Archivo para la categoría ‘Vestuario de cine y/o TV’

A single man: un recorrido por el primer film de Tom Ford

 A Single Man

Una historia que nos parte el alma, basada en la novela homónima de Christopher Isherwood del año 1964. Un detalle tras otro. Unos primeros planos hipnóticos. Una exquisita recreación de época (1962, Los Angeles, EEUU) en la que predominan los sepias, como en una vieja foto, de esas que conservan las abuelas. Excelentes actuaciones y muchas caras bellas, entre ellas las del super-modelo español Jon Kortajarena, que interpreta en tan sólo una escena a un taxi boy con estilo James Dean. A esta cara tan especial hay que sumarle las de Colin Firth (siempre divino, my sweet lord!), Julianne Moore, Nicholas Hoult, Matthew Goode (Tom de “Match Point” de Woody Allen), entre otras. Hasta los actores que tienen un papel de pocos segundos tienen caras bellas. Todo es bello en esta película, salvo la profunda desesperanza que inunda al personaje de Colin Firth, un profesor de literatura de 52 años. Así y todo, la forma en la que está narrada su tristeza también es bella.

Sin dudas el diseñador de moda Tom Ford (1961, Texas, EEUU) nos dejó mudos a todos con su primera película, “A single man”, en la que ofició de director/guionista y productor. Evidentemente era un proyecto en el que creía mucho, y los resultados están a la vista.

Con un vestuario a cargo de Arianne Phillips (entre sus películas más conocidas está “Girl, interrupted”, con Angelina y Winona, se acuerdan?), este film no pasa inadvertido para todos aquellos con un ojo atento en la moda, no sólo por la trayectoria de Tom Ford en el rubro (recordemos sus gloriosos años en Gucci y en YSL), sino también por la belleza del vestuario de época y el maquillaje impecable, tan impecable como el mismo Tom Ford, que hasta cuando duerme debe ser inalterablemente impecable! 

Aquí van algunas fotos para que aprecien aunque sea en parte la estética de la película (fotos: subidas a Facebook por fans del film, www.style.com, www.jon-k.net)

 Van a adorar el vestido de Julianne Moore cuando vean esta escena. Y los cigarrillos rosados/lila… Glamour total!!!!

17937_1315536164727_1120407506_30977736_4387651_n

 Primer plano de un maquillaje de ojos característico de la época.

17937_1315542124876_1120407506_30977759_1086655_n

 Este chico de 20 años es Nicholas Hoult, al que podemos ver como modelo en la gráfica del sitio oficial de la marca Tom Ford.

17937_1315538204778_1120407506_30977742_8217834_n

 Ginnifer Goodwin, en el papel de la buena vecina que se debate entre los prejuicios y la aceptación.

17937_1315541004848_1120407506_30977756_314702_n

 Esta chica sale sólo unos segundos en el film. Look Brigitte Bardot absoluto!!!!! 

17937_1315542204878_1120407506_30977761_4396751_n

 

17937_1315544084925_1120407506_30977765_8270883_n

 

17937_1315540764842_1120407506_30977752_3364938_n

 

Julianne

 Incluso durante las agotadoras jornadas de filmación se lo ve impecable a Tom!!!! Cómo hará??!!

A-Single-Man-3

Colin Firth me parece ultra atractivo a sus casi 50 años, no? Qué señor!!!!!!

14109_1310407553357_1025663999_30723895_3295769_n

 En los Golden Globes.

14109_1310407073345_1025663999_30723893_8239202_n

Jon Kartajarena en una de las premieres del film.

PM5

 

Y algunos links a escenas de la película, que pueden descargarse del sitio oficial www.asingleman-movie.com

Trailer de la película

http://link.brightcove.com/services/player/bcpid1714458176?bctid=65619888001

Colin Firth y Jon Kortajarena

http://link.brightcove.com/services/player/bcpid1714458176?bctid=58121333001

Julianne Moore y Colin Firth

http://link.brightcove.com/services/player/bcpid1714458176?bctid=58113350001

Los que no lleguen a verla en el cine (lamentablemente no duran nada las películas en cartel, salvo las muy taquilleras!), ya tendrán la oportunidad de verla en DVD. Amantes de la estética, a no perdérsela! Hasta la próxima!

  • Comentarios
  • Sin votos

Mi vampira favorita: Alice Cullen de la saga “Crepúsculo” (Twilight)

Fotos: algunas aparecen en blogs de fans, algunas son promocionales de las películas y otras fueron escaneadas del libro oficial del film ”Luna Nueva”, escrito por Mark Cotta Vaz y editado por Alfaguara (2009).

Alice-Cullen-twilight-movie-2185809-800-600

Hace unos años jamás habríamos pensado que los vampiros podrían llegar a ser atractivos e, incluso, buenas criaturas (¡no digo personas porque se suponen que no los son!). Creo yo que la sensualidad en los vampiros la instauró Anne Rice con “Entrevista con el vampiro”, llevada al cine a principios de los ’90 con las actuaciones de Tom Cruise y Brad Pitt, que no son santos de mi devoción pero estuvieron bien. Yo en particular me enamoré del Drácula que interpretó Gary Oldman en la gran película homónima de Francis Ford Coppola, basada en la novela de Bram Stoker. Hay una escena en la que él camina por las calles de Londres, en 1870, con un traje y galera de color claro, el pelo largo y rizado y unos anteojitos azules (muy a la vanguardia para la época). En un momento se baja los anteojitos de sol para observar a su amada Mina (interpretada por Winona Ryder) y plop, caigo desmayada de amor.

 Gary Oldman como Drácula en la película de Francis Ford Coppola de 1992.

Top10_Vampiros_Sexy_Dracula

Pero el atractivo de los vampiros creados por Stephenie Meyer, la autora de la exitosa saga “Crepúsculo” (fenómeno literario y cinematográfico adolescente, y no tanto, del momento), no tiene igual. Y lo que lograron los realizadores de las dos películas estrenadas hasta la fecha (“Crepúsculo” y “Luna Nueva”, en julio de este año se estrena “Eclipse”) es sencillamente perfecto. Yo ahora estoy leyendo “Crepúsculo” (la novela que da origen a la saga), después de haber visto la dos películas, y creo que el casting estuvo impecable: Roberto Pattinson “es” Edward Cullen (el vampiro irresistible) y Kristen Stewart “es” Bella Swan (la chica humana medio insulsa). Y no hay más para agregar. Muchas chicas muertas de celos la cuestionan a Kristen, pero si leen la novela comprenderán por qué la eligieron a ella.

Kristen Stewart (Bella) y Robert Pattinson (Edward). En las dos primeras películas a duras penas se dan unos besitos lavados, pero igualmente ardemos!!!!! Esta foto pertenece a “Eclipse”, la tercera parte de la saga a estrenarse en julio de 2010. 

DF-15993

La vampirezca familia Cullen de la saga “Crepúsculo” (pero ojo que en esta foto falta Edward!). La segunda desde la derecha es Alice Cullen, interpretada por Ashley Greene. 

Page43

Mis favoritos desde ya son Edward Cullen (Robert Pattinson, al que ya le dediqué un post y le dedicaría una oda si por mí fuese) y Alice Cullen (interpretada por Ashley Greene), una de las hermanas de Edward e inspiración de este post.

Pattinson y Greene, super-maquillados, transportándose durante la filmación de “Luna Nueva”… Qué envidia Ashley (Alice)!

photos-la-la-alice-cullen-10229397-500-405

Alice llamó rápidamente mi atención por su estilo: en la segunda película, “Luna Nueva” (New Moon), la vemos con diferentes outfits, modernos pero con pinceladas vintage. Pensemos que si bien quedó eternizada en una adolescente de 17 años al momento de convertirse en vampira, Alice ya tiene vivido casi un siglo y pasó por diferentes momentos de la moda, desde la Belle Epoque hasta la actualidad. Por eso el personaje mezcla diferentes detalles: cuellos cerrados y moños, trenchs, saquitos línea A, elementos de una diva de los ’50, chalequitos, etc. En la novela que estoy leyendo aún no he llegado a una detallada descripción de Alice, salvo que tiene el pelo corto, oscuro y locamente desmechado (tal como la retratan en la película), pero en el segundo film tiene mucho más protagonismo y aplomo: puede ver el futuro y se hace amiga de Bella, la novia humana de su hermano Edward. Desde el punto de vista del vestuario, a cargo de Tish Monaghan, Alice es una de los personajes más dinámicos y atractivos. El maquillaje a cargo de Norma Hill-Patton y el estilismo de Thom McIntyre contribuyen a convertir a estos vampiros, especialmente a Edward y a Alice, en verdaderos fashionistas.

Vemos que en varias de las escenas Alice repite el mismo camafeo en su cuello, lo que le da un toquecito victoriano.

 Page41

Ali-alice-cullen-9706634-400-285

 

Alice-Cullen-alice-cullen-2616750-3

 

-ice-alice-cullen-10018107-216-259

 

Page42

 

 DF-08621

 

Page40 

Con qué identifico yo a estas nuevas generaciones de vampiros: con el terciopelo, los camafeos, los jabots, la tafeta, los pantalones y las botas de montar, las perlas, la sastrería, los sacos con faldones, las uñas pintadas de un bordeaux intenso, la seda, la ostentación, la riqueza y con muchas otras cosas más que no son invención mía, sino que son un rejunte de lo que uno lee más percepciones propias.

Aunque sea pura ficción y yo ya esté grandecita para morir de amor por ídolos teenagers, me identifico totalmente con Alice Cullen: una vampira con todo el estilo, una vampira vegetariana (no bebe sangre humana, sino sólo de animales salvajes, siempre y cuando no se vea  afectado el ecosistema) con hermosos ojos color ocre que a veces se ponen negros, un rebelde cabello corto y un vestuario en el que predominan los colores fríos. Mi vampira favorita.    

  • Comentarios
  • Sin votos

Se viene, se viene el segundo film de “Sex & the City”

Desde el segundo semestre de 2009 se vienen dando a conocer nuevas fotos de la segunda película de “Sex & The City”, que se estrenará en Argentina el 27 de mayo, en sintonía con todo el mundo.

Cuando se estrenó la primera película, en junio de 2008, yo me sentí una niña nuevamente: ver en pantalla grande a mis heroínas de la TV, a las que venía siguiendo incansablemente desde el año 2000, fue muy fuerte. Lloré mucho cuando empezó el film y Carrie hizo un rapidísimo raconto de lo que había sido su vida y las de sus amigas durante las 6 temporadas de la serie.  Cuando uno es muy fanático de una serie y la sigue atentamente a lo largo de los años, los personajes pasan a ser parte de su cotidianeidad. Para muchos será muy tonto, lo entiendo, y más cuando ya estás grandecito y con poco tiempo para “pavadas”, pero para los que tenemos cierta sensibilidad y un miligramo de inmadurez quizás, la ficción que más nos gusta nutre nuestra vida y nos ayuda a veces  a resolver ciertas complicaciones que se nos van presentando. Si bien dejé muy en claro que “La vida no es Sex & The City” en un post que escribí hace un tiempo (y que gustó mucho por suerte!), reconozco que algunas de las situaciones de Carrie Bradshaw y de Miranda Hobbes dieron un poco más de luz sobre algunas de mis confusiones. Y sí, la ficción puede ser pura cáscara, pero detrás de ella hay guionistas que han vivido y que no pueden evitar volcar experiencias propias en lo que escriben. Yo creo que haría lo mismo. Después uno lo photoshopea y lo adorna con lucecitas de colores, pero detrás de una ficción siempre hay un poco de verdad.

Para los que aún no lo hayan visto, los invito a disfrutar el último trailer de “Sex & The City 2″, publicado recientemente en el sitio de Yahoo.

http://espanol.video.yahoo.com/watch/7303628?fr=yvmtf

¿Qué me dicen? Si la primera película fue glamorosa, creo que esta la superará. Morí con las escenas en Marruecos y con la aparición del personaje de Aidan, el que muchos creyeron que era el hombre ideal para Carrie. También observen la moderna manicure de Samantha en una de las escenas, las miradas entre Mr. Big y Penélope Cruz (bien por Penélope, otra de las mujeres fuera de este mundo), el casamiento de Standford y el look de Carrie con la remera Dior y la enorme falda violeta. Creo que los fanáticos vamos a adorar este película, y muchos de los no tan fanáticos también. Yo fui a ver la de 2008 con dos amigas que casi no conocían la serie y salieron encantadas del cine.

Aquí van algunas de las imágenes que veremos detro de poco en pantalla grande:

Fotos: www.sexandthecitymovie.org / www.aceshowbiz.com

En Abu Dhabi, Marruecos. Creo que visualmente estas escenas serán de las más impactantes.

sex_and_the_city_2_11-535x356

 

sex_and_the_city_2_15-535x356

 

spl90660_015marruecos

 

sex_and_the_city_2_12-535x356

sex_and_the_city_2_13-535x356

En este segundo film sabremos cómo fue que se conocieron las chicas en los años ‘80 (cómo se nota la mano de Patricia Field en el vestuario!)

58222343

58273885

58272502

58272569

spl124712_0012

Otros looks elegidos para la actualidad del film, que transcurre dos años después de la primera película, con una Carrie que ya lleva dos años de matrimonio con Mr. Big. 

sex_and_the_city_movie221

Mmmmm… Me muerooooooooo!!!!!

sex_and_the_city_movie237

sex_and_the_city_movie250

Bueno, a ajustar los relojes porque que ya empezó la cuenta regresiva…

  • Comentarios
  • Sin votos

Investigando el vestuario de Sherlock Holmes

El sábado fui a ver la película Sherlock Holmes, del británico Guy Ritchie, y quedé fascinada con el vestuario, a cargo de Jenny Beavan, también británica (ganadora de un Oscar en 1986 por el film “A room with a view”).

Es verdad que las películas de época siempre se llevan todos los laureles por la recreación del vestuario, y esto no implica que las películas que transcurren en la actualidad no tengan un fuerte trabajo de diseño, pero hay que reconocer que reconstruir lo que se usaba décadas o siglos atrás con precisión merece un mérito aparte, ya que es fundamental la investigación y la búsqueda de documentos gráficos que sirvan de soporte.

La película “Sherlock Holmes” transcurre en 1891, y para traer a la pantalla esa Londres gris, sucia y brumosa y el vestuario de sus habitantes, Jenny Beavan se basó en el libro “London: a pilgrimage”, del ilustrador Gustave Doré, con dibujos de la Londres de 1870. Guy Ritchie estuvo totalmente de acuerdo con la propuesta de la diseñadora.

Según la diseñadora, para armar el vestuario de los personajes se basó totalmente en lo que se usaba en esa época: Watson es militar, por lo tanto es más elegante y formal, y Holmes sería una versión actual del bohemio que usa ropa vintage. Uno lo ve más actual a Holmes, y seguramente hay transgresión en el diseño de su ropa, pero en realidad lo que usa en la película son prendas de épocas pasadas… ¡Es increíble cómo tenemos impregnado el vintage en pleno siglo XXI! Tan impregnado está que hasta lo vemos moderno. Sin embargo, yo diría que el saco de corderoy negro que usa en algunas escenas y el pañuelo en el cuello al mejor estilo “señor-estanciero-con mucha plata” lo acercan más al siglo XX, que a épocas anteriores a 1891… O me equivoco?

Pero mi favorito es Lord Blackwood, el villano, interpretado por un atractivísimo Mark Strong, con un sobretodo de cuero negro y grandes solapas, muy anacrónico y actual a la vez (con cierta onda Matrix). En la escena de la cárcel se lo ve con un chaleco de tejido abierto, que dudo que se haya usado a finales del siglo XIX.

En pocas palabras, excelente el trabajo de Jenny Beavan, e increíblemente me atrajo mucho más el vestuario masculino que el femenino, porque en este último no había tanta transgresión, aunque sí estuvieron simpáticas las escenas en las que Rachel McAdams lleva pantalón con tiradores, emulando el traje masculino.

¿La nominarán al Oscar a Jenny Beavan por este trabajo? Ojalá, más que merecido.

Holmes marca la diferencia con anteojos de sol redonditos, saco de corderoy negro y sombrero partido, además de usar un corte de pelo que hoy por hoy veríamos muy moderno.

Jude Law (Watson) Y Robert Downey Jr. (Holmes)

Jude Law (Watson) Y Robert Downey Jr. (Holmes)

Cambio de look para Holmes: boina y saco con doble abotonadura (¡y supuestamente le robaba la ropa a Watson, quizás aquella ropa que Watson dejaba de usar por pasada de moda!) 

sherlock-holmes-movie

Con bombín y look que lo acerca más a… Chaplin? (recordemos que Robert Downey Jr. se ganó un Oscar por su interpretación de Chaplin hace muchos años). Obvio que el café de Starbucks no está en el guión de la peli!!!!

robert-downey-jr-sherlock-holmes-05

Mi villano favorito, Lord Blackwood y su anacrónico sobretodo de cuero… Muy sexy!!!!

Mark Strong como Lord Blackwood

Mark Strong como Lord Blackwood

 

Mark Strong Lord Blackwood

Lord Blackwood y su chaleco de tejido abierto, otro guiño a la transgresión en el vestuario. Así como también el pañuelo a lo “dandy” de Holmes.

sherlock-holmes-movie-6

  • Comentarios
  • 1 voto

27 vestidos y ninguna flor?

Una gran comedia con un gran vestuario es “27 dresses” (“27 bodas” en la Argentina), un film de la directora Anne Fletcher estrenado a comienzos de 2008, y protagonizado por la genial Katherine Heigl y James Marsden (el superhéroe de los anteojos oscuros en “X-Men”).

Fue un gran desafío para la diseñadora de vestuario Catherine Marie Thomas (conocida como Cat Thomas) pensar en 27 vestidos que la protagonista usaría como dama de honor en las diferentes bodas temáticas a las que era invitada. 27 vestidos que tenían que ser lo suficientemente llamativos como para convertirse en verdaderos protagonistas y resultar creíbles y algo ridículos a la vez. En el DVD de la película, aparece Cat Thomas hablando sobre las peripecias de la búsqueda de este particular vestuario.

Más allá de los 27 vestidos, el vestuario en general de todos los personajes está muy bien, y la comedia romántica –dentro de su género- es excelente.

Revisando un poco la carrera de Cat Thomas, vengo a enterarme que fue la vestuarista de Kill Bill volúmenes 1 y 2, de Quentin Tarantino, y de la reciente “La propuesta”, también de Anne Fletcher, con Sandra Bullock y Ryan Reinolds.

Entre nos: sólo una mujer con la figura y estatura de Katherine Heigl puede lucir tan bien los siguientes modelitos:

Fotos: Barry Wetcher, publicadas www.people.com

27 dresses: la historia de una chica que parece haber nacido para ser dama de honor, y nunca protagonista de su propia boda. Aquí lookeada para una boda inspirada en “Lo que el viento se llevó”,

Para una boda japonesa. Lo que vemos detrás de la actriz es el placard en el que se amuchan los 27 vestidos de dama de honor.

Para una boda gótica.

Un mini vestido para la boda de una conejita de Playboy.

Mmmmm… No tengo palabras para describirlo.

Para una boda basada en el lejano oeste.

Inspiración navideña.
Un vestido tornasolado de los ‘80 difícil de mirar.

No es un color que elegiría para un vestido de fiesta…
Inspiración años ‘50: me gusta, no está tan mal, una onda “Sabrina”.

Mi favorito: este hermoso sari para un casamiento judeo-hindú.

Con otros accesorios, quizás podría zafar. Evidentemente el paso por una variada gama de colores era prioridad en el guión de “27 dresses”.

Disculpen, un espanto.

El mejor logrado: el vestido “torta”, toda una revelación!

La diseñadora de vestuario Cat Thomas (foto www.nywift.org)

  • Comentarios
  • Sin votos

“500 días con ella”: ella a través de él

Creo que todas nos preguntamos si los hombres prestan atención a la ropa que nos ponemos. Yo, según mi experiencia, opino que los hombres nos echan un vistazo general, sin detenerse en detalles, y de eso concluyen si nos ven lindas o no, sin importarles demasiado la calidad de la ropa ni la originalidad del diseño. Por supuesto que hay excepciones. Por ejemplo, tengo un compañero en la oficina (casado, ninguna vinculación con la moda), que conoce los diferentes tipos de telas y siluetas, y que se fija muchísimo en los pequeños detalles, cosa realmente rara. Así que cuando me hace algún comentario sobre lo que llevo puesto, realmente lo escucho y valoro su opinión.

Por otro lado, muchos de los grandes diseñadores de todos los tiempos son hombres, que bien supieron y saben interpretar lo que la mujer necesita. Así que queda más que claro que hay una vinculación estrecha entre el varón y la ropa de la mujer, aunque la gran mayoría de los hombres que nos cruzamos por la calle sólo miran escotes y cuerpos ajustados. No te van a decir un piropo porque les gustó el estampado de tu blusa, eso es obvio.

Por suerte existe la ficción, y con ella la posibilidad de conocer hombres “de mentira” que dicen las cosas que nos gustaría escuchar de labios de los reales. Me estoy refiriendo al personaje que interpreta el actor estadounidense Joseph Gordon-Levitt (28) en la película “500 días con ella” (“500 days of Summer”, Marc Webb, 2009), una comedia (digo comedia en el sentido de que las cosas se resuelven al final, pero no porque sea para matarse de la risa) con pinceladas dramáticas, que reflexiona muy inteligentemente sobre las maneras de vincularse con una pareja.

La película es genial, hay que verla, pero lo que me interesa rescatar para este blog es lo que dice Tom (Gordon-Levitt) sobre la ropa de las mujeres en una de las escenas: “En 1964 las chicas sí sabían vestirse, no como ahora, que todas usan anteojos de sol enormes, están llenas de tatuajes y con perritos en sus bolsos. Por eso me gusta como te vestís vos (refiriéndose a Summer –interpretada por Zooey Deschanel-, la chica de la que está perdidamente enamorado)”. Y el look de Summer no pasa inadvertido: muy vintage, con un viraje a los ’50, blusitas cerradas, polleras a la rodilla. Incluso, en la escena en la que cantan karaoke, el look de Summer le hace un sutil guiño al estilo masculino de Diane Keaton en la película “Annie Hall” (Woody Allen, 1977).

Y me morí de amor por Tom, en serio, porque no cualquier hombre diría algo así.

El vestuario de la película está a cargo de Hope Hanafin, que no sólo hizo un muy buen trabajo con Summer, sino también con Tom, siempre con corbatita, totalmente adorable.

Me sentí identificada con este film, no sólo por el vestuario sino también por todas las referencias al mundo del arte, y porque de alguna forma creo que todos hemos pasado por algunas de las situaciones que se plantean. Y no me resultó raro que el director, Marc Webb, y los guionistas, Scott Neustadter y Michael H. Weber, sean tipos de mi generación, ya que los que nacimos en los ’70 nos debatimos permanentemente entre las viejas estructuras y las nuevas formas de vincularnos que nos impone la sociedad actual.

Las fotos de la película están bajo el Copyright de Fox Searchlight Pictures.

Zooey Deschanel y Joseph Gordon-Levitt en “500 días con ella”.


Escena del karaoke. Ella, con un toque de Diane Keaton en “Annie Hall”. Él, también un poco vintage. Hermosos los dos.

Si no fuera por la gente que rodea a los personajes principales, uno pensaría que la escena transcurre en los años ‘50. No debe ser fácil lograr un look vintage sin caer en lo ridículo o en el disfraz.

Aquí están en un casamiento. El vestido de ella es una locura, y él queda encantado cuando la ve.


Con el director, Marc Webb.

En la película hay varias referencias a la película “El graduado”, y el look de Tom lo confirma.

  • Comentarios
  • Sin votos

Sex & the city: fuente de inspiración

Creo que no es ninguna novedad admitir que a los que nos gusta mucho la moda la serie norteamericana Sex & The City nos ha inspirado infinitamente. Imposible ver la serie sin reparar en los diferentes diseños (uno distinto para cada escena, según su diseñadora de vestuario, Patricia Field), prácticamente todos de autor, y en el festival de zapatos y carteras. Qué trabajo debe haber tenido el equipo de vestuario para reunir todos estos conjuntos a lo largo de las seis temporadas, y para pensar uno diferente para cada personaje en cada escena, respetando siempre el estilo y psicología del personaje en cuestión.

Tampoco soy nada original al admitir que mi favorita siempre fue Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), porque sin duda fue la más vanguardista a la hora de vestirse, y porque a lo largo de las temporadas fue sufriendo cambios notables.

Entre la primera temporada y la tercera, Carrie opta por ropa sexy, vestidos cortos y ajustados y mucha piel descubierta. Si bien las prendas son de diseñador y obvio que divinas, en estas tres temporadas no alcanzarían aún el grado de sofisticación y glamour que luego veríamos en las temporadas siguientes. La temporada 4 fue bisagra, ya que lentamente el vestuario de Carrie se vuelve más complejo y más maduro. Sutilmente comienza a cubrirse más y hacia el final de la temporada cambia el corte de pelo. Las prendas presentan mayor sofisticación en su confección y detalles.

La temporada 5 fue especial: por un lado, el embarazo de Sarah Jessica Parker, lo que obligó a Patricia Field a buscarle ropa amplia que le disimulara la panza, y a la producción de la serie a reducir la temporada a sólo 8 capítulos. Y por otro lado, el atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, lo cual bajó el tono sexual de la serie. Para mí, la ropa de esta temporada es fabulosa, y el esfuerzo del equipo de vestuario por cubrir el creciente abdomen de Carrie dio buenos frutos, ya que lograron crearle un look muy descontracturado y cómodo.

La temporada 6 fue, según mi modesto entender, la más glamorosa, sobre todo los capítulos del final, en los que Carrie tiene una relación con Aleksandr Petrovsky (Mikhail Baryshnikov) y viajan juntos a París. El look de Carrie se asemeja al de una princesa de cuento de hadas. Carrie sigue viéndose hermosa y sexy, pero con mayor madurez y femineidad. El vestuario de esta temporada realmente deslumbra, y sería tan sólo la antesala de lo que veríamos en “Sex & The City: la película”, en 2008. Pero el film y su ropa merecen un post aparte.

Aquí seleccioné algunos conjuntos lucidos por Carrie en las diferentes temporadas:

Temporada 2 (todas las fotos de www.hbo.com)


Look vintage

Carrie: vestido de Donna Karan

Vestido de Jean Paul Gaultier

Temporada 3

Vestido de Roberto Cavalli


Temporada 4

Dolce and Gabbana

Saco: Marni, falda: Prada, top: Agnes B., zapatos: Manolo Blahnik

Vestido: Tracy Feith, zapatos: Manolo Blahnik (amo este look)

Top: Chloé, falda: Vivienne Westwood

Llena de collares de perlas

Vivienne Westwood (favorito)


Prada

Saco: MoMo Falana, vestido: Michael Kors, zapatos: Christian Louboutin

Temporada 5

Ana Molinari
Vestido de Marni

Vivienne Westwood

Temporada 6

Top: Vivienne Westwood, capris: Donna Karan

Marc Jacobs (favorito)
Versace Couture

Saco: Christian LaCroix, vestido: Balenciaga, zapatos: Christian louboutin (favorito)

Vestido de Oscar de la Renta

Look vintage (favorito)

Vestido de Ella Moss

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Diseñando sobre un guión: Milena Canonero

Uno de los aspectos que más disfruto de una película es el vestuario, categoría que siempre es tenida en cuenta en la entrega de premios cinematográficos y que puede colaborar muchísimo con el éxito de la película. Hay vestuaristas que respetan a rajatabla las indicaciones del guión y la referencia a la época en la que transcurre el film. Hay otros que se permiten ciertas licencias, dándole su toque personal a los vestuarios que diseñan. Hay otros que logran combinar ambas cosas, convirtiéndose así en verdaderos genios. Tal es el caso de la italiana Milena Canonero (1946, Turín, Italia).

En su Italia natal Milena se formó en arte y en diseño de vestuario, y comenzó su carrera en Londres, trabajando para obras de teatro. En 1971, con sólo 25 años, le llegó su primera oportunidad en la pantalla grande, de la mano de nada más y nada menos que “La naranja mecánica”, dirigida por Stanley Kubrick. A partir de ese film no paró de crear, y hasta el momento tiene 3 premios Oscar en su haber y varias nominaciones: el primero lo ganó por “Barry Lyndon” (1975, Stanley Kubrick), el segundo por “Carrozas de Fuego” (1981, Hugh Hudson) y el último por “María Antonieta” (2006, Sofía Coppola). Por supuesto que esta genial artista sigue en actividad.

Lo maravilloso de los diseñadores de vestuario es que tienen que saber mucho sobre arte, historia, historia del traje, tendencias de moda, costumbres de época, etc, etc. Recrear un momento en la historia o los vericuetos de un guión futurista requiere de muchas competencias, y es por eso que admiro profundamente a Milena Canonero, y no quería dejar de tenerla en el blog.

Aquí seleccioné escenas de algunas de sus películas, muy diferente una de la otra y dirigidas por cineastas también muy diversos. Esto demuestra la versatilidad que debe tener un diseñador de vestuario para saber interpretar ideas de lo más variadas.

The Darjeeling Limited (2007, Wes Anderson). En Argentina: Viaje a Darjeeling.


Con una estética de los años ‘70 pero en la actualidad, los trajes desaliñados de los personajes se mezclan con los colores saturados de la India: naranja, fucsia y rosado.

Marie Antoinette (2006, Sofía Coppola). En Argentina: María Antonieta.


El arte de Milena Canonero alcanzó su máximo esplendor en esta película: la recreación de los trajes de María Antonieta y de los miembros de la corte de Luis XVI, entre 1774 y 1793, es indescriptible. Hay que ver la película varias veces para captar cada uno de los detalles del vestuario y del diseño de arte.

Out of Africa (1985, Sidney Pollack). En Argentina: África mía.


¡¡¡La escena que todas las mujeres adoramos!!!


Esta película transcurre en los primeros años del siglo XX, antes de la primera guerra mundial, en una colonia británica en Kenia. Milena supo recrear muy bien el vestuario de una dama de esa época, vestida más informalmente para moverse en las plantaciones de café. Un look con reminiscencias de Amelia Earhart, una de las primeras mujeres aviadoras (aunque la carrera de Amelia transcurrió unos años después del período que relata “África mía”).

The clockwork orange (1971, Stanley Kubrick). En Argentina: La Naranja Mecánica.

Película emblemática si las hay, este fue el primer trabajo cinematográfico de Milena Canonera. Es impresicindible verla. Aseguro que jamás olvidarán la cara del actor Malcom McDowell como el sádico Alex. La película está basada en la novela homónima de Anthony Burgess, publicada en 1962, y que transcurre en una futura Inglaterra socialista de entre fines de los ‘70 y principios de los ‘80. Así que Milena resolvió muy bien este vestuario futurista, no tan lejano, con estos enteritos blancos (al estilo calzoncillos largos) y con galeras negras.

Agradecimiento muy especial: a la escenógrafa y vestuarista argentina Alejandra Soto, de una humildad y sabiduría increíbles, que con sus talleres en el Centro Cultural San Martín me abrió la cabeza al fascinante mundo del diseño de vestuario para espectáculos.

  • Comentarios
  • Sin votos