Posts etiquetados como ‘indígenas’

Mapa de los 17 grupos étnicos de Paraguay


Hay 17 grupos etnicos en Paraguay:
aché ~ angaité ~ ava guaraní ~ ayoreo ~ enlhet (lengua) ~ guaná ~ guaraní ñandeva ~ guaraní occidentales (guarayo) ~ maká ~ ishir (chamacoco) ~ manjúi ~ mbya ~ nivaclé ~ pai tavytera ~ sanapaná ~ toba maskoy ~ toba qom

x
Image Preview

URGENTE: Indígenas denuncian que fueron rociados con agroquímicos en Itakyry

COMUNICADO A LA OPINION PÚBLICA

Atentado contra el derecho a la vida en Itakyry

El Instituto Paraguayo del Indígena INDI informa que en el transcurso de la mañana las comunidades Ava Guaraní de Loma Tajy, Ka’aguy Poty, Ka’aty Miní, Ka’aguy Roky y Formosa, Distrito de Itakyry, Departamento de Alto Paraná,fueron rociadas por aviones con vuelo rasante, a cargo de brasileños que pretenden negar el derecho de propiedad de las tierras indígenas. Como consecuencia de la agresión el líder Luciano Villalba de la comunidad de Ysaty y la adolescente Manuela Candia, de 12 años, se encuentran en grave estado, y otros miembros de la comunidad presentan malestares crecientes. Van en camino hacia Itakyry ambulancias, funcionarios de la SEAM y de la Dirección de Vulnerables del Ministerio de Salud.

En la mañana de hoy la comitiva de brasileños se hizo presente en el lugar con docenas de vehículos entre camionetas y camiones con acoplado, pretendiendo trasladar a los indígenas y sus enseres. Los ava guaraní enfrentaron a los agresores ejerciendo el justo derecho de defensa de sus tierras. Inmediatamente la comitiva se replegó, pero regresó minutos más tarde sobrevolando las viviendas y envenenando masivamente a nuestros compatriotas.

Paraguay: INDI rechaza el posible desalojo de indígenas ava guarani de Itakyry

Servindi, 4 de noviembre, 2009.- El Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) rechazó un posible desalojo de indígenas ava guarani del territorio de 2 mil 638 hectáreas que el Estado les compró en 1996 en la localidad de Ytakyry.

Los pobladores de las comunidades Loma Tajy, Ka’aguy Poty, Ka’aty Mini, Ka’aguy Roky y Formosa mostraron su preocupación ante esta posibilidad y anunciaron que se resistirán hasta obtener la razón.

El documento se dio a conocer luego de una reunión realizada en la Comisión de Derechos Humanos del Senado, presidida por la senadora Ana María Mendoza de Acha, y convocada a instancia de los sojeros brasileños, que quieren la salida de los pobladores indígenas.

Las comunidades que habitan esta localidad reúnen a más de 150 familias, las cuales se dedican al cultivo de alimentos de autoconsumo como maíz, poroto, mandioca, entre otros.

Además, en este territorio se encuentra una escuela especial para los niños y niñas indígenas, un centro de salud y un lugar de culto, denominado Jeroky Aty.

Pueblos Indígenas del Paraguay

Según datos oficiales del Segundo Censo Nacional Indígena 2002, realizado por la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC) de la Secretaría Técnica de Planificación de la Presidencia de la República, la población empadronada asciende a 87.099 personas, que representa el 1,7% de la población total del país. Un poco más de la mitad del total de la población indígena reside en la región Oriental (44.135) y el resto (42.964) en la región Occidental o Chaco.

Los indígenas están distribuidos en 17 pueblos distintos ó 19, según reclamos de muy reciente data, sub-agrupados en cinco familias lingüísticas diferentes:

  1. Guaraní, compuesta por seis pueblos:
    • Guaraní Occidentales – Guaraní Ñandéva, de la región Occidental o Chaco
    • Paî Tavyterã – Mbya Guaraní – Avá Guaraní – Aché de la región Oriental;
  2. Maskoy, integrada por Guanás, Toba Maskoy o Enenxet, Sanapaná, Angaité y Enxet o Enlhet, todos del chaco.
  3. Mataco – Mataguayo, compuesta por Nivaclés, los Maká y los Manjui, también originalmente chaqueños, aunque los Maká son los indígenas urbanos de la actualidad vecinos de Asunción de más larga data;
  4. Zamuco, compuesta por Ayoreode y los Yshyro (Ybytosos y Tomáraho) todos ellos chaqueños;
  5. Guaicurú, constituida por un sólo pueblo, los Toba Qom o Qom Lick, también chaqueños.

Conforme la DGEEC, entre los diferentes pueblos indígenas tienen mayor volumen poblacional los Avá Guaraní, Paî Tavyterã, Mbya, Nivaclé, Enlhet Norte y Enxet Sur, y menor población las siguientes etnias: Guaná, Manjui, y Tomáraho.

Los indígenas de Paraguay están asentados predominantemente en las áreas rurales (91,5%). Sin embargo, cabe destacar que cinco etnias tienen una presencia significativa en áreas urbanas: Maká (77,4%), Maskoy (32,7%), Guaraní Occidental (29,4%), Nivaclé (25,2%) y Enlhet Norte (24,4%). Esta distribución denotaría un desplazamiento hacia los centros urbanos, y de mantenerse las condiciones actuales, probablemente podría intensificarse en los próximos años.

En cuanto a la distribución de la población indígena por departamento, se destacan en el chaco: Boquerón (22,9%) y Presidente Hayes (22,8%).

El II Censo Indígena ha expuesto también en sus resultados cifras oficiales de la alarmante situación social de los indígenas, como ser el alto grado de analfabetismo, que afecta al 51% de las y los indígenas, con un promedio de 2,2 años de estudio entre los aborígenes de 10 años y más, frente a los 7 años que se registra en la población nacional no indígena. El problema se agrava en zonas rurales (53,3%), comparativamente con áreas urbanas (29,2%).

Paralelamente a la información sobre niveles de educación formal, un elemento vital de las culturas indígenas tomado en cuenta por el censo y que se muestra vivo constituye la lengua. El 76,5% de las y los indígenas habla la lengua de su respectiva etnia. Contrariamente a lo esperado, los indígenas urbanos conservan en mayor proporción la lengua de su etnia. Los Manjui y los Tomárahos tienen la totalidad de su población utilizando la lengua de su etnia. Adicionalmente estos pueblos mantienen vivas sus prácticas tradicionales de subsistencia, es decir, la pequeña cacería, pesca y recolección de frutos, entre otras.

En cuanto al derecho a la tierra, el censo expresa que la situación de pobreza extrema de los pueblos indígenas se ve reflejada en la falta de tierra propia que padecen estas sociedades. Los resultados censales indican que existen en Paraguay 412 comunidades indígenas, de las cuales 185, el 45% del total, todavía no disponen de aseguramiento legal y definitivo, tal como lo establece la Constitución Nacional en su capítulo V, artículo 64.

Coordinadora por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas: www.capi.org.py
Oficina Administrativa: Calle Unruh 160 e/ Hindenburg y Miller, Oficina 5
Ciudad de Filadelfia, 9300 Fernheim, Departamento Boquerón, Paraguay
Telefax: (595) 491 433 511
Oficina Asunción:
Víctor Haedo 1023 c/ Colón
Teléf: (595) 21 443 464
E-mail: capi@capi.org.py capi@capi.org.py

JASUKA VENDA: Una lucha indigena ejemplar es burlada por un Juez de Amambay


Los Paî Tavyterâ Comunican

El Jasuka Venda es uno de los cerros más grandes y más significativos para nosotros los Paî Tavyterâ. En este lugar Nuestro Gran Abuelo creo y desarrollo la tierra, el primer ser humano y todo cuanto existe en el mundo: animales, vegetales, las aguas. Los creo de la materia originaria, el Jasuka, el cual esta guardado, depositado en las cumbres sagradas del Jasuka Venda, antigua posesión de nuestros antepasados originarios de este territorio Paî Tavyterâ.

Hace mas de cuarenta años, nuestra tranquilidad y plena ocupación de aquellos lugares valiosos empezaron a recibir molestias, a sufrir enajenaciones de todo tipo, ruidos extraños, perturbadores de grandes maquinas y humanos muy extraños y crueles nos espantaron, arrinconaron, y desmataron con desconocida rapidez todo tipo de vida silvestre que albergaba nuestro venerado territorio. Más aún, el mismo Jasuka Venda comenzó a ser profanado por introducción y desarrollo de grandes extensiones de pasturas, gran cantidad de vacunos… Y el resto, sometido a devastación final para cultivo de sojales sin límites visibles.

A la vista de males mencionados y atentos a todo lo peor que se nos anunciaba porvenir en consecuencia, nuestra novedosa y recién nacida Asociación Paî Reta Joaju, solicito a las autoridades principales del Paraguay, a nuestro nombre y decidida participación como Pueblo, para que el Jasuka Venda vuelva a nuestro cargo y posesión. De tal forma, estaríamos en condiciones de rehabitarlo, de retomar en ese lugar las prácticas culturales propias para trabajar eficazmente en el restablecimiento justo y debido del equilibrio planetario y nacional que habían sido perturbados por la voracidad e inclemencia de aquellos nuevos propietarios extraños seguidores de papelería. No entienden ni se ocupan del sagrado principio de la palabra, el Ayvy ancestral legado perdurable de Nuestro Gran Abuelo originario.

No paso mucho tiempo, hacia 1993, las autoridades respondieron positivamente a nuestra solicitud. Ordenaron la devolución de una buena parte de aquel nuestro invalorable Sitio Sagrado Jasuka Venda. No alcanzo ni diez mil hectáreas, debidamente documentadas a nombre de nuestra Asociación Paî Reta Joaju, a través de la cual gestionamos su administración pertinente, según nuestras propias practicas de uso, conservación y también, según las leyes nacionales, internacionales vigentes. En las diversas instancias fueron plenamente cumplimentadas.

Pero aquella avaricia y mezquindad insaciables volvieron con sus amenazas, con sus violaciones incorregidas a socavar otra vez nuestra paz y soberano ejercicio de derechos en Jasuka Venda. El mismo vecino colindante, propietario sin rostro conocido de poco menos de cien mil hectáreas de floresta destruida para implementación de haciendas orientadas al consumo allende la frontera, vino a traspasar, a alambrar nuestro deslinde en unas 500 hectáreas, a ser desmembradas del titulo definitivo de propiedad que ostentamos en Jasuka Venda. Esto ocurre a raíz de resolución irregular tomada por un Juzgado Local del Departamento de Amambay.

En consecuencia, reclamamos a la Corte Suprema de Justicia de la Republica de Paraguay restablecer nuestros derechos conculcados, para que nuestro pueblo y la nación toda retornen “a su normal equilibrio”, el regido por la ley y la justicia.

ASOCIACIÓN DE COMUNIDADES INDÍGENAS PAÎ TAVYTERÂ “PAÎ RETÂ JOAJU” (PRJ)

En este cerro, un equipo del Museo de Altamira de España halló los indicios más antiguos de la presencia
en Paraguay, datados hace más de 5.000 años.
Estas tierras fueron declaradas patrimonio cultural por decreto Nr:
7685 del Poder Ejecutivo.

Paraguay: indígenas matan a dos “brujas”

ASUNCION (AP) – Indígenas de la etnia bya guaraní mataron a dos mujeres en el norte de Paraguay por considerarlas “brujas”, según confirmó el jueves el fiscal Víctor Paredes.

“Imputé a un cacique y cuatro nativos por los supuestos delitos de tortura y homicidio de dos mujeres de 50 y 23 años de edad, además de producir graves lesiones y quemaduras en otra mujer de 20 años”, dijo el agente del ministerio Público.

Relató que “los primeros datos de la investigación señalan que el martes pasado fallecieron las mujeres luego de ser colgadas boca abajo, además de ser golpeadas y quemadas con agua caliente porque se negaban a aceptar que eran brujas”.

“La tortura y muerte fueron ordenadas por el cacique Gilberto Recalde”, apuntó.

El crimen ocurrió en el asentamiento de nativos Santa Lucía, departamento de San Pedro, a unos 350 kilómetros al norte de Asunción.

En Paraguay sobreviven 20 pueblos aborígenes con una población total que supera los 110.000 individuos.

12 de octubre: “Día de la Diversidad Cultural Americana” (y No De la Raza)

Una propuesta para imitar en Paraguay y en el resto de Latino América:
En Argentina, el INADI (Instituto contra la Discriminación) elevó un proyecto de ley para cambiar la denominación del feriado y de las celebraciones.
Entre sus considerandos dice: Que el empleo de la denominación del día 12 de octubre como “Día de la Raza”, resulta inadecuado en virtud de que la CONVENCIÓN INTERNACIONAL SOBRE LA ELIMINACIÓN DE TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACIÓN RACIAL, proclamada por la ASAMBLEA DE LAS NACIONES UNIDAS el 21 de diciembre de 1965, determina que toda idea o doctrina de superioridad basada en la diferenciación racial es científicamente falsa, moralmente condenable y socialmente injusta.

Que la utilización del término “raza”, predominante en los siglos XVIII y XIX, ha sido abandonada en la actualidad, tanto por su carencia de sustento científico (la biología no ha podido demostrar la existencia de estructuras genéticas de “raza”)como por razones políticas y culturales como ser los genocidios y actos discriminatorios en los que ha servido de supuesta justificación o pretexto, debiendo tenerse en cuenta la Ley Nº 23.592 que tipifica los Actos Discriminatorios.

El texto completo del proyecto puede leerse en este link: Nota Completa

Otra visión crítica de este día la aporta David Galeano Olivera con su nota: 12 DE OCTUBRE: MISERIA, REDUCCIÓN, MUERTE, LUTO… NADA QUE FESTEJAR

En varios países y ciudades de América y del mundo, se recordará y celebrará lo de siempre: el “Descubrimiento de América”, el “Encuentro de dos mundos”, o el “Día de la raza o la hispanidad”, etc; sin embargo, para otros -que no tienen voz- será la recordación del eterno retorno al prinicipio de la miseria, de la reducción, de la muerte y del luto. Para éstos no hay nada que festejar.

17 Parcialidades Indígenas -según otros 19- sobreviven en condiciones infrahumanas en el Paraguay y que equivalen a unos cien mil últimos Indígenas (casi el 1,5% de la población total del país). A su vez, la mitad de las 17 parcialidades tienen menos de mil últimos miembros; siendo el caso más crítico, el de los Chamakokos que no pasan de 150 últimas personas, que -por consiguiente- están en la línea de la muerte; en otras palabras, próximos a un brutal etnocidio.

De hecho, la historia no se puede cambiar. También, sabemos muy bien que ya mucho se escribió sobre la cuestión; sin embargo, no podemos dejar pasar esta trágica fecha sin -por lo menos- hacer unas breves consideraciones sobre esas cuatro palabras (miseria, reducción, muerte, luto). Las cuatro palabras son concepciones humanas que, sin embargo, encierran ideas y acciones totalmente inhumanas sistemáticamente aplicadas hasta hoy con las Comunidades Indígenas.

Hoy podemos recorrer el Paraguay y fácilmente podríamos descubrir sin hacer ningún esfuerzo, quienes son índigenas y quienes no.



Texto Completo en: http://groups.google.com.py/group/guarani-nee/web/12-de-octubre-miseria-reduccin-muerte-luto-nada-que-festejar

Survival insta a Paraguay a detener la depredación contra la comunidad indígena

Asunción, 8 oct (EFE).- La organización británica Survival instó hoy al Gobierno de Paraguay a detener la depredación de las tierras de una comunidad indígena del Chaco, región occidental, presuntamente ocasionada por una empresa ganadera brasileña.

“Las excavadoras deben detenerse y salir del territorio de los totobiegosode (etnia silvícola). ¿Qué clase de Gobierno podría permanecer impasible mientras esto prosigue?”, aseveró el organismo no gubernamental en un comunicado remitido a Efe en Asunción.

El documento señala que a través de fotografías y de imágenes de satélite se pudo constatar el ingreso de esas maquinarias y de la depredación ocasionada en territorio de los totobiegosode, que pocas veces son avistados y rehuyen al contacto con los blancos.

Survival cita como responsable de ese hecho a la empresa brasileña Yaguareté Porá, cuya licencia ambiental fue cancelada por la Secretaría del Ambiente (Seam) de Paraguay en noviembre de 2008 tras la constatación de los daños causados en la zona.

Esa disposición entró en vigencia luego de que una delegación de la Seam se trasladara a las tierras en cuestión, en el departamento chaqueño de Alto Paraguay, extremo norte del país, en la frontera con Bolivia y Brasil.

“Los pueblos indígenas aislados son extremadamente vulnerables a cualquier clase de contacto porque no tienen inmunidad frente a las enfermedades del exterior”, consideró el organismo no gubernamental.

Reseñó además que “en un informe urgente remitido a la ONU (Organización de las Naciones Unidas) el año pasado, Survival, describía” que el problema de los totobiegosode se erige como una de las “amenazas más graves hacia un pueblo indígena”.

La población indígena de Paraguay es de 108.308 personas, lo que representa un 2 por ciento de los seis millones de habitantes del país, según una encuesta elaborada entre mayo y junio de 2008 por la Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censos (Dgeec).