Posts etiquetados como ‘alzheimer’

el infierno de dante

Igual que en el infierno de Dante , a la enfermedad se baja desde la realidad de la tierra El guía , es la persona que cuida y se desvela, no ya con el día a día de purgatorio eterno de ver a la persona amada abandonar el pulso firme con la vida, sino también con los malos presagios que trae la noche, que no son reparadores y placidos sueños sino la certidumbre impía de que el mañana puede ser aún mucho peor.

Muchos se han contagiado de esta enfermedad que nos ataca a todos con perder lo que más queremos; las personas y sus recuerdos, el rubor de la inocencia ,la calidez de los años pasados ,el deseo o la furia, el dolor, la pena o los agravios .Porque todo va diluyéndose en la abrasión persistente de la enfermedad , consistiendo en algo tan nimio y a la vez tan decisivo , como es la desaparición de cada una de las neuronas que nos hacen humanos y enteros , esas que nos dan el alma de los recuerdos , de lo que somos y de lo que queremos ver que fuimos, en la selección que cada uno de nosotros hacemos de lo que fue nuestra propia vida y nuestro modo personal de vivirla y reflejarla

Dante bajó a los infiernos, para comprobar que solo la pena y el dolor quedaba de su paso por ellos, los condenados soportaban malas condiciones y peores augurios .Bajó , como bajaremos todos aquellos que enfermemos de alzheimer, todos aquellos , que . con el curso rápido o lento de nuestra existencia , seamos un día diagnosticados y rotos por el terrible asalto de una enfermedad que mata lo que mas duele, la propia esencia de la persona.

¿Qué somos mas que un puñado de recuerdos… la sonrisa de nuestra abuela con su olor a caramelo y jazmín en flor, la rotundidad de su abrazo ,o la negrura entrecana de su cabello?¿Qué queremos antes de morir más que vislumbrar por última vez la placidez de las caras de nuestros hijos cuando eran bebés, cuando nuestros senos y nuestros brazos podían protegerles de todo mal?

El infierno de Dante está ahí y también su guía Virgilio, para darnos forma a una realidad que existe a nuestro alrededor ,en nuestra propia casa , en nuestra propia vida de humanos vividores y con ganas de vivir más y más ,de retadores voraces de un cielo que se nos antoja lejano y no muy deseable , cuando hay en esta tierra tantas cosas que amar y disfrutar con la veleidosa de la vida

Dicen que es problema de vejez y que no estábamos diseñados para vivir tantos años en la tierra, dicen que es problema de neuronas , y dicen y dicen tantas cosas , que sus palabras se pierden en el olvido de la memoria de aquellos que más deseamos que se halle una cura

Dante salió del infierno cabalgando sobre sus propios miedos ,salió no sé si ileso, pero sí mucho mas anciano e infinitamente más sabio, salió acompañado de su guía ,junto a ese espadachín que nos acompaña y vela por la bondad de nuestros pasos, con ese alma , que , inconfundiblemente , se une a la nuestra en la lucha contra la enfermedad y sus olvidos.

Trepó por la cabellera del diablo, valiéndose de su grandeza para burlarlo .Sea ésta buena e inmejorable metáfora de cómo vencer a una enfermedad que nos apresa dentro de nuestro propio cuerpo, que nos roba lo mas sagrado de nosotros mismos y que nos limita como seres independientes y notables, dotados de deseos y sueños ,llenos de vida y actividad, de ser lo que queramos y no queramos ser , y llevándonos a la ruina, desesperando a los que nos quieren y viéndonos morir en nuestro cuerpo, aislándonos a la fuerza y sin nuestro consentimiento , de todo aquello que estimamos y queremos.

Salgamos del infierno como Dante , trepando por la cabellera del diablo ,luchemos con nuestro guía Virgilio y recordemos ésta y otras fechas ,luchemos por nuestros recuerdos malos y buenos, por nuestra vida ajetreada o quieta ,por aquellos que fuimos y sembrar lo que seremos, trepemos por la cabellera del diablo y miremos de frente al cielo.