¿TÚ TE LO COMERÍAS?

No es la primera vez que alguien encuentra algo donde no debería, hace nada, un sevillano al mascar un caramelo de regaliz se encontró con la desagradable sorpresa de tropezarse –ya paladeando la golosina-de lo que pudo ver, tras exponerlo a la luz del día ,como un diente ortopédico, con su tornillito y todo.                                                                                                                                                           Yo no sé ustedes, pero a mí, la cosa , me revuelve el estómago y no se crean que esto es tan raro , porque de vez en cuando -en la prensa- leemos cosas parecidas con comidas diferentes  e integrantes o rellenos diferentes también, como uñas , ratitas, ojos de cristal…Y si bien es cierto que hay muchos de estos hechos que debemos atribuir a las leyendas urbanas- como la del panadero gaditano que se rebanó un dedo y lo dejó abandonado en la masa del pan,  para que una vecina lo encontrase y estuviera a punto de deglutirlo , como parte integrante de la miga del bollito, – también es verdad , que, los procesos en los que intervenimos las personas y la comida, la dejadez o las casualidades nefastas, hacen que estos hechos vuelvan a producirse, una y otra vez, como con este último, del regaliz y el dientecito.                                                                                                                                Hombre , yo poniéndome a unas malas, qué quieren que les diga, prefiero que el caramelo de mis hijos tenga un ojo de cristal como sorpresa maligna que los de ETA nos elijan como objetivo, que no me dirán que no tiene nada la cosa de levantarse y enterarte que nos quieren aguar el bicentenario de las Cortes y la tranquilidad de los cuarteles de Zahara, como si no tuvieran ya bastante los guardias civiles y las casas- cuarteles con estar en malas condiciones, desabastecidos y mal protegidos, para encima venirles esta gracia.                                                                                                                                                 Y yo es que hay cosas que nunca entenderé y me dan ganas de decir como Macario, ¿se acuerdan?, el de José Luis Moreno y pedir,” Me lo expliquen”, porque vamos a ver …¿por qué los guardias civiles tienen que ser funcionarios distintos de los demás?, Sí, ya sé que me dirán lo del Duque de Ahumada y las normas y los boletines, pero no se me enrollen, a lo práctico…¿ no hay cosas que deberían cambiar?, como por ejemplo ,  si deben estar o no en casas-cuarteles, que no sé yo muy bien la utilidad, digo en mi ignorancia, de mezclar trabajo y familia, que ya es la tira de complicado cada cosa aparte , imagínense juntas, lo que debe ser tener de vecino a tu jefe o a su mujer o a tus hijos jugando con los suyos, que ni me quiero poner a pensar si mi marido me dice” vámonos a vivir con el resto de los compañeros de trabajo” o yo con los míos, la marabunta que se podría formar y encima sumémosle la familia de cada uno, los hijos adolescentes o los recién nacidos, las coladas ,los perritos, las envidias, los celos, los orgullos, las soberbias y dejen de pensar en pecados capitales, porque la liamos y encima a estas horas                                                                                                                       Vamos, que le pasamos un guión a los de Telecinco y se hace una teleserie de esas de impacto, pero si a esto les sumamos las malas condiciones, las grietas y con amenazas de terroristas, no me digan que por mucho que les pagáramos asumiríamos jamás la deuda, porque yo ellos no sé, pero yo me buscaba otro trabajo, seguro, pero ellos no, ellos persisten ,no sé realmente porqué, porque a mí se me escapa y siguen controlando el trafico, la gente, las aduanas y protegiéndonos, mientras se queman los cerebros bajo los cascos y las gorras ,con las botas clavadas en el asfalto ardiente y las horas de guardias, para después llegar al hogar , “dulce hogar” y ver al sargento o al capitán y seguir el esstres, pero con familia incluida y las paredes rezumando humedad y sin poderte quejar al arrendador, porque no te hace ni puto caso. Mismamente se nos debe de quedar la cara como la que se le quedó al que chupaba el regaliz y se sacó -de la boca- el diente con tornillito y todo.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog