La Apicultura del Mundo en Argentina -Apimondia 2011

BUENOS AIRES – ARGENTINA -  DEL 21 AL 25 DE SEPTIEMBRE

apimondia

Durante cuatro días vas a tener la oportunidad de ver, escuchar y experimentar la apicultura en toda su dimensión: Productores, empresas, proveedores de insumos, exportadores y público en general se dan cita en este espectacular evento. La Rural, Predio Ferial de Palermo, es el marco perfecto para este encuentro, donde habrá todo lo que al apicultor le interesa. Apimondia 2011 es un Congreso, una Apiexpo y un punto de encuentro para los apicultores del mundo entero!  Ver más en http://www.apimondia2011.com/congreso/

email: info@apimondia2011.com

Contacto de Prensa:

Ana Inés Martínez
prensa@apimondia2011.com


Entrevista al Dr. Osvaldo Mihura sobre la Ambrosía

F.S.: Si este producto es tan bueno como para ser el principal remedio preventivo en todas las grandes pandemias como así vacuna contra el cáncer ¿Por que no lo ha patentado y puesto en cantidad suficiente para exportarla? ¿Y por qué regala su fórmula?

O.M.:Porque la Ambrosía perfecta y potente es de resorte de los pequeños productores que saben extraer la jalea real, el polen y sobre todo cumplir con la Miel de las 4 condiciones: 1) Miel pura, 2)proveniente de colmenas vivas y sanas, 3) madura, totalmente operculada, sin miel verde, 4) al extraerla de los cuadros no es colada y filtrada. Esta Miel no se hecha a perder jamás, cristaliza en forma pareja, conserva todas las virtudes curativas y alimenticias. Si los pequeños apicultores aprenden esta técnica y se organizan en Cooperativas podrían poner suficiente cantidad en cualquier parte del mundo con el consiguiente valor agregado.

F.S.: ¿Como ha dosado usted la diferencia entre su amalgama y el consumir jalea real, polen, miel y propóleos y por qué?

O.M.: La Ambrosía cumple los siguientes requisitos: La miel está debidamente madurada y estacionada en una colmena sana y proveniente de floración, de néctar… no esta alimentada con jarabe de azúcar de caña y menos con jarabe de azúcar de maíz; no está colada, cuanto más la filtramos más le tiramos el polen y todas las moléculas grandes a saber: encimas, vitaminas, oligoelementos y minerales… le llamo miel madura y entera. A ésta miel le sumamos la Jalea Real con su larva totipotente o al comienzo de la organogénesis ya que se corta en 3 hs.; en su carácter de cinco veces más proteica que la leche de vaca y por las pequeñísimas cantidades que se maneja no se puede liofilizar ni pasteurizar, la única manera de que no se eche a perder es ponerle miel junto con su larva. La larva desde que nace hasta el comienzo de la órgano génesis conserva el poder de las células madres y ese poder se puede conservar solamente en la miel de las 4 condiciones.Maceramos en su propia jalea real a la larva y la introducimos en la miel (arriba descripta) 10 larvas por su Jalea Real por Kilo de Miel y a toda ésta mezcla le agregamos el polen… el polen de las 18 hs. (en temporada) que se macera en los jugos de los tres Aloe Vera y se vierte sobre la miel.

F.S.: Si lo que usted dice sobre su amalgama de toda la colmena en alquimia fría es cierta, EL VALOR AGREGADO para exportación o para apalear epidemias locales podría ser tan fabuloso que no se podría calcular. ¿Por qué, UD. regala la posibilidad de poder ganar incalculable fortuna?

O.M.: Estas no son recetas mágicas ni cuentos que me han contado sino frutos de años de investigación familiar y quiero mencionar a mi principal ayudante, creadora y colaboradora Gladys Mariel Gavilán. Difundo al mundo sin ningún egoísmo ni ánimo de guardarme secreto alguno ni patentamiento de por medio… porque estamos al final de los tiempos y si con ayuda podemos seguir desarrollando nuestra civilización en el planeta tierra debemos de cambiar radicalmente. Simplemente años de contemplación… las colmenas son seres almicos y su alma no está pegada a los panales ni al zángano ni a la reina ni a la cámara de cría ni al enjambre… tiene movilidad propia e independiente, olor floral a miel y como toda alma puede atravezar puertas sin abrirlas… viajar en contra del viento, volar con sus pecoareadoras… mirar por sus ojos e indicarles lo que tienen que hacer cuando éstas miran la microspora, el ezpermatozoide de la planta de flor y por sus 4 ventanitas retocar su ADN al cúal ven a nivel de sus electrones y por que no a través de otras partículas que actúan como cuantos de luz con sus 3 ojitos que están al frente de su visión (que es mejor que la de los lentes de un microscópico de efecto túnel o de fuerza atómica) o por sus 2 ojitos laterales que son telescopios… En síntesis una de las ventajas de la asociación simbiótica entre la humanidad y las colmenas!

Mihuraconlacolmenadelconsultorio

Si la información ha sido de su utilidad y está interesado en el tema puede leer más en el siguiente link http://abejasymiel.ning.com/profile/OsvaldoMihura

Pongo a disposición del lector los datos suministrados por el entrevistado.

Dr. Osvaldo Mihura (Investigador, médico, apicultor, apiterapeuta)

Email: osvaldomihura@hotmail.com  /Tel.: (54) (11) 4622-1851-6993


Pampas Indígenas… un refugio nativo

36639823.jpg (604×453)

ACTIVIDADES EN PAMPAS INDIGENAS

- LABOREO EN EL HUERTO: el ser humano necesita volver a tocar la tierra y sentirse relacionado con las actividades que producen sus alimentos. Este simple acto proporciona un sentido de pertenencia que es dificil describir con palabras. Mediante trabajos suaves se practica un acercamiento especial al huerto natural.

- COCINA VEGETARIANA: Es muy común que los viajeros que pasan por Pampas Indígenas deseen incorporarse al trabajo de la cocina, ya sea alimentando el fogón o en la preparación de los alimentos que en general provienen del huerto.
- APICULTURA NATURAL: Habitualmente después de la charla sobre apicultura natural y la visita a las colmenas se realizan distintas degustaciones de miel en panal según la época del año.

- CAMINATAS NOCTURNAS: Llegar a perder el temor a la oscuridad de la noche y disfrutar las múltiples posibildades que ofrece el cielo nocturno y el gran elenco de seres que se cruzan a nuestro paso es una aventura que nos conecta más profundamente con la Naturaleza.
- AVISTAJE DE FLORA Y FAUNA NATIVA: Se brinda una visita guiada detallada sobre las plantas y animales indígenas de San Andrés de Giles. Es un paseo para descubrir formas, colores, sonidos y relaciones que nos abre a un mundo nunca antes imaginado.
- PLANTACIÓN DE ÁRBOLES NATIVOS: En la provincia de Buenos Aires abundan cientos de especies oriundas de otros continentes. Aquí volvemos a plantar las especies indígenas de una manera diferente a todo lo conocido.
- CONSTRUCCIÓN NATURAL: La arquitectura en tierra nos acompañó por siglos, no solo por estar a disposición de cualquier ser humano sino por demostrar condiciones ecológicas, térmicas y acústicas que resultan inigualables. Aquí podremos manipular los materiales con los que construimos o revocamos paredes.

- PERMACULTURA: es un sistema para diseñar huertos, jardines, bosques e infraestructuras humanas y relacionarlos de manera super-eficiente tal como sucede en la Naturaleza. Toda la planificación de Pampas Indígenas está basada sobre este sistema y se muestra a los viajeros como funciona.
-TERAPIA HORTÍCOLA: La Lic. Andrea Sucari (presidenta de la Asoc. de Terapia Hortícola) está muy relacionada a Pampas Indígenas y es común el trabajo terapéutico con los viajeros. Se realiza una actividad muy interesante que nos abren a otra comprensión de las relaciones entre nosotros y el universo.

CIUDAD/PUEBLO: SAN ANDRÉS DE GILES-POR LAS RUTAS RUTA NACIONAL 7, Y LA RUTA PROVINCIAL 41

La Salud de la Tierra

Marcelo Hernandez Estudio FM VALL 94.7 San Andres de Giles

Es un programa regional que se emite todos los MARTES a las 19:00 por FM Vall 94.7 MHZ de San Andrés de Giles en la provincia de Buenos Aires, y habla sobre temas variados: un espacio para los Movimientos Alternativos, Ecoaldeas, Simplicidad Voluntaria, Cooperativismo, Bioregionalismo, temas de contaminación y agresión al medio ambiente. Idea y conducción: Marcelo Hernández Lo pueden escuchar en directo por http://www.hpcomunicaciones.com.ar/radio/vall.html

Para saber qué diferencia hay de horario entre Argentina y donde vivan usen el siguiente link: http://24timezones.com/map_es.htm

El jueves 4 de Marzo estuvimos con Oscar Perone en el programa radial de  Marcelo Hernández “La Salud de la Tierra”

En este audición podrán escuchar nuestras voces iniciando algunos temas de debate por ejemplo la importancia de no usar azúcar en la alimentación de la colmena, la preservación de enjambres en zonas urbanas, entre otros propuestas de apicultura y apiterapia que estamos comprometidos a seguir comentando en sucesivas charlas y audiciones radiales.

Operador de la radio, Oscar Perone, Francis y Marcelo


PAREN DE FUMIGAR…

Ayer, en  el programa regional “La Salud de la Tierra” que se emite por FM Vall 94.7 mhz,  se trató el tema de los daños a la salud producidos por las fumigaciones y se escucharon los spots del GRR,  En el transcurso del mismo, y para que a la gente de San Andrés de Giles no le queden dudas de que no estamos delirando, Oscar Perone les ofreció un testimonio que queda a disposición de ustedes si lo quieren ver.

Idea y conducción: Marcelo Hernández

El testimonio sobre los daños producidos por las fumigaciones:
http://www.oscarperone.com.ar/soja.html

La población de abejas productoras de miel está descendiendo dramáticamente …

… debido, principalmente, a la pérdida de diversidad de plantas. Así lo asegura un estudio francés que esta semana publica Biology Letters y que recoge la BBC. Los científicos descubrieron que las abejas que se alimentan del polen que producen varios tipos de plantas presentan un sistema inmune más fuerte que aquellas que se alimentan de una sola especie. Las abejas necesitan tener un buen sistema inmune para esterilizar la comida para su colonia.

Otra investigación concluyó que tanto las abejas como algunas flores salvajes están reduciendo su población a pasos agigantados. Y hace dos años, otro estudio liderado por científicos británicos y holandeses alertó de que la diversidad de abejas y de otros insectos estaba decreciendo a medida que se reducía la diversidad de plantas de las que se alimentaban.

Evitar infecciones en su colmena: Ahora, el equipo liderado por Cedric Alaux en el Instituto nacional para la investigación agrícola de Francia, en Avignon, muestra un posible vínculo entre la variedad de la dieta de las abejas y la fortaleza de su sistema inmune.

Los insectos que se nutrían con una mezcla de cinco tipos diferentes de polen tenían niveles más altos de glucosa oxidasa (GOX) que las abejas que comían polen de un único tipo de flor, incluso si ésta tenía un contenido proteico mayor.

Las abejas producen glucosa oxidasa para proteger la miel y la comida de las larvas de de microbios. Así, protegen a su colonia de posibles infecciones.
Importantes pérdidas económicas

Por otro lado, un estudio de la Universidad de Reading sugiere que la población de abejas en el Reino Unido está disminuyendo dos veces más rápido que en el resto de Europa.

En EEUU el problema es incluso más grave. Allí, colonias enteras han desaparecido. Las consecuencias para la economía son evidentes por lo que tanto el Gobierno británico como el estadounidense han comenzado a invertir en investigación para averiguar a qué se debe.

En EEUU la pérdida de abejas se ha detectado en colmenas que son transportadas a diversas zonas del país para polinizar importantes cosechas. Por ejemplo, las llevan a una plantación de almendros, donde sólo disponen de un tipo de polen. Además, en EEUU el problema podría deberse también a una pérdida de diversidad de las abejas.

En Francia, el Gobierno ha puesto en marcha un proyecto para sembrar flores en un intento de parar el declive de sus abejas.

Fecha : 21.01.2010
Fuente: Agromeat

El Potencial de las Abejas Nativas Sin Aguijón (Apidae: Meliponinae) en los Sistemas Agroforestales

Msc. Ingrid Aguilar Monge

Centro de Investigaciones Apícolas Tropicales, Universidad Nacional. Heredia.
PoBox. 475-3000 Heredia Costa Rica.
E-,mail: iaguilar@una.ac.cr

Sin lugar a duda los bosques cumplen una función importante, pues brindan el hábitat a un gran número de plantas y animales, no podemos dejar de lado su función en la prevención de la erosión del suelo, el control de innundaciones, almacenamiento y reciclaje de nutrientes. Por otro lado, la sobreexplotación de los árboles y de los bosques ha provocado la disminución en el número de colonias de abejas (todas las especies) siendo este uno de los muchos efectos negativos de la degradación de nuestro entorno ( Kearns et al., 1998 ). Las poblaciones de abejas sin aguijón (abejas nativas de los trópicos y subtrópicos), por ejemplo, se han visto reducidas por la ausencia de vegetación (I. Aguilar y S. Berrocal, Sin Pub.), por tanto la deforestación se ve como una amenaza al papel que las abejas ejercen en la polinización de las plantas con flor.

En la actualidad se trata de combinar el manejo del bosque con las abejas, de tal manera que las abejas obtengan alimento y protección, mientras que los árboles aseguran su polinización y como consecuencia, la producción de semillas viables y sanas para la futura regeneración del bosque (Svensson, 1991). En forma muy positiva los projectos de agroforestería se están tratando de implementar con programas de reforestación en donde se siembran árboles de diferentes especies (Méndez, 1999). Este cambio de actitud favorece la diversidad floral dentro del rango de vuelo de las abejas. Recordemos que el rango de vuelo de las abejas sin aguijón es por lo general entre los 600 y 2400 m (Biesmeijer, 1997) y que los remanentes del bosque entre estas distancias y los cultivos pueden proveer de adecuadas poblaciones de abejas (Heard, 1999) y que las abejas producen más miel bajo condiciones de balance ecológico y multifloral ( Hill and Webster, 1995), además los parches pequeños con florecillas atraen y mantienen esas poblaciones de polinizadores brindándoles alimento.

Qué tipo de abejas se han aprovechado para implementar programas de agroforestería?

Las abejas melíferas (Apis mellifera ) se han combinado fácilmente con la reforestación para aprovechar la tierra que no es apta para la agricultura. Esto ha sido posible ya que las colmenas requieren de poco espacio y el trabajo del agricultor puede ser y es una alternativa complementaria con otras labores del agricultor. Además el sistema agroforestal se puede combinar con la apicultura para obtener miel y otros productos. De hecho, en las áreas tropicales y subdesarrolladas los proyectos que han surgido para integrar las abejas y el bosque han sido con la abeja melífera (Svensson, 1991). Sin embargo, en Latinoamérica con la introducción de la abeja africanizada ésta combinación sería una práctica difícil, en el sentido de que el costo para el manejo de apiarios sería muy alto, por lo tanto las abejas sin aguijón serían una buena opción. Actualmente en Latinoamérica no hay reportados proyectos agroforestales, en los cuales se incluyan las abejas sin aguijón como parte de los mismos.

La investigación para introducir polinizadores, diferentes a la abeja melífera, en la polinización de cultivos tiene historia, pero no es sino hasta hace poco tiempo que ha adquirido más importancia. En los Estados Unidos de Norteamérica alrededor de 50 especies de abejas solitarias nativas han sido cultivadas experimentalmente o comercialmente para la polinización de cultivos. Las abejas sin aguijón, casi en forma experimental, se están utilizando para la polinización de cultivos de importancia económica y bajo condiciones de invernaderos : en Japón, Nannotrigona testaceicornis para polinizar la fresa, en Costa Rica T. angustula para polinizar la Salvia farinacea, en México Partamona bilienata para polinizar Cucurbitáceas y en Australia se han utilizado especies de Trigonas para polinizar la Macadamia.

Importancia de las abejas sin aguijón y su potencial en sistemas agroforestales

Las abejas sin aguijón, junto con las abejas melíferas, poseen una organización social muy desarrollada ya que viven en colonias permanentes y se multiplican a través de enjambres. Las abejas sin aguijón se presentan en las regiones tropicales y subtropicales de todos los continentes, de ellas se conocen cerca de 400 especies (50 géneros) de las cuales más de 300 especies están en América (Velthuis, 1997).

Las colonias de varias especies de abejas sin aguijón han sido domesticadas en América Latina desde tiempos precolombinos y actualmente se cultivan ( meliponicultura ) con mayor intensidad en México y en Brazil. En estos países se multiplican principalmente Melipona beecheii, T. (Tetragonisca) angustula , M. scutellaris y M. compressipes. y el género Scaptotrigona spp. actualmente esta tomando mucha importancia. Hoy en día en el Continente Americano unas 14 especies de Melipona y unas 21 especies deTrigona son manejadas tradicionalmente por los campesinos.

El potencial de las abejas sin aguijón en los sistemas agroforestales radica principalmente en su función como polinizadores. Ellas colectan como fuente de energía y proteínas el néctar y polen de las flores. Cerca de la mitad, de las 1000 especies de plantas que son cultivadas en los trópicos para alimento, producción de especias y medicinas, son polinizadas por abejas. Alrededor de la mitad (250) están adaptadas para ser polinizadas por abejas sin aguijón (Heard, 1999), por ejemplo, en la macadamia, el chayote, el coco, el achiote, la cebolla, la guava, el pejibaye, el tamarindo, el aguacate y los cítricos.

Las abejas sin aguijón poseen muchas características que realzan su importancia como polinizadores y eventualmente para su utilización en programas forestales. Sus características sociales ( perennes, constancia floral, capacidad de reclutamiento, fácil manejo etc.) se ajustan para ser polinizadores. Sin embargo, una limitante para su dispersión, es la falta de disponibilidad de gran número de colonias y falta de conocimiento sobre la necesidad de polinización y de cuáles son los polinizadores más importantes de los cultivos tropicales.

Las actividades humanas tal como la fragmentación del hábitat y otros cambios ocasionados por el uso de la tierra, agricultura, plaguicidas e introducción de especies no nativas han provocado el deterioro de la frágil relación entre polinizadores y los bosques. El aislamiento espacial provocado por esta fragmentación se incrementa, más que el rango de forrageo de los polinizadores, causando una gran reducción en la polinización ( Kearns et al., 1998 ). Por ejemplo los cultivos a gran escala en un momento dado significaron la pérdida del hábitat de potenciales polinizadores silvestres, sin embargo no quiere decir que dichos polinizadores ya no se requieran, todo lo contrario, con un nivel de producción a gran escala los polinizadores son económicamente más importantes. Incluso en sistemas naturales la función polinizadora de las abejas sin aguijón se ha estimado en un 30-50% de todas las plantas al menos en las tierras bajas de América Tropical (Biesmejer, 1997).

Otras ventajas de las abejas sin aguijón es que ellas colectan y utilizan gran cantidad de polen y néctar a través de todo el año, de tal forma que numerosas flores pueden ser visitadas y polinizadas; por otro lado, sus colonias pueden ser fácilmente manipuladas con un bajo costo y otros productos de la colonia tal como la cera y la miel pueden ser utilizados.

En resumen, combinando el manejo de las abejas y del bosque se provee protección y alimento a las abejas mientras que éstas realizan la polinización de sus flores, asegurando una producción de semillas saludables las cuales serán utilizadas para la misma regeneración del bosque.

Como mencionamos anteriormente, el potencial de las abejas sin aguijón se encuentra fundamentalmente en su función como polinizadores, también podemos mencionar la integración de la crianza de éstas abejas (meliponicultura) en la agroforestería como una opción económica. La meliponicultura en Centroamérica y México es muy común, sin embargo se caracteriza por ser una práctica que se lleva a cabo a pequeña escala y en forma muy tradicional, esto quiere decir sin una tecnología avanzada. Esto último, lejos de ser una barrera, hace de la meliponicultura una práctica muy conveniente a nivel de grupos con pocos recursos económicos, por otro lado, sus mieles son preferidas a nivel local pues poseen propiedades medicinales (Arce y van Veen, 1995).

Conclusiones

  1. El valor económico de la polinización deja claro que la conservación de los polinizadores y los sistemas naturales son de suma importancia (Buchmann y Nabhan, 1996).

  2. El valor de las abejas sin aguijón radica principalmente en que son un elemento importante en la conservación de los bosques por su función como polinizadores de las plantas con flor (Heard, 1999). Sin embargo, aún se debe investigar el potencial que tienen las especies vegetales exóticas y nativas como productoras de néctar. Se debe identificar los árboles de interés para la abejas y sus respectivas prácticas de cultivo para uso en actividades agroforestales en comunidades rurales.

  3. 3-Debemos cuantificar el valor económico de la abejas en comparación con otras actividades del bosque y el valor de la polinización entomófila en la producción de semillas, polinización de cultivos y regeneración del bosque.

  4. 4-La siembra de árboles y la meliponicultura se pueden combinar pues ambos son fáctibles en terrenos irregulares o difíciles para la agricultura. Es una práctica que no interfiere con las otras tareas que se realizan en una finca y las colmenas requieren de poco espacio.

  5. Necesitamos un conocimiento exhaustivo de la historia natural de las plantas y sus polinizadores, así como la recopilación de la información, que ya existe para la aplicación en la conservación y restauración de los bosques e implementación de estragias de manejo.

  6. La pérdida de polinizadores nativos, como las abejas sin aguijón, se está incrementando por la pérdida de la vegetación nativa, especialmente porque no tienen lugares para anidar. Aunque las abejas melíferas han sido por mucho consideradas los polinizadores más importantes en los cultivos, los polinizadores nativos, como las abejas sin aguijón, deben ser utilizados y manejados para brindar servicios de polinización a quienes lo requieren.

  7. 7-En la agroforestería cuyo propósito entre otros, es sembrar árboles, puede sin lugar a duda, ser diseñado para favorecer a las abejas nativas sin aguijón con alimento y protección para sus nidos.

Para ver el artículo completo visitar: http://www.fao.org/ag/aga/agap/frg/afris/espanol/document/agrof99/aguilari.htm

Producir miel en la ciudad

La apicultura urbana se extiende en varios países como afición ecológica para recuperar a las abejas, en gran retroceso, y disfrutar de su manjar. Miel de fabricación casera… y urbana. Cada vez más consumidores empiezan a ubicar colmenas en distintas ciudades de Reino Unido, EE.UU., Francia o Alemania. Lugares como la Casa Blanca o la Ópera de París o famosos como Scarlett Johansson se han unido a esta moda. Los seguidores de la apicultura urbana pretenden recuperar a estos animales, claves en el equilibrio natural y en peligro de desaparición, y disfrutar de su dulce manjar. Algunos expertos aseguran incluso que la miel producida en las ciudades es más sana que la del campo.


- Imagen: Todd Huffman -

Lo mejor del campo en plena ciudad. A la tendencia de cultivar huertos o tapizar con un manto vegetal los tejados o las fachadas de los edificios, se une ahora la apicultura urbana. Sus seguidores defienden varias razones. Una de ellas es su preocupación por estos animales: en los últimos años han sufrido una drástica disminución provocada de forma directa e indirecta por el ser humano, como el excesivo uso de pesticidas, la fragmentación del hábitat, las enfermedades, la introducción de especies exóticas o el cambio climático.

El fuerte descenso de la producción apícola mundial no es el único motivo de alarma. Sin la polinización llevada a cabo por las abejas, no sería posible la mayoría de los principales cultivos de frutas, hortalizas, vegetales y plantas no cultivadas que impiden la erosión del suelo. Se estima que el 70% de los cultivos mundiales salen adelante gracias a la polinización.

Se estima que el 70% de los cultivos mundiales salen adelante gracias a la polinización

Las consecuencias de la extinción de estos animales serían devastadoras. Pero además, dejarían de producir su propia miel, un delicioso y saludable alimento lleno de importantes propiedades alimenticias. Sin olvidar el aspecto educativo y de concienciación ecológica, sobre todo entre los más pequeños, de cuidar una colmena.

Reino Unido, con un elevado número de ciudadanos que son socios de organizaciones de defensa de los animales, es uno de los países en los que más ha crecido el cultivo urbano de abejas. Desde 2008, la asociación británica de apicultura ha pasado de 3.000 a más de 15.000 socios. Esta expansión no se limita a pequeñas ciudades o pueblos de campo: Londres cuenta con una asociación de apicultores con más de 5.000 miembros, cuyas colmenas pueden verse en distintos puntos de la capital, desde patios a tejados. Por su parte, la ONG conservacionista Natural England ha mostrado un especial interés por generalizar esta práctica entre sus conciudadanos.

Abejas clandestinas


- Imagen: Fran GC -

EE.UU. es otro de los países que no ha podido resistirse a los dulces encantos de la apicultura de ciudad. Cada vez son más los consumidores que se animan a ubicar y mantener una colmena en su jardín o en lugares adyacentes a su casa. Algunos de sus seguidores publican en blogs sus experiencias y fotos, y hay una gran cantidad de recursos de apoyo para empezar y mantener esta afición: una revista especializada, Bee Culture; libros que explican cómo montar y cuidar una colmena en plena urbe, como The Backyard Beekeeper (El apicultor del jardín de casa); o diversos grupos de apicultores urbanos organizados de forma local gracias a Internet. La moda ha tentado incluso a algunos famosos, como la actriz Scarlett Johansson, que recibió de su compañero de profesión Samuel L. Jackson una colmena con abejas como regalo de boda.

Y ello, a pesar de que en algunas ciudades, como Nueva York, la cría de abejas es una actividad ilegal, con multas que pueden llegar a los 2.000 dólares. El Ayuntamiento de la gran manzana aprobó en 1999 una norma que prohibía el mantenimiento de animales “peligrosos”, una lista que incluía cocodrilos, leones, serpientes venenosas… y abejas.

Londres cuenta con una asociación de apicultores con más de 5.000 miembros

No obstante, esta situación podría cambiar en breve. Las razones de los defensores de esta práctica parecen haber convencido a la corporación neoyorquina, que podría excluir a las abejas de dicha prohibición a partir de marzo. También parece haber ayudado la decisión del actual presidente estadounidense de ubicar en los jardines de la Casa Blanca dos colmenas, como muestra de la importancia de estos animales en la naturaleza y la producción de alimentos.

Miel de abejas de hotel

De vuelta a Europa, Francia también apuesta por atraer a las abejas a los entornos urbanos. Un programa de recuperación puesto en marcha hace más de tres años ha supuesto la instalación en París de más de 300 colmenas en todo tipo de lugares, como techos y balcones de casas, parques, centros comerciales o museos. Los visitantes de la Ópera o el Palais Garnier tienen en la búsqueda de estos animales un incentivo turístico más. En el Hotel Eiffel Park, la miel de los desayunos y postres proviene de las tres colmenas de sus instalaciones, que producen unos 150 kilos anuales.


- Imagen: Jon Sullivan -

La Asociación Francesa de Apicultores (UNAF) contribuye a la generalización de esta práctica tanto en la capital como en otras ciudades galas. Los profesionales del sector no consideran en general una competencia desleal a estos aficionados, sino más bien un apoyo para recuperar a estos animales e, incluso, una forma de lograr nuevas vocaciones de este trabajo en declive. En Alemania, varios apicultores también han colaborado para introducir su oficio en ciudades como Frankfurt, Munich o Hamburgo, donde ya viven millones de abejas.

En cuanto a la calidad de esta miel, sus consumidores pueden estar tranquilos. Un estudio de la UNAF asegura que las abejas criadas en ciudades son más sanas y productivas que en el campo. La ausencia de pesticidas y un encadenamiento de la floración más regular explicarían esta conclusión.

En los países en vías de desarrollo, la apicultura urbana puede ser mucho más que una ecológica afición. Así lo han visto en la República Democrática del Congo, que ha iniciado programas para introducir esta práctica en sus ciudades. Sus responsables creen que la miel ayudará a mejorar la alimentación de su población.

En España no hay por el momento iniciativas ciudadanas de apicultura urbana como en los citados países, pero hay algunos casos curiosos de aprovechamiento urbano de las abejas. En Córdoba, su Ayuntamiento ha decidido utilizar estos animales como bioindicadores del nivel de contaminación de esta ciudad.

Consejos para montar una colmena urbana

Los partidarios de la apicultura urbana destacan que no es difícil instalar y mantener una colmena. Ahora bien, recuerdan que, como cualquier otro ser vivo, hay que ser conscientes de que necesitan ciertos cuidados y de que hay que seguir varias recomendaciones. Siempre es adecuado leer alguna guía, contactar con un experto local e informarse en el ayuntamiento o en alguna asociación ecologista próxima sobre la práctica de esta actividad.

Antes de montar nada, es preciso conocer si hay alguna normativa que lo impida y si el vecindario es proclive a ello. La localización de la colmena es otro elemento importante. No es necesario que se encuentre al lado de la casa ni que haya grandes extensiones ajardinadas: las abejas pueden recorrer varios kilómetros en busca del néctar. Y hay que evitar lugares que puedan estar demasiado expuestos a las inclemencias meteorológicas o al vandalismo. Las abejas en sí también se pueden elegir: se recomiendan varias especies, como las italianas, las carniolas o las rusas.

En cuanto a la colmena en sí, se puede fabricar de manera artesanal con diversos materiales incluso reutilizados. El equipamiento es otro aspecto clave. Son imprescindibles una ropa gruesa, un sombrero con mallas cubierto para protegerse de posibles picaduras, y un humidificador para la recolección de la miel. Para las personas poco dadas a las manualidades o que no quieran complicarse, hay colmenas ya fabricadas.

fuente: http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/urbano/2010/01/18/190512.php

  • Autor: Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA
  • Fecha de publicación: 18 de enero de 2010

La apicultura ayuda a crear sistemas de vida sostenibles

La Apicultura es una actividad discreta que no llama la atención. Aunque se sepa que existe, es fácil visitar los poblados y no encontrar actividades de apicultura, a menos qué éstas se busquen. Sin embargo, en todo el mundo se están echando a andar proyectos para que los pequeños productores implementen la apicultura: una forma de ayudar a la gente a fortalecer su sistema de vida y desarrollo y asegurar la continuidad del hábitat y de la diversidad biológica.

Fortalecer el sistema de vida significa ayudar a la gente a volverse menos vulnerable ante la pobreza. Para lograr esto hay que ayudarles a tener acceso de forma más fácil a una serie de bienes, consolidando la capacidad de incorporarlos en sus actividades productivas de subsistencia. Este folleto ilustra el importante papel que puede jungar tener la apicultura en la creación de medios de vida[1] sostenibles.

La gente que convive con problemas de carácter económico a veces posee otros bienes o capacidades – como mecanismo de supervivencia – que pueden ser utilizados. Chambers y Conway (1992) definieron lo que hoy es comúnmente conocido como medios de vida:

Un medio de vida comprende las capacidades, bienes y actividades requeridas para un sentido de vida. Un medio de vida es sostenible cuando puede cubrir y recuperarse frente al estrés o los impactos, mantener o mejorar sus capacidades y bienes a corto y largo plazo, sin deteriorar los recursos naturales de base.

Los bienes en la Apicultura

Todos los medios de vida y desarrollo individuales dependen de la disponibilidad de varios tipos de capitales, que podemos resumir en cinco grandes categorías: naturales, humanos, materiales, sociales y económicos. Para una mejor comprensión, piense en el ambiente que le rodea y en sus diversos aspectos, sus habilidades, el acceso al transporte, a los equipos y materiales, a las telecomunicaciones y a la red social en la que ha nacido o que usted mismo ha decidido crear. Ningún bien por sí mismo, como por ejemplo el capital financiero, es suficiente para crear un sistema de vida y desarrollo.

La apicultura es un medio útil para el fortalecimiento de los sistemas de vida y desarrollo, porque usa y produce una serie de bienes. Aunque el capital financiero no sea fundamental para echar a andar una actividad de apicultura competitiva, ésta es satisfactoria si logra reunir las 5 categorías mencionadas.

Tipos de capitales necesarios para la apicultura

Naturales: las abejas, un lugar para su crianza, agua, luz solar, diversidad biológica y recursos ambientales;

Humanos: habilidades, conocimientos, buena salud y fortaleza, experiencia en la comercialización;

Materiales: herramientas, equipos y materiales, transporte, caminos, agua no contaminada, energía e instalaciones;

Sociales: ayuda de la familia, amigos y redes sociales, socios de grupos y acceso a un ambiente social más amplio, informaciones sobre la comercialización y resultados de investigaciones;

Económicos: dinero en efectivo, ahorros y accesibilidad a préstamos o subvenciones.

Capital Natural

Los medios de vida y desarrollo en la apicultura se basan en la presencia de recursos naturales: abejas, plantas en flor y el agua. Las abejas recogen la goma y la resina usando las plantas y los árboles como hábitat para sus panales. Las abejas son un recurso libremente disponible en la naturaleza.

Siempre que no hayan sido contaminadas, dañadas o perjudicadas, éstas volarán por todas partes donde se encuentren plantas en flor. Las áreas silvestres o cultivadas, las zonas deprimidas e incluso aquellas áreas donde podría haber campos minados, tienen un valor inestimable para la apicultura. Esta actividad se puede desarrollar en áreas áridas, o terrenos donde la siembra u otras modalidades de cultivo han fracasado, ya que las raíces de los árboles que producen néctar pueden alcanzar el nivel freático muy por debajo de la superficie. Esto hace que la apicultura sea factible en condiciones marginales, lo que es muy importante para la gente que desee rehabilitar sus medios de vida y desarrollo o crear nuevos.

La apicultura se integra fácilmente con una buena cantidad de sistemas de vida y desarrollo, porque utiliza los mismos recursos, por ejemplo: la silvicultura, la agricultura y las actividades de conservación. Garantiza una excelente ventaja adicional a la cosecha porque solamente las abejas son capaces de recoger el néctar y el polen, sin entrar en competencia con otros insectos o animales por estos recursos que, de no ser por ellas, serían inalcanzables para el hombre. La apicultura garantiza la continuidad en el tiempo de la naturaleza a través de la polinización de las plantas silvestres y cultivadas. Las plantas en flor y las abejas tienen una relación de perfecta armonía: las unas no pueden existir sin las otras. Las abejas recogen sus sustancias nutritivas de las flores y, con la polinización, garantizan futuras generaciones de plantas / alimentos disponibles para futuras generaciones de abejas / personas. Es una simbiosis perfecta. El valor de la polinización es difícil de medir, pero si pudiera ser calculado, sería el más alto de todos los elementos que componen la apicultura. Por su definición, un sistema de vida y desarrollo debería fortalecer las capacidades “sin deteriorar los recursos naturales de base” (Chambers y Conway, 1992). La apicultura va más allá, porque ayuda a preservar los recursos naturales. En todo el mundo, desde siempre, la apicultura ha formado parte de la agricultura de los poblados.

FOTO 1: Una madre y su hija en Nepal: una sola colmena proporciona una ayuda considerable a los recursos del hogar.


Hoy en día, a pesar del cambio en las actividades agrícolas, se vuelve fundamental conservarla y asistirla para perpetuar la producción de insectos polinizadores.

Capital Humano

En muchas sociedades las tradiciones, conocimientos y habilidades sobre las abejas, la miel y sus productos derivados son enormes. Los productos de la apicultura generalmente son utilizados por las mujeres: la importante industria del tej (vino de miel) de Etiopía, por ejemplo, es administrada por un grupo de mujeres. En muchas partes de África las mujeres producen y venden cerveza de miel. Estos son los tipos de recursos humanos y habilidades necesarios para crear sistemas de vida y desarrollo dentro de una sociedad. Muchos proyectos apícolas han ignorado la experiencia existente o, lo que es peor, la han considerado errónea u obsoleta. Los mejores proyectos de apicultura son aquellos que reconocen la experiencia existente en el campo y que, sobre esa base, implementan actividades para generar ingresos y mejorar la sostenibilidad.

Capital Físico

Una actividad apícola competitiva necesita materiales de producción e infraestructuras tales como el transporte, el agua, la energía, las vías, los sistemas de comunicación y las instalaciones. Hay muchas formas de trabajar con las abejas y cosechar la miel, cera y productos derivados. En los proyectos sostenibles de apicultura donde todos los instrumentos se producen y reparan en la localidad, se contribuye al sistema de vida y desarrollo de otras personas de la comunidad. La apicultura permite el progreso del sistema de vida y desarrollo de muchos sectores diferentes de la sociedad, incluyendo a vendedores urbanos y rurales, carpinteros que fabrican las colmenas, los sastres que producen los velos, vestimentas protectoras, guantes y todos los que fabrican y venden envases.

Capital Social

Los recursos sociales, tales como las redes y asociaciones de productores y comerciantes, son de fundamental importancia para el desarrollo de la apicultura. Las asociaciones locales ponen a disposición de los apicultores los medios para que den a conocer su trabajo, ejerzan presión a favor de la protección de las abejas, organizen en colectividad la transformación de la miel y la cera de abeja, y tengan acceso al mercado. El acceso a las redes a un nivel superior, por medio de las organizaciones no gubernamentales tales como Apimondia y Abejas para el Desarrollo, ayuda a obtener contactos en el ámbito nacional e internacional, a encontrar fuentes de capacitación y mercados, a tener acceso a los resultados de investigaciones recientes y a mejorar sus conocimientos sobre la apicultura.

Capital Económico

Aunque es importante, el capital financiero no es esencial para iniciar la actividad de apicultura a un nivel sostenible, pero lo es para el desarrollo de esta empresa. Una buena comercialización depende del suministro adecuado de envases para la transformación y empaque. El acceso a los créditos es indispensable para administrar los centros de recolección y para que los comerciantes puedan comprar la miel y la cera.

Un buen proyecto de apicultura utilizará sólo los bienes disponibles: no debe depender de recursos o materiales de importación, tales como la cera estampada utilizada en las colmenas de cuadros. (Vea Figura No. 26). Hay situaciones en todo el mundo en las que la apicultura puede ser de un valor inestimable por ser una actividad que se realiza incluso en las circunstancias más difíciles, como por ejemplo, tiempos de guerra o bloqueos económicos impuestos. Esto porque las abejas son casi siempre disponibles en la naturaleza y los instrumentos se pueden construir con cualquier elemento que se tenga al alcance de la mano.

Los beneficios de la apicultura

La apicultura produce un buen número de beneficios:

  • la polinización de las plantas en flor, salvajes o cultivadas, es indispensable para que la vida continúe sobre la tierra. Este proceso esencial es de un valor inestimable;
  • a la gente de todo el mundo le gusta la miel: el más popular de los productos de la apicultura. Tradicionalmente, en casi todas las sociedades, la miel ha tenido una función medicinal y nutritiva. Ya sea fresca al nivel de poblado o en envases sofisticados, la miel produce rentas y puede crear medios de vida y desarrollo en varios sectores dentro de una misma sociedad;
  • la cera de abeja es un producto importante de la apicultura. La mayor parte del abastecimiento mundial proviene de los países en vías de desarrollo;
  • los demás productos de la apicultura, como el polen, propóleos (Vea Otros productos provenientes de las abejas, Pág. 26) y la jalea real pueden ser producidos y comercializados aunque se necesiten técnicas y materiales;
  • los apicultores y otros miembros de la comunidad pueden generar bienes usando la miel, la cera de abeja, etc. en la elaboración de productos derivados tales como candelas, ungüentos para la piel y cerveza … La comercialización de un producto derivado trae mejores rentas al productor que la venta de la materia bruta. Todos estos elementos fortalecen los medios de vida y desarrollo;
  • los productos de la apicultura son usados para la Apiterapia en muchas sociedades ;
  • la miel de abeja, la cera y sus productos derivados, tales como velas, vino y productos alimenticios, tienen valor cultural en muchas sociedades y pueden ser usados en rituales para nacimientos, casamientos, funerales y ceremonias religiosas;
  • los apicultores generalmente son respetados por el trabajo que desempeñan. Las abejas y los apicultores tienen una buena reputación.

FIGURA 3: Un apicultor en el Amazonas. La miel es una fuente útil de ingresos para los que viven en o cerca de las selvas tropicales.

Imágenes de abejas son usadas como símbolos de trabajo incansable en industrias, bancos y otras instituciones financieras.

Estos beneficios se pueden tocar con las manos y, aunque algunos de ellos no puedan ser fácilmente cuantificados, fortalecen el sistema de vida y desarrollo de la población. La apicultura ayuda a la gente a volverse menos vulnerable, fortalece su capacidad de planificar el futuro y reduce el peligro de sufrir por la pobreza en períodos de crísis como, por ejemplo, cuando un miembro de una familia se enferma o una cosecha se pierde.


[1] Otros términos aceptados para este concepto son “modos de vida” y “sistemas de vida”

fuente:

Folleto de la FAO sobre diversificación 1
Folleto de la FAO sobre diversificación 1

La apicultura y los medios de vida sostenibles

Nicola Bradbear

En síntesis, la apicultura, ¿cómo se hace?

La cosecha de la miel o el saqueo de los panales silvestres de abejas melíferas para obtener su miel y su cera, es una actividad que se desarrolla en cualquier parte del mundo donde haya colinas o una abundante colonia silvestre de abejas. Desde hace muchos años, sin embargo, se sabe que la crianza de abejas es mucho más fácil y conveniente y se trata de hacer que estas nidifiquen dentro de una colmena. Meter las abejas en una caseta es la verdadera arte de “apicultura“, pero esta definición es usada erróneamente para describir todas las técnicas que tienen que ver con las abejas, la cosecha y la transformación de sus productos. Hay muchos modos de utilizar las abejas para efectos de polinización o para explotar sus productos. El método utilizado será definido por los tipos de abejas disponibles y las habilidades y recursos con que cuentan los apicultores.

¿Cómo obtener abejas?

Las abejas pueden ser obtenidas transportando una colonia silvestre dentro de una colmena. Esta colonia puede tener ya algunos panales que podrían ser removidos y reubicados en las barras superiores o al interno de los cuadros o una colmena. Otra forma de iniciar es colocar una colmena, mejor aún si sellada en su interior con cera de abejas para darle un olor atrayente y esperar que un enjambre de abejas silvestres pase por ahí y se establezca. Esto traerá resultados solamente en las áreas donde ya existen grandes cantidades de colonias de abejas melíferas. La mejor forma de iniciar es pidiendo consejos a los apicultores locales.

La selección de la colmena

Para practicar la apicultura no es necesario explotar el terreno. Según su tipo, las colmenas pueden ser ubicadas en árboles, en áreas deprimidas o en techos de construcciones. Esto significa que la apicultura es factible para los pequeños agricultores o personas que no posean tierras. Un buen sitio debería disponer de agua en sus cercanías, buenas cantidades de árboles y plantas que florezcan en el área y al abrigo del viento y de la luz directa del sol. Una colmena es un contenedor que se coloca para que las abejas melíferas nidifiquen.

Hay tres tipos fundamentales: las colmenas tradicionales, las colmenas de cuadros móviles y las colmenas de barras superiores.

Las colmenas locales tradicionales

Están construidas con materiales locales tales como troncos huecos, cilindros de cortezas, ollas de barro, hierba o cañas entretejidas- donde sean disponibles. El único propósito de estas colmenas es el de estimular a las abejas para que nidifiquen en un lugar accesible para el apicultor. Las abejas construyen sus nidos dentro de las colmenas, de la misma forma que lo harían en una cavidad natural. El apicultor utiliza estos nidos para extraer la miel y la cera. Las abejas podrían o no ser eliminadas durante este proceso, esto depende de la habilidad del apicultor. Si se destruye la colonia, la colmena quedará vacía durante un tiempo. Si hay abundancia de colonias en el área, un enjambre que pasa se puede establecer en la colmena vacía y comenzar a construir un nido nuevo. Los apicultores tradicionales poseen muchas colmenas que no pasan mucho tiempo sin que sean ocupadas nuevamente.

FIGURA 21: Colmenas tradicionales construidas con troncos en Bhután.

Todos los materiales necesarios deberán ser fácilmente disponibles, pero los apicultores tradicionales pueden beneficiarse de asistencia en la obtención de vestimentas protectoras, ahumadores y envases para la miel, al igual que ayuda en la colocación de sus productos en el mercado.

Las colmenas de barras superiores

Las colmenas de barras superiores presentan las mismas ventajas de manipulación y eficiencia en la cosecha melífera que las colmenas de cuadros móviles, sin las desventajas de los altos costos de producción manufacturera.

FIGURA 22: Interior de una colmena tradicional: las abejas construyen sus nidos desde la parte superior de la colmena.

Para que las colmenas sean funcionales se busca que las abejas construyan sus panales partiendo de una serie de barras. Estas facilitan la remoción de los panales individuales por parte de los apicultores. Como en las colmenas locales tradicionales, los contenedores se pueden construir con cualquier tipo de material que se encuentre en los alrededores. Sobre esto se han publicado muchos modelos diferentes (vea Aidoo, 1999 y Sakho, 1999).

Todos los instrumentos pueden ser construidos en la localidad. Los únicos aspectos que necesitan ser construidos con precisión son las barras superiores, que deben garantizar los mismos espacios para los panales que las abejas encuentran en su nido natural.

Este espacio dependerá de las especies y razas de abejas melíferas.

Como guía general, las Apis mellifera de origen europea necesitan barras superiores de 35 mm de ancho, las Apis mellifera africanas necesitan 32 mm y las Apis cerana asiáticas, 30 mm. La mejor forma para determinar con precisión la amplitud ideal es la medición de los espacios de tránsito en los panales silvestres del mismo tipo de abejas. El volumen de la caseta debe presentar las mismas medidas que el volumen de la cavidad ocupada por los nidos silvestres.

Una ventaja de estas colmenas es que promueven la apicultura en nuevos grupos de personas. En algunos países, la apicultura tiende a ser una actividad exclusivamente de los hombres, quienes tradicionalmente usan colmenas de corteza, poniéndolas en la profundidad de la selva. Los grupos de mujeres apicultoras podrían preferir iniciar esta actividad con colmenas de barras superiores construidas y mantenidas cerca de sus hogares. Este tipo de colmenas puede ser también un modo económico de mantener un buen número de colonias con objetivos de polinización.

FIGURA 23: Apicultura, colmenas de barras superiores en Cabo Verde.

Las colmenas de marcos móviles

FIGURA 24: Colmena de barras superiores y panales.

Estas colmenas son usadas en gran parte de los países industrializados y en algunos países en vías de desarrollo, especialmente en Centro y Sur América y Asia. Cuadros rectangulares de madera o plástico son usados para sostener los panales. Estos cuadros tienen dos ventajas fundamentales:

  • permiten la inspección y manipulación de las colonias, tales como el transporte de los cuadros de abejas o cuadros llenos (depósitos) de una colonia bien desarrollada para reforzar otra más débil;
  • permiten una excelente cosecha de miel, porque los panales de sus cuadros pueden ser privados de su miel y luego vueltos a colocar en la colmena, lo que permite el incremento de la producción de miel porque las abejas no tienen que construir nuevos panales.

FIGURA 25: Colmena de barras superiores en Nepal.

Las colmenas de cuadros están formadas por una serie de casetas, generalmente de madera, colocadas en orden vertical como una especie de archivo suspendido al interno de un cajón cerrado. La caseta inferior generalmente se usa para la reproducción y es donde la reina deposita sus huevos y se desarrollan las nuevas abejas. Una malla metálica, que permite que las abejas obreras pasen sin que se salga la reina que es más grande, se coloca entre el cuadro que contiene los huevos el que le sigue en orden vertical. Esto garantiza que solamente la miel venga colocada en los cuadros superiores. Se necesita también un apoyo para el piso y el techo de la colmena, al igual que otros elementos especiales.

Las colmenas de cuadros deben ser construidas con precisión. Los cuadros deben poder colocarse con exactitud y los espacios entre estos tienen que ser iguales a los espacios de los nidos naturales. Se fabrican con madera seca cuidadosamente cortada y cepillada y materiales tales como hilos metálicos, clavos y cera estampada.

Requieren mucho trabajo para su construcción y manutención y hay que prevenir un fácil cambio de las piezas deterioradas, particularmente la cera estampada y los cuadros.

El espacio de tránsito, volumen del nido y otros elementos de las colmenas de cuadros estándar han sido adaptados para las abejas melíferas europeas usadas en Europa, Norte y Centro América y Australasia y non son necesariamente adecuados para otras razas o especies de abejas.

Cuando se compran los instrumentos es importante saber con qué tipos de abejas se va a trabajar y cuáles son sus características.

FIGURA 26: Apicultores con sus colmenas de cuadros en Albania.