Los murales de Diego Rivera y el Palacio Nacional

El Palacio Nacional es uno de los sitios del DF al que nadie que se encuentre de visita en la ciudad de México puede dejar de asistir. Hoy, el edificio funciona como la sede del Poder Ejecutivo Federal, pero en realidad, su construcción y su importancia se remontan a los primeros tiempos de la historia mexicana. En épocas en las que el actual territorio de la ciudad era la imponente urbe de Tenochtitlán, en el mismo espacio que hoy ocupa el palacio, estaba asentado uno de los más importantes aposentos del emperador Moctezuma.

En 1563, se construyó el edificio tal como se lo ve en la actualidad y en el período de la conquista, Hernán Cortés lo utilizó como lugar de residencia durante el tiempo que duró su estancia en México. Es por eso que, teniendo en cuenta la riquísima historia que aconteció en cada uno de sus rincones, no es casual que Diego Rivera (uno de los tres grandes muralistas que dió México junto a Siqueiros y Orozco) se decidiera por él para plasmar en las amplias paredes , los hechos más relevantes que hicieron a la historia del país.

Los trabajos comenzaron en el año 1929 y los acabó en 1951, exactamente veintidós años más tarde. Como obra final, en las gigantescas paredes del Palacio, Rivera dejó una excelente iconografía en la que cubrió el período histórico que va desde el auge de la cultura precolombina (con especial énfasis en escenas de la vida cotidiana que sucedían en Tenochtitlán y Teotihuacán) hasta la modernidad, pasando por los oscuros años de la conquista, el Porfiriato y la Revolución.

1. Este fragmento del segundo mural del patio del Palacio, representa una escena en la que se puede ver el esplendor del imperio azteca. En primer plano, aparecen el emperador y un sacerdote en actitud de aparente preparación para un sacrificio. A un costado de ellos, se encuentran los ciudadanos comunes rodeados de elementos de la vida cotidiana (tales como alimentos,mascotas y utensilios). Al fondo, los soldados dispersos entre las Pirámides del Sol y de la luna demuestran la grandeza del imperio.

2. En esta imagen, Rivera recrea el desembarco de Hernán Cortés en la Ciudad de Veracruz. En ella se pueden observar, la inclusión del elemento extranjero en la vida cotidiana y los primeros sometimientos a los que redujeron a los indígenas. En el centro de la pintura, en perspectiva, pueden verse diferentes grupos de indios realizando tareas para las cuales no estaban acostumbrados tales como la excavación en busca de metales, el arado de la tierra o la construcción de viviendas en las que luego habitarían los conquistadores.

3. Primera iconografía bélica de la obra de Rivera, en la que de algún modo el pintor vaticina las rencillas posteriores que surgirán entre criollos y aborígenes. Sobre la margen superior izquierda puede verse una mano que se asoma desde afuera elevando una cruz como símbolo de la evangelización cristiana. Al fondo, los indígenas, totalmente sumidos en la dominación de los nuevos dueños del territorio, cavan pozos en la tierra sin oponer resistencia.

4. Este mural representa uno de los períodos más negros de la historia moderna de México: el Porfiriato y los albores de la Revolución. Sobre un costado, Porfiro Díaz (con la banda presidencial tricolor y guantes blancos) empuña un sable haciendo alarde de su poder. De frente, los campesinos armados y con Emiliano Zapata y Pancho Villa a la cabeza, contrarrestan la sarcástica demostración de poder del dictador, levantando el Plan de San Luis de Potosí de 1905 y el registro de algunas de las movilizaciones que propiciaron el terreno para la Revolución. En el centro de la imagen, unos hombres sostienen un cartel rojo con letras blancas en el que se puede leer “Tierra, libertad y pan para todos” (eslogan abiertamente comunista) y sobre el fondo, una mordaz crítica al capitalismo, representada por las fábricas humeantes con nombres extranjeros.


Escribí tu comentario

, , Reportar este Comentario fernando dijo

yo no quiero sabereso a mi me interesa otras cosas okkkiiisssss…………………… hay deatiro parec que mexico no quiere pogresar !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!