Archivo para la categoría ‘Canciones de los Beatles’

La canción del día (solista): No more lonely nights

Buenas, buenas… Que bueno sería que este videíto aporte para que su comienzo de fin de semana sea, en lo posible, mucho mejor!

No more lonely nights fue un tema incluído en la película Give my regards to Broad Street, que Paul escribió, protagonizó y coprodujo en 1984. La peli fue un fracaso comercial, si bien la banda de sonido fue candidata a premios importantes y muy reconocida.

Como película no vale mucho. Un argumento bastante pobre, diálogos elementales y actuaciones que dejan bastante que desear (Paul, Ringo, Barbara Bach, Bryan Brown) la ponen a años luz de, por ejemplo, The Wall.

Pero creo que en realidad, hay que verla como una sucesión de clips, cada uno de los cuales tiene una canción de Paul (Beatles, Wings, época solista) con una ejecución y sonidos impecable. Para el tema de hoy, la guitarra solista es tocada por nada menos que David Gilmour, gran amigo de Paul y colaborador de él en algún otro proyecto musical.

Es, y no está nada mal, lo que Paul hace mejor y como pocos: puro entretenimiento.

Total, si queremos The Wall… podemos ver The Wall, no?

Ojalá disfrute el video!!

La canción del día: Act naturally


Bueeenas… El lunes ha empezado, querramos o no, asi que nos corresponde a nosotros hacernos cargo. De mi parte, solamente desearle un buen comienzo de semana con este tema, grabado por los Beatles en su album “Help!”.

No es esta una composición de los Beatles. El tema pertenece a John Russell y Voni Morrison y fue grabado por Buck Owens en 1963. La versión de los Beatles surge como un tema de relleno para el album que se editaría con la banda de sonido de la película “Help!”, ideal para el estilo de Ringo (que es un amante del género country).

Siendo que la costumbre de los Beatles era que su baterista grabara al menos un tema por album, la inclusión de “Act naturally” era necesaria ya que Ringo todavía no tenía temas propios y John y Paul no pensaron en alguno para darle.

Les dejo la letra, que es muy simpática. Además, preanuncia lo que unos años después sería el interés de Ringo: la carrera cinematográfica.

“They’re gonna put me in the movies
They’re gonna make a big star out of me
We’ll make a film about a man that’s sad and lonely
And all I gotta do is act naturally

Well, I’ll bet you I’m gonna be a big star
Might win an Oscar you can never tell
The movies gonna make me a big star
‘Cause I can play the part so well

Well I hope you come and see me in the movies
Then I’ll know that you will plainly see
The biggest fool that ever hit the big time
And all I gotta do is act naturally

We’ll make the scene about a man that’s sad and lonely
And beggin down upon his bended knee
I’ll play the part but I won’t need rehearsin’
All I have to do is act naturally

Well, I’ll bet you I’m gonna be a big star
Might win an Oscar you can never tell
The movies gonna make me a big star
‘Cause I can play the part so well

Well I hope you come and see me in the movies
Then I’ll know that you will plainly see
The biggest fool that ever hit the big time
And all I gotta do is act naturally”

Que lo disfrute!

La canción del día: Love me do

Buenos días… Ojalá que este lunes feriado en Argentina los encuentre con ganas de escuchar un temita de los Beatles.

“Love me do” (de los mejores temas de los Beatles y, definitivamente uno de mis favoritos) fue lanzado al mercado inglés el 5 de octubre de 1962, cerca de 47 años atrás. Fue el primer simple del grupo, cuya cara B tenía otro tema original Lennon-McCartney: “PS I love you”.

Elegí “Love me do” porque es una canción que tiene algunas curiosidades, y este video en particular tiene una.

La primer curiosidad es relativa a una historia bastante conocida. Los Beatles (con Ringo en batería) se presentaron a grabar en EMI el día 4 de setiembre de 1962 habiendo ensayado y adaptado un tema del interés de George Martin: “How do you do it”. Tanto Paul como John estaban en desacuerdo en dejar registrada esta canción, prefiriendo trabajar sobre sus propias composiciones. Asi, grabaron unas cuantas tomas de “Love me do”, “PS I love you” y “Please please me”, de las cuales solamente dos, “How do you do it” y “Love me do” se registraron en un acetato cuyas dos copias quedaron en poder de George Martin y Brian Epstein.

Martin, que estaba seguro que “How do you do it” sería un éxito, se rindió ante la insistencia de los Beatles respecto a grabar su propio material. Asi, se pautó una segunda sesión de grabación para el día 11 de setiembre con la particularidad de que los temas se grabaron con un baterista de sesión.

En efecto, el resultado de las tomas de la semana anterior no dejaron satisfechos ni a los ingenieros ni a Paul McCartney. Por ello, al llegar los Beatles al estudio, un conocido sesionista llamado Andy White (nada que ver con el futuro baterista de la primera etapa solista de John y luego de Yes) tomó el lugar de Ringo para grabar los temas (Ringo tocó la pandereta en “Love me do” y las maracas en “PS I love you”).

La curiosidad es que las primeras copias a la venta fueron las del día 4 de setiembre, con Ringo en la batería. Las siguientes, y la que se incluyó en el LP Please please me, son las de Andy White.

No serían estas dos las únicas versiones conocidas: de la sesión de pruebas en EMI del 6 de junio del mismo año, había quedado registrada una versión con Pete Best en la batería, que se presentó formalmente en el disco Anthology 1, 32 años después.

De esta manera, “Love me do” es una canción de los Beatles de la que se conservan versiones con tres bateristas diferentes (obviamente, la diferencia entre la versión de Ringo y la de Andy White es la presencia de la pandereta en la segunda).

Respecto al video, mi costumbre es postear solamente aquellos que presenten una performance completa (sea playback, ejecución en vivo o video promocional). El videíto de hoy tiene una serie de fotos hacia la mitad del tema, que me interesó compartir por una curiosidad.

En la sesión del día 4 de setiembre estuvo presente el fotógrafo checoslovaco Dezo Hoffmann, conocido de los Beatles desde una sesión de fotos tomada en Liverpool tiempo antes. Hoffmann fue invitado para registrar la sesión del día 4, con el pedido muy especial de parte de George Harrison de ser retratado solamente de perfil derecho.

Ocurre que George, un par de días antes, había participado de un altercado durante un recital en The Cavern, durante el cual su ojo izquierdo había impactado duramente contra un puño cerrado, de dueño desconocido.

El mencionado ojo reaccionó de la manera que lo hacen los ojos golpeados, tomando una tonalidad oscura virando al negro.

Hoffmann cumplió con el pedido de la mejor manera, aunque de tanto en tanto el dedo se le escapaba dejando, para la posteridad, un registro del maltratado órgano visual de George.

Registro que Ustedes verán en una foto que aparece aproximadamente, al minuto con treinta y seis del video.

La canción del día: Real love


Buen día… Hoy no tengo muchas ganas de escribir ni tampco mucho que decir.

Solamente postear este video, dedicado a ella, que nos dejó, finalmente, ayer tempranito por la mañana.

Obviamente, con el agradecimiento personal por haberme acompañado musicalmente durante mas de treinta años.

La canción del día: You can’t do that

Buen diiiia… Ya que la semana va a comenzar de todas maneras, espero que este video de “You can’t do that” (de las mejores canciones de los Beatles, definitivamente una de mis favoritas) se la haga mas llevadera.

No tengo muchas cosas que contar sobre esta canción, que personalmente me parece de lo mejor que hicieron en su periodo 1960-1967. Escrita por John, básicamente aborda el tema de sus celos al ver a su amor con un potencial competidor.

Esta temática de los celos se repetiría por lo menos dos veces, en “No Reply” y en “Run for your life“.

Interesante ver que la línea “I can’t help my feelings, i’ll go out of my mind” tiene un correlato con la “You better keep you head little girl, or I won´t know where I am” de “Run for your life”, haciendo claro que John (o su personaje en las canciones) podría perder fácilmente el control. Especialmente sabiendo que golpeó a Cynthia (en ese entonces su novia) por haberla visto bailar con Stu Sutcliffe, su mejor amigo.

Volviendo a la canción, en ella George toca una guitarra eléctrica Epiphone de 12 cuerdas que estrenó en “Can´t buy me love”. Como en esa canción su guitarra casi no se escucha, es en este tema en donde el sonido particular de este instrumento se hace notar. Luego de 1965, casi no hay registros de George usando esa guitarra.

Como George tocaba la Epiphone de 12 cuerdas, mas apropiada para el acompañamiento, el solo lo hace John. Algo simpático en el videíto es que las últimas notas de ese solo no salen prolijas, despertando, aparentemente, risas contenidas por parte de Paul.

Si John se equivoca en el solo, el siguiente video muestra un pifie bastante peor y mas divertido. Fíjense aproximadamente en el segundo 48 desde el comienzo como John se equivoca groseramente al pegar el grito en el lugar equivocado, como se mira con Paul y George reconociendo el error, y como da batalla a un rebelde micrófono cuyo respeto al cantante no podía ser menor…


Ojalá los disfrute !!

While my guitar gently weeps: la canción del día (solista)


Y asi, como quien no quiere la cosa, cumplimos con la catarata de pedidos (uno, de Sun King) para ver un videíto de un tema del Album Blanco. Y, de paso, nos encantaría que el mismo sea un aporte positivo en el comienzo de su fin de semana.

Esta versión de While my guitar gently weeps, de los mejores temas de los Beatles y, definitivamente, uno de mis favoritos, tiene todo lo necesario para ser fantástica, salvo una cosa. Tocan Paul, Eric Clapton (que sonido saca de esa guitarra, por Dios), Phil Collins…

Pero pareciera que falta George.

Si bien los cuatro Beatles tuvieron una activa vida social durante su tiempo como banda, George, menos egocéntrico y encantador que Paul y menos egoísta y absorvente que John, daba la sensación de ser el mas “conectado” o atento a su entorno.

Fue el primer amigo de Neil Aspinall, quien fuera chofer, road manager, asistente personal y director de Apple para los Beatles.

Recomendó que el dueño de The Cavern contratara a Mal Evans, quien después fue miembro del círculo íntimo de los Beatles como guardaespaldas, road manager y asistente todo-terreno.

Sugirió a los directivos de la discográfica Decca no dejar pasar la oportunidad de contratar a un grupo amigo, los Rolling Stones.

Fue artífice, junto a Paul, del alejamiento de Pete Best del grupo. En el caso de George el motivo fue hacer entrar a Ringo (ya eran grandes amigos) a la banda.

Invitó a su otro gran amigo, Eric Clapton, a grabar el solo de la canción del video de hoy. En parte porque seguía sin ser apreciado por John y Paul en cuanto a la calidad de sus aportes. En parte, porque su propio solo no lo convencía.

Fue el que llevó a Billy Preston a participar de las sesiones de Let it be, para dar mayor volúmen a la música de los Beatles, y como forma de alivianar las insufribles tensiones que vivían en esa época.

Se dedicó con mucha solvencia a producir grupos y solistas aún siendo parte de los Beatles.

Colaboró en la composición de canciones con otros artistas, en algunos casos sin figurar en los créditos (algunas canciones de Ringo, por ejemplo), y en otros usando un seudónimo.

Tocó como invitado en cantidad de discos de otros músicos, mas que los otros Beatles.

De un agudo y fino sentido del humor, su relación con Monty Phyton le permitió explotar una veta cómica apareciendo en programas y películas burlándose de los Beatles y de sí mismo. Integrantes de este grupo cómico inglés cantaron dos canciones desopilantes (The Lumberjack Song y Sit on my face) durante su concierto homenaje en 2002.

No hay una sola persona que lo haya conocido y tratado que no haya apreciado su cualidad humana y su amistad.

Tal vez por eso, cuando veo a Clapton sonreir al final de la canción, me parece que está todo bien.

Se nota que George en realidad nunca se fue, que está ahi, entre ellos.

Eleanor Rigby: la canción del día


Buen día… Este videíto de “Eleanor Rigby”, una de las mejores canciones de los Beatles (definitivamente una de mis favoritas), tomado de la película “Yellow Submarine”, tiene como principal objetivo el de desearle un buen comienzo de semana.

Sabrá disculpar Ud. la no muy buena calidad del video, pero ciertamente no me dirá que la canción es mala. De hecho, posiblemente sea una de las “canciones insignia” de los Beatles, tanto por su melodía, su arreglo pseudo-clásico y su letra bastante poco habitual.

“Eleanor Rigby” se destaca, también, por otras cosas que son el objeto de este post.

Para comenzar, es una de las dos canciones en donde John y Paul discrepan largamente respecto a quién tuvo mas peso como compositor (la otra es “In my life”). Según Barry Miles, en la preparación de su libro sobre la vida de Paul (Many years from now), encontró que John había declarado haber escrito al menos un 70% de la letra. Preguntado Paul, refutó esto diciendo que, por el contrario, recordaba ser dueño del 80% de la autoría.

Repasando un poco la historia del tema es posible clarificar las cosas y, finalmente, darle mayor crédito a una de las dos versiones. La siguiente investigación ha sido llevada a cabo por la Sub-comisión de Asuntos Ligeramente Irrelevantes de este blog, presidida por el Honorable Octopus (y conformada solamente por él) la cual, luego de reñida discusión, ha llegado a las siguientes conclusiones:

- que no hay dudas (de hecho hay testigos que lo avalan) de que la melodía es 100% de Paul. También se sabe que, como en otras canciones cuya historia contamos tiempo atrás (Yesterday, Get back), Paul jugó por un tiempo con una letra totalmente distinta.

- que en el libro mencionado mas arriba recuerda que la primer estrofa era:

Ola Na Tungee
blowing his mind in the dark
with a pipe full of clay
No one can say

- que el susodicho Sr. McCartney aduce que poco tiempo después aparecieron en su cabeza, sin una conexión evidente con algo en particular, las palabras “Picks up the rice in the church when a wedding has been“. Quedaban bien, y le permitieron buscar un contexto con mayor significado, al cual la imágen de una señora mayor, solitaria, venía como anillo al dedo.

- que con gran parte de la canción casi lista, el Sr. McCartney se reunió con aquellos a los que refiere como “sus amigos”, John, George y Ringo (ninguno de mi conocimiento, doy fe) en presencia de testigos (Pete Shotton, viejo secuaz del tal John, masculino, de unos 24 años de edad, comerciante de la norteña ciudad de Liverpool).

- que en el transcurso de una reunión con los anteriormente citados se ponderaron distintos cursos de acción para continuar el tema en cuestión. No queda claro cómo, pero aparece en los versos un tal “Father McCartney”, que el Sr. John sugiere, enfáticamente, conservar. El Sr. McCartney se niega, también enfáticamente, dado que su padre biológico, Jim, portaba al momento el mismo apellido, y el mensaje transmitido por la canción podía dar lugar a entendidos no deseados. No consta que el Sr. Jim haya sido consultado, pero podemos afirmar que la cosa le hubiera importado menos que uno de los tantos cacahuates que circulaban por Liverpool en esos años.

- testigos de la reunión indican, casi sin lugar a dudas, que el Sr. George sugirió la línea “Ah, look at all the lonely people” y que el Sr. Ringo fue el perpetrador de la idea por la cual el “Father McKenzie” (nombre finalmente tomado de una guía telefónica) escribiría sermones que nadie escuchaba y que repararía sus media durante las noches.

- que el testigo Sr. Shotton ha declarado, en un libro de su autoría, que este tema es una “típica composición Lennon-McCartney” en donde Lennon casi no tuvo participación“.

- que el nombre de la víctima (dado que la misma expira en algún momento entre la segunda y tercera estrofa) fue obtenido de la combinación de un nombre inspirado por la bonita actríz Eleanor Bron, que participara junto con los anteriormente mencionados en una cinta cinematográfica de nombre Help!, y de un apellido sagazmente enajenado a una tienda (”Rigby and Evens”) convenientemente localizada a pocos metros del teatro en donde el Sr. McCartney solía esperar a su prometida (la actríz Jane Asher).

- que años después fue encontrada la tumba de una tal Eleanor Rigby en la parroquia de Saint Peter, cita en Woolton (Liverpool). Este dato podría pasar desapercibido por muchos por no para esta Sub-comisión, ya que en esa misma parroquia fue en donde se conocieron, en 1957, los citados Srs. John y Paul, dando comienzo a una relación que entendemos merecería ser desarrollada en un blog como la gente. La fecha en la que el espíritu de la Sra. Rigby decidiera dejar su cuerpo físico se establece en 1939.

- que el Sr. McCartney ha declarado no recordar haber tomado conocimiento de esta tumba, aunque supone que pudo haberla visto en alguna de las varias visitas que hiciera a este sector junto con sus cómplices Lennon y Harrison (todas ellas con fines poco claros, pero posiblemente relacionados con cierto desapego a la asistencia formal a clases), quedando la referencia convenientemente sepultada en algún lugar de lo que él ha dado en llamar su “subconciente”.

- que no se conoce a ciencia cierta la causa del deceso de la Sra. Rigby, pero que ha llegado a oídos de esta Sub-comisión una versión en la cual la misma pudo deberse a un lamentable y muy extraño accidente mientras bañaba a su perro “Chuckles”.

- que desde el año 1982 la ciudad de Liverpool alberga, en la intersección de las calles Mathew y Stanley, una estatua erigida en conmemoración de la difunta Sra. Rigby.

Visto y considerando la información presentada en este escrito, la Sub-comisión de Asuntos Ligeramente Irrelevantes dictamina que:

- la autoría de la canción es, efectivamente, del Sr. McCartney en un porcentaje no menor al 80% por él referido en su autobiografía-confesión redactada por el Sr. Barry Miles.

- que esta Honorable Sub-comisión investigará los detalles hasta las últimas consecuencias y caiga quien caiga (al estilo argentino, es decir, por no mas de 48 horas o hasta que el público se distraiga primero, lo que ocurra antes). Para ello, aceptará donaciones en metálico de los lectores de este blog, a fin de solventar los gastos que devengan de un viaje a Liverpool (con escala previa y posterior en Maui) a fin de constatar personalmente los hechos que aquí se enumeran.

- que, sin detrimento de lo anteriormente expuesto, está seguro que Uds. disfrutarán de esta canción que es, de por sí, un temazo de aquellos.

La canción del día: I am the walrus


Buen día… Empezamos el lunes, y con este videíto de “I am the walrus” (uno de los mejores temas de los Beatles, definitivamente de mis favoritos) espero que se le aligere un poco el comienzo de la semana.

“I am the walrus” comenzó a grabarse el 5 de setiembre de 1967, nueve días después del fallecimiento de Brian Epstein. El 1 de setiembre (viernes) los cuatro Beatles se habían reunido en casa de Paul, para tomar una serie de decisiones inmediatas respecto a su futuro. Una de ellas fue la de continuar con el proyecto de la película “Magical Mistery Tour” y con ella, la grabación de la banda de sonido correspondiente (ya tenían dos temas grabados: “Your mother should know” y “Magical Mistery Tour”).

La grabación de Walrus, entonces, fue la primera en la que trabajaron luego del fallecimiento de Brian, y se dedicarían a ella durante dos días (5 y 6 de setiembre) para retomarla el 27 de setiembre. La mayor parte del tiempo entre esas fechas (lunes 11 a domingo 26) lo dedicaron a la filmación de uno de sus proyectos mas inentendibles y locos (a la luz de los resultados).

Volviendo al día 5, el clima en el estudio estaba acorde con los tristes momentos que vivía la banda. El tema sonó extraño a todos, en particular a George Martin, pero se aceptó sin discusiones trabajar sobre él. A poco de comenzar se vio que John y Ringo (en especial John) tuvieron problemas para grabar sus partes, requiriendo el segundo asistencia por parte de Paul para llevar el ritmo correctamente.

Respecto a la parte vocal, John decidió que no le gustaba su voz, por lo que le pidió a Geoff Emerick (el ingeniero de sonido) que la hiciera sonar como si viniera de la Luna. Geoff, sin tener idea de qué significaba ello, decidió dos cosas: la primera fue sobrecargar los preamplificadores del micrófono para generar una ligera distorsión. La segunda fue usar un micrófono barato que reduciría la calidad de la grabación de la voz, lo suficiente para modificarla pero sin hacerla ininteligible.

La mayor parte del trabajo de los Beatles se realizó, entonces, entre los días 5 y 6 de setiembre. La sesión del 27 fue dedicada mayormente a la grabación de efectos especiales vocales, para lo que contaron con la asistencia de un grupo coral profesional. Su presencia se oye en el coro de risas (”jo jo jo, ji ji ji, ja ja ja“) al final del verso “Don’t you thing the joker laughs at you?” y terminando la canción: “ompa, ompa, stick it up your jumper!” y “got one, got one, everybody’s got one“.

Se realizaron muchas sobregrabaciones y trabajos lideradas por George Martin, que ciertamente mejoraron la canción hasta llevarla a ser, hoy en día, un ícono en la obra de los Beatles.

Respecto a la letra… según cuenta Hunter Davies en la biografía de los Beatles, parte de la misma ya estaba en la cabeza de John como un juego asociado al ruido de unas sirenas policiales que escuchó una vez, desde su casa (los acordes del comienzo tratan de emular a esa sirena). Las palabras “mister city policeman sitting pretty little policeman” no eran otra cosa que letras sobre una cadencia que se le habia “pegado” en la cabeza.

El resto de la letra es mayormente un sinsentido, a propósito, armado por John solamente como reacción a una carta que su amigo Pete Shotton había encontrado en un paquete de envíos de fans. En ella, un alumno de la misma escuela de John y Pete, contaba que un profesor les hacía analizar las letras de las canciones de John como ejercicio escolar. A John esto le causó gracia, decidiendo escribir cualquier cosa a modo de burla hacia quienes creían encontrar sentidos ocultos en sus obras.

El personaje de la Morsa está inspirado en el poema “The Walrus and the Carpenter” de Lewis Carroll (aparece en “A través del espejo“). John malinterpretó los roles de los personajes, creyendo que la Morsa era “el bueno” cuando, en realidad, no lo era.

El amigo Pete contribuyó con una palabra. En lugar de “waiting for the man to come” sugirió que fuera “waiting for the van to come”, dejando de esa manera una marquita en la obra de los Beatles.

En general, la letra contiene una cantidad de referencias que pudieron hacer que la canción fuera censurada por la BBC (como lo fue “A day in the life”). En particular la línea “pornographic priestess” era un poco fuerte, como la favorita de George: “Boy, you been a naughty girl you let your knickers down“.

Para finalizar, y como siempre, no he citado la bibliografía que use para este post. Ciertamente soy desprolijo, pero el lector interesado podrá encontrarla en el post que escribí, al respecto, un par de meses atrás.

Dedicada, con afecto, para Alberto Scholiadis, quien pasó un difícil momento personal la semana pasada.

La canción del día (solista): Blackbird

Bueeenaaas…

Ojalá pueda sentarse cómodamente, subir un poco el volúmen, y escuchar el tema de este videíto (sería fantástico también encender un fueguito y rodearse de amigos, pero es posible que en su lugar de trabajo haya algunas normas en contra de esto*… Usted sabrá…).

Blackbird es una de las mejores canciones de los Beatles (definitivamente una de mis favoritas) y Paul suele contar que la compuso basándose en una pieza clásica que tocaban con George cuando eran muy jóvenes (qué genial sería que alguien nos cuente el nombre de esa pieza… Por Youtube anda dando vueltas un video de Paul en un recital que dio en Abbey Road en donde cuenta esto).

Muchos años después se acordó de esta estructura, pensó que podría encontrale una vuelta… y compuso “Jenny Wren”, una muy linda canción de su producción de estos últimos años.

En el videíto se aprecia cómo Paul hace el rasguido-punteo con la mano izquierda (recordar que es zurdo). Es una técnica muy sencilla, pero que lleva cierto tiempo dominar como él, especialmente para los que no somos tan capos.

Lo que no creo que se vea es que Paul suele usar una uña postiza para tocar la acústica, en el dedo índice, ya que el constante roce con las cuerdas, de la manera en la que él lo hace, le provoca pequeñas heridas.

Ojalá que les guste, en particular a la Madrina Oficial de este blog (ella sabrá porqué…)!

*: si en el trabajo le hacen problemas por escuchar a los Beatles… renuncie nomás… trabajos hay muchos, Beatles no tantos…

La canción del día: I´m down

Y así empezamos el lunes, con la pretensión de que este videíto de “I´m down” (una de las mejores canciones de los Beatles, definitivamente una de mis favoritas) le de un empujoncito para comenzar bien la semana.

Esta filmación es de Agosto de 1965 (44 años atrás!!) en un concierto en Nueva York en el Shea Stadium, y muestra a los Beatles, especialmente a John, en un estado de cierta… digamos… predisposición a divertirse (tiempo después John diría que, hicieran lo que hicieran en el escenario, nadie se iba a dar cuenta por el griterío ensordecedor del público).

Casi un año después, en Tokio, la misma canción fue tocada pero con John en guitarra. No pude encontrar el video, por lo que agradeceré cualquier referencia al mismo.

En general los Beatles terminaban sus conciertos con un número “fuerte”. Durante los primeros años de giras, el tema preferido era “Long Tall Sally”, pero fueron cambiando progresivamente a “I´m down”.

Que la disfrute !!