Posts etiquetados como ‘American Shoes’

La amante de las botas

Es un hecho que las botas y botinetas son un furor. Lo vemos en los desfiles y lo vemos constantemente en las calles. No quiero decir con esto que las botas sean una novedad (sería ridículo!), ya que es un calzado con mucho siglos de trayectoria, pero lo que sí puedo asegurar ahora es que absolutamente ninguna mujer puede resistirse al encanto de las botas (y botinetas), desde las niñitas hasta las abuelas. Para cada mujer hay un tipo de bota que queda bien.

Hace 10 o 15 años, y corríjanme si me equivoco, las botas no eran tan populares: las de piernas rellenitas se quejaban de que las botas apretaban, las mujeres calurosas también se quejaban porque sentían que cargaban con dos hornos en sus piernas. Lo más común era llevar las botas con falda, lo que achicaba las posibilidades de su uso. Además, hace unos años, las botas eran muchísimo más caras que los zapatos. Pero todo evoluciona, o al menos cambia, y eso fue lo que pasó con las botas: en la actualidad hay modelos y formas para todos los gustos (para usar debajo del pantalón ancho, con jeans chupines, con calzas, con mini-faldas, con vestidos largos, etc., etc. Con todos los tipos de caña y de taco, etc., etc.), no son tanto más caras que un par de zapatos y hoy por hoy no parecen ser exclusivas del invierno, ya que el verano pasado vimos por las calles a chicas con texanas cortitas, y también con botas de cuero calado y colores claros para dar una apariencia más estival y que el pie respire mejor.

No hay vuelta que darle, estamos atravesando una época de total “bota-manía”.

Yo en particular adoro este calzado. Es mi favorito. Me hace sentir segura, me da estabilidad y me brinda la sensación de “más vestida”. No sé si me explico, quizás sea una locura mía.

En un gran esfuerzo de producción (bueno, suena lindo…), aquí van algunos de los pares de botas y botinetas que me acompañan en mi recorrido diario por las callecitas porteñas (justamente por eso disculparán que no estén en perfecto estado!!!).

 Botas: American Shoes. Calzas: Las Pepas

P1010580

Este año tenía la idea de unas botas cortas con taco tipo rockeras, y después de mirar y mirar vidrieras me decidí por estas, que si bien no tienen tachas ni cadenas, me dan una leve impresión rocker por la caña doblada y el protagonismo del cierre. Para usar con calzas, chupines (que no son santos de mi devoción) y con faldas o vestidos a la rodilla, o más cortos.

P1010581

 

 Botas: American Shoes. Calzas: Las Pepas.

P1010576

Venciendo todos los prejuicios a los que mi baja estatura me somente, me animé a este par de bucaneras color suela. Llegan justo a la rodilla. Creo que más altas hubieran sido demasiado para mí. Me gusta el detalle de la hebilla y el orificio en la parte de atrás. Un dato a tener en cuenta: el color suela es muy mugriento y da la impresión de gastado apenas con el primer uso. Así son las reglas del juego: tómalo o déjalo. Pero a veces hay que arriesgarse, no?

P1010579

 

Botinetas: American Shoes. Medias: Silvana.

P1010584

Estas botinetas símil texanas elegantes son divinas. Aunque no lo parezcan, son muy empinadas, quizás no aptas para una maratón, pero divinas igual. Para combinar con un conjunto en colores otoñales.

P1010585

 

 Botas: Sofi Martiré. Calzas: Sachico

P1010583

Quizás la foto no les haga justicia (hicimos varios intentos con mi hermana, y la mejor foto fue esta…), pero estas botas cortas me encantan porque son una mezcla de escarpín de duende (sí, escarpín de duende) con bota rockera. Muy cómodas y flexibles, ya hace un par de años que me acompañan. Para mí que odio las zapatillas, estas botitas son ideales para caminar y caminar los fines de semana. 

Tan sólo con cuatro muestras de mi armario, creo yo que se puede tener una mini idea de las amplias posibilidades que dan las botas. Y les aseguro que me quedo corta.

Ay, las botas… Aquí mismo declaro mi amor incondicional a este calzado que no defrauda. Hasta la próxima!!!!!

Looks a los que animarse: 2° entrega

En primera instancia pido perdón por la escasa producción de estas fotos (cable negro incluido en el fondo, muy poco glamoroso!), pero es lo que puedo hacer, al menos por el momento. Gracias a mi papá, un verdadero santo, que destinó parte de su tiempo a sacarme estas imágenes! 

Look para la noche, cómodo, moderno y con el inevitable impacto del naranja.

 DSC00255

Blazer: Allo Martínez

Remera: Mariano Toledo

Calzas: Zara

Zapatos: American Shoes

Collar: Aguamarina (este local está en Villa Gesell, ciudad de la costa bonaerense)

 DSC00256

El por qué de este look: en primera instancia, esta remera de Mariano Toledo con cintas cortadas en punta con láser me ha dado muchas satisfacciones. Salió unos pesos (y eso que la compré en una liquidación!), pero valió la pena, ya que es portadora del auténtico factor WOW del que siempre nos habla Rachel Zoe. Para la noche, es imprescindible alguna prenda o accesorio que se convierta en el centro de atención. Dicen por ahí que “de noche todos los gatos son pardos” (y a  no leer este dicho con un doble sentido, por favor!!), así que usemos algo vibrante y brillemos hasta más no poder!

Siempre y cuando las calzas no sean deportivas, me parecen apropiadísimas para la noche: ya sea satinadas, vinílicas, metalizadas o con textura como estas que yo tengo (en la foto no se aprecia, pero las calzas están llenas de pliegues, lo que les da un look tipo “vendas”, un poquito al estilo de la marca estadounidense Rodarte, salvando las mil diferencias por supuesto). Son comodísimas para moverse y, preferentemente, siempre quedan más elegantes con algo largo encima. Aunque cada una sigue su instinto y preferencias!

El touch del blazer le da un poco de sofisticación al conjunto y ayuda a equilibrar el fuerte impacto del naranja flúo.     

Cambiando la parte de arriba, le bajamos el tono al conjunto y lo hacemos más apropiado para el día, incluso para la oficina (siempre y cuando no nos exijan una extrema formalidad).

DSC00252

 Remerón con caritas: Allo Martínez

Para mí la combinación remerón + calzas es una solución total, pero si queremos un conjunto que sea para algo más que ir al gimnasio, hay que buscar telas, estampados y texturas que salgan de lo clásico y deportivo. Hay bastante en el mercado. Este remerón me encantó por la irregularidad que tiene atrás, y fíjense (no sé si se nota) que en la espalda tiene el motivo de la carita engomado y más grande, en negro.

 DSC00253

Podemos ir a la oficina con este look original pero no tan llamativo, y luego hacer un pequeño cambio -como el propuesto en las primeras fotos- e irnos a un after-office, a una cena, a una cita con un señor (mmmm…) o lo que fuere. Quizás el factor WOW en la oficina tenga que ser más discreto, pero a la noche… Bajo ningún punto de vista!!!!!!

Aquí un primer plano del motivo repetido de las caritas en el remerón. Supongo yo que la carita es la de Twiggy, la modelo inglesa de los ‘60, pero no lo sé a ciencia cierta.

 DSC00254

Inspiración para este último look: Miu Miu, Primavera 2010 – Fotos: www.style.com

00010m

00230m

 

Dejando de lado los años luz que separan mi look de los propuestos por la genial Miuccia Prada para la colección primavera 2010 de Miu Miu, el remerón de Allo Martínez me gusta porque me recuerda esta repetición de motivos en las prendas Miu Miu que tanto éxito tuvieron cuando se presentaron el año pasado. En el caso de Miu Miu, los motivos eran gatos, aves, perritos y mujercitas. Obvio que a simple vista los looks no tienen nada que ver, pero tomé como punto de contacto la repetición de un motivo original (que no sean flores, lunares o cosas así) y lo bien que puede quedar cuando es delicado.

Espero que esta entrega de looks a los que animarse haya salido mejor que la primera!!! Ojalá les guste (aunque sea un poquitín!!). Seguimos en contacto. Hasta la próxima!