Posts etiquetados como ‘Avaaz’

“Frankenfish”, el salmón transgénico

Estados Unidos está a punto de ofrecerle al mundo el primer animal comestible genéticamente modificado: un salmón mutante que podría acabar con poblaciones enteras de salmones salvajes y poner en riesgo nuestra salud. Pero podemos evitarlo antes de que este sospechoso pez Frankenstein llegue a nuestros platos.

Este nuevo tipo de pez falsificado crece dos veces más rápido que un salmón normal, y ni siquiera los científicos saben qué efectos a largo plazo podría tener sobre nuestra salud. A pesar de esto, ahora podría ser declarado un alimento seguro, ¡basándose en los estudios de la misma empresa que creó esta criatura transgénica! Afortunadamente, en EE.UU. es obligatorio por ley consultar al público antes de tomar una decisión. Una coalición de pescadores, ambientalistas y consumidores le está pidiendo al gobierno que cancele este espinoso acuerdo. Construyamos una ola gigante de apoyo global para ayudarles a ganar.

La consulta pública ya está abierta, y es nuestra mejor oportunidad para evitar que este salmón mutante se cuele en nuestros menús. Firma para detener el pez Frankenstein y comparte esto con todo el mundo. Cuando lleguemos a un millón de firmas, entregaremos esta petición al proceso formal de consulta:

http://www.avaaz.org/es/stop_frankenfish_r/?bgcTUbb&v=21157

La compañía que desarrolló este pescado le alteró el ADN para crear un salmón que pudiera crecer a velocidades vertiginosas durante todo el año. No sólo desconocemos los efectos que a largo plazo tendrá este experimento sobre nuestra salud, sino que si algunos de estos peces o sus huevos alcanzasen un hábitat natural, podrían diezmar al resto de las poblaciones de salmón salvaje. Lo peor es que, si llega a los supermercados, no podremos diferenciar este salmón transgénico del real, y no será posible evitar su consumo.

La industria de la biotecnología ha gastado cientos de millones de dólares presionando para que los gobiernos aprueben sus productos modificados genéticamente. Este salmón transgénico podría ser el negocio de su vida, y abriría las compuertas de otras carnes alteradas hacia nuestros mercados. Pero el gobierno de EE.UU. considerará las opiniones del público antes de tomar una decisión final. Si los abrumamos con una oposición global gigante cuando menos se los esperan, podremos frenar esta peligrosa decisión .

El pez “Frankenstein” está a punto de ser aprobado. Alcemos la voz para asegurarnos que estas empresas no decidan qué es lo que comemos. Ayúdanos a reunir un millón de voces para frenar este pescado mutante:

http://www.avaaz.org/es/stop_frankenfish_r/?bgcTUbb&v=21157

Miembros de Avaaz ya nos hemos unido antes para proteger nuestros ecosistemas y nuestros alimentos de los experimentos peligrosos. En 2010, y con más de un millón de voces, nos manifestamos en contra de los alimentos transgénicos en Europa. Unámonos esta vez para detener al salmón Frankenstein.

Corre la voz para liberar a los niños esclavos de la India

El Parlamento de India está a punto de cerrar el año sin aprobar la ley contra el trabajo infantil más ambiciosa de toda su historia. Lo peor del caso es que la ley tiene el respaldo de la mayoría de los parlamentarios, pero ha estado congelada durante semanas porque según ellos “no es prioritaria”.

India es el centro neurálgico mundial del trabajo infantil. Niños de tan solo cinco años son vendidos a los traficantes y luego forzados a trabajar como esclavos, sujetos a múltiples abusos y maltratos físicos. Esta histórica ley prohibiría cualquier forma de trabajo infantil para menores de catorce años y ofrecería ayudas para que las familias más pobres pudiesen mantener a sus hijos en la escuela. Pero los parlamentarios han dejado que esta ley se les escurra de la agenda, mientras los grupos defensores de los derechos de los niños de India dicen que necesitan nuestra ayuda para aumentar la presión pública ahora.

Si desde la comunidad de Avaaz nos unimos, podremos crear una ola de atención sobre este proyecto de ley y presionar a los legisladores para que la aprueben. Firma esta urgente petición y reenvíala a todo el mundo. Cuando seamos un millón, entregaremos nuestro mensaje al Parlamento junto con niños que en su día vivieron estas terribles experiencias:

Haga click aqui

Es aterrador: 215 millones de niños y niñas trabajan en minas, canteras y fábricas por todo el mundo. Todos los países han firmado un acuerdo para erradicar el trabajo infantil como eje central de sus políticas nacionales de educación. Sin embargo, India es el país con una mayor mano de obra infantil del planeta. Si el proyecto de ley se aprueba, prohibiría el trabajo infantil para menores de 14 años y todo trabajo peligroso para menores de 18. Esta iniciativa además incluye soluciones para que la ley no afecte a las familias más pobres, asegurando el derecho a la educación gratuita y proponiendo becas para compensar las pérdidas económicas de estas familias.

Los críticos de la ley dicen que el problema real no son las leyes, sino su falta de aplicación. Y es cierto que en los últimos tres años solo el 10% de 450.000 denuncias contra el trabajo infantil fueron tramitadas bajo la débil legislación actual. Pero la nueva ley vendría a apretar las tuercas del problema. La Policía ya no estaría supeditada a la orden de un juez para poder actuar. Cualquier forma de explotación comercial del trabajo de menores de 14 años sería penalizada, y en vez de sancionarlos con multas o con cortas condenas carcelarias, los culpables se enfrentarían a duras penas.

A pesar de que la mayoría de los parlamentarios indios dicen que apoyan la ley, no sienten que haya una urgencia política para someterla a votación. Pero con cada día que pasa, más niñas y niños son forzados a una vida miserable dentro de inhumanos talleres y fábricas. Está en nuestras manos darles ese impulso que necesitan para actuar.

Firma la petición para los legisladores de India ahora, y compártela con todos tus conocidos AQUI

Una y otra vez, la comunidad de Avaaz ha impulsado diferentes campañas para proteger a los niños y a los grupos más vulnerables. Hace unas pocas semanas, nos unimos en una petición de 1.2 millones de personas y ayudamos a pasar el plan de educación infantil más exhaustivo de Paquistán. La manera en la que tratamos a nuestros niños y niñas es como un termómetro de nuestros principios éticos. Ha llegado la hora de tomar acciones firmes para detener estos abusos. Unámonos en defensa del futuro de los niños que sufren en India.