El recital de Paul McCartney en Argentina

Hola Paul,

Al fin, luego de 17 años, te volví a ver en River. En el 93 fui con mi esposa, ahora pude ir también con mis hijos y eso solo justificó el enorme esfuerzo económico para acompañarte y compartir tantas horas inolvidables.

De la calidad de los recitales no te voy a contar mucho porque abundan las opiones. Solamente decirte que, en comparación, creo que el jueves estuvieron mucho mejor que el miércoles, y que a mi me gustaron mas los shows del 93.

No quiero polemizar contra quienes escribieron en los medios acerca de esta visita, aunque, sinceramente, me dio la sensación de que varios de los artículos (Clarín, La Nación, etc) pudieron haber sido escritos incluso antes de que vinieras.

Mucho lugar común, quiero decir.

Asi nomás.

De ninguna manera quiero que suene despectiva la comparación entre tus shows de 1993 y 2010: tanto el miércoles como el jueves la pasé sensacional, y te aseguro que repetiría el esfuerzo si es que decidís volver en el futuro. Que no te quepa duda.

Lo que pasa es que, estrictamente desde lo musical, la performance del 93 fue, a mi humilde criterio, distinta y mejor.

Tal vez considero que tu banda de aquel momento era mas sólida que esta. De movida, Hamish Stuart y Robbie McIntosh tienen otra entidad diferente a Rusty Anderson y Brian Ray (tremendos músicos, sin dudarlo)… es como que aquella parecía una banda, y esta un grupo de acompañamiento. Hasta Wix me pareció diferente, como mas en onda de cumplir respecto a casi 20 años atrás.

Y, además, se notó lo importante que era Linda en los soportes vocales de las canciones de Wings. Raro, teniendo en cuenta lo menospreciada y criticada que fue durante años…

Pero, insisto, nada de esto va en contra de haber vivido (especialmente el jueves) uno de los mejores recitales a los que asistí en mi vida.

Pero basta de comentarios sobre la música. Lo que quiero contarte es que me molestaron sobremanera algunas cuestiones relativas a la organización del recital.

No puede ser, Paul, que 50.000 entradas (sobre un total de 90.000) se hayan vendido exclusivamente a los usuarios de las tarjetas del Banco Francés. Ya lo comenté antes en este blog, y te aseguro que entiendo las razones comerciales de los organizadores, pero es un despropósito que se haya discriminado a todos los que no usan esa tarjeta.

(no creo que a esta altura importe, pero te cuento que mi esposa tiene ese plástico, que no usamos para este evento. Nuestras entradas las conseguimos a través de Ticketek y de Crowdsurge)

Encima, las otras 40.000 entradas tampoco estuvieron disponibles para todos.

Muchas de ellas se vendieron en paquetes turísticos en otros países, siendo notable la cantidad de espectadores chilenos, peruanos y paraguayos que vimos en el estadio. Te aclaro: no tengo absolutamente nada en contra de que los visitantes de otros países hayan venido a River, pero es una lástima que no se hayan organizado las cosas como para que hubiera, al menos, un show mas en Latinoamérica. El punto al que quiero llegar es que el saldo disponible estuvo a disposición de un público muchísimo mayor que solamente el argentino, promoviendo (indirectamente??) algo peor:

La escandalosa reventa.

Siempre hay reventa en eventos de envergadura, Paul, y el tuyo no iba a ser la excepción. Lo que me llamó la atención fue lo descarada de esta ocasión, y los valores a los que treparon las entradas “paralelas”.

Cuántas de las 40.000 entradas que quedaron luego de la promoción de la tarjeta fueron al exterior?

Cuántas del saldo fueron a la reventa?

No era que había un máximo de 4 entradas por persona, según se anunciaba en los portales de ventas? Porque para que la reventa sea negocio, obviamente alguien tiene que disponer de una cantidad bastante mayor que cuatro para ofrecer.

Que se yo, no se que decirte… Entiendo que no tenés nada que ver con esto, pero como sugerencia, humildemente, se me ocurre que la próxima vez tu productora debería establecer límites a los organizadores argentinos para tratar de hacer algo justo para tus fans.

Se trata, de alguna manera, de ser fiel a tu consigna de hace mas de 40 años: los fans son lo primero y merecen el mayor de los respetos.

Yo se porqué te lo digo, Paul. Los argentinos somos bastante especiales y, si no nos ponés el freno, la próxima vez la maquinaria de exprimir el negocio va a ser todavía mas eficiente, y vas a ver que casi nadie va a poder comprar su entrada como corresponde y sea justo.

Otra cosa: para el futuro, sería bueno que también pongas un ojo en quien eligen como telonero. Ciro Martínez es una de las aparaciones mas interesantes de la escena del rock argentino en los últimos 20 años (a mi criterio) pero la pifió bastante cuando largó, el jueves, el recuerdo de John a través de la frase de “los del fondo aplaudan, y los de las filas de adelante agiten las joyas”.

No creo que lo hayas escuchado y, si lo hiciste, que lo hayas entendido. En todo caso, seguro que de haber sabido lo que decía este muchacho te hubiera dado una comprensible vergüenza.

No está bien que un invitado, por el que nadie pagó para ver, verduguee asi a los que pagaron mas por un lugar mas cercano para verte (en mi caso, a costa de un sacrificio considerable).

Lo que en John fue original, transgresor y desafiante, en Pertusi sonó berreta, oportunista y demagógico.

Nada mas, Paul, salvo agradecerte la visita y esperar (sin muchas esperanzas) que vuelvas pronto.

A pesar de haberlo hecho miles de veces, todavía tenemos la necesidad de cantar las canciones que forman nuestra historia.

Aquellas que nos entretienen, nos emocionan y que nos unen a pesar de tantas divisiones estúpidas que tenemos en estos lugares.

Las que nos recuerdan permanentemente que el mundo es un lugar mejor gracias a vos, a John, a George y a Ringo y que, mientras cantemos, también nosotros somos mejores.

Un cariño enorme de tu amigo,

Octopus


Escribí tu comentario

, , Lucy in the Sky dijo

Lo de la organización es sin duda la Argentina de 2010. La viveza criolla es un tatuaje en la piel de este país y no creo que se pueda borrar tan fácilmente.

De alguna manera, me consuela leer tu post. Yo vi a Paul en el 93 y fue magnífico. Estuve en el campo y llegué bastante cerca del escenario. Fue un recital que viví con alma y vida. Hoy, que no me banco las multitudes ni el caretaje, sé que habría salido de River bastante ofuscada por las condiciones que describiste. Toda esa parte comercial de lo que representa Paul no me agrada en absoluto. Y considerando que ir a ver a Paul hoy para mí hubiese significado no sólo hacer 1600km de ida y 1600 de vuelta sino también tomarme licencia una semana antes de que terminen las clases y dejar mi vida en suspenso, haciendo mil y un malabares, para darme tremendo gusto, decidí quedarme con lo que viví en el 93. Porque lo que verdaderamente importa es la música, es la leyenda. Y como escribí en mi blog, Paul está aquí, allá y en todas partes.

, , CalicoSkies dijo

Octopus, coincido con vos en muchos puntos. El recital del ‘93 fue mágico y la banda que acompañaba a McCartney era sensacional. Siempre tuve en cuenta que un Robbie McIntosh es superior a un Rusty Anderson y que un Hamish Stuart lo mismo ante un Brian Ray. Abe Laboriel Jr es un increible baterista, mezcla de showman, y Cunningham lo hacía todo muy simple, lo cual es muy dificil de hacer. Aquel del ‘93 tenia un campo donde podias bailar, saltar a diferencia de éste, parado en el lugar, sin suficiente espacio.
A Ciro no lo escuchó nadie y tal vez esa frase demagógica haya sido su ‘revancha’.
Cada show tiene su detalle a valorar. Y el del jueves tuvo algo más. Se notó en los solos de guitarra de McCartney: inspirados y extendidos. Pero si hubo una diferencia entre un recital y otro fue mínima.
A pesar de todo eso que mencionaste, y comparto, fue el mejor recital de nuestras vidas. Tuvo la dificil tarea, para aquellos que estuvimos, de superar al del ‘93. En esta gira interpretó canciones que no habiamos escuchado 17 años atrás. Hubo más Wings, cosa que me encantó, porque me inicié con ellos y luego con Los Beatles. Y Paul demostró que está muy bien. Que regresara fue casi un milagro y eso lo tuve en cuenta y por eso lo disfruté como nunca.
Abrazo!

, , Ale Sweet dijo

Como yo no estuve hace 17 años allí, verdaderamente me pareció algo maravilloso….
Besosss amigo!!!

, , raul dijo

me parecio impresionante, no estuve en el 93 pero este jueves 11 dio el mejor recital que vi en mi vida, aparte la entrega fue extraordinaria toco y cato durante tres horas sin parar increible

, , Sabrin dijo

Yo no estuve en el ‘93, por ende no tengo punto de comparación. Para mí, fue lo mejor que me pasó en la vida (al menos musicalmente hablando). Fueron años y años de espera, sufrimiento y esperanza… y casi las perdía, pero vino.

Concuerdo con lo que decís de la organización y quiero adherir que el campo sentado fue una tortura. Sinceramente, me sentí en una prisión. Era una lucha porque querías disfrutar el campo a pleno, estar cerca de alguien que ibas a ver solo una vez (bueno, dos si ibas el jueves), pero también te chocabas con la gente que quería estar sentada como en el cine… y era algo complicado. EL CAMPO SENTADOS NO SIRVE PARA NADIE EXCEPTO PARA LOS BOLSILLOS DE TICKETEK.

Hablando de eso… sinceramente una porquería las preventas, jugar así con las personas me parece una aberración… pero qué le vamos a hacer? Se tendría que regular estas cosas, pero hay otras más importantes asumo… que ganan banca en los pasillos del Congreso. La reventa tendría que ser ILEGAL, y las PREVENTAS también…. pero nadie nos va a dar pelota, porque aparentemente, esto es un “artículo de lujo”.

Pude comprar gracias a Crowdsurge y a tener una tarjeta internacional y, más precisamente, al padre de una amiga que me las compró sin dudarlo (al cuál le voy a estar ETERNAMENTE AGRADECIDA porque no cualquiera le compra a alguien de Rosario una entrada de 1600 pesos)

Paul es un tema aparte, no tendría espacio suficiente para decir lo que me hizo sentir y tampoco creo poder expresarlo. Simplemente quedará acá, conmigo. Por siempre.

Saludos.

, , Be dijo

¡Qué lindooooooooooooo!!!

, , octopus dijo

Ante todo, y para todos los que comentaron, realmente se me hace difícil explicar qué cuernos quise decir en el post. Es como ese cuento de la madre que regala dos corbatas a su hijo, una roja y otra azul, y al verlo esa noche con la roja, en una cena, le dice: “claro, la azul no te gustó”.

Ciertamente es complicado de explicar, pero cuando digo que el del 93 me gustó mas (un poquito, no mucho), no significo que la haya pasado mal la semana pasada.
Solamente que, desde lo estrictamente musical, la banda de aquella visita me pareció mas interesante que esta. Obviamente que un recital es acerca de la música, pero en este caso, ir a ver a Paul significa bastante mas.

Como espectáculo en sí, y como emoción, no puedo calificar a uno como mejor que el otro.

Pero (trabajando en Marketing) tengo la deformación profesional de evaluar las cosas desde el punto de vista de la experiencia integral.

Dicho de otra manera, entender que el valor que pago por algo (cualquier cosa) empieza desde el momento en que me informo de una oferta hasta el momento en el que comienzo a usar lo que compré.

Y en este caso, la experiencia del 2010 dejó bastante que desear.

Comenzando con lo que digo en el post (el penoso acceso a la compra), pasando por los valores prohibitivos, hasta que quieran cobrarte $100 (!!) por el programa del show… luego de haber pagado fortunas por mis entradas.

Hablando mal y pronto, y solamente desde mi punto de vista, una turrada de parte de la organización. Una falta de respeto a la gente, en donde me cuesta entender que la productora de Paul no haya establecido un mínimo de control para evitar excesos.

Entiendo que sea difícil, luego de comentar esto, que me crean que el mejor recital de mi vida fue el de Paul. Sin indicar el año.

, , octopus dijo

Hola Lucy, en mi caso hubo un “valor” adicional para ir, que fue la oportunidad de ir con toda mi familia. Con mi esposa habíamos estado en el 93, pero no con los chicos. Como buenos fanas (vaya a saber si la herencia ha tenido algo que ver), estaban desesperados por ir. Eso, tal vez solamente eso, justificó el gusto amargo por las cosas que conté.

Hola Calico, gracias por tu visita. Ya lo he escrito por aquí, pero tu blog fue fundamental para estar medianamente informados de los detalles de la visita y shows. Mil gracias por eso.
Es cierto: este recital tuvo mucho Wings, lo cual mejoró, como set, el del 93 (que tenía bastantes canciones del disco nuevo de Paul de esa época, Off the ground).
En tren de comparar, los temas de Wings me gustan mucho mas que los de aquel disco.

Madrina !! Y qué pasó con Blackbird al final??

Hola Raul, gracias por tu visita. Increíble como a los 68 años el quía entrega todo.

Hola Sabrin, qué bueno que pudiste ir. Yo compré las del jueves por Crowdsurge y la verdad es que estuve hasta último momento con el corazón en la boca porque no estaba seguro de si era una estafa.
Creo (me puedo equivocar) que en Argentina la reventa está prohibida por ley. Que raro que en nuestro país haya alguna ley que no se cumple, no?

Hola Be, es verdaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaad !!!

, , maria-cristina- dijo

Ocotpus: yo no pude hacer sacrificios en el 93 ni ahora. Mi situación endeudada no me lo permite, así que lo ví por la tv. Pero quiero decirte que cuando supe que venía y cuando unas amigas me dijeron que lo iban a ver, en el que pensé participando de esa fiesta fue en vos. No sabía si con tu señora y niños, pero que vos no te lo ibas a perder seguro.

Me alegro que lo hayas visto y compartido.
Paul no se va a enterar de tus observaciones pero yo sí y otros también y tal vez ayudes a entender un poco más esta increíble imposibilidad de no poder ir por lo caro de las entradas.

Un abrazo como siempre desde mi nueva casa.
Te espero allí si tenés ganas, sólo clickeá en mi nombre y te lleva.

, , Eleanor Rigby dijo

Hola! Llegué por casualidad a este blog y me pareció muy interesante la forma respetuosa en que se expresan las opiniones, es algo que no abunda en este maravilloso medio.

Tengo sólo 24 años y nunca pensé que iba a poder ver a un pedazo de los Beatles en vivo. Sin embargo, pude. Estuve en la general, pero no le restó genialidad ni emoción al hecho de ver a McCartney en vivo. Sinceramente, lo que más me movilizaba de la idea de ir al recital era escuchar temas de los Beatles, más allá de que no eran todos ellos y las voces no son lo mismo (ni siquiera la de Paul); y la verdad es que Paul no me defraudó. Por el contrario, superó todas, absolutamente todas, mis expectativas. Y fui con mi mamá, que mamó a los Beatles en su adolescencia. La verdad es que va a costarle mucho a mi vida para equipararse con el jueves 11 de noviembre de 2010, jeje.

Ah! Y con respecto a la cita de Ciro, me resultó graciosa. Todos sabemos que no todos ahí adelante podían “sacudir sus joyas”, que hay gente que embargó hasta los calzones para poder estar cerca de ese monstruo, así que, debo disentir, no me resultó berreta ni poco feliz.

¡Saludos a todos! ¡Y que Paul siga por muchos años más antes de volverse a su galaxia (porque no es de ésta, ¿no?)!

, , Hernán dijo

Es la primera vez que comento en el blog, al que llegué hace un par de días vía google, buscando repercusiones de los recitales de la semana pasada. Así que antes que nada, felicitaciones, estuve como una hora leyendo entradas más viejas.

Yo también estuve en el 93´ aunque mi punto de vista es peculiar porque sólo tenía 14 años. Estaba aprendiendo a tocar la guitarra, en casa sonaban los Beatles así que me gasté la plata de un par de regalos de cumpleaños que tenía ahorrada en dos plateas altas para ir con mi madre (50$ c/u, pero te daban una revista de la gira buenísima, tapa roja, todavía la tengo, y un encendedor). Esta vez fui los dos días , la primera con un amigo con el que tocamos juntos hace quince años y la del jueves con mi mujer -San Martín baja y popular, respectivamente-. No sé si puedo decir cuál fue mejor, las sensaciones fueron diferentes, muy diferentes.

Del 93´ me quedaron imágenes, momentos sueltos, algunos detalles, por caso lo groso que era el violero Robbie McIntosh. Pero hay una cosa que me quedó grabada, una especie de epifanía: ver a mi vieja y otros cincuentones que me rodeaban llorando a lágrima tendida con Michelle y Yesterday. Ahí me di cuenta de lo importante que fueron los Beatles, porque le cambiaron la vida a un montón de gente. Recuerdo también que tocó varios temas de Off the Ground, el disco solista de ese entonces y que tuvo varios momentos acústicos similares a los del unplugged de MTV -que tenía grabado en video-. Y Nito Mestre de telonero estuvo muy bien, cantando temas de Sui Generis que calentaron el ambiente. Pero la verdad, era bastante inmaduro en edad, en vivencias y en conocimientos del mundo beatle como para apreciar la dimensión de lo que estaba viendo.

Lo de la semana pasada fue muy intenso, casi todos los temas me decían algo, me evocaban momentos vividos, sensaciones, sentimientos. El jueves en especial me emocioné con varias canciones, Blackbird sobre todo, fue sublime; también los primeros acordes de guitarra de A day in the life me pusieron la piel de gallina. O temas que me encanta tocar como I´ve got a feeling. Y Let it be fue un punto de quiebre emocional. En el recuerdo me quedó una sensación tremenda, me llenó los dos días.

En definitiva, puede ser que en el 93´ la banda sonara más ajustada pero esta vez me llegó más, lo viví más intensamente. Y es cierto que hubieron algunas detalles -el tempo de The Long and winding road me pareció demasiado acelerado, el miércoles en el solo de Helter Skelter hubo algún desajuste- pero en el futuro me veo cansando a mis dos hijos -que tienen 2 años y tres meses- con historias de este recital, que seguro fueron y serán de lo mejor que vi en mi vida.

, , Hernán dijo

Perdón por la extensión! me quedó demasiado largo…

, , MELLO dijo

Estimado Octupos, pido permiso primero para participar, hermosa tu crónica, todos hemos disfrutado plenamente con el concierto…..aunque tengo una leve diferencia de opinión contigo. Primero te felicito, porq se lo que significa, compartir semejante evento de ese modo en familia, simplemente maravilloso..Te diré que en lo que en lo que disiento es en la banda, esta banda me parece absolutamente tremenda, muy fresca y power, moderna diría, pero no sé si ese sea el apelativo q mas la represente. ahh y aclaro, obvio estuve tb en 93, esa banda era absolutamente genial, Hamish Stuart y Robbie McIntosh , con mas recorrido (tremendos profesionales) que Rusty Anderson( escucha sus discos solistas que valen la pena) y Brian Ray , pero para mí (y es simplemente la opinión como músico), es la banda soñada, porque aparte de sentirla muy ajustada precisa, fresca, por sobre todo, CANTAN TODOS NEGRO, escuchar, para mí en una banda cinco tipos q cantan , me parte el bocho y la verdad, para mi Linda solo acompañaba, aunque es verdad, que tal vez el recuerdo de wings con su voz era más grafico q ahora. El batero por ejemplo me pareció que tienen un rol absolutamente relevante en la banda, mas de una vez doblaba la voz de Paul, lo cual cuando uno canta te permite, dispararte con mucha más fuerza porque tenes un soporte y me pareció un personaje al q no se podía dejar de mirar, muy grosso. Por otra parte a mi me garpo mas este repertorio, si hacemos memoria, en ese concierto hubo temas que eran mas contemporáneos con la época, si mal no recuerdo era el momento de OFF THE GROUND, gira de PAUL IS LIVE, e hizo TB temas de Flowers, corregime nuevamente si me equivoco, buenos discos, pero que no tienen el nivel de lo que se escucho ahora, por lo que valore mas este. Y el ultimo aspecto fue la duración, creo, que y nuevamente corregime si me equivoco, en esa oportunidad el concierto duro 2 horas y cuarto y este casi tres horas.
Igual, a la larga todo esto que te digo son pavadas, lo relevante del tema es que pudimos volver a disfrutar de este tipo que es verdaderamente un mounstruo viviente, que no vino a robar (lastima la fuckin organización, todo mal) y que nos regalo toda su onda para matar las imbéciles expresiones de montones de salames que lo tildan de careta, porque cero imagen de reviente el tipo…en fin otro recuerdo imborrable mas, un abrazo loco

, , octopus dijo

Hola María Cristina !! Gusto verte por acá !! Si, tengo registrado tu nuevo lugar, y de hecho he pasado hace unos días. Por cuestiones de trabajo estoy bastante tiempo viajando, y se me hace muy complicado estar en contacto, pero estate segura que por allí andamos !!
Yo también estoy endeudado, pero para las entradas de Paul encontré un método fabuloso: endeudarme mas.
Ya que fui con mis hijos, es justo que ellos (y sus descendencias) me ayuden a pagar este descalabro !!
Cariños !!

Hola Eleanor, bienvenida ! Coincidimos en algo: yo también estoy en este blog por casualidad…
Me alegro que hayas podido ir con tu mamá, creo que uno de los valores mas interesantes del evento fue esa cosa multigeneracional que se podía ver, en paz y con ganas de pasarla bien.
Sobre lo de Ciro… que querés que te diga… a mi me pareció mal, pero no dejan de ser opiniones. En mi caso creo que no me sentí bien porque estar el jueves, en las localidades que conseguí, fue un sacrificio del que tardaré mucho en recuperarme.
Pero está todo bien, de ninguna manera esta cuestión empañó una noche fantástica.
Gracias por tu visita !!

Hola Hernán, gracias por tu visita y tus palabras. Fantástica crónica de tus tres experiencias (una del 93 y dos del 2010) que no hacen otra cosa que reafirmar lo obvio: ir a ver a Paul implica una experiencia mas allá de lo musical.
Tal vez por eso se me complica explicar que, si bien en el 93 sentí una banda mas ajustadita, mis tres veces han sido únicas e irrepetibles.
No te disculpes por la extensión de tus comentarios !! En realidad, la idea es que este espacio esté abierto para compartir estas cuestiones !!
Gracias de nuevo por tu visita !!

Hola Mello !! Gracias por pasar y tomarte el tiempo para comentar !!
Creo que coincidimos mas que lo que disentimos. En mi caso, sin desmerecer a Rusty Anderson y a Brian en lo absoluto, me pareció que la banda del 93 tenía otro sustento. Pero es solamente una cuestión de gustos.
Coincido con lo del repertorio, creo que lo dije en un comentario anterior: este tuvo muchos mas temas de Wings y el del 93 tuvo varios del último trabajo de Paul, que no me cerró tanto.
Y coincido con tu apreciación final. Ir a ver a Paul es mas que el asunto musical, pasa por otro lado mucho mas integral y complicado de definir.
Sobre lo que dicen algunos caretas… ya escribiré algo sobre eso…
Te mando un abrazo, y muchas gracias por pasar !!

, , Pablo dijo

Hola! Entro por primera vez al blog y realmente concuerdo con muchas de las cosas dichas en la nota pero no en todas. Primero que nada, coincido en lo de Ciro. Me parecio mal que ese tipo tocara ahi como telonero. Semejante honor deberia haber sido para alguien mas acorde como Fito Paez, Charly Garcia o incluso Turf (ojo no es que considere a Turf como LA banda argentina solo pienso que tiene un estilo que iria bien como telonero de Paul). Parentesis aparte me entere que a Charly le habian ofrecido pero el preferia vivir la experiencia como fan y no tocando un set acustico (que va contra la sobreproduccion de su etapa Say No More) y chiquito donde no le daban las pantallas grandes y tenia que conformarse con un cuadradito minusulo.
Volviendo a Ciro, me molesto que antes de varias canciones dijera cosas como: “Y esta es para todos los beatlemaniacos” y salia con un tema que no tenia nada, pero nada de toque beatle. La frase/imitacion de la batida de palmas y las joyas, fue la gota que revalso el vaso. Ahi fue cuando pense: “Que carajo hace este papa frita aca?”
Interesantes estuvieron los remixes electronicos que se pasaron despues de Ciro. Me recordaba mucho al disco Twin Freaks de Paul, pero al escuchar bien me di cuenta que eran nuevas mezclas. Me gusto sobre todo que fueran, en su mayoria, canciones del McCartney II, el segundo album al cual se le han tirado la mayoria de los palazos en la carrera de Paul (el primer puesto se lo lleva PRESS TO PLAY y con razon, pero esa es otra historia).
Yo tengo 23 años, y al del 93 no fui, si mis viejos pero no yo. A este fui solo, la noche del jueves y me parecio realmente genial. Como fan de Paul (por sobre los Beatles) no pude estar mas contento de que tocara canciones solistas como Letting Go y Mrs Vandervilt por ejemplo. Aunque creo que la verdadera sorpresa para nosotros los fans fue Bluebird porque convengamos que todos nosotros teniamos una idea muy cercana de los temas que Paul traia y esta no estaba prevista para nada. Me fallo la intuicion con Only Mama Knows que es un tema que viene metiendo en su set list desde hace tiempo pero aca no lo metio. Pero bueno, nos trajo Bluebird.
Con respecto a los temas “Wingescos” al principio me llamo la atencion de que hiciera casi todo el disco Band on the Run (solo faltaba: No Words, Picasso s Last Words y mamunia). La inclusion de Mrs Vandervilt se debe a una encuesta que se hizo por internet entre los fanaticos preguntando cual era la cancion que Paul deberia interpretar en vivo. Creo que se hizo a comienzos de este año o fines del pasado no esoty muy seguro. Y la inclusion de Bluebird y 1985 me hacen suponer que es para promocionar la reedicion del Band on the Run.
Los temas de The Fireman que toco me encantaron sobre todo Highway. Aunque me parecio que Sing The Changes estaba cantada de manera muy monotona y no con los altos y bajos en la voz original.
Los temas “Beatlescos” tuvieron una produccion muy precisa y al escuchar Ob la Di Ob La Da me parecio redescubrirla o escuchara por primera vez, le puso mucha onda. Y wix se llevo las palmas en ese tema, bien pero bien Calipso.
No me gusto para nada que cantara Give Peace a Chance ni tampoco que mostraran la imagen de Obama en Sing The Changes. No me gusto como se engancho Give Peace… con A Day in the Life, me parecio forzado e innecesario. Paul porque en lugar de tocar canciones de John solista no tocas las tuyas que tenes muchas e incluso mejores. Que se yo tal vez un Pipes of Peace vendria bien. Paul tenelo en cuenta para la proxima vez que vengas a la Argentina, Pipes of Peace es la post. Jajaj.

Es evidente que a Paul le gusta que coreen sus canciones como pasa con Ob La Di Ob La Da, Let It Be, Mr s Vandervilt (Ho Hey Ho!), y Hey Jude. Le gusta ese juego con el publico de hacerle repetir estribillos y dejarlos cantando solos con el bajo y la bateria. Tal vez lo que le critico a Paul es que sus chistes y comentarios esten muy guionados. La gente que fue los dos dias me conto que hizo los mismos comentarios y chistes que hizo el jueves. El gesto de sordera despues de Live And Let die, lo hace ya en el Good Evening New York y lo de Rusty desmallandose al hacer el solo de Live and Let die creo que lo viene haciendo desde el 2005 mas o menos. Me parece que le falto un poco de espontaneidad. Pero quienes conocemos a Paul (no “face to face” obviamente, sino los que lo seguimos mas alla de su musica) sabemos que Macca no deja nada librado al azar, y el antes que nada es un tipo cuyo objetivo es brindarte el show de tu vida, hacerte sentir parte del show y mantener un contacto con el publico.
Pero fuera de eso aplaudo sus habladas en español (que mal que la camara en un momento se haya colgado enfocando los machetes en el suelo jajaj) y su buena onda, porque realmente hay que tener mas que buena onda para tener 68 años, dar un show de 3 horas sin tomar un vaso de agua ni hacer un break y preocuparse porque el publico realmente disfrute tu show interactuando con ellos y haciendolos participes. Y quienes digan que Paul esta en esto por la plata es mentira o por lo menos no del todo cierto, al tipo le gusta ser la estrella y recibir el amor de su legado de fans que viene cosechando hace mas de 40 años. Les da a los fans lo que piden (salvo a mi que no me hizo caso con Pipes of Peace jaaj).

El tema de la organizacion me jodio realmente. Yo fui a sacar la entrada personalmente porque pense que las lineas telefonicas e internet iban a colapsar aquel Martes 19 de Octubre. Llegue a las 7 a la esquina del teatro gran rex y ya habia una cuadra de cola. Habia llevado 1600 mangos para sacar para mi y para mis viejos (porque a mi hermana no le interesa) y pese a que las boleterias abrieron a las 10 am, yo no llegue a tener mi entrada hasta las 15 30 de la tarde. Y solo habia una cuadra de cola. Lo peor era que a medida que avanzabamos los de seguridad decian que se habian agotado las del 10/11, q se habian agotado las de 200 del 11/11 las de 400 las de 500, y cuando llegue a la boleteria solo quedaban de 900 para arriba asi que tuve que sacrificar a mis viejos y me saque una de 900 para mi (creyendo que despues podia conseguir en la reeventa a un precio razonable 2 entradas mas). Los chicos que estaban adelante mio habian ido con 400 pesos cada uno para sacar las mas baratas pero tuvieron que volverse sin nada despues de 8 horas de cola. Fue triste realmente. De mas esta decir que no pude conseguirle entradas a mis viejos porque estaban a precios exorbitantes que no podiamos pagar.

Como dijo alguien de ahi arriba, me molesto el caretaje que habia en el concierto. Muchos paracaidistas que no sabian ni a que estaban yendo pero que se compraban la remera para probar que estuvieron ahi. Eso si, no te cantaban ni una cancion ni siquiera Yesterday o All My Loving…

Yo me compre el programa que me lo gatillaron a $100 (me dijo un amigo que el miercoles el programa se vendia a $80) pero realmente valio la pena. Ademas uno sabe que en conciertos asi los precios que se manejan son esos. No estas yendo a ver a Masacre ni a los Jonas Brothers estas yendo a ver a un icono del rock, una de las 4 leyendas de la cual se nutrieron casi todos los grupos que le siguieron. Por eso no me queje del programa. La remera no me la compre, realmente no me interesa tener una remera del show (pese a ser muy fanatico). Me quedo mil veces con el programa, el cual ya lo guarde junto al del 93 que conservo gracias a mis viejos.

Bueno me parece que me re extendi con mi post, asi que para cerrar dejo en claro que esta gira significo para mi no solo el evento musical de mi vida y la presencia de un show en vivo donde estuvo mi idolo sino tambien fue la coronacion y reivindicacion de mi gusto por su musica y su persona.

Un saludo a Octopus y te felicito por el blog, me encanto!

Saludos,

Pablo

, , fer-stone dijo

Hola Octopus, ¿còmo estàs?. Notè a Paul cansado, no muy bien de la voz. La verdad esperaba otro tipo de show, Abe Laboriel me encanta y no estuvo como se lo vè en los numerosos dvd, la banda siempre me gustò por ser màs rockera que la anterior, pero no estuvieron bien… serà el cansancio tal vez?.
Me gustò mucho que el repertorio incluyera cosas como Letting Go y Nineteen Hundred and Eighty five son dos de mis favoritos de Wings.
Realmente del show del 93 recuerdo emociones y no performance, por lo que no puedo compararlos musicalmente, si te puedo decir que a priori le tenìa mucha fe a esta banda, , pero me fui del estadio no del todo conforme.

Un abrazo
Fernando

, , jacintocantalapiedra dijo

Octopus, que bueno volver a leerte por aqui. Esta vez no pude ir, cuando decidi comprar las entradas, (en realidad, cuando tome conciencia que venia Paul) ya era tarde y no pude conseguir las entradas para ir con mis pibes y con mi esposa. Me la tuve que comer doblada MAL……
Un abrazo enorme, y que bueno eso que señalas, estos tipos nos abrieron la cabeza a varios, y si. Hay un lugar mejor graciasa estos pibes. Y por eso vale “perder el tiempo” recordandolos siempre y cantando sus canciones.
Vos haces eso, por eso “te tengo en el album” con los tipos/as que se valoran.
Hasta todos los momentos

, , octopus dijo

Hola Pablo, perdón en demorar la respuesta a tu atento comentario. Fantástico todo lo que contás, y veo que, efectivamente, tenemos bastantes coincidencias. Lamento que no hayas podido ir con tus viejos, creo que justamente este era un evento con un significado especial para compartir con la familia pero, evidentemente, económicamente fue un tremendo esfuerzo.
Efectivamente, Paul vino en el 93 haciendo hincapié en su discos del momento, asi como ahora apoyó la reedición de Band on the run. De mi parte, todo bien, de hecho tengo un cariño especial por su etapa Wings, asi que incluir temas de ese disco en la lista me pareció espectacular.
Te confirmo que el miércoles el programa costaba $80. Linda sorpresa verlo a $100 el jueves… Pero, en fin, una mancha mas en la insaciable voracidad de los organizadores…
Te mando un abrazo, te agradezco el comentario (la longitud la ponés vos) y espero futuras visitas !!

Hola Fer !! Tal vez me pasé de diplomático, pero tampoco me fui tan contento de estos recitales. Independientemente del set list, que me gustó mas que el del 93, la performance no me conformó del todo.
Me hiciste dar cuenta de que, también, hace 17 años el asunto era la emoción mas que la música. Tal vez ahora, mas viejo (yo, no Paul que sigue igual), esperé algo por otro lado… especialmente teniendo en cuenta el considerable esfuerzo económico y el maltrato organizativo.
Un abrazo !!

Hola Jacinto, que lástima que no pudiste ir… De todo lo que significaron esas noches, lo mas valioso para mi fue haber estado con los míos !
Te mando un abrazo, seguimos conectados !!

, , MIRTHA dijo

los beatles son unos genios de la musica

, , claudia dijo

Hola, estuve en el del 93 el 12 de diciembre. No estuve en ningún otro.
Me pareció maravilloso.
Les escribo porque no encuentro un dato. ¿Quién fue telonero ese 12 de diciembre?
Gracias

, , octopus dijo

Hola! La verdad es que no recuerdo que haya habido un telonero… yo llegué bastante sobre la hora, asi que es posible que mas de una banda haya tocado y yo no la haya visto.
Gracias por la visita !