Archivo para la categoría ‘Historias de Vida’

Un navegador web a medida

Lo creó el programador John LeSieur para su nieto, un niño que padece autismo. El Zac permite ajustar el navegador a medida de cada niño y lo ayuda a ordenarse. Es totalmente gratuito. A un año de su lanzamiento, lo utilizan 750.000 mil familias.

http://www.pagina12.com.ar/fotos/20090420/notas/na18fo01.jpg
La página del Zac Browser (Zona para Niños Autistas, en inglés), que permite bajar el programa.

Cuando el pequeño Zackary, de seis años, intentaba utilizar el ordenador, se sentía impotente. Todo era desconocido e iba demasiado deprisa. Algo que debía entretenerle le desconcertaba y terminaba aporreando el teclado y lanzando por los aires el ratón. Zackary tuvo la suerte de ser nieto adoptivo del programador informático afincado en Las Vegas John LeSieur, que decidió crearle un navegador web a medida. Un año después, este navegador ya es utilizado en todo el mundo por 750.0000 niños con algún grado de autismo.

“El autismo es un desorden del cerebro que se define muy bien en la película Rainman. Algunos niños que lo tienen son muy brillantes, pero otros no hablan, no se relacionan”, explica Jonh LeSieur, ponente en las jornadas de la Fundación Cibervoluntarios que se celebraron en Málaga hace dos semanas.

“Un mundo sólo para ellos”

“Las personas autistas necesitan tener las cosas en orden, hacer las mismas cosas todos los días, incluso el fin de semana, exactamente a la misma hora; de lo contrario, se sienten muy frustrados –explica LeSieur–. Por eso decidí que el programa creara un mundo sólo para ellos, con una sola pantalla, de la que no se puede salir y en la que se trabaja con imágenes que les enseñan las cosas, porque ellos necesitan dibujos para saber qué es hora de vestirse, de comer o de dar un paseo. Esto les permite saber cómo ver los enlaces a Barrio Sésamo o Barney, un dinosaurio muy popular en Estados Unidos.”
Los iconos cambian, pero siempre están en el mismo orden de navegación, y no hay texto alguno.
LeSieur, de 38 años, tiene un truco para ser un abuelo tan joven. “Cuando tenía 19 años me casé con una mujer 20 años mayor que yo, que ya tenía tres hijos, de 10, 12 y 14 años. Como el padre biológico se fue, yo los adopté.”
Para crear el Zac Browser, que recibe el nombre de su nieto, preguntó a la madre por todas las cosas que le gustaban, como los acuarios y los peces, y los incluyó en el programa. “Cuando comenzó a utilizarlo, la mejora fue impresionante” , asegura. “Pasó de tener un comportamiento muy violento a estar concentrado. En lugar de intentar navegar y dejar el ordenador frustrado, volvía una y otra vez, hasta 15 veces el mismo día.”
Fue entonces cuando se planteó que, si era bueno para su nieto, también podía serlo para otros niños. Y decidió compartirlo de forma gratuita. “Cuando te ponés a crear tecnología para ayudar al mundo tiene que llegar a los interesados. No quería que hubiese ninguna limitación para que la gente no pudiera acceder a la tecnología por cuestión de precio.”
En los tres primeros días unas 50 mil personas descargaron el software. Un año después, va por la tercera versión del programa, que se encuentra en inglés, francés y español. La versión portuguesa también está en marcha. El creador de Zac Browser, que en sus siglas en inglés también significa zona para niños autistas, tiene un contacto permanente con padres de niños autistas.
“Nos comunicamos mucho por Facebook. Tengo unas 1800 familias de niños autistas entre mis contactos, y la comunidad es muy activa. Ellos me han contado que la primera vez que sus hijos utilizaron el navegador tuvieron reacciones como dar un beso a sus padres, abrazarlos, pronunciar su primera palabra o cantar. Para los niños esto es habitual, pero para los que tienen autismo es algo que cuesta años. ¡Es impresionante! Y eso emociona mucho a la familia”, cuenta.

Navegadores sin ordenador

LeSieur, con traje gris y una llamativa corbata rosa, es un tipo sonriente y muy familiar. Ha acudido a Málaga con su mujer y sus hijos. Su empresa de software, People CD Inc, está desarrollando una serie de navegadores para personas con discapacidad física, algo que no existe todavía y que les permitirá bucear en la Red sin tocar el ordenador.
“Llevamos ocho años trabajando en ello y queremos sacarlos para después de junio. Habrá seis variantes, cada uno dedicado a un tipo de discapacidad.” También trabajan en navegadores para niños y para adultos con autismo. “No esperábamos que Zac Browser tuviera tanto éxito”, reconoce. Ahora tienen contacto con especialistas en autismo que les dan ideas para crear tecnología aplicada y que se interesan por sus avances. Su empresa ofrece las descargas y actualizaciones de los programas gratis, pero no entrega los códigos fuente para que puedan ser modificados. No tienen subvención gubernamental alguna.
“Estamos trabajando con inversores privados que creyeron en nuestra loca idea. El objetivo es llegar a millones de usuarios y conseguir ingresos a través de empresas que quieran que las relacionen con nosotros. Ahora mismo estamos asociados con la marca de plátanos Dole y una empresa que se dedica a la protección de la infancia de París.”
En un año han recibido ofertas para comprar el programa, pero LeSieur prefiere no hacer comentarios. El sitio en Internet es www.zacbrowser. com
* De El País, de Madrid. Especial para Página/12
© 2000-2009 www.pagina12. com.ar | República Argentina | Todos los Derechos Reservados
  • Comentarios
  • Sin votos

USEN LA SECCIÓN CONTACTO SIN MIEDO

Hola a todos!!!

Primero y principal gracias por entrar, leer y postear en el blog a todos ya que eso me sigue dando muchas ganas para conseguir más información

Hoy les escribo a todos para informales que a travez de la sección de CONTACTO pueden mandarme un mail directo y así tener una comunicación más cercana conmigo. Sobre todo a los papis que siempre estan buscando información buena que sirva ya que por internet hay de todo(por eso cree este espacio) y tambien, por que no, a algún profesional de la salud relacionado con el tema.

Sepan que en la medida de lo posible trato siempre de contestarles a todos.

Saludos
Edu

  • Comentarios
  • Sin votos

Gino Crovetto un atleta especial y un gran ser humano con autismo

Durante nuestra vida Gino (mi hijo con diagnóstico autista severo) y yo, habíamos pasado por muchas etapas llenas de encuentros y desencuentros, no era fácil comprender a un niño que a veces miraba y otras no, unas veces entendía y a veces parecía sordo, ciego y por supuesto siempre mudo. Las noches eran largas, muy largas y llenas de llanto y gritos y cada momento de frustración era una pataleta, los días a veces no eran mejores, tener al niño corriendo por todas partes ansioso, sudoroso, sin parar , horas y horas haciendo travesuras o arriesgando su propia vida sin sentido del peligro (Gino de pequeño era experto en caminar por los bordes de las ventanas y en cruzar pistas sin control detrás de un chocolatero o heladero), era una situación que por momentos parecía insostenible.

Lo único que nos mantenía unidos era su gran capacidad de dar cariño, (aparentemente contraria a la característica autista) pero muy reforzada por mi, muchos besitos, abrazos, (aunque le disgustaran), sonrisas, cosquillas y juegos, la gran necesidad que teníamos ambos de estar juntos, expresar cada uno a su manera lo que sentía por el otro y compartir nuestros momentos de alguna manera que nos permitiera conocernos, aceptarnos y disfrutar de la vida, fue lo que sirvió de base para que una relación tensa y demandante se convirtiera con los años en la relación mas maravillosa que puedan tener una madre e hijo, una relación de amistad. Y fue gracias al deporte que los dos encontramos un medio para mejorar nuestras vidas, sentirnos mejor con nosotros mismos y pasar muchos ratos disfrutando de una vida sana y llena de satisfacciones.

COMO EL DEPORTE CAMBIO NUESTRAS VIDAS

Existen muchas terapias y tratamientos para lograr avances significativos en la vida de las personas que padecen de autismo sea severo y que posean rasgos del mismo. Tratamientos farmacológicos, conductuales, biológicos, nutricionales, etc., en realidad si la terapia no es integral no se pueden avanzar ciertas áreas del desarrollo de la persona con autismo.

Pero fuera de todas esas terapias, todos los seres humanos tenemos el derecho de crecer, madurar y establecer vínculos con otros seres humanos fuera de una terapia o un tratamiento, hacer amigos, compañeros e integrarnos al mundo.

El deporte presta una invalorable herramienta para que las personas puedan superar metas de alto rendimiento.

En el caso particular de Gino se lograron grandes avances integrándolo en un circuito deportivo desde los 10 años, primero entrenando en la playa y trotando grandes distancias (10 kilómetros diarios) y luego ingresando a diversas disciplinas deportivas.

En las pesas fue donde Gino a pesar de sus discapacidades conductuales logró superar y llegar a ser 3 años consecutivos medalla de oro en levantamiento de pesas en Olimpiadas Especiales.

Pero el entrenamiento de Gino fue un entrenamiento de la calidad de cualquier atleta, su técnica tuvo que ser preparada a un nivel de alta competencia, a tolerar los cambios de rutina , los incrementos en las cargas (aprender a dominar los 140 kilos que levantaba) y su preparación física tuvo que estar integrada por profesionales que lo ayudaran a sobrellevar aquellas fallas de su conducta que hacían que pierda la concentración adecuada para competir.

Y todo ello lo ayudaron en la vida, a entrenar con personas sin discapacidad que pudieran conocerlo más allá de su silencio y pudieran comprender que en el deporte no hay necesidad de palabras sino de conocimiento y dominio de si.

Gino nos enseñó a todos a dedicarnos más allá de cualquier estímulo que nos separar de la eficiencia y la superación de nosotros mismos.

El entrenamiento diario le dio disciplina y orden para poder realizar sus demás actividades de una manera eficiente y a tolerar el stress que nos produce el tener que rendir de una manera eficiente en las labores que la vida nos presenta.

El caso de Gino es el de una persona con autismo severo que no habla y que hasta el día de hoy presenta trastornos conductuales (mínimos si consideramos el rasgo severo que lo caracterizará de por vida), que ha sabido dominar una disciplina deportiva y competir en su momento con personas que tienen menores discapacidades que el.

El nivel de entrenamiento de Gino tal vez pudo haber sido mayor en otro país, donde existen numerosos lugares que fomentan y desarrollan programas deportivos especializados desde hace muchos años, pero no existen lugares especializados para autistas. Claro que no fue negativa su experiencia, a raíz de lo vivido (sobre todo por la enorme integración que Gino reveló) muchos especialistas se interesaron en el campo de los beneficios de la actividad física en las personas con autismo, inclusive se desarrolló un programa para mejorar la conducta de los autistas, siempre que llevado hacia el campo de la psicología.

A nivel mundial el desarrollo del área deportiva de personas con autismo ha sido aislado, grandes record logrados por autistas en natación y otras disciplinas han demostrado a sus entrenadores que el autismo es una discapacidad mental pero no física y si bien existen ciertas limitaciones, con un buen entrenamiento estas son superadas y poco tiempo.

No existen instituciones que desarrollen el potencial que poseen las autistas en el campo deportivo de una manera global, conocemos casos de músicos geniales, pintores y otras genialidades de los autistas que poseen habilidades más allá de lo normal, pero en el caso de las habilidades deportivas no existen entrenadores que sepan lidiar con las pataletas y algunos comportamientos no adecuados de los autistas, que con el entrenamiento diario van desapareciendo.

  • 1 Comentario
  • Sin votos