Posts etiquetados como ‘ciro gerardo james’

MACRI ACORRALADO POR SUS DELITOS


Acorralado por sus propios actos de gobierno o, mejor dicho, por sus propios hechos delictivos, Mauricio Macri planifica su embestida para sacar del medio al Juez Oyarbide.
Los pasos dados a partir del momento en que se conoció su procesamiento por ser parte de una asociación ilícita fueron en la dirección de mostrarse como una víctima del Gobierno Nacional. En esa estrategia señaló a Néstor Kirchner como el culpable de todos sus males.
Sin embargo, se trata de una estrategia voluntarista que no lográ despejar las sospechas que recaen sobre el propio Jefe de Gobierno. Macri no puede culpar a nadie de haber elegido a “El Fino” Palacios como Jefe de la Policía Metropolitana. Tampoco puede Macri culpar a nadie por confiar ciegamente en Palacios (aseguró que le confiaría la seguridad de su familia). A pesar de contar a su favor con la devaluada imagen del Juez Oyarbide, Macri no ha podido negar la existencia de las escuchas ilegales en las que están involucrados dos ex jueces misioneros, unos tantos policías de la provincia de Misiones, Ciro James, Chamorro y “El Fino”.
La estrategia tendiente a victimizar a Macri y mostrar a Kirchner como el gran manipulador comienza a derrumbarse cuando está comprobado que se escuchaba a Sergio Burstein (familiar de víctimas de la AMIA), a Carlos Ávila (ex titular de TyC y aliado del Gobierno Nacional en el “Fútbol para Todos) y a Néstor Leonardo (esposo de Sandra Macri repudiado por Franco y Mauricio).
De la mano del “Gran Diario Argentino”, Macri culpa a la SIDE porque supuestamente un agente de inteligencia fue quién realizó el llamado anónimo que alertó a Burstein de que tenía sus teléfonos pinchados. De comprobarse ello, en nada modifica la situación procesal de los imputados ya que el teléfono de Burstein había sido intervenido por la Dirección de Observaciones Judiciales de la SIDE por orden del juez de instrucción número 1 de Misiones y a pedido de Ciro James, que estaba a punto de ingresar a la policía Metropolitana bajo las órdenes de “El Fino” Palacios, un enemigo de Burstein en la interna de la investigación del atentado de 1994.
No debemos olvidar que tanto la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal (integrada por 3 camaristas) como la Cámara de Casación Penal (también integrada por 3 camaristas) confirmaron el procesamiento y la prisión preventiva de James y Palacios, lo que significa que dieron validez a las evidencias que recolectó Oyarbide. En base a ello, le reclamó al juez que no investigara cada escucha como un hecho aislado, sino que avanzara determinando la existencia de una organización paraestatal de espionaje.
La semana pasada los Diputados Nacionales del PRO presentaron un pedido de juicio político contra el Juez Federal Oyarbide insistiendo con la tesis de que la causa está armada. El detalle de la conferencia de prensa estuvo dada por la presencia de la Diputada “coimera” Gladys Gonzalez
que fuera denunciada por la Revista Veintitres por intentar sobornarlos con pauta publicitaria del Banco Ciudad (González era miembro del Directorio del Banco) a cambio de notas favorables. Parece que era lo mejor que podían juntar para defender a Mauricio.
De lo que no quieren hablar en el entorno de Macri es de que la Sala VI de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional revocó el sobreseimiento del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en el marco de una causa en la que se investiga la presunta comisión de delitos en la licitación del mobiliario urbano en la Ciudad de Buenos Aires. Otra causa penal en su contra, otro fuero penal, otros camaristas.
Macri está acorralado ya no por su inacción al frente del Gobierno de la Ciudad o su falta de gestión, sino por la comisión de delitos contra la administración pública. A nadie puede ya culpar de sus propios actos. Como nos enseñan en la Facultad de Derecho, “nadie puede alegar su propia torpeza”.

MACRI NOS QUIERE HACER CREER QUE ES UN POBRE ANGELITO

Llegó el día, Mauricio Macri declaró como imputado ante el Juez Federal Norberto Oyarbide. Tras cinco horas de audiencia el Jefe de Gobierno se retiró de los Tribunales sin hacer declaraciones a la prensa.
A Macri se le imputa ser “miembro” de una asociación ilícita para la realización de tareas de espionaje e inteligencia.
La investigación judicial, respaldada por la Cámara Federal, confirmó el contacto fluido entre el espía Ciro James y Jorge Palacios, y la gravedad institucional queda comprobada con la existencia de dos jueces de la provincia de Misiones destituidos, cinco policías detenidos y los llamados a indagatoria de un ex ministro (Narodowsky), de un actual ministro (Montenegro) y del propio Jefe de Gobierno, acusados de encubrimiento uno y otros de ser parte de una asociación ilícita.
Macri volvió a cargar contra Néstor Kirchner y el gobierno nacional como si “el fino” Palacios nunca hubiese declarado que fue él quien recomendó a Ciro James (el espía preso), como si el mismo Mauricio Macri no hubiese declarado públicamente que el ex Comisario “fino” Palacios era de su absoluta confianza e incluso que le confiaría la seguridad de su familia, o, como si Osvaldo Chamorro no hubiese sido designado por su gobierno como Subjefe primero y, después, Jefe de la Policía Metropolitana. Más aún, como si a alguien más que a él o a la familia Macri le pudiera importar el contenido de las conversaciones telefónicas de su cuñado.
Macri se victimiza y para eso ataca a Oyarbide pero, también, se olvida que es el Juez que metió preso al histórico dirigente sindical Zanola, que en esa misma causa investiga al ex jefe de campaña del Frente para la Victoria (Capaccioli), que procesó y embargó al ex Secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, por enriquecimiento ilícito.
La estrategia defensiva es clara, politizar un hecho criminal como lo es montar una red de espionaje para-estatal y victimizarse como si fuera un perseguido político.
Macri está al borde de un ataque de nervios y nos quiere hacer creer que es un pobre angelito pero todos los indicios conducen a que es el máximo responsable de las escuchas ilegales realizadas por Ciro James y el “fino” Palacios.

NARODOWSKI NO SABÍA NADA DE CIRO JAMES

Esta mañana, el ex ministro de Educación de la Ciudad, Mariano Narodowski, se presentó ante el Juez Norberto Oyarbide, quien lo había citado a prestar declaración indagatoria en carácter de sospechoso de encubrimiento en el marco de la causa que tramita la Justicia por el espionaje ilegal.
El Juez le tomó declaración indagatoria a Narodowski quien aseguró que no conocía a Ciro James y que lo contrató por recomendación de la Universidad Nacional de La Matanza.
Al salir del Juzgado, Narodowski afirmó: “No voy a hablar del expediente. James no era allegado a mi persona. Tenía una función, tenía un claro contrato y solo queda esperar. El Ministerio de Educación es un área grande de 400 personas y nos ocultó que era Policía Federal. Preferiría no hablar del expediente pero esta comprobado todo lo que hacía y cómo lo hacía”.
Ahora bien, Mariano Narodowski no podía desconocer a quien contrataba y miente cuando sostiene que tenía una función descripta en su contrato, ya que el mismo establecía que James iba a realizar tareas de auditoría no existiendo informe alguno suscripto por él y está comprobado que en horario de trabajo se encontraba en oficinas del Ministerio de Justicia y Seguridad, más precisamente, en las que correspondían a la Policía Metropolitana.
Pero lo más siginificativo es que Narodowski se guardó una carta para ampliar su declaración, al salir de los tribunales, aseguró que Mauricio Macri le había efectuado recomendaciones para tomar a determinadas personas.
Todos los caminos conducen a Macri, mientras tanto, el viernes será el turno del el Ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro, quien intentó sin éxito apartar a Oyarbide de la causa.

MACRI NO SIRVE NI PARA ESPIAR

El próximo 28 de abril Mauricio Macri deberá dar explicaciones ante la Justicia Federal por las escuchas telefónicas realizadas a su cuñado y a Sergio Burstein, familiar de una de las víctimas de la AMIA y destacado activista en contra de la designación del “fino” Palacios al frente de la Policía Metropolitana.
Macri deberá declarar en calidad de imputado (acusado) en la misma causa en la que ya están imputados, procesados y presos Ciro James y Jorge “fino” Palacios. Cabe recordar que la Cámara Federal porteña confirmó los procesamientos del ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge “Fino” Palacios y del ex espía Ciro James por “asociación ilícita”, y decidió ampliar la acusación por “falsedad ideológica y escuchas ilegales”. En dicha resolución, los camaristas dejaron claro que ni Palacios, ni James eran los JEFES de dicha “asociación” y, entonces, la tarea que le quedaba al Juez Oyarbide era la de buscar al “jefe”.
Ha sido la Cámara la que ha ratificado los pasos dados por el Juez Oyarbide en la causa y, por ello, decidió la citación de Macri. En este sentido, cabe aclarar que la citación de una persona a prestar declaración en calidad de imputado tiene lugar en los casos en los que “hubiere motivo suficiente para sospechar que una persona ha participado en la comisión de un delito…”. No faltarán quienes duden del Juez Oyarbide y de su intencionalidad política. Sin embargo, hay que señalar que se trata del mismo Juez que dispuso un embargo preventivo por $ 40 millones contra el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime en una causa en la que se lo investiga por supuesto enriquecimiento ilícito. También decidió el secuestro del lujoso yate, valuado en un millón de dólares, y del avión que se le adjudican a Jaime, todo ello sumado a la prohibición de salida del país.
La Justicia se encontró con la existencia de una BANDA (ex-policías de la Federal, jueces y policías misioneros, funcionarios macristas, etc.) que se dedicaba a realizar escuchas ilegales y falsas investigaciones penales. Lo que le faltaba a esa BANDA era un Jefe, un organizador, alguien ante quien rendir cuentas de su labor y alguien a quien entregar las grabaciones. ¿Quién es el JEFE? Para eso, hay que responder algunas preguntas. ¿Quién designó al “fino” Palacios?, ¿Quién autorizó la contratación de Ciro James?, ¿A quién le interesaba escuchar las conversaciones del cuñado de Mauricio Macri?, ¿A quién le molestaba el activismo de Sergio Burstein?, ¿En el barrio donde quién vive se detectó la presencia de Ciro James después de que retirara las grabaciones de la SIDE -según registros de las celdas telefónicas de Nextel-?
Todas las preguntas tienen una sola respuesta: MAURICIO MACRI. ¿Hay otra posibilidad? No, no existe otra respuesta posible a las preguntas antes formuladas. Una sola conclusión, el jefe es Macri. Él se encargó de todo, incluso de que no quepan dudas de que él era el responsable del espionaje.
Macri no sirve ni para espiar.

DÍAS SIN POSTEAR Y TODO SIGUE IGUAL O PEOR EN LA CIUDAD DE LA FURIA


Ciertamente estos días no han sido de vacaciones, ni de reláx. Todo fin de año es vertiginoso y no da respiro. Así han pasado las cosas en “La Ciudad de la Furia”. Volviendo a la inactividad blogueril sólo hay que decir que a veces uno se enfrenta a períodos en los que los días los pasan por arriba a uno y, en esos días, sólo busca el reposo. Sí, el 2009 pasa y lo sentimos todos.
Las cosas pasan. El Juez Federal Norberto Oyarbide procesó al ex Jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios y al ex espía/funcionario porteño Ciro James como integrantes de una asociación ilícita, en el marco de la causa por las escuchas ilegales. La medida involucra al ex comisario general y ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, al espía Ciro James, a los secretarios de los Juzgados de Misiones Mónica González, Lidia Kruchowsky, Fernando Castelli, Augusto Busse, y los policías Diego Guarda, Raúl Rojas, Rubén Quintana, David Amaral, Antonio Fernández y trabó embargos sobre los bienes de los imputados por un monto de 250 mil pesos.
En una extensa resolución, el Juez responsabilizó a la BANDA por las intervenciones ilegales de Sergio Burstein, Carlos Ávila y Alfredo Coto, entre otros.
Entre tanto trámite judicial y actividad febril del Juzgado Federal, se fue Narodowski. El reemplazante de Mariano Narodowski en el Ministerio de Educación será el ex embajador Abel Posse, un hombre que realizó la mayor parte de su carrera diplomática durante la dictadura. Sí, nunca se nos hubiese cruzado por la cabeza que un Ministro de Educación porteño nos pudiera hacer extrañar al inefable de Narodowski, pero ahora esa es una posibilidad cierta.
Para conocer a Posse basta con leer algunas de sus últimas frases célebres que, obviamente, fueron publicadas por “La Tribuna de Doctrina” de las familias Mitre y Saguier:
- “Hoy vemos degradación familiar, padres que no controlan a sus hijos, jóvenes drogados y estupidizados por el rock, un Estado que no asume la educación pública.”
- “Tuvimos mucha violencia política, pero ahora tenemos violencia privada: la tiranía de los matones de barrio, de los piqueteros que no dejan circular, de los grupos que cortan la ruta.”
- “Estamos al borde de la anarquía. Yo plantearía un pacto de amnistía para la convivencia, porque la ruptura ideológica nos frena, nos devuelve al pasado.”
- “Los Kirchner tienen una ideología volátil, frustrada por un sueño izquierdista que no cumplieron. El Gobierno está lleno de revolucionarios vencidos.”
El tema de la designación de Posse nos vuelve a remitir al concepto de “asociación ilícita”. Se denomina asociación ilícita a un grupo de personas constituido con el objetivo de cometer un delito o varios delitos, es decir, para delinquir. Estamos hablando de una agrupación de personas dotada de un acuerdo de voluntades para cometer hechos ilícitos, que puede carecer o no, de organización jerárquica o jurídica completa, pero sí debe poseer una mínima distribución de tareas y funciones destinadas a cometer actos ilegales. Casi siempre se distingue al jefe, a los autores materiales del delito y, en otras ocasiones puede haber uno o varios autores intelectuales.
El Gobierno de la Ciudad reclutó como ministro a uno de los autores intelectuales y todavía falta que procesen al JEFE de la banda, Mauricio Macri.

MACRI: PERVERSO O INÚTIL

El “niño Mauricio” reconoce “errores clave“, pero en ningún momento asume la responsabilidad ante el espionaje ilegal realizado por el “Fino” Palacios, su segundo Osvaldo Chamorro y el espía Ciro James.
La responsabilidad de Macri surge de manera indubitable a partir del simple hecho de que las escuchas telefónicas ilegales fueron perpetradas desde la misma Policía Metropolitana. Una policía que aún no salió a la calle, que no ha impedido la comisión de ningún delito, que no ha detenido a nigún infractor pero que ya cuenta con un ex Jefe (Palacios) detenido en la prisión de máxima seguridad de Marcos Paz, con un subjefe renunciado (Osvaldo Chamorro) y denunciado ante la Justicia Federal por espiar e investigar a dirigentes políticos opositores, y con un espía detenido (Ciro James) por realizar escuchas telefónicas ilegales a Sergio Burstein, Carlos Ávila, al cuñado de Macri (esposo de su hermana Sandra), entre otros.
Respecto al cuñado de Mauricio, se ha reconocido que Franco Macri contrató a una agencia de seguridad por el conflicto familiar, ahora, la responsabilidad del Jefe de Gobierno nace de que quienes lo escuchaban e investigaban eran Ciro James y el “Fino” Palacios.
Mientras tanto, y cuando Mauricio Macri asume tibiamente algún “error clave”, se sabe que Ciro James y el “Fino” Palacios habrían planeado espiar a la AMIA.
Hay preguntas sin respuestas. ¿A quién le interesaba saber si Palacios iba a ser procesado en la “causa AMIA”? ¿A quién le interesaban las conversaciones del esposo de Sandra Macri? ¿A quién le interesaba escuchar a uno de los activistas más notorios en contra de la designación de Palacios al frente de la Policía Metropolitana? ¿Qué tenían en común los Diputados de la Ciudad investigados por Osvaldo Chamorro?
Precisamente la única respuesta posible a esas preguntas demuestran cabalmente la responsabilidad política y judicial del Jefe de Gobierno. La otra posibilidad es que estemos frente a un inútil que no es capaz de gobernar una fuerza policial que él mismo creó. Si no puede gobernar a un rejuntado de policías que llegan en busca de un mejor sueldo y de una buena obra social, qué podemos esperar de Macri si tuviera que controlar a la Policía Federal o a la Bonaerense.
En síntesis, estamos frente a un perverso que ha montado una pequeña GESTAPO o estamos frente a un inútil que es incapaz de gobernar la Ciudad.

EL “FINO” PALACIOS ESTÁ EN LA CÁRCEL

El ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios, quedó detenido esta noche en la causa en la que está acusado de participar en las escuchas telefónicas a Sergio Burstein, referente de la entidad Familiares y Amigos de la Masacre de la AMIA.
El Fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, acusó al “Fino” Palacios de haber “ordenado, implementado y supervisado” las escuchas telefónicas a Burstein, a través de Ciro James, ex oficial de inteligencia de la Federal que tenía relación con el ex comisario, que para dicha tarea fuera contratado por el Ministerio de Educación porteño. “Palacios no sólo ordenó, sino que además monitoreó, supervisó y controló personalmente cada paso que se dio en la escucha ilegal a Sergio Burstein“, sostuvo el Fiscal Nisman en su dictamen.
El “Fino” Palacios había sido el elegido por Mauricio Macri para ser el Jefe de la flamante Policía Metropolitana y en él había confiado su armado. Junto con Palacios, llegaron al Gobierno de la Ciudad su segundo, y hoy despedido, Osvaldo Chamorro y Ciro James, el espía contratado para realizar las escuchas telefónicas.
El espía Ciro James ya estaba preso, el “Fino” Palacios sigue sus pasos, poco falta para que Osvaldo Chamorro los acompañe. Los hombres de Macri van de uno en uno a la cárcel. Eso es PRO.

MACRI: ASUNTOS DE FAMILIA

Néstor Daniel Leonardo, el cuñado de Mauricio Macri que era espiado por el policía Ciro James, fue internado anoche con heridas de bala después de un confuso episodio en la puerta de su casa, en Ituzaingó. Los medios de comunicación afirmaron que fuentes policiales dijeron que Leonardo estaba fuera de peligro, con lesiones en la mano izquierda y en la ingle.
El ataque al cuñado de Mauricio Macri no es un simple caso policial más, tal como pretenden hacernos creer los Macri. No. El tema es un asunto de familia.
Leonardo está casado con Sandra Macri, hija del poderoso empresario Franco Macri. Sandra Macri se casó con su esposo pese a la férrea opocisión de su padre y hermano, los jefes de la familia Macri. Tanto es así, que Leonardo (esposo de Sandra Macri) había acusado a Franco Macri de haberle ofrecido mucho dinero a cambio de su divorcio y que debido a su negatuiva, habría ordenado una persecución en su contra porque no lo quería en la familia.
El cuñado del Jefe de Gobierno tuvo un serio problema con la familia Macri por intereses económicos importantes (de la familia) y el juzgado federal de Oyarbide confirmó que la intervención ilegal del teléfono del cuñado de Macri fue gestionada por Ciro James. Recordemos que el espía James (que realizaba escuchas ilegales a Sergio Bursten y Carlos Ávila entre otros) fue contratado en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con un sueldo de 6.500 pesos, a mediados de 2008. Fue durante esa misma época (mediados del 2008) que el esposo de Sandra Macri tenía un gran conflicto con la familia Macri.
Hoy sabemos que el cuñado de Mauricio Macri fue baleado, pero fue baleado de tal forma que su vida nunca ha corrido riesgo. Sabemos, también, que el cuñado de Mauricio Macri denunció ante la Justicia todo el accionar de la familia Macri.
Macri tiene que explicar la intervención ilegal del teléfono de su cuñado (entre otras) porque las escuchas telefónicas fueron realizadas por una persona contratada por el Gobierno de la Ciudad y directamente relacionada con el “Fino” Palacios, mano derecha del jefe de Gobierno, en materia de seguridad.
Los asuntos de familia de Mauricio Macri se parecen a un guión de Francis Ford Coppola.
“Los Macri” meten miedo.

MACRI TE ESPÍA, Y ENCIMA, TE MIENTE

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, ha elaborado una curiosa teoría respecto del boicot que estaría sufriendo la Policía Metropolitana a manos de la Policía Federal.
En efecto, Macri presentó una denuncia ante la Justicia para tratar de acreditar que es víctima de un “complot” del gobierno nacional para impedir que funcione la Policía Metropolitana y que parte de esa conspiración es la infiltración del policía federal Ciro James.
Recordemos que Ciro James es el espía que estaba contratado por el Gobierno de la Ciudad y que está preso por orden del Juez Federal Norberto Oyarbide por realizar escuchas telefónicas ilegales.
La fantástica teoría elaborada por Macri (seguramente con el asesoramiento de Jaime Durán Barba) fue refutada por el mismísimo ex Jefe de la Policía Metropolitana, el ex Comisario Jorge “Fino” Palacios. El periodista Martín Rodríguez Yebra, empleado del Diario La Nación , hace el siguiente relato: “Una voz ronca suena del otro lado de la línea: “Hola, soy Fino Palacios. Estoy harto de toda esta opereta y quiero hablar“. Luego agrega: “Palacios desmiente que haya existido espionaje, pero no niega su relación con James. Es más: dice que fue él quien movilizó su incorporación en la policía que creó Mauricio Macri, intento que quedó trunco cuando fue detenido, bajo la acusación de haber organizado escuchas ilegales contra Sergio Burstein, dirigente de los familiares de las víctimas del atentado contra la AMIA. “Yo se lo presenté a [Osvaldo] Chamorro”, dice Palacios a LA NACION. Chamorro era su segundo y quedó al frente de la policía macrista cuando él renunció, acorralado por las quejas de la comunidad judía. “A James lo conocí en 2004, durante un operativo de la Policía Federal en el que secuestramos armas pesadas -relata-. El había hecho el trabajo de inteligencia y era un chico capaz. Mantuvimos una buen trato social. Me venía a ver cada tanto.”
El “Fino” Palacios viene a poner al descubierto la maniobra macrista pero no es el único hecho que demuestra la mentira de Macri. Cada uno de los hechos demuestra que la conexión de Ciro James con el macrismo no es un invento de la Federal, sino que se trata de una relación de larga data. Está absolutamente comprobado y reconocido que Ciro James estaba contratado en el Ministerio de Educación porteño. También quedó claramente probado que Ciro James mantenía asiduas conversaciones telefónicas con el “Fino” Palacios y con Osvaldo Chamorro (actual Jefe de la Policía Metropolitana). Además, esas conversaciones fueron realizadas desde su celular mientras se encontraba en el edificio perteneciente al Ministerio de Seguridad y Justicia de la Ciudad.
Resulta oportuno destacar que no es casual su contratación en el Ministerio de Educación ya que el Subsecretario de Educación es Andrés Ibarra, quien anteriormente se desempeñaba como Gerente General del Club Atlético Boca Juniors cuando era presidido por Mauricio Macri. Es precisamente en Boca que sigue la pista que une a Ciro James con el macrismo. El responsable de seguridad del Club era, nada más y nada menos, que el “Fino” Palacios y Ciro James trabajaba en la estructura de seguridad creada por el Fino en Boca. La pregunta que resta es respecto al rol del Ministro Montenegro. ¿Cuál es el rol de Guillermo Montenegro en toda esta trama? Allá lejos, el 24 de mayo de 2007, Montenegro, que integraba una una comisión asesora en seguridad deportiva en el club Boca Juniors, le decía al periodista Diego Schurman de Página/12 “… la verdad es que no tengo mucho tiempo para dedicarme a esto. Pero tampoco quiero borrarme. Quiero dar una mano donde voy todos los domingos con mis hijos. Yo en Boca tengo dos plateas y voy siempre con mis hijos“. El club Boca Juniors, a través de un comunicado difundido por su departamento de prensa, informó que el objetivo de la comisión, que integraba Guillermo Montenegro, sería “evaluar propuestas” para erradicar la violencia en las canchas y brindar a los asociados y al público en general “mejores niveles de seguridad y comodidad”. Ese texto dejaba en claro que la comisión asesoraba al presidente de Boca, Mauricio Macri.
La contundencia de los hechos demuestra la mentira de Macri. No hay complot, no hay boicot, lo que sí hay es una estrecha relación entre Macri, Montenegro, Andrés Ibarra, el “Fino” Palacios, y Ciro James.
¿Cuántos espías más contratados por el macrismo existen? ¿A cuántos espían o espiaban? Siguen siendo los interrogantes sin respuesta.

MACRI: ESPIONAJE E INTELIGENCIA

Ciro Gerardo James ya trabajaba, desde julio, de forma encubierta, en la Metropolitana. Durante ese período encabezó una operación de espionaje, escuchando en forma ilegal al integrante de la agrupación Familiares de las Víctimas de la AMIA Sergio Burstein y al productor televisivo Carlos Avila.
El Juez Oyarbide ordenó el allanamiento de varias oficinas del Minisetrio de Seguridad y Justicia de la Ciudad. De ahí, se llevaron computadoras, listados de personas que se estaban por alistar en la Policía Metropolitana y otra documentación relacionada con el funcionamiento de la fuerza porteña. Además de las oficinas de Chamorro y Ontiveros –un ex jefe de Inteligencia y de Drogas de la Federal que también trabajó con Palacios en la Unidad Antiterrorista–, fue allanado el despacho del jefe de personal, Eduardo Orueta.
La investigación del Juez Federal Norberto Oyarbide arrojó varias novedades.
El espía James realizaba llamadas desde su celular desde el mismísimo Ministerio de Seguridad y Justicia. ¿Cómo se sabe eso? El Juzgado requirió la información a la empresa Nextel, y se comprobó que las comunicaciones se cursaron a través de la antena que está en la zona del Ministerio, edificio donde también funcionan las oficinas de la Policía Metropolitana -ubicadas en Av. Regimiento de los Patricios 1142-, lo que confirma la versión de que James ya tenía una oficina en ese edificio.
De las llamadas realizadas, se registraron 150 llamados al teléfono de ARPA Organización de Seguridad. ARPA es propiedad del “fino” Palacios –el nombre surge de las primeras letras del apellido de la esposa del Fino, Ares, y su propio apellido, Palacios–.
A su vez, se comprobó que existieron llamados cruzados entre James y el actual jefe de la policía porteña, Osvaldo Chamorro, lo cual desmiente su declaración judicial. Chamorro afirmó que sólo vio dos veces a James, que prácticamente no lo conocía y que era un aspirante más.
Lo único que surgen, a esta altura, son interrogantes. No se sabe a quién más espiaba James y por orden de quién. Siendo que la especialidad más notoria de James era el espionaje, no está claro qué tipo de tareas iba a cumplir en la Policía Metropolitana. Si existió un James, no se puede descartar que existan otros James.
Mientras tanto, la Legislatura porteña tratará de interpelar a los ministros Montenegro y Narodowski.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog