Posts etiquetados como ‘La pintura Argentina surgió sin aporte indígena’

La pintura Argentina surgió sin aporte indígena

LA PINTURA ARGENTINA
Una primera época en el desarrollo artístico.
Periodo 1830-1935.

Las actividades relacionadas con la pintura fueron muy escasas en los primeros veinte años del período patrio, porque no existía una tradición local, a diferencia en otros países hispanoamericanos como Méjico o Perú.
Las condiciones necesarias para el desarrollo artístico en un medio social se deben a la suma de distintos factores.

No solo es necesario al artista para cumplir con la difícil tarea de la creación plástica, sino que también se requieren una tradición en este aspecto del arte, los medios necesarios para su aprendizaje y desarrollo (escuelas, talleres, elementos, materiales) como también de un público interesado en esas manifestaciones.
Ninguno de estos elementos positivos estaba presente en nuestro medio en esta época. Con excepción de la pintura, el grabado y la literatura, las restantes actividades fueron casi nulas.

La pintura surgió sin el aporte indígena y basada en una tradición europea, tanto desde el punto de vista técnico como de los factores expresivos.
Los artistas extranjeros reflejaron bastante bien el ambiente criollo expresando así la influencia del medio geográfico y de sus habitantes.

Al poco tiempo de nuestra Independencia la pintura reflejaba características propias del artista que nos visitó. En su mayoría tenían el objetivo de perpetuar nuestros paisajes, costumbres o personajes propios en sus trabajos.
Para aquellos europeos, todo lo que estuviera relacionado con nuestro medio despertaba la curiosidad de lo pintoresco.
En esta época los pintores (todos extranjeros) fueron muy pocos y sus obras, escasas. Deben mencionarse :

. al francés Juan Felipe Goulu, quien llegó al país antes de 1816, pintó en él durante cuarenta años y falleció en 1855. Como retratista fue un pintor de calidad, que se revela en más de una obra, dándonos un ejemplo de su capacidad estética en cuadros como el de “Don José María Coronell” y el del “General Lucio Mansilla”. Como miniaturista Goulu llena toda una época. Fue maestro de García del Molino y sus obras son hoy raras muestras de un talento que inició en Argentina esta difícil y encantadora tarea estética.

. al inglés Emeric Essex Vidal, (1791-1861) quien fue un marino inglés y pintor aficionado, autor de las primeras acuarelas realizadas sobre la vida pública en Buenos Aires y Montevideo.

. al francés Adolf d’Hastrel de Rivedoux, (1805 – 1875) quien optó por la carrera de marino, ingresando como voluntario en la armada francesa en 1825. Dibujante y pintor aficionado, aprovechó sus viajes para tomar apuntes de los diversos lugares que visitó. Las acuarelas ejecutadas en el Uruguay y la Argentina, litografiadas en colores, le permitieron publicar en Paris un Álbum de La Plata o Colección de las vistas y costumbres del Río de la Plata (1845).

. al francés Ernesto Charton de Treville (1818 – 1877 ) quien fue un pintor de origen francés célebre por sus retratos al pastel y cuadros costumbristas de estilo realista.

. al francés Carlos E. Pellegrini (1800-1875), quien fue ingeniero que se dedicó a la pintura por necesidad y que sería padre del presidente Carlos Pellegrini;

. al italiano Ignacio Manzoni (1799 – 1888) quien en 1857 se radicó en Buenos Aires, donde fue muy agasajado y apreciado por su obra de retratista, costumbrista y pintor de cuadros religiosos y anecdóticos. También se dedicó a la enseñanza privada y fue maestro de Ventura Lynch y de José Maria Gutiérrez. Rivalizó en Buenos Aires con su compatriota Verazzi, encontrando más apoyo que éste en la prensa y la opinión pública.

Desde mediados del siglo XIX se comenzaron a organizar las primeras instituciones artísticas del país: fundamentalmente la Sociedad Estímulo de Bellas Artes y el Museo Nacional de Bellas Artes, cuyo primer director fue el pintor Eduardo Schiaffino.

La gran ola de inmigración europea (1870-1930), estableció una fuerte relación con la pintura europea, a través principalmente de pintores italianos o hijos de italianos.
Eduardo Sívori (1847-1918), introdujo el naturalismo, con obras clásicas como “El despertar de la criada”1, seguido por pintores como Reynaldo Giudici (1853-1927) y Ernesto de la Cárcova (1866-1927), éste último destacado con “Sin pan y sin trabajo”.
Angel Della Valle (1852-1903), desarrolló una corriente de pintura costumbrista del campo, con obras como “La vuelta del malón”.

A comienzos del s. XX , Fernando Fader (1882-1935) y los artistas del grupo Nexus, comenzaron a presionar por el desarrollo de corrientes artísticas que, sin ignorar ni desconocer la pintura de moda en París, fueran capaces de expresar visiones autónomas de la pintura. Cuando en nuestro país comenzaron las primeras manifestaciones de libertad como la sanción del voto secreto y universal para varones en 1912 , la llegada del primer presidente democrático Hipólito Yrigoyen en 1916 y la reforma universitaria en 1918 también comenzaron los primeros grandes movimientos en nuestra pintura.
Gran influencia tuvo la Escuela de París en la cual se encontraban artistas como Modigliani, Chagall, Soutine y Klee. Nuestros jóvenes artistas reciben enseñanzas del cubismo, fauvismo, expresionismo, futurismo, dadaísmo y surrealismo.

La primer vanguardia estaba formada por los siguientes grupos:

El grupo Florida: su nombre proviene del lugar donde se reunían sus integrantes en un café en la calle Florida. Estos miembros pertenecían a la clase media, alta preocupados por una estética renovadora. Representantes de este grupo en la Argentina son: Raquel Forner, Alfredo Guttero, Norah Borges, Lino Eneas Spilimbergo, Antonio Berni, Aquiles Badi, HéctorBasaldúa, Horacio Butler, Emilio Centurión, Juan del Prete, Emilio Pettorutti, Xul Solar y Ramón Gomez Cornet.

El grupo Boedo: su nombre proviene de la editorial ubicada en la calle Boedo. Sus miembros eran socialistas y luchaban por la justicia social. Sus representantes fueron :Adolfo Bellocq, José Arato, Abraham Vigo y Guillermo Hebécquer que tratan con su pintura de representar la vida de las clases más bajas de la sociedad porteña.

El grupo de La Boca: Fuertemente influido por la inmigración italiana, desarrolló un estilo peculiar, centrado en el trabajo y los barrios inmigrantes. Sus representantes fueron: Victor Cúnsolo, Eugenio Daneri, Fortunato Lacámera, Alfredo Lazzari, Benito Quinquela Martín y Miguel Carlos Victorica


http://www.***/userpost/noticias/la-pintura-argentina-surgio-sin-aporte-indigena-y-basada-una-tradicion-europea