Posts etiquetados como ‘1541’

Alternativa de almacenamiento para Commodore

A Ud. que es coleccionista, nostálgico o simplemente conserva una Commodore 64 o 128 desde su niñez o adolescencia y tiene problemas para conseguir o mantener los antiguos diskettes de 5.25″, le traigo dos noticias. Para variar, una es buena y la otra es mala. Ud. decide con cual comienzo en primer lugar.
Ya lo suponía…empezaré por…

La buena

Hace unas semanas, estando en la casa de un conocido que es coleccionista de home computers, pude ver una pequeña plaqueta que tenía guardada en una repisa. De qué se trataba? Pues ni más ni menos que de un simulador de floppy drive Commodore 1541 que opera con aquellas imágenes de programas y discos que se usan, por ejemplo, con el emulador VICE .

El nombre de este periférico es SD2IEC y nos da a entender una interface entre tarjetas de memoria SD y el conector IEC del protocolo serie de Commodore. La SD2IEC aprovecha las ventajas de las memorias SD con respecto a su flexibilidad en la transferencia de datos desde PC y la alta capacidad de almacenamiento, en contraste a los clásicos diskette de 5.25″ y 170Kb: haciendo una cuenta rápida, una tarjeta SD de 1Gb contiene 1024Mb x 1024Kb = 1048576Kb; 1048576Kb / 170 Kb = 6168.09. O sea que 1 Gb nos permitirá almacenar 6168 diskettes de 170Kb.

SD2IEC requiere de una tensión de 6 volt

No obstante esta ventaja, será conveniente el uso de directorios para mantener cierto orden dentro de la SD, para no ahogarnos en un mar de archivos ni consumir la memoria de la Commodore al momento de leer el directorio con LOAD “$”,8.
La SD2IEC, además de los tradicionales comandos del drive 1541, reconoce un nuevo conjunto que le permite operar con los distintos contextos brindados por los subdirectorios y las imágenes de discos. Por ejemplo:

OPEN 15,8,15,”CD:DISCO1″: CLOSE15

nos situará dentro del directorio DISCO1. A partir de este momento, solo veremos los archivos que éste contiene. Pero tranquilos, porque podemos volver al nivel anterior con:

OPEN15,8,15,”CD:<-”:CLOSE15

Por otro lado, si disponemos de imágenes D64, estas se podrán montar y acceder como si fueran directorios de manera similar a la anterior:

OPEN 15,8,15,”CD:SUPERCYCLE.D64″: CLOSE15

De este modo, estaremos “dentro” del directorio resultante de montar la imágen D64 del juego Super Cycle .

La operación puede resultar un poco engorrosa, pero por suerte están las aplicaciones FIBR y SD2BROWSER que brindan la funcionalidad de un Norton Commander muy reducido que nos sirve para navegar dentro del contenido de la tarjeta SD.

SD2IEC conectada a una Commodore 64. En la pantalla se puede ver un directorio

Más información sobre la operación de la SD2IEC se puede encontrar en http://www.retrocomputacion.com/cgi-bin/foro/YaBB.pl?num=1231780490.

Algo para destacar de la SD2IEC es su construcción, que está basado sobre un microcontrolador ATMega 32 de la firma Atmel . Si bien el diseño es de origen alemán, la implementación en este caso fue hecha localmente por Marcos Leguizamón, que además de ser miembro del foro Retrocomputacion.com, posee conocimientos de electrónica, programación de microcontroladores y desarrollo en assembler sobre Commodore 64.

Carga del Ghost’n'Globins desde el FIBR

Marcos no sólo se encargó de modificar el diseño original para abaratar costos, sino que además encargó la fabricación de las plaquetas, consiguió los componentes y ensambló cada una de las unidades de la primera tanda. Esta primera tirada se conformó con 30 unidades de las cuales, las primeras 4, tenían el circuito impreso confeccionado artesanalmente en base a una plano obtenido con impresora láser, una plancha (sí, de esas que se usan para poner lindas a las camisas!), un taladro y mucha paciencia.

Pude contactar a Marcos, conseguir una SD2IEC y evaluarla. De hecho era la última unidad de la serie.

La operación general es sencilla y los resultados sorprendentes y muy satisfactorios, como pueden avalar los 30 felices poseedores de la SD2IEC.

Ghosts’n'Goblins

Por otra parte, no sólo se puede operar con una Commodore 64, sino con los modelos 128 y VIC/20. Quedaría por testear el funcionamiento con Commodore Plus/4 y Commodore 16, aunque teniendo en cuenta que el drive original 1541 es compatible con todos estos modelos y la SD2IEC justamente lo emula, no debería haber inconvenientes.

Por último, es importante destacar que se trata de un emulador que opera en el modo original de la 1541, es decir, lento. Como ocurre con los simuladores y emuladores, puede tener incompatibilidades con determinados programas. Y la mayoría de los inconvenientes estarían en las aplicaciones Turbo Loader. Recordemos que fueron construidos con el propósito de subsanar la patología de la 1541 causada por la lentitud del protocolo de comunicación serie que verifica cada unidad transferida desde/hacia la Commodore. Los Turbo Loader asumen la operación en un determinado entorno (working set) conformado por una rom con sus rutinas, una ram con ciertas posiciones de memoria y un microprocesador, sumado a tiempos de latencia propios de la parte mecánica. Todo esto, sólo puede ser provisto por una auténtica disketera 1541 o con un dispositivo FPGA , en el cual puede emularse cada uno de los componentes electrónicos y agregarse alguna latencia para simular tiempos mecánicos. En este último caso, los costos se harían más que excesivos como lo demuestran los 125 euros que cuesta al 1541 Ultimate con IVA incluido.

SD2IEC conectada y operando con una Commodore VIC-20 de 4Kb de RAM

Para terminar con la buena noticia, me quedaría remarcar que lo expuesto anteriormente, justifica el nombre del periferci de se desprende el origen del nombre SD2IEC: por un lado del uso tarjetas de memoria SD con el puerto serie IEC, de Commodore. Y ahora si, no me resta más que continua con…

La mala (pero no tan tanto)

Esa primera tanda de SD2IEC, compuesta de 30 unidades, construidas una a una con dedicación y esfuerzo, es la última tanda en construirse. Coincido con Marcos, en que resulta muy costoso en tiempo para que sólo una persona pueda ensamblar los componentes de cada equipo.

La SD2IEC además de facilitar la carga de juegos, despierta la curiosidad de niños y niñas por los videojuegos del pasado ;)

Sin embargo, sería beneficioso reunir a un grupo de gente con el cual retomar el proyecto, no sólo proveer a los usuarios locales interesados en actualizar/revivir su Commodore 64, sino además, ofrecerlo al mercado internacional donde seguramente despertará un especial interés potenciado por el costo.

Afortunadamente, Marcos me comentó que no todo está perdido y que hay dos participantes de Retrocomputacion.com que se perfilan como los relevos de posta del proyecto SD2IEC. Habrá que esperar y estar atentos.

Felicitaciones a Marcos por esta excelente iniciativa!

Una de piratas III – Poke mágico

Definitivamente me había cansado de usar cassettes. Es que tardaban mucho, necesitaba mucho espacio físico para guardarlos y últimamente los mejores juegos de Commodore 64 estaban viniendo en disco.

Leyendo la Segunda Mano de algún martes a mediados de 1987, vi un avisito de Real Time que publicaba algunos equipos usados en venta, con su correspondiente precio. El dinero que había juntado desde hacía un buen tiempo tuvo como destino una diskettera Commodore 1541 usada, en buen estado.

Volví desde Santa Fé y Pueyrredón hasta mi casa de San Martín, con la 1541 en una bolsita y una caja de discos de 5.25″ Damy. En el camino pensaba en todos los juegos que podría jugar. Y en toda la plata que tendría que gastar para conseguir nuevamente aquellos que quedaron en las cassettes. Y tenía una importante cantidad.

Al principio sufrí de esa lentitud de la 1541 que siempre había escuchado hablar. Pero no importaba, porque la carga era algo más rápida que desde cassette. Además, me daba un aire de usuario más experimentado. Un usuario con diskettera.

Pero me volvía a cansar. Y tuve que conseguir un cartucho Fast Load, que además de acelerar la carga y grabación de disco, venía con un botoncito de reset para la computadora. Y aún mantenía la preocupación de las cassettes. Si tuviera una manera de evitar que los programas arrancasen y luego poder pasarlos a disco…pero ¿¡cómo!?

Había visto en la sección “Trucos, Trampas y Hallazgos” de la revista K64 que se podían hacer cosas interesantes o extrañas, modificando valores en ciertas posiciones en la memoria. Por ejemplo, se podía modificar el cartel de la memoria disponible de la Commodore. Entonces, por qué no buscar un Poke de oro, un Poke mágico? Así empecé. Un cuelgue. Reset, borrón y cuenta nueva. Otro cuelgue y otro reset. Un tercer cuelgue y un tercer reset. Mil cuelgues…

Hasta que un día, en algún momento, la Commodore no se colgó. Y cargué el juego Ghost’n Goblins desde cassette. Y al terminar de cargar el juego no arrancó y tuve el control de la máquina. Bastante nervioso, puse un diskette vacío en la 1541 y utilicé el comando de grabación del Fast Load <- GNG .

Fue un ratito. Más nervioso aún, revisé el directorio del diskette y lo que había en la pantalla decía:


Había podido grabar un primer juego de cassette a diskette! Gracias a una combinación de llamadas a rutinas assembler y pokes:

SYS 2049 : POKE 56,0 :  LOAD

Se había deshabilitado la rutina de autoarranque del Turboloader de cassette. Gasté varias tardes y varias cajas de discos hasta que pude grabar un 90% del lote de juegos. El resto eran aquellos cassettes caprichosos cuyo Turboloader no podía burlarlo.

Al final de cuentas pude pasar juegos y programas de cassette a disco y también hacer el camino inverso con ayuda del programa copiador de discos Fast Hack’em , que incorporaba el programa TurboSave.

Así pude grabar a algunos a compañeros y amigos de la escuela como Pitu, con quien me sentaba, o Gabriel Ramirez, conocido por sus historias de levante de minas en el 169 mediante una sola mirada, y también a Gabriela, que era la única chica de la división y con la que un par de veces nos rateamos para terminar jugando al Outrun en su casa.

Había comenzado la época de “hacker” gracias a esta “serendipia” !


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog