevamente un problema de ambigüedad en el sistema jurídico referida a una supuesta contradicción o un supuesto vacío legal cuando un control de alcoholemia da entre 0.5 y 1, ya que, según la ciencia médica no es exactamente ebriedad pero que tampoco esta bien, entonces no sabía si en un caso así había que dar cause a la acción o no. Previamente aclaró que los únicos fiscales que interpretaban así eran ella y su Jefe o ella y no recuerdo quien más o ella sola la verdad que no me acuerdo pero el punto es que la masa de fiscales no tienen ningún problema en interpretar la situación legal de un punto que encontraron manejando con 0.7 de alcohol en la sangre pero la Fiscal. Esto confirma la percepción del cronista quien observa que a pesar de que los abogados repiten obsesiva y maníacamente que el derecho es una disciplina científica, perfecta, precisa y tan objetiva que ni siquiera la alcanza el principio de indeterminación Heisenberg no obstante cuando tienen que opinar pueden afirmar las proposiciones más disímiles y si llega el caso la experiencia indica en que no tienen problemas con considerar a la vaca como un vegetal que vuela.
Finalmente cuando habían pasado cerca de dos horas así que se levantó la sesión.

*Especial para “La Ciudad de la Furia” del Cronista amateur
Cualquier parecido con la realidad corre por exclusiva cuenta y responsabilidad del lector, y del cronista amigo que pasó, vio luz y subió…

  • Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog