Posts etiquetados como ‘qué te pasa clarín’

CLARIN Y LOS ESCRACHES: Una relación contradictoria

En el marco de una masiva movilización en defensa de la nueva Ley de Medios, la Ciudad aparecía empapelada (en estratégicos lugares) con un afiche en el que se señalaba a los periodistas-empleados del Grupo Clarín. ¿Se puede ser “Periodistas Independientes”, y servir a la dueña de un multimedio que está acusada de apropiación de Hijos de Desaparecidos? se preguntaba el anónimo afiche.
Fueron muchos los periodistas indignados que alzaron su voz para denunciar el escrache anónimo y cobarde. Señalaron, sin pruebas y sin fundamentos, al Gobierno Nacional. No aportaron una sola prueba, ni un solo indicio…
En ese momento se denunció una “prédica descalificadora” de la labor profesional “instalada y amparada desde lo más empinado del poder político”, y en un estado de alteración morbosa de sus facultades mentales la Sra. Magdalena Ruiz Guiñazú pidió al Gobierno Nacional que levante el programa de TV “6, 7, 8″. Periodistas al borde de un ataque de nervios.
El domingo pasado, en una larga nota sin firma, el diario del “monopolio” afirma que “El kirchnerismo no cree en la prensa. Cree en la prensa kirchnerista, que no es lo mismo.” Acusa en ese panfleto a la productora de Gvirtz, a Víctor Hugo Morales, a 200 blogueros pagados por Aníbla Fernández, a los que escriben en “Miradas al Sur”, Página/12, “El Argentino” y “Tiempo Argentino” como periodistas oficialistas que están operando en conjunto como propaganda y para acallar a la vez voces disidentes.
Clarín está en estado de emoción violenta, tal como lo definió de manera brillante Juan Pablo Varsky, y ahora ataca a todo aquel que apoyó o que está de acuerdo con la LEY DE MEDIOS. Para ellos, todo el que se manifestó o se manifiesta en contra de los monopolios y de la concentración de medios en pocas manos, lo que es igual a concentración de opinión en pocas voces, son prensa K. Al voleo levanta el dedo acusador y trata de enchastrar a toda persona que emite una opinión contraria al “monopolio”.
Lo que llama la atención es que este escrache de Clarín hacia los periodistas oficialistas no ha sido condenado por nadie, no se han escuchado voces desgarradoras que se indignan ante tal ninguneo de la labor periodística de sus colegas. ¿No habrán leído Clarín el domingo? La nota difamante no tiene firma, ¿será que ningún periodista la quiso firmar?
Clarín está en estado de emoción violenta, la aplicación de la nueva LEY DE MEDIOS dejó de ser una ilusión de quienes anhelamos por una mayor democratización en el manejo de los servicios de comunicación audiovisual para ser cada vez más una realidad inminente. Dentro de unos días se conocerá el resultado de los análsis de ADN que podría involucrar a la principal accionista del Grupo Clarín como autora penalmente responsable de un delito de lesa humanidad. Ernestina Herrera de Noble se encontraría en el exterior por temor a ser detenida por apropiadora de hijos de desaparecidos.
Para Clarín hay escraches a periodistas que deben ser repudiados y otros que merecen ser parte de la edición dominical del Gran Diario Argentino, de la misma manera que brindaba con Videla pero se dedicó a voltear presidentes democráticos… Cómplice con Videla, destituyente con presidentes democráticos.
Clarín está en estado de emoción violenta porque ya nada será igual.

