Archivo para la categoría ‘Eleanor Rigby’

Eleanor Rigby: la canción del día


Buen día… Este videíto de “Eleanor Rigby”, una de las mejores canciones de los Beatles (definitivamente una de mis favoritas), tomado de la película “Yellow Submarine”, tiene como principal objetivo el de desearle un buen comienzo de semana.

Sabrá disculpar Ud. la no muy buena calidad del video, pero ciertamente no me dirá que la canción es mala. De hecho, posiblemente sea una de las “canciones insignia” de los Beatles, tanto por su melodía, su arreglo pseudo-clásico y su letra bastante poco habitual.

“Eleanor Rigby” se destaca, también, por otras cosas que son el objeto de este post.

Para comenzar, es una de las dos canciones en donde John y Paul discrepan largamente respecto a quién tuvo mas peso como compositor (la otra es “In my life”). Según Barry Miles, en la preparación de su libro sobre la vida de Paul (Many years from now), encontró que John había declarado haber escrito al menos un 70% de la letra. Preguntado Paul, refutó esto diciendo que, por el contrario, recordaba ser dueño del 80% de la autoría.

Repasando un poco la historia del tema es posible clarificar las cosas y, finalmente, darle mayor crédito a una de las dos versiones. La siguiente investigación ha sido llevada a cabo por la Sub-comisión de Asuntos Ligeramente Irrelevantes de este blog, presidida por el Honorable Octopus (y conformada solamente por él) la cual, luego de reñida discusión, ha llegado a las siguientes conclusiones:

- que no hay dudas (de hecho hay testigos que lo avalan) de que la melodía es 100% de Paul. También se sabe que, como en otras canciones cuya historia contamos tiempo atrás (Yesterday, Get back), Paul jugó por un tiempo con una letra totalmente distinta.

- que en el libro mencionado mas arriba recuerda que la primer estrofa era:

Ola Na Tungee
blowing his mind in the dark
with a pipe full of clay
No one can say

- que el susodicho Sr. McCartney aduce que poco tiempo después aparecieron en su cabeza, sin una conexión evidente con algo en particular, las palabras “Picks up the rice in the church when a wedding has been“. Quedaban bien, y le permitieron buscar un contexto con mayor significado, al cual la imágen de una señora mayor, solitaria, venía como anillo al dedo.

- que con gran parte de la canción casi lista, el Sr. McCartney se reunió con aquellos a los que refiere como “sus amigos”, John, George y Ringo (ninguno de mi conocimiento, doy fe) en presencia de testigos (Pete Shotton, viejo secuaz del tal John, masculino, de unos 24 años de edad, comerciante de la norteña ciudad de Liverpool).

- que en el transcurso de una reunión con los anteriormente citados se ponderaron distintos cursos de acción para continuar el tema en cuestión. No queda claro cómo, pero aparece en los versos un tal “Father McCartney”, que el Sr. John sugiere, enfáticamente, conservar. El Sr. McCartney se niega, también enfáticamente, dado que su padre biológico, Jim, portaba al momento el mismo apellido, y el mensaje transmitido por la canción podía dar lugar a entendidos no deseados. No consta que el Sr. Jim haya sido consultado, pero podemos afirmar que la cosa le hubiera importado menos que uno de los tantos cacahuates que circulaban por Liverpool en esos años.

- testigos de la reunión indican, casi sin lugar a dudas, que el Sr. George sugirió la línea “Ah, look at all the lonely people” y que el Sr. Ringo fue el perpetrador de la idea por la cual el “Father McKenzie” (nombre finalmente tomado de una guía telefónica) escribiría sermones que nadie escuchaba y que repararía sus media durante las noches.

- que el testigo Sr. Shotton ha declarado, en un libro de su autoría, que este tema es una “típica composición Lennon-McCartney” en donde Lennon casi no tuvo participación“.

- que el nombre de la víctima (dado que la misma expira en algún momento entre la segunda y tercera estrofa) fue obtenido de la combinación de un nombre inspirado por la bonita actríz Eleanor Bron, que participara junto con los anteriormente mencionados en una cinta cinematográfica de nombre Help!, y de un apellido sagazmente enajenado a una tienda (”Rigby and Evens”) convenientemente localizada a pocos metros del teatro en donde el Sr. McCartney solía esperar a su prometida (la actríz Jane Asher).

- que años después fue encontrada la tumba de una tal Eleanor Rigby en la parroquia de Saint Peter, cita en Woolton (Liverpool). Este dato podría pasar desapercibido por muchos por no para esta Sub-comisión, ya que en esa misma parroquia fue en donde se conocieron, en 1957, los citados Srs. John y Paul, dando comienzo a una relación que entendemos merecería ser desarrollada en un blog como la gente. La fecha en la que el espíritu de la Sra. Rigby decidiera dejar su cuerpo físico se establece en 1939.

- que el Sr. McCartney ha declarado no recordar haber tomado conocimiento de esta tumba, aunque supone que pudo haberla visto en alguna de las varias visitas que hiciera a este sector junto con sus cómplices Lennon y Harrison (todas ellas con fines poco claros, pero posiblemente relacionados con cierto desapego a la asistencia formal a clases), quedando la referencia convenientemente sepultada en algún lugar de lo que él ha dado en llamar su “subconciente”.

- que no se conoce a ciencia cierta la causa del deceso de la Sra. Rigby, pero que ha llegado a oídos de esta Sub-comisión una versión en la cual la misma pudo deberse a un lamentable y muy extraño accidente mientras bañaba a su perro “Chuckles”.

- que desde el año 1982 la ciudad de Liverpool alberga, en la intersección de las calles Mathew y Stanley, una estatua erigida en conmemoración de la difunta Sra. Rigby.

Visto y considerando la información presentada en este escrito, la Sub-comisión de Asuntos Ligeramente Irrelevantes dictamina que:

- la autoría de la canción es, efectivamente, del Sr. McCartney en un porcentaje no menor al 80% por él referido en su autobiografía-confesión redactada por el Sr. Barry Miles.

- que esta Honorable Sub-comisión investigará los detalles hasta las últimas consecuencias y caiga quien caiga (al estilo argentino, es decir, por no mas de 48 horas o hasta que el público se distraiga primero, lo que ocurra antes). Para ello, aceptará donaciones en metálico de los lectores de este blog, a fin de solventar los gastos que devengan de un viaje a Liverpool (con escala previa y posterior en Maui) a fin de constatar personalmente los hechos que aquí se enumeran.

- que, sin detrimento de lo anteriormente expuesto, está seguro que Uds. disfrutarán de esta canción que es, de por sí, un temazo de aquellos.