Archivo para la categoría ‘Familia’

De padres e hijos: Alf Lennon, padre de John

El marinero bajó del barco junto con sus amigos, con el mejor de los humores y expectativas respecto al puerto en donde habían atracado. Una ciudad moderna, algo de dinero en los bolsillos y diversión asegurada estaban en el norte inmediato de quienes habían estado viajando a lo largo de algunas semanas cumpliendo funciones dentro de un barco británico de la Royal Mail.

Quedaría muy bien a los fines de esta crónica contar que el marinero pensó por lo menos durante unos minutos, con cierta nostalgia, en su pequeño hijo en la lejana Liverpool. Pero, seguramente, es muy posible que la realidad no haya sido esa.

De carácter afable, alegre y despreocupado, el marinero hacía meses que no veía al pequeño, en gran medida por culpa de las cirscunstancias de su trabajo: las personas que cubrían servicios en buques para la Inglaterra de aquella época debían estar a disposición de cualquier llamado para viajar casi sin aviso previo por semanas.

Luego de una breve recorrida por las calles céntricas, el grupo de compañeros se dirigió a un local bailable. El plan, repetido pero no por ello menos atrayente, era pasar en el sitio hasta el día siguiente en compañía de tragos y señoritas locales para mitigar en parte la larga travesía.

Algo interrumpiría el plan: en cierto momento una redada policial interrumpió la diversión. La policía local, en una inspección de rutina, solicitó documentos a todos los presentes. La acción del dueño del local no pudo o no qiuso impedir la pesquisa, ya que la misma parecía muy tranquila.

De hecho lo fue. Nadie fue molestado demasiado, salvo el marinero de nuestra historia. Al presentar sus documentos, la policía local malinterpretó su nombre y lo asoció con el de un delincuente buscado en la ciudad.

La noche del marinero, y de hecho casi toda su estadía en tierra, terminó en la carcel local hasta tanto se clarificaran sus antecedentes. Fueron dos noches detenido que si bien contaron con un trato relativamente cordial, llevaron lejos sus sueños de placenteras horas de diversión y esparcimiento.

Allí, detenido, es mas que probable que el marinero haya pensado en su familia, movido por la melancolía de las expectativas truncas. Además, apuesto a que no pudo dejar de pensar en todos los contratiempos que lo habían acechado durante su vida, muchos de los cuales habían conspirado para alejarlo de su ser mas querido.

Su hijo John Winston.

La historia de Alfred “Alf” Lennon es bastante insólita independientemente de haber sido el padre de uno de los mayores ídolos del rock de todos los tiempos, y está plagada de curiosidades e historias insólitas que bien podrían merecer un libro por derecho propio. Iremos contando alguna con el paso del tiempo.

Su relación con John es poco conocida, y muchos de los hechos que trascendieron al público han sido contados directamente por John. Es una lástima que John no haya contado las cosas exactamente como fueron, ya que, por un lado no las conocía correctamente, y por el otro siempre guardó un fuerte resentimiento contra el hombre que, equivocadamente, pensaba que había abandonado a él y a su madre Julia.

Es también una lástima que no se sepa, o que John no haya tenido en claro, que una de las personas que él mas quería había sido una de las culpables directas de su crecimiento sin figura paterna.

De todas maneras, el mismo Alf es culpable de varios de los motivos por los que el alejamiento de John se consolidó hasta ya comenzada la Beatlemanía. Una serie de hechos, algunos fortuitos (como el que se relata al comienzo de este post) y otros mas culposos atentaron contra su carrera en la marina y contra su posibilidad de estabilizarse y sentar cabeza.

La anécdota del comienzo no puede, ni quiere, echar la culpa del alejamiento entre padre e hijo a la policía de aquel país, aunque sin dudas puso un pequeño ladrillo en la pared: a su regreso Alf solamente pudo encontrar trabajo en el buque Dominion Monarch como limpiador de zapatos, primero, y como custodio de la platería después.

Muy poco para presentarse ante la exigente familia Stanley, custodios de John, y reclamar con la cabeza en alto su derecho a ser parte de la vida de su hijo.

Nuevamente, lo ocurrido en esa lejana ciudad contribuyó a dar un empujoncito mas en una historia complicada.

Pequeño empujoncito, casi nada, comparado con tantos otros sueños e historias que se truncaron en la ciudad-puerto de Buenos Aires, en la Argentina.

Lucy in the sky with diamonds

Picture yourself in a boat on a river,
with tangerine trees and marmalade skies…
Somebody calls you, you answer quite slowly,
a girl with kaleidoscope eyes.
Cellophane flowers of yellow and green,
towering over your head.
Look for the girl with the sun in her eyes,
and she’s gone.

Lucy in the sky with diamonds.
Lucy in the sky with diamonds.
Lucy in the sky with diamonds.

Follow her down to a bridge by a fountain
where rocking horse people eat marshmellow pies.
Everyone smiles as you drift past the flowers,
that grow so incredibly high.
Newspaper taxis appear on the shore,
waiting to take you away.
Climb in the back with your head in the clouds,
and you’re gone.

Lucy in the sky with diamonds,
Lucy in the sky with diamonds.
Lucy in the sky with diamonds.

Picture yourself on a train in a station,
with plasticine porters with looking glass ties.
Suddenly someone is there at the turnstyle,
the girl with the kaleidoscope eyes

Lucy in the sky with diamonds.
Lucy in the sky with diamonds.
Lucy in the sky with diamonds.

La historia de esta canción, una de las mas emblemáticas del que es calificado por muchos como el mejor album de los Beatles, ya es bastante conocida. Un dibujo, que se muestra abajo, dicen que fue la representación que Julian (hijo de John) hizo de Lucy O´Donnell, su traviesa compañera de juegos en el jardín de niños.

Lucy contaría que ella y Julian eran dos chiquitos muy energéticos, simpática manera de decir que tenían cierta tendencia al desenfreno superior a la media de su edad.

Salvo un encuentro esporádico durante un concierto de Julian, no volvieron a verse ni a tener contacto hasta principios de este año (abril o mayo), cuando Julian se enteró que Lucy estaba gravemente enferma.

Hay gente que consideró importante discutir el supuesto doble sentido del título de la canción de John (de la que participó bastante Paul), pero sinceramente creo que eso tiene muy poca importancia.

Tampoco es muy relevante que la pequeña Lucy, la de verdad, no haya tenido ojos de calidoscopio. La sonrisa en la foto, por si sola, hubiera justificado toda la poesía de la canción.

Dicen por ahí que el martes pasado Lucy, la de verdad, volvió al cielo en donde alguna vez la vio Julian.

Madre hay una sola

Resulta ser que el atún rojo sellado, como lo preparan acá*, es espectacular.

La técnica del sellado es sencilla: se toma el atún, se lo unta con aceite de oliva y se lo pone en la sartén dos o tres minutos por lado.

Nada mas que eso.

Queda cocido por fuera, y maravillosamente crudo por dentro, dando una combinación de sabores que puede complementarse idealmente con una crema de espinacas.

La combinación de este plato con un buen vino Syrah ha sido calificada, por conspicuos círculos teológicos, como una prueba irrefutable e incuestionable de la existencia de Dios.

Pensaba en esto mientras venía, y recordaba cuanto hacía renegar a mi madre para comer el pescado que, inevitablemente, nos preparaba una vez por semana durante mi infancia.

Las madres son así, crueles y desalmadas al momento de torturar gastronómicamente a los niños, y la mia es muy madre, vio**?

Hablando de madres, y habida cuenta que estoy en falta con el post de hoy, se me ocurrió recordar algo curioso.

Meses atrás vimos como algunas esposas de los Beatles cantaron en algunos temas y como algunos amigos influyeron o aportaron en algunas letras de canciones.

La pregunta, hoy, es qué madre de un Beatle contribuyó con una línea en una canción. Obviamente, apreciaremos si nos dice en qué canción dejó su huella, y la frase que sugirió.

Como corresponde a una madre, apuesto a que la frase será dulce y amorosa…

Ayudita: la canción habla de un animal que no es un pescado, y se encuentra en un lugar del disco rodeada de otros dos animales.

*: “acá” es Santiago de Chile.

**: mentiras, mi mamá es espectacular.

Canciones en donde cantan esposas de los Beatles

“Phil Spector colocó coros femeninos en mis canciones sin mi autorización. Cómo pueden imaginarse canciones de los Beatles con voces femeninas?” – dijo una vez, indignado, Paul McCartney.

Evidentemente Paul no estaba bien de la memoria, porque hay muchos registros de mujeres participando en grabaciones de los Beatles.

Para comenzar, armemos la lista de las canciones en donde participan algunas de las esposas:

- All you need is love: entre tantas personas que participaron en la grabación estuvieron Jane Asher (no era esposa de Paul, pero casi, asi que es la única autorizada a estar en esta lista) y Patti Boyd-Harrison.
- Revolution number 9: contó con la contribución de Yoko en coros y efectos especiales.
- Yellow submarine: tiene, en coros, a Patty Boyd-Harrison.
- The continuing story of Bungalow Bill: tiene a Yoko cantando una línea, grabando coros, y a Maureen Cox-Starr en coros también.
- Let it be: en una de las últimas sesiones de grabación de la historia de los Beatles como grupo, Linda Eastman-McCartney grabó coros.

Hasta aca llego por el momento. No tengo registros de Cinthia Lennon en las canciones, pero tal vez alguno de Ustedes me sorprenda…

Los hijos de los Beatles

Todos los Beatles han tenido matrimonios formales con una o mas esposas cual buenos hijos de clase trabajadora de Liverpool que eran.

Todos han tenido hijos e hijas y han sido (salvo un caso en particular) padres dedicados y cuidadosos.

La lista de los hijos de los Beatles comienza con:

John: fue padre de Julian (8 de abril de 1963) y de Sean (9 de octubre de 1975, el mismo día que John).

Julian Lennon y Cynthia Powell


Dhani Harrison y Sean Lennon

George: tuvo un solo hijo con Olivia Arias llamado Dhani (1 de agosto de 1978)

Paul: adoptó a la hija de Linda, Heather Louise (31 de diciembre de 1962) y luego fue papá de Mary Anna (28 de agosto de 1969), Stella Nina (13 de setiembre de 1971) y James Louis (12 de setiembre de 1977), todos con Linda. De su matrimonio con Heather Mills nació Beatrice Milly (28 de Octubre de 2003).

Stella y Mary Anna

Ringo: con Maureen fue papá de Zak (13 de setiembre de 1965), Jason (19 de agosto de 1967) y Lee (17 de noviembre de 1970).


Zak Starr

Jason y Ringo Starr

Yoko Ono

Yoko es la única esposa de los Beatles, y por ende la única mujer, que cantó sola una línea completa en una canción de la discografía oficial del grupo hasta 1970.

En la canción “The continuing story de Bungalow Bill” del album The Beatles (mas conocido como el White Album), Yoko (en ese momento todavía novia de John) canta, con voz de niño:

Not when he looked so fierce“.

Otra esposa, Maureen Starkey, participó de los coros en esta canción.

Maureen Starkey, esposa de Ringo Starr

De las cinco mujeres que fueron esposas de los Beatles durante su existencia como banda, Maureen Cox fue la única verdaderamente fan del grupo antes de su ascenso a la fama (Cinthia Lennon conoció a John desde la época de estudiante, pero nunca fue una fan estrictamente, ni siguió los rituales de estas, como sí lo hizo Maureen).

Maureen nunca perdió su espíritu de fanática. Como comentamos en un post anterior, es su voz la que se escucha al final de la canción “Get Back” del album Let it Be, motivando el agradecimiento de Paul (”Thanks Mo”).

Junto con Yoko Ono, fueron las dos esposas de los Beatles presentes en la azotea aquel día 30 de enero de 1969.

A pesar de haberse divorciado de Ringo en 1975, con quien tuvo tres hijos, mantuvieron una excelente relación entre ellos que permitió mantener un esquema familiar relativamente sólido (dentro del estandar Beatle, por supuesto).

Tuvo un cuarto hijo con su segundo esposo.

Hay mucha información sobre Maureen en la Web, para quien quiera conocer mas sobre su vida.

Como en este blog trato de trabajar sobre las curiosidades, o cosas menos conocidas, le dejo un hecho simpático.

Maureen fue la única de las cinco esposas que tuvo que ver, sentimentalmente, con mas de un Beatle.

En efecto, antes de haberse casado con Ringo, Maureen fue novia de Paul durante un muy breve periodo de tiempo (el mismo Paul reveló este hecho no hace mucho tiempo atrás*).

Luego de casada, y en ocasión de una salida con los Harrison, George, ligeramente pasado de copas o drogas, reveló a los gritos que estaba enamorado de Maureen.

Tiempo después, tuvieron un “affaire”, según revela Patti Boyd, esposa de George en ese momento.

Maureen falleció en Diciembre de 1994, a los 48 años, por causa de una leucemia.

Sus cuatro hijos, su mamá, su esposo Isaac y Ringo estuvieron presentes para acompañarla en ese momento.

*: Juan Pablo acerca el dato, que agradecemos, que el tema “Little Willow” del album Flaming Pie de Paul, fue dedicado a Maureen. Como siempre, gracias Juan Pablo!

Esposas de los Beatles (I) – Respuesta

Las esposas de los Beatles que son mencionadas en distintas grabaciones son:

Maureen Cox, esposa de Ringo. Al fin de la canción “Get Back“, del album Let it Be (de 1970), se escucha un grito de mujer, al cual Paul responde “Thanks Mo!”. Obviamente, “Mo” es el diminutivo de Maureen (que se pronuncia “Morín”) que usaban los Beatles para nombrarla.

Yoko Ono, esposa de John (aunque no lo era al momento que voy a referir). En la canción “Julia“, John dice “Ocean child” (niña del océano).

Yoko traducido al español, es precisamente “Niña del océano”.

John mismo dijo que la canción fue escrita tanto pensando en su madre Julia, como en Yoko Ono, quien sería su esposa aproximadamente un año mas tarde.

P.D.: No incluyo en esta lista “The ballad of John and Yoko”, porque Yoko no es nombrada en ningún momento.

Esposas de los Beatles (I)

Durante su tiempo como banda, los Beatles celebraron cinco matrimonios y un divorcio (ok, supongamos que un divorcio se celebra).

Ringo se casó con Maureen Cox.

George con Patty Boyd, luego esposa de su gran amigo Eric Clapton.

Paul cayo en las garras de Linda Eastman.

John se casó primero con Cynthia Powell y luego de divorciarse, con Yoko Ono.

Las cinco esposas son objeto de cantidad de anécdotas, algunas de las cuales iremos compartiendo mas adelante.

También, alguna de ellas fue fuente de inspiración para distintas canciones (tanto de los Beatles como de otros compositores).

Por el momento, y a título de curiosidad, le dejo una adivinanza:

Dos de las señoras mencionadas mas arriba han sido nombradas en alguna grabación de los Beatles.
(noten Uds. que uso la palabra “señoras” y “grabaciones”, en lugar de “esposas” y “canciones”. Esto es una pista).

Se animan a encontrar a quiénes nombran y en qué disco?

La respuesta, el lunes.