EL PERIODISMO Y LA CENSURA SEGÚN CLARÍN

En estos días de incesantes debates y movilizaciones en apoyo a la LEY DE MEDIOS bueno es repasar lo sucedido con el periodista y escritor Claudio Díaz.
Claudio Díaz, es autor de “Prensa Canalla”, “La ultraderecha argentina” y “Manual del antiperonista ilustrado”. Además, ha sido premiado en diversas oportunidades, entre ellas, cuando recibió el premio latinoamericano de periodismo José Martí y tres veces el Martín Fierro al servicio informativo de Radio Mitre.
Siempre trabajó en el Grupo Clarín, pero luego de declaraciones que hizo en marzo de 2008 a la revista “Veintitrés” en las que criticó el modo de cubrir la polémica entre la patronal del campo y el Gobierno por parte del multimediático Grupo, desde el multimedia le prohibieron seguir escribiendo la página principal del suplemento zonal Morón/Ituzaingó y le quitaron los días de vacaciones que le adeudaban.
Claudio Díaz no se quedó callado. Decidió denunciarlo y renunciar.
Más tarde, con otros periodistas, creó el interesante blog www.quetepasaclarin.com. El Grupo Clarín recurrió a la Justicia para solicitar que el blog mencionado sea cerrado, porque según ellos, Claudio Díaz y los que lo acompañaban estaban utilizando la marca “Clarín” como propia, con fines de lucro.
La “justicia” estuvo del lado del poderoso Grupo Clarín imponiéndole a sus creadores una multa diaria de $ 500 por cada día que el blog estuviese en la web. Claro que Claudio Díaz y sus colaboradores no tenían una intención de lucro, sino que la única intención era desenmascarar el doble discurso y la manipulación informativa del diario.
Claudio Díaz, pese la “legal” censura no dejó de denunciar al Grupo y publicó “Diario de guerra. Clarín: el gran engaño argentino”, en el que revela los vínculos entre el Grupo Clarín, Kissinger, Rockefeller y Soros.
Así se maneja el Grupo Clarín, así actúa el Grupo Clarín. Así entiende el periodismo Clarín y la censura.
El proceso de expansión y crecimiento del Grupo Clarín -explicaba Díaz en una entrevista concedida al periódico Buenos Aires Económico- tiene que ver con que, de alguna manera, formó parte de lo que fue la recomposición del capitalismo a escala global y particularmente en nuestro país con el modelo de José Alfredo Martínez de Hoz en adelante, cuando a la Argentina se la devuelve al esquema colonial, reconvirtiéndola en un país agrario, con muy poco desarrollo industrial, con la idea de que tenga un movimiento obrero muy dócil, que se bancara los modelos de ajuste. Clarín es, al principio, un socio menor en esto de asociarse con la dictadura pero a partir del momento en que con el diario La Nación interviene Papel Prensa, lógicamente pasar a formar parte de ese conglomerado, lo fue llevando a aferrarse cada vez más a ese modelo y, en la actualidad, a ser un protagonista importante. Hoy se puede hablar de una alianza financiera mediática sojera, de la cual Clarín es el principal representante“. La entrevista continúa -¿Y cómo entran en escena el secretario de estado norteamericano, Henry Kissinger y el millonario David Rockefeller? -No tengo el dato preciso de cuándo arrancó, pero es muy sospechoso que ya en los años de la dictadura, y en los primeros años de la democracia, Kissinger se convierte en columnista del diario. Se reunió en diversas oportunidades con Jorge Rafael Videla y Martínez de Hoz, después con Carlos Menem, y luego con el accionista del grupo, Héctor Magnetto. La información que circuló en algún momento desde la propia Bolsa de Comercio, cuando Clarín empezó a cotizar con acciones, es que una parte de su capital accionario estaba en manos de Kissinger, no en forma directa sino a través de un testaferro. Concluyó Claudio Díaz.
Todo lo reseñado demuestra las poderosas razones que llevan a Clarín a convertirse en el principal vocero y operador de la resistencia a la implementación de la LEY DE MEDIOS. Sus poderosos intereses hacen que crea que puede seguir callando aquellas voces molestas, que puede invisibilizar a quienes piensan distinto.
Precisamente, la censura en Democracia consiste en invisibilizar todo lo que molesta, taparlo que no se vea. Así actúa Clarín.

CLARÍN NOS INVISIBILIZA

La noche del viernes pintaba bien, ya en el atardecer sobre la Av. de Mayo se dejaban ver unos y unas cuantas caminar hacia la histórica Plaza. Se acababa la jornada laboral y, con ella, también terminaba la semana. Dos buenas excusas para juntarse con amigos, reunirse con la familia o simplemente descansar.

Sin embargo, y sin necesidad de ser convocados por ningún referente político o social, sin necesidad de ser transportado por nadie, muchos enfilaron para la Plaza. Mientras caminábamos teníamos la esperanza de que se tratase de un viernes distinto.

Iba a ser un viernes distinto. De a poco, nos fuimos juntando alrededor de la Plaza. Nos juntamos convocados para defender la gestión de la Presidenta, no era contra nadie… era a favor de un gobierno jaqueado por los grandes medios de comunicación, y por un rejunte de opositores que ayer gobernaron el país de espaldas a la gente y de cara a los poderosos, más preocupados porque Clarín no los critique que por gobernar para la gente.

Nos autoconvocamos con alegría porque nadie tiene el derecho a silenciarnos o a entristecernos, la convocatoria fue exitosa, no obstante, Clarín nos “invisibilizó” como si de esa manera nos fuera a desalentar o a callarnos.

Nos invisibilizan porque quieren que nadie nos vea, nos hacen invisibles para que otros no se enteren y que no cunda el ejemplo, para evitar el contagio…

Clarín nos invisibiliza y 6, 7, 8 nos hace autoconvocarnos. Fue un viernes distinto, vaya si lo fue.

CLARÍN SIEMPRE MINTIÓ

Mucha tinta ha corrido desde que el poderoso grupo multimediático la emprendió contra el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Muchas tapas de “el Gran Diario Argentino” para denostar a la Presidenta y al ex Presidente Néstor Kirchner se han sucedido. Crecimos escuchando que nadie resiste tres tapas de Clarín en contra, y, acá estamos.
Muy a pesar de los profetas del odio y de alguna que otra pitonisa, no ha sido el peronismo el primero en denunciar las mentiras que se escriben para desgastar a un gobierno. Tampoco han sido muy originales los que bautizaron a TN como “Todo Negativo”. Hubo antes un gran Presidente y un gran democráta (según las palabras del periodismo todo) que hace ya varios años lo denunció. Vean:

LA OBJETIVIDAD DE T N y DE CLARÍN ¿PERIODISMO INDEPENDIENTE?

INDEPENDIENTE: 1. adj. Que no tiene dependencia, que no depende de otro. 2. adj. autónomo. 3. adj. Dicho de una persona: Que sostiene sus derechos u opiniones sin admitir intervención ajena.
AUTÓNOMO: 1. adj. Que tiene autonomía. 2. adj. Que trabaja por cuenta propia.
¿Alguien, en su sano juicio, puede afirmar que los periodistas del canal de noticias TN o del diario Clarín le caben los adjetivos de independiente o autónomo cuando hablan del proyecto de ley de servicios audiovisuales?
¿Es independiente o autónomo de sus propios intereses empresariales o económicos el titular de Clarín del pasado 28 de agosto?
Más aún, una de las princiales referentes de la oposición nos clarifica al respecto, la Dra. Carrió dijo: “No tenemos ningún problema en defender a llamados grupos económicos si es para defender la libertad de expresión“. Está claro que la oposición defiende a los grupos económicos y, como bien dice Víctor Hugo Morales, usan a la libertad de expresión como excusa.
Así tituló Clarín y así titula TN:


Una demostración perfecta de como no se debe hacer periodismo.

LA FELICIDAD DEL PUEBLO

Hay ciertas cosas que se miran según quien la publica, y eso influye en como titulan las noticias los editores de los medios de comunicación. Así las cosas, no es lo mismo que Página/12 o Miradas al Sur titulen “Los argentinos, entre los más felices en un ranking mundial“, o que, ese titular haya sido publicado en el día de hoy por Clarín.
Lo cierto es que Clarín afirma que los argentinos estamos entre los más felices del mundo y que la Argentina comparte el puesto 13 del ranking de la felicidad junto a Irlanda y Holanda. Lo dice un estudio de la Universidad Erasmus de Rotterdam en 140 naciones sobre cuestiones ligadas con la felicidad y el bienestar.
Es evidente que esa noticia causó estupor en la redacción del “gran diario argentino” y por eso su secretario de redacción, Osvaldo Pepe, intenta ridiculizar el estudio y nos compara con Bután.
Muchachos de Clarín, no se enojen porque dan una buena noticia o porque, por una vez, tienen que reconocer que la felicidad del pueblo no pasa por los números del Indec, ni por los problemas de los grandes productores de soja, ni tienen las preocupaciones “institucionales” de los grandes medios.

Para la libertad: NUEVA LEY DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL

Como ya se mencionara en este blog, la nueva LEY, que ya se debatió en todos los rincones de la Argentina, se va a denominar “Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual” y, según anunció la Presidenta Cristina Fernández, el “objetivo es que todas la voces puedan ser escuchadas y que en materia de libertad de expresión nadie se quede con la ñata contra el vidrio”. Lo nuevo es que el Poder Ejecutivo Nacional remitirá la semana que viene al Congreso el proyecto oficial de servicios de comunicación audiovisual que en caso de aprobarse, reemplazará a la Ley de Radiodifusión.
De aprobarse la nueva LEY DE MEDIOS, se garantizaría el derecho humano al derecho a la información y a la libertad de expresión. Asimismo, el Estado Nacional, las provincias y los municipios tendrán asignadas frecuencias de radio y televisión; y las Universidades Nacionales podrán tener emisoras sin restricciones ni oblilgaciones de constituir sociedades comerciales, impidiendo que se formen monopolios u oligopolios al limitar la cantidad de licencias que podrán obtener los distintos grupos económicos. Sólo se podrán tener 10 licencias de servicios audiovisuales abiertos. Por primera vez, habría control parlamentario para evaluar el funcionamiento y contenido de los medios de comunicación audiovisuales y las licencias se otorgarán o se renovarán previa audiencia pública. Cada dos años se revisarán si hay licencias que fueron liberadas por sus dueños (es decir, se las vendieron a otro grupo económico) para reasignarlas.
¿Por qué se opone el Grupo Clarín? Porque el proyecto de ley promueve importantes limitaciones al principal grupo de medios de la Argentina (Grupo Clarín), como la imposibilidad de tener más del 35% de los abonados de cable del país (hoy tiene el 48%) y la prohibición de operar un canal de aire y una red de cable en la misma localidad, lo que lo obligaría a vender Canal 13 para quedarse con Cablevisión-Multicanal o viceversa. Entonces, si se aprueba la nueva LEY DE MEDIOS Clarín deberá vender lo que le sobra.
Mucho se habla de la tergiversación de los hechos que el grupo Clarín da como noticias objetivas o de la forma maniquea en que titula el Diario, por ejemplo, es bueno recordar que cuando se produjo el Golpe de Estado de 1976, Clarín tituló en su tapa: “Total normalidad: Las fuerzas armadas ejercen el gobierno. Pero es momento de resaltar dos hechos que ponen al desnudo el cinismo de quienes manejan y de quienes son empleados del Grupo Clarín. El primero fue la medida cautelar solicitada por Clarín para que el blog “Qué te pasa Clarín”, en la que la Justicia Argentina sentenció al blog a dejar de publicar sus posts o, en su defecto, a que el blog pague 500 pesos diarios por cada día que siga abierto como medida cautelar hasta tanto la Justicia decida por sobre el fondo de la cuestión planteada. Clarín plantea que la marca Clarín le pertenece y, entonces, el blog le pertenece…
El Grupo Clarín se ha transformado ya en un censor activo, utilizando a la Justicia para hacer callar al blog. El segundo hecho es la discusión entre Ernesto Tenembaum (el empleado del mes del Grupo Clarín) y el Diputado Nacional Agustín Rossi. Tenenbaum se descontroló cuando Rossi le espetó “Mire, con absoluta franqueza le digo, me parece que usted está molesto por lo que pasó con el fútbol. Y usted está defendiendo los intereses de una empresa que perdió un negocio fenomenal como es el negocio del fútbol y está atacando al Gobierno por otro lado“. El audio de la entrevista es la prueba irrefutable del descontrol del periodista y de su trato irrepestuoso y grosero hacia el Presidente del Bloque Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados de la Nación. Es menester señalar que, incluso el nivel del audio de Tenembaum es mucho mayor al de Rossi como para que el Diputado ni siquiera se pueda defender. El audio:
Sin embargo, está bueno que Tenembaum diga que es opositor y que insulte a Agustín Rossi ya que esa acción echa por tierra todo intento del Grupo Clarín y de sus emplados por mostrarse independientes y objetivos. ¿Es demonizar al periodismo denunciar lo que hace el Grupo Clarín? Claro que no y es un buen momento para expresar la solidaridad de este blog para con el blog “que te pasa clarín”

Para la libertad, para que los monopolios u oligopolios no manejen la opinión pública, para saber quien nos habla y quien nos informa, una nueva ley de medios es imprescindible.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog