Posts etiquetados como ‘policía porteña’

PALOS Y MÁS PALOS: La receta del PRO

Finalmente asistimos al debut de la Policía Metropolitana, de noche, a oscuras… en la clandestinidad arremetieron contra los puesteros, y los puestos, de la Av. Rivadavia entre Gral. Paz y José León Suárez. Mucha, mucha Policía Metropolitana con patrulleros y topadora incluída. Palos, martillos, sierras eléctricas y represión.
El operativo policial comenzó cerca de las dos de la madrugada, al igual que la UCEP, la Policía Metropolitana actuó al abrigo de la oscuridad. La pregunta que no le hicieron a Mauricio Macri es ¿por qué si fue tan legal el accionar suyo y de su policía, actuaron de noche? ¿Por qué no intimar previamente a quiénes han ocupado ilegalmente el espacio público? ¿Por qué no requerir a la Justicia que intervenga? Claro, nunca habría respuesta.
Para justificar el accionar violento y represivo de la Policía Metropolitana, el Jefe de Gabinete porteño señaló que “a Madrid le llevó 8 años implementar su policía correctamente”. Fue durante su intervención en la Legislatura con motivo de brindar su informe semestral en la que, además, les exigió a los Diputados y Diputadas de la oposición que debatan y analicen la propuesta referida a los denominados “motochorros”.
El macrismo insiste con instalar en la agenda pública que el problema consiste en que no se cuenta con las leyes necesarias para darles seguridad a los porteños y se monta en la tragedia para exigirle a la oposición que le apruebe sus proyectos. De esa manera intenta desviar la atención respecto de las irregularidades administrativas y financieras de la nueva fuerza policial, y ocultar la causa por escuchas ilegales que involucra a toda la cúpula policial y al mismo Jefe de Gobierno.
Hoy por la tarde se sabrá si los bloques opositores bailan al compás PRO y aprueban las leyes que apuntan contra trapitos, cuidacoches y acompañantes de motociclistas. La falta de estufas en las escuelas, la mortalidad infantil que sólo aumenta en esta ciudad no son problemas para el macrismo.

NARODOWSKI NO SABÍA NADA DE CIRO JAMES

Esta mañana, el ex ministro de Educación de la Ciudad, Mariano Narodowski, se presentó ante el Juez Norberto Oyarbide, quien lo había citado a prestar declaración indagatoria en carácter de sospechoso de encubrimiento en el marco de la causa que tramita la Justicia por el espionaje ilegal.
El Juez le tomó declaración indagatoria a Narodowski quien aseguró que no conocía a Ciro James y que lo contrató por recomendación de la Universidad Nacional de La Matanza.
Al salir del Juzgado, Narodowski afirmó: “No voy a hablar del expediente. James no era allegado a mi persona. Tenía una función, tenía un claro contrato y solo queda esperar. El Ministerio de Educación es un área grande de 400 personas y nos ocultó que era Policía Federal. Preferiría no hablar del expediente pero esta comprobado todo lo que hacía y cómo lo hacía”.
Ahora bien, Mariano Narodowski no podía desconocer a quien contrataba y miente cuando sostiene que tenía una función descripta en su contrato, ya que el mismo establecía que James iba a realizar tareas de auditoría no existiendo informe alguno suscripto por él y está comprobado que en horario de trabajo se encontraba en oficinas del Ministerio de Justicia y Seguridad, más precisamente, en las que correspondían a la Policía Metropolitana.
Pero lo más siginificativo es que Narodowski se guardó una carta para ampliar su declaración, al salir de los tribunales, aseguró que Mauricio Macri le había efectuado recomendaciones para tomar a determinadas personas.
Todos los caminos conducen a Macri, mientras tanto, el viernes será el turno del el Ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro, quien intentó sin éxito apartar a Oyarbide de la causa.

EL JEFE DE LA POLICÍA PORTEÑA SIN INTERPELACIÓN GRACIAS A LA INESTIMABLE COLABORACIÓN DE TRES OPOSITORES

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires se reunió en el día de ayer en Sesión Especial para tratar de aprobar la interpelación del jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco.
La oposición pretendía convocar al Jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, luego de conocerse públicamente que varios integrantes de la fuerza policial porteña tienen causas pendientes en la Justicia. Si bien hubo quorum, no se aprobó la interpelación porque para ello era necesario el voto de los dos tercios de los Diputados y Diputadas presentes. La votación resultó 31 votos por la afirmativa y tan solo 16 votos en contra de la interpelación, todos del PRO. Por un voto no se obtuvieron los dos tercios.
Una vez más, la oposición perdió una gran oportunidad. Pese a contar con 26 diputados propios, el macrismo contó en la Sesión Especial sólo con 16, es decir, que ocho Diputados y Diputadas decidieron seguir con su semana larga de vacaciones, o lo hicieron a la uruguaya, donde se la denomina “la semana de turismo”. En síntesis, pese a la ausencia de un tercio de los Diputados y Diputadas macristas, la oposición no pudo tener asistencia perfecta.
En efecto, los Diputados opositores que con su ausencia salvaron de la interpelación a Eugenio Burzaco fueron Fernando Sánchez (Coalición Cívica), Claudio Presman (Unión Cívica Radical) y Aníbal Ibarra (Diálogo por Buenos Aires). Ellos tres, al igual que los Diputados PRO, tampoco fueron trabajar. Burzaco agradecido.

EL DÍA QUE LA POLICÍA METROPOLITNA SALIÓ A LA CALLE

Cientos de ex agentes de la Policía Federal volvieron a salir a la calle de uniforme y armados. Ayer fue el debut de la no tan nueva Policía Metropolitana. Según lo manifestado por el Ministro Montenegro la nueva fuerza policial colocó en las calles de Villa Urquiza y Saavedra unos quinientos agentes (la mayoría ex integrantes de la Policía Federal) divididos en dos turnos de 8 horas.
La Metropolitana cuenta con 50 patrulleros y 15 motos; en esos vehículos los 500 efectivos de la Policía Metropolitana patrullan algunas avenidas de la Ciudad, como la Avenida Corrientes desde el 1700 al 800, de 19 a 2 de la madrugada, de jueves a domingos, y la Avenida Triunvirato en Villa Urquiza, y algunos pocos lugares como el Parque 3 de Febrero, las Playas Secas de la Ciudad y el barrio de Saavedra, entre otros lugares.
Eso sí, hace unas horas el Gobierno de la Ciudad anunció con bombos y platillos que aprehendió a un hombre que le había arrebatado el celular a una mujer en la esquina de Naón y Paroissien del barrio de Saavedra. Mucho ruido y pocas nueces.
La Policía Metropolitana está en la calle y ya es un gran éxito de marketing del macrismo y su gurú Jaime Durán Barba. Habrá que ver como se desempeñan en los próximos días y meses esos agentes que ahora tienen nuevo uniforme y nuevos vehículos pero que hasta hace un tiempo atrás eran parte de la Policía Federal.
El marketing electoral del macrismo resulta ser exitoso y utiliza todos los medios a su alcance. A continuación una muestra de ello, saquen sus propias conclusiones.

MACRI: PERVERSO O INÚTIL

El “niño Mauricio” reconoce “errores clave“, pero en ningún momento asume la responsabilidad ante el espionaje ilegal realizado por el “Fino” Palacios, su segundo Osvaldo Chamorro y el espía Ciro James.
La responsabilidad de Macri surge de manera indubitable a partir del simple hecho de que las escuchas telefónicas ilegales fueron perpetradas desde la misma Policía Metropolitana. Una policía que aún no salió a la calle, que no ha impedido la comisión de ningún delito, que no ha detenido a nigún infractor pero que ya cuenta con un ex Jefe (Palacios) detenido en la prisión de máxima seguridad de Marcos Paz, con un subjefe renunciado (Osvaldo Chamorro) y denunciado ante la Justicia Federal por espiar e investigar a dirigentes políticos opositores, y con un espía detenido (Ciro James) por realizar escuchas telefónicas ilegales a Sergio Burstein, Carlos Ávila, al cuñado de Macri (esposo de su hermana Sandra), entre otros.
Respecto al cuñado de Mauricio, se ha reconocido que Franco Macri contrató a una agencia de seguridad por el conflicto familiar, ahora, la responsabilidad del Jefe de Gobierno nace de que quienes lo escuchaban e investigaban eran Ciro James y el “Fino” Palacios.
Mientras tanto, y cuando Mauricio Macri asume tibiamente algún “error clave”, se sabe que Ciro James y el “Fino” Palacios habrían planeado espiar a la AMIA.
Hay preguntas sin respuestas. ¿A quién le interesaba saber si Palacios iba a ser procesado en la “causa AMIA”? ¿A quién le interesaban las conversaciones del esposo de Sandra Macri? ¿A quién le interesaba escuchar a uno de los activistas más notorios en contra de la designación de Palacios al frente de la Policía Metropolitana? ¿Qué tenían en común los Diputados de la Ciudad investigados por Osvaldo Chamorro?
Precisamente la única respuesta posible a esas preguntas demuestran cabalmente la responsabilidad política y judicial del Jefe de Gobierno. La otra posibilidad es que estemos frente a un inútil que no es capaz de gobernar una fuerza policial que él mismo creó. Si no puede gobernar a un rejuntado de policías que llegan en busca de un mejor sueldo y de una buena obra social, qué podemos esperar de Macri si tuviera que controlar a la Policía Federal o a la Bonaerense.
En síntesis, estamos frente a un perverso que ha montado una pequeña GESTAPO o estamos frente a un inútil que es incapaz de gobernar la Ciudad.

EL “FINO” PALACIOS ESTÁ EN LA CÁRCEL

El ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios, quedó detenido esta noche en la causa en la que está acusado de participar en las escuchas telefónicas a Sergio Burstein, referente de la entidad Familiares y Amigos de la Masacre de la AMIA.
El Fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, acusó al “Fino” Palacios de haber “ordenado, implementado y supervisado” las escuchas telefónicas a Burstein, a través de Ciro James, ex oficial de inteligencia de la Federal que tenía relación con el ex comisario, que para dicha tarea fuera contratado por el Ministerio de Educación porteño. “Palacios no sólo ordenó, sino que además monitoreó, supervisó y controló personalmente cada paso que se dio en la escucha ilegal a Sergio Burstein“, sostuvo el Fiscal Nisman en su dictamen.
El “Fino” Palacios había sido el elegido por Mauricio Macri para ser el Jefe de la flamante Policía Metropolitana y en él había confiado su armado. Junto con Palacios, llegaron al Gobierno de la Ciudad su segundo, y hoy despedido, Osvaldo Chamorro y Ciro James, el espía contratado para realizar las escuchas telefónicas.
El espía Ciro James ya estaba preso, el “Fino” Palacios sigue sus pasos, poco falta para que Osvaldo Chamorro los acompañe. Los hombres de Macri van de uno en uno a la cárcel. Eso es PRO.

MACRI METE MIEDO

Hay que exigir la renuncia de los Ministros Montenegro, Narodowski y Piccardo por ser los responsables del armado de una nueva “maldita policía” realizada a imagen y semejanza del “fino” Palacios, por ser responsables de la contratación de espías y, por ser responsables de la creación de una fuerza parapolicial (UCEP) para golpear indigentes y desalojar pobres de las calles de Buenos Aires.
El Ministro de Seguridad y Justicia porteño, Guillermo Montenegro, fue el que junto a Mauricio Macri, nombró al “fino” Palacios al frente de la Policía Metropolitana. El “fino” tuvo que renunciar y está procesado en la “causa amia”.
El Ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski, contrató al espía Ciro James para realizar tareas de inteligencia. Ciro James está detenido por espionaje ilegal.
El Ministro de Espacio Público y Medio Ambiente porteño, Juan Pablo Piccardo, creó la UCEP, patota ilegal y clandestina que viola sistemáticamente los Derechos Humanos cuya única misión es desalojar personas en situación de calle, agrediéndolas físicamente, destruyendo y robando sus pocas pertencias. La UCEP está en pleno funcionamiento.
Por eso, deben renunciar. Por su accionar, MACRI METE MIEDO.

MACRI SE REFLEJA EN SOSBICH: ¿Los porteños necesitamos más represión?

El Diputado Nacional Eugenio Burzaco asumirá el próximo 10 de diciembre como Jefe de la Policía Metropolitana, en reemplazo del director interino Osvaldo Chamorro (ex número 2 del “fino” Palacios), según confirmó el Gobierno de la Ciudad a través de un comunicado.
Según el comunicado difundido por el Gobierno de la Ciudad, “El actual legislador es un reconocido especialista en temas de seguridad urbana que condujo los equipos técnicos de PRO y de la Fundación Creer y Crecer en esta área“.
Lo que no nos dice Mauricio Macri es que el joven Burzaco ha sido el principal asesor en materia de seguridad del falso ingeniero Juan Carlos Blumberg, y, también, asesor en materia de seguridad del ex-gobernador de la Provincia de Neuquén Jorge Sosbich. Este último dato, sólo demostraría el perfil ideológico de Eugenio Burzaco sino fuera porque mientras asesoraba en temas de seguridad a Sosbich, la policía neuquina asesinaba al maestro Carlos Fuentealba. Sí, Burzaco asesoraba a Sobisch cuando mataron a Fuentealba.
Entonces, la llegada de Burzaco se produce en medio del escándalo por espionaje hecho por el agente Ciro James (empleado del Gobierno porteño que permanece detenido por orden de la Justicia federal) y de las denuncias por el accionar de la patota que apalea, golpea e intimida indigentes en la Ciudad, la UCEP.
En este contexto, con un Jefe de Gobierno y un Jefe de Gabinete que se horrorizan porque unos cuantos pobres cortan calles o viven en las calles y, entonces, recurren a los Fiscales Contravencionales para judicializarlos o a la UCEP para apalearlos y sacarlos de calles y plazas, la designación de un civil al frente de la Policía Metropolitana no es una buena noticia. Y no es una buena noticia porque sin uniforme, Burzaco replica el ideal de fuerza de seguridad soñada por Mauricio Macri, una policía que impida la protesta social, los cortes de calles, que desaloje a los indigentes y a los vendedores ambulantes, y, como ha quedado demostrado en estos días, monte un sistema de espionaje ilegal.
Sobre seguridad, Eugenio Burzaco escribió un libro junto al Fiscal General de la Ciudad Autónoma de Buenos, el macrista Germán Garavano, en el que se diferencia de la “mano dura” de Patti y de la “mano blanda” de Arslanian proponiendo “mano justa”. Ahora vuelve a reunirse con Germán Garavano y desde la Policía Metropolitana replicará la necesidad de liberar calles, y liberar el espacio público como prioridad, todo un eufemismo para continuar criminalizando la protesta social, al igual que le propuso a Sosbich en Neuquén.
Muchos proponían que la fuerza de seguridad a crearse en la Ciudad estuviera dirigida por un civil, creyendo que de esa manera se le imponía a la nueva policía un perfil más democrático. Ahora, con la designación de Eugenio Burzaco se comprueba que se puede ser igual de intolerante, de represor y de autoritario con o sin uniforme.

MACRI: ESPIONAJE E INTELIGENCIA

Ciro Gerardo James ya trabajaba, desde julio, de forma encubierta, en la Metropolitana. Durante ese período encabezó una operación de espionaje, escuchando en forma ilegal al integrante de la agrupación Familiares de las Víctimas de la AMIA Sergio Burstein y al productor televisivo Carlos Avila.
El Juez Oyarbide ordenó el allanamiento de varias oficinas del Minisetrio de Seguridad y Justicia de la Ciudad. De ahí, se llevaron computadoras, listados de personas que se estaban por alistar en la Policía Metropolitana y otra documentación relacionada con el funcionamiento de la fuerza porteña. Además de las oficinas de Chamorro y Ontiveros –un ex jefe de Inteligencia y de Drogas de la Federal que también trabajó con Palacios en la Unidad Antiterrorista–, fue allanado el despacho del jefe de personal, Eduardo Orueta.
La investigación del Juez Federal Norberto Oyarbide arrojó varias novedades.
El espía James realizaba llamadas desde su celular desde el mismísimo Ministerio de Seguridad y Justicia. ¿Cómo se sabe eso? El Juzgado requirió la información a la empresa Nextel, y se comprobó que las comunicaciones se cursaron a través de la antena que está en la zona del Ministerio, edificio donde también funcionan las oficinas de la Policía Metropolitana -ubicadas en Av. Regimiento de los Patricios 1142-, lo que confirma la versión de que James ya tenía una oficina en ese edificio.
De las llamadas realizadas, se registraron 150 llamados al teléfono de ARPA Organización de Seguridad. ARPA es propiedad del “fino” Palacios –el nombre surge de las primeras letras del apellido de la esposa del Fino, Ares, y su propio apellido, Palacios–.
A su vez, se comprobó que existieron llamados cruzados entre James y el actual jefe de la policía porteña, Osvaldo Chamorro, lo cual desmiente su declaración judicial. Chamorro afirmó que sólo vio dos veces a James, que prácticamente no lo conocía y que era un aspirante más.
Lo único que surgen, a esta altura, son interrogantes. No se sabe a quién más espiaba James y por orden de quién. Siendo que la especialidad más notoria de James era el espionaje, no está claro qué tipo de tareas iba a cumplir en la Policía Metropolitana. Si existió un James, no se puede descartar que existan otros James.
Mientras tanto, la Legislatura porteña tratará de interpelar a los ministros Montenegro y Narodowski.

MACRI TE ESCUCHA

Como si no hubieran motivos para desconfiar de la nueva Policía Metropolitana, ahora, aparece en escena el abogado Ciro Gerardo James.
Este abogado, recibido en la Universidad de Belgrano, se inició en el universo de los servicios de Inteligencia en la segunda mitad de los años ’90 como ocasional informante de un sector de la Side llamado Sala Patria. En el 2003 ingresaría a la Policía Federal como personal civil. Allí pasó por Robos y Hurtos y otras divisiones de la Superintendencia de Investigaciones, donde conocería al ex Comisario Jorge “Fino” Palacios. Según el semanario “Miradas al Sur”, fue en ese ámbito que James “se hizo diestro en los métodos tecnológicos para fisgonear al prójimo“.
No solo de la función pública ha vivido el hombre, ya llegó a ser socio accionista de Protect Compañía de Seguridad, con sede en la localidad de Temperley, además de atender su estudio jurídico ubicado en el primer piso de la avenida Córdoba 817.
James fue detenido en la causa en la que se investigan el espionaje a Burstein –uno de los familiares que planteó públicamente su oposición a la designación de Jorge “Fino” Palacios en el aniversario del atentado a la mutual judía– y al empresario Carlos Avila. Las escuchas fueron ordenadas por un juzgado de Misiones, en una causa trucha armada para espiar a los nombrados, y James sería quien involucró a los espiados y quien retiraba los casetes por autorización del Juez de Misiones.
Ciro Gerardo James estaba contratado por el Ministerio de Educación porteño desde 2008, con dos contratos por 57.000 y 72.000 pesos anuales. James admitió ante el Juez Federal Oyarbide que tuvo dos contratos con el Ministerio de Educación porteño en 2008 y 2009, pero no pudo dar precisiones sobre cuál era su trabajo, sólo sostuvo que asesora en materia legal a la jefa de gabinete del Ministerio de Educación porteño, Roxana Barroso, y que en el desarrollo de sus tareas era supervisado por el Director de la Unidad de Auditoría del Gobierno de la Ciudad, Roberto Ayub .
En el juzgado sospechan que el contrato encubría el pago por tareas de espionaje. La sospecha es que los policías y los funcionarios judiciales de Misiones participaron del armado de la causa trucha contra Burstein y Avila y, por lo tanto, fueron claves en el espionaje ilegal. Todo indica que, a cambio de un pago, fueron el vehículo para espiar a quien perdió a su esposa en el atentado y al empresario y productor televisivo. Existen en total 400 horas de grabación que hizo la SIDE.
Entre escucha y escucha, aparece nuevamente “el Fino” Palacios. Es que James fue su subordinado en la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal y, según él mismo declaró ayer ante el juez, lo había hecho entrar a la Policía Metropolitana. El actual titular de la fuerza, Osvaldo Chamorro, reconoció que James era un aspirante a ingresar.
Las hipótesis son las siguientes:
  • Al “fino” Palacios le importaba escuchar lo que Burstein hablaba desde su celular con otros integrantes de la agrupación Familiares y con el fiscal Alberto Nisman. Es que en agosto y septiembre, cuando se produjo el espionaje, los familiares juntaron firmas contra su designación al frente de la fuerza policial porteña y, además, estaba por resolverse si el juez Ariel Lijo lo procesaba o no por encubrimiento en el atentado contra la AMIA. El magistrado finalmente procesó a Palacios.
  • La escucha a Avila tenía interés porque se produjo en los momentos en que chocaron la AFA y Torneos y Competencias. Avila fue, hace varios años, el dueño de esta última empresa y mantuvo en agosto diálogos con el Poder Ejecutivo en relación con cómo reorganizar las transmisiones de fútbol, ahora en forma abierta y a través de Canal 7.

El Ministro Montenegro y el Jefe de Gobierno Mauricio Macri siguen dando qué hablar con la conformación de la Policía Metropolitana. Contrataciones de represores, de policías expulsados de otras fuerzas y, ahora, un abogado experto en escuchas telefónicas que espiaba a un familiar de las víctimas del atentado a la AMIA. Los denominadores comunes de la Policía de Macri son represión, corrupción y espionaje. ¿Para eso quiere Macri su propia policía?


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog