Posts etiquetados como ‘legislatura’

LA COMISIÓN INVESTIGADORA ESPECIAL EN SU LABERINTO

Como si se tratara de una interminable zaga de enredos, la Comisión Investigadora Especial (CIE) de la Legislatura porteña no encuentra el rumbo, virtualmente paralizada, se enreda en su laberinto.
Desde su concepción hasta su puesta en funciones la “Comisión” no logró hacer pie. Concebida como la herramienta necesaria para esclarecer la red de espionaje ilegal montada en el seno del Gobierno de la Ciudad sólo ha servido para que asistamos a un circense espectáculo de chicanas en donde los protagonistas estelares son los Diputados del PRO.
La CIE iba a realizar en el día de ayer su primera ronda de testigos. Para ello, había citado a funcionarios judiciales de la Ciudad, autoridades universitarias, entre otros. Nadie acudió a la cita y la Comisión Investigadora hizo el rídiculo, de eso no hay dudas. Un acierto de la estrategia macristas que busca vaciar a la CIE.
Sin embargo, no todo es estrategia, habilidad e inteligencia macrista. Hay que decir que la oposición le viene “errando al vizcachazo”. La resolución de citar a testigos de los que podría presumirse su renuencia a colaborar con la “comisión” es una torpeza inadmisible. Más lo es, sobrevalorar su propia competencia al pretender que funcionarios de la Universidad Nacional de La Matanza se sometan a un interrogatorio bajo juramento, siendo que es el Congreso Nacional el único que puede obligar a comparecer en su seno a funcionario de universidades nacionales. En el mismo sentido, la convocatoria a prestar declaración testimonial al Fiscal General de la Ciudad constituye una “paparruchada” de los diputados y diputadas de la Ciudad. En efecto, el Fiscal General es uno de los titulares del Ministerio Público y por tanto integrante del Poder Judicial, en tal carácter, interviene en todos los asuntos que sean llevados ante el Tribunal Superior de Justicia representando el interés de la Ciudad de Buenos Aires ejerciendo el control de legalidad de los procesos y procedimientos. Lo que olvidaron en la CIE que cualquier controversia que surja de las actuaciones de ella misma deben ser llevadas a estudio del Tribunal Superior, y que, en caso de llegarse a la promoción del juicio político al Jefe de Gobierno, su supervisión también estará a cargo del Tribunal Superior y, quien deberá intervenir es el Fiscal General. ¿Era necesaria su citación?
La Comisión Investigadora Especial es legal, tiene fundamento en la Constitución de la Ciudad, pero carece de legitimidad. Una legitimidad que ha sido menoscabada por el accionar del macrismo y que la oposición no pudo, no supo o no quiso resolver. Es la política la que falla, la que no logra que la discusión y la investigación se produzca en el marco institucional de consenso y racionalidad. La falta de apoyo y movilización por parte de una porción importante de los porteños o, de sector social alguno, contribuye a esa falta de legitimidad y permite las maniobras del PRO. La política es la que no está dando las respuestas adecuadas.
Esta cuestión surge indubitable cuando recordamos lo sucedido en ocasión de la tragedia de Cromañón, cuando funcionó una irregular Comisión Investigadora en la que no se permitió la participación de legisladores oficialistas, pero que contó con cierta legitimidad.
Es de esperar que no se cumpla con aquel vaticinio de Marx que aseguraba que “la historia se repite primero como tragedia y después como farsa“.

SE VIENE “LA INVESTIGADORA” CONTRA MACRI

El pasado martes 20 de julio, el macrismo hizo pesar su número en la Legislatura porteña y logró frenar el intento opositor de crear una comisión investigadora para analizar la conducta del Jefe de Gobierno en el caso de las escuchas telefónicas ilegales. También desactivó temporalmente un pedido de licencia y otro de juicio político.
Con 20 Diputados presentes el PRO impidió que la oposición logre los dos tercios de los legisladores presentes para aprobar el proyecto del Diputado Kravetz sobre tablas.
En un inesperado giro, 24 horas después, el mismo Mauricio Macri solicitó a sus propios legisladores que promuevan su Juicio Político.
Ese mismo día, la Legislatura porteña decidió que tanto los proyectos de creación de una comisión investigadora, como los de citación al Jefe de Gobierno y pedidos de licencia, como así también, los de promoción de juicio político se debatan en el recinto el próximo 12 de agosto en Sesión Ordinaria.
Desde ahí en adelante la oposición se debate en dos cuestiones. Una es acerca del procedimiento formal para que se inicie o se promueva el juicio político. Otra es entre la oportunidad política para su inicio y la creación de una Comisión Investigadora.
Respecto de la cuestión procedimental los debates demuestran poco apego a la letra de las normas vigentes y a las opiniones doctrinarias mayoritarias, debate que esclarece el blogger Mendieta, con quien coincidimos aquí, y que hoy el diario BAE trata de manera muy seria.
La otra cuestión que hace a la oportunidad, mérito y conveniencia del juicio político o la comisión investigadora resulta claro que la jugada de Macri es de un cinismo de proporciones que imagina un juicio político abreviado y veloz que le asegure un 2011 de campana electoral sin sobresalto, para lo cual sus Diputados y Diputadas apurarán las definiciones mientras sus abogados fatigarán los tribunales federales con chicanas y dilaciones para evitar el juicio oral. No aparece, entonces, como la mejor opción para los opositores, salvo que se decidan a confrontar las pruebas y argumentos que existen en contra de Macri con la débil e insostenible tesis PRO. Esto requiere que “la política” ocupe la centralidad de la cuestión, y “lo judicial” pase a un segundo plano. Los opositores debieran aceptar el desafío macrista y demostrar lo que todos ya sabemos, hubo un montaje de un aparato de espionaje en el seno de la Policía Metropolitana y eso configura “mal desempeño”. Hay que ver como reaccionan los integrantes dudosos del Bloque PRO ante la contundencia de los hechos. Esta opción pone a prueba la seriedad y fortaleza de la oposición en la Ciudad. La Comisión Investigadora, en cambio, no obsta a que luego de finalizada su labor se promueva el juicio político a Mauricio Macri y el plazo para actuar lo puede establecer la propia Legislatura cuando se apruebe su creación. Asimismo, la Comisión Investigadora a crearse debe contar con integrantes de todos los bloques, lo que garantiza la participación de aquellos bloques parlamentarios minoritarios.La pelota está en la Comisión de Asuntos Constitucionales que debe dictaminar la semana próxima. Ahí, sus integrantes deben aprobar el despacho de creación de Comisión Investigadora que debe ser tratado el próximo 12 de agosto. La Constitución de la Ciudad establece en su Artículo 83 que la Legislatura puede crear comisiones investigadoras sobre cualquier cuestión de interés público y respeta la representación parlamentaria.
Todo indica que habrá Comisión Investigadora y, probablemente y en paralelo, el PRO insista en el Juicio Político. Macri está jaqueado y coloca, también, a la Ciudad en jaque.

A veces el diario La Nación dice verdades

El pasado lunes 31 de agosto, “La Tribuna de Doctrina” publicó en su tapa el siguiente titular “La Legislatura porteña, lejos de incidir en la vida cotidiana” y, en la investigación desarrollada por la periodista Angeles Castro se destaca que “en lo que va del año privilegió temas institucionales y políticos” y agrega que “el 80% de la producción legislativa desde el 1° de marzo fue dedicada a resoluciones y declaraciones“.
Hay que decirlo: A veces, el diario La Nación dice verdades. Más allá de los comentarios de la periodista del diario, para muestra de lo dicho, es dable agregar el evento realizado en el día de la fecha en la Legislatura en la que se los ve muy alegres a Santiago Kovadloff, Diego Santilli y Gabriela Michetti. Lo que sucedía era que el filósofo y ensayista Santiago Kovadloff fue declarado “Personalidad Destacada de la Ciudad de Buenos Aires” gracias a una iniciativa presentada por el legislador macrista Gerardo Ingaramo. El acto de distinción se realizó en el Salón Montevideo de la Legislatura.
Seguramente los méritos que debe poseer Santiago Kovadloff para ser distinguido por el macrismo tienen más que ver con las resonantes descalificaciones y adjetivaciones de este filósofo hacia la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a su gobierno y al de Néstor Kirchner.
Los últimos escritos de Kovadloff tienen frases como las siguientes: “Este Gobierno sabe que puede mentir”, “…atravesamos una fase de caudillismo en una democracia simulada”, “La de Néstor Kirchner es una autocracia perfecta porque se funda en el ejercicio de la perversión”, para luego afirmar que “Néstor Kirchner es un perverso porque de su lado está la posibilidad de desoír la ley como un límite inviolable”, “Cristina Fernández reniega de la realidad y de los desaciertos que su gobierno ha cometido, así como de la errónea lectura que su esposo ha hecho de los acontecimientos y de la sensibilidad social. La soberbia enferma la percepción” y otras más.
Ya lo sabe, si ud. quiere ser distinguido por la Legislatura porteña insulte, agravie o descalifique al Gobierno Nacional, o a la Presidenta o al anterior Presidente y, seguramente, un legislador macrista impulsará su distinción, si es columnista de La Nación, mucho mejor.
Todo ello, pese a que el mismo diario La Nación denuncie que la Legislatura se ocupa de pavadas.

La oposición porteña no tuvo quórum y “el Fino” Palacios se divierte


Con 28 legisladores en sus bancas, sin el quórum necesario para comenzar la sesión, el vicepresidente segundo de la Legislatura dio por levantada la Sesión Especial que buscaba aprobar un pedido de Audiencia Pública para considerar la designación de Jorge Palacios.
En los pasillos de la Legislatura porteña se repetían los nombres de los Diputados ausente: Liliana Parada (Proyecto Sur), Guillermo Smith (Coalición Cívica) y Christian Asinelli (Frente para la Victoria). Una vez más, la oposición no estuvo a la altura de las circunstancias, por irresponsabilidad, negligencia u otras cuestiones, el PRO sigue imponiéndoses.
Mientras tanto, Mauricio Macri sigue gobernando tranquilo y “el Fino” Palacios está cada vez más firme en su cargo.
VA A ESTAR MUERTO BUENOS AIRES.

NO AL FINO PALACIOS

En rechazo a la designación de Jorge “Fino” Palacios al frente de la Policía Metropolitana, todo el arco de la oposición legislativa convocó para mañana jueves 6 de agosto a las 15 horas a una SESIÓN ESPECIAL. Los Presidentes de los bloques no macristas de la Legislatura intentarán citar a una audiencia pública para que sean los porteños y portañas quienes opinen sobre el nombramiento del “Fino” Palacios.
Para ello, primero deben conseguir que 31 diputados porteños den quórum a la sesión especial que convocaron para este jueves, para luego votar sobre tablas el proyecto de resolución que convoca a audiencia pública para debatir la designación del Jefe de la Policía Metropolitana con la presencia del mismísimo Jorge “Fino” Palacios. El procedimiento de audiencia pública está previsto en la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y funciona como un mecanismo de presión social y político.
El artículo 63 de la Constitución porteña establece en su primera parte que: “La Legislatura, el Poder Ejecutivo o las Comunas pueden convocar a audiencia pública para debatir asuntos de interés general de la ciudad o zonal, la que debe realizarse con la presencia inexcusable de los funcionarios competentes”. Es decir, que de conseguir quorum y luego mayoría el Jefe de la Policía Metropolitana debería estar presente en el día y hora que se convoque a la audiencia pública.
Sólo la soberbia y el autoritarismo del Gobierno de la Ciudad hacen posible que Macri y sus funcionarios no escuchen el repudio generalizado de porteños y porteñas y sigan defendiendo y sosteniendo la designación de Jorge “el Fino” Palacios al frente de la Policía de la Ciudad.
Defender al delincuente y represor es PRO.

Si es por la oposición en la Ciudad, la represión de Macri puede seguir…

Así son las cosas en “la ciudad de la furia“. Para el día de hoy estaba citada una sesión especial de la Legislatura para considerar la citación al recinto del Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Juan Pablo Piccardo, para que explique “las actuaciones llevadas adelante por la Unidad de Control de Espacio Público” (UCEP). La sesión fracasó porque la oposición legislativa no consiguió el quorum necesario para realizarla.
Para entender lo sucedido hay que explicar que la Legislatura porteña se compone de 60 diputados y diputadas, que para sesionar se requiere la presencia de por lo menos 31 diputados y diputadas. De esos 60 miembros, integran el bloque oficialista del PRO 26 legisladores, es decir, que quienes no son macristas suman 34 diputados y diputadas.
La matemática no miente. Hay más diputados y diputadas opositores a Mauricio Macri que oficialistas, sin embargo, no se pudieron juntar 31 para sesionar y exigirle explicaciones a Piccardo por la creación y el accionar de su grupo parapolicial denominado UCEP.
Por otra parte, y teniendo especialmente en cuenta que 34 legisladores no pertenecen al bloque PRO, resultaba muy sencillo juntar 31 y sesionar. Además, según el reglamento interno de la Legislatura, el pedido de interpelación debe ser aprobado sólo con la mayoría absoluta de los diputados de la Ciudad (nuevamente 31 sobre 60, los 31 que había que juntar para sesionar).
No es la primera vez que fracasa una sesión especial (para convocarla se necesitan 20 firmas de diputados y diputadas), ni tampoco es la primera vez que la oposición no está a la altura de las circunstancias. Mientras tanto, Mauricio Macri y Piccardo continúan disponiendo de una fuerza de choque siempre lista para actuar, ya que, pese a los cambios de funcionarios, la UCEP prepara nuevos desalojos.

Macri: EL ARTE DE HABLAR SIN DECIR NADA o DE MENTIR SIN SONROJARSE

El niño Mauricio inauguró un nuevo período de sesiones ordinarias (por cierto, cada vez más ordinarias) de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Fue el pasado domingo 1 de marzo.
A pesar del contexto que nos envuelve, venimos a esta legislatura con más fuerza que nunca, para continuar el camino de crecimiento. La crisis no debe paralizarnos, más aún, nos exige ser creativos para encontrar soluciones a los problemas comunes. El desafío es de todos. Del Gobierno, los legisladores, los jueces y los vecinos. De todos“, dijo el Jefe de Gobierno mientras algunos tratábamos de entender que había querido decir.
Espero que este año electoral no nos corra del eje y podamos seguir trabajando de la misma manera” afirmó Macri mientras todo su gabinete discute con Gaby Michetti respecto si debe ser o no, candidata, si con elecciones separadas o juntas.
Caminando las calles vemos que no estamos solos en esto, que cada vez son más los vecinos que nos acompañan“, continuó Macri mientras los vecinos de la Av. Pueyrredón protestaban en las puertas de la Legislatura, luego de piquetear en Barrio Noerte el pasado viernes 27 de febrero.
Se que muchos esperan ver resultados ya, pero les pido que tengan paciencia“, dijo Mauricio a sabiendas que no está bueno Buenos Aires y que nada se ha visto de sus promesas en la Ciudad.
Hemos demostrado que somos flexibles cuando podemos mejorar una medida“, sostuvo Macri queriendo justificar sus innumerables marchás para atrás en medidas tomadas, como ser la de los “malditos parquímetros” de San Telmo, Recoleta y Barrio Norte.
Bordeando lo irrepestuoso y la hipocresía cuando las clases no empiezan y no se hacen las instalaciones de gas en las escuelas, Mauricio Macri afirmó que: “Nuestros chicos van a tener oportunidades en el mundo del trabajo y la educación va en ese sentido. Por eso trabajamos desde los ministerios para garantizar el acceso a la tecnología en la formación de todos los chicos. Llevaremos internet a todas las escuelas y abriremos nuevos centros de inclusión digital. El aprendizaje de inglés debe ser un derecho para todos los chicos“.
De esa manera, Mauricio (que es Macri) habló sin decir nada o mintiendo, haciendo referencia a una Ciudad virtual que sólo existe en su imaginación.

La extraña relación de Macri con el Canal Ciudad Abierta. Ahora televisarán en vivo las sesiones de la Legislatura

Una vez electo, Mauricio Macri repetía, una y otra vez, que iba a eliminar el “gasto político” y, según sus dichos, iba a cerrar el Canal Ciudad Abierta. Evidentemente, incluía al canal cultural dentro de lo que el PRO denominaba gasto político.
El pasado día 6 de diciembre de 2007, a pocos días de asumir la Jefatura de Gobierno, Macri insistía en la “clausura” del canal tal como lo describía el Diario Perfil. Un mes antes de eso, el 5 de noviembre de 2007, en el Gran Diario Argentino el PRO confirmaba el cierre del Canal Ciudad Abierta.
Pese a tanta energía y tanta firmeza a la hora de afirmar el cierre del Canal Ciudad Abierta el mismo continuó en funcionamiento. La férrea oposición de sectores ligados a la cultura porteña y grupos de intelectuales impidió su cierre.
Ahora, y luego del escándalo de los votos truchos en la Legislatura, el macrismo le encontró una nueva función y significado al Canal: A partir del 1 marzo se televisarán en vivo y en directo todas las sesiones de la Legislatura. En su afán de parecer transparentes los diputados y diputadas se peinarán para las cámaras.
Enhorabuena que se transmitan en vivo las sesiones legislativas, pero lo que se evidencia con estas cosas es la absoluta falta de planificación y preparación de Macri y su gente para gobernar la Ciudad de la Furia. Macri le dijo a la gente lo que quería escuchar y después empezó a darse cuenta que llegar a la gente mediante el sentido común de reducir gastos no es igual a gobernar con ese pensamiento lineal, simplista e infantil.
El escándalo de los votos dobles al menos sirvió para algo. Ahora van a transmitir en vivo las sesiones de la Legislatura porteña y Macri se queda sin argumentos para el cierre del Canal Ciudad Abierta. Así continúa la extraña relación entre Mauricio y Ciudad Abierta, demostrando que no tiene, no tuvo, ni tendrá idea de qué hacer con la Ciudad.

EL SILENCIO DE CARRIÓ FRENTE A UN HECHO DE DUDOSA MORAL POR PARTE DE UN DIPUTADO PROPIO


Que la Coalición Cívica de Carrió se la pasa denunciando a los demás no es novedad. Que se creen los adalides de la República y los garantes del sistema democrático, tampoco.
Pero, lo que extraña es el silencio de la Dra. Carrió frente al escándalo protagonizado por el Diputado Guillermo Smith.
Smith omitió votar, no votó cuando estaba obligado a hacerlo. La obligación surge del Reglamento Interno de la Legislatura y del mandato popular otorgado.
El pasado 4 de diciembre Smith no votó, ni pidió autorización para abstenerse cuando se trataba un polémico artículo de la Ley de creación de un polo tecnológico en el sur de la ciudad que equiparaba a los “call centers” con empresas tecnológicas.
El NO VOTO de Smith posibilitó que la votación saliera 27 a 27 y permitió el desempate por parte del macrista Santilli a favor de la exención impositiva para los “call centers“. Un detalle no menor es que el Bloque de la Coalición Cívica se opuso a dicha iniciativa.
El silencio de Carrió frente a este hecho es por lo menos curioso. Lo que no es curioso es la actitud del Diputado ya que sabía perfectamente que estaba favoreciendo a un sector económico determinado, los “call centers“. Esa omisión fue a cambio de algo? No lo sabemos.
Lo que sí sabemos es que Carrió es muy hábil para ver la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio…

El PRO AVISA: JUECES MOLESTOS SERÁN DEMANDADOS Y RECUSADOS

El Procurador General de la Ciudad, Pablo Tonelli, afirmó que “Estamos dispuestos a demandar a cualquiera que cause daños y perjuicios, sea un peatón o un juez“. Ello sucedió en el marco de la visita del funcionario macrista a la Legislatura a la que fue convocado debido al conflicto de poderes instalado desde que el Gobierno presentara más de 700 recusaciones contra el Juez Gallardo.
Previamente, hay que decir que Pablo Tonelli es el Procurador General de la Ciudad, es decir, que es el abogado de la Adminsitración Pública o el abogado del Estado de la Ciudad. En dicho desempeño cumple la importante función de ser el jefe del Cuerpo de Abogados del Estado porteño, además de ser quien dictamina en materia jurídica sobre la interpretación de leyes, decretos, resoluciones y demás actos administrativos. Asimismo, representa al Estado de la Ciudad en juicio. Según el Artículo 134 de la Constitución representa a la Ciudad en todo proceso en que se controviertan sus derechos o intereses.
Lo que diera origen al avasallamiento del Poder Judicial por parte del macrismo es una acción de amparo iniciada por la Asociación Civil Casa Amarilla por mora en la adjudicación de viviendas por parte de la Ciudad. El Juez Gallardo ordenó a la Ciudad asignar adjudicatarios a los solicitantes, ordenó reactivar las obras y embargó 14 millones de pesos, los cuales fueron transferidos a la cuenta de su juzgado, como es habitual cada vez que se produce un emabrago judicial ya que el tribunal es el custodio de las sumas embargadas.
Esos son los antecedentes de la causa por daños y perjuicios que inició la Ciudad contra el Juez y contra la Asociación Civil Casa Amarilla por considerar “innecesaria la transferencia de fondos embargados“. En la demanda por daños, la Ciudad plantea un resarcimiento de 138 mil pesos.
Al haber un juicio pendiente entre las partes (la Ciudad y el Juez) por la causa por daños y perjuicios, Pablo Tonelli resolvió recusar al magistrado en “aquellas causas donde la Ciudad sea parte demandada“, dejándole a Gallardo todas aquellas en las que el Gobierno porteño es demandante -las ejecuciones fiscales-.
Es decir que mientras el Juez le exige a la Ciudad que cumpla con una Ley que otorga viviendas sociales, el macrismo demanda a ese Juez porque esa plata retenida por el Juzgado le impide obtener intereses. Es de destacar que esa plata tenía un fin específico dado por una ley, por lo que el Gobierno no la puede gastar en otra cosa.
Pero más grave aún es el hecho de demandar a un Juez por una sentencia judicial que obliga al Gobierno a cumplir con una ley. Un Juez no puede ser demandado por sus sentencias, sino imaginen lo que sucedería con cada Juez que dicte una sentencia contraria al Estado. Ningún Juez fallaría en contra del Gobierno de la Ciudad y entonces, todos los porteños nos encontraríamos indefensos frente al accionar del Estado de la Ciudad.
¿No será eso lo que quiere lograr Macri al atacar, perseguir y demandar a un Juez?


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog