No me toques

Se acuerdan cuando, por Agosto, les contaba un poquito de la historia del Simon, a la vez que les presentaba el que me habían traído los reyes?

Bueno, de ese post me quedé con una espina. Se acuerdan también, que les conté que la idea original fue de Atari, pero gracias a su mala implementación, Ralph Baer, el padre de los videogames hogareños, la tomó prestada, la mejoró y así nació el Simon? (claro, recuerden que Bushnell, el fundador de Atari, hizo algo similar con el Pong y el propio Baer).
Ahí está la espina. No en las jugarretas que ambos personajes históricos cometieron, sino en la idea original. Precisamente, en el Touch-Me, el juego de Atari del que desciende Simon.
Al poco tiempo de escribir ese post me dispuse a conseguirlo. Y que mejor que recurrir a Ebay, donde luego de algunas semanas de búsqueda y casi un mes de espera de correo, logré tenerlo en mis manos.
Epa…pero no estoy hablando del Touch-Me Arcade, el original. Éste era un armatoste, bastante feo, con cuatro botones; muy parecido a un pupitre. No se lo imaginan? Pasen y vean, entonces:

Un poco grotezco, no? Con su pinta parece decir “Don’t touch me” (No me toques). Y de hecho, eso fue lo que transmitió, ya que la gran mayoría del público lo ignoró, en tanto que otros desconocieron su existencia.
Pero la versión que conseguí en una subasta EBay es la pocket, del tamaño de una calculadora de bolsillo y que funciona con una batería de 9 volt.

Touch-Me y Simon son funcionalmente equivalentes (es decir, funcionan de la misma manera, tienen las mismas opciones). Y aunque la Touch-Me pocket mejoró bastante estéticamente respecto de la máquina original, Simon siguió estando a años luz en este aspecto. Ni siquiera se acerca a la versión Pocket de Simon.

Y si bien Touch-Me pocket se distingue por no ser lindo, también se distingue por incorporar un visor de LEDs rojos, para indicar el nivel del juego.


Como resumen, cito lo que comenté en su momento: la versión pocket de Touch-Me salió luego de que Simon se convirtiera en un éxito, pero fue tan tarde para la gente de Atari, que simplemente fue calificado por la mayoría de la gente, como una burda y poco atractiva copia del “original” Simon, fabricado por la empresa Milton Bradley.

En fin, una pieza de colección, para cualquier fanático de computadoras y juegos retro, como su servidor…


Escribí tu comentario

, , Rodrigo dijo

El sueño de mi vida es tener un Simon. Algún día lo voy a concretar. Ahora te dejo que voy a jugar con mi Toshiba MSX. Saludos!.

, , Pablo Cafaro dijo

Habia leido por la red esa historia de Simons y Touch me (que deberia llamarse Touch me Say) en alusion a la copia de Simon del de Atari.
Por suerte trabaje en Parque Rivadavia y hace unos años vi como mi vecina de puesto compraba uno a ¡¡¡¡¡¡¡ $ 5 !!!!!!!!!, le ofreci mas plata no quiso. 4 años mas tarde me pide que le venda un Iphone por Mercadolibre y mi comision cual fue????? siiiiiii El Touch Me pocket. Hoy lo tengo de nuevo, me habia comprado este bichito alla por el 79 en una jugueteria y me costo mucho ahorrar para comprarlo creo que costaba algo asi como $14.000.- (de esa epoca) habia logrado ahorrar algo asi como $13.200.- fui con la plata (con mis 11 años de ese momento ) y el juguetero me hizo el descuento.Nunca supe que se hizo de mi primer touch me (casi seguro lo vendi con algunos juguetes mas cuando uno entra en la adolescencia y necesita plata para ir a bailar , como hacen casi todos en ese proceso de terminar la etapa infantil y comenzar la etapa de amorios).
Linda nota me alegra que te lo hayas comprado.
Saludos.