Andrew Cunanan: el asesino de Gianni Versace

Por medio de testimonios de amigos y compañeros de clase, conoceremos cómo era Andrew Cunanan, el asesino de Gianni Versace, antes de convertirse en una de las personas más buscadas por el FBI. Según un compañero, Andrew, tenía problemas para aceptar la realidad de modo que siempre inventaba historias sobre su familia. Andrew vivió primero en un barrio de clase trabajadora, pero cuando la situación económica de la familia mejoró se mudaron a un barrio de clase media y Andrew tuvo la oportunidad de asistir a un colegio privado donde se aficionó a la buena vida. Además, Andrew era gay y no tuvo ningún reparo en ocultarlo. Cuando terminó sus estudios dejó escrito en el diario escolar “Después de mí, el diluvio”. En lugar de realizar una carrera universitaria se dedicó a ejercer de gigoló y más tarde se convirtió en un asesino. En menos de un año, recorrió una gran parte de Estados Unidos dejando un reguero de cadáveres a su paso, el último de ellos el del prestigioso diseñador Gianni Versace. Andrew, una vez más, no tuvo el valor de enfrentarse a lo ocurrido y, esta vez, en lugar de inventar cualquier historia, decidió quitarse la vida antes de que lo capturara la policía.

andrew-cunanan-lope-navo