Posts etiquetados como ‘chaleco’

Inversiones que cotizan alto

Invertimos plata en algún instrumento financiero, en una propiedad, en un negocio, en arte, en lo que fuera, con la idea de sacar algún tipo de provecho a corto, mediano o largo plazo. Según en qué invirtamos y en qué momento lo hagamos, será el riesgo que corramos. Ahora bien, ¿qué riesgo podríamos correr si invertimos en ropa o accesorios? Si la inversión está bien pensada, ninguno. Sería todo ganancia.

El tema es que los frutos de una adecuada inversión en vestuario van viéndose de a poco, y a largo plazo. Por eso mucha gente no le presta atención o, como dice mi mamá, “la moda es algo efímero”. Si invertimos años de estudio en la escuela y en la universidad para nuestro futuro, si invertimos en tratamientos y gimnasia para que nuestro cuerpo se mantenga lo mejor posible a lo largo de los años… ¿Por qué no invertir en esas prendas clásicas y de buena calidad que nos acompañarán durante buena parte de nuestra vida, y que hasta podríamos dejar a nuestros hijos? Mi abuela materna nunca fue una mujer de plata, y sin embargo heredé de ella unos hermosos collares de perlas (artificiales pero preciosas) que hoy por hoy ya no se ven.

Por supuesto que la industria de la moda existe para que consumamos, aunque ya no necesitemos más cosas en nuestro placard. Esta industria genera la necesidad de tener lo último, aunque aún no hayamos gastado lo que nos compramos en la temporada anterior. Y me parece bárbaro, soy uno de sus muchos destinatarios. Pero también está bueno tener prendas que podremos usar siempre (¡siempre y cuando nuestros cuerpos no cambien drásticamente!), haciendo mínimas variaciones y dándoles ciertos toques que las hagan siempre actuales.

Aquí va la cartera de inversión que yo administraría para asegurarme estar siempre bien vestida! (Importante: mi sugerencia apunta exclusivamente al tipo de prenda o accesorio, no a la marca. Aquí cito a muchas marcas internacionales porque es lo que se encuentra fácilmente en Internet, pero por supuesto que encontramos todos los equivalentes en nuestro mercado local):

Las fotos fueron extraídas de www.vogue.es, de www.vogue.com y de www.elle.es

Mmmm…Una hermosa cartera negra, rígida, con asa corta… Para llevar todos los días a la oficina (Chloé).


No nos cansamos de usar estos abotinados: con chupines, polleras tubo, minifaldas. Con medias opacas, transparentes o tres cuartos. Dan un aire vintage y absolutamente original. Para siempre (Marc Jacobs).

Nada más y nade menos que el imprescindible blazer, en cualquier color o textura. Todo vale (Philip Lim).
El foulard: en todas las estaciones del año, un toque bohemio si es estampado y más formal si es liso. Para todas las edades (Bally).


Un vestido de mangas largas, con vuelo y estilo folk. Creo yo que no hay temporada en la que no se use (no tengo el nombre del diseñador. La modelo es la brasileña Isabeli Fontana).

Quizás no el típico trajecito negro, pero sí un lindo pantalón negro recto y una camisa o blusa blanca. Una apuesta de aquí a la eternidad (no tengo el nombre del diseñador).


El clásico zapato de salón, con taco bien grueso y punta redonda. Es tan cómodo y tan apropiado para una actividad laboral que nos exige estar presentables (y más si somos bajitas!), que yo creo que lo seguiremos viendo por los siglos de los siglos (Üterquee).

Guau!! Una joya que no pasa de moda: la gargantilla plateada (en cualquier metal). De Tous.


Indiscutible: la campera de jean no tiene competencia!!! (Primark)


Unos excelentes anteojos de sol, con el tratamiento adecuado en los vidrios, pueden ser nuestros aliados por décadas (La Redoute).

Originario de la indumentaria masculina, el chaleco fue, es y será una pieza clave para culaquier mujer que sepa sacarle ventaja (Virginie Castaway).

Y sí, faltan muchas cosas (el vestidito negro, el saco de paño, la campera de cuero, un buen par de zapatillas, etc, pero vamos de a poco!!!!!).


  • Sin Comentarios
  • Sin votos