Posts etiquetados como ‘guillermo montenegro’

MAURICIO ESTÁ HASTA LAS MANOS

Para la Justicia Penal, Mauricio Macri es “partícipe necesario” de una asociación ilícita dedicada a las escuchas telefónicas. La resolución judicial establece claramente que se dicta el procesamiento de Mauricio Macri por considerarlo coautor penalmente responsable de los delitos de previstos en los artículos 153, 248 y 293 del Código Penal (violación de secreto e intercepción de comunicaciones, abuso de autoridad y falsedad ideológica).
Macri está acusado de integrar una red dedicada a las escuchas telefónicas ilegales, que tuvieron como víctimas a su cuñado y a familiares de víctimas del atentado terrorista contra la mutual judía AMIA.
Para tomar tamaña decisión, el Juez Federal Oyarbide ha tenido en cuenta que fue Macri quien colocó al frente de la policía Metropolitana a Jorge “Fino” Palacios, quien contrató a Ciro James en el Ministerio de Educación, que fue quien mandó a escuchar a Sergio Burstein (familiar de víctimas de la AMIA) y a su cuñado, Néstor Leonardo.
Tenemos que decir que desde lo jurídico, el Juez debe ordenar el procesamiento del imputado siempre que hubiere elementos de convicción suficientes para estimar que existe un hecho delictuoso y que aquél es culpable como partícipe de éste. En otras palabras, el Juez debe procesar a quien está sospechado de haber cometido un delito siempre que existieren elementos de prueba que confirmen esa sospecha.
También fue procesado el ex ministro de Educación, Mariano Narodowski, ya que fue quien dispuso la contratación del espía Ciro James. En cambio, fue sobreseído el Ministro de Seguridad, Montenegro, por lo que queda claro que el Juez entendió que se trata de un inútil y no de un delincuente.
La Ciudad de Buenos Aires está en manos de Mauricio Macri, el único Jefe de Gobierno procesado por la Justicia Federal por ser parte de una organización delictiva. El ex Jefe de la Policía creada por él para darle seguridad a los vecinos está preso, quien lo sucedió en el cargo ha sido citado a indagatoria, uno de sus agentes preso…
La responsabilidad penal está quedando de manifiesto, ahora falta que se empiece a establecer cuál ha sido la responsabilidad política de Macri, que está claro que es absoluta. Para ello, la Legislatura deberá decidir cuáles serán los próximos pasos. La Ciudad está en crisis, su máxima autoridad está en la mira de la Justicia penal.
Mauricio está hasta las manos.

LA POLÍTICA EN BUENOS AIRES ES VIRTUAL

La política en Buenos Aires ya no se discute en sus ámbitos institucionales, ni transcurre por los carriles institucionales debidos… “Qué falta de respeto, qué atropello a la razón...”
Estamos asistiendo a una inusitada crisis institucional en la que las máximas autoridades de la Ciudad están acusadas de ser parte de una red criminal de espionaje ilegal. Estamos en una situación donde el nivel de exigencia a los actores políticos y económicos debería ser muy alta.
Por ello, en plena crisis, el papel de la política tendría que centrarse en los problemas acuciantes de la Ciudad donde una fuerza policial nueva está en algunas calles, pero ya sus primeros Jefes están presos. Hombres y mujeres armados, automóviles y motos modernos configuran el explosivo cóctel de una fuerza policial sin conducción y sin una diretiva concreta.
Lo lamentable es que la política porteña se centra en cualquier otra cosa, hoy están más ocupados en montar escenarios mediáticos que en descubrir la verdad de las escuchas ilegales y encontrar a los responsables directos y políticos de tan grave hecho.
Mauricio Macri va a los tribunales a prestar declaración indagatoria y, en vez de contestar la requisitoria judicial, se dedica a interrogar al Juez y a exigir explicaciones. Para ello, monta una conferencia de prensa en la que exibe a todo su gabinete y sus diputados destacando la presencia de la “inocente Gabriela” a su lado y haciéndole comentarios al oído. Macri ningunea la Justicia como lo hizo cuando sus “amigos” lo salvaron de la causa por evasión fiscal.
El Jefe del PRO, con su manera de actuar, horada la credibilidad en las instituciones y politiza una causa penal en la que está hasta la manos. No ha sido tan solo un Juez caprichoso el que lo señala como posible integrante de una asociación ilícita, sino que también otros tres Jueces que integran la Cámara Federal de Apelaciones le han exigido al Juez que lo indague. Macri sabe que no hay defensa jurídica posible y embarra la cancha, politiza la causa y señala a Kirhner como el culpable.
El trabajo sucio en la Justicia se lo deja a quien conoce de memoria los pasillos de los tribunales de Comodoro Py. Guillermo Montenegro, ex Juez Federal, intenta apartar de la causa al Juez Oyarbide intentando recusarlo, recurso que ya fue denegado por la Cámara de Apelaciones y ahora está en estudio de la Cámara de Casación. Todo ello, para evitar declarar ante el Juez. Eso sí, todo lo que no quiere decir ante la Justicia lo dice ante las cámaras y los medios de comunicación, claro, esas declaraciones no traen aparejadas consecuencias jurídicas.
En la misma lógica de ninguneo a las instituciones de la Ciudad de Buenos Aires, Montenegro se presenta ante la Legislatura y el bloque PRO insiste para que, de manera informal, el Ministro dé sus explicaciones ante los Diputados y Diputadas. A todas luces se trataba de una maniobra tendiente a evitar la interpelación del ministro, pero, nobleza obliga, al menos se presentaba ante los represetantes del pueblo de la Ciudad, lugar natural donde, en una Democracia, deben darse las explicaciones políticas del asunto. Montenegro entregó una copia de un escrito que presentó en el tribunal y ratificó que durante la sesión tenía previsto responder “todas las preguntas, tanto sobre la policía como sobre la causa de las escuchas“.
Sin embargo, los bloques opositores quedaron descolocados ante la maniobra del Ministro Montenegro y apelaron a un infantil argumento institucionalista para no dar quorum en el recinto y hacer fracasar la Sesión. Desbordados por la situación, los bloques opositores argumentaron que no querían interrogar al Ministro Montenegro en una visita voluntaria sino que entendían que debía responder en los términos de una interpelación. Hay que aclarar que la presencia del Ministro el pasado jueves 6 de mayo no era óbice para que igualmente se vote la interpelación y se realice.
La escena mostraba a un Ministro dispuesto a dar las explicaciones ante los representantes del pueblo y como contracara de un recinto sin quorum, una gran conferencia de prensa donde todos los bloques opositores se manifestaban indignados ante una supuesta patoteada de Montenegro. Muchas cámaras, muchos medios, muchos periodistas el escenario de la política porteña.
Una vez finalizada la conferencia de prensa de la oposición, el PRO y Montenegro ocuparon el mismo lugar y las mismas cámaras, los mismos medios y los mismos periodistas…
Pese a las acusaciones curzadas, la política porteña está hegemonizada por una lógica mediática, efectista y demagógica. A ninguno le importó superar la crisis insitucional de la Ciudad, todos buscaron el mejor rédito mediático. Mejor hubiese sido que el debate se de donde debía, en el recinto de sesiones de la Legislatura.

MACRI NOS QUIERE HACER CREER QUE ES UN POBRE ANGELITO

Llegó el día, Mauricio Macri declaró como imputado ante el Juez Federal Norberto Oyarbide. Tras cinco horas de audiencia el Jefe de Gobierno se retiró de los Tribunales sin hacer declaraciones a la prensa.
A Macri se le imputa ser “miembro” de una asociación ilícita para la realización de tareas de espionaje e inteligencia.
La investigación judicial, respaldada por la Cámara Federal, confirmó el contacto fluido entre el espía Ciro James y Jorge Palacios, y la gravedad institucional queda comprobada con la existencia de dos jueces de la provincia de Misiones destituidos, cinco policías detenidos y los llamados a indagatoria de un ex ministro (Narodowsky), de un actual ministro (Montenegro) y del propio Jefe de Gobierno, acusados de encubrimiento uno y otros de ser parte de una asociación ilícita.
Macri volvió a cargar contra Néstor Kirchner y el gobierno nacional como si “el fino” Palacios nunca hubiese declarado que fue él quien recomendó a Ciro James (el espía preso), como si el mismo Mauricio Macri no hubiese declarado públicamente que el ex Comisario “fino” Palacios era de su absoluta confianza e incluso que le confiaría la seguridad de su familia, o, como si Osvaldo Chamorro no hubiese sido designado por su gobierno como Subjefe primero y, después, Jefe de la Policía Metropolitana. Más aún, como si a alguien más que a él o a la familia Macri le pudiera importar el contenido de las conversaciones telefónicas de su cuñado.
Macri se victimiza y para eso ataca a Oyarbide pero, también, se olvida que es el Juez que metió preso al histórico dirigente sindical Zanola, que en esa misma causa investiga al ex jefe de campaña del Frente para la Victoria (Capaccioli), que procesó y embargó al ex Secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, por enriquecimiento ilícito.
La estrategia defensiva es clara, politizar un hecho criminal como lo es montar una red de espionaje para-estatal y victimizarse como si fuera un perseguido político.
Macri está al borde de un ataque de nervios y nos quiere hacer creer que es un pobre angelito pero todos los indicios conducen a que es el máximo responsable de las escuchas ilegales realizadas por Ciro James y el “fino” Palacios.

EL DÍA QUE LA POLICÍA METROPOLITNA SALIÓ A LA CALLE

Cientos de ex agentes de la Policía Federal volvieron a salir a la calle de uniforme y armados. Ayer fue el debut de la no tan nueva Policía Metropolitana. Según lo manifestado por el Ministro Montenegro la nueva fuerza policial colocó en las calles de Villa Urquiza y Saavedra unos quinientos agentes (la mayoría ex integrantes de la Policía Federal) divididos en dos turnos de 8 horas.
La Metropolitana cuenta con 50 patrulleros y 15 motos; en esos vehículos los 500 efectivos de la Policía Metropolitana patrullan algunas avenidas de la Ciudad, como la Avenida Corrientes desde el 1700 al 800, de 19 a 2 de la madrugada, de jueves a domingos, y la Avenida Triunvirato en Villa Urquiza, y algunos pocos lugares como el Parque 3 de Febrero, las Playas Secas de la Ciudad y el barrio de Saavedra, entre otros lugares.
Eso sí, hace unas horas el Gobierno de la Ciudad anunció con bombos y platillos que aprehendió a un hombre que le había arrebatado el celular a una mujer en la esquina de Naón y Paroissien del barrio de Saavedra. Mucho ruido y pocas nueces.
La Policía Metropolitana está en la calle y ya es un gran éxito de marketing del macrismo y su gurú Jaime Durán Barba. Habrá que ver como se desempeñan en los próximos días y meses esos agentes que ahora tienen nuevo uniforme y nuevos vehículos pero que hasta hace un tiempo atrás eran parte de la Policía Federal.
El marketing electoral del macrismo resulta ser exitoso y utiliza todos los medios a su alcance. A continuación una muestra de ello, saquen sus propias conclusiones.

LA POLICÍA DE MACRI: ¿Una nueva GESTAPO o la mejor policía del mundo?

El juez federal Norberto Oyarbide recibió al Ministro de Justicia y Seguridad macrista, Guillermo Montenegro, para notificarle sobre el hallazgo, en una computadora del titular de la Policía Metropolitana, de indicios que determinarían que se espió a dirigentes políticos, incluidos el matrimonio presidencial. Lo que está comprobado es que la Policía porteña investigaba la situación patrimonial y financiera de los legisladores Silvia La Ruffa, Gonzalo Ruanova y Diana Maffia, y a Horacio Rodríguez Larreta, entre otros.
La Policía Metropolitana no termina de nacer y ya se la puede comparar, por la red de espionaje ilegal montada, a la nefasta GESTAPO, la policía secreta del régimen nazi. El espionaje montado por la policía macrista estaba, y está, dirigido a dirigentes políticos opositores, dirigentes sociales, empresarios y hasta familiares molestos.
Mientras todo eso sucede, en una muestra de autismo increíble, el Ministro Montenegro sostiene que “la nueva policía metropolitana funciona de la mejor manera“. Una frase poco feliz que nos recuerda al entonces Gobernador Eduardo Duhalde cuando sostuvo que la bonaerense era “la mejor policía del mundo”.

MACRI METE MIEDO

Hay que exigir la renuncia de los Ministros Montenegro, Narodowski y Piccardo por ser los responsables del armado de una nueva “maldita policía” realizada a imagen y semejanza del “fino” Palacios, por ser responsables de la contratación de espías y, por ser responsables de la creación de una fuerza parapolicial (UCEP) para golpear indigentes y desalojar pobres de las calles de Buenos Aires.
El Ministro de Seguridad y Justicia porteño, Guillermo Montenegro, fue el que junto a Mauricio Macri, nombró al “fino” Palacios al frente de la Policía Metropolitana. El “fino” tuvo que renunciar y está procesado en la “causa amia”.
El Ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski, contrató al espía Ciro James para realizar tareas de inteligencia. Ciro James está detenido por espionaje ilegal.
El Ministro de Espacio Público y Medio Ambiente porteño, Juan Pablo Piccardo, creó la UCEP, patota ilegal y clandestina que viola sistemáticamente los Derechos Humanos cuya única misión es desalojar personas en situación de calle, agrediéndolas físicamente, destruyendo y robando sus pocas pertencias. La UCEP está en pleno funcionamiento.
Por eso, deben renunciar. Por su accionar, MACRI METE MIEDO.

MACRI TE ESPÍA, Y ENCIMA, TE MIENTE

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, ha elaborado una curiosa teoría respecto del boicot que estaría sufriendo la Policía Metropolitana a manos de la Policía Federal.
En efecto, Macri presentó una denuncia ante la Justicia para tratar de acreditar que es víctima de un “complot” del gobierno nacional para impedir que funcione la Policía Metropolitana y que parte de esa conspiración es la infiltración del policía federal Ciro James.
Recordemos que Ciro James es el espía que estaba contratado por el Gobierno de la Ciudad y que está preso por orden del Juez Federal Norberto Oyarbide por realizar escuchas telefónicas ilegales.
La fantástica teoría elaborada por Macri (seguramente con el asesoramiento de Jaime Durán Barba) fue refutada por el mismísimo ex Jefe de la Policía Metropolitana, el ex Comisario Jorge “Fino” Palacios. El periodista Martín Rodríguez Yebra, empleado del Diario La Nación , hace el siguiente relato: “Una voz ronca suena del otro lado de la línea: “Hola, soy Fino Palacios. Estoy harto de toda esta opereta y quiero hablar“. Luego agrega: “Palacios desmiente que haya existido espionaje, pero no niega su relación con James. Es más: dice que fue él quien movilizó su incorporación en la policía que creó Mauricio Macri, intento que quedó trunco cuando fue detenido, bajo la acusación de haber organizado escuchas ilegales contra Sergio Burstein, dirigente de los familiares de las víctimas del atentado contra la AMIA. “Yo se lo presenté a [Osvaldo] Chamorro”, dice Palacios a LA NACION. Chamorro era su segundo y quedó al frente de la policía macrista cuando él renunció, acorralado por las quejas de la comunidad judía. “A James lo conocí en 2004, durante un operativo de la Policía Federal en el que secuestramos armas pesadas -relata-. El había hecho el trabajo de inteligencia y era un chico capaz. Mantuvimos una buen trato social. Me venía a ver cada tanto.”
El “Fino” Palacios viene a poner al descubierto la maniobra macrista pero no es el único hecho que demuestra la mentira de Macri. Cada uno de los hechos demuestra que la conexión de Ciro James con el macrismo no es un invento de la Federal, sino que se trata de una relación de larga data. Está absolutamente comprobado y reconocido que Ciro James estaba contratado en el Ministerio de Educación porteño. También quedó claramente probado que Ciro James mantenía asiduas conversaciones telefónicas con el “Fino” Palacios y con Osvaldo Chamorro (actual Jefe de la Policía Metropolitana). Además, esas conversaciones fueron realizadas desde su celular mientras se encontraba en el edificio perteneciente al Ministerio de Seguridad y Justicia de la Ciudad.
Resulta oportuno destacar que no es casual su contratación en el Ministerio de Educación ya que el Subsecretario de Educación es Andrés Ibarra, quien anteriormente se desempeñaba como Gerente General del Club Atlético Boca Juniors cuando era presidido por Mauricio Macri. Es precisamente en Boca que sigue la pista que une a Ciro James con el macrismo. El responsable de seguridad del Club era, nada más y nada menos, que el “Fino” Palacios y Ciro James trabajaba en la estructura de seguridad creada por el Fino en Boca. La pregunta que resta es respecto al rol del Ministro Montenegro. ¿Cuál es el rol de Guillermo Montenegro en toda esta trama? Allá lejos, el 24 de mayo de 2007, Montenegro, que integraba una una comisión asesora en seguridad deportiva en el club Boca Juniors, le decía al periodista Diego Schurman de Página/12 “… la verdad es que no tengo mucho tiempo para dedicarme a esto. Pero tampoco quiero borrarme. Quiero dar una mano donde voy todos los domingos con mis hijos. Yo en Boca tengo dos plateas y voy siempre con mis hijos“. El club Boca Juniors, a través de un comunicado difundido por su departamento de prensa, informó que el objetivo de la comisión, que integraba Guillermo Montenegro, sería “evaluar propuestas” para erradicar la violencia en las canchas y brindar a los asociados y al público en general “mejores niveles de seguridad y comodidad”. Ese texto dejaba en claro que la comisión asesoraba al presidente de Boca, Mauricio Macri.
La contundencia de los hechos demuestra la mentira de Macri. No hay complot, no hay boicot, lo que sí hay es una estrecha relación entre Macri, Montenegro, Andrés Ibarra, el “Fino” Palacios, y Ciro James.
¿Cuántos espías más contratados por el macrismo existen? ¿A cuántos espían o espiaban? Siguen siendo los interrogantes sin respuesta.

MACRI: ESPIONAJE E INTELIGENCIA

Ciro Gerardo James ya trabajaba, desde julio, de forma encubierta, en la Metropolitana. Durante ese período encabezó una operación de espionaje, escuchando en forma ilegal al integrante de la agrupación Familiares de las Víctimas de la AMIA Sergio Burstein y al productor televisivo Carlos Avila.
El Juez Oyarbide ordenó el allanamiento de varias oficinas del Minisetrio de Seguridad y Justicia de la Ciudad. De ahí, se llevaron computadoras, listados de personas que se estaban por alistar en la Policía Metropolitana y otra documentación relacionada con el funcionamiento de la fuerza porteña. Además de las oficinas de Chamorro y Ontiveros –un ex jefe de Inteligencia y de Drogas de la Federal que también trabajó con Palacios en la Unidad Antiterrorista–, fue allanado el despacho del jefe de personal, Eduardo Orueta.
La investigación del Juez Federal Norberto Oyarbide arrojó varias novedades.
El espía James realizaba llamadas desde su celular desde el mismísimo Ministerio de Seguridad y Justicia. ¿Cómo se sabe eso? El Juzgado requirió la información a la empresa Nextel, y se comprobó que las comunicaciones se cursaron a través de la antena que está en la zona del Ministerio, edificio donde también funcionan las oficinas de la Policía Metropolitana -ubicadas en Av. Regimiento de los Patricios 1142-, lo que confirma la versión de que James ya tenía una oficina en ese edificio.
De las llamadas realizadas, se registraron 150 llamados al teléfono de ARPA Organización de Seguridad. ARPA es propiedad del “fino” Palacios –el nombre surge de las primeras letras del apellido de la esposa del Fino, Ares, y su propio apellido, Palacios–.
A su vez, se comprobó que existieron llamados cruzados entre James y el actual jefe de la policía porteña, Osvaldo Chamorro, lo cual desmiente su declaración judicial. Chamorro afirmó que sólo vio dos veces a James, que prácticamente no lo conocía y que era un aspirante más.
Lo único que surgen, a esta altura, son interrogantes. No se sabe a quién más espiaba James y por orden de quién. Siendo que la especialidad más notoria de James era el espionaje, no está claro qué tipo de tareas iba a cumplir en la Policía Metropolitana. Si existió un James, no se puede descartar que existan otros James.
Mientras tanto, la Legislatura porteña tratará de interpelar a los ministros Montenegro y Narodowski.

EL ÚNICO Y VERDADERO OBJETIVO DE LA POLICÍA DE MACRI

La Policía Metropolitana, que el gobierno porteño pondrá en las calles en las próximas semanas, contará con un cuerpo especial para actuar frente a los cortes viales y las protestas sociales que impidan u obstaculicen el flujo vehicular en la Capital Federal“, sostiene Pablo Tomino en el diario La Nación el pasado día lunes 28 de septiembre.
Con esta noticia, dada en primicia (como es de esperar) por la “Tribuna de Doctrina”, queda al desnudo la intención de Mauricio Macri al crear su propia policía: REPRIMIR CORTES DE CALLES, REPRIMIR PIQUETES, REPRIMIR LA PROTESTA SOCIAL.
Allá lejos y hace tiempo, cuando recién comenzaba a transcurrir el gobierno del “niño Mauricio”, su Fiscal General anunciaba con bombos y platillos “la ofensiva judicial contra el corte de calles“. El plan ya estaba escrito, lo primero era instruir a los fiscales contravencionales de la Ciudad para que denuncien todo corte de calles; lo segundo, fue el impulso de las causas contravencionales contra los infractores; lo tercero, la denuncia política acerca de la inactividad de la Policía Federal (Rodríguez Larreta: -,“Estoy harto de que unos pocos invadan el espacio público, que es propiedad de todos. Estos cortes les joden (sic) la vida a miles de porteños que van a trabajar o a la escuela”); y, cuarto y último, lanzar a la calle el escuadrón antipiquete de la policía propia. Un único objetivo: criminalizar y reprimir la protesta social.
Para ello, el ministro Guillermo Montenegro ordenó que los integrantes de la nueva policía tengan un duro e intensivo entrenamiento y, como se puede observar en la foto que ilustra este post, han elegido un uniforme de entrenamiento acorde. Vestimenta negra y escudo fascista en la espalda…

NO AL FINO PALACIOS

En rechazo a la designación de Jorge “Fino” Palacios al frente de la Policía Metropolitana, todo el arco de la oposición legislativa convocó para mañana jueves 6 de agosto a las 15 horas a una SESIÓN ESPECIAL. Los Presidentes de los bloques no macristas de la Legislatura intentarán citar a una audiencia pública para que sean los porteños y portañas quienes opinen sobre el nombramiento del “Fino” Palacios.
Para ello, primero deben conseguir que 31 diputados porteños den quórum a la sesión especial que convocaron para este jueves, para luego votar sobre tablas el proyecto de resolución que convoca a audiencia pública para debatir la designación del Jefe de la Policía Metropolitana con la presencia del mismísimo Jorge “Fino” Palacios. El procedimiento de audiencia pública está previsto en la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y funciona como un mecanismo de presión social y político.
El artículo 63 de la Constitución porteña establece en su primera parte que: “La Legislatura, el Poder Ejecutivo o las Comunas pueden convocar a audiencia pública para debatir asuntos de interés general de la ciudad o zonal, la que debe realizarse con la presencia inexcusable de los funcionarios competentes”. Es decir, que de conseguir quorum y luego mayoría el Jefe de la Policía Metropolitana debería estar presente en el día y hora que se convoque a la audiencia pública.
Sólo la soberbia y el autoritarismo del Gobierno de la Ciudad hacen posible que Macri y sus funcionarios no escuchen el repudio generalizado de porteños y porteñas y sigan defendiendo y sosteniendo la designación de Jorge “el Fino” Palacios al frente de la Policía de la Ciudad.
Defender al delincuente y represor es PRO.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog