Posts etiquetados como ‘john lennon’

La canción del día (solista): Photograph


Ringo tocando “Photograph” (compuesta con George) en el Show de Craig Ferguson en 2008.

Que quiere que le diga… para mi es una de las mejores canciones de la carrera solista de Ringo…

Muy conmovedora fue la versión que hizo en el “Concierto por George”… especialmente al cantar la parte en donde dice:

Every time I see your face,
It reminds me of the places we used to go.
But all i got is a photograph
And i realise you’re not coming back anymore

Buen fin de semana !!

Discografía de los Beatles en Argentina – Curiosidades (II)

Los discos de los Beatles en la Argentina fueron publicados por el sello Odeon.

Como es lógico y habitual, cada disco traía impreso en algún lado del sobre, la lista de las canciones y algunas veces algunos comentarios y/o información adicional.

En el caso local, por lo menos en las ediciones mas tempranas, los nombres estaban traducidos al español.

Luego de publicar un post sobre los primeros lanzamientos discográficos de los Beatles en la Argentina, alguno de los amigos enviaron comentarios respecto a esto de las traducciones.

Rápidamente surgieron recuerdos de cosas simpáticas, posiblemente (y con todo respeto) debido a cierto provincianismo que imperaba en nuestras tierras mas de cuarenta años atrás.

Por ejemplo, en nuestro medio tuvimos ejemplos como:

Por favor, yo: En lugar de traducir “Please, please me” como “Compláceme”, el traductor fue a lo literal de la palabra “please”. Obviamente, el título en español carecía de total sentido.

Significa Mr. Mustard: la palabra “Mean” está usada en esta canción como “desagradable”, pero en este caso tomaron el verbo “Significar”.

Frutillas: esta está mas cerca del original “Strawberry Fields Forever“, pero tampoco es totalmente fiel al espíritu del título.

Guitarra vas a llorar: Criolla adaptación del título “While my guitar gently weeps“, que siempre me sonó mas a título de zamba de los Chalchaleros que a una canción de los Beatles.

Toma revancha: asi se conoció aquí a “Get back“. Debería haber sido “Regresa” o “Vuelve” (gracias Fer-stone!).

Vacación de un día: mmmm… está cerca, pero no la pega. “Day tripper” es otra cosa, y ciertamente que el significado que tiene en la canción no se acerca al del título en argentino.

Míralo: mas que una mala traducción, esta fue un error de imprenta. Originalmente el traductor quiso poner “Mirlo” refiriéndose a “Blackbird“, pero evidentemente alguien apretó una “a” no debida. Esto se corrigió después, pero varias ediciones contaron con este error.

Me contaron que hay un libro de autores argentinos que habla exclusivamente de la discografía local. Todavía no he tenido el gusto de consultar ese libro, y cuando lo haga con gusto lo usaré (citándolo como corresponde) como referencia.

Este artículo ha sido escrito, es su totalidad, con información propia y aportes de los comentaristas, quienes en sus comentarios, agregan:

Niñito: que tiene una “pequeña diferencia” con el original “Niñita”, traducción correcta de “Little child” (gracias Juan Pablo!).

Para finalizar, y como agradecimiento por haber llegado hasta aquí, permítanme obsequiarles una de las mejores canciones de los Beatles (definitivamente una de mis preferidas): la fantástica Por favor, yo.

Discografía de los Beatles en Argentina – Curiosidades (I)

La discografía de los Beatles varía muchas veces de un país a otro.

Desde detalles como la portada o el nombre de los discos pueden encontrarse de manera diferente en distintas geografías.

La discografía oficial de los Beatles en la Argentina tiene algunas particularidades que merecen ser comentadas, alguna de ellas (cuando no) bastante únicas.

La primera de esta lista es un ejemplo de esta calidad exclusiva.

Creativos como somos (aunque la creatividad atente contra el respeto al consumidor), nos dimos un lujo bastante único en el mundo.

En la Argentina, hasta 1964, los simples de los Beatles no eran de ellos.

A algún genio local se le ocurrió cambiar el nombre al grupo.

Hasta esa fecha, en la Argentina proliferaron los fanáticos de “Los Grillos” (The Crickets), formados por unos tales John, Paul, George y Ringo.

La canción del día: Revolution


Tal vez sea pretencioso, pero espero que con este video su comienzo de día lunes sea todavía mejor.

Revolution es una de las mejores canciones de los Beatles (definitivamente una de mis favoritas) y de ella se podrían contar muchas cosas.

Pero resulta que estos post son leídos por gente que conoce mucho sobre los Beatles, asi que voy a sentarme aquí, totalmente quieto y mirando fijo la pantalla hasta que me lleguen sus aportes.

Que, por supuesto, colocaré en este mismo post mencionando y agradeciendo Su colaboración !!

La canción del día (solista): Something

Hace un mes comencé a postear videos de los Beatles todos los lunes, como un deseo de buen comienzo de semana.

A partir de hoy, me pareció buena idea también desearles un buen fin de semana, por lo que voy a postear canciones, pero de la etapa solista de la banda.

Empezamos con George, en una versión de “Something” (una de las mejores canciones de los Beatles, definitivamente una de mis preferidas), que hiciera durante el Concierto para Bangladesh en Agosto de 1971.

Que la disfrute !!

El quinto Beatle

Varios personajes tuvieron mucha influencia en la historia de la banda, al punto de merecer el calificativo de haber sido “el quinto Beatle”.

De hecho, durante parte de su historia, el cuarteto mas famoso del mundo fue… un quinteto.

Con el tiempo iremos contando la historia de cada uno de ellos, pero podemos comenzar una lista con las siguientes personas:

- Pete Best: el baterista anterior a Ringo, estuvo con la banda bastante tiempo, exactamente dos años y dos días, hasta bien entrado el año 1962. Si hay que destacar este periodo por algo, es fundamentalmente por haber sido el momento de “práctica intensiva de rock and roll” de la banda, a través de la serie interminable de conciertos que tenían que dar durante su estadía en Hamburgo. Esta suerte de entrenamiento fue fundamental para terminar de moldear el carácter del grupo, y de darle elementos para hacerlo diferente a lo que se escuchaba en la escena inglesa de aquella época, algo fundamental para el éxito que se avecinaba.

- Stuart Sutcliffe: bajista de los primeros Beatles durante un año y medio (hasta junio de 1961), e íntimo amigo de John. Carecía casi por completo de talento para la ejecución de música, pero tiene una contribución muy especial en la historia: el nombre “The Beatles” le debe su aporte.
Durante la época de Stu los Beatles fueron, efectivamente, un quinteto.
La historia dice que Paul influyó en su renuncia, ya que él quería ser el bajista. Definitivamente Paul niega esta versión (dice que la posición de bajista era muy poco “prestigiosa” en el ambiente y que nadie quería realmente tocar ese instrumento) lo cual se corrobora, de alguna manera, con la historia de la siguiente persona:

- Chas Newby: no muy conocido, amigo de Pete Best, Newby fue sugerido por este como reemplazo ante la renuncia de Stu. Chas fue bajista de los Beatles durante unas pocas presentaciones en vivo, fundamentalmente a fines de 1960, y es posible que no haya sido tan malo, ya que John lo invitó a tomar parte de la segunda gira por Alemania. Con una visión del futuro realmente envidiable, Chas rechazó la invitación para quedarse estudiando en Liverpool…

- Tony Sheridan: Ud. ya debe saber que Tony era un cantante inglés de cierto recorrido en Hamburgo, y que grabó un disco que tuvo como banda ejecutora a unos tales “Beat Brothers”, conjunto formado por unos tales John, Paul, George y Pete Best (con una clarividencia notable, la discográfica cambió el nombre del conjunto ya que “Beatles” sonaba muy parecido a “Pidels”, palabra que se usa, en alemán vulgar, como plural de pene).
Tony es parte de la prehistoria de la banda, y solamente por esta cuestión de la grabación. Su nombre como “quinto Beatle” no tiene, en realidad, mayor sustento que ese.

- Brian Epstein: el primero de esta lista no ligado a la ejecución de música, pero indiscutiblemente una influencia sin la cual el grupo no hubiera transitado la historia de la manera en que lo hizo. Es casi imposible encontrar un aporte principal de Brain en la historia, porque casi todo lo que hizo fue importante para que el cuarteto llegara a ser, como él lo vaticinara varias veces, “mas grandes que Elvis”.
Tiene dudas sobre esta calificación de “quinto Beatle” para Brian? Bueno, el principal impulsor de la misma es nada menos que Paul McCartney, quien en vida del manager no se la hizo pasar precisamente fácil… aunque lo ha reivindicado muchas veces, tiempo después, rescatando de él todo lo bueno que hizo para que el grupo se conviertiera en un fenómeno internacional.
El fallecimiento de Brian fue el primer escalón en lo que sería, dos años después, la disolución del conjunto.

- George Martin: después de haber sido rechazados por cantidad de discográficas, George Martin les dio su primera oportunidad en serio para un contrato de grabación, estando a cargo de una división bastante menor en EMI. George les dio la guia necesaria cuando fue el momento, ayudaba a elegir el repertorio a grabar, a seleccionar los simples (algo muy importante en esa época), tocaba algunos instrumentos, se encargaba de los arreglos orquestales y daba cierta formalidad a las sesiones de grabación.
Su influencia fue muy marcada hasta la grabación de Sargent Pepper, a partir de lo cual la banda (especialmente Paul) comenzó a involucrarse cada vez mas en la producción (algo bastante inusual e impensado para la época).
Luego de ese album, la autoridad e influencia de George fue cada vez menor, hasta convertirse en casi una formalidad dentro del estudio.

- Neil Aspinall: según la literatura traducida en España, Neil era uno de los dos “managers de carretera” junto con Mal Evans. Los seis (los cuatro Beatles y estos dos) eran la parte mas interna del círculo exclusivo de los Beatles. Neil y Mal trascendieron la mera categoría de empleados, siendo amigos personales y compañeros de muchas circunstancias en la vida de la banda y de cada uno de sus integrantes.
En particular, Neil era el mas cercano por carácter y forma de ser.
Posteriormente fue un importante cargo ejecutivo de Apple, y fue el encargado de coordinar la producción de la serie “Anthology” mas de veinte años después de la separación del grupo (Mal Evans murió en 1976).
Su condición de “quinto Beatle” está ampliamente acreditada en el libro de Peter Brown, otro de los muy cercanos al cuarteto.

- Jimmy Nicol: a comienzos de junio de 1964 Ringo tuvo que ser operado por una amigdalitis, lo cual impidió que pudiera ser de la partida en una nueva gira. Sin intenciones de cancelar las fechas, Brian Epstein contrató a Nicol, quien fue parte del grupo hasta mediados de junio. Repuesto Ringo, volvió al grupo en Australia, terminando la gira tal como estaba programado.
Según Hunter Davies (biógrafo oficial de los Beatles), Jimmy tenía una frase-muletilla, que inspiró a Paul para un tema de Sargent Pepper: “it´s getting better”.

- Billy Preston: conocido de los Beatles por haber tocado en bandas teloneras durante las giras en Inglaterra, Billy Preston es el músico que toca teclados en las sesiones de la película Let it Be (también aparece en algún tema de Abbey Road). Llevado al estudio por sugerencia de George, al principio su presencia fue benéfica para la armonía del cuarteto aunque por poco tiempo: las tensiones ya se estaban haciendo insoportables preanunciando el fin inevitable.
John llegó a pensar en proponerlo como miembro estable de la banda, a modo de renovación de la misma, pero evidentemente la máquina estaba tan desgastada que no llegó a plasmar siquiera una sugerencia al respecto.
Billy Preston, gracias a los pocos meses que pasó con los Beatles en 1969, pudo grabar con ellos muchas canciones, alcanzando dentro de ellas un protagonismo bastante importante: como ejemplo vayan los solos en “Get back” y “Don´t let me down”.
Lo colocamos como candidato a “quinto Beatle” por haber sido el único músico que tocó con los cuatro durante una sesión en público (el “concierto en la azotea”).

Tiene su candidato para “quinto Beatle”? Espero sus comentarios.

Recuerde que, mas adelante, iremos contando la historia individual de cada uno de estos personajes, asi que por el momento hágame saber si me olvido de alguien…

P.D. del 26/10/09: he corregido un error en una fecha, ya que Chas Newby tocó con los Beatles a fines de 1960 y no a fines de 1961.

A quien visite este post, recomiendo leer los comentarios. En ellos, el lector Lucas ha hecho una sugerencia respecto a otro músico que, a su criterio, debería estar en la lista. En mi respuesta dejo establecido cual es mi criterio, asi que dejo a los lectores ver cual de los dos comparten.

A day in the life

Esta canción (una de las mejores de los Beatles, y definitivamente una de mis favoritas) es un “Frankestein” compuesto por partes de canciones que John y Paul tenían por separado y que cada uno desconocía del otro.

John tenía la primera y última parte, pero el faltaba el medio. Paul tenía un trozo de canción que no avanzaba. Con el espíritu de colaboración que en poco tiempo terminaría, vieron que lo de Paul encajaba, perfectamente, como parte media de lo ya elaborado por John.

Pura casualidad.

La grabación fue, posiblemente, una de las mas complejas de todas las de los Beatles porque implicó, entre otras cosas, dejar un espacio entre la primera parte de John y el medio de Paul para… algo que después se les ocurriría.

De esta manera, John grabó sus partes, dejando entre medio ese espacio, junto con el necesario para la parte media de Paul, quien grabaría su parte después.

Se entiende? El punto es que cuando le tocó el turno a Paul para grabar lo suyo, tenía un espacio limitado al final de los 24 compases libres para esa futura idea, y el comienzo de la última parte de John (que comienza con un “Aaaaahhhhhh”, si Ud. me entiende).

Tanto George Martin como Geoff Emerick insistieron mucho a Paul para que terminara su última línea (”I went into a dream”) de manera muy precisa, para no superponerse a lo que ya John tenía grabado.

Paul, perfeccionista como siempre, se esmeró en cumplir con este pedido.

Si Ud. presta atención, el “dream” que pronuncia Paul es casi un “dream-a”, como enfatizando la necesidad de cortarlo tajantemente antes del comienzo de la parte de John.

Hay varias cosas interesantes para compartir sobre esta canción, que iremos contando mas adelante.

La canción del día: Ticket to ride


Con la sana expectativa de que comience su día lunes de la mejor manera, le dejo aquí un videíto de una de las mejores canciones de los Beatles (definitivamente, una de mis preferidas): Ticket to ride.

Atribuída por John a sí mismo, años después Paul también reclamó su parte del crédito.

Es la primera canción de la discografía oficial de los Beatles en donde Paul toma el rol de guitarra líder, algo que se repetiría en unas cuantas otras oportunidades (como ya lo hemos comentado en este blog).

El videíto es claramente uno promocional, y se nota claramente que los Beatles están haciendo playback, especialmente en el caso de Ringo.

Ojalá que le haga pasar un buen momento!

Errores en canciones de los Beatles – A day in the life

Una de las mejores canciones (definitivamente una de mis favoritas) del mejor album de los Beatles tiene mas de un pifie.

Varios de ellos se encuentran en distintas páginas web, pero la totalidad figura en el magnífico libro de Geoff Emerick “Here, There and Everywhere”.

Los iremos contando de a poco, empezando por este:

Todavía en Sargent Pepper los Beatles trabajaban como equipo, especialmente Paul y John. La canción “A day in the life” es de John, pero contó con cantidad de aportes de Paul, incluyendo la totalidad de la parte media (de la que hablaremos mas adelante) e ideas para las dos partes orquestales que caracterizan a la canción.

Paul llegó un día con una idea para el final: un único y tremendo acorde de piano que no terminara nunca.

Como tantas otras ideas en canciones de Revolver y Sargent Pepper, esta establecía un desafío para el productor e ingeniero de sonido (George Martin y Geoff Emerick respectivamente), ya que la tecnología vigente hasta el momento era ciertamente limitada para casi todos los deseos de los Beatles.

Finalmente llegaron a una solución.

El “tremendo acorde” se iba a lograr por el simple trámite de tocar, al mismo tiempo, varios pianos al mismo tiempo.

La persistencia del acorde (que no debía terminar nunca) se lograría incrementando la ganancia de los micrófonos a medida que el sonido de los instrumentos fuera decreciendo.

Consiguieron seis pianos pianos de los cuales se usaron cuatro (entre ellos el que usaba el músico argentino Daniel Baremboim). John, Mal Evans, George Martin usaron uno cada uno. Ringo y Paul (que lo supervisaba debido a la falta de habilidad del baterista con el teclado) se pararon atrás de otro.

Se pararon, digo, porque los cinco ejecutantes tocaron el acorde, al mismo tiempo, de pie a fin de incrementar la fuerza del sonido.

Después de varios intentos se logró la toma final.

Decía antes que para lograr que el sonido perdurara, Geoff Emerick tuvo que ir subiendo gradualmente la ganancia de los micrófonos: obviamente que todos los presentes sabían esto, y también sabían que no debían producir el mas mínimo sonido fuera del acorde coordinado, ya que la excesiva sensibilidad del micrófono captaría y magnificaría el resultado.

Y ocurrió el pifie.

Si escuchan este último acorde (preferentemente en la versión de la canción en CD), al final del mismo se escucha, claramente, el sonido que se le escapó a Ringo cuando, cambiando de posición, hizo crujir casi imperceptiblemente a uno de sus zapatos.

Obviamente el crujido fe imperceptible, salvo para el sensible micrófono cercano al piano, cuya ganancia ya había sido incrementada al máximo.