GRINDETTI, EL MINISTRO DE HACIENDA PRO, INHABILITADO POR LA JUSTICIA COMERCIAL

Los funcionarios del Gobierno de la Ciudad, macristas todos ellos, acumulan causas judiciales. Parece ser que para demostrar lealtad y fidelidad con Mauricio Macri hay que acumular problemas judiciales y que cada sanción judicial funge como cucarda de “gran campeón”.

Ahora, ha sido la Justicia Nacional en lo Comercial la que ha actuado en el marco de la quiebra de la firma SAFRAMA SA de servicios financieros, domiciliada en la calle Carlos María de la Paolera 299, piso 24°, de esta Ciudad. Dicha quiebra ha sido decretada por el Juzgado de 1º Instancia en lo Comercial Nº 5, Secretaría Nº 9 y a pedido de Lamberto Moriconi. Ha sido designado Síndico, José Manuel Montaña.

En dicho expediente, el Juez interviniente ha dictado en el mes de noviembre del 2010, la inhabilitación del Ministro de Hacienda de la Ciudad, Néstor Osvaldo GRINDETTI; del Director del Banco Ciudad, Mario MORANDO; del Vicepresidente de SBASE (Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado) Luis Germán JHAN; y de los empresarios Ángel CALCATERRA de IECSA (empresa constructora del Grupo Macri) y primo de Mauricio Macri; y del accionista de SOCMA, Víctor COMPOSTO.

El Dr. Fernando M. Durao, titular del Juzgado Comercial Nº 5 ordenó la comunicación a la Inspección General de Justicia informando el impedimento de los mencionados para que puedan integrar el órgano de administración de cualquier sociedad; al Banco Central de la República Argentina, informando la inhabilitación de toda cuenta bancaria (de cualquier tipo) que se registre a nombre de los citados en cualquier banco público o privado que opere en el país; a la Dirección Nacional de Migraciones del Ministerio del Interior, informando la interdicción de salida del país (prohibición de salida del país sin autorización judicial) de todos los nombrados.

Además, de por sí, la inhabilitación les impide a los nombrados disponer libremente de sus bienes.

Nada esto le es ajeno a la familia Macri, y no solo por la presencia del primo del Jefe de Gobierno, sino porque SAFRAMA S.A. es una filial de SIDECO AMERICANA S.A. Bien sabido es que SIDECO AMERICANA S.A. es un holding argentino dedicado a los servicios públicos y al desarrollo de la infraestructura, a través de filiales y afiliadas en cinco áreas: desarrollo de ingeniería y construcción, las autopistas, servicios ambientales, la generación y transmisión de electricidad, y los negocios de bienes raíces. Además, es la empresa más grande de SOCMA (Sociedad Macri SA), el holding creado por Franco Macri. En la Ciudad de Buenos Aires, siempre hay negocios de familia, de la familia Macri.

El Ministro de Hacienda de la Ciudad, Néstor GRINDETTI, y un Director del Banco Ciudad (ex legislador PRO) Mario MORANDO inhabilitados por la Justicia Comercial son una muestra cabal de que Macri y el PRO confunden los negocios privados con la gestión de las finanzas públicas.

TEATRO COLÓN: UN EJEMPLO DE GESTIÓN MACRISTA

colón macri cascoSin lugar a dudas, el Teatro Colón es la imagen misma de cómo Macri y el PRO gobiernan la Ciudad. Lejos de ser el mítico escenario lírico del país, hoy es el símbolo de la gestión macrista.

Macri usó al Teatro Colón como la contracara de los masivos festejos del Bicentenario organizados por el Gobierno Nacional. De un lado del obelisco, fiesta popular y masiva. Del otro lado, “el Colón” era inaugurado ese 24 de mayo con una exclusivísima gala para pocos. Macri exponía, como pocas veces, tan claramente a quienes representa. Mauricio intentaba rememorar la lejana inauguración del 25 de mayo de 1908.

Cuando en mayo de 2010 el Teatro Colón pudo por fin reabrir sus puertas, era esperable el inicio de un proceso de reversión de la prolongada decadencia. Pero lo que en mayo de 2010 no se decía era que Macri inauguró un teatro en obra, una obra en construcción.

Ahora, a principios del 2011, la lentitud con la que avanzan las obras de remodelación del principal escenario lírico del país es escandalosa. Además, lo que no se ve no se arregla. En el “Colón” los subsuelos están inundados, ahí donde deberían abrirse las salas de ensayo y los talleres de vestuario y escenografía. Como si eso fuera poco, los pisos 3º y 4º aún continúan en obra. A raíz de ello, parte del material bibliográfico está alojado en un container ubicado en un galpón de ingreso al predio de los ex Talleres Lavardén y a riesgo de deteriorarse por completo. Por ejemplo, tres tomos de recortes periodísticos de los años 1928 y 1929 se destruyeron totalmente por acción de hongos producto de la humedad, ya que el contenedor presentaba una rotura, suficiente para alterar el microclima y activar las esporas.

Nada de esto fue un error, a cinco meses de haberse reinaugurado, la dirección del Teatro Colón decidió levantar las fechas que quedaban de la temporada de Ballet 2010 debido a que los bailarines del cuerpo estable se negaban a seguir ensayando porque denunciaban que la sala no estaba en condiciones. El material con que está hecho el piso no es el adecuado y no se está trabajando en condiciones dignas, el piso está muy duro según denuncian los bailarines. Lo cierto es que los pisos no están, ni estaban en condiciones, ni los del escenario ni los de las salas de ensayo: están llenos de irregularidades en la densidad, tienen desniveles y el escenario es muy duro.

La suspensión de la temporada 2010 del Ballet Estable significó la suspensión de funciones de abono y extraordinarias de “El Corsario” y “La Bayadera”, y anteriormente se habían cancelado algunas funciones programadas para comienzos de la temporada 2010 (“Manón”), como así también el levantamiento de la última función de la ópera de Janacek “Katia Kábanová” a fines de septiembre, y la suspensión del concierto de la chelista Sol Gabetta a principios de noviembre del año pasado.

Como si todo esto fuera poco, la empresa que renovó el escenario, Patagonia Flooring & Decks, convirtió el viejo piso en un regalo institucional. Sí, ¡se chorearon las maderas! El piso histórico del escenario de la sala que dicha empresa cambió a nuevo se ha transformado en regalo empresarial. El presente viene envuelto en una caja con el nombre de la empresa, la madera misma está recubierta por un papel de envolver. El pedazo de piso contiene una placa que dice: “Este tablado es un fiel testigo del sublime arte que nos brindaron personalidades como Julio Bocca, Mijail Barishnikov, Rodolf (sic) Nureyev, Leonard Bernstein, Herbert Von Barajan (sic), Zubin Mehta y grandísimos artistas”. Al dorso hay una certificación firmada por una escribana y la publicidad que usó Patagonia Flooring & Decks en la que aparece una foto de Julio Bocca acompañado por el siguiente texto: “Bailé sobre los mejores escenarios del mundo, por eso elegí para mi casa a quienes renuevan el Teatro Colón”. Mucho marketing, mucha realidad virtual y poco de real, sobre todo porque Bocca no bailó sobre el escenario renovado por Patagonia Flooring & Decks, sino sobre el souvenir empresarial que regaló dicha firma comercial. En cada acto, en cada área, en cada hecho de gestión macrista siempre hay un negocio privado con fondos públicos.

A todo esto, el Director Pedro Pablo García Caffi considera que todos los problemas del Teatro Colón se deben a la existencia de un grupo “cuasi mafioso” que estaría compuesto por delegados gremiales de los trabajadores. Por ello, a un día del brindis de Año Nuevo, decidió suspender a 17 trabajadores y, la primera medida del año, la resolución 001, fue ampliar la suspensión de otros 7 trabajadores del Colón por 30 días más. Hace poco nos enteramos que el Gobierno de la Ciudad demandó a los trabajadores del Colón por “daños y perjuicios” debido a la suspensión de la temporada 2010. Más allá de constituir una aberración jurídica (la de demandar a trabajadores que ejercen su constitucional derecho de huelga y de peticionar ante las autoridades), la acción judicial demuestra que para Macri es más fácil cargar culpas sobre trabajadores que reconocerse como un incapaz e ineficiente gobernante.

El Teatro Colón es la muestra más acabada del modo de gobernar del PRO. Mucho marketing, muchas personalidades dignas de la Revista Caras, exclusivo almuerzo del Jefe de Gobierno con Mirtha Legrand… Todo sirve para tapar el calamitoso estado del Teatro Colón, las deficiencias de sus escenarios y de sus salas de ensayo y las lesiones de los bailarines a causa de ello.

Eso es Macri, mucho ruido y pocas nueces.

SUBSECRETARIO DE TRÁNSITO PRO NO CONOCE LAS CALLES DE LA CIUDAD

Es sabido que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está en manos de amigos y empresarios amigos de Mauricio Macri. Nada de preparación en los asuntos de la “cosa pública”. Nada de experiencia en gestión pública. Nada de preparación.
Desprecio por lo público es lo permanente en la gestión PRO.
Así fue que a la hora de gestionar el tránsito en la Ciudad, Mauricio Macri le encomendó la tarea a un vendedor de autos, “si sabe de autos, debe saber de tránsito”, ha debido ser el razonamiento del Jefe de Gobierno. Entonces, Guillermo Dietrich (el mismo de la concesionaria de autos) asumió como Subsecretario de Tránsito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Claro, para diferenciarse del nombre de la concesionaria se hace llamar “Guillo” Dietrich, un apodo bien PRO…
Así se presenta en twitter y dice cosas como ésta:

La intersección (o cruce) de las calles Virrey Ceballos y Sarmiento NO EXISTE… El Subsecretario no conoce la Ciudad, ni sus calles, eso sí, decide que algunas cambien de mano y que otras sean doble mano.
Gestión PRO.

HABLA ZAFFARONI. Cuando habla el maestro es bueno escuchar… en este caso leerlo

ENTREVISTA CON EL INTEGRANTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA EUGENIO ZAFFARONI

“HOY LOS GOLPES LOS DAN LAS FUERZAS DE SEGURIDAD, NO LOS EJÉRCITOS”
Publicado el 17 de Enero de 2011

Por Martín Piqué en Tiempo Argentino

El juez advierte que un sector de policías disconformes, sumado a una coalición de medios masivos y algún segmento político interesado, tienen capacidad de desestabilizar. También sostuvo que el discurso de Macri puede causar muertos.

… El juez y prestigioso docente de Derecho Penal se acomoda, estira sus piernas, se dispone a conversar por un largo rato. No elude ningún tema, a excepción de dos preguntas sobre asuntos que, según él, podrían terminar en el máximo tribunal en un plazo bien breve: uno de ellos es el juicio de filiación en el caso de Marcela y Felipe Noble Herrera.

… Cuando se le pregunta por la creación del Ministerio de Seguridad, Zaffaroni hace gala de su experiencia como estudioso de la criminalística: manifiesta estar completamente de acuerdo con la medida y luego se explaya en una larga argumentación sobre la puja entre los modelos del Estado Gendarme y del Estado Social de Derechos. “No hay elección en el mundo en que no se juegue este tema. Es una cuestión política central”, señala. Zaffaroni advierte sobre el riesgo de que se imponga el Estado Gendarme, que busca generalizar la noción de “ciudadano-víctima”, aprovechándose de una “criminología mediática” que se basa en los prejuicios y el pensamiento mágico. Zaffaroni también advierte sobre otro de los riesgos que implica el Estado Gendarme: el discurso xenófobo, que lleva en sí mismo “el huevo de la serpiente”. “El grave riesgo del Estado Gendarme es que se trata de un Estado que crea enemigos. Y al crear enemigos, pone semillas de lo que puede llegar a ser un genocidio”, subraya.

–Hay dos modelos de seguridad que los medios están empezando a elogiar, con la intención de que sean tomados como un ejemplo a imitar en la Argentina. Uno de ellos es Río de Janeiro, con la militarización de las favelas. ¿Qué opina?

–Algunas favelas directamente estaban fuera de todo control policial, urbano y político. Hasta ahora se trata de una medida un poco experimental. Es puntualmente ocupar una favela, instalarle la institucionalidad política; es decir, sacar a los jefes narco. Colocar la autoridad política, puestos sanitarios, la escuela. Nosotros no tenemos zonas fuera de todo control, por lo que no se necesita hacer una ocupación de ese tipo.

–¿Pero el envío de la Gendarmería al Conurbano no es una ocupación?

–El envío de la Gendarmería al Conurbano es puntual. No es que remplaza ni saca a la policía del Conurbano. En algunos momentos sí hay que tomar algunas medidas cautelares para evitar que los conflictos lleguen a mayores. Y esas medidas no se pueden dejar en manos de fuerzas que están sospechadas.

–¿Qué lecciones tiene que sacar el poder político de lo que pasó en el Parque Indoamericano, donde hubo tres muertos?

–La primera lección que tiene que sacar es mejorar todo su sistema de información. Todo lo que pasó no se generó en un día. Movilizar esa cantidad de gente requirió tiempo, requirió que hubiera muchas personas informadas de que eso estaba ocurriendo. No hubo ninguna medida que lo previniese, porque faltó información preventiva. En segundo término, la enseñanza que se tiene que sacar es que tenemos que tomarnos en serio la reestructuración de las fuerzas de seguridad. En la Argentina tenemos estructuras policiales que provienen del siglo XIX.

–¿Por qué?

–Porque tenemos una policía de ocupación territorial. Tenemos el modelo policial borbónico. No tenemos policía comunitaria.

–¿En qué consiste la policía comunitaria?

–En una policía que primero no esté centralizada. Y ojo con este tema porque hay una política que se baja desde los Estados Unidos que nos dice: “tengan policías centralizadas”. Esa política se corresponde con la idea que tienen algunos think tanks, que en la década de 1990 instalaron un equivalente de la Escuela de las Américas para policías en Santiago de Chile (NdR: se refiere al Centro Interamericano de Políticas Públicas del Manhattan Institute, impulsado por el creador de la “tolerancia cero”, William Bratton, e instalado en Santiago de Chile). El objetivo de esa política que baja de los Estados Unidos es tener policías verticalizadas, si es posible tener algo equivalente a la Escuela de las Américas para, de esa forma, poder instruir a las cúpulas policiales de América Latina. Y eso es lo peor que podemos hacer. Por el contrario, lo que mejor podemos hacer es imitar a los Estados Unidos, porque allí tienen 2000 fuerzas policiales distintas. En los Estados Unidos tienen policías de condado, policías provinciales, policías federales. La policía comunitaria es un perfeccionamiento de lo que son las policías municipales de los Estados Unidos, donde la policía depende de la autoridad local. En nuestra realidad, el jefe de la policía sería el intendente.

–A partir del Parque Indoamericano hubo una reacción de la política que, para explicar el conflicto, puso el acento en la inmigración. ¿Qué opina?

–El discurso de Macri, concretamente, para darle un nombre y apellido, me parece un discurso detestable. Sinceramente. Hay límites éticos en política que no se deben romper. Uno puede ser de izquierda, de derecha, de centro, de arriba, de abajo, pero hay un límite ético. Y el límite ético es que no se pueden decir palabras que puedan causar muertos.

–¿Macri dijo palabras que pueden causar muertos?

–Sin duda. No me cabe la menor duda. Eso es lo que me lleva a decir que realmente es un discurso penoso. Lo bueno es que ese discurso no fue seguido por toda la oposición. Eso es muy importante. Significa que estamos aprendiendo que hay algunos límites. Pero, naturalmente, se trata de un discurso que sí puede llevar a ganar votos. Hitler ganó muchos votos. Qué duda cabe. Muchos genocidas ganaron votos. Yo no digo que él llegue a ser un genocida, pero esto es el huevo de la serpiente, con argumentos que son absolutamente falsos, y cualquiera que disponga de números lo sabe.

–¿Por ejemplo qué números?

–No estamos teniendo olas de inmigrantes. Desde la crisis de 2001, prácticamente la inmigración de países vecinos ha bajado al mínimo. Las olas de inmigrantes las hemos tenido en la década de 1990. No es cierto que haya sobrerrepresentación de extranjeros en nuestras cárceles. No es cierto que haya sobrerrepresentación de extranjeros en nuestras sentencias condenatorias. Los chorros, los asesinos y los delincuentes son nuestros. Seamos bien nacionalistas en eso. De modo que lo que el señor Macri está diciendo es falso. Es falso y es muy grave. Incentivar la xenofobia en este momento y contra grupos indefensos, y fundamentalmente contra grupos de bolivianos, es algo que me conmueve.

–Las fuerzas de seguridad tienen una historia muy oscura: venimos de 2001 con ocho muertos en la Plaza de Mayo, 20 en todo el país, Kosteki y Santillán. Pero por otra parte empieza a desarrollarse algo así como una técnica de la acción que genera conmoción y que es amplificada por los medios: como el corte del tren Roca un día antes de Navidad. ¿El discurso progresista de no criminalizar la protesta social necesita una actualización?

–El discurso de no criminalizar la protesta social no es un discurso progresista. Es un discurso de legítima defensa de todo Estado y de todo gobierno más o menos progresista.

–¿Por qué legítima defensa?

–Porque criminalizar la protesta social o, mejor dicho, reprimir la protesta social es directamente una trampa. Se lo hace para que en la represión haya unos cuántos muertos. Y que eso provoque Kosteki y Santillán, y que con eso se tenga que ir Duhalde, que eso provoque los muertos de la Plaza de Mayo, y que con eso se termine de voltear a De la Rúa… Hoy los golpes de Estado los dan las fuerzas de seguridad, no los dan los ejércitos. No son golpes de Estado tradicionales, son golpes de Estado desestabilizadores. Con los ejemplos que damos, no creo que tengamos que ir a pensar en Ecuador… Entre una coalición de medios masivos de gran difusión, un sector policial disconforme (porque no necesita ser toda una fuerza), generalmente por razones no muy confesables, y algún segmento político interesado en desestabilizar, sí pueden dar un golpe de Estado. Tranquilamente. Pero esto que digo no es ninguna novedad. En América Latina hace ya quince años que lo voltearon a Nilo Batista en Río de Janeiro: lo volteó una organización de esta naturaleza, con combinación de la Red Globo. ¿Por qué? Porque no había querido eximir a la Red Globo de algunos impuestos estatales (NdR: Nilo Batista fue gobernador del estado de Río de Janeiro entre abril de 1994 y enero de 1995).
La versión completa del reportaje se puede leer aquí

JERUSALEN AÑO CERO

De mano en mano
se pasa la verdad
en cada mano olvidará
algo de cierto y también se llevará
de cada mano el parecer
si caminamos calendario atrás
todo estaría al revés
algunos dicen que es falso
y otros repiten que es cierto
que él entró en Jerusalén siendo de día
se dice que su túnica era blanca
que iba posada en sus ojos un ave del mediodía
aquel fue tiempo de tumbas
aquel fue tiempo de flautas ,
de mercaderes, de legión romana
se dice que la chusma lo seguía
su palabra sencilla se la daba la mañana
 El Rey de los judíos
el hijo de los hombres
el Cristo, el Nazareno lo llamaban 
 Jerusalén año cero y se cambió la suerte
con lo que pasó
Jerusalén año cero y Nazaret
y el caserío de Belén
Jerusalén año cero fue el lugar
donde ocurrió o donde no
fue enemigo del Imperio
y amigo de la palabra
decía que todo era para todos
se dice que enseñaba a los pastores
a compartir las ovejas
y a cuidarse de los lobos
tanta enseñanza hizo ruido
en el poder de los templos
y en la madera lo clavaron recio
se dijo que por mago o hechicero
pero si la historia es cierta fue por que hiciera silencio
 El Rey de los judíos
el hijo de los hombres

el cristo , el Nazareno lo llamaban


 

JUICIO POLÍTICO EN VEREMOS DESPUÉS DE VILLA SOLDATI

la patota PROEn la Ciudad de la Furia hubo de todo.

Luego de los hechos del Parque Indoamericano, la Comisión Investigadora Especial de la Legislatura emitió sus dictámenes y sus informes.

Primero corresponde pasar revista a los hechos de Soldati.

Represión policial, pasividad posterior, racismo y xenofobia de parte del Jefe de Gobierno Mauricio Macri, racismo de parte de vecinos intolerantes, bandas organizadas que impusieron su ley durante casi una semana, barrabravas contratados para generar más violencia.

Macri y el PRO no dudaron en utilizar barras bravas y punteros para azuzar a los vecinos asustados de modo que atacaran a los habitantes de las villas, más después de la arenga de Macri pronunciada en la propia Jefatura de Gobierno cuando acusó a la inmigración descontrolada proveniente de países limítrofes de todos los males de la Ciudad.

A esta altura de los acontecimientos ya no caben dudas que hubo barrabravas del fútbol vinculados con Macri que intervinieron en el desencadenamiento de la violencia. Ello se corrobora a partir de filmaciones que muestran a personas de civil disparando junto al contingente policial.

El hecho inédito de la actuación conjunta de la Policía Federal y la Policía Metropolitana produjo el lamentable resultado de las muertes de Bernardo Salgueiro y de Rosmarie Churra Puña, asesinados el miércoles. La Metropolitana está, además, acusada de haber asesinado a Juan Castañeta Quispe.

En este marco, tanto un sector del periodismo como los representantes locales de las fuerzas políticas que revisten en la oposición al gobierno nacional se han mostrado muy condescendientes con las autoridades del Gobierno de la Ciudad y hasta, han justificado la falta de políticas públicas del macrismo en materia de vivienda al pretender mostrar como único responsable de las políticas sociales al Gobierno Nacional. De manera obsesiva, se trata de mostrar al Gobierno Nacional como responsable de aquello de lo que debe hacerse cargo el Gobierno la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Sin dudas, es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la responsable de la problemática ambiental, urbanística y de vivienda de los barrios del sur de nuestra ciudad. Es la obligación que le impone la Constitución porteña al proclamar la promoción del “desarrollo humano y económico equilibrado, que evite y compense las desigualdades zonales dentro de su territorio” (Conf. Art. 18) y reconoce además el derecho de toda persona a gozar de un ambiente sano, así como su deber de preservarlo y defenderlo en provecho de las generaciones presentes y futuras…” (Conf. Art. 26) y, fundamentalmente, reconoce el “derecho a una vivienda digna y a un hábitat adecuado” (conf. art. 31 C.C.A.B.A.). A fin de hacer efectivo ese derecho, la Ciudad se ha obligado constitucionalmente a “resolver progresivamente el déficit habitacional, de infraestructura y servicios, dando prioridad a las personas de los sectores de pobreza crítica y con necesidades especiales de escasos recursos” (inc. 1) y a “auspiciar la incorporación de los inmuebles ociosos, promueve los planes autogestionados, la integración urbanística y social de los pobladores marginados, la recuperación de las viviendas precarias y la regularización dominial y catastral, con criterios de radicación definitiva” (inc. 2).

En ese mismo sentido, consecuente con su obligación, la Legislatura porteña mediante diversas normas (Leyes 1061, 1333, 1719, 1770, 1853, 1868 2054, 2194, 2821, 3277, 3343, 3352, y 3549) ha declarado la emergencia urbanística y ambiental en la totalidad de la zona sur de la Ciudad. Durante el año 2009, el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) le encomendó a la Corporación del Sur S. E. la realización de obras de urbanización en las Villas 1-11-14, 3, 17, 19, 20, 21-24, Barrio Carrillo, Barrio Soldati, Los Piletones y Villa Calaza.

La breve reseña realizada permite concluir que los barrios del sur de la Ciudad de Buenos Aires, comúnmente denominados “Villas”, deben las precarias condiciones ambientales en las que se encuentran al incumplimiento de normas específicas de urbanización por parte del Gobierno de la Ciudad, es decir, por falta de gestión y por ausencia de ejecución de políticas públicas por parte del Poder Ejecutivo porteño encabezado por Mauricio Macri.

El Jefe de Gobierno denuncia una ausencia del estado. Parece entonces que solo concibe como Estado presente a aquel que reprime y parece olvidar que él conduce el Estado en la ciudad de Buenos Aires y que la autonomía de la Ciudad que tanto reclama, se trata no solo de la transferencia de la policía sino de hacerse cargo de las obligaciones impuestas por la constitución en materia de políticas sociales.

Mientras todo eso pasaba, y finalizaba, la Comisión Investigadora Especial conformada en la Legislatura porteña para investigar las escuchas ilegales de Ciro James, “el Fino” Palacios y Macri emitió sus informes, dictámenes y recomendaciones. Todos los bloques parlamentarios de la oposición suscribieron un dictamen único con la sola disidencia parcial de Marcelo Parrilli, hicieron hincapié en el pedido de la modificación de la cúpula de la Policía Metropolitana, también solicitan que se revea el sistema de compras y contrataciones de la nueva policía porteña y expone fuertes críticas en el armado de esta fuerza, que apuntan a su titular Eugenio Burzaco. La disidencia de Parrilli apunta a que dicha situación es demostrativa del mal desempeño del Jefe de Gobierno y por dicha razón solicita que se inicie el procedimiento de Juicio Político contra Mauricio Macri.

En el otro dictamen e informe, los diputados macristas piden el descabezamiento de la cúpula de la SIDE y una investigación sobre el comportamiento de sus agentes a los que consideró posibles miembros de una organización paraestatal de espionaje. También embisten duro contra el Juez Oyarbide, sobre quién solicitan que sea investigado por el Consejo de la Magistratura Nacional.

Así llegaron a la Sesión de hoy en la Legislatura en la que debía informarse sobre lo resuelto por la Comisión.

En la previa, la Diputada Gabriela Cerruti aseguró que también pediría el juicio político a Macri y se sumó el Diputado de Proyecto Sur, Fabio Basteiro.

Al comenzar la Sesión, unos y otros iban y venían. Conferencia de prensa de unos, conferencia de prensa de otros.

Sin el PRO y presidida por el impresentable Julio Raffo (Proyecto Sur) comenzó la sesión especial del día jueves en la Legislatura porteña. Todo estuvo en su cauce normal hasta que el Bloque del PRO decidió bajar al recinto y plantear cuestiones reglamentarias para tratar de impedir que la Legislatura continúe sesionando.

La maniobra del PRO hubiese sido estéril sino fuera por la impericia, negligencia y desconocimiento del Vicepresidente 2º de la Legislatura, Julio Raffo perteneciente al Bloque Proyecto Sur. En efecto, todas las chicanas macristas encontraban recepción a partir de la desesperación con la que Julio Raffo trataba de leer el Reglamento Interno de la Legislatura. Festín macrista e inoperancia de Raffo.

El descontrol de la Legislatura llegó a su climax en el momento en que los absurdos planteos del PRO provocaron que Raffo, sin la votación correspondiente, decidiera “decretar” un cuarto intermedio.

A la vuelta, con el PRO insistiendo en sus chicaneros planteos reglamentaristas que confundían un informe (tal como era lo que sucedía en la Legislatura en ese momento) con un tratamiento de una ley y la imposibilidad, ineficacia e inoperancia de Raffo para lograr ordenar el debate, la oposición se retiró del recinto.

La maniobra macrista sólo tuvo éxito gracias al ignorante accionar de quien presidía la sesión, el Diputado Julio Raffo de Proyecto Sur. Quizás el mayor acierto de los diputados PRO haya sido el solicitarle al Vicepresidente 1º, Oscar Moscariello, que se ausente de la sesión del día de la fecha.

Sin la oposición en el recinto, el macrismo monologó un rato y se retiró a realizar una nueva conferencia de prensa.

Así como durante los hechos del Parque Indoamericano, otra vez la política de la Ciudad estuvo ausente. El aparato paraestatal montado por Macri y “el Fino” Palacios ha quedado sin la debida dilucidación de responsabilidades políticas porque la política de la Ciudad sigue ausente.

En este escenario, tanto Mauricio Macri como Cristina Fernández de Kirchner demostraron que tienen claro lo que hacer. Ambos representaron cabalmente a los sectores que dicen y quieren representar.

Mauricio Macri ante las tomas y la ocupación del Parque Indoamericano respondió solicitando represión y palos, estigmatizando a bolivianos y paraguayos, solicitando leyes más duras contra la inmigración de países limítrofes. Se puso la camiseta de la derecha clasista y elitista. Clasista, porque su supuesta xenofobia no es tal, a Macri le molestan los paraguayos y bolivianos pobres, no los ricos.

Cristina Fernández de Kirchner aseguró que los problemas sociales no se resuelven con represión, que la Argentina no se iba a sumar al club de países xenófobos y, a pesar de no ser responsabilidad primaria del Gobierno Nacional, ofreció soluciones. En el camino, decidió la creación del flamante Ministerio de Seguridad y la reestructuración de las fuerzas de seguridad.

Néstor Kirchner, tres legados y un mandato*

Kirchner liquidó el fin de la ideologías, el pensamiento único y el simple márketing electoral en su versión criolla. 

 

Seguramente con el correr de los años, se podrá hacer un balance del significado de Néstor Kirchner en la historia de nuestro país. Sin embargo, apenas despejado en parte el impacto, la consternación y el dolor por su muerte, aparecen al menos tres grandes legados de su vida política. Resultantes claros, “duros”, indubitables, si tenemos en cuenta que, sobre 27 años de recuperada la democracia, Néstor Kirchner tuvo siete de protagonismo a nivel nacional. Legados en y para la política, en y para la vida institucional, en y para el sentido de la Historia de la Patria.
En primer lugar, haber recuperado para la política el carácter de herramienta de transformación en función de ideas y valores que, a su vez, representan y proyectan intereses concretos explicitados como tales. Kirchner liquidó el “fin de la ideologías”, “el pensamiento único” y el simple “márketing electoral” en su versión criolla. Reinstaló la idea de praxis, conjunción de teoría y práctica, desde lo más alto de la conducción del Estado. Si Perón fue “el primer trabajador”, Néstor fue el primer militante. En esa lucha en función de ideas que él mismo sintetizó, afirmando que no había llegado a la Casa de Gobierno para dejar en la puerta sus convicciones, recompuso el campo popular, disgregado y fragmentado hasta 2003. Para ello, recondujo al Peronismo a su matriz y cauce originario, abandonado durante el Menemato. Sin apelar demagógica y reiteradamente al General y Evita, orientó su conducción en la implementación actualizada de la independencia económica, la soberanía política y la justicia social. Política pública privilegiada: producción y empleo. Sujeto social principal: la clase trabajadora. Del mismo modo y sin ideologismos banales recuperó a las fuerzas de izquierda o centro izquierda, extraviadas a su vez en el desastre de la Alianza o el consignismo hueco y la intrascendencia meramente testimonial. Este legado excede a los propios. A los adversarios y enemigos los desafía a sacarse las máscaras, asumir sus ideas y explicitar los intereses que defienden.
El segundo legado es la relegitimación de la democracia y de los tres poderes del Estado. Legitimidad institucional que se había ido perdiendo entre 1983 y el estallido de diciembre de 2001. En efecto, los poderes públicos constitucionales habían retrocedido frente a los poderes fácticos y corporativos privados que fueron condicionando primero y definiendo después la agenda y la orientación de Poder Ejecutivo, Parlamento y Corte Suprema. Producto de ello fue la pérdida casi absoluta de la legitimidad social de las principales instituciones de la República. La acción de Néstor nos dejó a todos los argentinos un Ejecutivo que decide e implementa políticas públicas nacionales e internacionales con plena soberanía política. Un Congreso que debate y sanciona leyes trascendentes, nunca de ajuste, nunca resignando derechos, nunca de entrega del patrimonio nacional. Siempre ensanchando lo posible, ampliando y universalizando garantías, estimulando la producción, el empleo y la inclusión social. Una Corte Suprema independiente y de incuestionable prestigio jurídico. Cualquiera que hoy ostenta un cargo público podrá ser bien o mal evaluado por sus acciones y sus ideas, pero ya no es automática y sistemáticamente sospechado y repudiado por aquel pueblo que hace pocos años reclamaba “que se vayan todos”. El poder democrático vale hoy más que el poder del dinero.
El tercer legado es haber recuperado la autoestima colectiva, el sentido de pertenencia a una nación y la capacidad popular de librar batallas y triunfar en ellas. Es un legado que abarca décadas hacia atrás y hacia delante de nuestro presente, que adquiere su real dimensión a la luz de la derrota popular, la masacre y la destrucción operada durante la última dictadura militar. La memoria, la verdad y la justicia fueron y son un bálsamo para el dolor sufrido. Pero recobrar la esperanza en la victoria para la causa nacional y popular es ir reparando el daño más profundo, el de generaciones de padres que no pudieron imaginar y sentir que brindaban a sus hijos una vida digna y un futuro mejor. Hoy la historia social de la Patria vuelve a orientarse hacia adelante y hacia arriba en igualdad, en oportunidades, en derechos, en creatividad, en horizontes individuales y colectivos.
Afortunadamente, Kirchner edificó estos legados junto a su compañera, nuestra presidenta Cristina Fernández. Y ella está ahí, firme al comando, redoblando esfuerzos, así como siempre frente a la adversidad o los ataques redobló apuestas cruciales para el proyecto.
Néstor sí nos dejó a todos nosotros el mandato de completar la tarea inconclusa de construcción de la gran fuerza política que defienda, profundice y sobre todo, torne irreversible los logros alcanzados y los por venir si el país sostiene el rumbo por décadas.
Disponemos de todo lo necesario. Realizaciones indiscutibles, claridad en la agenda pendiente, un “relato” consistente, actores políticos, sociales, generacionales, culturales y técnicos en cantidad y calidad, con un compromiso creciente.
Dependerá de nuestra capacidad avanzar, sin prisa pero sin pausa, en la conformación de un gran frente nacional y popular, unificado en liderazgo y programa, eficazmente desplegado en organizaciones capaces de abrirse a la participación activa y cotidiana de todos aquellos que ocuparon, para quedarse en ella, la escena pública: con enorme alegría en la fiesta del Bicentenario, con infinita tristeza en la despedida del líder.
Insidiosamente algunos enemigos afirmaron que a Néstor Kirchner lo mató su enorme voluntad de poder. Zonzos, diría Jauretche. Los compañeros sabemos que entregó su vida mostrándonos el poder de la voluntad. Con esa voluntad, que él tozudamente practicó, cumpliremos la misión que nos encomendó.
por FERNANDO MELILLO

CLARÍN NO TIENE LÍMITES. MIENTE, MIENTE, MIENTE…

El “Gran Diario Argentino” ya no tiene límites. Ayer, la tapa informaba que el Secretario de Comercio de la Nación había agredido al embajador de Brasil usando un tono agresivo al expresar la preocupación del Gobierno argentino por la práctica de dumping por parte de empresas brasileñas que venderían, en el mercado argentino, productos a precios más bajos que los cobrados en su propio país.
Una berreta operación de prensa basada en una mentira, surgida de un periódico brasileño que opera en favor de esas empresas que practican dumping en nuestro país. El objetivo del pasquín brasileño y de su par argentino era el mismo: debilitar y deteriorar las relaciones diplomáticas, comerciales y políticas entre Argentina y Brasil.
Durante el día de ayer, el propio gobierno del Brasil se encargó de desmentir la tapa del diario Clarín. Hoy, el diario La Nación informa que Brasil niega “supuestas” amenazas. También Página 12 informa la desmentida de Brasil y el diario Tiempo Argentino titula en su tapa “Brasil negó cortocircuitos con el gobierno argentino”. Tan evidente fue la maniobra que hasta Clarín tuvo que publicar la desmentida, claro que no fue tapa ni le dieron toda la cobertura editorial que ayer le dedicaron al Secretario Guillermo Moreno, por supuesto. El daño estaba hecho, la operación también, por eso, la desmentida viene en envase chico, con poco espacio y ninguneada en su título: “Brasil le baja el tono al episodio de Moreno con su embajador”. Un lector desprevenido, que solo lee el título, se queda con la idea de que la agresión existió y que la diplomacia brasileña en un gesto de cortesía le baja el tono. Pues no, no existió agresión.
Las mentiras tienen que tener un final, no se puede continuar con tan canalla accionar. Clarín no tiene límites, tal vez eso sea así, porque está hecho a imagen y semejanza de su dueña, una mujer que no tuvo reparos en apropiarse de dos bebés, hijos de desaparecidos, sustituirles su identidad y ponerles el apellido de su marido ya fallecido. Entonces, ¿de qué no será capaz Clarín?