Posts etiquetados como ‘ley de medios’

LEY DE MEDIOS: LA CORTE Y UNA RESPUESTA A MEDIAS

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, en fallo dividido, resolvió en el expediente “Grupo Clarín y otros s/ medidas cautelares” en la cual el Juez Federal en lo Civil y Comercial de esta Capital Federal, Edmundo Carbone, había hecho lugar a una medida cautelar que suspendía la aplicación del Artículo 161 de la Ley de Medios (obligación de desinversión) respecto del Grupo Clarín, medida que ya había sido ratificada por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal.
El fallo es presentado como un aval al Grupo Clarín en su lucha por no desprenderse de ninguna de sus empresas de medios audiovisuales. Pero también es presentado como un aval a la plena vigencia y legitimidad de la Ley Nº 26.522 (Ley de Medios).
¿Cómo es posible?
Porque el fallo de la Corte hace las dos cosas. Respetando su tradicional y anquilosada jurisprudencia en relación a que las resoluciones referentes a medidas cautelares no constituyen sentencia definitiva o equiparable a ésta, a los fines de habilitar la instancia extraordinaria del Artículo 14 de la Ley 48 que prevé la actuación del máximo Tribunal, no emite juicio respecto de la validez de la medida cautelar que suspende la aplicación del Artículo 161 respecto del Grupo Clarín. En definitiva, la Corte rechazó el recurso interpuesto por el Estado Nacional.
Pero, también la Corte, y en el mismo fallo, ha ratificado lo resuelto en el caso “Thomas, Enrique c/ Estado Nacional s/ amparo” el pasado día 15 de junio de 2010 afirmando que no se encuentra afectada de ningún modo la aplicación general de la Ley Nº 26.522 y, mucho más importante, que la medida cautelar no ha cuestionado la validez de la desinversión forzada sino el plazo de un año para cumplir con esa desinversión. Por ello, este fallo de la Corte Suprema no puede ser presentado como un aval a la ilegitimidad, invalidez o inconstitucionalidad del Artículo 161, sino como una impugnación a la brevedad del plazo establecido en dicho artículo.
La Corte Suprema también se ha pronunciado sosteniendo que debe fijarse un plazo razonable para la vigencia de la medida cautelar a efectos de evitar su desmesurada extensión temporal. De esa manera busca evitar la prolongación indefinida en el tiempo de una medida cautelar que desnaturalice el proceso y beneficie a un grupo empresario de manera indeterminada en el tiempo. Establece que ese plazo razonable debe ser fijado por el Juez de Primera Instancia de oficio o a pedido de parte, afirmando que de no establecerse el mismo, el Estado Nacional podrá recurrir a las instancias superiores incluida la propia Corte Suprema.
¿Cuál es el plazo razonable de vigencia de una medida cautelar?
No está expresamente fijado en ninguna norma. Sin embargo, es de suponer que el mismo es de dos añosde acuerdo a criterios jurídicos y a antecedentes jurisprudenciales respecto de “plazo razonable”. Entonces, el Grupo Clarín no tendrá obligación de desprenderse su sus numerosas y prácticamente monopólicas licencias de medios audiovisuales hasta el 7 de diciembre de 2011, ya que debe computarse el plazo desde el dictado de la medida cautelar por el Juez de Primera Instancia.
Ley de Medios vigente para casi todos es el sabor amargo que queda.
Sin lugar a dudas, este fallo puede ser leído como un triunfo del Grupo Clarín ya que gana tiempo y concentra todos sus esfuerzos y sus medios de comunicación en el objetivo mayor: las elecciones presidenciales de 2011. Para Magnetto la prioridad es el armado de un conglomerado opositor que pueda ganar las próximas elecciones. Clarín aportará sus medios y sus “periodistas-empleados” para tamaña empresa. El candidato opositor beneficiado por el buen trato que le dispensará el grupo monopólico se comprometerá a modificar la Ley de Medios.
La Corte dijo que en ese partido no juega, ese el es partido de “la oposición más Clarín” contra el Gobierno Nacional. Sepa el pueblo votar.

 

 
 
 
  • 1 Comentario
  • Sin votos

LEY DE MEDIOS: SE CAEN LAS CAUSAS JUDICIALES QUE FRENAN SU APLICACIÓN

La Cámara Federal de Apelaciones de Salta revocó una medida cautelar que había suspendido la aplicación de la ley 26.522, de Servicios de Comunicación Audiovisual. La resolución lleva la firma de los camaristas Roberto Loutayf Ranea, Luis Renato Rabbi-Baldi Cabanillas y Jorge Villada, y deja sin efecto la medida dictada por el juez de primera instancia Miguel Medina, que suspendía la aplicación de la totalidad de la norma.
Cabe recordar que la acción judicial fue iniciada por la Diputada Nacional Zulema Daher, del peronismo disidente, aliada de Duhalde, De Narváez, Solá y otros, al igual que el Diputado Thomas que se presentó en la provincia de Mendoza.
La Cámara Federal de Salta siguió así el precedente de lo dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación el pasado 15 de junio cuando sostuvo que los jueces no pueden suspender leyes de modo general, y que un diputado no tiene legitimación para reeditar en sede judicial un debate que perdió en el Congreso.
Seguramente, en los próximos días, la Corte ratificará lo resuelto por la Justicia Federal de Salta y termine por confirmar el fallo que ahora revocó aquella suspensión, y por lo tanto, finalmente la LEY DE MEDIOS recupere su vigencia.
Lo que no van a decir los grandes medios de comunicación, ni el diario del “monopolio”, es que resulta absolutamente saludable para la REPÚBLICA que la Corte Suprema de Justicia le ponga un claro freno a inescrupulosos políticos (no por casualidad son dirigentes de tercera o cuarta línea, desconocidos para el gran público) reafirmando que no se puede acudir a la Justicia cuando se pierden los debates en la arena política. La Justicia le está diciendo al variopinto conglomerado opositor que no dejará que se judicialice la política. Pese a los augurios opositores las instituciones republicanas gozan de buena salud.
En Democracia, no serán los jueces de la República quienes se constituyan en legisladores o gobernantes al servicio de los intereses de minoritarios grupos que buscan en la complicidad de magistrados lo que no obtienen mediante los votos del pueblo. Eso, de por sí solo, es una buena noticia.
Se caen las causas judiciales que frenan la aplicación de la LEY DE MEDIOS, y eso también es una buena noticia.
  • Comentarios
  • Sin votos

LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA RATIFICÓ LA VIGENCIA DE LA LEY DE MEDIOS

La Corte Suprema de Justicia más independiente de la historia de nuestro país ratificó la vigencia de la LEY DE MEDIOS de la Democracia. Los jueces del máximo tribunal resolvieron dar marcha atrás con una de las medidas que había paralizado la aplicación de la norma. Dijo la Corte que los magistrados no pueden frenar una ley por pedido de un diputado que “perdió la votación”.
Del fallo de los supremos resulta oportuno destacar que ha dilucidado la cuestión de cuándo un Diputado Nacional puede presentarse ante los estrados judiciales para reclamar judicialmente la invalidez de una ley. En este sentido, recordemos que el diputado Enrique Thomas reclamó en su carácter de miembro integrante de la Cámara de Diputados de la Nación. La Corte señaló que el diputado nacional fue electo para representar a los ciudadanos en el ámbito del Poder Legislativo, pero no puede ir a la justicia cuando lo que trae a consideración es la reedición de un debate que se ha perdido en el seno del Poder Legislativo por el juego de las mayorías y minorías respectivas.
Por el contrario, dicha legitimación podría eventualmente resultar admisible cuando se trata de la afectación de un interés concreto y directo a su respecto. Resulta evidente que en este caso no están en discusión los derechos, inmunidades y prerrogativas que le asisten a Thomas en su condición de legislador, ni está demostrado que el demandante fue inequívocamente privado de ejercer las atribuciones que le asisten como legislador, por lo que la Corte señaló que no hay legtimación (capacidad para reclamar en la Justicia) por parte del Diputado. En consecuencia, el magistrado no tiene caso en el que expedirse.
En cuanto al alcance de la medida cautelar que suspende de manera general los efectos de la ley de medios, la Corte señala que no puede una medida cautelar tener efectos generales y “ese poder no lo confiere la Constitución Nacional a ningún juez ni tribunal de la Nación…”. La declaración de inconstitucionalidad de una ley la puede hacer cualquier juez pero con efectos exclusivamente aplicables al caso, es decir, que no tiene efectos generales sino que sólo afecta a las partes, por lo que dicha declaración sólo tiene efectos ante quien reclamó la inconstitucionalidad. Lo que debería haber dicho la Justicia de Mendoza es que la ley de medios no es aplicable para Thomas, pero, de ninguna manera, puede decidir que una ley no es aplicable para el conjunto de los habitantes de la República.
En un fallo ejemplar la Corte Suprema ha reafirmado la división de poderes y la plena vigencia de las instituciones republicanas. Ahora todas las voces van a ser escuchadas.
  • Comentarios
  • Sin votos

CLARÍN NO PODRÁ INVISIBILIZARNOS – No fue sólo un caos en el tránsito

El “Gran Diario Argentino” tituló en su edición “on line” tan sólo que “hubo congestión de tránsito en el centro porteño por una marcha kirchnerista”.

De nuevo, esta vez de un modo más sútil, el monopolio intenta invisibilizar la movilización popular. Para ellos, la noticia fue la congestión de tránsito sobre la Av. Corrientes.

Pero la razón de la congestión no fue una “marcha kirchnerista”, sino que fue la autoconvocatoria del facebook de “6 7 8″. Nos juntamos a partir de las 19 horas en defensa de la Ley de Medios, porque no puede suceder que de manera ilegal y arbitraria jueces amigos de la Dictadura y de los grupos multimediáticos nos digan que la ley no se puede aplicar.

Y éramos miles de miles.

No se trataba de un problema de planificación en el tránsito porteño lo sucedido anoche en el Obelisco, claro que no.

Se trataba de una autoconvocatoria de aquellos que no tenemos voz y queríamos que se nos escuche.

Y la mayoría éramos porteños y porteñas que estamos hartos de que sigan haciéndonos creer que la realidad pasa sólo por la pantalla de TN y por las hojas de Clarín.

Nos sublevamos ante los que pretenden invisibilizarnos porque queremos que se nos escuche y que se nos vea, por eso dijimos PRESENTE en el Obelisco.

Mientras el incoherente conglomerado de opositores se rasga las vestiduras por la calidad institucional, nosotros sostenemos que la misma debe ser exigida siempre.

Es también calidad institucional que las leyes de la Democracia se cumplan. Es también calidad institucional que los jueces de la Nación respeten los procedimientos legales previamente establecidos.

Esos procedimientos que la ley establece dicen que los jueces deben entender en aquellas cuestiones que suceden dentro del territorio de su competencia. Así las cosas, un juez de Catamarca entiende sobre lo que sucede en esa provincia, uno de Mendoza en Mendoza, y así siempre.
La Ley de Medios está frenada por la Justicia de la Provincia de Mendoza. Para tomar tal determinación, la Justicia sostuvo que se produjeron irregularidades al momento de realizarse la Sesión de la Cámara de Diputados de la Nación. Pues bien, Diputados sesiona en el Congreso Nacional y dicho edificio queda ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. De ello se colige que el hecho sobre el cual está juzgando la Justicia de la Provincia de Mendoza ocurrió en la Capital Federal. Entonces, esa Justicia no podría haber actuado sino fuera por que se violaron los principios legales del procedimiento judicial. Esto es, el principio de territorialidad según el cual los jueces entienden en los casos que suceden en el territorio de su jurisdicción tal como se explicó con anterioridad. Entonces, unos jueces amigos de la Dictadura y otros que fueron socios y empleados de Manzano y Vila (Multimediático Grupo Uno) de manera ilegal frenaron la aplicación de la Ley de Medios. Esa es la institucionalidad que pregonan Clarín y “la oposición”.

A pesar de ello, la Democracia sigue vigente y sus leyes de aplicarán en todo el territorio de la Nación y muchos de nosotros seguiremos haciendo escuchar nuestras voces en todas las plazas del país.

Clarín no nos puede invisibilizar, como tampoco podrá imbecilizar a todos y todas.

  • Comentarios
  • Sin votos

CLARÍN SIEMPRE MINTIÓ

Mucha tinta ha corrido desde que el poderoso grupo multimediático la emprendió contra el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Muchas tapas de “el Gran Diario Argentino” para denostar a la Presidenta y al ex Presidente Néstor Kirchner se han sucedido. Crecimos escuchando que nadie resiste tres tapas de Clarín en contra, y, acá estamos.
Muy a pesar de los profetas del odio y de alguna que otra pitonisa, no ha sido el peronismo el primero en denunciar las mentiras que se escriben para desgastar a un gobierno. Tampoco han sido muy originales los que bautizaron a TN como “Todo Negativo”. Hubo antes un gran Presidente y un gran democráta (según las palabras del periodismo todo) que hace ya varios años lo denunció. Vean:

  • Comentarios
  • 1 voto

YA TENEMOS UNA LEY DE MEDIOS DE LA DEMOCRACIA

Después del 28 de junio pocos creían que esta gesta era posible. Propios y extraños aseguraban, sin dudas, que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no enviaría el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual al Congreso Nacional. Nos espetaban que se venían tiempos en los que “los Kirchner” iban a tratar de asegurarse la gobernabilidad, que iban a recostarse sobre los sectores más conservadores, que el único objetivo del Gobierno Nacional iba a ser acordar una transición ordenada para cuidarse las espaldas y garantizarse impunidad para los años que venían.

Por todo ello, no iban a confrontar con los grandes medios de comunicación, ni con los grupos más concentrados de la economía.
Pues nada de ello sucedió. Más bien todo lo contrario. Contra el augurio de que estábamos frente a un gobierno en retirada y sin iniciativa política, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner envió el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual a la Cámara de Diputados de la Nación.
Ahora tenemos una nueva LEY DE MEDIOS, una ley de la democracia que permitirá la desconcentración empresaria en los medios de comunicación, que permitirá la participación de universidades nacionales en radios y canales de televisión así como de organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro. Coinciden artistas, sindicalistas, guionistas, libretistas y pequeños y medianos empresarios de medios en que la ley generará nuevas y mayores fuentes de trabajo y que, a raíz de ellos, se fomentará la producción artística nacional. Todas buenas noticias y buenas razones para festejar su sanción.
No pudieron frenarla los monopolios y oligopolios, no pudieron los profetas del odio disfrazados de corderos (el cardenal Bergoglio y el rabino Bergman, entre otros). Tampoco pudo la derecha que se disfrazó de defensora de la libertad de expresión -cuando ésta nunca estuvo en riesgo- al solo efecto de defender los intereses económicos de Clarín y del Grupo Vila-Manzano. Hubiera sido muy gracioso sino fuera por lo patético, ver a Rodríguez Saá defender la libertad de expresión o ver como los radicales Cobos, Morales y Sanz reniegan del legado alfonsinista al defender la concentración monopólica de los medios comunicación, tal como lo negaron a Alfonsín al defender los intereses de la Sociedad Rural y la patria sojera hace menos de un año.
Nos sobran los motivos para festejar. El proyecto ya es la Ley Nº 26.522, LEY DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL. También tenemos el derecho a sentirnos orgullosos por tener una Presidenta que nos demuestra que no es necesario hacer concesiones a los poderosos grupos multimediáticos para gobernar y transformar el país. Orgullo de no tenerle miedo a las “tapas de Clarín”.
Ya tenemos una LEY DE MEDIOS DE LA DEMOCRACIA. Es momento de ir por más.

  • Comentarios
  • Sin votos

Eric Calcagno y Luis Tonelli desmitifican los argumentos en contra de la nueva Ley de Medios

Una conversación entre el Senador Nacional Eric Calcagno y el futuro Director de la Carrera de Ciencia Política de la UBA, Luis Tonelli, en la que desmitifican los argumentos en contra de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

  • Comentarios
  • Sin votos

Para terminar con el monopolio: NUEVA LEY DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL

La Ciudad de la Furia, más precisamente el Congreso Nacional, fue el escenario en el que Víctor Hugo ofreciera una clase magistral acerca de los monopolios en los medios de comunicación audiovisual, su conformación, los intereses que defienden y con un toque de humor prestado, el derecho inalienable que defienden. Por supuesto que no estamos frente a una cátedra dictada por el poeta y novelista romántico francés del siglo XIX, sin embargo, podríamos parafrasearlo en este momento y viendo a los dirigentes opositores reunidos con el Vicepresidente Cobos y leyendo las noticias de “el gran diario argentino”, decir que: “Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien“.
La clase magistral a la que hacemos referencia la dictó un periodista, relator deportivo, locutor, conductor y escritor nacido en la República Oriental del Uruguay, tan argentino como Gardel y Enzo Francescoli. Hablamos de Víctor Hugo Morales y a continuación, su exposición en la última jornada de las audiencias públicas convocadas por la Cámara de Diputados de la Nación para debatir el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audivisuales…

  • Comentarios
  • Sin votos

LA OBJETIVIDAD DE T N y DE CLARÍN ¿PERIODISMO INDEPENDIENTE?

INDEPENDIENTE: 1. adj. Que no tiene dependencia, que no depende de otro. 2. adj. autónomo. 3. adj. Dicho de una persona: Que sostiene sus derechos u opiniones sin admitir intervención ajena.
AUTÓNOMO: 1. adj. Que tiene autonomía. 2. adj. Que trabaja por cuenta propia.
¿Alguien, en su sano juicio, puede afirmar que los periodistas del canal de noticias TN o del diario Clarín le caben los adjetivos de independiente o autónomo cuando hablan del proyecto de ley de servicios audiovisuales?
¿Es independiente o autónomo de sus propios intereses empresariales o económicos el titular de Clarín del pasado 28 de agosto?
Más aún, una de las princiales referentes de la oposición nos clarifica al respecto, la Dra. Carrió dijo: “No tenemos ningún problema en defender a llamados grupos económicos si es para defender la libertad de expresión“. Está claro que la oposición defiende a los grupos económicos y, como bien dice Víctor Hugo Morales, usan a la libertad de expresión como excusa.
Así tituló Clarín y así titula TN:


Una demostración perfecta de como no se debe hacer periodismo.

  • Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog