Archivo para la categoría ‘John’

Una poesía

I remember a time when
everyone I loved hated me
because I hated them.
So what, so what, so fucking what

I remember a time when
belly buttons were knee high,
when only shitting was dirty
and everything else
clean and beautiful

I can´t remember anything
without a sadness so deep that it hardly
becomes known to me.
So deep that its tears
leave me as a spectator
of my own stupidity.

And so I go rambling on
with a hey nonny nonny no

Escrito por John Lennon, a sus 20 años, en una carta a Stu Sutcliffe.

Hofner Senator 1958: una guitarra de John Lennon


Un comentario de Fer-stone los otros días me hizo buscar sobre subastas de instrumentos de los Beatles.

Resulta ser que hace pocas semanas se vendió una guitarra de John, que se muestra en la foto.

Este instrumento, número de serie 4697, es una guitarra Hofner Senator de 1958 que John compró en Liverpool alrededor del la época en la que viajaron a Hamburgo por primera vez, y que rara vez uso en vivo y nunca (que se sepa) en grabaciones.

En algún momento de 1963 John le regaló esta guitarra a Mal Evans, pero no consta en los artículos que leí si el instrumento fue vendido por los herederos del fiel roadie de los Beatles.

Las dos únicas evidencias que se presentaron para justificar que la guitarra era de John fueron una foto de él tocando un instrumento similar, y una carta de George dirigida a Lily Evans (viuda de Mal) testificando que la Hofner perteneció a su amigo.

Con solamente este soporte, la guitarra se vendió el 1ero de Julio pasado por 205.000 libras (unos 330.000 dólares)…

Because, un mito de John Lennon

En cantidad de reportajes John ha contado la historia de cómo compuso la hermosa canción “Because”, del lado “B” de Abbey Road (una de las mejores canciones de los Beatles y, definitivamente, una de mis favoritas).

En su historia, resulta que Yoko estaba tocando en el piano la sonata “Claro de Luna” de Beethoven, cuando John, que se hallaba tirado en un sofá cerca, le pidió que tocara los mismos acordes pero al revés.

Yoko lo hizo, y de esa manera John tuvo la base de la canción que, tiempo después, Paul y George consideraron la mejor canción de Abbey Road.

En una linda historia, que deja a John con el liderazgo en la composición de la canción, al mismo tiempo que destaca la habilidad ejecutora de piano de Yoko y su contribución en esta pequeña obra maestra.

Todo muy lindo, pero bastante improbable.

Para comenzar, es dudoso que la habilidad de Yoko con el piano le haya permitido, asi nomás, tocar una canción al revés sin práctica previa (el primer movimiento de “Claro de Luna” no es especialmente difícil, a diferencia del segundo, pero aun asi hay que tenerla muy clara para poder tocar una canción al revés asi, de una).

Pero por si acaso, hay un estudio de Dominic Pedler en su libro “The songwriting secrets of the Beatles” que demuestra, muy exhaustivamente, que los acordes de “Claro de Luna” no tienen nada que ver con “Because”, ni al derecho ni al revés.

Bueno… al derecho, en realidad, hay una cierta cadencia que puede despertar cierta reminiscencia… y un tono que podría sugerir cierta inspiración por parte de John…

Resumiendo: es posible, como sugiere Pedler, que John sencillamente se haya inspirado en esa gran sonata para elaborar su hermoso tema, y que Yoko le haya dado una mano en la estructuración de los acordes.

De paso, recomiendo este libro, pero con el cuidado de hacerles saber que su base técnico-musical es muy grossa (de hecho, excede la mia).

Nada de esto quita que “Because” haya sido, tal vez, uno de los últimos momentos mágicos en una grabación de los Beatles.

Por momentos, John, Paul y George trabajaron en las armonías cantando los tres frente al micrófono (tres sobregrabaciones del trío se superpusieron para generar un efecto de nueve voces), con luces tenues para acentuar la atmósfera intimista, con el resultado de haber recuperado, durante pocas horas, el mismo espíritu de grupo que los llevara a hacer historia en la música del mundo.

La canción del día (solista): Yer blues


Dedicada a Fer-Stone y Juan Pablo, conocidos fanáticos de los Rolling, esta canción tiene el expreso objetivo de que su comienzo de fin de semana sea de lo mejor.

Técnicamente, esta versión de “Yer Blues“, posiblemente una de las mejores canciones de los Beatles y, definitivamente, una de mis favoritas, puede catalogarse como solista de John, ya que es un evento en el que presenta sin el resto de la banda y, de hecho, aparece como el líder de un grupo muy particular.

Efectivamente, John presenta en este video a un grupito llamado los “Dirty Mac“, formado por él y Eric Clapton (en ese momento estrella de Cream) en guitarras, Keith Richards (me imagino que sabrá de qué grupo) en bajo y Mitch Mitchell (The Jimmy Hendrix Experience).

Creo (tal vez alguien pueda ratificarlo o rectificarlo) que el nombre del grupo es una especie de burla a Fleetwood Mac… pero no estoy seguro.

John fue invitado por los Stones para participar en un proyecto llamado “The Rolling Stone Rock and Roll Circus”, que se grabó a mediados de diciembre de 1968. El evento contó con la presencia de otras importantes bandas, como Jethro Tull y The Who, pero finalmente no llegó a emitirse por TV por diferentes motivos.

Los Dirty Mac tocaron un segundo tema, “Whole lotta Yoko” pero creo que puedo disculparlos de escucharlo aquí.

Me gusta, especialmente, la forma en la que se tratan Mick y John al principio: Winston y Michael, respectivamente.

La canción del día: Ticket to ride


Con la sana expectativa de que comience su día lunes de la mejor manera, le dejo aquí un videíto de una de las mejores canciones de los Beatles (definitivamente, una de mis preferidas): Ticket to ride.

Atribuída por John a sí mismo, años después Paul también reclamó su parte del crédito.

Es la primera canción de la discografía oficial de los Beatles en donde Paul toma el rol de guitarra líder, algo que se repetiría en unas cuantas otras oportunidades (como ya lo hemos comentado en este blog).

El videíto es claramente uno promocional, y se nota claramente que los Beatles están haciendo playback, especialmente en el caso de Ringo.

Ojalá que le haga pasar un buen momento!

La canción del lunes: We can work it out

Con la esperanza de poder ayudar a que empiece bien su lunes, le dejo aquí un video una de las mejores canciones de los Beatles (definitivamente, una de mis favoritas): We can work it out.

El video es, en realidad, una compilación de por lo menos dos muy conocidos, y tienen el mismo denominador común: las monigotadas de John que hacían que Paul se partiera de risa.

La canción es casi toda de Paul, salvo una contribución de John en el estribillo: “life is very short, and there is no time for fuzzing and fighting, my friend”.

Ojalá la disfrute !

La canción del lunes: Two of us


Con el expreso objetivo que Usted comience bien su lunes, le dejo aquí el video de una de las mejores canciones de los Beatles (definitivamente, una de mis favoritas).

Grabada entre el 24 y 31 de enero de 1969 durante las sesiones de Let it be, esta canción habla, específicamente, de la relación entre Paul y Linda, aunque pueda vislumbrarse alguna referencia sobre Paul y John (”you and I have memories longer than the road that streches out ahead…“).

Two of us fue compuesta por Paul casi en su totalidad, durante una salida de fin de semana con Linda. En la casi mayoría de sus canciones, Paul llegaba al estudio con una idea muy aproximada de lo que quería y cómo lo quería, pero Two of us es un ejemplo de otra forma de trabajar: probando distintas opciones de ritmos e instrumentos, hasta llegar a un formato que le conformara.

En una muestra de cómo era este proceso creativo les muestro aquí abajo una de las primeras versiones en las que trabajaron:

Mucho mas rápida y energética, por sugerencia de John, la canción evolucionó hacia lo que Paul tenía en mente desde un principio, hacia la que finalmente, el 31 de enero, quedó registrada para el album “Let it be”.

Los nombres de los Beatles

Esto no es una curiosidad, pero resulta que he visto que varios accesos a este blog vienen de gente que consulta, a través de buscadores, los nombres completos de los Beatles.

Pues bien, los mismos (con su apodo, fecha de nacimiento y partida) son:

James Paul McCartney (18 de junio de 1942)
John Winston Ono Lennon (como conté antes, el “Ono” es un agregado legal, 9 de octubre de 1940 – 8 de diciembre de 1980)
George Harrison (25 de febrearo de 1943 – 29 de noviembre de 2001)
Richard Starkey (Ringo, 7 de julio de 1940)

Deberíamos sumar a la lista, porque fueron Beatles en su momento, a:

Stuart Fergusson Victor Sutcliffe (Stu, 23 de junio de 1940 – 10 de abril de 1962)
Randolph Peter Best (Pete, 24 de noviembre de 1941)

El número de la suerte de John

Son varias las referencias que John ha hecho respecto a que el 9 era su número de la suerte.

Nacido un día 9 de Octubre, el número aparece varias veces en su obra.

Para los Beatles, compuso “Revolution#9″ y “One after the 909″

Como solista, grabó el tema “Dream#9″.

Cambió su nombre de bautismo, John Winston Lennon, por John Ono Lennon, asi como Yoko llevó el suyo a Yoko Ono Lennon. Además de la mutua demostración de amor, la suma de las letras “O” de ambos nombres, sumadas, da 9 (en realidad su nombre, legalmente, era John Winston Ono Lennon, pero el quitaba el Winston).

También suman 9 las letras de sus álbumes “Rock n Roll” y “Mind games”. Otras coincidencias simpáticas son que Liverpool (su ciudad natal) y el apellido de su mejor amigo de la juventud, McCartney, suman la misma cantidad.

Su hijo Sean nació, como él, un día 9 de octubre. A pesar de una serie de especulaciones respecto a Yoko anticipando su nacimiento (Sean tendría que haber nacido en noviembre), actualmente no hay dudas respecto a un parto anticipado por la edad de Yoko y sus antecedentes de pérdidas de embarazos.

El dichoso número aparece asociado al fin de su vida.

El Dr. Stephan Lynn lo pronunció muerto a las 11.07pm, según consta en el certificado de defunción. La suma de estas cifras da 9.

John cayó víctima de los disparos de Mark Chapman el día 8 de diciembre de 1980, 9 años después de haberse mudado a New York, en donde vivía en el departamento 72 (7+2=9) del edificio Dakota.

En Liverpool ya era día 9.

(P.D. del día 7 de marzo: si buscan en Internet van a encontrar varias referencias al vínculo entre John y el número 9. Me parece que nadie se dio cuenta de la que sigue en su dibujo a los 11 años:

notaron el número en la espalda del jugador?.